ALL POSTS

PEDRO RIZO DESAFINA CANTANDO LA TRAVIATA


Que ha cantado La Traviata a pleno pulmón no cabe ninguna duda. Se ha atrevido nada menos que a reconocer que los últimos papas cayeron en  herejías, algunos desde su reconocida afiliación masónica o su estirpe comunista y judaica. Estas cosas no son nada nuevo para quien se haya atrevido a bucear en los escritos pre o pos papales de cada uno de ellos. Para hacer esto sólo se habría requerido un elemental Amor a al Verdad u honestidad intelectual, cosas que brillan por su ausencia en supuestos católicos tradicionalistas u oficialistas, neocons, lefes o filolefes e incluso  progres (aunque esto no les impresionará, supongo) o canentes extra chorum.

La novedad  de este solo operístico está en que Rizo escribe y se adscribe entre los católicos oficialistas alojados en portales no menos católicos u oficialistas. No se recuerda un caso igual, por lo menos en los lares hispanos. Naturalmente pero con discreción, su artículo, del  que debajo camisa una reproducción, fue eliminado del portal en que es acogido con inusitada rapidez. Diríase que la Iglesia oficial, se ha visto retratada en el espejo de Rizo y …ha arrojado el espejo, contra el consejo del clásico “Arrojar la cara importa que el espejo no hay por qué“.  La sana costumbre de indagar si es verdad lo que se dice sin parar mientes en quién lo dice o las consecuencias de lo que dice ya casi ha desaparecido entre nosotros. Lo que cuenta es si algo escrito o hablado va contra mis intereses o mi posición. Pero el consejo del Apóstol es decir Si Si No NO.

Sin embargo hay que reconocer que después de cantar las verdades del barquero  (y esto es lo que yo llamo cantar la Traviata) llega, para arreglarlo y no caer en el “cisma Sedevacantista” a enunciar despropósitos e incluso herejías ya condenadas por el Magisterio infalible y la teología de los doctores de la Iglesia. Según él un papa hereje o peor, digamos ateo o el mismísimo Anticristo,  ocuparía legítimamente el trono de San  Pedro. Sólo que carecería de infalibilidad e incluso de la autoridad conferida por el mismo Cristo. Sería papa oficial, ocuparía legítimamente e l cargo, se le debería respeto como a un  padre criminal por sus hijos naturales. Pero no habría que hacerle caso, obedecerle, carecería de autoridad. El sumo del despropósito a mi modo de ver. San  Roberto Belarmino refuta esta peregrina idea como puede verse en el post de este blog “Belarmino vs.Cayetano”  en donde se traduce el capítulo 30 de su obra “De Romano Pontifice”. ¡Que no mienta Rizo y alegue sus lecturas de Belarmino para defender su posición!.

Todo esto es absurdo y es el exponente más claro de adonde se llega por el   a todo trance prejuicio antisedevacantista, del que nuestros ancestros estaban libres. San Bernardo por ejemplo no dudó en abroncar al antipapa de Roma, judío, Anacleto II. No hay papas oficiales sin la autoridad y el carisma petrino. Son simplemente usurpadores. Su elección no ha sido canónica puesto que eran inhábiles, al ser herejes notorios, públicos y pertinaces, para ser elegidos. Si esto permaneciera oculto a los cardenales electores, no serían papas aunque la impostura durara decenios. Sus actos serían nulos e írritos. En el momento que llegara a saberse su herejía previa, entonces deberían ser depuestos. No es que fueran juzgados por nadie sino se juzgaría su nula elección.

Es conveniente la lectura de algunos post de este blog, como “Cum Ex Apostolatus” y los comentarios que suscitó, así como los post dedicados a la infalibilidad  de los pontífices romanos cuando hablan a la Iglesia universal escritos por autores seguros, y con comentaristas egregios para desarticular las ideas del Sr. Rizo que nunca han sido las de la Tradición de la Iglesia ni las de los doctores, particularmente de San Roberto.

Especímines como él son el resultado de la confusión actual patente en la fragmentación variopinta de los católicos. Con todo ha sido una gran oportunidad el poder leer su artículo (¡de un nostálgico tradicionalista!) y haber podido conocer la inmediata reación del stablisement católico, que por otra parte permanece mudo ante sus acusaciones (verdaderas) y sus ideas ajenas a la historia y magisterio de la Iglesia. También hace acusaciones sin pruebas, por ejemplo a Pío IX, que bien pudo ser filoliberal(sin caer en herejía) antes de su elección pero que es el ejemplo más palmario de la promesa de NS: Yo rogaré por tí para que tu Fe no falle.

