ALL POSTS

SÓLO UNA PALABRA: ANATEMA


Solo una palabra para comentar estas abominaciones : ANATEMA”…

ENSEÑANZA DE SAN ALFONSO SOBRE LA REGLA DE NUESTRAS ACCIONES.
(CONTRA LA HERÉTICA ABSOLUTIZACIÓN DE LA CONCIENCIA),,.

Tomado de  Non possumus

¿Qué es para nosotros la ley natural que viene de nuestra propia naturaleza, si no es la razón que nos provee la naturaleza humana? ¿Así que será quizás la razón humana la norma de nuestras acciones? No: como enseña S. Tomás la regla es la luz divina infundida por Dios para bien obrar: Ratio humana secundum se non est regula rerum, sed principia ei naturaliter indita sunt regulæ quædam generales et mensuræ omnium eorum, quæ sunt per hominem agenda. 1, 2, q. 91, art. 3, ad 2 )[La razón humana en sí misma no es la regla de las cosas,  sino los principios que están naturalmente infundidos en ella, son las reglas generales y la medida de todas aquellas cosas que el hombre ejecuta] Así que no es la razón humana ni la naturaleza del hombre, lo que da la regla de la honestidad de las acciones, sino que los principios impresos de manera natural en nosotros por Dios, son las normas y  la medida de lo que los hombres deben hacer, es decir, lo es la ley eterna de Dios que se nos comunica por medio de la luz natural.

En resumen Dios lo es todo, y la ley natural es la ley que obliga al hombre, no porque nazca de su propia naturaleza humana, sino que obliga porque deriva de la ley eterna y de la voluntad divina, la cual se le hace íntima y se le manifiesta por medio de la razón o sea la lumbre natural.

image

 

Carta de Francisco a un incrédulo

La carta del Papa Francisco a un incrédulo
CIUDAD DEL VATICANO, 11 de septiembre.- «Estimadísimo Doctor Scalfari…». Así empieza la inédita y excepcional carta que el Pontífice ha enviado al fundador del periódico italiano “La Repubblica”.

Este último en dos ocasiones se había dirigido directamente a Francisco para plantearle algunas preguntas sobre la fe, sobre Jesús, sobre el perdón de los pecados de los que no creen,sobre las diferencias entre el cristianismo y las demás religiones, a partir de la encíclica “Lumen Fidei”. Bergoglio decidió responderle con una larga carta personal, hoy publicada por el periódico en primera plana

El diario La Repubblica publica este 11 de septiembre una carta que el Papa Francisco ha enviado a su anciano fundador y editorialista, Eugenio Scalfari, sobre la fe, laicidad, vida eterna y misericordia de Dios.

El diario La Repubblica publica este 11 de septiembre una carta que el Papa Francisco ha enviado a su anciano fundador y editorialista, Eugenio Scalfari, sobre la fe, laicidad, vida eterna y misericordia de Dios.

El diario La Repubblica publica este 11 de septiembre una carta que el Papa Francisco ha enviado a su anciano fundador y editorialista, Eugenio Scalfari, sobre la fe, laicidad, vida eterna y misericordia de Dios.

El Papa recuerda que el diálogo «sincero y riguroso» con los que no creen es uno de los objetivos de la encíclica comenzada por Ratzinger y acabada por su sucesor. Un diálogo «necesario y precioso» que, explica el Papa, no es «un accesorio secundario de la existencia del creyente: es, en cambio, una expresión íntima e indispensable».

Justamente en la encíclica se lee que «la verdad de un amor no se impone con la violencia, no aplasta a la persona. Naciendo del amor puede llegar al corazón, al centro personal de cada hombre. Se ve claro así que la fe no es intransigente, sino que crece en la convivencia que respeta al otro. El creyente no es arrogante; al contrario, la verdad le hace humilde, sabiendo que, más que poseerla él, es ella la que le abraza y le posee. En lugar de hacernos intolerantes, la seguridad de la fe nos pone en camino y hace posible el testimonio y el diálogo con todos».

