ALL POSTS

LA SANTA RUSIA II


Sin título
Traemos de nuevo el vídeo del post “La Santa Rusia” pero ahora con la traducción del francés, que aparece en los subtítulos, al español. Va seguido de un interesantísimo comentario que posiblemente sorprenda a más de uno. Hay ideas extraídas de la Historia y de la Filosofía de la Historia que nos hacen comprender el interés de NªSª de Fátima en la Consagración de Rusia y también la catástrofe que se abatiría sobre el mundo si los tímidos repuntes de conversión de Rusia no llegan a buen puerto. A los rectores del mundo les espanta la idea de una Rusia convertida al cristianismo, rebautizada, y mucho más la idea de un Imperio Ruso Católico.

Icono de NªSª de Kazán

Icono de NªSª de Kazán

Hay que rezar mucho a Nª Sª que por mucho tiempo tuvo sede en Fátima en el edificio rúsico que guardaba el icono de Nuestra Señora de Kazán

Traducción del texto francés del vídeo y comentario por Fray Eusebio de Lugo.

(Empieza sonando el himno nacional de Rusia)

Queridos ciudadanos de la Federación rusa:

El aniversario del Bautismo de la Rusia de Kiev culminara la víspera de la fiesta de san Vladimir el 28 de julio de 2013-07-31.

Vuestro presidente Vladimir Putin participará en las celebraciones de Kiev.

El patriarcado católico bizantino ya ha vivido ese acontecimiento histórico espiritualmente Sobre las colinas de Kiev a los pies de la estatua de san Vladimir los creyentes han renunciado a Satanás y a los demonios, y a continuación, renovaron su bautismo por inmersión en las aguas del Dniépr. Ante esto, hemos hecho el mismo gesto que san Vladimir, Había ordenado que el ídolo Perún, que simbolizaba a Satanás, fuera humillada siendo atada a la cola de un caballo, y luego arrojada al río Dniepr. Hemos hecho lo mismo, hemos igualmente incendiado y quemado cinco imágenes que simbolizaban las fuerzas demoníacas que causan ahora el auto-genocidio progresivo de los paises de la Unión Europea.

Recordamos que es necesario que todos los cristianos de Rusia , bien en la fiesta de san Vladimir o en los días siguientes, que hagan un gesto similar de renovación de su Bautismo La adopción del cristianismo por san Vladimir significaba al mismo tiempo la adopción de la cultura europea. Fue construida sobre las leyes naturales que distinguían el bien del mal, la justicia de la injusticia, la verdad del engaño. El cristianismo asimiló esas leyes, reforzándolas con las leyes de Dios, las leyes de Dios protegen la dignidad del hombre y su vida feliz aquí sobre la tierra y después de muerto, el cristianismo se funda sobre dos mandamientos básicos al amor de Dios y el amor del prójimo. La cultura europea fue construida según esos principios cristianos de amor de verdad y de justicia, infelizmente, una buena palabra o amonestación no tiene el poder de parar o detener la infección del Mal en el hombre. Por consiguiente, incluso los estados cristianos siempre tuvieron tribunales, cárceles, ejércitos, sin ello, la mentira y el mal destruirían violentamente las gentes indefensas

Hoy día, sin embargo, las convenciones de la ONU y de la UE imponen anti-leyes a los estados individuales que legalizan el mal y castigan a los inocentes. El fin de ese programa es el auto-genocidio de las naciones: Su principal instrumento es la ideología de género, así como los tribunales de menores. La ideología de género niega la realidad, que un hombre es un hombre, y una mujer, una mujer; incluso a los niños se les inculca la teoría según la cual tienen el derecho de escoger lo que quieren ser. La ideología de género viene asociada a la homosexualidad, a la pedofilia, a la zoofilia, al sadomasoquismo, a la necrofilia y otras perversiones, y éstas son designadas como derechos, e impuestas por la fuerza en todas las esferas de la vida humana, toda persona que defiende los valores morales y espirituales se ve castigada, sin excluir la cárcel. Esa ideología está conectada con el sistema judicial y los tribunales de menores a través de la mediación de los servicios sociales en conformidad con las nuevas anti-leyes internacionales, este sistema roba a los niños de cualquier familia, por razones artificiales.

