ALL POSTS

FÁTIMA, CONSAGRACIÓN, PRÓXIMO FUTURO


He aquí un interesante comentario que refuta la tesis expresada  en el anterior post titulado “En Portugal se conservará siempre la Fe

La tesis a la que yo me acojo está expresada en él con estas palabras:

la consagración pedida por la Virgen ya estaría hecha, Rusia ya estaría convertida, un tiempo de paz ya se habría concedido al mundo, y por lo tanto, todo este asunto ya sería cosa del pasado.

Intentaré perfilar mi pensamiento sobre tan importante cuestión, y al mismo tiempo mostrar cómo la consagración estaba llamada a cambiar la historia, evitar males sin cuento…PERO YA PASÓ SU TIEMPO. A arreglar esta deriva vino el tercer secreto en el que sin duda también hay un llamamiento a la penitencia. Pero TAMPOCO se publicó en 1960, ni los que lo conocieron tampoco hicieron penitencia sino que ahondaron la apostasía de la cabeza y del cuerpo de la Iglesia- la cual denuncia el tercer secreto, según Ciappi, Oddi, Martin- hasta límites difícilmente imaginables. Vendrá sí un papa restaurador, que será seguido por una minoría de católicos y con él verosímilmente sufriremos el castigo y afrontaremos el post-castigo como una época gloriosa para la Iglesia, que según algunos será larga (cosa que yo he profesado hasta ahora pero de la que en la actualidad estoy dudoso a la vista de algunas profecías muy autorizadas) y según otros muy corta hasta el fin del mundo.

En cualquier caso, la época o tiempo aceptable de la Consagración de Rusia al Inmaculado Corazón, ya pertenece al pasado. La historia no vuelve atrás.  El paralelismo con la consagración pedida al rey de Francia es relevante, y fue subrayado por la misma NªSª en las revelaciones de Tuy, diciendo que será tarde    en orden a evitar los males que hubiera evitado la consagración. Después quedó como única ancla de salvación el Tercer Secreto. Pero también fue desoído, en medio de engaños, tergiversaciones inauditas, y verdaderos delitos cometidos por aquéllos que hubieran debido publicarlo y evitar los males  que anunciaba.

Finalmente Rusia y el mundo podrían convertirse si se atiende a la que quizás sea la mayor manifestación de la misericordia divina desde la creación del mundo, que posiblemente sea Garabandal y que contenporáneamente con la cual pero con independencia de ella,  podría surgir el papa restaurador. Pero no es previsible que se aproveche tampoco esta vez esta misericordia. Con lo que sólamente quedará el CASTIGO.

El texto del comentario que refuta la tesis principal es el siguiente que será seguido de mi exposición :

Por Fray Eusebio de Lugo

Me limitaré de momento a unas pocas impresiones, esperando que la continuación del debate proporcionará ocasión de ampliarlas:

No sé donde hay que colocar esa afirmación de que en Portugal siempre se conservará el Dogma de la Fe. Lo que sé, es que en la actualidad, éste no se cumple de manera significativamente diferente a lo que ocurre en cualquier otra parte del mundo. Tal vez se refiera a una época futura, en que una vez restaurado en Portugal, y en el resto del mundo, ese dogma, no hará defección hasta el fin del mundo. Tal vez, no lo sé.

Pero debo mostrarme en desacuerdo con la tesis principal aquí expresada, según la cual la consagración pedida por la Virgen ya estaría hecha, Rusia ya estaría convertida, un tiempo de paz ya se habría concedido al mundo, y por lo tanto, todo este asunto ya sería cosa del pasado.

Me limitaré de momento a unas pocas impresiones, esperando que la continuación del debate proporcionará ocasión de ampliarlas:

No sé donde hay que colocar esa afirmación de que en Portugal siempre se conservará el Dogma de la Fe. Lo que sé, es que en la actualidad, éste no se cumple de manera significativamente diferente a lo que ocurre en cualquier otra parte del mundo. Tal vez se refiera a una época futura, en que una vez restaurado en Portugal, y en el resto del mundo, ese dogma, no hará defección hasta el fin del mundo. Tal vez, no lo sé.

