ALL POSTS

QUIÉN ES DE VERDAD MONSEÑOR WILLIAMSON


williamson-escudo-21

Reposteamos esta entrada de  25 de Octubre de 2012 por su evidente actualidad

Fundo en una única entrada los dos posts asociados al mismo tema y título.Esta es la nueva entrada refundida en el blog Amor de la Verdad

Nos envía este mensaje un lector del blog que se firma Robert Filmore
Gran parte de lo dicho en él supera mis conocimientos, por lo que lo expongo al conocimiento de los lectores, en la plena seguridad que sabrán leerlo con sentido crítico y aprovechar lo mucho de aprovechable que pueda haber en él, y matizar aquéllo con lo que no estén plenamente de acuerdo.
De todas maneras, puedEn objetar lo que les plazca en los comentarios. Naturalmente serán publicados todos, bien entendido que ateniéndose a las normas de respeto y buena fe.
El tema es de una evidente actualidad y puede que ayude a una más plena comprensión de los últimos acontecimientos. De más está decir que no necesariamente respaldo lo dicho en este importante mensaje. Espero que los lectores se den cuenta del esfuerzo y amplitud de informaciones que supone el trabajo de Robert Filmore, y que hemos recibido por correo.

quien-es-de-verdad-mons-williamson-pdf

Los resaltados tipográficos son propios. Las leyendas de las imágenes también,  a tenor del texto.

Quien es de verdad Monseñor Williamson

Por Robert Filmore, 25 de Octubre de 2012

Vistos los últimos acontecimientos acaecidos en la FSSPX, y una vez confirmado oficialmente lo esperable, como la expulsión de Mons. Williamson, y el agrupamiento en torno suyo de los elementos más opuestos a un acuerdo con la Roma modernista, me ha parecido útil asomarme más de cerca a la figura de este peculiar obispo, y averiguar si es tan fiero el león como lo pintan.

Sin ánimo de ser exhaustivo, los hechos son los siguientes:

Lo primero que salta a la vista es que el propio interesado ha tenido un cuidado extremo en esconder cualquier información referente a su nacimiento, padres, infancia y primeros años de vida adulta, por lo que nos encontramos con distintas versiones no necesariamente coincidentes:

Richard Nelson Williamson nace el 8 de Marzo 1940, en un lugar indeterminado del Buckinghamshire, según unos, (quizás Beaconsfield), y en un igualmente imprecisable lugar de Londres, según otros.

Es hijo de un pastor anglicano del Hampshire, es decir, de uno de esos presuntos sacerdotes que hablan, visten y celebran como los sacerdotes católicos, pero cuya ordenación fue declarada inválida por el Papa León XIII a fines del S. XIX.

Según otras versiones, su padre habría sido un protestante escocés, jefe de compras en los famosos almacenes Mark and Spencer, que terminó su carrera frustrado por no haber obtenido el puesto que ambicionaba, por causa, al parecer, de su ascendencia Goyim.

Su madre, Helen, cuyo apellido de soltera no nos ha sido facilitado, debía de ser una real hembra, gobernadora absoluta de su casa, de fuerte carácter y firmes convicciones, además de pianista de cierto renombre. Tendrá dos hijos más, el uno empleado financiero en la City de Londres, mientras el último se construía una carrera cinematográfica en Nueva Zelanda.

Las afinidades religiosas de la madre son interesantes en la medida en que los grabará a fuego en la mente y el corazón de Richard y sus dos otros hijos:

Ésta era adepta del movimiento religioso conocido como “Christian Science”, basado en la protestante Sola Scriptura, que se caracterizaba por predicar que el pecado dejaba al pecador indemne de toda falta y responsabilidad, y que “una comprensión verdaderamente espiritual expulsaba al mal como algo irreal”. Esa “Salvación a través de la comprensión” no era otra cosa que el trasunto del gnóstico “Salvarse a través del Conocimiento”, reservado a una élite de elegidos.

El error intelectual no se curaba gracias a la lógica y al estudio, sino gracias a la oración y comprensión universal, más allá del principio de no-contradicción.

No faltaba ni siquiera la consideración de Dios como un ser andrógino, Padre y Madre al mismo tiempo, y por debajo, la cabalística afirmación de que en Dios coinciden los contrarios, blanco y negro, luz y oscuridad, error y verdad, Bien y Mal.

Todo esto tan típico de las logias rosacruces tan importantes en el desarrollo del Imperio Británico desde el S. XVII.

No en vano, e importante para lo que luego diremos, la Christian Science ha sido definida como una especie de Hegelianismo bíblico, en que los contrarios son útiles para que se desarrolle el plan de la Sabiduría divina, sin importar las desgracias y pecados que ello ocasione, al fin y al cabo ilusorios e inexistentes, puesto que pertenecen al mundo de la materia.

Más interesante aún es considerar las conexiones que esa doctrina mantenía con influyentes sociedades secretas como la Round Table, fundada en 1890 por Cecil Rhodes con el fin de federar todos los pueblos anglófonos del mundo para que fueran capaces de asentar el dominio del Imperio Británico por siempre.

Para ello, éste último dotó de su propio (y enorme) peculio unas cotizadísimas bolsas de estudios en las Universidades de Oxford – Cambridge y Colleges afiliados.

Asociado con Lord Alfred Milner, y algo más tarde, con el clanRothschild, y con la Christian Science como doctrina oficial, ha constituido uno de los principales vectores de influencia del Imperio anglo-americano hasta nuestros días.

Todo este conjunto de ideas esotérico-ocultistas no sólo entrarán el la vida de Richard a través de su madre, sino que se precisarán durante su escolaridad, nada menos que en el Winchester College, en el Hampshire, presunto lugar de pastoreo de su padre.

No es un colegio cualquiera, sino que es el más antiguo del país, con existencia ininterrumpida desde hace más de 600 años, modelo de Colleges tan elitistas y prestigiosos como el Eton College, o el King’s College, de Cambridge, por lo que la muy fiable Good Schools Guide no teme afirmar: “Se podría decir que Winchester College tiene la mejor tradición educativa de todas las escuelas de Inglaterra”. 

Como pueden suponer nuestros inteligentes lectores, esa clase de internados, en que se inventó la palabra snob, no es precisamente el sitio en que uno entra, no ya sin excelentes recomendaciones, sino además, careciendo de ascendientes familiares de cierto y reconocido pedigree, coronados por eminentes servicios a la causa del Imperio…

Para nosotros, pobres españoles pasados por la lobotomización prisoica, resulta realmente difícil darse cuenta de lo que supone una institución educativa de estas características, en que la palabraTradición se hace carne, piedra y pergamino, y que va a marcar con el sello particular de la casa a sus formandos de manera inconcebiblemente profunda, y ello, para el resto de su vida.

winchester College

Es allí donde la fuerza oculta que edificó y aun mantiene el Imperio Británico forma todos los aspectos de la personalidad de sus pupilos, hasta convertirlos en útiles y leales servidores de un proyecto viejo de cinco siglos. Particular importancia se da a la formación humanística, artística, y filosófica, pues como decía Winston Churchill, “el día en que los responsables del Imperio ya no sepan latín ni griego, éste habrá llegado a su fin”. Y sabía lo que decía…

Más sorprendente todavía para los deshistoriados españoles: La formación religiosa sigue siendo prioritaria, como lo evidencia la prominencia de su capilla.

Ahí es donde el joven Richard asimilará una cierta visión de la vida que ya no le abandonará nunca más.

Great Hall

¿Será casualidad que a pocos centenares de metros de ese antiguo y venerable College se encuentra el Great Hall, único resto del castillo real de Winchester, en el que se conserva la tabla de madera pintada que representa desde el mismo Siglo de fundación del College la Round Table, la Mesa Redonda del Rey Arturo, inspiradora de la Sociedad secreta Round Table-Milner Group?

¿Y que justo al lado de la Mesa, se encuentre un curioso monumento de la Reina Victoria coronada y entronizada como Reina del Mundo?

Clare College de Cambridge

Más tarde, nuestro héroe seguirá ampliando sus estudios con un grado en literatura inglesa, nada menos que en el Clare College de Cambridge, filial del Winchester, y situado justo al lado de la maravillosa capilla del King’s College.

Cuando uno recuerda que esta Universidad fue junto con Oxford el centro neurálgico de reclutamiento y formación de los muy experimentados servicios de Inteligencia británicos, es poco creíble que nuestro Richard no haya colaborado, a sabiendas o no, con los inspiradores del Sr. Bond, tras haber recorrido un cursus tan definido, y haber demostrado indudables cualidades personales.

