ALL POSTS

CONTRA FORTEA



Libero al comentario de Sofronio, nuestro querido comentarista, porque creo que lo merece, por los argumentos, razones y citas documentadas, que aporta. Creo que el tema no es menor. Se trata de defender la Fe católica, de los dicterios que vienen, no tanto de incrédulos o herejes oficiales, sino de los que presumen de catolicos, por el mero titulo de abrazar a supuestas autoridades oficiales, que se reclaman apostólicas y en realidad han traicionado el “Deposito de la Fe” transmitido desde Pedro y los Apóstoles de Nuestro Señor. Mire Fortea si puede decir con el primer papa lo siguiente, o si prefiere oir desde  su interior su propia ” ‘voz divina’ que le dice los budistas y musulmanes os precederán en el reino de los cielos”:

“Al día siguiente, se reunieron en Jerusalén los jefes de los judíos, los ancianos y los escribas, Hicieron comparecer a los Apóstoles y los interrogaron: «¿Con qué poder o en nombre de quién habéis hecho esto?».

Pedro, lleno del Espíritu Santo, dijo: «Jefes del pueblo y ancianos, ya que hoy se nos pide cuenta del bien que hicimos a un enfermo y de cómo fue curado, sabed y sepa todo el pueblo de Israel: este hombre está aquí sano delante de vosotros por el nombre de nuestro Señor Jesucristo de Nazaret, al que vosotros crucificastéis y Dios resucitó de entre los muertos.

El es la piedra que vosotros los constructores, habéis rechazado, y ha llegado a ser la piedra angular.

Porque NO EXISTE BAJO EL CIELO OTRO NOMBRE DADO A LOS HOMBRES POR EL CUAL PODEMOS ALCANZAR LA SALVACIÓN” (Hechos 4 ,8 ss)

Ellos imparten patentes de ortodoxia. Y fulminan ukases de cisma y herejía. Nos llaman cismáticos y auguran obscuros augurios de eterna condenación, sin darse cuenta que tienen la viga en sus propios ojos. Se repite la historia. Contra ellos clamó San Atanasio

Ellos tienen los Templos. Nosotros la Fe católica.

“Ellos PRETENDEN representar a LA IGLESIA pero en realidad, ellos mismos se han salido de ella y se pierden. Aunque los CATÓLICOS fieles a la TRADICIÓN se reduzcan a un puñado ellos son la VERDADERA Iglesia de Jesucristo…” – (SAN ATANASIO)

 Homilía  de San Atanasio contra los que consideran al número como prueba de la verdad o que no juzgan de la verdad sino por el número

De Dios debemos esperar la fuerza y las luces necesarias para combatir la mentira y el error y a Él recurriremos para obtenerlas. Él es el Dios de la Verdad, Él nos ha sacado del seno del error y de la ilusión, Él nos dice en el fondo del corazón: “Yo soy la Verdad“, Él sostiene nuestra esperanza y anima nuestro celo, cuando nos dice: “Tened confianza, Yo he vencido al mundo“.

Este se  aplica a  Fortea. Como ciego que guía a ciegos se permite lanzar excomuniones y hablar de la vuelta del hijo pródigo, de la busca de la oveja perdida. Pero no advierte que él  ha caído en la fosa de la falsa doctrina, la interpretación según el propio gusto de la doctrina , el Magisterio y la Santa Escritura, de los devaneos modernistas tan denunciados por los papas, del amor apasionado del mundo que proclama su mentor, mundo enemigo de Nuestro Señor.


