ALL POSTS

CUÁL FUE EL COMIENZO DE LA DINASTÍA USURPADORA


Papas impostores

Papas impostores

El siguiente vídeo es un documento gráfico precioso que nos informa de aquél día de 1958, el 26 de Octubre, cuando sucedió el rocanbolesco episodio de la chimenea anunciando con su humo blanco la elección del nuevo papa, y el eco que tuvo aquel evento en radios- incluída la Vaticana- Televisiones, prensa etc.. Había sido elegido un nuevo papa y el mundo así lo creyó durante 5 largos minutos.

Aunque el vídeo está hablado en inglés, contiene numerosos textos de  fácil comprensión. Yo no dudo en afirmar que es un documento histórico de excepcional importancia.

El siguiente artículo que transcribo de Novus Ordo Watch está en intima relación con el post de este mismo blog Una Renuncia papal desconocida, que nos da la hipótesis más probable de lo ocurrido en aquél cónclave que determinó la subsiguiente historia de los papas conciliares: Una nueva dinastía de usurpadores se hizo cargo desde entonces de la Nave de la Iglesia y asentó sus posaderas en la Silla de Pedro.

Un curioso aniversario despues de 55 años justos:   Hubo humo blanco pero no hubo  papa el 26 de octubre 1958.
El misterioso  cónclave de 1958 : ¿Fue 
otra persona elegida antes de Juan XXIII?

Hubo un momento preciso en que comenzaron los problemas, fue el hecho en que comenzó todo: el cónclave de octubre de 1958, reunido para elegir al sucesor del Papa Pío XII. Después de un gran número de votaciones y algunos hechos picarescos  curiosos, se  presentó al mundo el 28 de octubre, el cardenal Angelo Roncalli como ” papa” Juan XXIII.  Lo que mucha gente no sabe es que dos días antes de la aparición en el balcón de Roncalli como “Papa”, es decir, el 26 de octubre, había desaparecido también el humo negro en la chimenea de la Capilla Sixtina. Se había avisado a los guardias pontificios  para que se prepararan  a dar la bienvenida al que pronto aparecería en el balcón como Papa, y la misma  Radio Vaticano lo  había anunciado con emoción: “¡No hay ninguna duda.  Ha sido elegido el nuevo papa!”

Pero el nuevo Papa no salió al balcón de San Pedro. El humo blanco empezó a volverse gris, después negro, y se produjo una gran confusión. El video de arriba  trata este evento y presenta alguna prueba circunstancial, o indicios,  en el sentido de que el cardenal Giuseppe Siri, arzobispo de Génova, había sido elegido Papa y había tomado el nombre de Gregorio XVII.

Compartimos este video no para que alguien  crea que el cardenal Giusseppe Siri fue en realidad  sucesor del Papa Pío XII, sino  para que la gente tome conciencia de las misteriosas idas y venidas  que sucedieron en este cónclave, y para que la gente investigue y pueda señalar el momento en  que la historia de la  Iglesia, que  parece revelar  la causa del eclipse de la Iglesia Católica y la introducción de la Religión del  Novus Ordo y la falsa dinastía de “Papas”. El 26 de octubre 1958, fue cuando empezaron nuestros problemas, fue el punto cero  de la Nueva Iglesia.

No deje de leer   el enlace de abajo, en el  que un ex consultor del FBI afirma en un libro aparecido en 2003 que los documentos de la  Inteligencia  USA  confirman la elección del cardenal Siri como papa Gregorio XVII, y otro acerca de un libro de 1994 de Franco Bellegrandi, un ex miembro de la Guardia Noble del  Vaticano, que revela cómo la masonería influyendo  en el cónclave de  1958 determinó la elección de Roncalli como “Papa”.

El video de arriba tomada de:

impostores papales

Vea también: 

8 replies »

  1. El Demonio ha jugado su partida, pero la ha perdido, pues Dios ha actuado. En esto momentos el resto fiel está pastoreado espiritualmente por Jesús en persona, y el depósito de la fe se conserva íntegro en la Iglesia auténtica que cumple los mandamientos de Dios. El engaño del anticristo ha pasado arrastrando tras de si a los falsos católicos. La purificación del pueblo de Dios, pues, se ha cumplido.