Pero debo mostrarme en desacuerdo con la tesis principal aquí expresada, según la cual la consagración pedida por la Virgen ya estaría hecha, Rusia ya estaría convertida, un tiempo de paz ya se habría concedido al mundo, y por lo tanto, todo este asunto ya sería cosa del pasado.

Existe un estrecho paralelismo entre la consagración al Inmaculado Corazón de María, y su antecesora, la también frustrada consagración al Sagrado Corazón, que Nuestro mismo Señor JesuCristo vino a pedir, y que santa Margarita María puso por escrito el 17 de Junio de 1689. Él pedía al primer Rey de la Cristiandad, al que llamaba el Hijo Primogénito de Su Corazón, porque era heredero de las promesas hechas a David y a su sucesor para el Nuevo Testamento, Clodoveo, que consagrara su Reino, su persona, su familia, solemnemente, erigiera un Templo votivo, y colocara ese Corazón en sus armas y sus banderas, y que si tal hacía, le prometía la victoria contra todos sus enemigos abiertos u ocultos, y todo tipo de prosperidad espiritual y también temporal.

Sabiendo por la historia que ese año de 1689 es absolutamente crucial para el desarrollo de la subversión mundial que hoy nos domina, se entiende perfectamente que fura precisamente ese año el escogido por Nuestro Señor para que el Rey de Francia, primer defensor de la Cristiandad, cumpliera su deber, se convirtiera no sólo personalmente, sino sociopolíticamente, abandonando todas las falsas ideas teológicas y políticas que ya estaban preparando la Revolución, y lo expresara mediante esa consagración. También era una llamada de atención a la Compañía de Jesús, que ésta rechazó, y al Pontificado Romano, que tampoco hizo más caso.

Pero tenía implicaciones geopolíticas mucho mayores: 1689 es el año del triunfo de la Revolución en Inglaterra, que expulsará al Rey Jacobo II Estuardo, defensor del Derecho Divino de los Reyes, así como de la herencia católica que aún subsistía en la Iglesia de Inglaterra, y dará el poder total sobre el naciente Imperio Británico a esa cábala de ocultistas, satanistas, judios cabalistas, financieros usureros y otras gentes que van a elaborar y difundir por todo el mundo el sistema de errores teológicos, filosóficos, políticos, sociales, económicos y científicos que conformarán no sólo el liberalismo masónico, sino todas las ideologías que aparentemente se le oponen, y que constituye yambién el cañamazo del Nuevo Orden Mundial.

Si los jesuitas, el Papa, y el Rey, hubiesen cumplido con su deber, el Señor hubiera abortado esa monstruosidad, Inglaterra habría sido salvada de los demonios que aún hoy la tiranizan, y el mundo sería hoy muy diferente.

Un siglo más tarde, precisamente el 17 de Junio de 1789, en Versalles, y aplicando los errores ingleses, el Tercer Estado se proclamaba Asamblea Nacional, depositaria de la herética Soberanía Nacional, iniciando así la Revolución.

La consagración privada realizada por Luis XVI en el Temple, si bien tuvo efectos análogos a la realizada por Pío XII, no podía revertir la situación, no actuando el Rey en su calidad oficial, comprometiendo toda la Nación.

Análogos designios geopolíticos tenía la consagración de Rusia. Desde los tiempos de Pedro el Grande, la pesadilla de los geopolíticos edificadores del Imperio Británico estuvo en que Rusia se uniera con su natural prolongación alemana, y sobre todo, que se volviera a unir a Roma. Sabían que de ser ésto así, los planes de dominio mundial de la religión luciferiana a cuyo servicio se había colocado al pobre pueblo británico se irían irremediablemente al traste.

Sabían además que así como debían absolutamente eliminar la Monarquía francesa, en la que se escondía el inmenso poder sobrenatural heredero del poder real de David y de la Casa de Judá, debían también acabar con la poderosísima monarquía de los Emperadores rusos, herederos de los Emperadores de Constantinopla. (Moscú tercera Roma).

