ALL POSTS

¿BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II? ¡ABSOLUTAMENTE NO¡ 3


tomado de  Radio Cristiandad

            LA “DOCTRINA MARIANA” DE JUAN PABLO II     

Lo hicieron conocer como el Papa de la Virgen, ¿pero fue realmente así?

Después de haber cambiado la doctrina social, la Santa Misa, el Catecismo, el Derecho Canónico, la Eclesiología, la Exégesis, la Liturgia, Juan Pablo II también cambió la doctrina sobre Nuestra Señora. El “Papa Mariano” (¡), en sus últimos años, se apartó de la Tradición Católica sobre la “doctrina mariana”. 

En la audiencia general del 25 de ene ro de 1996, el Papa Juan Paulo II dice:

«Los exegetas son ahora unánimes en reconocer que el texto del Génesis, según el original hebreo, atribuye la acción de la serpiente no directamente a la Señora, sino a su descendencia»

También aquí, Juan Pablo II fue contra la doctrina de siempre de la Iglesia; Pío IX, de hecho (23.4-1845) había escrito:                                 «… la Santísima Virgen aplasta con su pie inmaculado, la cabeza» Y San Pío X(8.9.1903) escribe:

«María, que aplasta  la cabeza de la serpiente».

También  Pío XII (26.7.1954), en Pont. Par. 652, escribe:

«La Inmaculada aplasta, con su pié, la serpiente infernal» (C “Osservatore Romano” 26 de julio de 1954).

En la audiencia general del 30 de mayo de 1996, Juan Pablo II, dice:

«A favor de la Inmaculada Concepción, se cita frecuentemente, como testimonio bíblico, el capítulo XII del Apocalipsis, en el cual se habla de la Señora revestida con el sol(X II, 1). La exégesis actual converge en reconocer en esta Señora la comunidad del pueblo de Dios, que dará a luz en el dolor al Mesías resucitado». Aquí también  desvirtua la doctrina que la Iglesia siempre enseñó.

Pío XII, de hecho (1.1.1950), en Pon. Par. 597, así se expresaba, en forma distinta:

«Los doctores escolásticos han visto a la Madre de Dios en esta Señora revestida con el sol…» (Cfr. “Osservatore Romano”, 1º de enero de 1950).

En la audiencia general del 24 de abril de 1997, Juan Pablo II dice:

«Jesús, en la Cruz, no proclamó formalmente la Maternidad Universal de María, pero ha instaurado una relación materna, consagrada entre Ella y el discípulo preferido». (Cfr. “Osservatore Romano” 24.4.1997)

También esta fantasiosa ocurrencia errada de Juan Pablo II es contraria a la doctrina de siempre. León XIII, por ejemplo, en “Octobri Mense”(22.9.1901), escribe

«… Jesús proclamó desde lo alto de la Cruz, cuando confió a su cuidado y a su amor a la totalidad del género humano en la persona del discípulo Juan!..».

También en los “títulos marianos”, Juan Pablo II, el 4 de junio de 1977, en la Pontificia Academia Mariana Internacional, dijo:

«Una definición del “título mariano” de “Abogada”, “Corredentora”, “Mediadora” no está en línea con la orientación del gran texto mariológico del Vaticano II». (Cfr. “Osservatore Romano” 4.5.1997).

También aquí, Juan Pablo II fue contra la doctrina enseñada por la Iglesia antes del Vaticano II. Pío VII, por ejemplo, el 19.2.1805, escribió:

«… Vamos a acercarnos al trono de su Divino Hijo: como Abogada, pregunta; como Sierva, ora; y como Madre, comanda». También Pío XI (8.5.1928) en su discurso que el dio a los peregrinos de Vicenza, dijo: «… El Redentor debe, necesariamente, asociar a su Madre a su trabajo. Por eso invocamos el título de la Corredentora. Ella nos dio al Salvador, que lo llevó a su obra de redención en la Cruz». Y Pío XII escribió: «… El Divino Hijo quería añadir a su Madre como Abogada de los pecadores y Mediadora de sus gracias».

Sin dudas la peor afrenta sufrida por la Santísima Virgen María ha sido, por parte de Juan Pablo II, el ocultamiento sistemático del Mensaje de Fátima. Finalmente hasta se atrevió a manifestar un mensaje apócrifo o incompleto, autoadjudicándose el papel preponderante en ese mensaje. Tal falsa apropiación, en connivencia con el actual Pontífice Joseph Ratzinger y el principal participante del ocultamiento, Tarsicio Bertone, actual Secretario de Estado, es decir el nº1 y el nº2 de la actual estructura del Vaticano, despreciaba amplísimamente su lema pontificio: “Totus Tuus”.

Puede ahondarse mucho más en el engaño de Fátima llevado a cabo por la tríada de Wojtyla, Bertone, Ratzinger visitando el sitio del P. Paul Kramer y del P. Nicolás Grunner (ver: http://fatima.org)

A más de 10 años de aquel engaño, aún siguen contradiciéndose los autores de la farsa: Hace pocos meses, Benedicto XVI desdecía su comentario al respecto del Tercer Secreto, del cual había afirmado que “pertenecía a hechos del pasado” y que “ya no se debían esperar sucesos relativos al contenido del mensaje.