Esta es la promoción de un neofascismo y de crímenes contra la humanidad. Sólo en Noruega, alrededor de 60 de esos niños se suicidan cada año. Todos los padres noruegos ya han sido privados de sus derechos paternos sobre sus hijos. Esta puesta en práctica de la criminalidad internacional se califica hipócritamente como “protección de los derechos de la infancia”. Los niños son arrebatados a sus amantes padres, con el demagógico pretexto de la “violencia doméstica”, para luego, ser abusados sexualmente por homosexuales y pedófilos y atormentados por sicópatas en pretendidas familias de acogida. Este sistema satánico destruye no sólo el alma de nuestros niños, sino también, la de toda la nación.

¿Os preguntáis por qué los niños son robados? Las ideologías de la ONU intentan destruir el espíritu y eliminar la consciencia de los niños con el fin de diabolizarlos. Arrancando a los niños de los amantes brazos de sus padres, les causan un trauma profundo. Sus almas, una vez heridas de esa manera, son presa fácil de las fuerzas demoníacas que los incitan al odio, la agresividad y el cinismo.

Los ideólogos de la ONU y de la UE que se han consagrado a Satanás con el grado 33, intentan construir un ejército satánico como instrumento adecuado para el auto-genocidio de sus propias naciones. Estos niños, abusados sexualmente por homosexuales y pedófilos, se vuelven a su vez instrumentos y portadores de esos perversos demonios, con el espíritu perturbado y una consciencia aniquilada abierta a la influencia de otros demonios que transforman a sus víctimas en esclavos de las drogas, y otras muchas perversiones.

Esas gentes diabolizadas ya no tendrán capacidad de decidir si son hombres o son mujeres, porque serán como demonios encarnados, partidarios de la ideología de género, es decir, que no tienen género.

Esa satanización planificada de todas las naciones es el exacto opuesto del verdadero cristianismo. Un cristiano debe unirse a Cristo, que ha recibido espiritualmente en el Bautismo, por la fe y el arrepentimiento.

Debe promover la verdad y la justicia, así como la lucha contra el mal. La vida eterna en la Gloria es lo que se le reserva después de su muerte. Rusia quiere renovar su Bautismo en Cristo. Quiere recibir Su Evangelio y observar Sus Leyes de nuevo.

La Unión Europea, en cambio, ha abandonado a Cristo y el cristianismo. Satanizando a Europa, une sus naciones a Satanás y a sus demonios.

El Patriarcado Católico-Bizantino tiene el deber ante Dios de avisar y movilizar a la nación rusa contra ese acto de auto-genocidio que ha sido cuidadosamente planificado.

Con ocasión de la festividad de san Vladimir, que todos los cristianos de Rusia renueven su Bautismo en un río o lago vecino. Que ellos mismos y todas las personas de buena voluntad vayan a todas las calles de pueblos y ciudades. Que se manifiesten contra la introducción de los nefastos tribunales de menores contra las anti-leyes de género, bajo el lema “restauración de la familia-resurrección de la nación”.

Esa etapa es el fundamento de la verdadera y del verdadero arrepentimiento del pueblo ruso.

En 1917, una palabra profética fue dada por Nuestra Señora en Fátima, en Portugal: “Si Rusia se convierte, el mundo podría ser liberado de una gran catástrofe mundial”.

Casi todas las naciones están sometidas a un sistema que promueve un “Nuevo Orden Mundial” del Anticristo, y consiguientemente, su propio auto-genocidio.