    Me gusta

  2. Dios ha puesto en nosotros “el querer y el obrar” como dice San Pablo, es decir, nos ha dado el don de la libertad, pero no cae bajo elección el mal en cuanto tal: no hay elección entre guardar los Mandamientos o no guardarlos. Lo que existe es el error en la inteligencia que, por deformación de la conciencia, le presenta a la voluntad el mal bajo capa de bien, es decir un “bien” aparente. Así por ejemplo, no existiría la ignorancia invencible en los pormenores de la Fe para un Prelado de la Iglesia, por tanto la voluntad no podría ser arrastrada hacia un error conocido -léase herejía- salvo por la previa pertinacia en el error.
    No sería este el caso del Cardenal Siri, pero si realmente fue elegido Papa ¿qué fue lo que le hizo “renunciar”? ¿Una “apariencia de bien”, cual sería elegir conservar la vida ante una “amenaza” de muerte, o vaya a saber qué? ¿Qué habría sido tan terrible para rechazar la “designación”? ¿Tal vez una “falsa humildad”? No podría aducirse desconocimiento de la Doctrina.
    Yo conocí a un padre capuchino que durante el “concilio vat II” estaba misionando en Africa, y al volver se encontró con los cambios no solo en su Orden Religiosa, sino sobre todo en la Iglesia, y -contaba- que fue a ver a su “amigo” el Cardenal Siri y le preguntó qué pasaba, y el Cardenal que habría renunciado al Papado, le respondió : “Ah padre, esto es solo el comienzo”.
    Entonces, si veía la debacle, ¿qué lo detuvo para hablar? ¿Amenazas? ¿Miedo? ¿Cobardía? ¿Obligado a “guardar secreto”? Sin entrar en juicio de su alma, pero sí de su obrar, podría pensarse que más le habría valido aceptar la elección aunque le hubiere costado la vida -hoy sería uno más en la lista de los Mártires- en vez de “guardar un secreto” que tal vez hubiera impedido “la audacia de los malos” en la construcción de la nueva religión y Gran Ramera.
    Una vez más se ve aquí como Dios quiere y permite el actuar de las causas segundas para el cumplimiento de los designios de Su Providencia. Si los hombres sin Dios o contra Dios tienen el poder en sus manos de demoler, del mismo modo los hombres CON Dios debemos actuar para obtener la reconstrucción.

    Me gusta

  3. Simón del Temple, los hombres Con Dios, no se anteponen a Dios, se sujetan a Dios, y esperan en El, nada más ver este humo blanco luego negro y las razones que se puedan aducir para que el Card. Siri haya permitido ser depuesto, sean las que sean son deplorables, sí, hubiese sido mejor un nuevo mártir para guía de los católicos que ya no perplejos sino consientes lucharan contra los usurpadores, pero no fue así, MISTERIO DE INIQUIDAD, y por ese mismo misterio, permitido por Dios, y descrito en el Apocalipsis, estamos donde estamos, la tibieza del clero y de la feligresía (advertidos, por el Cielo en La Salette y Fátima, o por sus pastores, SS León XIII, por SS San Pío X, e incluso SS Pío XII) genera este castigo de proporciones apocalípticas.

    No podemos nosotros darle fin a la prueba, sino sujetarnos a la fe y la tradición bimilenaria, y no podemos nosotros porque la dispersión también fue decretada, por los pecados innumerables y la tibieza de los católicos, como el mismo Israel ha sido probado y castigado para enseñanza, la Iglesia Cuerpo Místico de Cristo tiene ahora su justo castigo y su prueba, había que contar con un clero así y con una feligresía más dispuesta a acomodarse al mundo que a seguir los consejos evangélicos, tal como en los tiempos de los Macabeos vemos que es por la defección del clero y de los fieles les viene el castigo. Pues en tanto que con Onias sumo sacerdote FIEL. la debacle se detiene POR LA ORACION Y LA PENITENCIA DEL PUEBLO FIEL SE MANIFIESTA LA GLORIA DEL TODOPODEROSO:

    II Macabeos 3 1Mientras la ciudad santa era habitada en completa paz y las leyes guardadas a la perfección, gracias a la piedad y al aborrecimiento de mal del sumo sacerdote Onías, 2 sucedía que hasta los reyes veneraban el Lugar Santo y honraban el Templo con magníficos presentes, 3 hasta el punto de que Seleuco, rey de Asia, proveía con sus propias rentas a todos los gastos necesarios para el servicio de los sacrificios. 4 Pero un tal Simón, de la tribu de Bilgá, constituido administrador del Templo, tuvo diferencias con el sumo sacerdote sobre la reglamentación del mercado de la ciudad. 5 No pudiendo vencer a Onías, se fue donde Apolonio, hijo de Traseo, estratega por entonces de Celesiria y Fenicia, 6 y le comunicó que el tesoro de Jerusalén, estaba repleto de riquezas incontables, hasta el punto de ser incalculable la cantidad de dinero, sin equivalencia con los gastos de los sacrificios, y que era posible que cayeran en poder del rey. 7 Apolonio en conversación con el rey le habló de las riquezas de que había tenido noticia y entonces el rey designó a Heliodoro, el encargado de sus negocios, y le envió con la orden de realizar la trasferencia de las mencionadas riquezas. 8 Enseguida Heliodoro emprendía el viaje con el pretexto de inspeccionar las ciudades de Celesiria y Fenicia, pero en realidad para ejecutar el proyecto del rey.
    9 Llegado a Jerusalén y amistosamente acogido por el sumo sacerdote y por la ciudad, expuso el hecho de la denuncia e hizo saber el motivo de su presencia; preguntó si las cosas eran realmente así. 10 Manifestó el sumo sacerdote que eran depósitos de viudas y huérfanos, 11 que una parte pertenecía a Hicarno, hijo de Tobías, personaje de muy alta posición y, contra lo que había calumniado el impío Simón, que el total era de cuatrocientos talentos de plata y doscientos de oro; 12 que de ningún modo se podía perjudicar a los que tenían puesta su confianza en la santidad del Lugar, y en la majestad inviolable de aquel Templo venerado en todo el mundo.
    13 Pero Heliodoro, en virtud de las órdenes del rey, mantenía de forma terminante que los bienes debían pasar al tesoro real. 14 En la fecha fijada hacía su entrada para realizar el inventario de los bienes. No era pequeña la angustia en toda la ciudad: 15 los sacerdotes, postrados ante el altar con sus vestiduras sacerdotales, suplicaban al Cielo, el que había dado la ley sobre los bienes en depósito, que los guardara intactos para quienes los habían depositado. 16 El ver la figura del sumo sacerdote llegaba a partir el alma, pues su aspecto y su color demudado manifestaban la angustia de su alma. 17 Aquel hombre estaba embargado de miedo y temblor en su cuerpo, con lo que mostraba a los que le contemplaban el dolor que había en su corazón. 18 De las casas salía en tropel la gente a una rogativa pública porque el lugar estaba a punto de caer en oprobio. 19 Las mujeres, ceñidas de saco bajo el pecho, llenaban las calles; de las jóvenes, que estaban recluidas, unas corrían a las puertas, otras subían a los muros, otras se asomaban por las ventanas. 20 Todas, con las manos tendidas al cielo, tomaban parte en la súplica. 21 Daba compasión aquella multitud confusamente postrada y el sumo sacerdote angustiado en honda ansiedad. 22 Mientras ellos invocaban al Señor Todopoderoso para que guardara intactos, en completa seguridad, los bienes en depósito para quienes los habían confiado, 23 Heliodoro llevaba a cabo lo que tenía decidido. 24 Estaba ya allí mismo con su guardia junto al Tesoro, CUANDO EL SOBERANO DE LOS ESPÍRITUS Y DE TODA POTESTAD, MANIFESTÓ SU GRANDEZA, DE MODO QUE TODOS LOS QUE CON ÉL se habían atrevido a acercarse, PASMADOS ANTE EL PODER DE DIOS, SE VOLVIERON DÉBILES Y COBARDES. 25 Pues se les apareció un caballo montado por un jinete terrible y guarnecido con riquísimo arnés; lanzándose con ímpetu levantó contra Heliodoro sus patas delanteras. El que lo montaba aparecía con una armadura de oro.
    26 Se le aparecieron además otros dos jóvenes de notable vigor, espléndida belleza y magníficos vestidos que colocándose a ambos lados, le azotaban sin cesar, moliéndolo a golpes. 27 Al caer de pronto a tierra, rodeado de densa oscuridad, lo recogieron y lo pusieron en una litera; 28 al mismo que poco antes, con numeroso séquito y con toda su guardia, había entrado en el mencionado Tesoro, lo llevaban ahora incapaz de valerse por sí mismo, RECONOCIENDO TODOS CLARAMENTE LA SOBERANÍA DE DIOS.
    29 Mientras él yacía mudo y privado de toda esperanza de salvación, a causa del poder divino, 30 OTROS BENDECÍAN AL SEÑOR QUE HABÍA GLORIFICADO MARAVILLOSAMENTE SU PROPIO LUGAR; y el Templo, lleno poco antes de miedo y turbación, rebosaba de gozo y alegría después de la manifestación del Señor Todopoderoso” (…)

