ALL POSTS

UNA CITA DE MEINVIELLE EN “DE LA CÁBALA AL PROGRESISMO”, DISCUTIDA


Comentarios de  nuestros habituales lectores y colaboradores Adversus Haereses dijo XXX es increíble el que Meinvielle haya podido sostener ésto: “Un mismo Papa presidiría ambas Iglesias, que aparente y eimagexteriormente no sería sino una. El Papa, con sus actitudes ambiguas, daría pie para mantener el equívoco. Porque, por una parte, profesando una doctrina intachable sería cabeza de la Iglesia de las Promesas. Por otra parte., produciendo hechos equívocos y aun reprobables, aparecería corno alentando la subversión y manteniendo la Iglesia gnóstica de la Publicidad.”

    Para mí que, de tanto estudiar la Cábala, se le pegó el falso principio… El monstruo bicéfalo del “Bien-Mal” unidos, NO EXISTE: existe el “Bien”, como la “Verdad” y la “Bondad”; la carencia o ausencia de estos no son entidades, sino meras carencias.
    Y no pueden estar unidas en el mismo sujeto, al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto.
    Además, tampoco se aplica la nota de “intachable en la doctrina” a los usurpadores de la sede petrina: Roncalli mismo fue apartado de la enseñanza por modernista, tenía un grueso volumen probatorio que le impedía de por si el cardenalato y el papado. Los que vinieron después, son bien conocidos. Pero incluso Ratzinger (todavía estimado en este blog y otros… cómo cuesta aceptar la realidad…) tenía la calificación de “sospechoso de herejía” por el Santo Oficio, junto con sus compañeros de andanzas. Por lo que tampoco podía haber sido elevado a ningún cargo y menos a Papa.
    Meinvielle, en este punto, se equivocó: no lo endiosen, fue sólo un hombre.