Pero si hacemos un poco más de memoria, recordaremos que ahí fue donde se formó una gigantesca red de topos que trabajaban para hacer caer al Imperio británico del lado de la Internacional comunista,Komintern. Pero había una gran diferencia: Así como la Komintern era una asociación exotérica, visible, y que actuaba por medios político-ideológicos igualmente reconocibles, su contraparte esotérica, laHomintern, actuaba por medios mucho más discretos, y por ende, infinitamente más peligrosos. Entre éstos, el cultivo de todo tipo de filosofías alternativas, esoterismo, magia ceremonial o sexual, satanismo, y una especial atención al clero de las diferentes iglesias cristianas.

Sus miembros se reclutaban básicamente entre aquellos que sentían un odio feroz por la civilización cristiana y su férreo e inmutable orden moral, y que se encontraban unidos entre ellos por unos lazos de fidelidad carnal-espiritual que la misma presión exterior volvía irrompibles. Era la Internacional Homosexual, de la que se sirvieron los espías comunistas para reclutar agentes que se infiltrarían en todas las instituciones, y las pudrirían y corromperían desde el interior, sin perdonar ni la Iglesia, ni la Casa Real.

Tenemos un señero ejemplo de lo exitoso del procedimiento si examinamos el proceso de fundación de ETA, nacida de una célula comunista desarrollada en el seno del seminario de Derio, en Bilbao, y cuyas costumbres sexuales vienen evidenciadas hasta por los nombres de guerra asumidos por sus miembros.

El grupo inicial de doce intelectuales a los que se conocerá como losApóstoles de Cambridge será fundado por un George Tomlinson, que acabará, curiosamente, como obispo de Gibraltar. En el tiempo en que Richard estaba allí, el grupo copaba casi todo el Establishment, bien protegido por Lord Mountbatten, su principal patrón.

Cuesta creer que un joven tan prometedor no fuera aprovechado por los servicios de Su Majestad.

Una vez en posesión de su título, enseñará en Ghana, y el St Paul School de Londres, en la que se ganará fama de profesor brillante y muy dado a actividades extra escolares.

Mientras, meditaba seriamente convertirse a la religión católica, bajo la influencia de un escritor sobre el que nos vamos a detener un momento:

Malcolm Muggeridge

Su gran mentor intelectual-espiritual desde los años 60 hasta su muerte fue el conocido escritor Malcolm Muggeridge, (24 de Marzo 1903-14 de Noviembre 1990), periodista, satirista, locutor de radio, miembro del MI6, y por último, apologista cristiano.

Tan es así que Mons. Williamson pronunciará su oración fúnebre, un 1 de Diciembre 1990, en que recordará al gran escritor antimoderno que lo guiaría hasta el catolicismo, antes de convertirse él mismo, junto con su mujer Kitty.

Claro que, cuando examinamos el recorrido de Malcolm, nos encontramos otra vez con el King’s College de Cambridge, y con su capellán, el Rev. Alec Vidler, típico exponente de la mezcla entre el High Churchmen y el iniciado en las logias rosacruces que han constituido la fuerza conservadora del Imperio, que tanto apreciaba elNuncio Roncalli en sus tiempos parisinos.

Volvemos a encontrar a Malcolm bañando en los secretos de las altas instancias mundialistas, casado con Kathleen Dobbs, sobrina deBeatrice Webb, autora que junto con su esposo Sydney, será una de las divulgadoras del marxismo, en su versión soft fabiana, que procurará introducir en Gran Bretaña por medio de uno de los primeros y más completos sistemas de Seguridad Social, lo que valió a los esposos ser enterrados en la abadía de Westminster, y haber sido recordados, por ejemplo, en el show inaugural de las últimasOlimpiadas de Londres.

Lo que se recuerda menos, es que actuaron como auténticos espías para la Unión Soviética, y que siempre pretendieron acelerar el ineludible triunfo del comunismo a través de una penetración lenta, perseverante y progresiva de 
sus agentes en todos los estamentos de la sociedad.

Esta penetración debía ser hecha según los principios de la Sociedad Fabiana, (de Fabius Cunctator), general romano que se especializó en vencer no combatiendo de frente, como los bolcheviques, sino siempre por medios ocultos y engañosos, ganando tiempo para cansar al adversario, (el temporizador), hasta que éste se rinde casi sin combatir. Uno de sus mejores realizaciones será la muy influyenteLondon School of Economics, cuyas gloriosas enseñanzas estamos experimentando actualmente…

Sin olvidar que esa estructura exotérica venía gobernada por otra interna y esotérica de clara inspiración teosófica.

Escudo de Malcolm Muggeridge

De ahí su escudo, un lobo revestido de piel de oveja

Habiendo Muggeridge conocido gracias a los informes del matrimonio Webb los increíbles detalles de las hambrunas organizadas por Lenin y Stalin, éste cambió su postura política por otra conservadora, pero nunca cambió su visión sobre la necesidad de acompañar el futuro estado socialista mundial con un suplemento de alma y espiritualidad que debía hallar su fuente en una especie de amplia Iglesia ecuménica unificada, de tendencia conservadora y ritualista, como lo que él había conocido en Cambridge.

Durante la II Guerra Mundial, sus relaciones del Intelligence Service lo pusieron en relación con el Movimiento litúrgico belga que ya preparaba el Concilio., hacia el que adoptaría luego una actitud crítica, por haberse alejado de su matriz y modelo, la Alta Iglesia de Inglaterra.

Finalmente, se convertirá al nuevo catolicismo conciliar tan bien representado por una Madre Teresa de Calcuta que no pretendía convertir a nadie, y que él se encargó de hacer descubrir al público anglosajón.

Todo ello nos indica que estamos en presencia de quien introdujo a Richard en los arcanos del sistema mundialista, en su aspecto primario y más importante, y también más desconocido: El religioso-espiritual. Ese sistema de dominación definitiva funciona de maneradialéctica, hegeliana, cabalística: Tesis, a la que se opone una antítesis, que se fundirán en una síntesis, y así una y otra vez, hasta que todas las resistencias a ese Nuevo Orden Mundial queden diluidas en un Leviatán mundial muy parecido a lo reflejado en las obras de esos grandes iniciados rosacruces llamados A. Huxley y G. Orwell, cuyas advertencias vemos cumplirse bajo nuestros mismos ojos.

Se trata de controlar todos los intervinientes que se oponen aparentemente, mientras se los lleva sin que lo sepan a una futura unión de contrarios, por ejemplo, la que se intentó entre la doctrina católica bimilenaria, y “las mejores conquistas de dos siglos de civilización liberal” (J. Ratzinger).

Se preparó al joven Richard para ser el muñidor de uno de los extremos oponentes a la nueva síntesis conciliar, con la misión de facilitar la incorporación del mayor número posible de sus adherentes, convenientemente reagrupados en la FSSPX, dentro de la Nueva Iglesia inaugurada por el Concilio Vaticano II.

Para ello, se había previsto una estrategia conocida como “la pinza”: Una de las mandíbulas estaría compuesta por un buen núcleo de infiltrados en la FSSPX, alumnos del filósofo hegeliano alemánRainhart Lauth, y presidido por el teutón Padre Schmidberger, que tenía contactos directos con el futuro cardenal y papa Ratzinger. Estos debían hacer todo lo posible por neutralizar los esfuerzos de resistencia de la Fraternidad, sin parecerlo, evidentemente.

Pero como siempre iba a existir un núcleo de gentes menos engañables o comprables, era necesario organizar también una “leal oposición”, aparentemente opuesta a cualquier acuerdo con la Roma conciliar, pero minada por los mismos errores teológicos y estratégicos que su contraparte acuerdista, e igualmente controlada por algunos agentes de influencia.

Ese será el papel asignado al joven Williamson, que se destacó desde sus primeros tiempos en Ecóne como federador de la facción más dura, y cuasi sedevacantista, sin salirse jamás del guión elaborado muchos años antes.

Una vez separados los dos anillos, y absorbido el más numeroso por la Roma conciliar, neutralizar el otro es un juego de niños, corrientemente practicado por los Servicios:

Ese joven tan brillante, prometedor y bien formado adoptó cada vez más un disfraz, aparentando ser un estrafalario inglés, capaz de salir con las afirmaciones más imprudentes o inoportunas, incontrolable e inclasificable, gran defensor de la Tradición y paladín de las esencias, un inofensivo y excéntrico prelado británico que sería sin embargo capaz de tomar la sucesión de Mons. Lefebvre si lo peor llegaba a ocurrir.

Lo mismo que Roncalli disfrazándose de inocente, apolítico e ingenuo párroco de pueblo, iba a conseguir por allí el envenenamiento intelectual y espiritual de los resistentes, sin que éstos se dieran siquiera cuenta.

Como veremos, los actos incoherentes de un excéntrico van a mostrarse de una coherencia absolutamente británica.

Empezando por su gestión del Seminario norteamericano de Ridgefield, Connecticut.

No por nada, desde sus días de seminarista, Richard se ganó fama depoco claro, reflejado en el mote que le pusieron: “Tricky Dickie” o “Tricky Richie”.