Francisco explicó a Scalfari que «sin la Iglesia, “créame”, no habría podido encontrar a Jesús, aun con la consciencia de aquel inmenso don que “la fe ha custodiado en los frágiles vasos de arcilla de nuestra humanidad”». Y es justamente a partir de esta «personal experiencia de fe vivida en la Iglesia que me encuentro a gusto escuchando sus preguntas y tratando, junto a usted, las vías a lo largo de las que tal vez podamos comenzar a caminar juntos por un trecho».

Entre las obras de Eugenio Scalfari está "El hombre que no creía en Dios

Entre las obras de Eugenio Scalfari está “El hombre que no creía en Dios

El Papa insistió en la importancia de la historicidad de los Evangelios y de la divinidad de Jesús, que se manifiesta en el Calvario. Justamente sobre la Cruz, explica el Papa «¡Jesús se muestra, paradójicamente, como el Hijo de Dios! Hijo de un Dios que es amor y que quiere, con todo su ser, que el hombre, cada hombre, se descubra y viva también como su verdadero hijo. Esto, para la fe cristiana, certifica el hecho de que Jesús resucitó: no para traer el triunfo sobre quien le ha rechazado, sino para demostrar que el amor de Dios es más fuerte que la muerte, el perdón de Dios es más fuerte que cualquier pecado y que vale la pena dar la propia vida, hasta el fondo, para testimoniar este inmenso don».

«La fe cristiana cree esto: que Jesús es el Hijo de Dios que ha venido a dar su vida para abrir a todos», y la encarnación «es el eje de la salvación. Porque la encarnación, es decir el hecho de que el Hijo de Dios haya venido a nuestra carne y haya compartido alegrías y dolores, victorias y derrotas de nuestra existencia, hasta el grito en la cruz, viviendo cada cosa en el amor y en la fidelidad al “Abba”, es el testimonio del increíble amor que Dios tiene por cada hombre, el valor inestimable que le reconoce. Cada uno de nosotros, por elllo, ha sido llamado a hacer suya la mirada y la elección de amor de Jesús, a entrar en su forma de ser, de pensar y de actuar».

Un pasaje de la carta está dedicado a los judíos: «Lo que puedo decir, con el apóstol Pablo, es que nunca ha disminuido la fidelidad de Dios hacia la alianza estrechada con Israel y que, a través de las terribles pruebas de estos siglos, los judíos han conservado su fe en Dios. Y nunca estaremos suficientemente agracedidos para con ellos, como Iglesia, pero también como humanidad».

Con respecto a la pregunta de Scalfari sobre si el Dios de los cristianos perdona a los que no creen y a los que no buscan la fe, el Papa dice: «la cuestión para los que no creen en Dios radica en el obedecer la propia conciencia. El pecado, incluso para los que no tienen fe, existe cuando se va en contra de la conciencia. Escuchar y obedecerla significa, de hecho, decidir frente a lo que se percibe como bien o como mal. Y sobre esta decisión se juega la bondad o la maldad de nuestras acciones».

Y sobre la idea de que «no existe nada absoluto y por lo tanto tampoco ninguna verdad absoluta, sino una serie de verdades relativas y subjetivas», Francisco responde: «Para empezar, yo no hablaría, ni siquiera para los que creen, de verdad absoluta, en el sentido de que lo absoluto es lo que no está vinculado, es decir lo que es anterior a cualquier relación. Entonces, la verdad según la fe cristiana es el amor de Dios por nosotros en Jesús. Cristo. Así pues, ¡la verdad es una relación! Tan es así que cada uno de nosotros acoge la verdad y la expresa a partir de sí, de su historia y cultura, de la situación en la que vive, etc. Esto no significa que la verdad sea variable y subjetiva, todo lo contrario. Significa que la verdad se da a nosotros siempre y solamente como un camino y una vida».

«En otras palabras -continúa el Papa-, la verdad, al ser en definitiva un todo con el amor, exige la humildad y la apertura para ser buscada, acogida y expresada. Por lo que hay que entender bien los términos y, tal vez, para salir de los callejones de una contraposición… absoluta, replantear profundamente la cuestión».