Esta segunda consagración también era un toque de atención directa al Pontificado, que había olvidado en buena parte sus deberes socio-políticos de padres de Príncipes y Reyes, como lo simbolizaba su coronación con la Tiara, y se negaban a cumplir su papel de instituidor de la potencia temporal, abrazando los errores naturalistas y demócrata-cristianos propalados por ciertos autores jesuitas, como Suárez.

Si el Papa se convertía sociopolíticamente, y haciendo uso de su potestad suprema, también en lo temporal consagrando a Rusia, habría provocado no sólo que los rusos y los demás ortodoxos se hubiesen convertido al catolicismo, convencidos por esa prueba dada por Dios en favor del papado, sino que habrían recuperado un gobierno genuinamente cristiano y plenamente legítimo, lo que estaba a punto de ocurrir con Nicolás II, precipitando la Revolución.

Los errores que han aparecido en el Concilio son en buena parte los mismos errores eclesiológicos que facilitaron el Cisma hace mil años, y su principal sostenedora hasta el día de hoy es precisamente Rusia, que en esto no está de ninguna manera convertida.

Lo errores de Rusia no sólo son los comunistas, sino los propiamente teológicos, que fueron copiados, incluso servilmente, por los teólogos conciliares.

Los mismos cristianos rusos ortodoxos resistentes al mundialismo afirman que Rusia no está convertida, y que la aparentemente floreciente Iglesia rusa no es sino una falsificación instalada por Stalin, y totalmente al servicio de la agenda mundialista.

Es bien sabido que desde los años 50, la alta escuela de guerra de Moscú ha estado actualizando un plan estratégico para hacer creer a Occidente que Rusia ha dejado de ser comunista, eliminar la desconfianza, y a su tiempo, “asestar el puñetazo mortal”. Rusia sigue estando poseída por los demonios, los mismos que se hicieron ofrecer sacrificios por parte de todo el establishment soviético en el altar de Pérgamo, arrebatado desde Berlín.

Rusia y el mundo necesitan más que nunca esa Consagración solemne y pública, tal como ha sido pedida, porque si no, nos encontraremos metidos en otra guerra, archiprofetizada, en la que las tropas rusas invadirán Europa, con tremendos combates en la zona del Rhin, entre otros.

Y como actualmente no tenemos Papa ni obispos que puedan hacerla, espero que el Aviso y el Milagro determinarán una futura elección, también harto profetizada, que llevará no sólo a la Consagración-Conversión de Rusia, prometida en Garabandal, sino a la aparición del Rey escogido de Dios para restaurar el Orden y vencer, incluso militarmente, a los enemigos de Cristo-Rey.

Los pensamientos del Sagrado Corazón van de generación en generación, y no fallan, y sus designios teo-geopolíticos, tampoco

Existe un estrecho paralelismo entre la consagración al Inmaculado Corazón de María, y su antecesora, la también frustrada consagración al Sagrado Corazón, que Nuestro mismo Señor JesuCristo vino a pedir, y que santa Margarita María puso por escrito el 17 de Junio de 1689. Él pedía al primer Rey de la Cristiandad, al que llamaba el Hijo Primogénito de Su Corazón, porque era heredero de las promesas hechas a David y a su sucesor para el Nuevo Testamento, Clodoveo, que consagrara su Reino, su persona, su familia, solemnemente, erigiera un Templo votivo, y colocara ese Corazón en sus armas y sus banderas, y que si tal hacía, le prometía la victoria contra todos sus enemigos abiertos u ocultos, y todo tipo de prosperidad espiritual y también temporal.

Sabiendo por la historia que ese año de 1689 es absolutamente crucial para el desarrollo de la subversión mundial que hoy nos domina, se entiende perfectamente que fuera precisamente ese año el escogido por Nuestro Señor para que el Rey de Francia, primer defensor de la Cristiandad, cumpliera su deber, se convirtiera no sólo personalmente, sino sociopolíticamente, abandonando todas las falsas ideas teológicas y políticas que ya estaban preparando la Revolución, y lo expresara mediante esa consagración. También era una llamada de atención a la Compañía de Jesús, que ésta rechazó, y al Pontificado Romano, que tampoco hizo más caso.