Su administración de los seminarios se caracterizaba por lo siguiente: “Normalmente, antes de llegar, las disensiones producidas por las incoherencias doctrinales y prácticas de la Fraternidad se mantenían en un nivel aceptable, dentro de una convivencia pacífica y armoniosa. Era llegar él, y ver cómo rápidamente, las tensiones aumentaban hasta hacerse insostenibles, resolviéndose muchas veces con la salida o expulsión de muchos elementos valiosos y combativos, mientras se prefería a los “piadosos” que eran capaces de cambiar muchas veces de criterio a la primera insinuación de sus superiores.” 

El método del P. Williamson era el típico de un agente provocador: Primero grandes declaraciones excesivas destinadas a provocar fuertes reacciones de aprobación y oposición entre los seminaristas, para a continuación identificar los elementos menos maleables e irlos aislando y humillando hasta que ellos mismos se marchaban, o eran expulsados.” “La Misa del P. Williamson era tan escandalosa, despachada sin el más mínimo respeto de las rúbricas, que procuraba no tener que asistir a ella.”

Por no hablar del sistema de auténtico espionaje que ponía en vigor en los seminarios de los que fue superior, en que una camarilla de favoritos eran encargados de espiar todos los hechos, dichos y omisiones de sus compañeros, con informes puntuales y circunstanciados mañana y tarde, haciendo reinar un auténtico ambiente de terror policíaco tan típico de la actual FSSPX.

Así ocurrirá en el seminario americano de la Fraternidad, en el que un grupo de 9 seminaristas empezó a cuestionarse seriamente algunas de las posiciones más problemáticas de su fundador, como el reconocimiento de unas autoridades evidentemente heréticas, y por ende, ilegítimas, mientras por otra parte se les resistía y desobedecía sistemáticamente; o la adopción de las primeras versiones bugninianascomo liturgia oficial, o las crecientes dudas sobre la validez de las órdenes conferidas con el Ordinal del 18 de Junio 1968, la aceptación de falsas anulaciones matrimoniales, sólo por apuntar algunas.

Williamson fue haciendo aumentar las tensiones, hasta que un 27 de Abril 1983, el mismo Mons. Lefebvre, evidentemente aleccionado por los dos topos hegelianos Schmidberger y Williamson, rechazó con evasivas enfrentar esas cuestiones, y empezó un largo y doloroso proceso para hacerse con unas propiedades que los católicos americanos habían puesto a disposición de la Fraternidad con la condición de mantenerse fuera del alcance de la Roma modernista, condición que el arzobispo no parecía dispuesto a cumplir.

Pasando sobre sus años presbiterales, vamos a fijarnos en su etapa episcopal, en que se irá revelando el auténtico Williamson:

Por ejemplo, su escudo episcopal, en que, como es sabido, el electo refleja su personalidad e intenciones:

Como ven, el típico escudo rosacruz, en el que la rosa de la Sabiduría y Ciencia Místicas cubre, y domina la Cruz, !formando una RosaCruz!

Más: Esa rosa-pentáculo que parece doble, (con otra en el centro), es exactamente la misma que aparece en el escudo Tudor, reflejado en la Mesa Redonda iniciática de Winchester.

León gladiifero de Venecia caro a los iniciados británicos.

Y para coronar el todo, un león gladífero, que todos los iniciados británicos reconocerán como el de Venecia en guerra, precisamente cuando la facción de los Giovini, sabiendo que la laguna ya no les ofrecía la protección de antaño, habían elegido a Inglaterra como nueva base de operaciones, desde la que edificaría el sistema esclavista-usurero anglo veneciano que aún nos domina.

Lo más curioso del asunto, es el cambio sobrevenido en el escudo:

Primero, éste publicado por Fideliter en 1988

Escudo episcopal de Mons.Williamson

Fíjense en la escritura romana, y en la forma de la “rosa”.

Comparen con el que figura más arriba, con escritura gótica y rosa Tudor pentacular, publicado en 1990.

Ahora, fíjense en este escudo:

Escudo de Williamson con la rosa pentacular de los “Tudor”

La pérfida y anticatólica Isabel amiga de brujos y satanistas

Es el del MI 5, la casa de James Bond, los espías fundados por el satanista John Dee, en tiempos de la pérfida y anticatólica Isabel.

Cuando uno recuerda que el simbolismo de la rosa sobre la cruz, significa que es el sello del silencio de aniquilación sobre la obra de la Redención, que se hace eficaz en primer lugar a través de losSacramentos, frutos de la Cruz, tal vez ciertas cosas empiecen a tener sentido…Las dos rosas del MI 5 combinadas en un solo escudo, ¿Curioso no?

Sobre todo cuando sabemos que son especialistas en jugar con las dobles interpretaciones.

Fidelis inveniatur”, sea hallado fiel, pero…¿A quién? That is the question.

Cuesta creer que con esos sulfurosos antecedentes, Mons. Lefebvre haya cometido la grave imprudencia de ordenarlo sacerdote, tras un tiempo de seminario excepcionalmente breve, y más aún, de haber promovido al episcopado a un antiguo hereje, cosa que los cánones prohíben, exigiendo para ello una dispensa especial que Mons. Lefebvre no podía otorgar.

Creo que ya es más que hora de que nos asomemos a la obra de saboteador que en el terreno doctrinal ha realizado Mons. Williamson en su años de episcopado, con perseverancia digna de mejor causa: Brevemente:

  • Negación de la infalibilidad del Magisterio ordinario del Papa, o del Magisterio Ordinario Universal, con la excusa de las famosas e inexistentes “condiciones”.
  • Negación del Papa como Regla próxima de la Fe, sustituido por la regla remota, es decir, la Tradición.
  • Negación de la infalibilidad del Papa en su aprobación de los ritos litúrgicos, pudiendo un Papa, según él, aprobar un rito “intrínsecamente nocivo” e incluso gravemente herético, además de inválido.
  • Afirmar que una definición dogmática puede ser buena en sí, pero mala per accidens.
  • Esas definiciones serían debidas únicamente al enfriamiento de la caridad… “
  • Et alibi, aliorum, plurimorum, que suele predicar corrientemente la FSSPX.

Además, el supuesto contrarrevolucionario incorruptible es el que hizo apología del Motu Propio-trampa, ya que rebajaba al Rito Romano auténtico, de ser la liturgia todavía oficial de la Iglesia Romana, a ser una simple “Forma extraordinaria“, es decir, excepcional u museística, mientras el engendro bugniniano era ascendido oficialmente a Forma oficial ordinaria, y por ende, obligatoria, del Rito Romano.

Es también el mismo “duro” el que agradece a Benedicto XVI el levantamiento de unas excomuniones, absolutamente inválidas, pero que él acepta como válidas, condenándose a sí mismo.

También es el mismo conservador de las esencias, el que describe a Ratzinger como un hombre sincero, amante de la Tradición católica de la Baviera de su infancia, pero con una mente liberal que le impide advertir las contradicciones entre esa Tradición y los errores conciliares. Por esa razón, Williamson pretende que sólo sería un hereje material,y que esa situación le permitiría seguir siendo Papa, a pesar de predicar la herejía, y favorecerla por todos los medios. Es lo que algunos han llamado “mentevacantismo”.

Pero cuando nuestro personaje riza el rizo, es con su afirmación de que el Papa es Soberano de dos Iglesias contrapuestas: Es Papa de la nueva iglesia conciliar, pero también de lo que queda de la antigua Iglesia Católica. Si esto no se parece a la fusión de contrarios de los cabalistas, que venga Dios y lo vea.

Está claro que W. hace todo lo que debe un buen quintacolumnistapara mantener a todos los fieles aún católicos en las manos de la iglesia conciliar, bajo apariencias precisamente contrarias, por medio de declaraciones altisonantes, pero vacías y de ningún crédito.

Como si esto no fuera suficiente, el interfecto se ha señalado últimamente por su apoyo a una falsa mística italiana, María Valtorta, previamente condenada por el Santo Oficio por los graves errores doctrinales y morales inclusos en sus libros.

El iluminismo de Mons. Fellay y sus Cruzadas del Rosario trucadas se ve ampliamente correspondido por el iluminismo de un Mons. Williamson, capaz de dar crédito público a cualquier falsa aparición que pueda favorecer su agenda.

Vista la seguridad doctrinal de nuestro biografiado, nos costará menos entender por qué se va a convertir en uno de los principales actores en la obra de ocultamiento de uno de los más graves problemas de nuestro tiempo: La desaparición de los sacramentos válidos, obturación de las principales fuentes de esa Gracia que hace nacer y crecer a los cristianos, a la vez que impide el dominio del demonio sobre nuestro mundo.

Bien decía  Martín Lutero, adepto del protorosacrucismo (aquí tienen su escudo)

Escudo de Lutero con la rosa y la Cruz, ya en tan tempranos tiempos.

