ALL POSTS

HISTORIA DE UNA CONJURA


Magistral documento, breve aunque largo para un post.

¿Quiénes entraron en la conjura? ¿Quiénes la consumaron? ¿Qué pretendieron? Respuesta a todas: Los papas conciliares pretendieron y lograron la judaización de la Iglesia.  La salvación ya no viene por Jesucristo sino de Dios. El sacrificio de la Cruz  y la Misa se han vuelto vanos. La salvación de todos los hombres se ha conseguido ya.

Lea el siguiente artículo y Ud. me dirá si todo no aparece claro como la luz del día.

Por Arturo Ferrés

CONJURA CONTRA LA IGLESIA

Este título es llevado con honor por un trabajo efectuado en 1910 por Mons. Delassus, con aprobación de Pio X trasmitida por el Cardenal Merry del Val. No es lo que deseamos relatar; sino la concreción de la misma, o sea la ocupación de la Sede Romana, ocurrida a partir de mediados del siglo XX.

SINTESIS:

La ruptura con el Magisterio por Juan XXIII
La invasión de la Curia por el modernismo bajo presión de Montini.
El Conciliábulo llamado Vaticano II herético y cismático. La firma pontifical de esos documentos, como si fueran de la Iglesia, engendra la vacancia de la Sede Romana a partir del 7 de diciembre de 1965.
La instalación de un judaizante en la persona de Wojtyla que fuera mostrado al mundo, como si fuera el Vicario de Cristo.
El genio maléfico de Ratzinger, destructor del Magisterio; del Santo Oficio y de todo el sistema teológico filosófico católico, sucediendo a Wojtyla.

RELATO:

Durante el reinado de Pío XII, veníase delineando el frente del ataque. Hubo un claro enfrentamiento en la Secretaría de Estado, ocupada por dos personajes opuestos: Mons.Tardini, enteramente ortodoxo y Mons.Montini, que ya se veía como el príncipe del ala izquierdizante o progresista. Los juegos pro comunistas de éste, le provocaron una cierta caída. La solución dispuesta por Pío XII, no la vemos con simpatía. El aparente castigo de sacarlo de la Curia y darle la sede de Milán, lo único que engendró, fue una exaltación de su persona dentro su ala progresista. Hay que reconocer que la lucha no se daba exclusivamente en la Curia, porque las simpatías que reunía, estaban extendidas ya, sobre toda la cristiandad. Prueba de esto la tuvimos en la ROU, que al tiempo de su elevación al pontificado, tenía cardenal, pues éste, al salir en el aeropuerto, manifestó a la prensa, que la elección del nuevo Papa, sería cosa de horas. El Colegio Cardenalicio ya estaba tomado por el virus modernista.

En aquel tiempo, de Pío XII, la figura de Roncalli no era sobresaliente; Luego, se le tuvo como Papa de Passagio, como él mismo comentaba.

Asombra el cómo, este comentario concuerda con la estructura de la CONJURA, pues siendo pontífice no se molestaba en aceptar que la cabeza fuera Montini, y la superioridad de éste, no le era molesta. Confirmo esta tesis personal, con un texto de Ricossa:

[El sedicente Patriarca de Constantinopla: Atenágoras, (afiliado a la Masonería, según la revista Chiesa viva) compara a Juan XXIII con Juan el Bautista, el precursor del Mesías. Y de hecho, él cumplió el rol de “papa de transición”, no porque ocupara por un breve lapso la Cátedra de Pedro, sino porque preparó el pasaje de los católicos a una nueva religión tehilardiana cuyo mesías debía ser su amigo íntimo Montini.] [“El Papa del Concilio”: p6]

La misión que cumpliría Roncalli en la CONJURA, era reunir el Concilio, al que separaría del Magisterio en su apertura, como se ve a continuación:

Nuestra misión no consiste sólo en guardar el precioso tesoro de la Revelación, según tiene relación con lo antiguo, sino dedicarnos con gran voluntad y sin miedos al trabajo de nuestra era requiere, siguiendo los pasos que la Iglesia ha seguido durante veinte siglos. El punto sobresaliente del Concilio, no es por tanto una discusión sobre artículos doctrinales, que ya ha sido explicada repetitivamente por los Padres y teólogos, ya antiguos, ya modernos. Eso ya es familiar a quienquiera”.

