ALL POSTS

LUTERANOS


Los Luteranos reclaman ser los hijos espirituales de Lutero. Se supone que veneran sus escritos y que lo tienen en gran estima. Y por supuesto profesan sus herejías, haciéndose paladines y propagadores de ellas. ¿Pero cómo era Lutero?  ¿hay algunas cosas poco conocidas de lo que dijo y escribió? Este artículo responde a  estas preguntas. Pero nos preguntamos si puede alguien ensalzar su personalidad y elogiar sus escritos sin hacerse en alguna manera solidario de todos ellos.

Fuente: TIA
Traducción  y citas añadidas de Denuncia profética

LAS BLASFEMIAS DE LUTERO

Los protestantes dicen: “Lutero fue un instrumento de Dios para corregir a la Iglesia”. Les invito a ver si un hombre que escribió estas blasfemias puede ser utilizado por Dios para algo bueno.
¿Quién fue Martín Lutero? Él fue el fundador de una religión sin sacramentos y sin jerarquía eclesiástica, un hombre que despreciaba el valor de las obras piadosas y las obras de penitencia para nuestra salvación. Era un monje apóstata que hizo declaraciones heréticas sobre la doctrina católica,  que veremos a continuación
Sobre de Dios y Jesucristo
De acuerdo con la “Table Talk” [Tischreden], las notas de sus admiradores, publicadas en forma de libro, Lutero dijo lo siguente acerca de nuestro Señor Jesucristo.
→ “Cristo cometió adulterio en primer lugar con la mujer del pozo de Jacob, de quien San Juan escribió: ‘¿No murmuraban todos a su alrededor? ¿Qué estuvo haciendo con ella?’ Después de eso, con María Magdalena, y luego con la mujer sorprendida en adulterio a quien Él despidió tan a la ligera. Por lo tanto, incluso Cristo, que era tan justo, tenía que ser culpable de fornicación antes de morir[1].
→ “¿No crees que el borracho de Cristo, después de haber bebido demasiado en la última Cena, desconcertó a sus discípulos con su plática vacía?”[2].
→ “Deus est stultissimus [Dios es muy estúpido]”[3].
→ “Ciertamente, Dios es grande y todopoderoso, bueno y misericordioso y todo lo que uno puede imaginar en este sentido, pero Él es un estúpido”[4].
→ “Dios siempre actúa como un loco”[5].
En un cuaderno de escritos personales de Lutero, recientemente descubierto y estudiado por el Padre Theobald Beer, que publicó un libro sobre el tema, el heresiarca afirmó que Cristo es al mismo tiempo Dios y Satanás, el bien y el mal.
Lutero profesaba un dualismo gnóstico y herético. Los protestantes hacen caso omiso de estos escritos de Lutero, y los pocos predicadores que los conocen, los ocultan.
Lutero culpaba a Dios por todos los crímenes de la historia y afirmó que Judas no tuvo otra opción que traicionar a Cristo, tal como lo hizo Adán. Porque Dios ya había determinado que serían pecadores.
Sobre la misa
En unas notas “olvidadas” sobre la misa, Lutero escribió:
→ “¡Cuando la misa sea puesta patas para arriba, habremos puesto patas para arriba al papado! Porque es sobre la misa, como una roca, que el papado se sostiene completamente, con sus monasterios, obispados, colegios, altares, los ministerios y doctrina… Todo esto se va a derrumbar cuando se derrumbe esta sacrílega y abominable misa[6].
→ Sobre el ofertorio, él escribió: “Luego sigue esa abominación que se  llama ofertorio, donde todo en él expresa oblación[7].
→ Sobre el canon de la misa: “Esta abominable Canon es una colección de confusas lagunas; … hace que la Misa sea un sacrificio; se agregan los ofertorios. La misa no es un sacrificio o la acción de quien se sacrifica. Lo vemos como un sacramento o un testamento. Llamémoslo una bendición, la eucaristía, la mesa del Señor o el memorial del Señor[8].
→ Sobre la táctica de instalar la misa protestante: “Para lograr nuestro objetivo de forma segura y exitosa, debemos mantener algunas de las ceremonias dela misa antigua, para que sea aceptada por los débiles, que se podrían escandalizar con cambios demasiado apresurados[9].
Sobre el sacerdocio
→ “¡Qué locura querer monopolizarlo [el sacerdocio] para unos pocos![10]. Para Lutero el sacerdocio era compartido por todos los fieles.
→ Sobre su propia conducta: “Desde la mañana hasta la tarde no hago nada y estoy borracho. Me preguntas por qué bebo tanto, por qué hablo tan locuazmente y

En 2011, Benedicto XVI fue a Erfrut para rendir homenaje a Lutero ( aquí y aquí )

por qué como tan a menudo. Se trata de engañar al diablo que viene aatormentarme. … Es comiendo, bebiendo yriendo de esta manera, y luego algo más, e incluso cometiendo algún pecado, que desafío y desprecio a Satanás, tratando de remplazar los pensamientos del diablo sugeridos con otros, como por ejemplo, pensando con desear una bella chica o una borrachera. De lo contrario, yo estaría demasiado furioso[11].

