ALL POSTS

LOS SACRAMENTOS DE DESEO EN LOS TIEMPOS DE LA APOSTASÍA


Hemos hablado mucho en el blog de los sacramentos de deseo tal como lo establece el Concilio de Trento en aquel canon que establece:

Can.4 Sessio. VII Dz.847

Si quis dixerit, sacramenta novae Legis non esse ad salutem necessaria, sed superflua, et sine eis AUT EORUM VOTO per solam fidem homines a Deo gratiam iustificationis adipisci licet omnia singulis necessaria non sint  a.s. (ANATHEMA SIT)

Si alguno dijere que los sacramentos no son necesarios para la salvación sino que son supérfluos, y que sin ellos FÍSICAMENTE RECIBIDOS O CON EL DESEO (In re vel in voto) por la sola Fe pueden obtener los hombres  la gracia de la justificación…

Luego, en circunstancias en las que nos sea imposible recibir los sacramentos FÍSICAMENTE,  podremos obtener las gracia de los sacramentos -a lo menos parcialmente, ex opere operantis– POR EL SOLO DESEO. Este es el caso de lo que sucede  actualmente, en los tiempos de la Gran Apostasía, a los católicos “aislados” sin posibilidad de acercarse  a verdaderos sacerdotes. Podrán obtener  las gracias de la comunión espiritual y las que se obtienen  por el acto de contrición. Nadie debe deprimirse por no poder acceder a los sacramentos. Todo esto sea dicho sin olvido del gran medio dejado por nuestra Bendita Madre y repetido en múltiples ocasiones, que es el SANTÍSIMO ROSARIO, expresamente para estos nuestros tiempo de prueba.

En el texto puesto a continuación, se alude a los medios tecnológicos que pueden ayudarnos a la recepción de los sacramentos “in voto“. El ordenador en casa, o el Ipad o iphone, o cualquier otro pequeño instrumento similar, en la calle, pueden proporcionarnos, en la Red, los textos litúrgicos, oficio, misal  etc..  o libros espirituales, sin la limitación de espacio o tiempo.

En el blog, debajo de la pestaña “Officium divinum” pueden obtenerse también los textos litúrgicos de la misa del día. En el Misal Romano,-en el blog, en los textos digitales-pueden hallarse las oraciones diarias que la Iglesia nos recomienda, para antes y después de la comunión. Tampoco es tan difícil hacerse con un misal anterior a la reforma litúrgica posconciliar. El ordinario de la misa en castellano puede leerse en el sitio holywar. Creo que en el blog hay un pequeño surtido de libros y enlaces que nos satisfarán enteramente  en orden a llevar una vida diaria de piedad e incluso sacramental in voto

A continuación el pequeño sermón de Mons.Vezelis, recientemente fallecido, sobre el tema que he obtenido aquí, y que traduzco del original inglés, algo libremente para una mejor comprensión.

Este ese el texto:

Vezelis

Un hermosos texto poco optimista, lo que quiere decir realista

La Gran Apostasía es irreversible

Por Mons. Vezelis

Queridos Amigos en Cristo Jesús,

La fe es con frecuencia, en los tiempos difíciles, puesta a prueba y fortalecida. Lo comprobamos en la Gran Apostasía actual. Como consecuencia de esta gran apostasía, la Iglesia es ahora  un pequeño rebaño en contraste con el gran número de los que han apostatado y han sido  llevados al cisma conducidos por falsos maestros. Los miembros de la  Iglesia remanente están  ahora físicamente  aislados de los otros miembros de la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica. Nuestras escuelas, antes católicas, ya no lo son porque en ellas ya no se enseña la doctrina católica. No existe razón para que sigan llamándose así, porque la verdadera fe ya no se enseña en ellas. Sólo son  escuelas privadas donde se enseñan doctrinas falsificadas. Las iglesias construidas por nuestros padres y abuelos para la ofrenda del Sacrificio de la Misa ya no se utilizan para tal fin. En lugar de ello, algunas piezas meramente simbólicas de la verdadera liturgia han sido incorporadas a la nueva liturgia, la cual sirve para propagar doctrinas erróneas acerca de la Sagrada Eucaristía. En verdad en muchos sitios se oyen aún muchas expresiones católicas. Pero, esto se hace para mantener a la gente engañada. Señoras solteras, antiguas religiosas , han colgado sus hábitos y se muestran arrogantemente como “párrocos oficiantes”. En algunos lugares, incluso al sacerdote válido no se le honra con el apelativo de “Padre” sino con el de “ministro sacramental“, borrando así cualquier diferencia de género. No habrá impedimento para que los “ministros sacramentales” sean en el futuro mujeres. Falsificando o negando totalmente la Sagrada Escritura se ha abierto el camino para extraer conclusiones escandalosas.  Con el antipapa Joseph Ratzinger, observamos la judaización de la iglesia so capa de un hipócrita «ecumenismo».  La Gran Apostasía es irreversible. Es irreversible, tal como había sido anunciada en las Sagradas Escrituras.  Una vez que se ha consumado, no hay  ya lugar para «volver» a los viejos tiempos cuando los católicos eran numerosos. Nuestra empeño  hoy no debe ser negativo. Es una pérdida de tiempo mirar hacia atrás a los días en que todos acudían a  la iglesia, el domingo, con sus familias, cuando las monjas se sacrificaban  para enseñar en las escuelas, no sólo conocimientos seculares, sino sobre todo para enseñar a nuestros hijos las verdades de la Iglesia Católica . ¡Ya no hay monjas católicas! ¡Como  tampoco  hay escuelas católicas! Quedan sólo los edificios que a veces llevan  nombres de santos católicos. Una vez que la fe ha desaparecido, el resto también ha desaparecido. Sólo queda el cascarón vacío de lo que antaño existió. Una nueva religión, un nuevo espíritu anima a aquellos que abiertamente se llaman a sí mismos «católicos», pero que son más liberales [N.progresistas] que las sectas protestantes más liberales.¿Qué pueden hacer los aislados católicos? ¿Cómo podrán recibir los sacramentos si todo lo que hay a su alrededor son herejes y cismáticos, modernistas o falsos tradicionalistas? ¡ Si ninguno dellos  tiene sacramentos o al menos sacramentos fructuosos! Pero Nuestro Señor no abandona a los que creen en Él y lo aman. Un verdadero católico está unido espiritualmente en sus pensamientos a la Iglesia Católica Romana. La tecnología moderna viene en ayuda de aquellos que permanecen fieles en estos tiempos de prueba. El ejemplo del centurión [Lc.7,2ss: “Señor no soy digno de que entre en mis casa..]debe servir de acicate a quienes  están físicamente separados de los verdaderos sacerdotes católicos. Nuestro Señor curó al hijo del centurión sin ir físicamente a su casa. Jesús hizo esto a sabiendas de que no había barreras de espacio y tiempo para Su poder. El otorgó este mismo poder a sus apóstoles e incluso les dijo que iban a hacer cosas aún mayores que las que El hizo. ¿Será entonces  imposible para un verdadero sacerdote de la Iglesia Católica Romana acudir en ayuda de los solitarios fieles  dándoles  las enseñanzas auténticas de la Iglesia sobre el deseosacramenta in voto–  en la recepción de los sacramentos ? Sólo aquellos que ignoran la naturaleza del Cuerpo Místico de Jesucristo no alcanzan a comprender la Misericordia de Dios.    13/10/05