Hoy, la gran esperanza para toda la Humanidad es Rusia. Querido pueblo de Rusia, el Patriarcado Católico Bizantino un llamamiento, en este momento histórico: ¡No os dejéis engañar por mentirosos y demagogos profesionales internacionales!
Bajo los términos “Derechos Humanos”, ¡Se cometen crímenes contra la humanidad!

¡Levantaos contra ese sistema neofascista de Occidente, cuyo objetivo es vuestra perdición, a la vez temporal y eterna! ¡Dad vuestro apoyo moral a esas personalidades y hombres políticos gracias a quines los sedicentes fundaciones y organismos benefactores occidentales (ONGs) han sido expulsados de Rusia. La UNICEF y las estructuras de este tipo persiguen secretamente el auto-genocidio moral, espiritual y físico del individuo, de la familia y de la nación rusa!

Además, exigid la abolición de las leyes anticonstitucionales que promueven la esquizofrenia de género y los tribunales de menores.

¡Sed valientes, salid de vuestro estado de estupor!

¡Bajad a la calle, y renovad vuestro Bautismo el Domingo 28 de Julio!

Organizad manifestaciones regularmente hasta el final de este año jubilar

¡Dios quiere que llevéis a cabo estas acciones en espíritu de Fe!

Luego salvará la nación rusa del genocidio satánico planificado para ella…

Rusia1

COMENTARIO:

Para ser recta y completamente entendido este vÍdeo y su importante significado, será bueno comentar brevemente alguno de sus extremos.

Dejo sentado aquí de antemano que siguen subsistiendo en mi ánimo ciertas perplejidades acerca de la identidad, estatuto eclesial y sacramental, así como tomas de posición doctrinales del Patriarca Elías y sus seguidores, pero como lo cortés no quita lo valiente, no me duelen prendas en reconocer que esta proclamación, y otros documentos que pueden encontrarse en su página, manifiestan muchas verdades pocas o ninguna vez oídas aquí en Occidente, y que estos religiosos demuestran un valor personal y perspicacia absolutamente envidiables, por lo que debo felicitarlos.

Iré comentando al filo del texto:

Recordar en primer lugar que el núcleo primitivo de lo que acabaría siendo el Imperio Ruso se situó en lo que nosotros conocemos como Ucrania (frontera, como decíamos nosotros extremadura) y que ya era llamado Rus’, con capital en Kiev, pero que todo buen ruso no traidor a su patria llamó siempre la Pequeña Rusia, por diferenciarla de la Gran Rusia del Este, y de la Rusia Blanca, al Norte.

Muy respetables tradiciones en absoluto carentes de fundamentos históricos indican que hasta allí llegó el Apóstol san Andrés en una primera campaña de evangelización, que sin embargo, no daría su fruto granado hasta que en el año 988, por influencia de su abuela santa Olga, el Rey Vladimir se bautizó en el río Dniepr, siguiéndole casi todo su pueblo y siendo entonces bautizada Rusia, como tal nación cristiana.

Lo mismo que pasó siempre, también en Occidente, fueron eliminados los simulacros de los antiguos dioses, que demostraron así su impotencia. (O más bien, los demonios que se escondían detrás de ellos).

Para que vean que esta no era una medida ociosa, comprueben cómo en la Rusia de nuestros días, muchos, deseosos de una vida conforme a la naturaleza de las cosas, pero alejados del cristianismo por muchas décadas de comunismo, y alguna de capitalismo usurero, están tan perdidos que se vuelven al culto de los antiguos falsos dioses eslavos:

Sangra el corazón al ver a una mujer así, para nada carente de talentos naturales, y que por lo menos, viste y se respeta como tal mujer, ofreciendo libaciones a los falsos dioses, como si Cristo no hubiese muerto por nosotros, y que si se hiciera cristiana, nos dejaría a todos atrás en el camino de los Cielos. Buena imagen de la Rusia actual, al menos en el terreno ideológico-político.

