ALL POSTS

NUEVAS PRUEBAS DE LA EXISTENCIA DE DOS LUCÍAS DE FÁTIMA


Aunque las pruebas existentes hasta el día de hoy confirman ampliamente la verdad de lo que algunos califican altivamente como producto de mentes conspiranoicas; la simple verdad es que hubo un montaje, por parte de las autoridades vaticanas, para presentar al mundo a una impostora, la monja del convento de Coimbra “Lucía del Inmaculado Corazón” O.C.D.  Las pruebas de esta declaración satisfarían al Tribunal de Justicia más exigente y sin duda lo inclinarían a la adopción de medidas en el dominio de lo civil o de lo penal.

Ahora, a todas esas pruebas han venido a sumarse otras sacadas de las técnicas de simulación para hallar el rostro de personas al cabo de determinados años y, al revés, hallar el rostro de una persona en épocas anteriores, incluso en su niñez. Éstas últimas tiene la ventaja de poder ser comparadas con las fotografías que guarda esa persona en diferentes épocas de su vida. Con frecuencia se observa gráficamente que las desviaciones son pequeñas.

Pues bien aplicado lo dicho a Lucía de Jesús Santos (nacida) que fue más tarde la Hermana Lucía de los Dolores en la Congregación de las Hermanas Doroteas, podemos llegar a la conclusión de que ella no es en absoluto la “Lucía” que conocemos pues las diferencias entre esta última y  la simulación fotográfica de Lucía en edad avanzada son palmarias, casi se diría estridentes. Y al revés aplicando las técnicas dichas a la impostora  “Lucía” fallecida  en el año 2005, y efectuando una “regresión” mediante la simulación, a épocas anteriores, se observan las mismas diferencias con las fotos conocidas de la Lucía real  en su infancia, como con las fotos que se guardan de la Lucía dorotea.

Hay que aceptar que estas pruebas no son apodícticas como lo serían las que se obtuvieran del análisis de DNA de ambas Lucías, o las que compararan las huellas digitales de ambas, o las que se obtuviera a partir de documentos compulsados notarialmente, o documentos históricos de veracidad reconocida e innegable.

Pero la fuerza de las nuevas pruebas, unidas a las pruebas fotográficas ya presentadas por diversos investigadores, o bien a las pruebas derivadas de las manifestaciones de la última Lucía en entrevistas, cartas y hasta su libro titulado “Llamados..” que la alejan definitivamente de la auténtica Lucía, llevan en su convergencia impactante  a la certeza moral de que ambas Lucías han sido distintas personas, o dicho de otro modo, la Lucía real, después de su muerte (producida quizás antes de 1960, y muy verosímilmente en nuestra opinión mucho antes) fue suplantada por otra persona para servirse de ella y de sus declaraciones con objeto de reforzar determinadas líneas de actuación de la iglesia posterior a 1960.

Yo creo que seguir calificando de montajes de mentes conspiranoicas, los resultados obtenidos por diferentes líneas de investigación, con un acerbo impresionante de pruebas gráficas y estudios varios y hasta de documentación hasta hora celosamente ocultada; significaría en quienes sostienen la falsedad de los resultados, una ceguedad difícil de explicar si no entran en juego motivos psicológicos profundos, o bien simplemente la “mala voluntad” de quien se niega a aceptar la evidencia. Poco importa que esto haya que atribuirlo a la inmensa mayoría de las personas profanas ajenas a todo esto -casi toda la humanidad occidental- y , lo que es más chocante a católicos tradicionales, de diversas adscripciones, que aceptan “a carga cerrada”  la versión facilitada por autoridades a las que ciertamente  va mucho en ello, y se resisten a  la aceptación y confesión de la verdad, como sería obligado en quienes hacen profesión de la verdad evangélica y de la “verdad católica”.

Aquí traigo un estudio facilitado por el editor del sitio “Tradition in Action” que a su vez se hace eco del sitio que ha levantado la liebre “Sagrada Familia” .

[Más tarde haré preceder a ello la presentación del sitio  sedevacantista “Novus Ordo Watch”.

A lo dicho por estos sitios añadiré una  introducción propia que sin duda aclarará las cosas tanto a los ya advertidos como los recién llegados a estos estudios.