    Y ¡Con Jasón Usurpador del Pontificado y el pueblo y el clero que se acomoda a la apostasía, se escarmienta con creces al pueblo elegido.!

    7 Cuando Seleuco dejó esta vida y Antíoco, por sobrenombre Epífanes, comenzó a reinar, JASÓN. EL HERMANO DE ONÍAS, USURPÓ EL SUMO PONTIFICADO, 8 después de haber prometido al rey, en una conversación, 360 talentos de plata y ochenta talentos de otras rentas. 9 Se comprometía además a firmar el pago de otro 150, si se le concedía la facultad de instalar por su propia cuenta un gimnasio y una efebía, así como la de inscribir a los Antioquenos en Jerusalén. 10 Con el consentimiento del rey y con los poderes en su mano, pronto cambió las costumbres de sus compatriotas conforme al estilo griego. 11 SUPRIMIENDO LOS PRIVILEGIOS QUE OS REYES HABÍAN CONCEDIDO A LOS JUDIOS por medio de Juan, padre de Eupólemo, el que fue enviado en embajada a los romanos para un tratado de amistad y alianza, y ABROGANDO LAS INSTITUCIONES LEGALES, INTRODUJO COSTUMBRES NUEVAS, CONTRARIAS A LA LEY”…

    Cualquier parecido con la realidad, es para enseñanza.