¿Les suena?

que el principal objetivo a alcanzar si querían ver desaparecer la Iglesia Católica era destruir la Misa: “Cuando hayamos aniquilado la Misa, habremos aniquilado el Papado en su totalidad. Porque es sobre la Misa, como sobre una Roca que el Papado se apoya con sus monasterios, sus altares, sus ministros y sus doctrinas. Todo esto caerá cuando su sacrílega Misa hay sido reducida a polvo”

Y es el mismo Lutero el que confiesa que esas palabras provenían directamente del diablo, mientras estaba refugiado en el castillo de Wartburg.

Pero decía a continuación: “Sin embargo, para conseguir este fin con éxito y sin peligro, será necesario conservar algunas ceremonias de la Misa antigua para los de mente débil, quienes se escandalizarían con un cambio más rápido

Toda la historia de la Iglesia de Inglaterra va a ser una ilustración de esa advertencia. Va a ser un gran laboratorio en que pudo experimentarse cómo desustanciar, protestantizar, cabalizar, desobrenaturalizar y despojar de sus verdaderos poderes sobrenaturales a la Iglesia, manteniendo al mismo una apariencia católica y respetable, cosa que no había logrado el protestantismo clásico, luterano, calvinista o puritano.

Cuando esas experiencias llegaron a plena maduración, a fines del S. XIX, la siguiente fase debía comenzar: Transformar a la Iglesia de Roma según el patrón de lo experimentado en Inglaterra.

Primero se intentó con la “Corporate reunion”, en que toda la Iglesia de Inglaterra en bloque se habría reunido con la de Roma, manteniendo sus peculiaridades. Lo malo es que entre éstas, se encontraban también un ritual de ordenación de sacerdotes y de consagración de obispos radicalmente inválido, porque se había extirpado de ellos cualquier referencia a la Misa como sacrificio expiatorio a favor de vivos y de difuntos.

El Papa León XIII acabó declarando definitiva e infaliblemente en Apostolicae Curae la nulidad total de sus órdenes, y por consiguiente, de casi todos los sacramentos conferidos por tales clergymen.

Si ese proyecto hubiera tenido éxito, se habría seguido para la Iglesia católica una espantosa confusión en donde ya no habríamos sabido quién estaba válidamente ordenado, y quien no.

Volvieron a intentarlo después del Concilio, con motivo de la reforma general de la liturgia imperada por aquél, y esta vez tuvieron éxito. Por la Constitución Pontificalis Romani del 18 de Junio de 1968, impusieron a toda la Iglesia un nuevo ordinal radicalmente alterado, y absolutamente incapaz de hacer verdaderos sacerdotes y obispos, a tenor de las normas de León XIII, por defecto objetivo en el mismo rito.

Mientras los tradicionalistas se fijaban en la Misa Nueva, también inválida y herética, pocos se fijaron en que su fuente, el sacerdocio, había sido herida de muerte, poniendo a la iglesia conciliar en la misma situación que la anglicana. Como decía el sabio, se fijaron en las manzanas del suelo, sin darse cuenta de que estaban aserrando el manzano.

Varios fueron los que desde los años 70-80 han ido dando la voz de alarma ante ese gravísimo problema, del que el mismo Mons. Lefebvre era consciente, hasta que el dúo infiltrado Schmidberger- Williamson lo convencieron asegurándole que la forma nueva y perfectamente inválida del nuevo rito era en verdad una fórmula oriental antiquísima aún en uso en algunas iglesias como las de los sirios o maronitas.

Desgraciadamente para ellos, el comité de estudios Rore Sanctifica empezó desde los años 2000 a publicar estudios sistemáticos que refutaban totalmente esa mentira caracterizada y ponían en relieve la actuación de las logias masónicas rosa-cruces británicas en la subversión de la Iglesia Católica desde el S. XVI.

Casualidad, casualidad, será Mons. Williamson el que intentará cerrar la boca y las mentes de los miembros de la FSSPX con una verdadera campaña de terrorismo intelectual y presiones de todo tipo, impidiéndoles conocer esas investigaciones, y encargando a los dominicos de Avrillé, en su prestigiosa revista “Le sel de la terre”, una refutación en regla de las afirmaciones de Rore. Éstos arruinaron completamente su crédito con una refutación donde no se sabe si sobresale más la ineptitud o la mala fe.

No mejor suerte corrió el estudio publicado por el P. Calderón, profesor del Seminario argentino de La Reja, del que casualmente era superior el mismo Mons. Williamson.

Por no hablar de la obrita publicada por el P. Celier, bien conocido infiltrado que benefició de la protección constante de Mons. Williamson, hasta cuando publicó una auténtica propeudéutica ocultista llamada “El dios mortal”.

Como decía antes, el incoherente prelado demostraba una coherencia absoluta cuando se trataba de proteger a la nueva iglesia conciliar en los dos “secretos” que ésta más teme ver descubiertos ante el gran público:

Dos tipos de poderes son los que constituyen toda jerarquía legítima: Un poder de Orden, sacramental, sobre el alma de los fieles y las cosas sagradas, a través de las cuales se comunica la Gracia que salva, sana, eleva, santifica y glorifica al ser humano y lo protege de los ataques de Mundo, Demonio y Carne.

Y otro, el poder de jurisdicción, que se recibe por colación de la autoridad superior, en último término, el Papa.

Lo último que les interesa a los prelados conciliares actuales es que sus fieles comprendan que no sólo no tienen ningún poder de jurisdicción sobre ellos, por haber salido de la Iglesia hace decenios, sino que además, tampoco tienen poder de Orden, por haber sido ordenados con un ordinal infalible y voluntariamente inválido.

Una vez desenmascarados como lo que son, unos puros laicos (en parte), usurpadores de la autoridad apostólica y del nombre de católicos, se acaba el chollo, y se verían expulsados de las iglesias que llevan saqueando y vandalizando desde hace decenios.

Y ya que llegamos a la cumbre de la infamia, todavía nos queda referirnos a un tema harto espinoso, pero absolutamente necesario para entender ciertos sucesos eclesiásticos.

Además de proteger a todo tipo de subversivos, parecería que Mons. Lefebvre también protegía a otro tipo de corruptores, los sexuales.

Por ejemplo, un cierto Padre Urritigoity, originario de Mendoza (Argentina), fue denunciado ya en 1987 por el superior del seminario de La Reja, el P. Morello, y recibiendo la especial protección del superior de distrito, el futuro Mons. De Galarreta, por presiones de la familia Calderón.

Éste organizó el traslado del denunciado al seminario de Winona, en Estados Unidos, cuyo superior era…¡Mons. Williamson!

Su antiguo superior, el P. Morello, dirigió entonces a Mons. Williamson un informe canónico donde ponía en evidencia las graves desviaciones sexuales del encausado, junto con algún que otro ataque e intento de seducción homosexual perfectamente comprobado y documentado. A la vista de las pruebas, pedía encarecidamente al obispo británico que no ordenara a tal sujeto.

No sólo fue ordenado por el mismo W.,en 1989, sino que el expulsado fue precisamente el denunciante, bajo acusaciones, por supuesto, de sedevacantismo.

Como era de esperar, el mismo amigo de W. y entonces superior de la Fraternidad, P. Schmidberger, fue el que se encargó de tranquilizar al resto de su organización, que había logrado enterarse de este vergonzoso asunto.

No bastando con ello, el mismo Williamson promovió al P. Urritigoity a puestos de influencia y responsabilidad, como los de profesor de Dogma, Latín y Música Sacra, desde los que pudo con toda tranquilidad seguir perpetrando sus fechorías, sin que su superior pudiese alegar desconocimiento, conocido como es por enterarse y llevar registro escrito de TODO lo que ocurría en el seminario.

Sólo en 1997, cuando el escándalo empezó a amenazarlo personalmente, se resignó a separarse de ese sacerdote talentuoso pero un tanto orgulloso, según sus palabras, y aún transcurrieron dos años hasta que por fin, Mons. Fellay denunciaba oficialmente el comportamiento criminal del favorito del británico.

Ya en 2001, el P. Urritigoity, que entre medias había ingresado en la peculiar Sociedad de San Juan, era citado ante los tribunales por el Doctor Bond, superior de la escuela San Justino, bajo el cuidado de la citada congregación, y testigo de las reprobables acciones del susodicho.

Pueden alegar que el mejor escribiente echa un borrón, y que se trata de un fallo aislado, pero será poco creíble si consideramos que en el mismo año 2001, fue el P, Ensey, sucesor del P. Urritigoity como director espiritual, el que se vió encausado por asaltos homosexuales a sus dirigidos.

Máxime cuando los abusos perpetrados por tales monstruos no parecen haber sido únicamente de naturaleza sexual, sino que eran vectores de un modernismo litúrgico, doctrinal y espiritual tan escandaloso que muchos seminaristas tuvieron que abandonar, asqueados ante las complacencias del obispo que todos aclamaban como ciudadela de la ortodoxia.

