ALL POSTS

EL TESTAMENTO DE PIO XII


Así llamo al solemne párrafo extraído de una carta de Pío XII y ya aparecido en nuestro blog en Vuestra casa quedará desierta y ¿Pablo VI,beato?. Está tomado del libro de Mons.Georges RochePius XII devant l’histoire”.   La solemnidad de la escritura, su acierto, la caritativa premonición del santo y ejemplar Pontífice, nos llevan a tomarlo ya no solamente como una profecía sino como un testamento premonitorio dado a la Iglesia. Poco después de la fecha en que la carta de Pío XII fue escrita, quizás de su mano, tendría que haberse publicado el llamado Tercer Secreto de Fátima, escrito por la Hermana Dorotea Lucía de los Dolores, nacida Lucía de  Jesús  dos Santos.  Pero el escrito que yo llamo testamento, suple en parte este Secreto, que a lo que se dice el papa Pío XII, no quiso leer, y los siguientes ocupantes de la Sede de Roma, no quisieron publicar, y cuya publicación quizás hubiera ahorrado a la Iglesia muchísimos males. Después vino lo que ya conocemos, un Secreto que se distancia de lo escrito por la Hermana Lucía -tal como muchos que lo han leído nos han asegurado- y una nueva  y desenvuelta hermana Lucía que es su álibi  desdiciendo la verdadera Lucía (Véanse los post de este mismo blog, “Lucía de Coimbra” y los alojados en la categoría Fátima.
Añadimos por nuestra cuenta el relato del mismo papa Pío XII de su contemplación del milagro del Sol tal como se había visto en Fátima,  pero en 1950 ante su vista, en los jardines del Vaticano. Terminamos el post con el vídeo de La Salette que es una gran anticipación de lo que sucedería a la Iglesia tras la muerte de Pío XII

Pío XII orando poco antes de su muerte

«Siento en mi entorno a los innovadores que quieren desmantelar el Sacro Santuario, destruir la llama universal de la Iglesia, rechazar sus ornamentos, ¡Hacerla sentir remordimiento de su pasado heroico! Bien, mi querido amigo, estoy convencido que la Iglesia de Pedro tiene que hacerse cargo de su pasado, o ella cavará su propia tumba (…) Llegará un día en que el mundo civilizado renegará de su Dios, en el que la Iglesia dude como dudó Pedro. Será tentada de creer que el hombre se ha convertido en Dios, que Su Hijo es meramente un símbolo, una filosofía como tantas otras, y en las iglesias, los cristianos buscarán en vano la lámpara roja donde Dios los espera, como la pecadora que gritó ante la tumba vacía: ¿dónde lo han puesto?».

PIO XII  PROFÉTICO

¡Cuantas cosas dijo S.S. Pio XII, en un párrafo de apenas diez renglones!
a) Se sabía rodeado de modernistas.
b) Previó nitidamente que pronto llegaría el momento en que la Iglesia pediría PERDÓN a los judios, a los protestantes… al mundo entero, traicionando su legado sagrado.
c) Tenía en claro que existe la posibilidad REAL de que la misma Iglesia se AUTODESTRUYA cavando su propia fosa.
d) Ve la apostasía y también la pérdida de la Fe EN la Iglesia. e)Predice la llegada de la actual Antropolatría, hija de la “inmanencia vital” o “vitalismo cristiano”.
e) Consecuencia de lo anterior… el despojo de todo sentido SACRO y una especial referencia a la FALTA del SANTÍSIMO.
f) ¿DONDE LE HAN PUESTO? Es el reclamo, el grito de los verdaderos fieles que se sostienen SOLO por lo Fe en lo que es sin dudas un verdadero páramo religioso.
Dice Malachi Martin que antes de morir, el Papa Pio XII pidió que no fueran a ordenar cardenal a Giovanni Battista Montini. Cuando Juan XXIII fue elegido, fue de las primeras cosas que hizo.Quizá el Papa sabía perfectamente lo que le esperaba a la Iglesia bajo el mando de Paulo VI.
Es de notar que gente de Monseñor Fellay ha tratado de desacreditar al padre Malachi Martin en algunos foros “oficiales” como AngelQueen. Pero entre más lo apedrean, más me parece que lo que dijo el padre Martin es completamente cierto, en especial la entronización de Satanás en el Vaticano que narra en el libro de “El Último Papa”.

Original en  Non Possumus

A estas reflexiones del blog citado añadimos el relato al que aludíamos al principio.

Autógrafo del papa Pío XII con la narración del “milagro solar” con que fue agraciado en 1950 en los jardines del Vaticano. Traducción abajo.