Para concluir, Francisco, después de haber definido sus palabras como una «respuesta tentativa y provisional, pero sincera y con confianza», en la que invitó a «recorrer un trecho del camino juntos», concluyó garantizando a Scalfari que «la Iglesia, créame, a pesar de todas las lentitudes, las infidelidades, los errores y los pecados que puede haber cometido y puede todavía cometer en los que la componen, no tiene otro sentido ni fin sino el de vivir y ofrecer testimoniar a Jesús». (Vatican Insider)

4 replies »

  1. Con esto Francisco demuestra una vez más su apostasía, si alguna vez fue católico. Dice Jesús: ” Yo soy el camino, LA VERDAD y la vida”. ¿En dónde deja el “Papa” las palabras de Jesús? Dice que cada uno acoge para sí la verdad y la expresa a partir de sí mismo, según su historia y su cultura, de su situación personal, etc. Esto es que la verdad puede ser cambiante y subjetiva según cada quien. Para él no existe la verdad absoluta, por tanto no existe LA VERDAD de Cristo. ¿Qué más podemos esperar de quien se dice “Papa” y a cada paso demuestra que no lo es? Y esto sí es una VERDAD ABSOLUTA.

    Me gusta

  2. Como son enredosos los modernistas, en su hablar, ampuloso y almibarado, para engañar y solo para engañar, haciendo como que hablan de Cristo pero en un sentido que no se había hablado antes por nadie en la Iglesia, parecen decir algo católico pero es lo opuesto.

    La cruz de Cristo no es para la redención de los pecados pues se escandalizan de que Dios pidiera a su Unigénito, tal sacrificio, en expiación.
    ahora murió para hacerse uno con nosotros en nuestros sufrimientos

    ¿QUE SIGNIFICA ESO?, que somos ULTRA ARCHIDIGNOS, pues todo un Dios se abaja para comprendernos??????????
    y luego todos aplauden este nuevo evangelio que es puro veneno,
    se les olvida que Nuestro Señor Jesucristo manifiesta en su Palabra:
    A LOS QUE LE RECONOCIERON, A LOS QUE CREEN EN SU NOMBRE LES FUE DADO LLEGAR A SER HIJOS DE DIOS. Todos somos creaturas de Dios pero NO todos somos HIJOS DE DIOS. como AHORA predican.

    Para empezar Dios me comprende mejor que yo a mi mismo, sabe mis motivaciones, lo que me encadena, EL ES DIOS yo pura nada ( y todo ser humano por cierto, aunque se tenga por la gran cosa ) El es EL QUE ES , nosotros somos porque El así lo quiere. y punto.

    Según esta nueva doctrina, ahora todos somos hijos, creamos o no, ahora todos somos tan tan pero tan dignos que podemos rechazar olímpicamente el evangelio y aún salvarnos.
    Ahora pues lo han dicho claramente, la encarnación, su abajamiento a nuestra miseria es lo más grande. NO LA PASIÓN NI LA CRUZ, NI LA EXPIACIÓN DE NUESTROS PECADOS, Sino : un orgulloso te hago pecado (segun Francisco)
    en el confesionario para incapacitar por de fault la contrición sin la cual es un sacrilegio la confesión, a la que hoy llaman reconciliación… en fin algunos dicen que hay que perdonar a Dios. otros hasta le relcaman “donde estuvieste” “porque callaste”

    Aquel que se crea algo, recuerde, SOMOS SOLO POLVO Y CENIZAS e INCLINACION AL PECADO indignos de todo, miserables y deudores de todo
    Y sólo por la infinita Misericordia del Verdadero Dios por quien se vive, rescatados del pecado y elevados a la categoría de Hijos de Dios por la Gracia Santificante a partir de la REDENCIÓN, pero solo para EL QUE CREE. NO QUEDA NADA PAR QUIEN NO CREE Y SE OBSTINA EN NO CREER.

    EL QUE CREA Y SE CONVIERTA SE SALVARÁ
    EL QUE NO SE CONDENARÁ.