Pero la persona que esté al tanto de los hechos involucrados en la impostura de la  Lucía de Coimbra como ha sido llamada por mí en diferente posts de este blog, le recomendaría que vaya directamente a la exposición de las pruebas que ahora traemos al blog y que publicamos   en la estela de otras publicaciones que también se hacen eco de lo recientemente hallado.]

[Nota: las introducciones prometidas se irán añadiendo poco a poco. De momento he juzgado útil limitar la entrada  actual a reproducir el estudio magistral que hace  el Sr. Guimaräes en la página de TIA y cuya traducción facilitamos a continuación, intercalando en ella la traducción de la página de los siervos de la Sagrada Familia]

Ésta es la traducción de la página que puede hallarse en TIA

Por Atila Sinke Guimaraës

Ayer, 14 de octubre de 2013, TIA recibió dos estudios fotográficos importantes de un sitio web amigo y antiguo lector nuestro. Los Siervos de la Sagrada Familia  contrataron a una empresa que utiliza la tecnología informática para hacer simulaciones de  fotos  que reproducen la edad en progresión o regresión . El servicio se utiliza para ayudar a  a saber cómo será una persona con el paso de la edad   o cómo habrían sido de  niños o en épocas anteriores. Los Siervos de la Sagrada Familia, dieron a esta empresa una foto de la Hermana Lucía de 1940, cuando ella era monja dorotea en Tuy, y otra  de la Hermana Lucía, en la década de 1960, cuando era monja carmelita en Coimbra. Pidieron una foto de la edad de la primera en  “progresión” para ver cómo sería esa persona en una edad más avanzada.También pidieron la  foto simulada  de la  edad en “regresión” de la segunda foto facilitada, para ver cómo habría sido en los año de su infancia. (Véanse los resultados obtenidos por los Servants of te Holy Family  aquí )

[Facilito a continuación la traducción al español de la página del enlace anterior]:

Para más claridad llamaremos cada una de las dos personas Lucy # 1 y # 2 Lucy.
Foto real de Lucy # 1 como Hermana  Dorotea ( esta es la foto facilitada  a la empresa para el proceso de progresión de edad)
Foto real de Lucy # 2 siendo  monja carmelita [en 1963] (foto  facilitada  a la empresa para el proceso de regresión de edad)
Sr._Lucy_Age_Progressed
Lucy # 1, foto obtenida en proceso de progresión de edad
Foto real de Lucy # 2 en los últimos años
¿Tienen el mismo aspecto?
Foto real de Lucía A LOS 10 años de edad.
 
Lucy # 2 obtenida por el proceso de regresión de edad.

 ¿Tienen el mismo aspecto? 

 

Sigue la página de TIA]

Se exponen a continuación los resultados  obtenidos por nuestro estudio: En la primera fila de la izquierda , está la foto original y, a la derecha , la progresión obtenida por  los profesionales  para mostrar cómo ese joven monja sería en su vejez. Añadimos,en la segunda fila , una foto conocida de la madre de la Hermana Lucía, cuyas características tienen algunas similitudes con la foto-hipótesis de la mujer envejecida  de la foto.

Me parece que la foto hipotética de la Lucía anciana  tiene un parecido fiel a la joven hermana Lucía, ya que existe una transición armónica en los rasgos faciales de la joven monja con la envejecida. Vemos el mismo rostro ovalado, la misma forma de la frente como media luna, las mismas cejas que casi se tocan entre sí, los mismos ojos fijos en horizontal, los mismos pómulos, la misma estructura de la boca y los dientes, y también el mismo bulto en la barbilla. Incluso la misma seriedad de la mirada de  juventud con su triste dulzura están presentes en la proyección de la anciana monja. El único punto que no parece probable para mí es la línea curva introducido en la nariz hasta  la punta, lo que hace que la nariz parezca aguileña . Yo diría que su nariz podría ser plana, como la de su madre. Sin embargo, esto no significa que la proyección no sea exacta en  otras aspectos.

La foto de abajo a la izquierda representa a la  extrovertida hermana  de la década de 1960, que comenzó a aparecer en eventos públicos y posar con Papas. A la derecha está la proyección de cómo sería cuando era niña, según el trabajo  de “regresión” de  la edad.