Los papas posconciliares llegan al esperpento en la difusión de un magisterio contrario al Magisterio de la Iglesia, publicando libros causantes del desconcierto y emprendiendo actos masivos con aclamaciones y vítores de multitudes descerebradas, jóvenes que han captado el halago a sus pasiones, movimientos con libertad para la propagación de sus errores, todo con el placet de la jerarquía y del estamernto clerical, más atentos a mantenerse en sus prerrogativas que a seguir a Cristo en la Cruz de su apostolado y se su apoyo a la Verdad evangélica.

¿Por que sucede todo esto ante nuestros ojos?

Ocurre  que existen muchos en la actualidad que atendiendo a sus intereses, sus cargos,  el reconocimiento que creen les es debido están inhabilitados para ver las cosas con claridad. Huyen de la soledad, el menosprecio y el ludibrio con que muchos, incluso tradicionalistas, les obsequian. Huyen en suma de la “Cruz de Cristo” y de la ciencia que proporciona. Pero algunos sacerdotes por seguir su conciencia, se han visto relegados a la soledad, la burla, el desprecio y la pobreza.

El mismo Rizo lo dijo en un articulo anterior en el que se  mofaba de los humildes sacerdotes que siguen su conciencia en medio del desprecio y de la pobreza que les acarrea.

Trozo del artículo salvado por FORO CATÓLICO, que reproduce y añade un preámbulo.

PEDRO RIZO ELIMINÓ EN FORMA SÚBITA SU ARTÍCULO SOBRE SEDE USURPADA

Dicho artículo ya no se encuentra disponible en la red, pero Foro Católico tuvo la oportunidad de copiarlo gracias a la memoria caché de los buscadores de páginas web.

A continuación se presenta para que se conozca la realidad dicha por un vocero de la Nueva Iglesia, ajeno a toda parcialidad en favor del “sedevacantismo”.

(Texto transcrito de la memoria caché del buscador Google)

(Este es el trozo salvado por foro Católico del artículo de Pedro Rizo) :

Resaltados propios para que se advierta la enormidad y gravedad de sus explicaciones acerca de la realidad eclesial la c ualsí denuncia con acierto.

¿SEDE VACANTE? NO LO CREO

“Nunca he visto contradicción en que la Sede Apostólica esté ocupada por un hereje. Es verdad que resulta chocante con la asistencia del Espíritu Santo, pero no tanto.

Sin embargo, para el sentido común tal perplejidad es absurda porque se parte del supuesto de que el Espíritu Santo haya de intervenir inclusive en las áreas de nuestra ciencia y nuestro albedrío. Y en eso el dogma de la Infalibilidad papal no está comprometido, es decir, no se entiende que pueda actuar o ser eficaz superando nuestra voluntad: ni con la Virgen lo hizo, ni con los ángeles lo hace. Un dogma, el de la Infalibilidad, que la historia está señalando como poco explicado, mal definido, peor aplicado y del que se abusa hasta la contradicción con sus presupuestos. Es la consecuencia de la premura del Papa Pío IX en lucha y empecinamiento contra los padres conciliares que le discutieron sus propuestas. En verdad, se quedó en muy poco de lo que pretendía.

Pero el que la Sede Apostólica esté vacante, o mal ocupada, que es lo que más se ha repetido, no sólo no es imposible sino que la historia, de ya 20 siglos, nos lo constata. Por una razón muy simple: que donde más éxito espera el Anticristo necesariamente ha de ser su meta más asediada: la Sede de San PedroUn papa hereje, lo que es igual a contrario a la tradición apostólica y favorable a los objetivos de la Revolución siempre fue temido como posible por la Iglesia…

Un accidente que el Espíritu Santo no puede evitar, en virtud de la libertad de que Dios dotó al hombre, aunque sí puede corregir, y así lo hace, inspirando en la Iglesia la vuelta a la via infalible, savia del dogma, de la doctrina ya sentada por aquella condición que Cristo, Nuestro Señor, impuso a Pedro: Apacienta mis ovejas… Guarda el depósito… Confirma a los hermanos.

La posibilidad de un papa que se apartara del Depósito de la fe ya se previno en aquellas rogativas menores de Pascua que en los misales del rito llamado extraordinario nos hacían pedir a Dios: «Que conserves en tu santa religión al Soberano Pontífice y a toda la jerarquía eclesiástica, te lo rogamos, óyenos.» Lo cual señala la realidad simple y llana no ya de un papa pecador como cada cual de nosotros, sino, y tampoco raro, ateo o mundano o liberal o judaizante. O todo al mismo tiempo.