He aquí el comentario de Sofronio que subimos a la secuencia de las entradas del blog. (Resaltados propios)

1.- Su blog es bien acogido, se aloja en un conocido y visitado medio modernista y ‘progresaurio’: a un contenido corrompido conviene un continente indigno.
2.- Los escritos citados de este autodicente demonólogo, sugieren no sólo el odium teologicum a la doctrina tradicional, sino sobretodo, la ausencia de fe católica a secas, la increencia en el dogma fundamental.
3.- Los escritos citados de Fortea están muy cerca de algunas creencias de esa macedonia de herejías denominadas ‘new age
4.- En denominado magisterio victorioso en el CVII y el ‘postconciliar’ aplicación de sus constituciones y decretos ha podrido casi todas las mentes, como bien se demuestra en los exabruptos de Fortea ( no le llamo padre, porque ni conviene a este sujeto, ni lo merece)
5.- Contra Fortea, Müller y demás herejes públicos está el Espíritu Santo que por boca de San Pablo, por ejemplo, dice: “Si llegara a suceder, que nosotros mismos o un ángel venido del cielo os enseñara otra cosa distinta de lo que yo os he enseñado, que sea anatema” (Gál. 1, 8) .
6.- Estos pensamiento, hoy dominantes, junto a otros heterodoxos, constituyen el caldo de cultivo del cual surgirá el pseudoprofeta que llevará a adorar al Otro.
7.- Estos indignos sacerdotes han pervertido la fe: ya nadie sabe nada de la necesidad de la gracia, de la Trinidad y la inhabitación en el alma justificada; confunden la caridad con una O.N.G revelando que jamás han entendido a San Pablo o peor, que odian su teología. En estas teorías se dan la fusión de todas las herejías formando un horrible monstruo. Por eso se ven juntos en los mismos sitios web, el más craso pelagianismo, con explicaciones esotéricas como la presente [en el anterior post], o lo más abyecto de Nestorio, prefigurado en Sabelio, por ejemplo. Tienen en común sólo una cosa: ser Anti Cristos, a los cuales no nos debemos juntar, como nos dice el mismo Cristo por boca de su amado Apóstol. [ también Hominem Hereticum evita de San Pablo]
8.-’Ninguna autoridad, ni siquiera la más elevada en la Jerarquía, puede constreñirnos a abandonar o disminuir nuestra fe católica claramente expresada y profesada por el magisterio de la Iglesia desde hace (más) de diecinueve siglos”, dijo ese arzobispo objeto del odio de Fortea.
9.- Algunos esperan que la Roma modernista se convertirá. Puede, no lo sé. Otros, sin embargo, esperan una intervención divina que nombre directamente un Papa católico y así acabe la crisis. Puede, no lo sé.
10.- Más me parece que estamos al final de los tiempos y que la apostasía de Fortea, Müller…está anunciada no sólo por profecías reconocidas como la de La Salette ( ‘Al final Roma perderá la fe’) o por no reconocidas, como la de Garabandal (‘ Cardenales, Obispos y sacerdotes van, muchos, por el camino de la perdición y con ellos llevan a muchas mas almas…’), sino por el mimo Cristo: ‘Cuando vuelva el Hijo del Hombre ¿hallará fe sobre la tierra?’ . O también aquel versículo de San Mateo (24,15): “Cuando veáis puesta en el lugar santo la Abominación de la Desolación, la anunciada por el profeta Daniel (el que lea entienda)”. O el paralelo de San Marcos: “Cuando veáis la Abominación desoladora, puesta donde no debiera estar (el que lea entienda)” (13,14).

Otros santos abundan en ello: cita de San Alfonso María de Ligorio, cuyo tenor es: “Satanás suprimirá el Sacrificio de la Misa, y eso se llevará a cabo a causa de la falta de fe de los hombres” (“Zerstörung der Hl. Messe in N. O. M.”, de Visser, Einsicht, febrero 1985. Revista EINSICHT).

Y también un testimonio, citado por el abate Zins, de San Jerónimo: “El Anticristo abolirá el ejercicio público del único verdadero Sacrificio del altar(V. S. Jer. “in Danielem 12,11. SUB TUUM PRAESIDIUM, n° 3, 2° Trim. 1986, p. 34).