Sor Lucía II cuando era niño

Creo que los profesionales trabajaron con otras fotos además la de la Hermana Lucía II que nos han facilitado. Arriba a la izquierda , la  foto que los Siervos de la Sagrada Familia han publicado en su página web y que nos fueron enviadas. De hecho, los rasgos  de la foto de la izquierda no son lo suficientemente claros para delinear la forma protuberante de la barbilla y la forma destacada de las mejillas tal como aparecen en la niña Lucía. También la sonrisa abierta de la niña, con sus dientes emergiendo de unas  encías muy aparentes – que apenas aparecen en la foto de la izquierda – revela que se utilizaron otras fotos. Por ello, es preciso  considerar la foto hipotética  de la niña ” Lucía” como producto de varias fotos de la Hermana Lucía II, tales como los que se muestran más adelante en este artículo. A pesar de estas reservas, el resultado final me parece bastante satisfactorio. La chica hipotética mostrado arriba a la derecha tiene la misma forma hexagonal de la cara de la monja mayor, las cejas están separadas por igual en ambas fotos, con los ojos en las dos fotos  ligeramente en declive. En los ojos observamos la misma mirada traviesa y  la misma nariz inquisitiva y fisgona.

Para que este análisis sea completo, es indispensable  comparar la edad  de la hermana Hermana Lucía presentada por el Vaticano desde la década de 1960 y posteriores ,(abajo a la izquierda) , con la proyección de la apariencia de  la Hermana Lucía de la década de 1940  mostrada en  la foto hipotética de la anciana monja, a la derecha .

Two Sister Lucys old

Ninguna de estas dos fotos es similar. Todo es diferente: la forma de la cara, la frente, las cejas, los ojos, la nariz, las mejillas, la boca, los dientes, la barbilla y la expresión general. Todas las conclusiones alcanzadas por la Dra. Marian Horvat hace algún tiempo, comparando  la joven Hermana Lucía del Convento de las Doroteas con la envejecida Hermana Lucía del Convento de Carmelitas,son espectacularmente confirmadas por este estudio. Teniendo en cuenta las fotos de la Hermana  Lucía cuando era joven religiosa dorotea con ella, pudiera aparecer cierta semejanza superficial. Con el aumento de la edad, sin embargo, desaparece la semejanza  y una disimilitud impactante se muestra  ante nuestros ojos.

Igualmente impactante es la comparación de las dos niñas.  Abajo, vemos  a la Lucía real de niña  y la hipotética foto hecha con la técnica de “regresión” de edad  a partir de las fotos  de la Hermana Lucía II, amiga de Pablo VI y Juan Pablo II:

Two Sister Lucys girls

*Otra vez comprobamos que no hay semejanza alguna entre estas dos fotos.  A la izquierda , vemos a una sencilla campesina, pero con una  rica personalidad. Ella tiene un aspecto grave y  profundo, firme, determinada como una roca en sus decisiones, y muy consciente de que  tiene una gran misión que cumplir. No hay rastro de vanidad o pensamientos mundanos en su manera de vestir o comportarse. A la derecha, sin embargo vemos a una chica sentimental, enteramente volcada al agrado de los otros. Su débil personalidad le hacen susceptible a complacer a los amigos que influyen en ella. Ella  aparece en la foto como una chica frívola, coqueta y mediocre. Le gusta entrometerse en la vida de otras personas para descubrir detalles insignificantes y enredarse  en intrigas.

La última serie de comparaciones que queda por hacer – tomando en consideración las proyecciones hipotéticas de regresión y progresión de edad hipotéticos que nos han sido facilitadas;  es comprobar cómo se corresponden estas proyecciones  con las dos hermanas de Lucy en las diferentes etapas de la vida. Esto es lo que vamos a hacer a continuación.

Progresión en las fotos de la Hermana Lucía I

Las tres primeras fotografías de arriba son conocidas fotografías de la Hermana Lucía I. La primera, en el momento de las apariciones. La segunda, poco después, la tercera , en el convento de las Doroteas de Tuy. La cuarta es la progresión hipotética de la misma persona a una edad avanzada. Las cuatro fotos no presentan ninguna diferencia esencial entre ellas.  Nos parecen en gran medida  fotos de la misma persona. Una consideración análoga puede hacerse en relación con las cuatro fotos de abajo . También  parecen fotos de la misma persona. Aunque algunos pueden plantear objeciones sobre las dos primeras fotos de la izquierda , como lo hicimos anteriormente , al compararlas  con las otras dos  fotos de la derecha ,  la regresión de la Hermana Lucía II desde  una monja anciana a una niña parece bastante precisa.