El anterior texto es de Mons.Vezelis, obispo de la línea Thuc, a través de Mons. Moisés Carmona. Mons. Vezelis había sido franciscano de la Orden de los Hermanos Menores de la estricta observancia  (ofm –  ordo fratrum minorum  en latín).

Pierre Martin Ngo Thuc  >>  Moises Carmona  >>  George Musey  >>  Louis Vezelis

El P. Louis  el 16 de junio de 1956

Bishop_Louis_Consecration8-24-82

Consagración de Mons. Louis Vezelis el 24 de Agosto de 1982

Recepcion_Solemnia

Solemne recepción of su Excelencia Mons. Louis Vezelis, ofm en la Misión del Santo Nombre en Zapopan, Mexico; Noviembre, 2006.
DESCARGUE EL DOCUMENTO PDF

21 replies »

  1. Lo cierto es que es una dura prueba. Desde mi ventana se ve el campanario y se escuchan las campanas. Sin embargo, dejé de ir a la iglesia cuando calibré la posición del párroco, para quien la Iglesia está ahora en el mejor momento de toda su historia… Uno incluso estaría dispuesto a pensar que el tal párroco es probablemente un cínico redomado que se burla así de los católicos afligidos, en lugar de un ignorante de ignorancia insondable. Pensé en una primera fase que asistir a la Misa con devoción y hacer un esfuerzo de paciencia sería un ejercicio de humildad, de lo que siempre estamos faltos. Para ello, me fijaba en cierto feligrés, de unos 70 años, que asistía siempre con extraordinaria devoción, y comulgaba de rodillas, con cierta dificultad eso sí, porque lo último en que pensaba el párroco era en colocar un comulgatorio y facilitar así la devoción y reverencia debida a la Eucaristía, y cumplir de paso con una elemental consideración, cortesía y caridad cristiana para con un hombre tan devoto. Pero luego comprobé que iba más allá de mis fuerzas pasar ese tiempo sagrado en tensión, esperando el momento en que el neocura infligiese algún daño más o menos grave a la doctrina. Finalmente, algunos detalles me alejaron definitivamente. El despliegue de pantallas de vídeo en el templo, la forma de vestir totalmente laica del neocura y su empeño en borrar todo rastro de la antigua dignidad del sacerdocio (“llamadme Chimo”, se presentó) me alejaron definitivamente. Desde entonces he asistido a un par de misas, y he comulgado un par de veces, siempre con prevención.

    Me entristece oír las campanas en el domingo, y entonces me asaltan las dudas. Dudas que someto a la consideración de los comentaristas habituales. Porque hay personas devotas, a las que atribuyo gran intuición teológica, que afirman que la neo-iglesia puede corromperlo todo, pero que la majestad, excelencia y carácter divino de la Eucaristía es intocable para estos malvados, que Dios no lo permitiría. Y aducen también que, según una visión de Catalina Emmerich, los defectos de la Misa, son siempre suplidos por un Ángel que añade lo que falta a todo aquello deforme y feo, para que las oraciones no se pierdan…

    Ciertamente, se puede razonar con frialdad y rechazar taxativamente este simulacro de Misa. Pero también es cierto que para alguien que busca a Dios y sufre por la Iglesia no es fácil razonar con frialdad. En verdad es un alivio saber que ya en Trento se consideraron los Sacramentos de deseo. Sin embargo, me agradaría mucho leer más opiniones.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Distincion entre POSIBILIDAD y PROBABILIDAD.
    La posibilidad es QUALITATIVA… algo puede ser o no ser (binario)
    la probabilidad es CUANTITATIVA… en que medida (numero) algo puede ser o no ser (discreto o continuo)
    Ej.: Es POSIBLE que mañana, a las 17:45:02 caiga un meteoro sobre Notre Dame en Paris y lo reduzca a cenizas?…

    Si, es POSIBLE… pero NO PROBABLE… tan bajamente probable, que la posibilidad, para fines practicos, es CERO.
    ———————————————————————————–
    Dicho lo anterior:
    Es POSIBLE que nosotros (los que decimos que los tiempos apocalipticos de la supresion del Sacrificio Perpetuo) estemos equivocados?
    Podemos dar una respuesta REALISTA o bien, una respuesta OPTIMISTA.

    REALISTAMENTE:
    Dado que existe una obligacion de CONGRUENCIA entre las ideas verdaderas y que, ademas, no pueden ser mutuamente excluyentes, podemos concluir que la POSIBILIDAD de que estemos en el error, sea NULA (es decir: nuestras dolorosas deucciones son validas)

    OPTIMISTAMENTE:
    Es posible que estemos equivocados?… si… es POSIBLE, pero, NO PROBABLE… tal cual el caso del meteoro… Por que?… porque desde la mentalidad humana, la simple logica comun deductiva, no habia modo de encontrar o deducir el mecanismo utilizado, por ejemplo, por Dios para solucionar el problema de la Encarnacion… Fue algo contra todo lo PROBABLE y POSIBLE… que una Virgen solucionase el asunto… Igualmente, es POSIBLE que Dios tenga un truco bajo la manga que nosotros no vemos, pero que el Si, y que por lo tanto, al limite de nuestra capacidad deductiva, lo veamos como IMPOSIBLE, pero, que Dios lo sepa POSIBLE.