Igualmente el Comentario “In Danielem” de Teodoreto de Ciro, está este elocuente e inequívoco testimonio de la Tradición: “Abominationem autem desolationis vocat Antichristum, mutationem continuitatis ecclesiastici cultus, ordinem ab illius infamia et rabie dissipatum et ABOLITUM.” (Theodoretus de Cyro, “In Danielem”, Oratio X, circa finem.) “Llama Abominación de la Desolación al Anticristo, al cambio o alteración de la continuidad del culto eclesiástico, y al orden interrumpido y ABOLIDO por su perversidad y furor”

En fin, al verdadero Sacrificio del Altar le denuesta Fortea al insultar a los que lo celebran llamándolos ‘rubricistas’ etc. Qué lejos mal deja este hereje a aquellos 6.000 sacerdotes españoles —un 25 % aproximadamente de los sacerdotes de entonces— de la Hermandad Sacerdotal Española de San Antonio María Claret, que en carta, dirigida a BUGNINI, se negaban a celebrar según el nuevo rito del N. O. M., con estas palabras: “Nosotros sacerdotes católicos no podemos celebrar una misa, de la cual M. Thurian de Taizé ha declarado que podía celebrarla sin dejar de ser protestante.
LA HEREJÍA NO PUEDE SER JAMAS MATERIA DE OBEDIENCIA

Es la jugada maestra de Satanás, que no realiza por sí, directamente, como creía San Alfonso María de Ligorio, ni tampoco por el Anticristo, como pensaba San Jerónimo. Satanás se valió para ello de la segunda Bestia, la ‘iglesia modernista’, que con aspecto de cordero habla el lenguaje del Dragón (Ap. c. 13).:

Las Bestias que surgen de la tierra y el mar. El Anticristo predicando a una humanidad complaciente y victoreante

Hay que adoptar la actitud de la vírgenes prudentes porque se se oye vocear: ¡Ya está aquí el esposo!; que los herejes vayan a comprar aceite, si así lo desean

Añado, como editor de este blog, el comentario que pone a este mismo post el mismo Sofronio cuyo comentario al anterior post ocupa el espacio de este post. Este es su añadido:

 

Además de lamentarme oteo y vivo esta esperanza contradictoria, bien la que Thomas Mann describe en su Elegido, “mientras el mundo se lanza a la barbarie, él se refugia con espíritu de penitencia y religión en la humana soledad de un inalcanzable escondite; allí se hace montaraz, diminuto, se nutre de hierba y de tierra, se convierte en una heredad orgánica donde habita el hombre, pero en la que el hombre resulta irreconocible. Sin embargo, en un momento decisivo para la Cristiandad, la Providencia (divina) encuentra al pequeño monstruo semihumano y los legado romanos lo traen a Roma, lo alzan a la cumbre pontifical, y lo consagran a la renovación de la Iglesia y a la salvación del género humano.

O bien esta otra, no sé a ciencia cierta si incompatible con la anterior, aunque lo parece, que tomamos de Romano Amerio y concordante con aquel dicho de Pablo VI (aveces los modernistas tienen destellos luminosos ¿será resultado del grito de sus conciencias?): “La Iglesia será un puñado de vencidos”: “ A la engañosa expansión de una Iglesia diluida en el mundo [la iglesia oficial conciliar] corresponde una progresiva contracción y disminución en un pequeño número de hombres, una minoría en apariencia insignificante y moribunda, pero que contiene la concentración de los elegidos, el testimonio indefectible de la fe [La Iglesia].