En nuestros días en que la mentalidad moderna nos dicta por todos los medios que la adopción de una creencia siempre es fruto del total y absoluto conocimiento de esa creencia en todas sus facetas, puede resultar raro a no pocos esos bautismos masivos, en que los pueblos seguían a sus jefes, y los hijos a sus padres.

Sin embargo, como veíamos en el post del P. Méramo sobre el Bautismo de deseo, esa era la práctica normal, aceptada e incluso mandada por Dios. Vemos cómo el pueblo conocía la mayor parte de los contenidos de la Fe de modo simplemente implícito, pero se unían a la Fe explícita de sus autoridades legítimas, que los gobernaban en Nombre de Dios, y a través de ellos, y de sus personas, tenían verdadera Fe sobrenatural en la Trinidad y Encarnación divinas, tal como juzgaban útil proponer o reservar esas legítimas autoridades.

Así vemos en el Nuevo Testamento, cómo familias enteras se bautizaban, cuando así lo decidía el cabeza de familia. (Hech.10. Hech. 16,15)

Así ocurrió también en la que se llama la Primogénita de la Iglesia, Francia, porque aunque otras muchas naciones ya habían oído el Evangelio, fue la primera que se bautiza como tal Nación, sociopolíticamente, en Navidad 496, en la persona del Rey Clodoveo, reconoce a Cristo por su verdadero Rey, y se obliga a serle fiel, y a cumplir, también en su actuar público, sus mandatos.

Eso mismo es lo que ocurre en 988 en Kiev, y por eso, hablamos muy propiamente de Bautismo de Rusia, nacida como tal desde la misma pila bautismal, (o río bautismal, en este caso), y no sólo de un Rey y de un pueblo más o menos numeroso.

Y pueden darse cuenta de que conservan el sano sentido común, porque no son ni buenistas (por eso recuerda que evangelización no es sólo palabra y caricias, sino también legislación, juicio, castigo a los malvados); ni pacifistas, (porque recuerdan que los ejércitos están para luchar contra los enemigos del nombre cristiano, y no para servir de auxiliares de ONG, o de apagafuegos.)

Y como el mismo Cristo nos recordó, no hay término medio, o tercera vía: Sobre todo en el ámbito sociopolítico, o se está con Él, o automáticamente, se está contra Él, y entonces, se yace bajo la abyecta esclavitud de los poderes demoníacos que se esconden detrás de todas las falsas religiones, y que mandan sobre los gobernantes, los estados y los pueblos, impidiéndoles llevar una vida santa aquí en la tierra, y alcanzar luego la Patria eterna y definitiva.

Y si esto es verdad de toda nación bajo el cielo, todavía lo es mucho más en el caso de las naciones cristianas, que renegaron luego de su bautismo, se hicieron apóstatas, y han recaído miserablemente en la esclavitud demoníaca, sólo que ahora, su situación es mucho peor que antes de su Bautismo, poseídas que están por siete demonios mucho peores que el primero. (Lucas. 11. 14-28).

Algunas llevan poseídas desde hace siglos, como es el caso de Inglaterra, que, no contenta con rechazar la religión de sus evangelizadores, se atrevió, en un atentado tan inaudito como sacrílego, a rebelarse contra su Rey legítimo, Carlos I Estuardo, juzgarlo como cualquier malhechor, y decapitarlo, un mal día de 1648. Desde entonces, ha caído sobre ella una terrible maldición, confirmada cuando la ingloriosa revolución de 1688, que la convirtió en foco principal de la corrupción religiosa, ideológica, científica, financiera y comercial que ha dado lugar al nacimiento de la masonería moderna, en el Londres de 1717, y se ha desarrollado hasta producir la anticrística torre de Babel conocida como Nuevo Orden Mundial.

Una vez esas fuerzas luciferianas tomaron el control total de las Islas Británicas, que les abría la puerta al dominio de los mares, sobre el que asentarían su Imperio, se dieron cuenta de que tenían ante sí a dos principales enemigos, a los que era preciso abatir, si tenía que llegar algún día el Reino del Príncipe Ascendente…

El primero era el conjunto formado por Francia, y su Casa Real, trasunto de la de David para el nuevo Testamento, y España, estrechamente unida por los mismos religión, ideal y gobernantes a la primera.

