aberraciones litúrgicas

LOS EXCESOS DE CARNAVAL


 
COMUNIÓN
Me ha venido a la cabeza, cuando leí el post que les transcribo,  los actos de reparación que en los días de carnaval se celebraban antaño, en tiempos en que existía un gran fervor eucarístico, para reparar ante S.D.M. (Su Divina Majestad) expuesta solemnemente los EXCESOS DE CARNAVAL, evidentes  en nuestras ciudades, que se cometían en esas fechas.
Estos excesos no dejaban insensibles a los buenos católicos, sino que proliferaban asociaciones reparadoras, actos llenos de unción y fervor, principalmente eucarísticos, para reparar con sacrificios personales, y adoración a la Majestad de un Dios ofendido por nuestros pecados, principalmente en los desenfrenados días del Carnaval.
Pero el mundo gira y gira y gira… Lo que entonces ni el más imaginativo podía soñar se ha hecho realidad. Los tradicionalistas de Catholic Family  News, están heridos por los abusos eucarísticos que se ven en la pequeña pantalla en las ¡ “Misas del Papa“! Comuniones multitudinarias, dadas por ” ministras extraordinarias de la comunión”  a veces inmodestamente vestidas,  aglomeraciones, manos que se extienden en confuso remolino para agarrar una hostia, ausencia de confesiones, sin ningún silencio, con las melodías de teléfonos moviles- a algunos he visto tecleando el terminal en la fila de la comunión- etc.. En suma lo que vemos en nuestras iglesias a diario, en las misa del “catecismo” y en todas las demás. Ayer tuve ocasión de contemplar cómo era celebrada una misa atropelladamente, en menos de un cuarto de hora (14 minutos) incluyendo la comunión dada  a los fieles, que no obsequiaron a Nuestro Señor ni con un minuto de acción de gracias. ¡ni un comulgante! Nadie quedó de rodillas en la acción de gracias. Todos salieron como si se tratara de escapar de un bombardeo ( las féminas con el añadido de un ruidoso taconeo!)
Lo que era patente en las JMJ de Juan Pablo II, pero que algunos disculpaban por la afluencia multitudinaria de jóvenes en shorts y chicas en camisetas mojadas por el calor, (son jóvenes, hay que tolerar); ahora es moneda corriente, siempre, en cualquier celebración eucarística multitudinaria y en muchas ordinarias particularmente de niños y jóvenes.

En suma, el post que les traigo, es una idea del sorprendente  John Venari  para reparar, no por los excesos de Carnaval, sino por ¡la misa papal!, la misa, todo sea dicho de su querido ¡Santo Padre!, que permanece en silencio seguramente para preservar su ¡infalibilidad!. Ya se sabe en boca cerrada no hay peligro de error.

“ASOCIACIÓN DE REPARACIÓN POR LOS ABUSOS EUCARÍSTICOS EN LAS MISAS PAPALES”


em3-cr 

“MINISTRAS DE LA EUCARISTÍA” EN LA MISA DEL PAPA EN LAMPEDUSA, ITALIA,  EL 8 DE JULIO 
Estoy pensando en formar una asociación libre de católicos  que prometan hacer al menos un acto de reparación cada día por los abusos litúrgicos y eucarísticos que se producen en las misas papales post-conciliares. Estos abusos fueron el sello distintivo de las liturgias del Papa Juan Pablo II, se daban en las de Benedicto XVI, y son evidentes en las del Papa Francisco. En vez de quejarnos simplemente  de abusos eucarísticos, vamos a hacer algo que sabemos tiene un gran valor: actos de reparación. – 
 
Por John Vennari 
Por favor, hágame saber si usted está interesado en este proyecto. 
 Propongo una simple asociación de católicos de buena voluntad. Nadie está obligado a nada. Se trata simplemente de una resolución de hacer un poco más cada día para reparar los abusos litúrgicos en las misas papales, y por los innumerables abusos y sacrilegios que continuamente se hacen por obispos y sacerdotes de todo el mundo que imitan el mal ejemplo de los de arriba. El Papa de la Iglesia Católica está más obligado que ninguno de sus inferiores, a observar las leyes litúrgicas ya que las acciones del Papa establecen lo que es una práctica católica “aceptable”. 
Santo Tomás de Aquino enseñó que “por respeto a este sacramento, nada lo toca sino lo que está consagrado.” Por eso dijo, los vasos sagrados del altar se consagran a esta santa finalidad, y también las manos de los sacerdotes se consagran para tocar esta Sacramento. Santo Tomás añade que no es lícito a nadie tocarlo, excepto en el caso de que haya que salvarlo de una profanación. (Summa, III, Q. 82. Art. 3). 

Véase un pequeño ejemplo de práctica piadosa en reparación de los modernos abusos eucarísticos.

El Día de la Hostia Abandonada 
En el futuro vamos a relatar ejemplos de prácticas abusivas eucarísticas, recopilando clamorosos abusos eucarísticos  cometidos en las JMJ del Papa Juan Pablo II. También publicaremos oraciones de reparación aprobadas que los católicos podrán recitar cada día. 

 Respondiendo a preguntas decimos  que nosotros aceptamos la celebración digna de las misas del”Novus Ordo”, pero  con la mira puesta en el completo retorno a la antigua misa en latín “En última instancia, esto significa que en el futuro el rito tradicional de la Misa debe ser guardado en la Iglesia Católica Romana …como rito  litúrgico principal de la celebración de la Misa . Debe convertirse en adelante en la norma de nuestra fe y el símbolo de la unidad católica en todo el mundo,  roca de estabilidad en un período de agitación y cambio sin fin “-. Mons..Klaus Gamber, reforma de la liturgia romana, 1993. 
11 de julio Actualizado: Por favor, continúe en contacto con nosotros por correo electrónico en este proyecto. Estamos recibiendo una respuesta positiva y se publicarán comentarios y el plan de acción en el futuro próximo. Gracias -. Jv 

2 replies »

  1. Creo que formar parte de esta práctica piadosa es un error, ya que sería tanto como reparar por lo que hacen mal los anglicanos, o los rabinos judíos, puesto que se trata de una secta, la del Vaticano II. La forma de reparar es otra: orar y pedir perdón a Dios por todos los errores que se han cometido, se cometen y se cometerán en el futuro por las gentes de buena voluntad que viven engañados. Tengamos en cuenta que no hay liturgia, ni Papa, ni Obispos ni Sacerdotes, por lo tanto no existe la Consagración, y no se puede reparar por algo inexistente, pues no hay una ofensa real al Santísimo Sacramento, excepto la burla y la parodia, por las cuales sí debemos reparar.

    Me gusta

  2. Me parece que no se trata tanto de quién comete un sacrilegio, más bien hay que fijarse en quien es el ofendido. Nada menos que Nuestro Señor Jesucristo sacramentado. No son simples “errores”, son verdaderos y propios pecados.

    Cuidado con esas afirmaciones universales: Puede que no tengamos Papa, pero sí tenemos todavía obispos, sacerdotes y Misas verdaderas.

    Incluso en el caso de las liturgias inválidas, los oficiantes y los fieles asistentes sí creen, al menos oficialmente, que Cristo está ahí. Por lo que si lo tratan sin el respeto debido, se les imputa el pecado.

    Es como si yo quiero matar a un inocente, tomo a un espantapájaros por él, le disparo con intención de matar, he cometido el pecado, aunque nadie haya muerto…

    Dicho ésto, bien está orar y hacer penitencia, mejor estaría si Vennari, y los de su cuerda, se ocuparan en denunciar la falsedad radical de esas liturgias, esa iglesia, y del Jorge que la preside.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s