Más me inclino por la segunda opción: la de la Iglesia militante,esa ‘minoría insignificante y moribunda’ que clama ¡Ven Señor Jesús ! junto a las almas de los degollados que al unisono grita en el cielo: “Hasta cuándo Dueño santo y veraz vas a estar sin hacer justicia y vengarte de los habitantes de la tierra por haber derramado nuestra sangre” (Ap 6, 10) ..”Entonces recibieron cada uno un vestido blanco y se les dijo que esperasen todavía un poco [ el adverbio no sería necesario si aún faltara mucho tiempo, por lo que hace descargar en él un énfasis] hasta que se completase el número de los consiervos y hermanos que iban a ser asesinados como ellos (Ap 6, 11)

Si aún no ha aparecido el Falso Profeta definitivo, poco debe faltar, porque pequeños falsos profetas con doctrinas contrarias a lo que salió de los sagrados labios de Cristo y los apóstoles transmitieron, hay muchedumbre que al mirar sus cuernos parecen de cordero, pero hablan como serpientes e incluso se les ha concedido el poder de hablar y hacer que sean exterminados cuantos no adoran la imagen de la Bestia : sincretismo religioso, irenismo ecuménico, negación de los dogmas fundamentales, antropocentrismo teólogico, libertad para profesar y enseñar a otros el error, validez de la antigua Ley para la salvación de los judíos después de la venida de Cristo, negación de la existencia del infierno, inutilidad del dogma trinitario, pelagianismo burdo que hace inservible cualquier tratado sobre la gracia.

Entre estos falsos profetas, qué duda cabe, están el Sr. Fortea y Müller, más no son los únicos. No parece ni que sean, y aún peor, ni que quieran pertenecer a la ‘minoría en apariencia insignificante’ y moribunda que, en un momento de lucidez, quiso Pablo VI distinguir como nota de los elegidos.

Menos aún me imagino que deseen pertenecer a ese resto que ‘se refugia con espíritu de penitencia y religión en la humana soledad de un inalcanzable escondite; allí se hace montaraz, diminuto, se nutre de hierba y de tierra, se convierte en una heredad orgánica donde habita el hombre, pero en la que el hombre resulta irreconocible’, que escribiera T. Mann.

Por cierto, he tenido el privilegio de conocer estos días a un seminarista ‘lefe’ y no sólo yo, sino todo un pueblo enclavado en las montañas cántabras. Aunque las comparaciones son odiosas, es tan evidente la distancia casi infinita entre el pudor en el uso de la palabra y los gestos, los signos de santidad, la ortodoxia doctrinal, la cultura teológica de este seminarista de 21 años que habla a la perfección cuatro idiomas y el bocazas de Fortea, que no puedo menos que expresarla para que quien lea esto no vaya detrás de los que hablan como serpientes aunque tengan cuernos de cordero.

Los niños son los que mejor aprecian la verdad y los signos de santidad; por esa razón los padres no practicantes traían a sus niños para que el seminarista ‘lefe’ los enseñara la doctrina católica; sucedía esto porque los padres no tenían miedo de Jesús que vivía, con meridiana evidencia, en el seminarista. Este seminarista ‘lefe’ era de otra ‘pasta’ distinta a la que tantos sacerdotes modernistas traidores a Cristo poseen y que, desgraciadamente, nos escandalizan día sí y día también, con generalísimos escándalos sexuales. Traidores a Cristo que, al parecer, Müller protegió:

“El Obispo de Ratisbona, Gerhard Ludwig Müller, se ve ahora bajo la presión de tener que investigar todos los posibles casos de abusos sexuales contra menores. Se le acusa incluso de la ocultación alevosa de otro caso de abusos contra menores: En 2008 fue condenado un sacerdote de Riekofen, en el Distrito Rural de Regensburgo, de nombre Peter K., al que se acusaba de delitos de abusos deshonestos contra dos chicos.