Por ejemplo:

“Odiaba el Santísimo Sacramento. Incitaba a sus dirigidos a evitar la Bendición con el Santísimo, y a que los que no pudieran evitarla se quedasen sentados.”

“Despreciaba las estatuas, por lo que organizó una campaña para retirarlas del seminario y sustituirlas por iconos, tanto en el mismo seminario como en varias capillas de Estados Unidos.”

“Había formado a sus sacerdotes para que presidieran una especie de “Comida de Seder” la víspera de su primera Misa.”

“Inducía a los seminaristas a que se bañaran desnudos en sus excursiones fuera del seminario”

Cuando hemos visto la importancia que la homosexualidad ha tenido en la formación de redes subversivas dentro del clero católico de los dos últimos siglos, no menos que en su infiltración por todo tipo de agentes, entre los cuales los británicos se han revelado los más hábiles, es difícil no sospechar del Graduado de Cambridge…

Ahorraré a los lectores las descripciones más explícitas de los ataques a los que se entregaban esos individuos, perfectamente documentados ante la misma justicia norteamericana.

Finalmente, y ante un cierto número de casos coincidentes, me pregunto si no habría que investigar la posible existencia de una conexión vasca-argentina-británica, cosa nada extraña si recordamos las tramas subversivas que desde el S. XIX se han dirigido contra la América católica, real y española, primero, y contra las españolísimas y muy católicas Vascongadas, después, siempre bajo patrocinio británico, según confesó el inventor del nacionalismo paganizante vasco, y de su bandera, Sabino Arana.

Como han podido comprobar, el obispo Williamson, tras haber debilitado y corrompido el anillo de los acuerdistas, y haber engañado a sus integrantes acerca de los verdaderos compromisos estratégicos en medio de los que se halla la FSSPX, va a especializarse a partir de ahora en desactivar y reducir a la muerte civil a los integrantes del anillo de los reacios al acuerdo.

Primero los mantendrá en las mismas posiciones anticatólicas antes aludidas, gran debilidad de la FSSPX, como se puede comprobar, por ejemplo, en la serie de posts que le dedicó el Padre Iraburu hace unos cuantos meses. Sobre todo, que nunca jamás se plantee de manera seria y rigurosa una posible vacancia de la Santa Sede, y de las demás cátedras episcopales católicas.

Menos aún, por supuesto, plantear el tema capital de la invalidez de las órdenes sacerdotales y episcopales conciliares.

Pero sí enredarlos en una espiral de espiritualidad insana, aparicionismo, falsos mensajes y videntes, e incluso un cierto profetismo apocalíptico de raíces indudablemente cabalísticas.

En cuanto a su influencia social, ¿Qué se puede esperar de unas personas, sin duda recomendables por sí mismas, pero a quien van a colgar el infamante sambenito de Nazi, integrista, negacionista, ultratradicionalista, locos, etc… que no sólo los convertirá en muertos civiles, sino que podría fácilmente abrirles las puertas de la cárcel, sin que nadie se atreva a tomar su defensa?

Asociadas con tan sulfuroso personaje, están anuladas antes mismo de haber empezado a construir cualquier estructura organizativa, desde cero, sin bienes, ni casi fieles que los sigan.

Y encima, habrán constituido un absceso de succión, adonde podrán ser enviados todos los que se opongan a la política de ralliement a la Roma modernista, perseverantemente perseguido por el jefe del primer anillo, Mons.Fellay, gobernado por su eminencia gris, el P. Schmidberger, convecino y condiscipulo del Papa Ratzinger, a quien visita regularmente…

Ya es hora de que los católicos españoles empiecen a ensanchar sus horizontes, estudiando las tácticas de subversión utilizadas por el enemigo desde hace cinco siglos, ellos que han olvidado quién es ese enemigo contra el que lucharon sus antepasados.

Alegoría del Imperio español en su lucha contra la herejía. El Rey Felipe V y el pequeño príncipe de Asturias con sendas espadas hieren al dragón de la herejía. Detrás del rey una mujer con los ojos cerrados sostiene la santa Eucaristía, representando la Fe sosteniendo el “Misterium Fidei”. En lo alto  NªSª del Patrocinio, venerada en monasterio del Escorial, flanqueada por San Lorenzo y San Jerónimo, cuyos monjes custodiaron el monasterio del Escorial,  cuya forma es la parrila de San Lorenzo. La Virgen del Patrocinio es la defensora y Patrona del Imperio en su lucha contra la herejía.

La pérfida y satánica Reina Isabel I de Inglaterra, amiga de brujos satanistas como Jhon Dee, enemiga del Catolicismo, sostiene en sus manos la serpiente que apareció en la restauración del conocido cuadro y  que había pasado desapercibida.

“Evocacion Enoquiana” (del lenguaje secreto del patriarca Enoc) del satanista y brujo Jhon Dee., ligado a la corona real inglesa

Categorías:ALL POSTS, Temas varios

Tagged as: ,

13 replies »

  1. Es muy solido el articulo republicado. Es verdad todo lo que dice de Cambridege y se las sectas secretas que dominan desde hace siglos esa institucion de elite que alimenta al MI6 y al MI5. Abrumadora documentacion sobre el proceder de Williamson. Sus declaraciones sobre el Holocausto serian, de ser ciertos todos estos indicios que apuntan a un agente provocador, precisamente eso un acto de provocacion. Dejemos que ruede la bola y veremos donde acaba Williamson.

    Me gusta

  2. Ademas los ritos de iniciacion conllevan sistematicamente el pecado infame,la sodomia como la practicaban los miembros del circulo de apostoles, y los Cambridge Five, siendo el ultimo nunca detenido pero si denunciado Victor Rothschild.

    Me gusta

  3. El articulo habla mucho de cantidad de gente que son o fueron satanistas, masones, luciferianos, etc. , pero que nada tienen que ver con Msgr Willimason, Habla de cantidad de rituales, sectas y grupos y sociedades secretas, pero de las que no es parte Msgr Willimason. Muy poco en realidad se habla y documenta sobre Msgr Williamson. El escrito mas parece un fallido intento de tratar de asociar a Msgr Williamson con esas sociedades secretas, que demostrar que efectivametne pertenece a una de ellas. El hecho de estudiar en su epoca en Cambridge no significa que sea mason, ni el hecho de que la Reina Isabel fuese un demonio en carne, significa que Msgr Williamson lo sea, pues Msgr Willimason nada tuvo que ver con la reina Isabel, que ni contemporaneos fueron.
    Es a mi parecer, un vil intento de ensuciar a Msgr Willimason, al tratar de ( en un infructuoso intento ) asociarlo con sectas por medio de mencionar muchos hechos de terceras personas que pueden ser ciertos o no, pero que nada tienen que ver con Msgr Williamson ( el articulo en ningun caso asi lo demuestra).
    Asi es como comienzan los chismes y calumnias, primero se habla de una secta secreta, luego de una reina malevola y endemoniada, luego de sociedades y personas luciferinas, y en un determinado momento en el escrito se inserta el nombre de Msgr Willimason sin tener este nada que ver con los otros ( y sin ser demostrado esto en el escrito ).
    Lo unico que podria ser relevante es lo de las rosas, pero igualmente no significa nada, pues si a una persona le gustan las rosas y las pone en su escudo, no significa que sea mason. De cuando aca no se puede tener rosas y una cruz ? Entonces toca dejar de ponerle rosas a la Santisima Virgen y quitar las cruces donde haya rosas ? No son petalos de rosas lo que soltamos delante de la procession en la que llevamos el Santisimo y la cruz ?
    El escrito no es mas que un fallido intento por desacreditar y calumniar a msgr Williamson. No hay una sola evidencia, ni siquiera un hilo conductor que una la cantidad de sociedades secretas, pesonas melevolas y satanicas que mencionan, con Msgr Williamson.
    Que nacio en una familia protestante ? Si, tuvo la desgracia de haber nacido en el seno de una familia no Catolica, pero igualmente por misericordia de NSJ tuvo la gracia de encontrar la verdadera religion y se convirtio y ha sido defensor valiente de la Fe Catolica (mas valiente que muchisimos Catolicos que nacimos en el seno de familias Catolicas, y ciertamente mas valiente que sus companeros Obispos en la fraternidad ). De cuando aca se critica a quienes se convierten ? Que no es labor fundamental evangelizar ? Que mayor exito para nuestra Iglesia que lograr la converson de un alma y su total y entera entrega a Dios en una vida de sacrificios y persecucion como le ha tocado a Msgr Williamson.
    Que estudio en Cambridge ? que vivio en Cambridge ? Si, pero de ahi a ser mason hay una gran distancia. Yo estudie en una Universidad similar, y bien podrian entonces calumniarme de lo mismo, siendo que no lo soy.
    Lo unico cierto, y comprobable, es que Msgr Williamson se ha expuesto a ser perseguido por todo el mundo. Que siendo viejo y sin ningun tipo de ayuda economica a sus mas de 70 anos fue dejado en la cochina calle por la FSPX. Que si bien es cierto que cometio el error de aceptar el Motu Propio, etc., igualmente ha declarado que se disculpa por ello y que fue un error. Que no hizo critica sino hasta ahora? Si fue un error, el mismo lo ha aceptado, y pudo haberlo hecho quizas pensando en esperar el momento preciso no lo se, un error si, pero lo ha aceptado y la realdiad es que sigue luchando y la gente lo sigue persiguiendo.
    Quieren que se arrodille, se humille y haga un mea culpa mundial que no es de la investidura de un Obispo ? No, eso no lo puede hacer, pues no es de la dignidad de un Obispo hacer eso. Ya se ha disculpado, y ha reconocido el error, que mas quieren ?
    En el momento en que el autor de este articulo ( o cualquier otro ) demuestre, o por lo menos documente circunstancias reales que hagan creible la historia que le quieren inculpar a Msgr Williamson, ese dia lo creere; pero mientras tanto solo veo un Obispo que pese a su vejez y dignindad, es perseguido constantemente, y aun asi se mantiene en posicion valiente defendiendo la verdadera iglesia.

