ALL POSTS

EL LENGUAJE DE LA VERDAD


Tomado de TIA

El lenguaje de la verdad es sencillo

Lyle J. Arnold, Jr.

Al comentar el  lenguaje de Nuestro Señor, el erudito historiador  y  exegeta L.C Fillion, describe así su forma de predicar: “el método habitual  de Jesús  en  la predicación o en la simple conversación es ‘intuitivo’ en vez de` discursivo “. Él no razona las cosas, como Platón,  no hace ningún comentario, como los escribas,  Él conoce las cosas plena y absolutamente, las contempla con visión directa. Él informa lo que ve y oye…”

Pero esto no impide que sus palabras se atuvieran a las leyes ordinarias del razonamiento.

El lenguaje de Nuestro Señor fue claro, conciso y sencillo

Sus pensamientos se suceden en un orden lógico. Su argumentación no deja nada que desear. Apela directamente a la mente, al alma, al corazón, a veces a la experiencia personal de sus oyentes. Era evidente que enunciaba principios de los que deducía conclusiones convincentes. Y al mismo tiempo, brilla en Él un notable talento para elevar la mente por encima  de los sentidos y de las cosas triviales de la vida,  trasladándola a las esferas de las verdades celestiales del Reino de Dios. “Nunca hay una palabra superflua en sus labios. Es cierto que sus palabras deben parte de su poder a una mente rigurosa y escueta . Siempre se caracterizaban  por la claridad y el equilibrio. Jesús hace un uso vigoroso de la ironía, la hipérbole y la paradoja. ” Desde sus inicios, la Iglesia imita su Divino Fundador en el empleo para la enseñanza de su doctrina de un lenguaje claro, conciso y directo, no confuso. Con el Concilio Vaticano II,sin embargo, hemos comprobado la introducción de un nuevo estilo de lenguaje, que es

El P.Ratzinger con su mentor Karl Rahner

contrario al  de Nuestro Señor Jesucristo. En lugar de certezas, hay ambigüedades, en lugar de concisión, se dicen cosas supérfluas, en vez de  claridad, hay confusión. En particular, señalo a un teólogo, el jesuita Karl Rahner, del que se ha dicho  que fue el teólogo más influyente de la segunda mitad del siglo 20. Su pensamiento conforma decisivamente las Constituciones del Vaticano II sobre la Iglesia y sobre la Revelación, y continuó conformando la enseñanza de la Iglesia después del Concilio. Su teología fue la dominante en los seminarios, apadrinó la teología de la liberación, redefinió  la actividad misionera de la Iglesia con su teoría de los “cristianos anónimos” (con quienes habría que dialogar no convertir) (1) Fue muy admirado por Juan Pablo II y fue  el mentor del actual Benedicto XVI.
Este Führer del Concilio Vaticano II es muy conocido por su lenguaje confuso.Sus

El lenguaje de Rahner, deliberadamente confuso y prolijo

exposiciones, escritas en alemán  son tan desconcertantes que  su hermano Hugo, también teólogo, dijo que esto era exactamente asi, agregando: “Voy a pasar el resto de mi vida traduciendo las obras de mi hermano al alemán.” (2) Por ejemplo sobre el dogma de la Trinidad,  Rhaner dice, que él lo considera inaceptable para el hombre de hoy, pues da lugar a una interpretación falsa de Dios. Él niega el dogma de la Santísima Trinidad, al afirmar – en su forma confusa – que el concepto de un Dios en tres Personas “ha fracasado” y debe ser repensado: “¿Cómo puede ser correctamente explicado e interpretado  el concepto de “persona” ? … La auto-comunicación de Dios Uno se lleva a cabo en tres modalidades diferentes, en las que el mismo Dios  se nos da concretamente. … Dios es el Dios concreto en cada una de estas modalidades, lo que naturalmente hace que estén conectadas de una manera relativa la una a la otra , aunque no sean coincidentes. “Traduciendo esto se afirma la« inmanente »Trinidad, y podemos decir que el único Dios subsiste en tres formas diferentes de subsistencia“Formas distinta de subsistencia“, sería, pues, un concepto, no  referido a la persona,  que designa la diferencia subsistente, sino a la personalitas , lo que hace que la realidad concreta de Dios,  en cada caso ocurra de una manera diferente, por ser lo que ocurre, precisamente, enesa manera, ya que lo que ocurre-de-esa-manera siempre debe ser considerado como perteneciente a Dios en sí mismo. Entonces, la persona en particular (en Dios) sería Dios como existente y que ocurre de esa manera determinada y distinta de subsistencia. ... Pero si en nuestras afirmaciones de la fe y la teología   no estamos satisfechos  diciendo Padre, Hijo, Espíritu y un solo Dios, lo cual hoy ciertamente ya no es posible ni lícito, entonces el riesgo es inevitable. “(3) Este texto es pura palabrería , y da una prueba suficiente a la acusación de Guimaraes sobre Rahner: “Él normalmente utiliza un lenguaje difícil lleno de muchos neologismos extraídos de la filosofía existencialista, con el fin de expresar un pensamiento  que no siempre está claro.” (4) Frecuentemente, durante la lectura de uno u otro de los volúmenes de Guimarães de la colección de Elí, Elí, Lamma Sabacthani ,  nos dice que los textos de Rahner se presentan tan desconcertantes y confusos (como se ejemplifica en la cita anterior), me hallo haciéndome esta amarga pregunta: “¿ Pero de qué está está hablando éste clérigo hereje? ” Lo dicho anteriormente es un ejemplo. Es tan absolutamente oscuro que  es todo lo contrario de la descripción que hace el P. Fillion, al principio de este artículo, acerca del lenguaje d Nuestro Señor. Hay una página en  una de las  llamadas novelas “futuristas”  que siempre me viene a la  memoria. El libro es la novela de Orwell  “1984 “, y el pasaje indeleble en mi mente, tiene que ver con el tema del discurso incomprensible, enredado  del poder. Una comparación del siguiente pasaje de 1984 . con la cita anterior del P. Rahner revela las similitudes. El protagonista Winston Smith se encuentra en la cantina,  escuchando el discurso absurdo de un hombre situado en la mesa contigua  a él:

Gracias al ángulo  en que estaba sentado, sus gafas reflejaban la luz que  las hacía parecer a Winston

La algarabía orwelliana no es muy diferente del lenguaje de la de los teólogos conciliares

como dos discos  blancos en vez de ojos. Lo que era algo horrible era la secuencia de sonidos que salían de su boca, en los que  era casi imposible distinguir una sola palabra Sólo una vez Winston cogió una frase -. `completar la eliminación definitiva de Goldsteinism” – dijo muy rápidamente y, al parecer, de una sola tacada, como una línea de conversión de tipo sólido. Pero  el resto era justo. un ruido, un cuac-cuac-graznando … “Mientras miraba el rostro sin ojos con la mandíbula moviéndose rápidamente hacia arriba y abajo, Winston tenía una curiosa sensación de que esto no era un ser humano real, sino una especie de maniquí. No era el cerebro del hombre el que se expresaba;. era la laringe “(5) Las pláticas anteriores de Rahner no se diferencia de las sentencias generadas por la laringe del personaje de Orwell, y tienen sus terribles consecuencias  en la formación de la Iglesia post-conciliar Este efecto se confirma por lo escrito en  los títulos de la colección de Guimarães , El deseo de destruir (la Iglesia) y el deseo de dañar (la Iglesia). Estos son, de hecho, los objetivos del golpe de Estado que comandó el Concilio Vaticano II. En verdad, los progresistas han tenido un enorme éxito en su objetivo, porque el poder de la Iglesia Conciliar ha promulgado la peor herejía en la historia de la Iglesia, un cambio en la noción misma de Dios. Para citar el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira en su obra Revolución y Contra-Revolución “, igual que los cataclismos , las pasiones malvadas tienen un inmenso poder, pero este poder es para destruir. “(6) En verdad la Iglesia Conciliar ha infligido a los católicos una revolución que ha establecido la dictadura de la destrucción. La única esperanza está en la Contra-Revolución para destruir la Revolución en la Iglesia. Como señala el Prof. Plinio, esto se debe a que “el punto más sensible y decisivo de verdad en la lucha entre la Revolución y la Contra-Revolución se ha desplazado de la sociedad temporal a la espiritual. Este centro ha llegado a ser la Santa Iglesia. Dentro de su estructura, por un lado están los progresistas y por el otro los cripto-comunistas y pro comunistas. Estas dos facciones opuestas se enfrentan entre sí. “(7) Las almas a quienes se ha desgarrado sus mentes, situándolas en el campo progresista del Concilio Vaticano II, deben contarse por millones. Vamos a redoblar nuestras oraciones para que el Reinado de Nuestra Señora venga pronto, y que nuestros hermanos católicos,  aprendan desde ahora el lenguaje de ” Sí, Sí, No, No “” (Mt 5:37).

1. George Weigel, “El siglo después de Rahner,” católica Culture.org
2. Desde el capítulo II del Tomo VII Atila Guimaraes, Destructio Dei , que se estrenará este verano.
3. Animus injuriandi – II “, volumen III de la colección de Elí, Elí, lamma sabachtani? por Atila Sinke Guimaraes, de la Tradición en Acción, 2011, p . 152-153.
http://www.traditioninaction.org/tiabk028_AI2.htm
4. Introducción de Atila S. Guimarães A en la teología de Karl Rahner, SJ por Robert C. McCarthy, empresas Carthay, 2001, pp x, xi.
5 . George Orwell (cuyo verdadero nombre es Eric Blair), ” 1984 “, un clásico de Signet, 1950, p. 48.
6. Revolución y Contra-Revolución, New Rochelle, la Fundación para una civilización cristiana, 1980, p. 45. 7. Ibid., 152-153

Publicado 16 de mayo 2012


burbtn.gif - 43 BytesTemas relacionados de interésburbtn.gif - 43 Bytes  

 Las contradicciones deliberadas en el Concilio Vaticano II 

burbtn.gif - 43 Bytes   Ambigüedad mortal 

burbtn.gif - 43 Bytes   ¿Está  el Concilio bajo sospecha de herejía? 

burbtn.gif - 43 Bytes   El motor y la estrategia de la destrucción 

burbtn.gif - 43 Bytes   Tácticas insidiosas de Cambio

burbtn.gif - 43 Bytes