Sin embargo, el Obispado volvió a emplearle en Riekhofen, donde abusaba de un ministrante de diez años de edad El juez de la sala que condenó a Peter K. criticó duramente al obispo Müller: Pusieron al sacerdote pedófilo en una situación d etentación. “Eso es como si se empleara a un condenado por malversación en un banco”, dijo el juez entonces.” (fuente:http://www.occidentealaderiva.com/2010/03/la-deriva-pederasta-de-la-curia-alemana.html)

 

Rechazar | Responder | Edición rápida | Editar | Historial | Spam | Enviar a la Papelera

4 replies »

  1. Además de lamentarme oteo y vivo esta esperanza contradictoria, bien la que Thomas Mann describe en su Elegido, “mientras el mundo se lanza a la barbarie, él se refugia con espíritu de penitencia y religión en la humana soledad de un inalcanzable escondite; allí se hace montaraz, diminuto, se nutre de hierba y de tierra, se convierte en una heredad orgánica donde habita el hombre, pero en la que el hombre resulta irreconocible. Sin embargo, en un momento decisivo para la Cristiandad, la Providencia (divina) encuentra al pequeño monstruo semihumano y los legado romanos lo traen a Roma, lo alzan a la cumbre pontifical, y lo consagran a la renovación de la Iglesia y a la salvación del género humano.

    O bien esta otra, no sé a ciencia cierta si incompatible con la anterior, aunque lo parece, que tomamos de Romano Amerio y concordante con aquel dicho de Pablo VI (aveces los modernistas tienen destellos luminosos ¿será resultado del grito de sus conciencias?): “La Iglesia será un puñado de vencidos”: “ A la engañosa expansión de una Iglesia diluida en el mundo [la iglesia oficial conciliar] corresponde una progresiva contracción y disminución en un pequeño número de hombres, una minoría en apariencia insignificante y moribunda, pero que contiene la concentración de los elegidos, el testimonio indefectible de la fe [La Iglesia].

    Más me inclino por la segunda opción: la de la Iglesia militante,esa ‘minoría insignificante y moribunda’ que clama ¡Ven Señor Jesús ! junto a las almas de los degollados que al unisono grita en el cielo: “Hasta cuándo Dueño santo y veraz vas a estar sin hacer justicia y vengarte de los habitantes de la tierra por haber derramado nuestra sangre” (Ap 6, 10) ..”Entonces recibieron cada uno un vestido blanco y se les dijo que esperasen todavía un poco [ el adverbio no sería necesario si aún faltara mucho tiempo, por lo que hace descargar en él un énfasis] hasta que se completase el número de los consiervos y hermanos que iban a ser asesinados como ellos (Ap 6, 11)

    Si aún no ha aparecido el Falso Profeta definitivo, poco debe faltar, porque pequeños falsos profetas con doctrinas contrarias a lo que salió de los sagrados labios de Cristo y los apóstoles transmitieron, hay muchedumbre que al mirar sus cuernos parecen de cordero, pero hablan como serpientes e incluso se les ha concedido el poder de hablar y hacer que sean exterminados cuantos no adoran la imagen de la Bestia : sincretismo religioso, irenismo ecuménico, negación de los dogmas fundamentales, antropocentrismo teólogico, libertad para profesar y enseñar a otros el error, validez de la antigua Ley para la salvación de los judíos después de la venida de Cristo, negación de la existencia del infierno, inutilidad del dogma trinitario, pelagianismo burdo que hace inservible cualquier tratado sobre la gracia.

    Entre estos falsos profetas, qué duda cabe, están el Sr. Fortea y Müller, más no son los únicos. No parece ni que sean, y aún peor, ni que quieran pertenecer a la ‘minoría en apariencia insignificante’ y moribunda que, en un momento de lucidez, quiso Pablo VI distinguir como nota de los elegidos.

    Menos aún me imagino que deseen pertenecer a ese resto que ‘se refugia con espíritu de penitencia y religión en la humana soledad de un inalcanzable escondite; allí se hace montaraz, diminuto, se nutre de hierba y de tierra, se convierte en una heredad orgánica donde habita el hombre, pero en la que el hombre resulta irreconocible’, que escribiera T. Mann.