    Me gusta

  3. Muy estimado Frisgo:

    Su experiencia ha sido y es todavía la de numerosísimos católicos a través de todo el mundo, ciertamente dolorosa como pocas, y conformadora de un verdadero martirio interior tanto más difícil de llevar cuanto menos comprendido hasta por aquellos de los que esperaríamos ayuda.

    Respondiendo a sus dudas, me temo que los que afirman que dentro de la neo-iglesia pueden encontrar todavía una verdadera Eucaristía agradable a Dios y en la que pueda participarse sin angustias de conciencia se equivocan.

    Esa visión de la V. Ana Catalina Emmerich se refiere al sacrificio eucarístico ofrecido por verdaderos sacerdotes católicos, en comunión con los pastores legítimos.

    Lo que veía esta gran santa es la sublime santidad y extremo cuidado interior y exterior con el que siempre debería ofrecerse, y que muchas veces dejaba que desear en sus oficiantes.

    El sacrificio se realizaba, incluso por manos indignas, pecadoras, traidoras, etc…y a pesar de las negligencias no sólo de los clérigos, sino también de los laicos asistentes, o que hubieran debido asistir, pero rechazaban la divina invitación.

    Todos esos defectos eran reparados por los ángeles, y los méritos y oraciones de los santos, invisible pero muy realmente presentes durante la celebración de cada Misa.

    Pero importa recordar que por muy defectuosa que fuera su celebración y asistencia, esa era siempre una Misa verdadera, ofrecida según el rito elaborado por el Espíritu Santo y sancionado por la Iglesia infalible, oficiada por un sacerdote válidamente ordenado, en unión con el Papa y el ordinario legítimos.

    En la Iglesia de la que Ud. oye las campanas, la situación es toto coelo diferente:

    – La Misa ha sido sustituida por una blasfema y sacrílega falsificación, vivo retrato del sacrificio de Caín, que no sólo no aplica las gracias merecidas por el sacrificio de la Cruz, sino que clama venganza ante el trono de Dios.

    – Suponiendo que aún se usara el rito tradicional, como lo hacen los institutos ecclesia Dei, o un número creciente de clérigos conciliares, nos encontraríamos con otro problema: Los ordenados con el rito sancionado por Pablo VI el 18 de Junio 1968 son sacerdotes inválidos, que en modo alguno pueden ofrecer ese divino sacrificio, sino un mero simulacro incapaz de cumplir los fines de toda Misa.

    Suponiendo que fuera celebrado por un sacerdote más mayor, y de ordenación indudablemente válida, aún habría que ver si tiene siquiera conciencia e intención, al menos virtual, de estar ofreciendo un sacrificio de propiciación, visto el intenso y prolongado lavado de cerebro al que han sido sometidos los sacerdotes por los revolucionarios conciliares desde hace decenas de años .

    Por último, y resuelto todo lo anterior, nos quedaría la importantísima cuestión del Una Cum, es decir, que toda Misa, para poder ser agradable a Dios, y ser reconocida como legítima ofrenda de la Iglesia, debe ser ofrecida en unión con los pastores legítimos, Papa y obispo diocesano.
    No teniendo hoy día ni lo uno ni lo otro, se debe ofrecer en unión con los Apóstoles, y con los futuros Papa y demás pastores que Nuestro Señor dará a Su Iglesia, en tiempo oportuno.

    Y sobre todo, se debe evitar introducir el nombre de los evidentes usurpadores que sin ningún derecho ocupan las sedes del orbe católico.

    Por cierto, que incluso resolviendo todo lo anterior, debemos tener en cuenta que nuestras iglesias han sido profanadas por el uso de un rito nefando como lo es el del invertido Montini, y es mandato constante de la Iglesia que no debe ofrecerse sacrificio tan santo y venerable en lugares infectados, hasta que éstos no hayan sido reconciliados, y en muchos casos, directamente exorcizados y vueltos a bendecir y consagrar.

    Esa ha sido siempre el comportamiento de los católicos.

    Debemos estar siempre dispuestos a aceptar la voluntad de Dios, también en las circunstancias penosas, entre otras cosas, porque nuestra perseverancia en tiempos de aflicción es un testimonio de gran valor ante Dios, que contribuye a reparar muchas negligencias, nuestras o de otros, cometidas quizás en tiempos en que teníamos tal abundancia y facilidad de cosas sacras, que ya no las estimábamos ni tratábamos como era de razón y justicia.

    Pensemos en lo que leemos en la Sagrada Escritura, (Dan. 6.10), en donde vemos que el profeta Daniel oraba tres veces dirigiendo su rostro hacia el Santo Templo donde residía la Presencia de Dios, igual que nosotros lo podemos hacer, enderezando nuestro deseo y voluntad hacia los lugares conocidos por Dios en que aún se le ofrece un sacrificio santo y agradable a Sus ojos.

    O en ese personaje del Antiguo Testamento, cuyo nombre no logro recordar ahora, que vivía en el Reino del Norte (Israel), Reino cismático que se había apartado del verdadero culto de Dios en el Templo de Jerusalén, por culpa de los malos reyes. Él solo iba en peregrinación varias veces al año al Templo de Jerusalén, aunque eso le valiera las persecuciones, risas y desprecios de todos sus conciudadanos.

    ¿No imitaremos a los católicos ingleses, que debieron apartarse de sus venerados monasterios, iglesias y catedrales, en los que hasta ayer habían consumido buena parte de su existencia, y celebrar Misa en su casa, con riesgo de ser colgados, abiertos en canal y destripados?

    ¿O a los católicos franceses de los tiempos de la Revolución, que rehusaban asistir a la Misa del cura intruso partidario de la nueva iglesia constitucional cismática, y se reunían en lugares apartados para tener Misa a lo mejor una vez al año, o menos?
    De ahí salieron santos como el famoso Cura de Ars.