Para este Concilio no es eso necesario. Sino una renovada, serena y tranquila adherencia a las enseñanzas de la Iglesia con precisión, tal cual fluye de los Concilios de Trento y Vaticano I, con espíritu apostólico dar un paso al frente, […] que sea expresado en términos y métodos del moderno pensamiento. La substancia de la doctrina es una, pero la forma en que se expresa es otra”.

Palabras engañosas para liberarse del Magisterio e imponer el pensamiento moderno en la Iglesia. Cumplido esto, no tenía otra misión que la de morir, pues Montini era el encargado de infectar la Curia con modernistas y por ese medio lograr un conciliábulo herético y cismático.

La obra de Montini en el Conicilio, fue apoyar a todos los que favorecían la herejía, mientras él actuaba en conjunción con el gobierno mundial visitando la ONU e idolatrando en ella. El favorecimiento de las herejías, está claramente mostrado por el párrafo expuesto en el Santo Oficio por el P.Sanez de Arriaga.

[En una exposición, que, durante los tiempos del Concilio, hecha por Saenz de Arriaga en el Santo Oficio, delante del Cardenal Ottaviani, del entonces Mons. Parente, ahora ya Cardenal de la Iglesia, de Mons. Mazala y de otro, después de haber explicado el memorandum, que había presentado por escrito sobre la revolución que, con el pretexto del Concilio y del espíritu conciliar, se estaba gestando en la Iglesia de Dios, pidió permiso para exponer abiertamente todo lo que en el corazón llevaba. Obtenido el permiso, habló y habló muy claro, sobre las ideas y la actitud de Paulo VI y sobre el mismo Concilio, que pretendía imponernos la nueva teología, condenada por Pío XII. Entre el Vaticano II; el Vaticano I y el Tridentino no hay continuidad, no hay progreso, sino antagonismo y cambio completo de mentalidad, que es un cambio de fe]

LA EVIDENCIA DEL ANTAGONISMO MENCIONADO POR SAENZ.

CONTRADICCIÓN INSUPERABLE con MIRARI VOS, QUANTA CURA y el SYLLABUS

DIGNITATIS HUMANAE (1) Los hombres de nuestro tiempo se hacen cada vez más conscientes de la dignidad de la persona humana, y aumenta el número de aquellos que exigen que los hombres en su actuación gocen y usen del propio criterio y libertad responsables, guiados por la conciencia del deber y no movidos por la coacción. Piden igualmente la delimitación jurídica del poder público, para que la amplitud de la justa libertad tanto de la persona como de las asociaciones no se restrinja demasiado. Esta exigencia de libertad en la sociedad humana se refiere sobre todo a los bienes del espíritu humano, principalmente a aquellos que pertenecen al libre ejercicio de la religión en la sociedad. Secundando con diligencia estos anhelos de los espíritus y proponiéndose declarar cuán conformes son con la verdad y con la justicia, este Concilio Vaticano estudia la sagrada tradición y la doctrina de la Iglesia, de las cuales saca a la luz cosas nuevas, de acuerdo siempre con las antiguas.”

MAGISTERIO CONTRADICHO;

MIRARI VOS (14) “De esta corrompidísima fuente del indiferentismo brota aquella absurda y errónea sentencia, o más bien delirio, de que se debe afirmar y vindicar para cada uno, la libertad de conciencia. [..] ¡qué muerte hay peor para el alma que la libertad del error! [S.Agust.ch.166] Porque ciertamente, quitado todo freno con que se contienen los hombres en la senda de la Verdad, abalanzándose su naturaleza inclinada al mal, está abierto el pozo del abismo”. [Ap.9;3]

SYLLABUS/QUANTA CURA: condena LXXIX: “Es efectivamente falso que la libertad civil de todos los cultos y el pleno poder a todos, de manifestar abierta y públicamente todas sus opiniones y todos sus pensamientos, precipite más fácilmente los pueblos en la corrupción de las costumbres y de las inteligencias y propague la peste del indiferentismo”.