    Por cierto, he tenido el privilegio de conocer estos días a un seminarista ‘lefe’ y no sólo yo, sino todo un pueblo enclavado en las montañas cántabras. Aunque las comparaciones son odiosas, es tan evidente la distancia casi infinita entre el pudor en el uso de la palabra y los gestos, los signos de santidad, la ortodoxia doctrinal, la cultura teológica de este seminarista de 21 años que habla a la perfección cuatro idiomas y el bocazas de Fortea, que no puedo menos que expresarla para que quien lea esto no vaya detrás de los que hablan como serpientes aunque tengan cuernos de cordero.

    Los niños son los que mejor aprecian la verdad y los signos de santidad; por esa razón los padres no practicantes traían a sus niños para que el seminarista ‘lefe’ los enseñara la doctrina católica; sucedía esto porque los padres no tenían miedo de Jesús que vivía, con meridiana evidencia, en el seminarista. Este seminarista ‘lefe’ era de otra ‘pasta’ distinta a la que tantos sacerdotes modernistas traidores a Cristo poseen y que, desgraciadamente, nos escandalizan día sí y día también, con generalísimos escándalos sexuales. Traidores a Cristo que, al parecer, Müller protegió:

    “El Obispo de Ratisbona, Gerhard Ludwig Müller, se ve ahora bajo la presión de tener que investigar todos los posibles casos de abusos sexuales contra menores. Se le acusa incluso de la ocultación alevosa de otro caso de abusos contra menores: En 2008 fue condenado un sacerdote de Riekofen, en el Distrito Rural de Regensburgo, de nombre Peter K., al que se acusaba de delitos de abusos deshonestos contra dos chicos.

    Sin embargo, el Obispado volvió a emplearle en Riekhofen, donde abusaba de un ministrante de diez años de edad El juez de la sala que condenó a Peter K. criticó duramente al obispo Müller: Pusieron al sacerdote pedófilo en una situación d etentación. “Eso es como si se empleara a un condenado por malversación en un banco”, dijo el juez entonces.” (fuente: http://www.occidentealaderiva.com/2010/03/la-deriva-pederasta-de-la-curia-alemana.html)

    Me gusta

  2. Lo que son este Fortea y el otro apellidado Amorth, no son para nada “exorcistas”. Estos obviametne han sido tomados por el demonio. Nunca crei en sus dotes de “exorcistas”, pues lo que mas debe tener un exorcista es HUMILDAD. Este par, son de los mas arrogante que hay, apareciendo todos los meses en portadas de todo tipo de blogs, revistas, etc, dando declaraciones y mostrandose como si estuvieran en un concurso de popularidad. Es obvio que estos dos, no son exorcistas, y si lo han practicado, el demonio les ha ganado de entrada la partida y ya los habra poseido, por eso las declaraciones absurdas que dan. No entiendo por que los blogs que se dicen Catolicos ( i.e.: REL ) los citan como referente. La unica razon para citarlos, es como en este articulo, para mostrar su estupidez. No son exorcisttas ni pueden serlo, les falta mucho pelo para el mono. Los verdaderos exorcistas, de ellos no sabemos, de ellos nunca escuchamos, de ellos no conocemos, pues son humildes, no se dan a concer, no son figuras publicas y no estan en un concurso de publicidad.

    Me gusta

  3. Enemigos contumaces, esclavos del error, que buscan la aprobación y el aplauso de los hombres, del mundo menos el de Dios.

    Fortea y demás como dije en un post son rehenes de la maldad, por actuar en connivencia con el Príncipe de este mundo.

    Me gusta

  4. Comentarios estupidos. Si la iglesia no hubiese sido iluminada por Dios para renovarse y llegar a mas personas con sus enseñanzas del vaticano segundo los católicos serian una minoria en el mundo y no tanto esto sino que muchas personas no conocieran el evangelio. No hay que desconocer la belleza del latín pero nadie entiende nada de este idioma muerto. lo que extrañan los tradicionalistas es que la gente los venere les bese el anillo y se les arrodille,no les importa que el mensaje de la buena nueva se de a conocer a toda creatura que es el deseo del Señor. .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s