    Esas son las circunstancias que nos han tocado. Son penosas, pero muy gloriosas. Si sabemos aprovecharnos de ellas para crear en nosotros las disposiciones pretendidas por el Espíritu Santo, y recrear a su debido tiempo las instituciones eclesiásticas y temporales que otros dejaron perder, las bendeciremos por toda nuestra eternidad.

    Entre otras razones, porque nos obligan a sacudirnos de encima la rutina y pereza que siempre nos amenaza, y volver a reestudiar y profundizar en todo aquello que Nuestro Señor nos entregó, en las tan numerosas y profundísimas razones que hacían que la Iglesia las hubiera sancionado, codificado para siempre exactamente así, por mucho que ciertos falsos eruditos pretendieran encontrar en las instituciones, enseñanzas, ritos, costumbres, tradiciones y mandatos de la Iglesia todo tipo de corrupciones, abusos, oscuridades y defectos.

    Si somos capaces de volver a crear en nosotros el verdadero espíritu católico y eclesiástico del que estuvieron llenos los santos y doctores que fundaron y reformaron nuestras iglesias y nuestras naciones, tal vez podrá el Señor, el día de mañana, hacernos servir para la restauración de Su Iglesia, en que ésta brillará con una luz y una fuerza extraordinaria, una vez pasado el eclipse actual. El momento para prepararse es ahora, luego, quizás sea tarde.

    Y aún si bebiéramos dejar este mundo antes de ver el anhelado triunfo, nuestros dolores y nuestros deseos no habrán sido vanos, porque pesados en la justísima balanza de Dios, habrán propiciado muchas gracias muy necesarias a los llamados a esa obra. Muchos vivirán gracias a las joyas que sin nosotros advertirlo, haya creado el divino joyero en nuestras almas.

    Así como los 300 espartanos estaban seguros de que jamás volverían a ver su casa y familia, y sin embargo perseveraron, porque sabían que su sacrificio daría la vida a su pueblo, incluso muchos años después de muertos ellos, mucho más seguros estamos nosotros de que el menor de los deseos suscitados en nuestros corazones por el Espíritu Santo a través de nuestra presente situación sostiene al mundo, y contribuye a preparar una inimaginable cosecha.

    Las santas vírgenes y mártires iban, como santa Cecilia, cantando al martirio, porque sabían que con su virginidad y su sacrificio, engendrarían una multitud de hijos espirituales.

    ¿Cuántas, como Catalina, la de Alejandría, Bárbara, de quién se ha hecho recientemente una película, o Filomena, la prodigiosa santita del Cura de Ars, dejaron alegremente todo lo terreno, hasta la diadema imperial, y siguen fecundando la tierra y suscitando maravillas en las almas?

    A nosotros se nos pide infinitamente menos…No somos los primeros, no seremos los últimos.

    El Señor es mi pastor, nada me falta…

    Si de algo puede servir la experiencia del que ésto escribe, diré que las dificultades presentes han sido una gran bendición. De no haberlas conocido, ¿Quién sabe en qué abismo de corrupción, herejía, vicio o negligencia pudiera haberme visto?

    De todo lo más despreciado y atacado hoy en día, se ha podido hacer trampolín para mejor estudiarlo, conocerlo, amarlo, reverenciarlo y defenderlo.

    Sólo con un poquito de Fe, ¿Quién me impedirá adorar a mi Señor eucarísticamente presente en algún remoto y lejano sagrario en que todavía se halle realmente presente?

    Así lo hicieron los santos cartujos durante siglos, en que edificaron en el ábside de sus iglesias unas capillas eucarísticas de insuperable y maravillosa belleza, profundidad teológica y simbólica, en que el Señor se mantenía presente, aunque pocas veces a lo largo de la semana pudieran hallarse físicamente presentes en ellas, puesto que su Regla los obliga a guardar la celda. Con los ojos de la Fe y el amor del corazón, estaban sin embargo espiritualmente siempre presentes delante de su Señor sacramentado, adorándolo desde su celda, sin que unas pocas paredes supusieran algún obstáculo, más bien al revés, acicate para la piedad.

    https://encrypted-tbn3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTf00t6QqDZx0kCr_-g5MkQDOpqPgUmkz9WPtAmGF9-Rf5-aC8blQ

    ¿En qué situación se encontraban muchos de los primeros monjes, como san Pablo el ermitaño o san Antón el de Egipto? Muchos meses podían transcurrir en la áspera soledad del desierto sin que pudieran alimentarse del pan eucarístico, sostenidos casi únicamente por el incesante canto o repetición silenciosa de los salmos, o la invocación del Nombre de Jesús, sin que ello les impidiera vencer a los ejércitos de demonios que aún poblaban los impresionantes monumentos erigidos en honor de los falsos dioses de Egipto.
    Y sin embargo, en espíritu, se unían al Oficio Divino y Misa oficiados por sus patriarcas, Atanasio, o Cirilo de Alejandría, desde su cátedra, o desde el exilio…

    https://encrypted-tbn1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTgpWCm_R_XDrqdMUXt4jSwjKpymLG1PmK1SPXtNGDDDbbdO5-M

    Nosotros, que hemos tenido la gracia de nacer en países de antigua cristiandad, beneficiamos de todas nuestras iglesias y monasterios, en los que, como veía con toda claridad Ana Catalina, persevera la presencia de todos los ángeles, los santos y las Benditas almas del Purgatorio que en ellas adoraron a Dios a través de los siglos. Y esa presencia es mucho más real eficaz que la nuestra física.

    Ellos siguen todavía oficiando la liturgia que los clérigos de la tierra han abandonado casi del todo.