Pero tenía implicaciones geopolíticas mucho mayores: 1689 es el año del triunfo de la Revolución en Inglaterra, que expulsará al Rey Jacobo II Estuardo, defensor del Derecho Divino de los Reyes, así como de la herencia católica que aún subsistía en la Iglesia de Inglaterra, y dará el poder total sobre el naciente Imperio Británico a esa cábala de ocultistas, satanistas, judios cabalistas, financieros usureros y otras gentes que van a elaborar y difundir por todo el mundo el sistema de errores teológicos, filosóficos, políticos, sociales, económicos y científicos que conformarán no sólo el liberalismo masónico, sino todas las ideologías que aparentemente se le oponen, y que constituye yambién el cañamazo del Nuevo Orden Mundial.

Si los jesuitas, el Papa, y el Rey, hubiesen cumplido con su deber, el Señor hubiera abortado esa monstruosidad, Inglaterra habría sido salvada de los demonios que aún hoy la tiranizan, y el mundo sería hoy muy diferente.

Un siglo más tarde, precisamente el 17 de Junio de 1789, en Versalles, y aplicando los errores ingleses, el Tercer Estado se proclamaba Asamblea Nacional, depositaria de la herética Soberanía Nacional, iniciando así la Revolución.

La consagración privada realizada por Luis XVI en el Temple, si bien tuvo efectos análogos a la realizada por Pío XII, no podía revertir la situación, no actuando el Rey en su calidad oficial, comprometiendo toda la Nación.

Análogos designios geopolíticos tenía la consagración de Rusia. Desde los tiempos de Pedro el Grande, la pesadilla de los geopolíticos edificadores del Imperio Británico estuvo en que Rusia se uniera con su natural prolongación alemana, y sobre todo, que se volviera a unir a Roma. Sabían que de ser ésto así, los planes de dominio mundial de la religión luciferiana a cuyo servicio se había colocado al pobre pueblo británico se irían irremediablemente al traste.

Sabían además que así como debían absolutamente eliminar la Monarquía francesa, en la que se escondía el inmenso poder sobrenatural heredero del poder real de David y de la Casa de Judá, debían también acabar con la poderosísima monarquía de los Emperadores rusos, herederos de los Emperadores de Constantinopla. (Moscú tercera Roma).

Esta segunda consagración también era un toque de atención directa al Pontificado, que había olvidado en buena parte sus deberes socio-políticos de padres de Príncipes y Reyes, como lo simbolizaba su coronación con la Tiara, y se negaban a cumplir su papel de instituidor de la potencia temporal, abrazando los errores naturalistas y demócrata-cristianos propalados por ciertos autores jesuitas, como Suárez.

Si el Papa se convertía sociopolíticamente, y haciendo uso de su potestad suprema, también en lo temporal consagrando a Rusia, habría provocado no sólo que los rusos y los demás ortodoxos se hubiesen convertido al catolicismo, convencidos por esa prueba dada por Dios en favor del papado, sino que habrían recuperado un gobierno genuinamente cristiano y plenamente legítimo, lo que estaba a punto de ocurrir con Nicolás II, precipitando la Revolución.

Los errores que han aparecido en el Concilio son en buena parte los mismos errores eclesiológicos que facilitaron el Cisma hace mil años, y su principal sostenedora hasta el día de hoy es precisamente Rusia, que en esto no está de ninguna manera convertida.

Lo errores de Rusia no sólo son los comunistas, sino los propiamente teológicos, que fueron copiados, incluso servilmente, por los teólogos conciliares.

Los mismos cristianos rusos ortodoxos resistentes al mundialismo afirman que Rusia no está convertida, y que la aparentemente floreciente Iglesia rusa no es sino una falsificación instalada por Stalin, y totalmente al servicio de la agenda mundialista.

Es bien sabido que desde los años 50, la alta escuela de guerra de Moscú ha estado actualizando un plan estratégico para hacer creer a Occidente que Rusia ha dejado de ser comunista, eliminar la desconfianza, y a su tiempo, “asestar el puñetazo mortal”. Rusia sigue estando poseída por los demonios, los mismos que se hicieron ofrecer sacrificios por parte de todo el establishment soviético en el altar de Pérgamo, arrebatado desde Berlín.