¿Será que la Iglesia Conciliar sepa qué es una contradicción en sus términos? – Ya veremos hasta dónde hemos llegado.-

EL ADVENIMIENTO DE WOJTYLA
La sucesión de Montini, siguió por la elección de Luciani. Muchos críticos lo condenan por haber elegido el nombre de los dos antecesores que fueran los promotores de la destrucción de la Iglesia. Algunos lo defienden, por considerarlo un sincero devoto. Lo cierto es que a los 30 días de su elección, lo asesinaron. Algunos dicen que por temas financieros, para que no se viera la estafa de los marckzincus en la IOR, pero nadie puede afirmar que no haya sido por vislumbrarse una reacción al tema de fondo.

Eligen a Wojtyla. Basilio Kostas muestra con profusión de datos, que fue electo por la mafia judaica. L’abbè de Nantes afirmó que había sido electo, antes del Cónclave, en la Vía Andrómeda, en casa de Ortolani. La actitud judaizante se declara de sus dichos:

[“Este extraordinario pueblo, -Israel- continúa llevando en sí mismo las señales de su elección divina… ¡Si esto fuera menos costoso!… Realmente Israel ha pagado un alto precio por su propia “elección”… Quizá debido a esto se ha hecho más semejante al Hijo del hombre, (Nota: quiere, decir: a Jesucristo, al que crucificó y sigue negando) quien según la carne, era también Hijo de Israel; el bimilésimo aniversario de su venida al mundo será también fiesta para los judíos”] 1

El desprecio por la doctrina Católica de Wojtyla, puede apreciarse leyendo las Herejías de Juan Pablo II. [Por desconocer a su autor y poder citarlo, simplemente adjuntamos el texto, de modo que sea accesible al lector] En él consta la afirmación de San Francisc de Sales, de que podría darse la cosa monstruosa, de que apareciera como vicario de Cristo, quién no fuera católico. Por nuestra parte, consideramos que desde el cierre del concilio (07/12/1965) es lo que ocurre. [Como dijimos antes, puede haber habido 30 días en que no fuera así]

PARA ENTRAR EN EL TIEMPO DE RATZINGER,
[Comenzamos por un texto de Marian Horvath PhD] In fact, in the theater of the last Papacy, where JPII was the on-stage star, one might say, Ratzinger was a behind-the-scenes director of the production. [De hecho en el teatro del último papado, en el que JPII fue la estrella en el camino, como podría decirse, y Ratzinger fue el director de escena detrás de su papado]

[Y sigamos con otro de Carl ANGERMAYR]

En todo caso Ratzinger, el nacido en Marktl del Inn, es decisivamente corresponsable de la obra funesta de su predecesor, pues como prefecto de la Congregación de la Fe conoció y compartió todas sus herejías. Se lo llamó al Vaticano ya como a uno de los que quería transformar esencialmente la Fe. De allí en más, continuará siguiendo la línea anticrística de Juan Pablo II. El profesor Paul Hacker, de Munster, en los años 70 ya describió el programa de Ratzinger como “tan monstruoso como genuinamente protestante”. Para Hacker, Ratzinger es un destructor de dogmas. Hacker hizo notar también que con su doctrina de la Eucaristía Ratzinger contradijo directamente dos cánones del Concilio de Trento. (Su crítica apareció en SAKA-Informationen 1989). En su doctrina eucarística Ratzinger difundió además doctrinas no-católicas o anti- católicas, respecto de la fe; la Ecumene; el sacerdocio; la Iglesia y la escatología. Pero lo decisivo es su concepción de la persona de Jesucristo. Característica en esto, es su afirmación:

1 Cruzando el Umbral… Pág. 112.

La expresión fundamental del dogma del «Hijo consubstancial», donde puede compendiarse el testimonio entero de los antiguos Concilios, simplemente traduce el hecho de la devoción a Jesús al vocabulario técnico de filosofía y teología, y nada más” (del libro Schauen auf den Durchbohrten –”Miradas al Traspasado”–, Einsiedeln 1984, p.29). A Ratzinger, como surge claramente de este escarnio al dogma católico, hay que considerarlo un arriano que niega la divinidad de Cristo. Nada cambia al respecto si ocasionalmente, como cualquier modernista, profiere también expresiones dogmáticas verdaderas acerca del Hijo de Dios. La negación del Redentor divino es una consecuencia necesaria de la doctrina de la redención de todos. Esta falsa doctrina, según la cual todos los hombres van al cielo, debe ser considerada el fundamento de la iglesia romano-ecumenista. Para que los más que sea posible se adhieran a esta idea y no la olviden, se la proclama abiertamente a los presentes en toda celebración eucarística. Pero he aquí que no se logra que esta redención de todos vuelva a compaginarse de algún modo convincente con la muerte de Jesús en la Cruz o con su humanación, como intentó Wojtila. Pues claro que con ella, a los hombres que vivieron antes de Cristo se los comprendería sólo tras la muerte de ellos; no estarían redimidos por ende a partir del nacimiento. Por eso la Conferencia episcopal alemana, en su declaración del 23 de setiembre de 2004, extrajo la única conclusión posible y trasladó la redención al Padre celestial, con lo que se la quitó a Jesús. Pero si Jesús no es el Redentor entonces se equivocó y su crucifixión fue inútil. Tampoco puede ser pues verdadero Dios. Ratzinger por ser arriano hará que la línea de su predecesor resalte con más claridad aún. No cabe dudar de que la iglesia romano-ecumenista sólo puede unirse con el judaísmo si su conductor ha renunciado a la fe en la divinidad del Redentor. En el rechazo de la divinidad de Jesucristo está por cierto el punto central del judaísmo actual.

A más de todo este mamarracho teológico, hemos de agregar el agudo análisis de Gleize, sobre las discusiones Vaticano-FSSPX, en que muestra que los principios lógicos como el de contradicción, no tienen valor alguno para Ratzinger y sus secuaces.

Hemos llegado al fin del relato de la concreción de la CONJURA contra la Santa Iglesia, y podemos afirmar con el autor de “Las Herejías de J.P.II”, que se ha logrado la cosa monstruosa, de que los que aparecen como vicarios de Cristo, no pertenecen a la Iglesia Católica. 

Visto en Católicos alerta
Documento en pdf aquí

2 replies »

  1. Estoy entusiamada con todo el material que aquí encuentro, es de comprenderse que muchos no lo quieran leer, es duro reconocer que
    podamos estar equivocados

    Me gusta

  2. Y tambien es duro reconocer que se ha dormido con el enemigo, cuando uno creia estar en brazos del amigo.

    Pero, aun asi, ya es una pequeña victoria el que un “catolico lite” salga de su “perplejidad” para llegar las verdes praderas inagotables del Verdadero Dogma, de la Verdadera Doctrina de la Iglesia, tan perenne como luminosa, bajo un cielo de Celeste Luz inmaterial, donde no hay nubes ni se pone el Sol.

    Lamentemonos por los miseros hombres modernos que, en su afan de “independencia y libertad” (que se han establecido como los valores maxiimos de la aspiracion humana), han rehuido a sabiendas estas vastas planicies sin montes ni simas, para hundierse miserablemente en los abruptos desiertos de la sequedad del alma, donde son quemados por sus propios anhelos que jamas encontraran su natural satisfactor: Dios, que se obtiene por la SUMISION DEL HOMBRE a su Creador…

    Me gusta