    Cuando me encuentro en ellas, por ejemplo en sus sillas de coro, hoy perpetuamente vacías, sé con toda certeza que no estoy solo, y que rezando el mismo oficio que ellos, me acompaña esa multitud incontable de antecesores, que reparan lo que yo no puedo hacer…

    http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQ7ZyvXAHrw7uRkgDQbyLg1M_DMcVnHReaiQ5ry3I13LQsWZDWU

    Ante sus altares, sobre todo si aún están en su sitio, y nunca se ha celebrado en ellos la infame parodia del NOM, puedo unirme a las misas que durante siglos se han dicho en ellos devotamente.

    https://encrypted-tbn1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQCXrhgRUKvvjuWFb6E3VYzSGPnBZqZ43lPB_aMmrpDdARyV0OB-A

    Punto esencialísimo, gracias a Dios, y a pesar de las destrucciones de los liberales y comunistas, todavía persevera en nuestras iglesias un enorme tesoro de santas reliquias, cuyos dueños me están tan presentes, que si alguno se me apareciera visiblemente, me atrevo a decir que no me sorprendería.

    http://farm4.staticflickr.com/3003/3049483653_ef1f5d62ee_z.jpg?zz=1

    Todavía tenemos las santas imágenes de Nuestra Señora, y de otros santos, los cuerpos de muchos de ellos, y señaladamente, los de los mártires de nuestra última guerra, que precisamente como sostén nuestro y de España toda fueron consentidos por Dios.

    Nada de todo esto tuvieron los kakure kirisitan del Japón, que quedaron aislados del resto del mundo, sin sacerdotes, ni casi sacramentos salvo el bautismo y el matrimonio, sometidos a severa persecución, y fueron capaces de resistir desde el S. XVI hasta el S. XIX.

    Me gusta

  4. Muy estimado Fray Eusebio:

    le agradezco de todo corazón sus palabras, que tendré a mano para cuando vuelva la flaqueza. Es bueno tener hermanos de la fe, más sabios y robustos que uno mismo, ya que la luz de la Iglesia parece completamente oscurecida. Es verdad que los católicos de hoy todavía no hemos de soportar nada, en comparación con lo que se ha soportado en el pasado. Pero también es verdad que siempre se supo que en Roma brillaba una luz que no se extinguía, y que los pueblos, aún paganos, no se habían apartado en exceso de la Ley Natural. Hoy estamos privados de la luz de Roma, en sociedades absolutamente impías, sumergidas en un ruido ensordecedor y, como se lee en esta misma entrada, en medio de una Gran Apostasía irreversible. Todo es desorden, caos y, detrás de la abundancia material y de los infinitos entretenimientos modernos, sufrimiento: casi cuatro mil españoles se suicidan cada año; casi la quinta parte sufre depresiones; cerca de ochenta mil personas hay en las cárceles, lo que es diez veces más de lo que había hace pocas décadas. Al desorden social se une el desorden material: todo alrededor es feo; hay desperdicios en todas partes. En mi infancia jugaba en un río, del que podía beber agua sin preocuparme, y coger peces y cangrejos, y bañarme. Pero eso no es nada comparado al desorden espiritual, que contemplamos en el arte, en las letras, en la música y, sobre todo, en la desorientación de pequeños y grandes. Ya no se reconoce la ley natural, no se reconocen los derechos de Dios, no se reconocen los deberes para con uno mismo. Uno tiene con frecuencia la sensación de estar rodeado de ciegos abismados en una oscuridad espantosa en la que ya no puede discernirse el bien del mal, lo justo de lo agradable, lo honorable de lo útil, lo correcto de lo conveniente o placentero. Han desaparecido los oficios, y así los padres no tienen nada que enseñar a sus hijos, que están cada vez más a merced de un Estado policiaco manejado por fuerzas malignas, y eso los niños que aún tienen padres. Muchos han conocido ya una madre y varios “padres”, o viceversa. Pasan largas horas en colegios e institutos que son como cárceles (ahora hay colegios donde es precisa una tarjeta especial para ir al aseo). Si salen a la calle, los padres están atemorizados, y han de extender la vigilancia. No es de extrañar que en ciudades pequeñas, como la mía, haya unidades de psiquiatría infantil. Qué espanto.

    Y todo ello advino como un ladrón, en una fracción de lo que es una vida. Vino porque las fuerzas del mal no descansan y porque la inteligencia del demonio excede a la inteligencia humana, y porque éramos un pueblo aún inocente, en cuya cabeza no cabían conceptos como los de triturar niños y arrojarlos por el desagüe, pero que ya estaban siendo afilados por los malvados, preparados para inocularlos en las conciencias.

    A muchos les sucedió lo que a mí: nacimos en una sociedad agraria, donde aún pervivían valores católicos, y despertamos al mundo en el momento en que los malvados hacían su desembarco con toda clase de engaños y argumentos especiosos. En el momento en que salimos del campo, hicimos estudios, prosperamos en lo material y así avanzamos ciegamente durante unas cuantas décadas, hasta que el Señor quiso quitarnos la venda de los ojos y se nos hizo evidente todo el mal que había sobrevenido (y que habíamos traído). Y entonces quisimos volver a la Iglesia buscando la luz. Pero ya no había sacerdotes, ya no había doctrina. Estaba todo descompuesto y embozado por la misma marea que nos arrastró a nosotros.

    Ahora es el momento de sufrir, de rezar y de esperar. Y en esa espera a veces sobreviene la debilidad y las dudas, y es por eso bueno, como empezaba diciendo, tener hermanos más sabios y más fuertes.

    Gracias.
    frisgo.