Era el 30 de octubre de 1950, antevigilia del día, esperado con tantas ansias por todo el mundo católico, de la solemne definición de la Asunción al cielo de María Santísima. Hacia las 4 de la tarde, realzaba mi acostumbrado paseo por los jardines vaticanos, leyendo y estudiando, como siempre, varios documentos de despacho. Iba subiendo desde la plaza de la Virgen de Lourdes hacia la cima de la colina, por el camino a la derecha que discurre paralelo a lo largo de la muralla. De repente, habiendo alzado los ojos de los folios que tenía en la mano, fui sorprendido por un fenómeno que no había visto nunca hasta entonces. El sol, que todavía estaba bastante alto, aparecía como un globo opaco amarillento, rodeado completamente por un aro luminoso, que, sin embargo, no impedía en modo alguno mirar fijamente al sol, sin experimentar la mínima molestia. Sólo tenía delante una ligerísima nubecilla. El globo opaco se movía ligeramente hacia afuera, sea girando, sea yendo de izquierda a derecha y viceversa. Pero en el interior del globo se veían con toda claridad y sin interrupción movimientos fortísimos.
«El mismo fenómeno se repitió al día siguiente, 31 de octubre, y el 1º de noviembre, día de la definición; y, de nuevo más tarde el 8 de noviembre, octava de la misma solemnidad. Desde entonces no más. Varias veces, en los días siguientes, a la misma hora y con las mismas o similares condiciones atmosféricas, procuré mirar al sol para ver si aparecía el mismo fenómeno, pero fue en vano. No podía mirarlo ni siquiera por un instante pues la vista quedaba inmediatamente cegada.
«Durante los siguientes días di a conocer el hecho a pocos íntimos y a un pequeño grupo de cardenales (tal vez cuatro o cinco), entre los cuales estaba el cardenal Tedeschini. Cuando éste, antes de su partida para la misión de Fátima, vino a visitarme, me comunicó su propósito de hablar de ello en su homilía. Yo le respondí: “Déjalo estar, no es el caso”. Pero él insistió, defendiendo lo oportuno de semejante anuncio, y entonces le expliqué algunos detalles del acontecimiento. Ésta es, en breves y sencillos términos, la pura verdad ».

En noviembre de 2008, uno de los biógrafos contemporáneos más conocidos del venerable Pío XII, Andrea Tornielli, reveló el descubrimiento, entre los papeles privados de la familia Pacelli, de un autógrafo del Papa en el que se lee el relato de lo que vio más de una vez en aquel otoño del año jubilar de 1950. El documento es de un extraordinario valor por ser de primera mano, por su inmediatez y por su lenguaje natural (alejado del gran estilo que caracterizaba la oratoria y los escritos oficiales de Pacelli), y confirma plenamente lo que ya se sabía por vía indirecta.

Fuente: Sodalitium International Pastor Angelicus (SIPA)

Información e imágenes  tomadas de este  sitio.

A todo esto añadimos el vídeo de La Salette , aparición profética sobre lo que estaba por ocurrir en la Iglesia en los años nefastos que siguieron al pontificado de Pío XII. He aquí el vídeo que puede verse con la traducción  en Vuestra casa quedará desierta y que trasladamos debajo.

Mensaje profético de Nuestra Señora de La Salette aprobado por la Santa Iglesia Católica. Dios va a castigar de una manera sin precedente. ¡ Desgraciados los habitantes de la tierra! Muchos abandonarán la Fe, y el número de los sacerdotes y religiosos que se aparten de la verdadera religión será grande. Se verá la abominación en los lugares santos. Antes de que esto suceda habrá una especie de falsa paz en el mundo; La gente sólo pensará en divertirse… los hijos de la Santa Iglesia, los hijos de la Fe, mis verdaderos imitadores…almas humildes.. Yo combatiré con ellos… Roma perderá la Fe y llegará a ser la Sede del Anticristo. La Iglesia será eclipsada, el mundo estará consternado. ¿Quién podrá vencer si Dios no acorta el tiempo de la prueba?

1 reply »

  1. Lo que me asombra, en el caso de Pío XII, es que siendo como era conocedor de todas estas cosas, y del terrible peligro en el que se encontraba la Iglesia de su tiempo, no fuera mucho más enérgico a la hora de tomar medidas de gobierno concretas , prácticas y eficaces contra todos esos prelados felones que infectaban todos los escalones de la Jerarquía eclesiástica, tomando el ejemplo de lo realizado por un san Gregorio VII, o un san Pío X, sin importarle los aspavientos hipócritas del mundo defendiendo a los suyos.

    Precisamente el caso Montini es paradigmático: En 1954, Pío XII tuvo confirmación, a través del arzobispo luterano de Uppsala, de que Montini estaba siendo reo de un delito de alta traición, porque se dedicaba a pasarle a los soviéticos las identidades de los sacerdotes católicos infiltrados en Rusia.

    Al saber la noticia, Pío XII casi se muere del susto, permaneciendo largos meses recluido, tanto que muchos temieron por su vida, y que los patrocinadores de Roncalli le avisaron de que tenía que prepararse a ser el Papa siguiente.

    Un gobernante con redaños habría mandado al milanés a una celda de la Gran Cartuja con orden de no dejarlo salir en el resto de su vida, pero en vez de eso, lo mandó nada menos que a la venerable Sede de Ambrosio y Carlos Borromeo, donde no hizo sino intrigar a placer y destruir la obra de su antecesor, el santo Cardenal benedictino Ildefonso Schuster.