Saludos. Don dice :De la Cábala al Progresismo”, de P. Julio Meinville, se sostiene la siguiente hipótesis: “Pero así como la Iglesia comenzó siendo una semilla pequeñísima, y se hizo árbol y árbol frondoso, así puede reducirse en su frondosidad y tener una realidad mucha más modesta. Sabemos que el mysterium iniquitatis ya está obrando; pero no sabemos los límites de su poder. Sin embargo, no hay dificultad en admitir que la Iglesia de la publicidad pueda ser ganada por el enemigo y convertirse de Iglesia Católica en Iglesia gnóstica. Puede haber dos Iglesias, la una la de la publicidad, Iglesia magnificada en la propaganda, con obispos, sacerdotes y teólogos publicitados, y aun con un Pontífice de actitudes ambiguas; y otra, Iglesia del silencio, con un Papa fiel a Jesucristo en su enseñanza y con algunos sacerdotes, obispos y fieles que le sean adictos, esparcidos como “pusillus grex” por toda la tierra. Esta segunda sería la Iglesia de las promesas, y no aquella primera, que pudiera defeccionar. Un mismo Papa presidiría ambas Iglesias, que aparente y exteriormente no sería sino una. El Papa, con sus actitudes ambiguas, daría pie para mantener el equívoco. Porque, por una parte, profesando una doctrina intachable sería cabeza de la Iglesia de las Promesas. Por otra parte, produciendo hechos equívocos y aun reprobables, aparecería como alentando la subversión y manteniendo la Iglesia gnóstica de la Publicidad. ¿Qué piensan de este texto? Fray Eusebio de Lugo dice : Es verdad que en la frondosidad de la Iglesia, es decir, el número de sus miembros, puede darse una gran variación, sin que deje de ser lo que Nuestro Señor ha querido que fuera. Aunque la Iglesia Militante se viera reducida a un ínfimo puñado de católicos que cumplieran los criterios de visibilidad, a saber: Fe íntegra, culto apostólico, y sujeción a los pastores legítimos (lo que implica necesariamente el rechazo claro a los ilegítimos, el primero de ellos, un tal Francisco), aunque ignorados o despreciados por todos, ahí estaría la Iglesia, y en ninguna otra parte. Ahora bien, la Iglesia Católica no se ha “convertido”en Iglesia gnóstica, o en cualquier otra cosa, sigue existiendo en la misma forma querida por Nuestro Señor, y en el estado en que la dejó Pío XII al morir en 1958. Existe, sí, otra agrupación religiosa que pretende ser la Iglesia Católica, porque ocupa sus sedes, pero no loes en absoluto, por lo que tampoco puede tener como cabeza a un Pontífice que sería al mismo tiempo Papa legítimo de la Iglesia Católica. Porque no se trata sólo de publicidad, o de un Papa de actitudes ambiguas, sino de otra cosa totalmente distinta, y de unos sedicentes papas que predican la herejía de manera perfectamente evidente, imponen a la Iglesia unos ritos erróneos, sacrílegos e inválidos, imponen leyes directamente opuestas a la Ley Divina natural y positiva, o canonizan personas notoriamente sumidas en el pecado hasta el final de su vida, cuando no en el cisma o la herejía. Todas éstas cosas que no puede hacer la Iglesia Católica, ni si Cabeza visible, porque lo habría impedido su Fundador, en gracia a las promesas de indefectibilidad que le dió. Se podría pensar que cuando el P. Meinvielle escribía ésto, las cosas aún no estaban tan claras, pero le habría bastado una lectura atenta de los documentos conciliares para darse cuenta de que estaba ante otra cosa, completamente diferente de la Iglesia Católica, y que en modo alguno podía un Papa verdadero presidir a ese engendro demoníaco. Lamentablemente, éste parece ser un caso más del complejo que ha afectado a tantos católicos a lo largo de estos decenios, de querer conjuntar dos cosas perfectamente opuestas, y pretender que “a pesar de todo” la iglesia conciliar seguía siendo la Iglesia Católica, que se podía aceptar el Concilio “a la luz de la Tradición”, que se podía reconocer al “papa” conciliar de turno, y resistirle sistemáticamente, etc… Haciendo ésto, han desobedecido la voluntad del Señor claramente expuesta y definida por el Papa Pablo IV en su Bula Cum ex apostolatus, han perdido miserablemente la iniciativa estratégica, y son corresponsables de la pérdida de incontables almas, y de los inenarrables sufrimientos de muchas otras. Por no hablar del hundimiento del mundo en la depravación, que amenaza provocar una catástrofe global de inimaginable envergadura. Don dijo: Evidentemente que el Padre Meinvielle jamás se podría imaginar un Papa cuestionando dogmas de fe o el propio magisterio de la Iglesia o incluso la veracidad de las Santas Escrituras. Pero mire la situación que mantiene perplejo a muchos católicos. Por un lado el Papa Francisco llega a decir esto: -Francisco:-“Respecto a los panes y los peces quisiera agregar un matiz: no se multiplicaron, no, no es verdad. Simplemente los panes no se acabaron. Como no se acabó la harina y el aceite de la viuda. No se acabaron. Cuando uno dice multiplicar puede confundirse y creer que hace magia, no”…Claro uno va viendo lo que tiene que hacer. ¡Es que se va mucho dinero en esto! Ojala se te vaya todo y tengamos que rematar las iglesias para dar de comer a los pobres.” Francisco: San Juan Crisóstomo lo decía claro: “A qué vienes a adornar la Iglesia y no adornas el cuerpo de Cristo, que está pasando hambre”.El Señor a todos, a todos nos ha redimido con la sangre de Cristo: a todos, no solo a los católicos. ¡A todos! ‘Padre, ¿y los ateos?’. A ellos también. ¡A todos! ¡Y esta sangre nos hace hijos de Dios de primera clase! ¡Hemos sido creados hijos a imagen de Dios y la sangre de Cristo nos ha redimido a todos! Y todos tenemos el deber de hacer el bien. Y este mandamiento de hacer el bien todos, pienso que es un buen camino para la paz. Si nosotros, cada uno por su parte, hace el bien a los demás, nos encontraremos allá, haciendo el bien; y lo hacemos poco a poco, lentamente, realizamos aquella cultura del encuentro: la que tanto necesitamos. Encontrarse haciendo el bien. ‘Pero yo no creo, padre, ¡yo soy un ateo!’. Pero haz el bien: nos encontramos allá”. Y por otro lanza un discurso como éste que mantienen encandilados a muchos católicos incluso tradicionalistas: Francisco Es decir, un Papa que por un lado te cuestiona la veracidad de las Santas Escrituras y por otro te hace una apología de la Encarnación.[Véase aquí. En ella dice que si decimos que hacemos esto es porque estas personas son la carne de Dios… muy en la línea de la teología modernista de JPII] Por un lado te lanza a que evangelices el mundo en nombre de Cristo y por otro de promueve el ecumenismo y promueve la unidad de todas las religiones en aras a la paz, etc.