Rusia y el mundo necesitan más que nunca esa Consagración solemne y pública, tal como ha sido pedida, porque si no, nos encontraremos metidos en otra guerra, archiprofetizada, en la que las tropas rusas invadirán Europa, con tremendos combates en la zona del Rhin, entre otros.

Y como actualmente no tenemos Papa ni obispos que puedan hacerla, espero que el Aviso y el Milagro determinarán una futura elección, también harto profetizada, que llevará no sólo a la Consagración-Conversión de Rusia, prometida en Garabandal, sino a la aparición del Rey escogido de Dios para restaurar el Orden y vencer, incluso militarmente, a los enemigos de Cristo-Rey.

Los pensamientos del Sagrado Corazón van de generación en generación, y no fallan, y sus designios teo-geopolíticos, tampoco

Ante esto digo lo  siguiente:

El conservarse la Fe en Portugal no se ha cumplido hasta ahora pero tiene que cumplirse. No se ha cumplido ni en un resto, ni en pocos fieles, y mucho menos en la jerarquía que ha llegado a consagrar un templo ecuménico, permitir cultos paganos en la capelinha etc..

Esto indica que esta frase junto con el tercer secreto es posterior a la segunda parte del secreto. Tal como la escribió Lucia en la Cuarta Memoria.

La Virgen pidió la consagración y los primeros sábados para evitar la segunda guerra mundial, que había profetizado, y las persecuciones de Rusia.

Pío XII consagro el mundo  al Inmaculado Corazón en 1942, asustado por el desarrollo de la 2ª Guerra Mundial. Gracias a esta consagración finalizó la segunda guerra mundial como confesó Lucía, pero según ella al no haberse hecho nombrando a Rusia esta seguiría su política criminal.

Se perdió la ocasión de evitar la guerra, lograr el desmoramiento del Imperio Soviético, la difusión de los errores de Rusia, la difusión del ateísmo etc. En suma se perdió la ocasión de un cambio sustancial en el mundo en épocas tempranas, cuyas consecuencias padecemos todavía en nuestros días.

A la vista de la deriva de la URSS  Pío XII consagró Rusia pero muy tarde en 1952 en plena política rusa de  expansión, pero imperfectamente, habiendo sufrido el mundo ya innumerables males.

La consagración  se hizo pero no con las condiciones exigidas, tal como NªSª  había profetizado que terminaría haciéndose sin nombrar a los obispos.

La misma Virgen dijo que por ello habría paz con su causa que  era la conversión de Rusia (Rusia se convertirá e terâo paz)

El significado de conversión es el que se deriva del contexto limitado a la paz que  en efecto vendría paulatinamente al mundo desde 1952, y definitivamente desde 1991 con la escenificación de la “caída del comunismo”

No es una objeción el decir que Rusia no se haya convertido en otras áreas distintas que la estrictamente referida a la guerra, mártires, difusión del comunismo, tal como había dicho la Virgen.

Tampoco quita que Rusia en el futuro sea el “azote con que Dios nos castigue”  (Lucía)

Más bien esto parece deducirse  de la frase “Dios concederá al mundo algún  tiempo de paz”.

Con todo la Virgen dio al mundo el Tercer Secreto para ser publicado en 1960 y  con ello evitar castigos tremendos, aunque no materiales.

Pero no lo fue y vino “el Concilio, la apostasía de los papas. la nueva Misa etc

Al no ser publicado la Virgen nos dio otra ancla de Salvación: Garabandal, justo un año después de 1960 Pero tampoco fue tenido en cuenta.

Vendrá verosímilmente un castigo limitado- a lo que yo pienso- a Roma y a la Iglesia por su apostasía, en medio de una guerra si no mundial sí de gran extensión que castigará a las naciones, principalmente europeas, por su apostasía.

Entonces se cumplirán muchas profecías que hablan de un papa fugitivo-quizá el actual- y de la transferencia de la Sede.  [ Estos dos últimos puntos quizás estén próximos o a lo menos no muy lejanos]

Vendrá el Milagro de Garabandal, precedido del Aviso, y verosímilmente la elección por medios sobrenaturales de un papa restaurador.