    Me gusta

  5. Quiero decirles queme siento muy confundido, tengo 32 años, nunca he asistido a una misa en latin. todo lo queconozco y que me han enseñado mis padres es la misa nueva, si a travez de entrar en varios sitios he podido ver que la nueva iglesia tiene muchas creencias que no estan claras, yendo a un caso en concreto, he presentado mi caso a varios curas e inclusive he hablado con mi madre al respecto y tampoco supo responder, yo formo pareja con una persona casada por la iglesia y luego separada, a lo que luego la conoci y tengo hijos con ella, luego de tomar conciencia y tratar de arreglar loque por mi propia decision hice por o que me aleje de Dios,buscamos un consejo. y comence a indagar sobre nuestra fe y que es lo que la iglesia declara sobre eso, ahi salto lo del ecumenismo, nosotros como primera reaccion hemos decidido orar juntos todos los dias el santo rosario, e intetamos llevar una vida de dos personas que se aman en espiritu y no en carne, la verdad ha habido un cambio muy grande en casa, pero bueno esa no es la cuestion, mi deseo era saber que podiamos hacer para recibir la eucaristia, estabamos decididos a hacer lo que sea, por lo que al confesarme, consulte al padre si realmente nosotros creemos que otras religiones tambien nos conducen al padre, y me dijo que si, por lo que le dije todo lo que ya he contado aqui, y le pregunte entonces para que me estoy esforzando yo en querer recibir la eucaristia, si todas las otras religiones no la reciben(ni siquiera aceptan la transubstansiacion) e igual van al cielo, mo me esw mas facil, saltarme a otra religion y me caso de vuelta le dije, y me dijo que no podia por que yo era catolico, pero por que si todos los caminos paran en el mismo lugar, y esa respuesta poco clara me inquieto, puesto que una espuesta anula a la otra, y siempre crei que si nosostros creemos que cristo esta de cuerpo presente en laeucaristia, no habia ninguna religion aparte de la nuestra que pueda salvarnos. por lo que comence a indagar y encontre varios sitos que hablan de la iglesia post conciliar, por desgracia entre esos sitios tampoco se ponen de acuerdo y cada uno aclama su verdad,por lo que me mantengo en oracion y pido a Dios trino y uno que me de un guia, para poder salir de esta incertidumbre pues las preguntas abundan en mi

    Me gusta

  6. Si tu mujer está casada por la Iglesia católica, estás viviendo en adulterio.

    Desgraciadamente hoy día no se predica eso para nada, y se dan las anulaciones matrimoniales como si fueran palomitas.

    Sí existen casos de nulidad, pero son muy pocos y las causales verdaderas las pueden encontrar buscando consejo de quienes Si Saben y quieren la salvación de tu alma y no tu condenación.

    Lo que yo he sabido que la Iglesia le pide a personas en tus mismas circunstancias, es vivir en castidad, juntos por el bien de la prole, pero castigando la concupiscencia, como justa penitencia.

    Dios te conceda encuentres un verdadero sacerdote católico, para que guíe y aconseje lo que debes hacer, y la fortaleza para llevarlo a cabo.

    Oh María sin pecado concebida
    Rogad por nosotros que recurrimos a Vos.

    Me gusta

  7. No había visto este post, quizás sea tarde para encontrar una respuesta a mi duda …

    Me pregunto si serán validos los matrimonios llevados a cabo por el novus ordo, una vez consulté esto con alguien de los Diamods y me dijeron que sí eran validos, pero aun tengo mis dudas. Si alguien puede ver este mensaje y hacerme la aclaración pertinente, gracias.

    Saludos.

    Me gusta

  8. Sí son válidos. Tambiėn lo son los bautismos como en cualquier secta herética. En el matrimonio los ministros son los cónyuges. Aunque estuvieran los cónyuges solos en una isla desierta y decidieran casarse para siempre con la intención de hacer lo que quiere la Iglesia, serìa un matrimonio sacramental válido.

    Me gusta

  9. Bueno, ya son dos fuentes diferentes y bien informadas que afirman que es válido el matrimonio por la iglesia conciliar, incluso el bautismo.
    Faltaría para aclarar mejor esto a mi ignorancia explicarlo, algún argumento.

    ¿Como puede una secta herética tener sacramentos válidos?. — en una isla desierta, sería mas comprensible …
    De aceptar esto tendría que aceptar también que los sacerdotes han sido ordenados válidamente, o que la misa satánica que hace el novus ordo es también válida, etc, etc, etc.
    Lo siento, pero sigo sin entender …

    Me gusta

  10. No soy muy documentada Al, pero siempre pensé, que lo que nuestro Señor une nada ni nadie, los separa.

    Y nuestro Señor y con su autoridad cambió la ley mosaica y usó la ley romana para condenar sí, tanto al varón como a la mujer, cosa que la ferrea ley mosaica de esos tiempos era durísima con la mujer, en algunos cultos hoy es igual, y la prueba es que Dios hace todo para cuidar a santa María, que por ley debía morir, como su santo esposo y padre legal del Señor, san José, y bueno toda la historia está escrita tanto de la sagrada familia del único salvador, como de san Juan Bautista el mayor profeta de todos los tiempos.

    No es casualidad que herodes uno de ellos, y de los ciegos de esos tiempos, hubiesen mandado a asesinar a los niños, (el poder religioso no podía asesinar porque ley romana se los impedía) y nada pudieron hacer ni antes, ni luego, ni nunca contra el Plan Perfecto de Dios. Por eso usaron dinero para comprar a los guardias y que mintieran sobre la resurrección de CRISTO-DIOS., hasta hoy, dice la escritura.

    Tal es asi que por el 2006 decididos a terminar con el cristianismo, celebraban y decidieron inventar que nuestro Señor se había casado con María de Magdala y parte del clero de los 60, afirman que esa María, tambien era la misma María, de Betania, y les salió mal y no paran de inventar documentación, toda falsa porque aun en la actualidad es muy grande el desprecio a Dios, a Cristo, a su Madre y a su Iglesia.

    Humanizar a Cristo Dios, más todo lo que inventan como si eso quitara responsabilidades individuales para seguir negando la Luz que vino al mundo por amor de nuestro Padre a sus criaturas.
    Puede ser un plan oculto para inventar simiente davinica pero hagan lo que hagan nadie más será Hijo de Dios e Hijo de María santísima. Luego lo que dicen de su Madre Bendita María, es parte de lo que reciben, y si reciben de demonios. Lucis trust la hace mas facil, y dice que la virgen no era María Bendita, es la madre tierra. el sabat verde.

    Asi cuando se puede debemos responder y cuando no, seguir orando como se hacía, y ahora no se puede.por decreto vaticano del dúo conciliar.2005-2016.

    En un tiempo se permitían anulaciones matrimoniales y generalmente era gente de dinero y poderosos,me llamaba la atención cuando el caso de una de las princesas de Mónaco, ella pudo y no se por qué, y a veces pueden ocurrir injusticias porque pueden pasar y si se anula queda en secreto de los implicados.