7 replies »

  1. El P. Meinvielle escribía ésto, más o menos al mismo tiempo que aparecía la cita tomada de “De la cábala al progresismo”, alrededor de 1970.

    “que está en movimiento y gestación dentro de la Iglesia Católica
    Romana una nueva religión, sustancialmente diversa de la que dejó Cristo, y que
    adquieren los caracteres de una gnosis pagana y cabalística perfectamente
    configurada”

    El P. Menvielle se daba cuenta como pocos de la dirección anticrística que estaban tomando los eclesiásticos de su tiempo, pero es probable que se imaginara que Juan XXIII y Pablo VI eran personas dotadas de toda buena intención, y todavía católicas en su fuero interno, pero obligados por ciertas presiones y amenazas, a desempeñar un papel hasta entonces inconcebible.

    Hay que tomar en cuenta que estamos en los tiempos en que en los países del Este, sometidos al yugo comunista, no eran pocos los prelados, tanto católicos como ortodoxos, que habían aceptado una cierta “colaboración” o “cohabitación” con el comunismo, con tal de salvar lo que pudieran salvar de presencia identificable de la Iglesia.

    Se daba casos muy sorprendentes, por ejemplo, prelados que eran a la vez obispos de la Iglesia reconocida y oficiales del KGB o de otros servicios de inteligencia, sirviendo a ambas organizaciones, intentando no ser demasiado infiel a ninguna de las dos.

    Desde ambos puestos, procuraban ayudar a una “Iglesia de las catacumbas” que oficialmente, o no existía, o estaban persiguiendo…

    Para entender cómo era ésto posible, hay que leer novelas como “El invitado del Papa”, de Vladimir Volkoff, o meditar la situación en que se encuentra el Papa Kirill I de “Las sandalias del pescador”, de Morris West (luego llevada al cine con Anthony Quinn).

    Realmente, incluso los mejores estaban convencidos de que el comunismo era invencible, de que iba a triunfar como lo hicieron los bárbaros sobre el Bajo Imperio romano, y que era necesario llegar a un modus vivendi con él.

    Más aun, el mismo padre sabía perfectamente que no sólo los comunistas esclavizaban a la Iglesia, sino que también en el llamado “mundo libre”, las fuerzas judaicas, masónicas, usureras y plutocráticas (por mucho que se apellidaran “democráticas”) que habían triunfado en la II Guerra Mundial, primero, y luego en el Concilio (que Mons. Lefebvre llamaba la III Guerra Mundial) imponían a la Iglesia, despojada ya de toda protección, ya en tiempos de Pío XII, su omnímoda voluntad, y que los Papas ya no gobernaban libremente desde hacía mucho tiempo.

    Es probable que el P. Meinvielle se imaginara que los pontífices conciliares se encontraban en una situación parecida:

    Ser a la vez Papas de la nueva iglesia, totalmente controlada por las fuerzas enemigas, ocupando plaza de prominentes engranajes del Nuevo Orden Mundial, mientras que al mismo tiempo, presiden y protegen, en la medida de lo posible, a una “iglesia de las catacumbas” encargada de mantener el fuego sagrado, mientras el anticrístico Nuevo Orden Mundial se derrumba, fruto de sus propias contradicciones.

    Los que no lo vivieron tal vez les cueste comprender el ambiente electrizado en que vivían los predecesores de la “resistencia católica”. Había teorías para todos los gustos, que intentaban explicar lo inexplicable: Que unos Papas presidieran a la mayor empresa de demolición de la Iglesia jamás llevada a cabo, y en tan poco tiempo, además.

    Había gente por ejemplo, que pretendía, (y siguen pretendiendo) que Pablo VI había sido secuestrado, y reemplazado por un doble

    http://paulvipapemartyr.over-blog.com/

    reconocible, por ejemplo, por la forma diferente de las orejas, y que Nuestro Señor mantendría vivo a Pablo VI, convertido y penitente, hasta el día de su reaparición.