→ “Tuve hasta tres esposas al mismo tiempo”. Dos meses después que él dijo eso, se casó con una cuarta, una monja[12].
Sobre la Iglesia

En 2011, Benedicto XVI fue a Erfrut para rendir homenaje a Lutero ( aquí y aquí )

→ “Si condenamos a los ladrones a la horca, al patíbulo, y a los herejes a la hoguera, ¿por qué no podemos usar todas nuestras armas en contra de esos doctores de perdición, esos cardenales,esos Papas, toda la secuela de la Sodoma romana, para que no puedan dañar a la Iglesia de Dios? ¿Por qué no nos lavamos las manos en sangre?”[13].

Añadidos al artículo de TIA por “Denuncia Profética”

Se podría escribir todo un libro sobre los escándalos y blasfemias del “reformista” Martín Lutero. Pero más escandaloso aún, es que Benedicto XVI diga que el protestantismo no es herejía y que haya prestado homenaje a Lutero y rezado junto con los luteranos (como lo muestran las fotos), por ejemplo cuando en 2011 fue a Erfrut. Una prueba más de que él no es Papa porque es un hereje y un apostata.

San Roberto Belarmino, cardenal y Doctor de la Iglesia, De Romano Pontifice, II, 30: Un Papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser Papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser un cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”.
San Roberto BellarminoDe Romano Pontifice, II, 30: “Este principio es de lo más cierto. El que no es cristiano no puede de ninguna manera ser Papa, como Cayetano lo dijo (ib. c. 26). La razón por esto es que no puede ser cabeza de lo que no es miembro; ahora quien no es cristiano no es miembro de la Iglesia, y quien se manifieste hereje no es un cristiano, como claramente se enseña por San Cipriano (lib. 4, epíst. 2), San Atanasio (Cont. arria.), San Agustín (lib. De great. Christ.), San Jerónimo (contra Lucifer), entre otros; por lo tanto, el hereje manifiesto no puede ser Papa”.
San Francisco de Sales (siglo XVII), Doctor de la Iglesia, La Controversia Católicaedición inglesa, pp. 305-306: Ahora, cuando él [el Papa] es explícitamente hereje, cae ipso facto de su dignidad y fuera de la Iglesia (…)
Papa Pío XII, encíclica  Mystici Corporis Christi, # 23, 29 de junio de 1943: “Puesto que no todos los pecados, aunque graves, separan por su misma naturaleza al hombre del cuerpo de la Iglesia, como lo hacen el cisma, la herejía o la apostasía”.
Papa León XIII, encíclica Satis cognitum, # 9, 29 de junio de 1896: “Tal ha sido constantemente la costumbre de la Iglesia, apoyada por el juicio unánime de los Santos Padres, que siempre han mirado como excluido de la comunión católica y fuera de la iglesia a cualquiera que se separe en lo más mínimo de la doctrina enseñada por el magisterio auténtico”.
Papa León XIII, encíclica Satis cognitum, #15, 29 de junio de 1896: “Nadie, pues, puede tener parte en la autoridad si no está unido a Pedro, pues sería absurdo pretender que un hombre excluido de la Iglesia tuviese autoridad en la Iglesia”.
Papa Inocencio IIIEius ejemplo, 18 de diciembre de 1208: De corazón creemos y con la boca confesamos una sola Iglesia, no de herejes, sino la Santa, Romana, Católica y Apostólica, fuera de la cual creemos que nadie se salva”.

[1] Lutero, Tischredden, Conversas à mesa, Edição de Weimar, n 1472, vol. 2, p. 107, apud Funck Brentano, Martinho Lutero, Rio de Janeiro: Ed. Vecchi, 1956, p. 15.
[2] Apud ibid, p. 135.
[3] Lutero, conversas à mesa, n. 963, vol. 1, p. 487, apud F. Brentano, ibid. p. 147.
[4] Ibid., apud ibid.
[5] Apud ibid., p. 111.
[6] Pere Barriele, Avant de Mourirapud, Lex Orandi: “La Nouvelle Messe et la Foi,” Daniel Raffard de Brienne, 1983.
[7] Henri Chartier, La Messe Ancienne et la Nouvelle, 1973, apud, Lex Orandi, ibid.
[8] Luther, Sermon of the 1er dimanche de l”Avent, apud Lex Orandi, ibid.
[9] Jacques Maritain, Trois Réformateurs, apud Lex Orandi, ibid.
[10] Leon Cristiani, Du Lutheranisme au Proteatantism, 1900, apud, Lex Orandi, ibid.
[11] Marie Carré, J’ai Choisi l’Unité, DPF, 1973, apud Lex Orandi, ibid.
[12] Guy Le Rumeur, La Révolte des Hommes et l’Heure de Marie, 1981, apud Lex Orandi, ibid.
[13] Hartmann Guisar, Martin Luther, La Vie er son Oeuvre, Paris: Lethielleux, 1931.

Temas relacionados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s