    Y les permite formar otro matrimonio, y es injusto que algunos puedan y otros no. O ninguno o todos,los que presenten causas justas y lo ideal es que no tenga costo alguno, cosa que dudo en tiempos finales del dios tolerante del amor y de amor al mammon.

    Lo que se ha conocido del sr. Montini, yo pablo 6, y que haya llegado a ser papa es una aberración, porque hay clero bueno y fiel, pero oscurece mucho a la Iglesia visible. Y la falta del juicio, o frenarlo por ahora, les permite a las Ong perversas, incluir a todos, cuando no son todos.

    El Matrimonio, además de ser sagrado, es por todos los tiempos y es entre un varón y una mujer,esa es la ley DIVINA, era asi en Genesis, y luego Nuestro Señor se los explicó, porque en el viejo testamento se ve que había de todo, hasta incestos, y tambien canibales, porque aun eran carnales y con ojos carnales, nadie les había explicado teología santa hasta nuestro Señor, decir esto a un sacerdote actual, le costó caro, como tambien decir que un varon no puede ser madre, cualquier persona normal lo entiende, tambien. Imponer sus leyes deformadas no significan que sea la verdadera naturaleza ni la ley de Dios que no cambia.

    Y las Ong salen con su aparato silenciador y atacador, no se debe discriminar y falta poco para que sean normales las uniones de hombres con animales. A eso van. todo es poco, para los perversos demoníacos. Destruir lo que más ama el Señor, las criaturas inocentes, sus niños.

    Por nuestro bien y la esperanza de la Iglesia fiel, dice nuestro Señor los tiempos serán acortados. Amén.

    Me gusta

  11. Que el bautismo realizado por herejes es válido es doctrina católica definida.
    El sacramento del matrimonio es tenido entre los dos cónyuges y ELLOS SON LOS MINISTROS. El sacerdote conciliar no es ministro. Si los cónyuges no son católicos no es in Sacramento sino un matrimonio natural indisoluble. Si son católicos ellos son los ministros aún casándose por la Secta conciliar. Pero no deben casarse en la secta conciliar. Estamos hablando de dos católicos que están de buena fe con ignorancia de lo que sucede.
    Pero su pregunta se resuelve diciendo que no es un sacramento impartido en la Iglesia conciliar. Ellos son los que efectúan el rito.

    Me gusta

  12. Me permito introducirme en la pregunta de Al, y le pido su permiso apreciado Moimunan, para decir algo.
    TODOS los Sacramentos son signos sensibles y eficaces de aquello que significan, siempre y cuando existan las tres condiciones indispensables para que produzcan la Gracia. Estos son: materia, forma e intención.
    La “materia” del Sacramento del Matrimonio es la entrega de los cuerpos de los contrayentes, al punto tal que “esta” mujer es de “este” hombre y viceversa. La “forma” del Sacramento es lo expresado verbalmente y la aceptación mutua, y la “intención” siempre es la misma: la de realizar la acción según la mente de la Iglesia.
    Podría no haber sacerdote, ni siquiera ningún testigo, y sin embargo el Sacramento del Matrimonio se realizaría. Si estuvieran en Gracia de Dios recibirían la gracia propia de este Sacramento que tiene como fin primordial la procreación y educación cristiana de la prole, además que procura la sedación de la concupiscencia y la ayuda mutua hasta la muerte (de uno de los dos cónyuges). El Sacerdote católico no es más que el testigo acreditado por la Iglesia para asistir a tal unión y bendecirla.
    Del Bautismo sabemos que hasta un judío y en caso de muerte, teniendo la intención de hacer lo que hace la Iglesia, derramando agua que corra por la cabeza, y recitando la fórmula “yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo”, se recibe el Sacramento.
    El resto de los Sacramentos le compete al clero específicamente: un seglar no puede Confirmar, ni administrar el Santo Viático a los moribundos, ni confeccionar la Eucaristía dentro de la Santa Misa, ni perdonar los pecados.
    De esto último hay que tener presente que las tres cosas más importantes para recibir con fruto la Gracia Santificante, las realiza el penitente, esto es: dolor de los pecados, propósito de enmienda y la imposición de una penitencia. En la actualidad y sin contar con válidos Sacerdotes para oír confesiones y perdonar los pecados con el poder divino “in persona Christi”: “EGO te absolvo…”, Dios -que no se agota en los Sacramentos- perdona realmente al penitente que, no por su culpa, no puede recurrir al Sacerdote y con la intención que cuando lo encuentre, se confiese.
    No olvidar que los Sacramentos son los canales ORDINARIOS de la Gracia, lo cual significa lo que dijimos hace un momento: Dios no se agota en ellos si, sin culpa, no se pueden recibir. Dígase lo mismo de los Preceptos de la Iglesia.
    Esto provoca tranquilidad en las conciencias de los cristianos que por la Apostasía reinante no podemos acceder fácilmente a la Santa Misa o a la recepción de algún Sacramento.
    No obstante no queda excluida la obligación de pedirle a Nuestro Señor que nos mantenga en la firmeza de la Fe y que mueva los corazones de sus hijos que tienen como obligación la recomposición de la Jerarquía Católica: “Dios -dice San Pablo- pone en nosotros el querer y el obrar”, es decir que moviendo Dios la voluntad humana a querer hacer Su Voluntad, también concede el obrar conforme a Ella. Por eso que NO HAY EXCUSA.

    Me gusta

  13. Los esposos serán ministros pero no para declarar la nulidad. Si llegaron ante el altar Dios los unió en matrimonio, con Dios no se juega. Hoy dia se buscan mil excusas para que les declaren las nulidades. No son verdaderas nulidades, si es que hay alguna, deben ser muy escasas.
    Otra cosa muy diferente es que por defecciones sean obstaculizadas las gracias o directamente que los mismos esposos profanen el sacramento con una vida superficial.

    Me gusta

  14. Adri, ese consejo es propio de la iglesia modernista, seguir viviendo juntos por los hijos, pero en la Iglesia de antes le hubieran aconsejado lo contrario, es decir que huyan de las ocasiones.

    Me gusta

  15. Ha quedado bien aclarado el asunto, no sabía las tremendas implicaciones que tiene el hecho de que los cónyuges sean los ministros ante Dios en este sacramento. Gracias moimunan y Simón.