El beato Pío IX, el Grande, llegó al solio pontificio sospechoso de ser masón. Baste ver los documentos emitidos por las logias exultantes de gozo con su elección. De los Mastai Ferreti, se decía que en aquella casa “era liberal hasta el gato”. Pío XI, superdotado estudiante laureado con buena porción de doctorados, fue un pésimo político para Francia, México y España, con la mala suerte de que sus decisiones favorecieron a los enemigos de la Iglesia, aunque al darse cuenta contraponía documentos y organizaciones semi-inocuas y muy aparentes. Del rosacruz Roncalli (Juan XXIII) y del Montini marxista hijo y nieto de judíos marxistas por ambas lineas paternas, y también masón según San Josemaría, no diremos más de momento. Pues, bien, en todos los casos fueron papas legítimos y como tales los recordaremos.

Estas cosas son duras de afrontar para el ejército de papanatas, la nata del papismo,que ha encumbrado al Sumo Pontífice hasta el trono de Dios, para contraste, o disimulo, del mayor despojo de autoridad y representatividad jamás antes sufrido. Algo que ocultan los que se acostumbraron a vivir en el caos, incluso los que se dicen tradicionalistas y secundan la mayor obra del modernismo, es decir la misa sin sacrificio, responsable del vaciado de nuestros templos y de la burla de nuestros altares.

Que el papa sea hereje o tenga conducta herética no contradice al papado, del mismo modo que un padre aun siendo un mal padre no queda privado de su paternidad. El bien y el mal están en la continuidad o en la ruptura con la tradición apostólica. Es decir está referido a la función esencial del Papado que, como bien sabemos, consiste en guardar el Depósito de fe confiado. Cuando esto no se cumple el Papa no tiene ya autoridad. ¿Por qué? Porque pierde la representatividad, la vicaría, la gerencia. Solo ocupa el puesto y en él merece el respeto a que obliga el Cuarto Mandamiento. Como el mal padre que no provee a su familia en sus necesidades pero, aun así, siempre es padre y siempre los hijos desean verle cumpliendo como tal; y siempre le respetan. Obviamente, si ambos tratan mal a la madre de familia ese padre debe ser advertido e, incluso, desobedecido.

La Iglesia es creación de Jesucristo. Como hemos recordado, está regida por Él y por su vicario. Además, asistida por el Espíritu Santo. Así que para desenredar el embrollo de un papa hereje debemos definir conceptos. Hereje es aquel bautizado que no cree y que no enseña lo que la Iglesia creyó y enseñó siempre, en todas partes y por todos sus miembros. Tal condición le descalifica para una infalibilidad que no se fundamente en la tradición.

El condicionado del susodicho dogma es por tanto el mayor escollo para los enemigos de la Iglesia y de su depósito de fe. No hay infalibilidad y, por tanto, no obliga magisterio alguno que riña con las tradiciones y enseñanzas de siempre en materia de fe y costumbres. Es lo que aprendí de San Pablo, Santo Tomás, San Vicente Ferrer, San Juan Bosco, San Roberto Belarmino, San Carlos Borromeo, San Juan de Ávila y Santa Teresa de Jesús.

Definición del Dogma de la Infalibilidad.”….

5 replies »

  1. La verdad los comentario sobran sobre este apologista de la contra iglesia, da tristeza el descarrio de la gran cantidad de fieles que se pierden dia a dia, seducidos por las falsa enselanzas del novus ordo.

    Me gusta

  2. El blogger ha resumido perfectamente lo que cabe comentar sobre el artículo de Pedro Rizzo. He aquí el fruto granado de una larga exposición a la deletérea influencia de la FSSPX, que por no querer reconocer lo que la enseñanza definida de la Iglesia les obligaba a reconocer como una falsa iglesia que intentaba sustituir a la verdadera, han elaborado toda una argumentación que oscila entre lo cismático y lo claramente herético.

    Mientras, intentan asustar a los que se resisten a ser engañados por enésima vez por los capos lefebvrianos, que van repitiendo a todo el que les quiera oír que rechazar el acuerdo propuesto por aquél a quien ellos reconocen como papa equivaldría a caer en el cisma, en compañía de esos infames sedevacantistas.

    Ahí se ve lo que realmente le asusta a la secta conciliar: Que los fieles se enteren de que es posible que sus autoridades no sean tales, y que ni siquiera sean verdaderos obispos o sacerdotes. El mero hecho de plantear el problema ya supone un peligro mortal para ellos.

    Claro que para otros, lo que les interesa es lo de siempre en los hijos de este mundo, y si no, vean el comentario de Luis Fernando, padrino de Infocatólica, sobre el asunto: “Solo espero que Mons. Fellay tenga bien atada la cuestión de la “propiedad” de la FSSPX. Es decir, que se pueda quedar con las siglas, las casas, los seminarios, etc.” Ya ven los pobres fieles a los que se les exige rezar, callar, pagar, y confiar ciegamente en el duce Fellay,a dónde van a ir sus ahorros, fruto de tanto sacrificio.