    Todo ello “confirmado” hasta por las confesiones arrancadas a los demonios en el curso de ciertos famosos exorcismos verificados en Suiza, creo…

    Otros decían que el “pobre papa Pablo” estaba prisionero, que lo drogaban, que estaba amenazado, etc…

    O que “el pobre papa” no sabía nada, que eran los malos malísimos, como Mons. Bugnini, los que lo engañaban, etc…

    confirmado, una vez más, por falsas apariciones, tipo Bayside, o San Damiano, entre otras…

    Había, (y sigue habiendo) para todos los gustos, como hemos visto con el síndrome del “pobre papa Benedicto”,

    https://moimunanblog.wordpress.com/2012/02/16/sindrome-del-pobre-papa-benedicto/

    tan bueno él, y deseoso de volver a la Tradición, pero obligado por los malos malosos a dimitir, y quedarse de Sumo Pontífice emérito al lado de un decíme Jorge que ni siquiera en el Anuario Pontificio se llama Papa, sino simplemente, obispo de Roma..

    . https://moimunanblog.wordpress.com/2013/05/24/quien-manda-aqui/

    Como ven, en aquellos años, era difícil hacerse una idea precisa de lo que estaba ocurriendo, y los católicos aún tenían la esperanza de que, una vez Pablo VI estuviera en su eternidad, viniese otro Papa que arreglara el desaguisado.

    Así se explica que cuando Mons. Lefebvre supo que habían elegido a JPII, se le abrieran los cielos, ¡Un Papa de la tradicionalista Polonia!

    Más dura fue la caída, para él y para muchos otros…Estaba claro que había que prepararse para un lago, larguísimo invierno…

    Mientras, la mayoría de los católicos, dejándose llevar por la ebriedad mística de apariciones tan falsas como las de Medjugorje, El Escorial, y cincuenta más, o or fenómenos tan peligrosos como los del Movimiento sacerdotal mariano, del iluso y falso profeta P. Gobbi.

    Claro que ésto, ya no lo alcanzó a ver el P. Meinvielle, que sin duda, hubiera arribado, él también, a la posición sedevacantista, una vez disipadas las densas nieblas de aquellos primeros años, y quedando claro, con lo ya publicado, que desde Juan XXIII, hemos tenido antipapas preparados cuidadosamente desde su primera juventud para la labor subversiva rematada en nuestros días por el más repelente de todos ellos, por mucho que intente engañar, al mejor estilo modernista, con su humildad de escaparate, o algunas palabritas bonitas que irán seguidas de las peores turpitudes, como de costumbre…

    Me gusta

  2. Fray Eusebio,

    muy buena su explicación. Hasta los sabios más encomiables tienen zonas grises. Hay que tomarlos y seguir adelante en el diagnóstico de la realidad que nos es mucho más clara ahora, y no quedarse atados a la visión limitada que tuvieron porque no se sabían muchas cosas…

    Me gusta

  3. Las alteraciones y adiciones verificadas en la doctrina católica en el transcurso del tiempo son llamados por la Iglesia Católica desarrollo de la doctrina y justificados por el hecho de que, “a pesar de que la Revelación ya esté completa, todavía no está plenamente explicitada” y, por eso, a lo largo de los tiempos, la doctrina católica fue siendo enriquecida por nuevas clarificaciones, nuevas definiciones de dogmas y nuevos pronunciamientos papales o conciliares.

    Me gusta

  4. Si se dice que todo lo que concierne al modo de interpretar las Escrituras está sometido en última instancia al juicio de la iglesia católica,se desdice lo que Jesucristo dice en Juan 16:13…’..cuando venga el Espíritu de Verdad,El os guiará a toda la Verdad(su palabra es verdad);porque no hablará por su propia cuenta,sino que hablará de todo lo que oyere,y os hará saber las cosas que habrán de venir.El me glorificará;porque tomará de lo mio y os lo hará saber:Todo lo que tiene el Padre es mio;por eso dije que tomará de lo mio y os lo hará saber.’Por tanto D. Francisco(papa) os equivocais,la revelación no es filtrada solo por la interpretación privada de una casta sacerdotal en una estructura religiosa,como la que pretendeis;es impartida por maestros o entendida directamente por el creyente,es distinto.Jesucristo es nuestra Paz.