    12 Así pues, fundó a su gusto un gimnasio bajo la misma acrópolis e indujo a lo mejor de la juventud a educarse bajo el petaso. 13 Era tal el auge del helenismo y el progreso de la moda extranjera A CAUSA DE LA EXTREMA PERVERSIDAD DE AQUEL JASÓN, QUE TENÍA MÁS DE IMPIO QUE DE SUMO SACERDOTE, 14 QUE YA LOS SACERDOTES NO SENTÍAN CELO POR EL SERVICIO DEL ALTAR, SINO QUE DESPRECIABAN EL TEMPLO; descuidando los sacrificios, en cuanto se daba la señal con el gong se apresuraban a tomar parte en los ejercicios de la palestra contrarios a la ley; 15 sin apreciar en nada la honra patria, tenían por mejores las glorias helénicas. 16 Por esto mismo, una difícil situación les puso en aprieto, y tuvieron como enemigos y verdugos a los mismos cuya conducta emulaban y a quienes querían parecerse en todo. 17 PUES NO RESULTA FÁCIL VIOLAR LAS LEYES DIVINAS; ASÍ LO MOSTRARÁ EL TIEMPO VENIDERO.
    23 Tres años después, Jasón envió a Menelao, hermano del ya mencionado Simón, para llevar el dinero al rey y gestionar la negociación de asuntos urgentes. 24 Menelao se hizo presentar al rey, a quien impresionó con su aire majestuoso, y logró ser investido del sumo sacerdocio, ofreciendo trescientos talentos de plata más que Jasón. (…) 26 Jasón, por su parte, suplantador de su propio hermano y él mismo suplantado por otro, se vio forzado a huir al país de Ammán. (…)
    2 Mac. 5
    11 Cuando llegaron al rey noticias de lo sucedido, sacó la conclusión de que Judea se separaba; por eso regresó de Egipto, rabioso como una fiera, tomó la ciudad por las armas,(…) En sólo tres días perecieron 80.000 personas, 40.000 en la refriega y otros, en número no menor que el de las víctimas, fueron vendidos como esclavos.
    15 Antíoco, no contento con esto, se atrevió a penetrar en el Templo más santo de toda la tierra, llevando como guía a Menelao, el traidor a las leyes y a la patria. 16 Con sus manos impuras tomó los vasos sagrados y arrebató con sus manos profanas las ofrendas presentadas por otros reyes para acrecentamiento de la gloria y honra del Lugar. 17 Antíoco ESTABA ENGREIDO EN SU PENSAMIENTO, SIN CONSIDERAR QUE EL SOBERANO ESTABA IRRITADO POR POCO TIEMPO A CAUSA DE LOS PECADOS DE LOS HABITANTES DE LA CIUDAD Y POR ESO DESVIABA SU MIRADA DEL LUGAR.
    18 Pero de no haberse dejado arrastrar ellos por los muchos pecados, el mismo Antíoco, como Heliodoro, el enviado por el rey Seleuco para inspeccionar el Tesoro, al ser azotado nada más llegar, habría renunciado a su osadía. 19 Pero el Señor no ha elegido a la nación por el Lugar, sino el Lugar por la nación. 20 POR ESTO, TAMBIÉN EL MISMO LUGAR, DESPUÉS DE HABER PARTICIPADO DE LAS DESGRACIAS ACAECIDAS A LA NACIÓN, HA TENIDO PARTE EN SUS BENEFICIOS; Y EL QUE HABÍA SIDO ABANDONADO EN TIEMPO DE LA CÓLERA DEL TODOPODEROSO, DE NUEVO EN TIEMPO DE LA RECONCILIACIÓN DEL GRAN SOBERANO, HA SIDO RESTAURADO CON TODA SU GLORIA.

    21 Así pues, Antíoco, llevándose del Templo 1.800 talentos, se fue pronto a Antioquía, creyendo en su orgullo que haría la tierra navegable y el mar viable, por la arrogancia de su corazón.
    22 Dejó también prefectos para hacer daño a la raza: en Jerusalén a Filipo, de raza frigia, que tenía costumbres más bárbaras que el le había nombrado; 23 en el monte Garizim, a Andrónico, y además de éstos, a Menelao, que superaba a los demás en maldad contra sus conciudadanos. El rey, que albergaba hacia los judíos sentimientos de odio, 24 envió al Misarca Apolonio con un ejército de 22.000 hombres, y la orden de degollar a todos los que estaban en el vigor de la edad, y de vender a las mujeres y a los más jóvenes. 25 Llegado éste a Jerusalén y fingiendo venir en son de paz esperó hasta el día santo del sábado. Aprovechando el descanso de los judíos, mandó a sus tropas que se equiparan con las armas, 26 y a todos los que salían a ver aquel espectáculo, los hizo matar e, invadiendo la ciudad con los soldados armados, hizo caer una considerable multitud. 27 Pero Judas, llamado también Macabeo, formó un grupo de unos diez y se retiró al desierto. Llevaba con sus compañeros, en las montañas, vida de fieras salvajes, sin comer más alimento que hierbas, para no contaminarse de impureza.