    No quisiera dejar también de comentar un tema que me trae dudas y como ustedes están bien documentados … se trata del sacramento de la penitencia “hoy día”, — sin sacerdotes ordenados válidamente … o aquellos que sí están ordenados pero que no me resultan confiables para nada pues siguen involucrados en cuerpo y alma con la iglesia conciliar/masónica … de hecho pienso que sirven al demonio …

    ¿Como puedo hacer una buena confesión?.

    Y por último quiero aprovechar, y quizás un tanto fuera del tema central, sobre la consagración al corazón de María y Jesús en estos tiempos … ¿como debe hacerse? — ¿alguna referencia?, Gracias una vez mas y que Dios los bendiga.

    Me gusta

  16. Al:
    Respecto a su pregunta “¿Con quién se puede confesar?”, permítame citarle las Leyes de la Iglesia al respecto y para que su alma no quede turbada y camine en su santificación a pié firme.
    Canon 2261’1: El excomulgado (siempre refiriéndose a los clérigos ordenados VÁLIDAMENTE) no puede lícitamente hacer ni administrar Sacramentos o Sacramentales (por ej el agua bendita) salvas las excepciones que siguen.
    2: Pueden los fieles, sin perjuicio de lo que se prescribe en en el parágrafo 3, pedir por una causa justa cualesquiera Sacramentos o Sacramentales a un excomulgado (se entiende VÁLIDAMENTE ordenado), sobre todo si no hay otros ministros, y en ese caso el excomulgado así requerido puede administrarlos, sin que tenga obligación alguna de preguntar, a quien le requiere, la causa de la petición.
    3: Pero a los excomulgados vitandos ( a los que hay que evitar), y a otros excomulgados, cuando ha mediado sentencia condenatoria o declaratoria, sólo en peligro de muerte pueden los fieles pedirles tanto la absolución sacramental, a tenor de los cánones 882 y 2252, como también, si no hay otros ministros, los demás Sacramentos y Sacramentales.

    Hay que tener presente que después de 1968 NO EXISTEN sacerdotes ni obispos VÁLIDOS, salvo los que hayan sido ordenados o consagrados ANTES de esa fecha. Y si los encontrara, debería recurrir a ellos sólo en caso de peligro de muerte, pues si están adheridos a la herejía o a la falsa iglesia conciliar, según el canon 188.4 han perdido el cargo y la jurisdicción, que es lo mismo que dice la Bula Cum ex Apostolatus (que no ha sido abolida). Por eso el canon 2264 dice: los actos de jurisdicción, tanto del fuero interno como del externo, realizados por un excomulgado, son ilícitos, y si se ha pronunciado sentencia condenatoria o declaratoria, son también inválidos….
    La sentencia condenatoria -según la Bula citada y el canon 188.4- es IPSO FACTO, es decir no se necesita que sea declaratoria, como es el caso, por ej., de los que adhieren a la Masonería, que quedan impedidos, si fueran clérigos válidos de ejercer o recibir cualquier orden sagrada, y si no fueran clérigos, no pueden acceder a la recepción de ninguna orden sagrada porque no son materia apta para la recepción por tener torcida intención, lo cual fue el caso del masón Lienart, que aunque externamente haya llegado hasta “cardenal” NUNCA FUE CLÉRIGO legítimo ni válido, y su ejercicio “sacerdotal” no tuvo validez. Por eso decía en otro comentario que la FSSPX NO ES SACERDOTAL porque Lefebvre fue “ordenado” y “consagrado” por el mismo Lienart que era un simple seglar disfrazado y con la intención de la Masonería que es la de destruir a la Iglesia.
    Por eso que no se debe recurrir a la FSSPX, no solo porque son cismáticos, sino porque ni siquiera son clérigos.

    Me gusta

  17. Al: Con respecto a la consagración al Inmaculado Corazón de María siga lo que trae San Luis María G. De Monfort en el tratado de la verdadera devoción a la Virgen María. Allí encontrará no sólo una doctrina segurísima sino que el Santo indica cómo hay que hacer para consagrarse. Creo que en este mismo blog ya se ha tratado el tema. De todos modos por internet seguramente accederá al libro.
    En unión de oraciones lo saludo y lo exhorto a no perder la Gracia o a recuperarla cuanto antes por el acto de perfecta contrición (si es que no tiene la posibilidad de confesarse). No olvide, Dios no se deja vencer en generosidad, y nunca da un escorpión al hijo que le pide pan, como enseña Jesucristo.

    Me gusta

  18. De acuerdo Simón, ya sabía que no podía recurrir a un confesor, la pregunta debió ser así: ¿como puedo hacer una buena confesión ante Dios?.

    Me explicaré mejor, comprendo que no puedo dirigirme a ninguna de las supuestas autoridades actuales porque simplemente están fuera de la Iglesia de Cristo, son herejes.

    Estamos solos ante Dios. Normalmente pido perdón a Dios por mis pecados en cada momento en que me descubro faltando a sus mandamientos, pero últimamente me pregunto, ¿como podría hacer una buena confesión general en esta soledad ante mi Dios ya que no tengo el apoyo de un sacerdote que me oriente?. Aquellos que tenemos ya cierta edad sabemos por experiencia propia mas que por estudios teológicos, que la guía del sacerdote en la continuidad de las confesiones son de un valor extraordinarios … ¿como puedo sustituir hoy día la carencia de esta guía tan preciada?. ¿Acaso existe algún material que pueda estudiar para que me ayude a hacer una mejor confesión en estos tiempos?.

    Por esto hice la última pregunta sobre la consagración al corazón de María, pues se requiere de una previa profunda preparación psicológica o de auto-conocimiento.

    No dejo de continuar dándoles las gracias por vuestros sabios consejos.

    La Paz de Cristo.

    Me gusta

  19. Estimado Fray Eusebio de Lugo, ¿como podría contactar con usted? ¿Dispone de email?

    Si alguien tiene algún medio para contactarle, rogaría me lo facilitase.

    Dios les bendiga y nos de fuerzas para resistir en la inhóspita trinchera.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s