Ese primer enemigo solo caería tras un siglo exacto de metódica y perseverante intoxicación de las élites francesas, primero, y europeas, después, desprotegida la Casa Real a la que todos miraban, por haber rechazado las proposiciones del Sagrado Corazón de Jesús a través de santa Margarita María de Alacoque en 1689, justo un siglo antes del inicio de la Revolución Francesa.

Y el segundo, y no menos formidable, era lo que entonces se conocía como Moscovia, y que constituía un caso digno de atención y estudio para los eclesiólogos: Oficial y aparentemente solidaria del cisma constantinopolitano, seguía no obstante reconociendo a los Papas, comunicando con ellos, y celebrando en su liturgia a los numerosos Papas de Roma canonizados, con una abundancia y eximia piedad en los textos y cantos litúrgicos, de los que jamás gozó la misma Roma que estos Papas gobernaron como obispos.

San Sergio Redonezh

San Sergio Redonezh

Personajes como san Sergio de Radonezh, por ejemplo, aun en el siglo XIV, fueron venerados en toda Europa, sin que pareciera que los rusos, por especial designio del Cielo, fueran cismáticos, si no es materialmente y en apariencia.

Laura de la Santísima Trinidad y San Sergio

Laura de la Santísima Trinidad y San Sergio

Moscú podía haberse convertido en Tercera Roma, heredera de Constantinopla, y su Gran Príncipe, en Emperador de los Romanos, pero mientras se mantuviera alejada tanto del mar, como de la ciencia occidental, el naciente Imperio Británico no tendría nada que temer. Claro que los brujos que infestaban la City bien sabían que el día en que un Emperador de todas las Rusias abriera su país a esas dos posibilidades, en un sentido francamente cristiano, su nueva Atlántida, o nueva Torre de Babel, ya no tendría seguridad, porque Rusia se convertiría en un gigante imposible de conquistar, por la inmensa extensión que iba adquiriendo, e imposible de corromper, una vez asimilados los fundamentos de las nuevas corrientes, y rechazados los peligrosos venenos intelectuales y religiosos que los acompañaban.

Ante todo, lo que más temían era que los jesuitas que por esas tierras pululaban llegasen alguna vez a convertir el creciente Imperio Ruso en aliado de la Sede Romana. Un Imperio Ruso reconciliado con el Papa, dotado de marina, ejército y ciencia modernos, fue siempre la gran pesadilla de los discípulos de John Dee.

Así que corrompieron al que un día sería conocido como Pedro I “El Grande”, inoculándole tal desprecio por la Santa Rusia tradicional, y tanta infatuación por las nuevas corrientes de la falsa ciencia racionalista, que muchos rusos acabaron llamándole Pedro “El anticristo”.

La historia subsiguiente de Rusia no ha sido sino una trágica y gigantesca lucha entre esas dos almas enfrentadas: La de la Santa Rusia, resumida en el lema Fe, Emperador y Nacionalidad, o la de los internacionalistas ateos, apátridas y anarquistas, que acabaron triunfando en las revoluciones de 1917, precisamente mientras en el otro lado de Eurasia, Nuestra Señora ponía en manos del Papa el medio definitivo que decidiría la partida a favor del Reinado de Cristo, y la total aniquilación del Nuevo Orden Mundial, todavía en gestación.

No se le hizo caso, ni se la obedeció, y pasó lo previsible: Rusia extendió sus errores por todo el mundo, el Papa y la Iglesia sufrieron mucho, varias naciones fueron (¿serán?) aniquiladas…en cuanto a la última parte de las palabras de Nuestra Señora, (al fin Mi corazón Inmaculado triunfará, el Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá, y será dado al mundo un período de paz)

Consagración de Rusia

¡Eso es precisamente lo que más temen verse realizado los satánicos amos del mundo actual!