    2 Mac. 6 1 Poco tiempo después, el rey envió al ateniense Geronta para obligar a los judíos a que desertaran de las leyes de sus padres y a que dejaran de vivir según las leyes de su Dios;
    2 y además para contaminar el Templo de Jerusalén, dedicándolo a Zeus Olímpico, y el de Garizim, a Zeus Hospitalario, como lo habían pedido los habitantes del lugar. 3 Este recrudecimiento del mal era para todos penoso e insoportable.
    4 El Templo estaba lleno de desórdenes y orgías por parte de los paganos que holgaban con meretrices y que en los atrios sagrados andaban con mujeres, y hasta introducían allí cosas prohibidas.
    5 El altar estaba repleto de víctimas ilícitas, prohibidas por las leyes.
    6 No se podía ni celebrar el sábado, ni guardar las fiestas patrias, ni siquiera confesarse judío; 7 antes bien eran obligados con amarga violencia a la celebración mensual del nacimiento del rey con un banquete sacrificial y, cuando llegaba la fiesta de Dióniso, eran forzados a formar parte de su cortejo, coronados de hiedra. 8 Por instigación de los habitantes de Tolemaida salió un decreto para las vecinas ciudades griegas, obligándolas a que procedieran de la misma forma contra los judíos y a que les hicieran participar en los banquetes sacrificiales, 9 con orden de degollar a los que no adoptaran el cambio a las costumbres griegas. Podíase ya entrever la calamidad inminente. 10 Dos mujeres fueron delatadas por haber circuncidado a sus hijos; las hicieron recorrer públicamente la ciudad con los niños colgados del pecho, y las precipitaron desde la muralla.
    11 Otros que se habían reunido en cuevas próximas para celebrar a escondidas el día séptimo, fueron denunciados a Filipo y quemados juntos, sin que quisieran hacer nada en su defensa, por respeto a la santidad del día.
    12 RUEGO A LOS LECTORES DE ESTE LIBRO QUE NO SE DESCONCIERTEN POR ESTAS DESGRACIAS; PIENSEN ANTES BIEN QUE ESTOS CASTIGOS BUSCAN NO LA DESTRUCCIÓN, SINO LA EDUCACIÓN de nuestra raza; 13 PUES EL NO TOLERAR POR MUCHO TIEMPO A LOS IMPÍOS, DE MODO QUE PRONTO CAIGAN EN CASTIGOS, ES SEÑAL DE GRAN BENEVOLENCIA.
    14 Pues con las demás naciones el Soberano, para castigarlas, aguarda pacientemente a que lleguen a colmar la medida de sus pecados; pero con nosotros ha decidido no proceder así, 15 para que no tenga luego que castigarnos, al llegar nuestros pecados a la medida colmada. 16 Por eso mismo nunca retira de nosotros su misericordia: CUANDO CORRIGE CON LA DESGRACIA, NO ESTÁ ABANDONANDO A SU PROPIO PUEBLO.
    2 Mac. 7 (…) 32 (Cierto que nosotros padecemos por nuestros pecados.) 33 Si ES VERDAD QUE NUESTRO SEÑOR QUE VIVE, ESTA MOMENTANEAMENTE IRRITADO PARA CASTIGARNOS Y CORREGIRNOS, también se reconciliará de nuevo con sus siervos. 34 Pero tú, ¡oh impío y el más criminal de todos los hombres!, no te engrías neciamente, entregándote a vanas esperanzas y alzando la mano contra sus siervos; 35 porque todavía no has escapado del juicio del Dios que todo lo puede y todo lo ve. 36 Pues ahora nuestros hermanos, después de haber soportado una corta pena por una vida perenne, cayeron por la alianza de Dios; tú, en cambio, por el justo juicio de Dios cargarás con la pena merecida por tu soberbia. 37 YO, COMO MIS HERMANOS, ENTREGO MI CUERPO Y MI VIDA POR LAS LEYES DE MIS PADRES, INVOCANDO A DIOS PARA QUE PRONTO SE MUESTRE PROPICIO CON NUESTRA NACIÓN, Y QUE TÚ CON PRUEBAS Y AZOTES LLEGUES A CONFESAR QUE ÉL ES EL ÚNICO DIOS. 38 QUE EN MI Y EN MIS HERMANOS SE DETENGA LA CÓLERA DEL TODOPODEROSO justamente descargada sobre toda nuestra raza.»
    II Macabeos 8 1 Judas, llamado también Macabeo, y sus compañeros entraban sigilosamente en los pueblos, llamaban a sus hermanos de raza y acogiendo a los que permanecían fieles al judaísmo, llegaron a reunir 6.000 hombres. 2 ROGABAN AL SEÑOR QUE MIRASE POR AQUEL PUEBLO QUE TODOS CONCULCABAN; QUE TUVIESE PIEDAD DEL SANTUARIO PROFANADO POR LOS IMPIOS; 3 QUE SE COMPADECIESE DE LA CIUDAD DESTRUIDA Y A PUNTO DE SER ARRASADA, Y QUE ESCUCHASE LAS VOCES DE LA SANGRE QUE CLAMABA A ÉL; 4 QUE SE ACORDASE DE LA INICUA MATANZA DE NIÑOS INOCENTES Y DE LAS BLASFEMIAS PROFERIDAS CONTRA SU NOMBRE, Y MOSTRASE SU ODIO AL MAL.
    5 Macabeo, con su tropa organizada, FUE YA INVENCIBLE PARA LOS GENTILES, AL HABERSE CAMBIADO EN MISERICORDIA LA COLERA DEL SEÑOR.