    Me gusta

  4. Si su nulo conocimiento de la historia y cortas entendederas no le permiten entender el sentido de la exposición, al menos, debería hacernos el favor a los demás, de no acusar repetidamente al autor de vil calumnia, cuando el hecho es que los resultados de las maniobras del británico están a la vista, sus bufonerías para nada inocentes, también, y el régimen de terror y delación sistemática que hacía reinar en los seminarios que dirigió, puede comprobarse por los muchos testimonios de gentes que tuvieron que padecerlos, y que incluso fueron obligados a “informar” sobre los más menudos hechos, dichos y omisiones de sus compañeros.

    Cosas estas que un cándido y bonachón émulo de san Nicolás desde luego no habría hecho.

    Aunque en la biografía de W no existiera todo ese manojo de indicios convergentes y más que elocuentes, sólo con su actuar público, y los graves fallos doctrinales que reseña, el personaje ya exhalaría un olor sulfuroso para nada recomendable.

    Eso de que le dejaron en la calle y sin ningún ingreso, lo dirá Ud. Porque lo cierto es que beneficia de una red clientelar más que generosa, y desde luego, jamás ha pasado necesidad, precisamente.

    Y a pesar de todo lo dicho y publicado, se niega a discutir seriamente y sin las habituales descalificaciones con que otros sitios han saludado este escrito, asuntos tan importantes como la vacancia de la Santa Sede y demás sedes episcopales, la invalidez de las órdenes conferidas con los nuevos rituales, o la infalibilidad pontificia.

    Ahora, eso sí, se mete precisamente en el jardín negacionista,en el que no tiene competencia alguna, y que habría evitado cuidadosamente, de no ser porque es un especialista de la provocación.

    En cuanto a su encubrimiento pertinaz de ciertos clérigos y seminaristas sodomitas y pedófilos, bien averiguada por otras fuentes, como la conocida periodista norteamericana Randy Engel, supongo que ella también será una vil calumniadora. Igual que los que denunciaban las acciones del “santo” y marránico P. Maciel, o las del P. Buela y su IVE.

    Y si lo persiguieran verdaderamente y no de mentirijillas, estaría en la cárcel desde hace tiempo, y no de avión en avión por todo el mundo.

    Ahora que se va sabiendo quien es el personaje, y cual es su jueguecito, espero que él mismo tenga la valentía de definirse, sin delegar en palmeros como Ud, o como ciertos impotentes sitios internéticos, que saben insultar, pero no dar razones plausibles.

    Me gusta

  5. Este post ha levantado iras sobretodo entre los que tienen como cuestión de honor la defensa de Mons. Williamson.
    Advertí como editor del blog que la cuestión en sí misma supera mis conocimientos. Y que el lector del blog debe ejercer su sentido crítico y aportar si lo considera argumentos o pruebas en contrario
    Las ideas expuestas es verdad que complementan a lo expuesto en el blog Virgo María. Allí también se dan todo lujo de detalles. El Padre Schoonbroodt es benemérito por el blog dicho que ha incorporado muchas investigaciones sobre diversos temas, pero en particular sobre la invasión a Roma de la “Corporate Reunion” anglicana, logrando su definitivo triunfo en nuestros días. La liturgia romana hoy día es igual que la anglicana. Y en cuanto a la invalidez de la ordenes sacerdotales y sobre todo episcopales- que trata en su otro blog Rore Sanctifica- está en el mismo plano que la invalidez de las órdenes anglicanas, definida por León XIII, en su “Apostolicae Curae“, que se aplica perfectamente a los ritos conciliares. Nadie que acepte el magisterio pontificio puede aceptarlos.
    Muchos dirán como en el blog Non Possumus que es un delirante, ridículo y vil ataque a Monseñor Williamson. Ellos enarbolan la acusación de calumnia pero deberían probarlo mostrando cualquier falsedad en las cosas dichas. No lo hacen porque no pueden. En lugar de ello traen unos testimonios acerca del P.Schoonbroodt, en los que le dejan como manejado por otros como si no tuviera personalidad e ideas propias. También traen el testimonio del P.Cekada. Si tanto aprecian al P.Cekada ¿por qué no se aplican sus ideas sobre las misas “Una cum” que califica como gravísimo pecado mortal, incluso para los fieles que asisten a ellas. Pero ellos son “Una cum” los papas conciliares a los que califican de herejes.
    La postura de Non Possumus es contradictoria y gravemente herética como está dicho en este blog, por ejemplo en el post “El hereticismo“. No se puede reconocer herejías en los papas y en el Concilio aprobado por un papa, y al mismo tiempo reconocerlo como papa legítimo. Tampoco se puede resistir a los papas a quienes reconocemos como tales. También se demuestra esto en este blog en múltiples sitios, por ejemplo en el post “¿Es lícito resistir al papa?“.
    Ellos juzgan a los papas en nombre de su comprensión- con juicio privado- de la Tradición, juzgando con ello al papa a quienes reconocen como tal, y erigiéndose ellos mismos en “papas”, superiores a él y que como se sabe “prima sede a nemini iudicatur..”. Ellos lo hacen porque en realidad son jansenistas y galicanos.
    Es una postura la de “Non Possumus” soberbia, y voluntariosa. Además de contradictoria y herética.
    Nosotros, a quienes ellos motejan de sedevacantistas, no hacemos más que aceptar el magisterio de la Iglesia en bulas como la de “Cum ex apostolatus” y seguimos a la casi totalidad de los Padres y teólogos, particularmente Santo Tomás, San Roberto y San Alfonso.
    Ellos defienden a Mons.Williamson porque caen en los mismos errores y herejías que el artículo le achaca, a saber:
    Negación de la infalibilidad del Magisterio ordinario del Papa, o del Magisterio Ordinario Universal, con la excusa de las famosas e inexistentes “condiciones”.
    Negación del Papa como Regla próxima de la Fe, sustituido por la regla remota, es decir, la Tradición.
    Negación de la infalibilidad del Papa en su aprobación de los ritos litúrgicos, pudiendo un Papa, según él, aprobar un rito “intrínsecamente nocivo” e incluso gravemente herético, además de inválido.
    Afirmar que una definición dogmática puede ser buena en sí, pero mala per accidens.
    Esas definiciones serían debidas únicamente al enfriamiento de la caridad… “
    Et alibi, aliorum, plurimorum, que suele predicar corrientemente la FSSPX.”

    En resumidas cuentas caen en la calumnia adjudicándonos calumniar a Mons. Williamson. Y también son cobardes-ellos sí- porque se niegan, como es su política habitual a enfrentarse a un debate de ideas.
    El que un autor escriba bajo pseudónimo no es cobardía. Es una práctica universalmente admitida en internet que puede legitimarse por muchos motivos.
    Por ello les emplazo a retirar su acusación de calumnia o a mostrar en qué cosas ha sido calumniador el autor del artículo.
    Espero que no respondan con la cobardía como suelen y salgan a la palestra a contestar a las acusaciones vertidas en este comentario.
    Por último los juicios que traen sobre Remy son inaceptables conociendo como conocemos su labor en defensa de la Tradición.-la verdadera y no la tamizada por el jucio privado de -Non Possumus- y sobretodo sus servicios al frente de la editorial de su nombre.