Por eso, sus máximas prioridades son evitar por todos los medios que pueda alguna vez ser designado un Papa legítimo, que restauraría en muy poco tiempo una auténtica jerarquía de jurisdicción, con la que procedería urgentemente a la tan deseada y pedida Consagración.

Y evitar que pueda haber algo que consagrar. Por eso, los planes bélicos de los Estados Unidos, desde hace muchos decenios, tienen su objetivo último en la desaparición de Rusia, bien sea por los medios subversivos que nos describe el patriarca Elías: Corrupción de almas y costumbres, sexualización forzada, homosexualización, drogas, ONGs que son meras tapaderas y correas de transmisión de sus servicios secretos, masonería, satanismo, secuestro de niños, programación mental, etc…

O bien, si esto tampoco lo consigue, la guerra directa, nuclear, bacteriológica, climática, biológica (con los organismos genéticamente modificados por el gigante monstruoso Monsanto).

La Guerra Fría no ha acabado, sólo ha mutado, y se ha vuelto mucho más imprevisible, insidiosa, peligrosa, inestable, y definitiva.

En el año 2000, Rusia se encontraba al borde el colapso, y los planes del Departamento de Estado norteamericano ya preveía el despedazamiento de Rusia en varios trozos, después del primer despedazamiento que supuso el “derrumbe” de la Unión Soviética.

Por la infatigable propaganda anti-Putin que sin cesar vomitan los “presstitutes” occidentales, se ve que esa persona es un obstáculo para sus planes, al que han intentado ya varias veces llevar a una guerra de amplias proporciones (Submarino Kursk, Osetia, etc…), sin conseguirlo.

Entenderán ahora por qué Elías intenta explicarles a los rusos que su país es la última esperanza del mundo, la única nación lo suficientemente fuerte militarmente, y consciente religiosa y culturalmente, capaz de enfrentarse al monstruo geopolítico que está intentando provocar otra guerra en Siria, camino a la conflagración universal.

Los rusos van dado pasos notables en ese proceso de arrepentimiento y conversión.

Lo más interesante: No sólo individualmente, sino colectivamente, nacionalmente, se van dando cuenta de que asesinando al Zar, padre de su nación, se estaban suicidando a sí mismos, y que todo lo demás, sólo fueron consecuencias.

Familia del Zar, los Romanov

Familia del Zar, los Romanov

Por ello, empiezan a aparecer por toda Rusia vallas publicitarias, monumentos de desagravio, oficios votivos en las iglesias, en que los rusos piden perdón a Dios, y a su emperador-mártir, y empiezan a hablar claro, de restaurar un Ungido del Señor, conforme al Corazón de Cristo, como David, que los lleve a la victoria contra las tropas anticrísticas que amenazan con acabar de la manera más cruel posible con la Santa Rusia.

Llevamos ya muchos meses en la cuerda floja, evitando una y otra vez la chispa que podría provocar una guerra. Pero es evidente que los dirigentes rusos saben que no podrán seguir así eternamente.

Para muestra, dos botones. Ya están listos varios millares de nuevos refugios subterráneos que debían estar preparados para fines de 2012

Rusia construye 500 refugios

Y hace sólo unos pocos días, Rusia ha verificado las mayores maniobras militares de su historia, poniendo en escena varias decenas de miles de soldados en todo su territorio.

Maniobras militares rusas

Sólo hace falta escuchar los discursos oficiales, en lenguaje diplomático, o lo que se comenta en el Almirantazgo, claramente, para darse cuenta de que los rusos son cada vez más conscientes de la crítica situación en la que se encuentran, y de que las numerosas profecías que anuncian la conversión socio-política de su País, y como consecuencia, la paz del mundo, se van cumpliendo inexorablemente.

Sólo esperan, y nosotros con ellos, que no sea después de otra guerra, peor que aquella en la que se dejaron decenas de millones de muertos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s