ALL POSTS

SURFISMO CONCILIAR


La proyección del Concilio Vaticano II en la vida religiosa fue más profunda de lo que quizás algunos pudieran pensar. Si llegó hasta la vida contemplativa, como vimos en el anterior post Vida religiosa adulterada en el que nos enteramos del “cambio interior” de las religiosas carmelitas del Monte Carmelo, pese a que conservaron su carácter exterior  tradicional, la influencia es todavía más palpable en los cambios habidos en religiosas y frailes de vida activa, que no sólamente han cambiado su mundo interior en su empeño de adaptación al mundo como lo pide el Concilio, sino que también sus costumbres y apostolado, se han visto alterados en profundidad.

He aquí este reportaje fotográfico que describe la adaptación al mundo  en el campo del surfismo. Monjas apasionadas de este deporte , los festivales que organizan, en fin fotos que demuestran las buenas relaciones de la iglesia posconciliar con este particular dominio deportivo.

Desde luego ejemplos notables no han faltado en la “cabeza” de la Iglesia que incluso recientemente han subrayado que el “deporte puede cambiar el mundo”

El reportaje es un intento de distensión después de algunas entradas recientes con excesiva gravedad. Pero la sorpresa y el humor que nos proporcionan estas fotos, puede dejar paso a a la tristeza e incluso a la indignación en aquellos que amamos la Iglesia y vemos el aspecto  ridículo que ofrece, a veces, al mundo de hoy.

Fotografías y comentario de TIA

01 monjas Beach

Las monjas de surf de Nueva Jersey

Arriba se ve el triste ejemplo de una esposa de Cristo, que  debiera hacer reparación por las ofensas del mundo contra Él y su Santísima Madre, pero que intenta ser aceptada por el mundo.  La Hermana  James Dolores, a sus 74 años, y por lo tanto no lejos de scomparecer al Juicio Particular de su alma, se empeña en fingir que es capaz de “surfear“.
 Es un ejemplo de lo poderoso que es el respeto humano en la iglesia conciliar. De hecho, el fenómeno de la adaptación al mundo, ordenada por el Concilio Vaticano II, podría definirse como un gigantesco movimiento de respeto humano. Sor Dolores no está sola. Todos los miembros de las Siervas del Inmaculado Corazón de María en Nueva Jersey , congregación a la que pertenece, adoptan un enfoque similar respecto del surf. En  Vila María, su casa religiosa en Stone Harbor, las monjas promueven festivales periódicos de surf.

 En el  anuncio en Internet, abajo en primera fila, se invita a todos los surfistas de la zona y a los residentes a venir a la playa de las monjas. También tienen un pequeño negocio rifando una tabla de surf con una “monja pintada ” para los adeptos de este deporte,  en la segunda y tercera filas . Aunque el anuncio de la primera fila  se ve a una monja surfista, en realidad no es una foto real de monja navegando. Tal vez, en un futuro no muy lejano, veremos realmente navegar en surf a las monjas, algo que hoy en día sólo los enemigos de la Iglesia hacen cuando ridiculizan la religión en sus fiestas paganas de Halloween, tal como vemos en la burla de la foto de la última fila .

Monjas de surf

Fotos de la Internet

Publicado 10 de junio 2012