    Me gusta

  6. Sr Editor disculpe Ud pero me parece que el asunto es al contrario. Quien escribio el articulo en cuestion acusa a Msgr Willimason de varias cosas, pero no demuestra nada. Menciona casos de terceros y habla de distintas sectas secretas y maleficas, pero no logra unir eso con Msgr Willimason. Es decir que se considera “culpable” a msgr Williamson hasta no probarse su inocencia, siendo que por el contrario, es inocente hasta que se le pruebe culpabilidad.
    El punto es que el articulo y articulista, falla en unir las acusaciones con el sujeto. No hay un hilo conductor, que pruebe una verdadera y clara union del nuncio Roncalli, Kathleen Dobbs, Beatrice Webb, las olimpiadas del 2012, la sociedad fabiana, el LSE, Teresa de Calcuta, Alex Huxley, George Orwell, Rainhart lauth, John Dee, reina Isabel, etc. con Msgr Williamson.
    Para hacer una acusacion, se necesita de pruebas irrefutables, o de circunstancias de modo tiempo y lugar que demuestran y prueben mas alla de cualquier duda, que la acusacion es valida
    Una persona puede vivir en la misma ciudad, en el mismo barrio que un mason, puede sentarse en la misma silla o cenar en el mismo restaurante que un mason, puede asistir a una unversidad que de pronto sea financiada por masones, puede trabajar para una empresa igual, o tener su salario depositado en un banco de masones…………pero de ahi a hacer el enlace de que esa persona sea mason hay mucho trecho. Hoy dia practicametne nadie se salva de estar de una forma u otra relacionado a ese atroz sistema ( pues bien lo dice la biblia, al final de los tiempos no se podra vender ni comprar si no se tiene la marca ), pero eso no significa que pertenezca al sistema, ni que sea afecto al sistema.
    Ahora bien, se llega incluso a los extremos de aseverar, como lo hace el comentarista Tellez, que “…En cuanto a su encubrimiento pertinaz de ciertos clérigos y seminaristas sodomitas y pedófilos…” Si se investiga lo escrito por la Sra Randy Engel, se dara cuenta primero que todo que dicha acusación venia de una persona que tenia su propia agenda y en la mira a la FSPX. Que el “acusado” había sido defendido no por Msgr Williamson, sino por Msgr De Galarreta. Que Msgr Willimason solo siguió las reglas impuestas, basado en la información de que disponía y que obtuviera de Msgr De Galarreta, y la respectiva recomendación que recibiera de Msgr Lefebvre quien le pidió que vigilara ( con ojos de halcón ) a quien acusaban de aquellos actos. De tal forma que mal podría decirse que fue una acción unilateral de encubrimiento por parte de Msgr Willimason, y mas bien, muy posiblemente fuera una acusacion infundada de quien se veria mas adelante era una persona que solo queria hacer daño a la FSPX.
    Aunque estoy en la orilla opuesta a Msgr Willimason en cuanto a su creencia en las apariciones de Medjurgorje, Garabandal, Akita, etc., ello no es para que se lo descalifique ( no es dogma creer en ellas, ni no creer en ellas ).

    Me gusta

  7. Ruy Díaz:

    No parece Ud. haber heredado la perspicacia de su homónimo medieval.

    Por sano sentido común, sabrá que se puede probar la verdadera identidad de una persona y el auténtico significado de sus hechos de varias maneras diferentes: Bien por sorprender “in fraganti” al interfecto en algún delito, o reunión de malhechores, bien por confesión del propio interesado, explícita o implícitamente, o bien por convicción, es decir, por haber reunido un cierto número de indicios a primera vista no necesariamente conectados entre sí, pero que cobran sentido, si se los pone en el contexto más amplio de los orígenes, vida, hechos, palabras y omisiones del encausado.

    Nos manda Nuestro Señor ser sencillos como palomas, sí, es decir, no ser excesiva e injustamente sospechosos, pero al mismo tiempo, también nos manda ser astutos como serpientes, porque el enemigo sabe esconderse muy bien bajo apariencias de bien, como ángel de luz, por lo que no hay que esperar a que confiese o a que se le sorprenda “in actu”, para tomar las debidas precauciones.

    Fíjese en que nadie acusa a W de ser masón, sería demasiado primario, y realmente, no creo que haya sido nunca un enmandilado.

    Pero cualquiera que tenga un poco de conocimiento de cómo funciona el mundo real, sabe que los orígenes familiares, la educación, y los amigos, mentores intelectuales y espirituales, y tendencias profundas de la sociedad en que uno ha desarrollado sus años formativos tienen una enorme influencia, y consecuencias duraderas de por vida, siendo muy difícil escapar de un pasado y unos antecedentes diseñados para marcar hasta el tuétano a las personas a ellos sometidas.

    W nace precisamente en la herejía que dará como resultado a la iglesia conciliar, sufre desde pequeño todas las influencias de la ideología religiosa, política, social, y económica dominante en las élites mundialistas que nos tiranizan. Sigue el “cursus” típico de los futuros buenos reclutas y soldados de ese poder luciferiano que desde el S. XVII rige los destinos de de buena parte de la humanidad desde su City de Londres, y se rodea de amigos perfectamente conocidos y significados por su adhesión a esos mismos ideales, y no precisamente de los menos formados, informados, e incluso, iniciados.

    Así como en otros casos, como el del niño-lobo de Córdoba, aun siendo humano, ha sido criado entre lobos, y actúa, siente, vive y aúlla como ellos, lo normal y esperable es que vaya a comportarse como lobo, a no ser que se le reeduque completamente y desde los principios (sin que el éxito esté asegurado ni mucho menos), lo mismo, de un humano que se ve inmerso en ese ambiente tan peculiar y tan bien diseñado y puesto a punto desde hace siglos para formar completamente a útiles instrumentos del Imperio, se puede esperar que piense, sienta, actúe y reaccione del modo en que lo han programado, conscientemente o no.

    Más aún, si recordamos que la “pérfida Albión se ha ganado ese apelativo, porque logró crear un sistema de infiltración sistemática en las filas enemigas, siempre bajo apariencias contrarias e insospechables credenciales, con el fin de subvertir desde dentro las estructuras, o desviarlas y aprovecharlas a favor de los intereses del Imperio.

    Y que suele basar su actuar sobre el famoso “divide and rule”, es decir, en crear divisiones en las fuerzas enemigas, para inutilizarlas y controlarlas discretamente y sin que lo sospechen sus miembros.

    O que la llamada Iglesia de Inglaterra funciona según ese mismo principio dialéctico, “High Church, Low Church, incluso “Middle Church”, y que eso queda en las costumbres mentales de sus fieles incluso cuando éstos se convierten al catolicismo, o a la ortodoxia (el famoso fenómeno de los “convertsy”, a los que se procura no ordenar sacerdotes, y menos obispos),

    me parece que ya tendríamos razones más que sobradas para sospechar de las intenciones de un arquetipo perfecto de operador de los Services.

    Pero es que si además, llegamos a saber que su seminario ha sido notablemente corto, (es decir, que no se le ha purgado de tantos años de deletéreas influencias), nuestras inquietudes aumentan.

    Si luego nos confirman muchos que lo han experimentado y aun sufrido, nos confirman que ya en esos años, W se especializaba en aplicar las típicas estrategias del buen “agent provocateur” entre sus compañeros, y no precisamente en aras de la paz y armonía tan necesarias en la formación de los futuros sacerdotes.

    https://en.wikipedia.org/wiki/Agent_provocateur

    Si para colmo, el mismo interesado no sólo no niega esos extremos, sino que confiesa él mismo que esos enfrentamientos son buenos, y que los fomentaba en los seminarios de los que estuvo a cargo, ya no son sólo sospechas, son hechos probados los que empiezan a acumularse.

    Otra táctica muy utilizada por el Service es la de la distracción. Orientar a la resistencia hacia una vía de garaje, de modo que jamás se planteen los temas cruciales, o se les dé una falsa solución, que siga manteniendo el estado de división latente, y siempre a punto de reactivación.

    ¿Qué ha hecho Mons. W en todos estos años, sino desviar la atención de temas estratégicos y tácticos tan fundamentales como la legitimidad de los ocupantes conciliares del Papado, la identidad o distinción entre Iglesia Católica e iglesia conciliar, o la invalidez de la seudo-misa de Pablo VI, no sólo por defecto de intención subjetiva en el ministro, sino por defecto de forma e intención objetivos, presente en el rito mismo, y que hace inválida la “Nueva Misa” en todos los casos?

    Por no hablar de la invalidez sistemática de las órdenes conferidas con el nuevo ritual promulgado el 18 de Junio 1968, cuidadosamente ocultada tanto a Mons. Lefebvre, como a los demás fieles, gracias a la intervención de W., que encomendó a los dominicos de Avrillé una refutación de los trabajos de Rore Sanctifica…

    Precisamente los que tuvieron la inteligencia de señalar el marchamo anglicano de toda ala operación, y que W. debía conocer como ninguno, sin que jamás abriera la boca…

    Todo esto son hechos comprobados, y confesados por su autor, no “calumnias”…

    Otra táctica más, típica de ese antiguo Londres perpetuamente sumido en la niebla más espesa, y que aquí llamaríamos “la tinta del pulpo”:

    Es bien sabido que los hijos de las tinieblas huyen de la luz, en este caso, de la claridad filosófica y teológica.