    Que caminen su trecho juntos, pero ojalá no le engañe en el trayecto

    Me gusta

  3. Es muy triste cuando se difunde el odio sobre la iglesia católica Esto no es lo que enseña Jesús ahí le gusta la unidad el amor y la comprensión y sus comentarios difunden odio separación y el juzgar no les pertenece que Dios los bendiga para que puedan encontrar la luz de Jesús me regresen a la iglesia católica la única Iglesia Universal

    Me gusta

  4. Lo triste Arturo, es que difunda la mentira como un bien, se tergiverse el Evangelio, para que no se salve quien no cree y camina a perdición, para que no se arrepientan los pecadores y comulguen en pecado mortal, para que no se conviertan los paganos al único Dios verdadero, todo esto revestido de un ropaje de compasión y humildad en tanto que es absoluta soberbia contradecir a Dios, y llevar a perdición a las almas, por más bonito que hablen.

    Ante Dios es un gran mal callar y no denunciar a los que vienen vestidos con piel de oveja, pero por dentro son lobos rapaces
    Para el mundo es mejor callar para vivir en armonía y solo decir lo políticamente correcto, ¿te has dado cuenta a donde nos ha el silencio de los que debieron hablar y callaron?

    ¿Ya viste la armonía que reina entre el clero, en las enseñanzas y la liturgia de la iglesia, la cantidad de sacerdotes castigados y expulsados por predicar LA FE DE SIEMPRE y negarse a cambiar la Liturgia, al mismo tiempo que vemos cantidad sacerdotes y obispos que mezclan doctrinas paganas con el Evangelio y la pachanga con que muchos han sustituido el Santo Sacrificio del Altar.
    La Santa Misa, se ha convertido en una cena protestante, ¿y debemos quedarnos callados?
    Se imparten desde el púlpito toda clase de herejías, como verdades, e incluso se invita a pastores que no tienen la misma fe a predicar a los fieles, porque se ha preferido dialogar en vez de trasmitir la verdad completa, ¿y debemos permanecer mudos para no incomodar?

    ¿Ya viste la paz que engendró invitar a los paganos a Asís a rezar a sus ídolos por la paz, poniendo al mismo nivel de los ídolos al Único Dios Verdadero?
    La guerra es una constante desde entonces y nuestros enemigos cada vez son mas fieros, y estos señores no se cansan de mandarles bendiciones por su ramadán o por su diwali, quemándolos vivos, decapitándolos, expulsándolos de todos los países

    ¿Ya viste la conversión en masa de los católicos al protestantismo, al islamismo, y a toda clase de movimientos extraños, porque todas las religiones salvan según estos falsos pastores?
    ¿Ya viste que la causa de todos los males que ahora vemos y vendrán son a causa de la apostasía?

    Viste acaso, últimamente, la pena ejercida contra Mons. Livieres que le causo la muerte, o la persecución ejercida contra los Franciscanos de la Inmaculada, consecuente con al pena ejercida desde el principio contra Mons. Lefebvre y denunciantes del Vaticano II.
    Te has dado cuenta del vaciamiento de seminarios, casas religiosas y parroquias y la infestación de homosexuales y lesbianas entre los “consagrados a Dios”?, Por sus frutos los conoceréis,.
    ¿viste la destrucción de templos y su venta para usos profanos, haciéndose de sumas millonarias como si fueran propiedades personales?
    O la violación masiva de niños y jóvenes llevada a cabo bajo la complicidad de altos prelados de la Iglesia protegidos y elevados a los más altos puestos, (CDF, Santa María la Mayor) por esos lobos?

    La maldición o anatema ha caído sobre la humanidad porque: 12Espantaos, oh cielos, por esto, y temblad, quedad en extremo desolados–declara el SEÑOR. 13Porque dos males ha hecho mi pueblo: me han abandonado a mí, fuente de aguas vivas, y han cavado para sí cisternas, cisternas agrietadas que no retienen el agua. Jeremías 2

    Esta es la causa de nuestra tristeza, que tu llamas odio.

    Ahora dime honestamente,
    ¿quien ha sembrado el odio y la división entre los católicos?
    Nosotros que queremos guardar la Fe predicada por todos, en todas partes y siempre, los sacramentos y la doctrina católica?
    ¿O los que han venido a cambiarlo todo porque se consideran más sabios y más compasivos que el Mismo Jesucristo?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s