    Nuestra Señora había otorgado a Pío XII al menos en dos ocasiones el privilegio de ser testigo de la danza del sol, como la de Fátima, en el año 1950, con ocasión de la proclamación del Dogma de su Asunción. Y lo hizo para animar al Pontífice a realizar la tan pedida Consagración de Rusia a su Corazón Inmaculado.

    No quiso Pío XII, y dejó escapar la última oportunidad de limpiar la Iglesia y evitar el desastre conciliar.

    Me malicio que tan graves fallos fueron debidos a la formación recibida por el joven Pacelli, de sus maestros favorecedores del modernismo, como el card Gasparri, que intentó cuidadosamente ocultar la Bula Cum ex apostolatus que los denunciaba, y que Pío X quería confirmar in forma specifica poco antes de su muerte…

    Formaban a los clérigos de élite para parecerse mucho más a Talleyrand, diplomáticos siempre dispuestos a cualquier transacción y horrorizados ante la menor medida de rigor e intransigencia, y sabiamente domados para la obediencia ciega hacia sus patrocinadores, antes que a un san Pío V, o a un Papa Luna, que ante nada ni nadie se arredraban.

    Las mentes de esos clérigos estaban mucho más influidas por el espíritu del Código Napoleón que por el Racional de los Divinos Oficios de Durando de Mende, o la Summa de santo Tomás.

    Eso se vió muy bien cuando en 1948, el mismo Pío XII instituyó una comisión secreta para la reforma total de la liturgia, en que se encontraban modernistas tan peligrosos como un tal Annibale Bugnini…

    Siempre lo mismo, documentos preciosos como Mediator Dei, y que sin embargo están diseñados para apoyar decisiones prácticas que van a arruinar toda la Liturgia.

    Entre éstos últimos, la infame destrucción de la Semana Santa, un nuevo Salterio absolutamente incantable y antiarmónico, o la institución de una Solemnidad tan discutible como la de san José Obrero, el 1 de Mayo, tan torpe remedo de lo más friki del comunismo que los italianos no tardaron en rebautizarla como san Giuseppe Comunista. Eso sí, después de haber eliminado la Fiesta del Patronato de san José sobre la Iglesia.

    Con un gobierno práctico tan pésimo, ¿Cómo extrañarse de lo que vino luego?

    Creo que debería seguirse la recomendación que el famoso Mons. Gaume hacía ya en el S. XIX, y revisar por completo la formación humana y espiritual dada en los seminarios desde la Revolución.

    Lo mismo que Napoleón procuró asegurar el control absoluto del Estado sobre toda la enseñanza y en primer lugar la Universidad, de modo que pudiera moldear las mentes y los corazones en el nuevo paradigma revolucionario, así intentaron los jacobinos con sotana controlar los seminarios, para conseguir un tipo de clérigo aséptico, emasculado, aburguesado y perezoso, perfectamente asimilado al pensamiento y Régimen liberal, obediente a las corrientes en voga, con tal de no romper la sacrosanta “comunión diocesana”.

    Y aunque no consiguieron totalmente cumplir su propósito, lo cierto es que el número de clérigos desustanciados no dejó de crecer hasta el Concilio.

    Para muestra del tipo de clérigo deseado, un ejemplo “a contrario”:

    La Iglesia siempre previó que los clérigos se formasen a la sombra del claustro catedralicio, en el seno de una venerable comunidad de canónigos que viviesen vida religiosa en común.

    El Concilio de Trento, cuando instituye los seminarios, imagina que estarán regidos por los respectivos cabildos.

    Será en el S. XIX cuando se construyan esos enormes edificios completamente separados de su matriz tradicional, y parecidos en su conformación, espíritu y disciplina, al nuevo ejército liberal fruto, en España de la Pros-Constitución de 1812.

    En 1859, todavía quedaba algún cabildo de vida regular, es decir, para los liberales, formado de clérigos fogueados en la austeridad de la vida religiosa, y por lo tanto, mucho más difíciles de aburguesar, corromper, controlar y disminuir en número, fervor, ciencia, bienes y estimación de las gentes.

    Ese es el retrato del cabildo de la catedral de Pamplona, universalmente estimado en todo el Reino de Navarra, y obstáculo insalvable para los liberales.

    Tuvieron que someter a Pio IX a un auténtico sitio de ruegos y amenazas concordatarias hasta que en el citado año, el Papa accedía a suprimir ese carácter religioso,aunque sabía que de ese modo suprimía uno de los pocos ejemplos de vida clerical tal y como nos la habían dejado los Apóstoles y la Iglesia había definido como ideal y suprema.

    Desde entonces, la corrupción de la Iglesia a través de la misma formación clerical cortada de sus raíces nos ha llevado a los extremos descritos por la Dra. Randy Engel en su libro “The rite of sodomy”.

    Me temo que al menos en ésto, el vehemente Padre Méramo tiene razón, y que incluso en la FSSPX, los clérigos son formados mucho más para ser acríticamente siervos del “lobby alemán” que la dirige desde los días del superiorato Schmidberger, subcontrata de Ratzinger S.L., que para ser luchadores por la Verdad, cueste lo que cueste…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s