    W se ha especializado también en elaborar unas teorías bufonescas sobre la “mente enferma” de los tiranos conciliares, sobre su presunta incapacidad de distinguir entre verdad y error, que los haría incapaces de caer en herejía formal, y por ende, según la conveniente teoría de algunos, seguirían siendo autoridad legítima, aunque prediquen y perpetren las peores barbaridades. Basta con familiarizarse con la producción ratzingeriana para comprobar lo capaces que son los “Maitre à penser” de la Iglesia conciliar.

    Desde entonces, el surrealismo de las teorías de W han ido en aumento, así que sus mismos partidarios procuran encontrarle paliativos y paños calientes, no sea que los desacredite completamente.

    Eso es precisamente lo que el agent provocateur W ha hecho, poniendo sobre la mesa el asunto del holocuento. Es como poner en bandeja la cabeza, al menos civil, de todos sus partidarios, que se convierten definitivamente en parias de la sociedad.

    Por lo que toca al aspecto simbológico, tan omnipresente en las sociedades “discretas” que nos inspiran, cualquier especialista podrá confirmarle que una combinación como la presente en el escudo de W es cualquier cosa menos inocente. Y es que gustan mucho de desplegar a los ojos de los profanos su condición y sus intenciones, porque saben perfectamente que sólo una minoría se dará cuenta, y que esa minoría no tiene ninguna posibilidad de tener éxito en su intento de sonar la alarma, porque siempre se encontrarán “tontos útiles” y “compañeros de ruta”

    http://es.wikipedia.org/wiki/Idiota_%C3%BAtil

    http://es.wikipedia.org/wiki/Compa%C3%B1ero_de_ruta

    que a cambio de su pequeño confort intelectual y espiritual, y de seguir siendo un honorable miembro de la sociedad “comme il faut” (o sea, no como esos tradilocos, hirsutos, conspiranoicos, integristas, cismáticos, herejes, etc…), harán lo que sea para cerrar los ojos y negar la evidencia que W ha confesado más de una vez, y que manifiesta fieramente en su mismo escudo de armas, a intención de todo el que sepa interpretarlo (el que tenga oidos, que oiga, el que tenga ojos, que vea, y el que no, que se j…orobe).

    Ya hemos visto en el blog la estrategia del “pobre papa Benedicto”, en que al lobo se le hace pasar como si fuera un partidario de la Restauración, perseguido por los malos malísimos, que al final le han obligado a dimitir, y a quedar prisionero en el Vaticano, mientras tiene que ver cómo su sucesor va anulando su obra (Cf. Franciscanos de la Inmaculada).

    Aquí tenemos el síndrome del “pobre Mons. Williamson”, perseguido por los traidores “fellayones”, y por el mundo mundial, pero que prosigue la resistencia, en plan Astérix contra los “romanos” como los llama, supongo que no por casualidad, Mons. W.

    “Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor…”

    http://es.wikipedia.org/wiki/Ast%C3%A9rix_el_Galo

    Habrá que llamarlo Williamorax “El irreductible”, seguro que si llega a leer esto, se sentirá muy identificado con la siguiente producción:

    En fin…, volviendo a lo serio, ya que se dicen tan admiradores de san Pío X, tendrían que recordar que si el Papa hubiera tenido que ajustarse a las reglas que Ud. nos querría imponer, y no empezar a ladrar y a intervenir hasta que el mismo encausado se pusiera un cartelito escrito con grandes letras rojas “MODERNISTA”, poca labor habría hecho, y completamente ineficaz, porque igual que un Roncalli que se escondía detrás de un “tridentinismo renovado”, los pérfidos saben esconder muy bien su juego.

    Cuando estaba en proceso de canonización, los modernistas tartúficos y vestidos de púrpura también intentaron evitar su glorificación, acusándolo, por supuesto, de falta de caridad y de prudencia, porque procuraba echar abajo los disfraces de los hipócritas.

    En todo este tiempo, los mediocres obispos españoles ni se enteraban siquiera de que tenían el enemigo dentro de casa, e incluso mandaban a sus mejores seminaristas a los centros mismos de la subversión, como contaba Mons. Suquía, enviado a Maria Laach “porque estos padres son muy píos y hacen muy bien los Oficios”, cuando en la cripta, ya celebraban algo muy parecido a la Misa Nueva, desde los años 30…

    Así ponían los del “sodalitium pianum” en la ficha de cierto condecoradísimo (por el régimen liberal) obispo español, más entendido en marquesas que en teologías y subversiones: “Belle nullité espagnole!”, y no era el único, como pudo comprobarse en el Concilio…

    Volviendo al sentido común: “Si anda como un pato, nada como un pato, hace cuá cuá como un pato, concluyo que es un pato…”

    Si ha nacido, vivido, sido educado, actúa, habla, piensa, y reacciona como un buen agente MI6, y con todo ello, favorece los mismos intereses de la neo-anglicana iglesia conciliar, ¿Qué voy a concluir? Que es un pobre y sincero católico despistado? Otro, quizás, pero W, realmente, no creo…

    Me gusta

  8. Sr. Tellez,

    Entiendo lo que ud dice y estoy de acuerdo en que hay que tener cuidado, y es cierto que NSJ dijo que “fueramos tan astutos” como el enemigo. Igualmente coincido con Ud en que hay que tener cuidado con los conversos, pues muchos no logran o no pueden quitarse el veneno que traen casi que por intrinseco. En mi pais, se habla de los habitantes de una zona como “judios cristianizados” pues muchos de ellos son de ascendencia judia que cambiando de nombre, bautizandose y asistiendo a la Santa Misa quedaron “conversos”, solo para ver mas adelante que el veneno lo llevaban bien adentro y tarde o temprano salia a flote. Las abuelas bien decian que no creian en “judios conversos, ni en lagrimas de cocodrilo”.

    Habiendo dicho eso, creo tambien que el caso de Msgr Willimason es distinto. El finalmente no solo se convirtio, sino que ademas ha luchado por la Fe Catolica (y lo sigue haciendo). Descalificar a una persona por que tuvo la desgracia de no haber nacido en la verdadera Fe, y haber vivido e inicialmente no ser educado en la verdadera iglesia no es justo, si esta persona muestra que realmente se ha convertido, y entregado su vida a Dios y a la defense de su Iglesia. Podria decirse entonces que camina como pato, quizas de lejos parezca un pato, pero no habla como pato….es decir no tenemos todavia los suficientes datos para lanzar un juicio en ese sentido, maximo podra Ud decir que se tiene la “sospecha”, mas no la “certeza”.

    Que ha cometido errores ? Si por supuesto que si, y a mi tambien me ha molestado que en un principio no fuera categorico, que no fuera claro, pero igualmente pudo ser que pensara en esperar el momento adecuado, en hacer obediencia, y finalmente ha reconocido que cometio errores y la verdad es que esta hablando claro (por lo menos mas claro que los otros 3 Obispos), y se ha enfrentado al sistema.

    Puedo concederle a Ud, y a los demas que asumen su postura, que msger Willimason en ocasiones ha caminado una linea muy fina, muy delgada, una “fine line”; pero no puedo juzgar y determinar que ha cruzado esa linea. Lo anterior lo pondria maximo como “sospechoso”, pero no puede decirse que sea “culpable”. Espero que no se llegue a comprobar que Msgr ha cruzado la linea, ni que la llegue a cruzar, pues eso seria un golpe devastador, pues es el unico de los Obispos que veo que mantiene la obra de Msgr Lefebvre en pie. Pensar y ver que 3 de los 4 Obispos han “tirado la toalla”, es y ha sido un golpe muy duro, pues eso es el 75% de los consagrados por Msgr Lefebvre, el 75% !! Dios no permita que sea el 100%, por que ahi si, como decimos en mi pais, “apague y vamonos”

    Me gusta

  9. Sólo decirle que coincido con lo que dice. Que cuando se empieza a atacar a Mons. Lefebvre, entonces ¿hasta dónde vamos a llegar?

    Me gusta

  10. Una vez más, concuerdo con lo que dice RuyDlaz. Las acusiones carecen de cualquier base, todas son conjurencias y me parece también de mala uba.

    Me gusta

  11. Lo que dice Tamara y su amiga RuyDiaz, son pataletas de ahogadas. ¿Las manda, acaso esa falsa resistencia ya conocida por los tradicionalistas del liberal Williamson? Y sí no es verdad lo que arriba se expone… de todas formas creer en ese inglés resulta peligroso ya que en ese personaje hay muchas dudas, y cuando hay dudas lo mejor es alejarse de quien las genera. Si ustedes, como beatas, le defienden, no hay problema… pero no nos impongan a otros que respetemos a un obispo que hasta el momento no se ha presentado consecuente con su ministerio. Este señor tiene un espíritu liberal, no veo en él un líder tradicional, sino todo lo contrario, un demoledor. Sí no es así, entonces que se aguante y tome el desprecio como un martirio, sí es que en verdad es católico.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s