A tal punto ha llegado el engaño, y la total impunidad subsiguiente, que el mismo atacante de Juan Pablo II, Alí Agca, del cual se nos mostró tan serio arrepentimiento, que hasta nos hicieron creer que lo había perdonado tras una suerte de “confesión”. Luego nos hemos enterado que Alí Agca reconoce jamás haberle pedido perdón, jamás haber estado arrepentido,(ver http://www.prensalibre.com/internacionales/Agca-perdon-Juan-Pablo-II_0_468553186.html) y que además el asesinato, por el cual recibió entre 40 y 50 mil dólares ¡había sido encargado por el Card. Casaroli! Ver: http://www.20minutos.es/noticia/868625/l/Ali-Agca/papa/vaticano/)

Son mentiras de unos  mentirosos que descartan la supuesta fama de santidad de Juan Pablo II. Pero además, el mismo hecho, que sumió en una tristeza indecible al pueblo cristiano, era manipulado para dar la idea de que había sido preservado por la Virgen Santísima, la cual de ese modo apoyaba toda la línea de pensamiento y de acción del Papa polaco

.

Esta es una de las imágenes con las que se trabajó hasta el cansancio la manipulación a los feligreses simples. ¿Cómo pudo ser un hijo amoroso y pío de la Santísima Virgen quien ocultó y mintió acerca de las advertencias que Nuestra Señora hizo en Fátima?

EL PRIMADO DE PEDRO

En 1967, Paulo VI dice que el Papado es el mayor obstáculo para el ecumenismo. En 1993, el Cardenal Joseph Ratzinger, Prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, dice en un encuentro en el “Centro Evangélico” sobre el tema de la unidad en la pluralidad, “que se preveía una reforma en el Primado de Pedro, habló de “diversidad reconciliada”, y «en andar juntos… en la disponibilidad de aprender del otro y dejarse corregir por el otro, en la alegría y gratitud para la riqueza espiritual del otro, en una permanente esencialización de la fe, doctrina y praxis…». En 1997, Juan Pablo II declaró que  se necesitaba reformar el Primado de Pedro (de institución divina) y confirmará esto el 25 de febrero de 2000, en Egipto, pidiendo a la autoridad ortodoxa y protestante “redefinir” su función de Papa (¡increíble!)

Juan Pablo II declaró abiertamente a “protestantes” y “ortodoxos” su plena disponibilidad para la modificación del modo de ejercicio del Primado de jurisdicción, renunciando, de hecho, a ejercerlo (Cf r. Enc. Ut unum sint”).

Juan Pablo II, de hecho, traicionó el mandato confiado a Pedro y a sus sucesores, cuando declaró conveniente que: «La cuestión del Primado del Obispo de Roma, actualmente es objeto de estudio inmediato…» y adhiriéndose, de este modo, a la recomendación del Consejo Ecuménico de las Iglesias (órgano protestante), a fin de que la Comisión “Fe y Constitución” de comienzo a un nuevo estudio sobre la cuestión de un “ministro (minúscula en el texto) universal de unidad cristiana”, que hasta puede no ser, necesariamente, el Papa de la Iglesia Católica. En 1983, Juan Pablo II mandó publicar su “Derecho Canónico”, del cual hizo desaparecer la “Nota dogmática” de la Iglesia, Una, Santa, Católica, Apostólica, para volverla: “Comunión, Ecumenismo, Colegialidad”. En esta óptica, cambió después la s palabras“Iglesia, Una, Santa, Católica, Apostólica y Romana” por “Iglesia de Roma, Iglesia de Pedro y de Pablo” (Cfr. “Ut unum sint 5-5-1995) Además de eso, Juan Pablo II, firmó “Concordatos” que ya no protegen a la Iglesia Católica, ni a la religión, ni los valores cristianos, que fueron todos colocados en igualdad con el resto. Juan Pablo II  escribe en su “Ut unum sint”, cosas sobre el ecumenismo que prevén la reforma del Primado de Pedro,  y con una teoría ecumenista  que «abre el camino al naturalismo y al ateísmo» y prepara «una pretendida religión cristiana que está a miles de millas de la Unica Iglesia de Cristo» y que  son« el camino a la  derrumbamiento  de la religión  con el indiferentismo, y el modernismo»y que «¡cosas que son una tontería y una bestialidad»!

SU TEOLOGÍA DEL CUERPO

 

El verdadero Wojtyla se ve en la apostasía de las Naciones Católicas; se ve en el crecimiento de las sectas, en la desaparición gradual del Sacerdocio, en la utopía del “diálogo” en contraste con la verdad. Juan Pablo II, en suma, fue el Papa más secularizado de todos los tiempos, y no, ciertamente, “un Santo”, ni un asceta, ni un místico, porque El gustaba del amor humano, amante como era de la corporalidad, llegando a abrazar niños, jovencitas, jóvenes mujeres, siempre deseoso y alegre de verlas danzar frente a él, creando a menudo escenas embarazosas y deplorables, y llegando él mismo a bailar con ellas, como hizo en su visita a Australia, donde hasta elogió el “rock’n roll”.