    Me gusta

  5. Por esto, Jerónimo explicó la situación insatisfactoria en una carta dirigida al que le encomendó la misión, el papa Dámaso I (305-384, papa desde 366), Pero antes dediquemos unas palabras al mismo papa: Dámaso conquistó para sí el trono en los años 366 y 367, después de unas guerras sangrientas entre una tropa de mercenarios y los seguidores de su rival Ursino. Así, la gente de Dámaso asaltó el 26 del 10 del 366 por ejempo la iglesia de Santa Maria Maggiore y mataron a 137 seguidores de su rival Ursino (Alesander Demandt, Historia de la antigüedad, pág. 89 versión en alemán, editado por C.H.Beck Verlag, Munich). Pero fue la actuación del prefecto romano pagano Vettius Agorius el que decidió el final de la guerra interna católica a favor de Dámaso como nuevo “representante de Cristo” aparente y en contra de Ursino. El precepto sucesor de Roma sin embargo no quiso tolerar a posteriori la masacre del papa y quiso demandar a Dámaso I por instigación al asesinato. Pero el papa disponía de conexiones poderosas y con mucha influencia. Amigos ricos del papa se cuidaron de que los césares respectivos siempre tomaran partido por el dirigente de la Iglesia y la demanda del prefecto por los crímenes papales ni siquiera fue aceptada. Sí, incluso: “Dámaso se impuso con ayuda de dos edictos, el cesar Valentiniano I y Graciano, que reconocieron a la Iglesia romana el poder disciplinario y que ordenaron la colaboración de los funcionarios estatales a la hora de llevar a cabo sus sentencias” (http://www.kirchenlexikon.de/d/damasus_i_p.shtml). Eso tiene mucha importancia porque muchas personas creen que la Biblia fue inspirada por el “Espíritu de Dios”, sin haberse preocupado del entorno en el que fue creada.

    Me gusta

  6. Extraído de un forero en página católica. El Padre Meinvielle en el Prólogo de su libro “Un Progresismo Vergonzante” (ed. Cruz y Fierro, Bs.As.1967, pp. 7-8) expresa: “La actual corriente del Progresismo, que está en todas partes liquidando la Iglesia, es un fenómeno complejo de difícil caracterización. (…) Mantenemos firmemente nuestra convicción de que el Progresismo ‘primeramente’ destruye la Cristiandad y luego, por consecuencia, el cristianismo. Por ello la responsabilidad de Maritain que en su ‘Humanismo Integral’ inició, allá por la decada del 30, el actual Progresismo. De aquí también la responsabilidad del teólogo Yves Congar O.P., que al adherirse a Maritain y a Mounier en la destrucción de la Cristiandad, ha contribuído al actual Progresismo. Pero Maritain, Mounier y el mismo Congar han sido ya sobradamente superados. Hoy se está abiertamente en la destrucción del Cristianismo. (…) Con el nuevo cristianismo gnóstico se está realizando una operación de gran envergadura y dejando las fórmulas y el aparato exterior de la Iglesia Católica, se está cambiando su contenido; de tal suerte que el hombre, incluso al hacer profesión católica, lejos de adorar al Dios vivo y verdadero y a su Unigénito Jesucristo, adore la Humanidad y, en definitiva, a Satán. (…) Nada más lógico que si el hombre rechaza a Jesucristo, el Unigénito del Padre, dirija su adoración a Satán, el Príncipe de este mundo. Y el catolicismo, desacralizado y secularizado; el catolicismo diluido en el mundo, ya que los teólogos no lo quieren sobre el mundo, será, junto con el confucionismo, hinduismo, budismo, islamismo y judaísmo, una de las formas exotéricas en que se rinde a Satán el culto igualitario de la religión universal. El Progresismo dentro de la Iglesia está trabajando aceleradamente en esta operación que fue planeada en las Altas Logias a fines del siglo pasado”.

    Me gusta

  7. “operación que fue planeada en las Altas Logias a fines del siglo pasado”, transcribe Don…

    Con mayor razón, entonces, son culpables estos curas, porque declarando semejantes verdades insistieron en NO VER el pisoteo de todo el Magisterio ex-cathedra por parte de los ideólogos del CVII, desde Roncalli hasta el actual.
    Hicieron de cuenta que “no pasa nada” y empezaron a hablar de la “Iglesia de la publicidad”, al tiempo que respaldaban la figura de los usurpadores de turno…
    Me desdigo del comentario que hice a Fray Eusebio disculpando actitudes de estos curas.
    El daño que han hecho es demasiado grande.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s