El milagro de G. sucederá en medio de una “invasión comunista”. España invadida, las Iglesias cerradas, los sucesos de Roma habrán producido un gran descrédito a la Iglesia. Se le aplicará el texto de la “caída de Babilonia” del Apocalipsis. Nadie  creerá en  Garabandal y posiblemente en ninguna de las falsas apariciones por no haber hablado de los sucesos que  habrán venido. En realidad desaparecerá la Fe en la Iglesia Católica que “parecerá que haya desaparecido” atizado todo esto por la propaganda de las sectas, creyéndose que el castigo de Dios sería contra la Iglesia Católica de siempre. Es en este contexto que tendrán lugar el Aviso y el Milagro.

En medio de este cuadro, no tiene cabida hacer una consagración de Rusia por papas y obispos que estarán inmersos en la apostasía por  no haber guardado el “dogma de la Fe“. La consagración se pidió en un momento histórico que hubiera evitado el devenir que conocemos.

El nuevo papa buscará la obediencia ayudándose de Garabandal. Pero quizás consiga una exigua cosecha.

El programa de Garabandal será el de sus mensajes: Penitencia, Eucaristía (Misa) , Pasión. ..Todo para evitar el Castigo y para evitar la condenación de casi todas las almas. En este programa, como es lógico no entra hacer la Consagración de Rusia que para entonces ya habrá invadido Europa quizás ayudada por los países musulmanes y China.

Si se hace una consagración al C.I. se tendrá en mente el CASTIGO posiblemente próximo y para lograr la conversión (ahora dándole un significado específico frente al genérico de Fátima) no sólo de Rusia sino de todos los países. Pero esta ya no será la consagración pedida ni por los  motivos indicados, ni para los fines señalados por María. Ni conseguiría gran cosa sin el programa de Garabandal y sin la Restauración.

El castigo logrará de muchos la conversión en medio del dolor, en otros acrisolará su virtud y santidad y finalmente en otros será la gracia suficiente que haga justa su eterna condenación.

A todo esto seguirá una época de Virtud Y Santidad de la Iglesia que florecerá como única religión verdadera en un mundo de muchos menos habitantes.

La duración de esta época es un tema abierto a la discusión.

Esta es mi visión en la que creo, a partir del estudio de las profecías, pero también reconozco que puedo estar equivocado.

Laus Deo Virginique Matri

5 replies »

  1. Estimado Fr. Lugo:

    Comparto la vision en lo general, en lo relativo a la Consagracion de Rusia, a la ocultacion del 3er. Secreto, en lo relativo a la ineficacia de una posible futura consagracion, ya que, como bien apunta Ud. ya estara fuera de tiempo y forma.

    Y peor, ahora, en estos tiempos (y en los previsiblemente futuros), no habra quien pueda realizarla.

    En donde nomas no me parece que de en la diana, es en las esperanzas puestas en Garabandal…

    La regla determinante e infalible para ubicar las cosas en su perspectiva correcta es: “´por sus frutos lo conocereis”… Asi que, dados los frutos realizados en los portadores de Garabandal (las videntes), y en lo que referente a que en el propio Garabandal no se advirtio sobre los males en ciernes a la Iglesia, no parece probable que fuese una legitima vision provista por el Cielo.

    Por que de este modo?.. Parte de su tesis es que G, de algun modo, “suplio” la falta de revelacion del 3er. secreto por parte de la Jerarquia, y sin embargo, G nada aporta al respecto!

    G en nada avisa de la maquinacion que se le venia encima al mundo por medio de los entretelones maniobrados por y durante el concilio, y su consiguiente implementacion: la eliminacion subrepticia de la Misa, la desacralizacion, etc…. En una palabra: el asalto de la Ciudad de Dios por los habitantes del al ciudad mundana.