    Pobres de los que crean que haciendo un acuerdo con el Leviatán conciliar, se quedarán más tranquilos, y mejor aceptados, porque les pasará como al P. Laguérie, señalado responsable de la FSSPX, que creyó a las sirenas romanas, fundó el Instituto del Buen Pastor en buena inteligencia con Roma, y que ahora dice a todos sus ex compañeros: “Me engañaron, no firmen.”

    Ya se están aprestando a dejar en la calle a todos los que no se rindan, mientras preparan los instrumentos legales para meterlos en la cárcel como peligrosos antisemitas, fundamentalistas, terroristas, etc…

    Me gusta

  3. Se acuerda, estimado Fr. Lugo, que esa esa la tesis que yo sostenia unos posts atras?

    Que viene la (quiza) ultima persecucion de a la Iglesia?

    Donde todos aquellos que no se dejen caer en las redes, serian perseguidos por “intransigentes”?

    Aun mas: sostenia yo en el post que pareciera que todas las crisis actuales del mundo estan sincronizadas a la “cuestion romana”?

    Y quiza se habra enterado ya que el año que entra, en USA, sera obligarorio (si es que quieren sus serevicios de salud) usar un chip en la mano?

    “Ha llegado el tiempo de los tiempos. He aqui la hora” se nos dijo en La Salette..

    Me temo que la cronologia que el WebMaster ha discutido, ha de adelantarse en sus fechas…

    Me gusta

  4. Mi muy estimado Derechos de Dios:

    Viene, efectivamente, una persecución, aunque desde luego, no es la última, creo que aún nos quedan siglos de historia delante de nosotros.

    Que todas las crisis actuales estén sintonizadas con la cuestión romana, es así desde antes de 1870, aunque muchas veces, nos cuesta reconocer sus articulaciones. El objetivo final de los luciferianos al mando no es otro que tener el control total de la autoridad religiosa, no su destrucción, así como la eliminación de la sucesión apostólica, como apuntaba en los comentarios al censurado artículo de Pedro Rizo.

    Y por sucesión apostólica, se debe entender no sólo a su vertiente clerical, los obispos, sino a otra vertiente casi olvidada en nuestros días: La que afecta a la autoridad temporal de derecho divino, instituida mediante el sacramento de la Unción-Coronación-Entronización de los Reyes cristianos, también forma parte del Sacramento del Orden, y confiere al que lo recibe unos verdaderos poderes sobrenaturales, capaces de unir los corazones de sus súbditos en el servicio divino, y de humillar a los espíritus serpientes, los demonios, como nos advertía, por ejemplo, el santo Padre Pío de Pietrelcina.

    La restauración de la autoridad política legítima depende del Sacerdocio, porque sin obispos, no hay coronación real, pero es que igual que en el caso de los obispos, la jurisdicción viene a toda autoridad a través del Papa, implícita o explícitamente.

    Se entiende bien que en cuanto han visto plantear el tema en un sitio mainstream, hayan hecho todo lo posible por eliminarlo cuanto antes.

    Lo del chip en la mano ya está funcionando en algunos sitios, pero me temo que los Estados Unidos entrarán en colapso o en Ley marcial antes de que puedan implementar ese medio de control.

    Y sí, me parece que no tendremos que esperar hasta 2017 para ver la resolución de la era revolucionaria que empezó allá en el S. XIV, y entrar en lo que el V. Holzauzer llama la edad consolativa de la Iglesia, en que los sucesores de los Apóstoles restaurarán la Tierra. Amén.

    Me gusta

  5. rizando el rizo de la presunción dialéctica, el autor se siente muy seguro en su argumentación, tan emotiva ella, de establecer esa comparación entre el papa y el papá de una familia, que aunque sea un mal padre que desatiende o maltrata a su familia “siempre es padre” y merece ese reconocimiento y respeto y el amoroso obsequio por parte de hijos y esposa, pero la comparación dista mucho de ser feliz, pues en el caso del paterfamilias no hay duda de su condición (salvo cornudo patente) mientras que el Sumo Pontífice de la Iglesia no es ningún tirano caprichoso y omnipotente, es el siervo de los siervos de Dios y lo es sólo en tanto en cuanto no demuestre lo contrario, mientras se mantenga fiel al depósito de la fe, a la tradición apostólica, y sólo entonces podrá reconocérsele como padre de los cristianos, de lo contrario será manifiesto para todos, para cualquier siervo de Dios, que sólo es, que sólo ha sido siempre, un impostor que no merece el menor reconocimiento, sumisión ni obediencia, el papa no puede ser juzgado ni depuesto, se dice, pero no hay nadie bajo el sol que pueda ni deba estar más expuesto que el que ocupa su puesto a ver y determinar si de verdad es el que dice ser

    Me gusta