Dancing for JPII – Picture 4 Olympic Stadium, Canada, 1984 Bare-legged young women perform dances for the Pope. Spectators said that the dresses became semi-transparent under the effect of the lights. The Gazette, Special edition, 1984

Y estos escándalos ocurrieron lo mismo en San Pedro, cambiando hasta incluso el estilo del Sínodo de los Continentes, con danzas, bailes, cantos africanos y sones de tam-tam, siempre con bailarines semidesnudos: como ocurrió en la apertura del Sínodo Africano de los Obispos, pero fue también así en todos los Sínodos, siempre con escenas de danzarinas y danzarines semivestidos… Y lo mismo ocurrió en el período en que Roma celebraba el “Jubileo”, cuando en San Pedro permitió que bailasen hombres semi desnudos de la Polinesia. Sus puntos fundamentales de pensamiento sobre la “teología del cuerpo” eran de una comprensión abiertísima sobre el “sexo”, que mezclaba  el amor a todos los hombres ignorando o no aceptando la conversión a la única eterna verdad del Evangelio, olvidando lo dicho por Jesús: «Los cielos y la tierra pasarán, pero Mi Palabra no pasará» (Mc. X III, 31) En 1983, Juan Pablo II, hablando de la “teología del cuerpo”, dice que

«la virginidad, como tal, no es superior al matrimonio, porque su espiritualidad está dada al ejercicio de la caridad».

El 8 de mayo de 1984, en Nueva Guinea, Juan Pablo II permitió que una estudiante en “topless” leyese la Epístola en la Misa. Juan Pablo II inició su apostolado no de Fe y de Virtud, sino de relaciones sexuales. Fue este un argumento que él tomó siempre a pecho, fuera hablando, fuera escribiendo. El 13 de enero de 1982, en la audiencia pública del miércoles reveló que el descubrimiento personal y mutuo, esto es, desnudar la masculinidad y la femineidad, constituyen para El la mayor revelación del ser humano, para sí y para los otros. Hablando de la resurrección de la carne, afirmó que el ser humano sería resucitado conservando también sus atributos de masculinidad y femineidad, cada cual con su propio sexo.

De este modo, para Juan Pablo II, el nuevo estado de vida eterna estará en la misma línea de vida que los hombres tuvieran en el Paraíso perdido. Mientras Jesús dice que el matrimonio y la procreación cesan con la resurrección, Juan Pablo II, por el contrario, dice que la dualidad conyugal es a imagen y semejanza de las “procesiones” de las Personas divinas en el sentido de la vida trinitaria; y como Dios es la Trinidad en Uno, el hombre y la mujer son una sola carne.

  Sinceramente, este palabrear de Juan Pablo II es un desvarío desequilibrado. De hecho, ¿Cómo puede ser posible una experiencia conyugal, fuera del matrimonio, fuera de la procreación? Y, ¿cómo puede ser la unión de las “dos” en una sola carne? Y, ¿cómo podrá ejercerse la visión beatífica de Dios junto a la alegría erótica?

Pero Juan Pablo II dice:

«Nuestra herencia será un erotismo eterno; el erotismo actual es nuestra obligación; el erotismo celestial es nuestro objetivo».

Pero, ¿cuál será, entonces, el amor en el Cielo? Este desatinar de Juan Pablo II ignora que San Pablo, a los Gálatas y a los Romanos, habló de anatema y de maldición contra tales errores y sus fautores, porque «en el Cielo no serán más hombre ni mujer, sino todos seremos un único ser en Cristo» (Gal. 3). Juan Pablo II, por el contrario, se abandonó a su obsesión erótica, haciendo de ella una doctrina de predicación continua.

Rome’s Olympic Stadium – April 1984 A group of 1200 young women perform synchronized dancing in front of John Paul II during the Vatican-sponsored Sports Jubilee. An estimated 100,000 people were in the stadium to greet the Pope. The skintight leotards are very immodest, and the ensemble appears more like women in a chorus line than faithful youth before a Pontiff. Garnett Westchester Newspapers, April 14, 1984

 Imposible, por lo tanto, aceptar esta futilidad de Juan Pablo II, esto es, que en el Paraíso el erotismo constituirá el fundamento de la comunión de los Santos, cuando el propio Jesús en Su Evangelio dice: «En la Resurrección (…) no tomarán mujer ni marido, sino serán como ángeles del Cielo» (Mc. 12, 25) Y en San Mateo y San Lucas: «… son iguales a ángeles y, siendo hijos de la Resurrección, son hijos de Dios» (Lc. 20, 36). Continuará…

1 reply »

  1. Esto nos habla de los objetivos de la “nueva evangelización”, o lo que es lo mismo: la evangelización del demonio, patrocinador del vaticano II y de todos sus secuaces. Así como ahora estamos en el “año de la fe” para engañar aún más a los desprevenidos, pues ¿a qué fe se refieren? ¿a la de dos mil años de Magisterio de la Iglesia? seguramente no, sino a la fe en el hombre y en el vaticano II y sus herejías.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s