    Espero haber alcanzado mi objetivo al poner lo extractado en este post.

    “Si el Señor no edifica la casa
    En vano trabajan los albañiles.
    Si el Señor no guarda la casa
    En vano se desvela el que la guarda”

    La dispersión y la prueba a la que nos vemos sujetos, no la vamos a terminar en base a discusiones o por nuestras propias fuerzas, sino por LA FE EN DIOS, LA CONFIANZA EN DIOS, por la oración contrita y humilde del que se sabe culpable y no pretende ser suficiente y superior a los demás, (como el Fariseo) sino quien o quienes como el publicano reconoce su bajeza y ser causa o partícipe del deterioro actual, es o son los que verdaderamente alcanzarán ser escuchados por Dios.

    Se debe reconocer con humildad la PROPIA CULPA, Y LA NECESIDAD DE EXPIACIÓN Y PENITENCIA, que no ha sido suficiente y eso es seguro, se debe obedecer a los auxilios enviados por el Cielo, el Rosario diario (humilde pero poderosa arma dada por el Cielo contra los enemigos de Dios), El Exorsismo de SS León XIII, ¿quién lo reza a diario? ¿cuántas enseñanzas olvidadas en esta “resistencia” ? ¿Cuánto de soberbia y falsa caridad, pues se busca solo la auto glorificación, y no la salvación de las almas?

    Abajemos nuestros espíritus orgullosos, y clamemos al Cielo no perdamos el norte, y con su auxilio caminemos seguros por las sendas del Señor. Pues escrito está “el que quiera huir de la hoya caerá en el lazo”, ¿Cómo no temblar ante la ira del Todopoderoso? ¿Cómo no escudriñar nuestra conciencia ante la inminencia de Su Venida?

    Proverbios 16: 20El que pone atención a la palabra hallará el bien, y el que confía en el SEÑOR es bienaventurado.

    Viva Cristo Rey

    En los Sagrados Corazones de Jesús y María

    Adri

    Me gusta

  4. Si se esta de acuerdo que no tuvo la libertad de elegir, ni siquiera la falsa libertad de elegir entre bien y mal, todo el enigma se desvanece en un parpadeo de ojos —lo tenían muy bien agarrado… Así que Dios ni siquiera pudo ofrecerle el don del martirio…