    Y aun mas: Las profecias reconocidas de muchos santos, no indican nada semejante a G… Las de Dn Bosco, las de Sn Francisco, o las de Katherine Emmerich

    Pero, hay otros dos argumentos aun:
    a) Su constante referencia por parte de los pesimos “defensores de la iglesia”… G es citada a menudo por gente como Luis Eduardo Lopes Padilla, Ted y Mauren Fleen, BaySide, etc… Es decir: es alabada por gente contraria a la Ortodoxia… No es combatida por ellos
    b) Me parece que el efecto neto del conocimiento de G es que la gente ponga su atencion, su esperanza, su temor (que focalize pues) en 2 aspectos: el “aviso” y el “milagro”… Cuando estos, en todo caso, son efectos, no causas (desviando la atencion de la causa real: la silencionsa apostasia universal)… Y aun el “aviso” contiene algo que no parece probable:

    JNS nunca ha violentado la consciencia ni la credibilidad del homre. Cuando fue su mayor portento visible (el resucitar a Lazaro), un puño de gentes no quisieron creer en que El era Dios… Y no quisieron y no lo hicieron… JNS no los obligo a ello… Por que? porque el portento actuaba en los limites FUERA DEL HOMBRE, no “ad intra”

    Mientras que, de verificarse tal suceso, el hombre ya no requeriria de Fe para sostener su creencia, puesto que ya habria una EVIDENCIA ‘AD INTRA’… La Fe saldria sobrando, porque el hombre estaria ya en una posicion semejante a los demonios: SABEN que existe Dios (no lo niegan), pero, son IRREDUCTIBLES en su odio a Dios.

    De verificarse el suceso de G, toda accion ulterior de Dios seria inutil.. Si con el supuesto aviso, no hubo quien se convenciera, los castigos por seguir ya no tendrian efecto en la conversion o no… Lo cual es contrario a la idea de los castigos apocalipticos, que vienen POR TERCIOS para ir haciendo u “obligando” (por falta de otro recurso) a la Gente a recurrir a Dios para arrepentirse y mitigar los males.

    Tal suceso tendria el efecto de una “solidificacion” o “confirmacion” del estado de la gente.

    Por todo ello, me parece poco probable, y no posible, que G sea legitimo en su origen… Pero, igual estoy errando en la apreciacion…
    ———————————————————————————————
    Coincido totalmente en que es dificil saber que significa la frase “en Portugal se conservara SIEMPRE el Dogma de la Fe” porque ‘SIEMPRE’ es un termino absoluto, no condicional, asi que deberia de estarse cumpliendo ahora (que es parte del “siempre” futuro desde la optica de Lucia en su tiempo)

    Me gusta

  2. Un comentario de Fire acerca de Garabandal:

    Sobre Garabandal tengo mis sospechas, por ejemplo, las videntes tuvieron la primera aparicion cuando estaban robando manzanas, luego en la ultima aparicion la vidente estaba masticando chicle y luego tuvo una interesante conversacion en la cual la “Virgen” le recomendaba hacer un sacrificio y no comer el chicle (bastante peregrino dicho dialogo), por otra parte se daba un fenomeno que suelen tener los posesos, iban caminando hacia atras mientras tenian una vision con la “Virgen” (solo les faltaba caminar por las paredes), por otra parte se anunciaba con Juan XXIII que habrian dos papas mas y luego el final de los tiempos, y resulta ahora que hay otro mensaje que dice que no eran dos, sino tres papas (muy conveniente). Se anuncio profeticamente que cierto sacerdote fallecido en esos dias, en cuanto se diera el famoso milagro seria hallado incorrupto, dicho sacerdote fue exumado en los años 90 y colocados sus restos en pequeño nicho, como es de saber solo encontraron los huesos, y es poco probable que un cuerpo entero salga de un nicho si se diera el tal milagro.
    Por otra parte, resulta misteriosa la conducta de Pablo VI, el que combatia el tradicionalismo a toda costa, elimino cualquier prohibicion sobre las revelaciones privadas (muy conveniente para incentivar el desorden teologico y moral que hoy vivimos con el fenomeno masivo del aparicionitis).
    Garabandal posee claras menciones a la doctrina ortodoxa pero entre algunas situaciones como he mencionado la hacen sospechosa de otra cosa.

    http://dogmadafe.wordpress.com/2010/07/23/malachi-martin-testigo-excepcional-del-tercer-secreto/