    Me gusta

  5. El Apocalipsis es el Libro que fue revelado a San Juan para recordar “que el momento está cerca” (I,3 y XXII,10) y cuyo “objeto es consolar a los cristianos en las contínuas persecuciones…a la vez que preservarlos de las falsas doctrinas…y es también una exhortación a estar firmes en la Fe…y “velando” ( cfr nota intr. de Mons. Straubinger) , dirigido a las “siete Iglesias” -ya ningún exégeta duda que se refieren a los siete períodos o etapas de la Iglesia Católica hasta la Parusía o Manifestación de Jesucristo-, de las cuales casi seis han pasado ya y nos hallamos en los umbrales del séptimo período o Laodicea, que representa -siendo el último Libro revelado- el “séptimo día” del Génesis -primer Libro revelado-, el día que Dios “descansó de toda la obra que había hecho” (Gen.II,2) y Jesucristo se “sentará” en el “trono de Su Padre, con El, y hará sentar al vencedor” (cfr. Apoc.III,21). Este último período de la Iglesia MILITANTE, es decir sobre la TIERRA, (para diferenciarla de la Jerusalén que “viene del CIELO”) es la que verá a Jesucristo como lo vieron los tres Apóstoles en Su Transfiguración, lleno de esplendor en gloria y majestad, pero esta vez, hecho manifiesto que viene a reinar y juzgar y a dar su recompensa a “los vencedores y a los triunfadores que escaparon de la bestia y de su estatua y del número de su nombre” (o sea del Anticristo=666), es decir que ya “la hora de la prueba” habrá pasado para los que en medio de su “debilidad has guardado Mi Palabra y no has negado Mi Nombre” (Recuerda aquello de “quien me confesare ante los hombres Yo lo confesaré delante de Mi Padre Celestial” que dice Jesucristo exhortando al combate, sí, COMBATE, como lo han hecho y lo harán los triunfadores de sí mismos, del MUNDO y de la carne con sus concupiscencias, y a los Ultimos Mártires que tendrán que luchar contra el Anticristo, muchos muriendo y otros como La Reina de los Mártires, con martirio moral pero real, resistiendo con la firmeza de la Fe, sostenidos y contenidos por el que “regirá las naciones con vara de hierro” hijo de la Parturienta Coronada, el último Papa, que será “arrebatado” ( el texto no dice “muerto”) por tanto aquí vemos aquel “arrebato” del que habla San Pablo a la llegada de Cristo Victorioso. Y esto lo entendemos así porque el Apocalipsis no se puede entender de manera LINEAL sino RECAPITULANDO, es decir que las visiones de un “capítulo” se ensamblan con otras acercándose cada vez más al final, porque en realidad todo el Libro de la Profecía está acentuando el final de la Historia con el Triunfo de Aquel por Quien ha sido creada la Historia y el Tiempo, Cuyo es el Principio, el Centro y el Fin.
    Los hombres de Dios con las armas dadas por Dios: Doctrina y Leyes, tenemos el deber de combatir -que para eso hemos recibido el Sacramento de la Confirmación- pues como decía Santa Juana de Arco: “Los hombres combatirán y Dios dará la victoria”. Hay que usar las “armas” para reconstruir, no todos tienen vocación para rezar y hacer penitencia en los claustros o en las casas, también los misioneros han llevado vida ascética y combatieron las herejías, derribando ídolos, expulsando a los demonios, atravesando selvas y desiertos, también San Luis Rey fue a las Cruzadas para reconquistar los Lugares Santos, el mismo San Bernardo escribió la Regla de la Nueva Milicia para los monjes-guerreros. Es decir en la Iglesia hay diversidad de carismas y vocaciones, pero todas MILITAN en la Iglesia Católica, a fin de que Dios sea glorificado.
    Santa Teresa decía: “Ya no durmáis, ya no durmáis, pues que no hay paz en la tierra”. Dios nos ha dado las “armas” pues nosotros con ellas y con Dios hemos de combatir y El dará la victoria, antes, ahora y siempre, porque Dios no cambia.

    Me gusta

  6. Amigo “g”: Estoy de acuerdo, pero solo para ese momento porque después siguió vivo y como Cardenal hasta que murió. Lo habrán acorralado en el cónclave, pero ¿ y después qué? El enigma sigue en pié.

    Me gusta

  7. Estos cuando de agarran, te agarran para toda la vida. Es un practica habitual que se basa en la manipulación de la vergüenza y de la capacidad de contrición, a saber, tal que sean orientadas no hacía Dios, sino hacia los hombres, como se dice, hacía la opinión publica etc., y va desde las bien conocidas fotos con chicas desnudas —que no creo que sea el caso en éste caso—, hasta cosas inimaginables. En realidad, así operan los demonios especializados en apartarnos del sacramento de la penitencia etc. Desde luego, yo solo intento entender éstas cosas “enigmáticas” según el principio: lo que no se ve no se ve porque la luz está apagada…

    Me gusta