    Me gusta

  3. “la época o tiempo aceptable de la Consagración de Rusia al Inmaculado Corazón, ya pertenece al pasado.”, dice Moimunan, probablemente con toda razón, pero también es verosímil que sea cosa pasada aquella destrucción de Roma anunciada en el 3 Secreto y que él no para de hacer cábalas cómo habrrá que hacer la cuenta y cuándo acaecerá, toda vez que el plazo predicho para tal suceso a partir de su publicación (cuando ésta debió producirse, allá por 1960) ya caducó con creces, y quizá en Roma tendrán que nombrar a Roncalli hijo predilecto por habérsela evitado al no publicarlo, ja ja, en cualquier caso bien cabe pensar que ante Dios, y en realidad para todo el mundo, semejante castigo (depurativo castigo, como son los castigos de Dios) habría sido insignificante y harto más deseable en comparación con el sí tremendo revés que vino para todos con la disolución de la Iglesia que había, con la ausencia de clero y con la tristísima y deplorable pérdida de la misa, este sí que es un castigo, aunque la gente necia y ciega no lo comprenda así… por ahora, quizá tendrán que lamentarlo eternamente, y por cierto, “la mayor manifestación de la misericordia divina desde la creación del mundo” fue la Encarnación del Verbo, su enseñanza y su muerte en la cruz, no una dudosa aparición mariana como Garabandal a la que tanta querencia demuestra Moimunan y donde no ve la burla que supone de la naturaleza humana poner a aquellas zagalas a caminar hacia atrás por ásperos caminos y reir como idiotas, y para el repetitivo comentario de Fray Eusebio, que no sé cómo puede juzgar que hoy Rusia precise de conversión más que el resto del mundo y más que la propia Roma, que empieza dudando, también con evidentes razones, de eso de que en Portugal se conservará siempre el Dogma de la Fe, quizá, es una simple hipótesis, sencillamente se refiera a que siempre, como es obvio, quedará ligado a Portugal el hecho de las apariciones de Ntra. Señora y sus amonestaciones que no vienen a ser otra cosa que la fe misma dogmática de la Iglesia

    Me gusta

  4. Lo de que el plazo es a partir de su publicación en internet es algo que no debe aceptarse pues m¡casi nadie se enteró. No mezcle las cosas .Este comentario suyo lo público por unís días pues no merece la pena su publicación.

    Me gusta

  5. El cristianismo que impuso Gorvachov, a Rusia, no tiene nada que ver, con el anterior. Luego de setenta años de comunismo, si bien destacan, que no está tan permitida la agenda del marxismo cultural,calculan que tienen, en la actualidad, sólo un 2% de fieles, cristianos. Sólo basta leer documentos de la guerrilla marxista, que envenenó, los países iberoamericanos en los años 70, y no es casualidad que salten, conexiones, con impostores como Villot. Las tres ramas, del plan Cóndor, la militar de la escuela de las Américas y de Francia, dónde les enseñaron, la cruel tortura, terroristas entrenados, como militares, y en bases soviéticas, y la leviatán, económica, involucran impostores, también dentro, del Vaticano, con el IOR. Cómo iban a dar a conocer el tercer secreto, si ya ya tenían el plan de diseño, para aplicar, en los países suramericanos. Lo único seguro, es que nunca conoceremos la totalidad, de víctimas inocentes. Porque el único credo aceptado, es creer que hubo : 30.000 desaparecidos. A eso, se lo llamó memoria, verdad y justicia. Nadie lo puede cuestionar, por el uso y abuso, que han hecho de los derechos humanos. Similar al sistema de homicidios de mujeres, dónde sólo está considerado el asesinato de una mujer. Y como han registrado la patente :femicidio, es mejor darlo a conocer y no usarlo mas.Pero da una idea de como actúan, cuando imponen su: agenda.
    Garabandal, fue en España, y en los tiempos de Pablo VI. Es inocente suponer que pudieran ser considerados. Porque cuando atacan a España, incluyen los países Iberoamericanos, y esto pasa desde, hace muchos años. Habría que preguntarle, al perfida albión, el por qué.
    Gracias Señor Moinmunan.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s