Regresión en las fotos de la Hermana Lucía II

Una cosa, sin embargo, no es posible hacer : Afirmar que estos dos grupos de fotos retraten a la misma persona. Obviamente nos dan la imagen de dos religiosas diferentes. El mérito de estas hipotéticas  fotos de  “progresión y regresión de edad” es dejar muy claro que , en realidad,  hubo dos hermanas Lucía. ¿Qué pasó con la verdadera hermana Lucía, que  fue ocultada por completo a la vista de todos? ¿Sigue viva con más de 100 años de edad? ¿ Si existiera tendría  todavía algo que decir ante los acontecimientos futuros, como Nuestra Señora predijo que lo haría? ¿O ya ha muerto? Si es así, ¿Cómo? ¿Cuándo?¿Dónde? Todo es un misterio …

13 replies »

  1. Me hubiese gustado que se pusiera la foto, reconstruida con ese método, de Lucy 1 a los 10 años de edad, ya que poseemos una real, para apreciar las diferencias según esa ténica. La similitud o disimilitud que tal proyección hubiera tenido con esa foto real de Lucía a los 10 años, hubiera dado más o menos credibilidad a dicha técnica, a mi modesto entender.

    Me gusta

  2. A mí la regresión hecha de la falsa Lucía de niña , no le veo parecido con la edad adulta , es posible que sea porque no le conocimos de pequeña .

    La verdadera Lucía de Fátima sí tiene parecido en todos los rostros ,pero tan fácil como hacerle a la foto más antigua unas cuantes arrugas y aparece la persona adulta.

    Para mí que esto de le regresión de edad es algo complicado ; habría que hacer la prueba con uno mísmo, es decir , que alguien muestre una foto nuestra de pequeñ@ como que “buscamos “a ese/a niñ@ pero en edad adulta y comprobar si dió resultado la prueba una vez realizada, viendo si hubiera algún parecido , digo esto porque normalmente los casos de busqueda de personas mediante la regresión no hé visto resultados.

    -Lucy-

    Me gusta

  3. Es evidente que la verdadera Lucía fue suplantada por una falsa, así como el tercer secreto fue suplantado por uno falso. El padre de la mentira no hubiese podido apoderarse de la Iglesia y sentarse en el trono de Dios de otro modo. Al fin todas las profecías se han cumplido.

    Me gusta

  4. Pero algo que no me termina de cerrar a mi es que paso con los familiares de Lucia verdadera?? nunca se dieron cuenta de este fraude de la Impostora? la verdad que esto me tiene desconcertada y mal, sin duda son dos personas totalmente diferentes, pero que pasó con esos familiares de ella? Nunca sospecharon nada? Todo es un rompe cabezas con piezas perdidas…

    Me gusta

  5. Lucía vivió fuera de su aldea desde los 14años, cuando entró interna en el colegio de las doroteas en Portugal. Nunca recibió ninguna visita.después marchó al noviciado de las doroteas enTuy y nadie la despidió al partir. Desde los 21 años vivió en España hasta los 41 años o sea hasta el año 1948. Nunca recibió ninguna visita de familiares suyos. Sus padres murieron muy pronto. Antes de entrar en el Carmelo volvió de incógnito a Aljustrel y ya no quedaba nadie de la parentela. En el Carmelo en el año anterior a su muerte no recibió ninguna visita. La monja que le suplantó recibió una visita de una prima. Hacía casi treinta años que no se habían visto. La visita fue tras las rejas, con dos monjas de testigos y quizás con el velo echado por la cara. Le estoy contestando de memoria. Pero recuerdo que hay comentarios que aclaran con detalle todo esto. Le ruego que los lea así como otros posts sobre el mismo asunto. O sea el porqué no fue reconocida por nadie.

    Me gusta

  6. Qué no quedaba nadie de la parentela de Sor Lucia?… Su hermana Carolina estaba viva en 1990 cuando el Padre Nicolas Gruner de Canada que publica la revista ‘Fatima Crusader’ la visitó. Sor Lucia también tiene un sobrino llamado el Padre Salinho que es sacerdote. Y yo ví un documental sobre Fatima narrado por Ricardo Montalban donde una prima ancianita de Sor Lucia narra lo que élla vió durante el milagro del sol en 1917. La hermana de Lucía, Carolina ni ninguno de estos otros parientes nunca han hablado nada de eso de una Sor Lucia impostora.

    Me gusta

  7. Lucía partió de Aljustrel al colegio de las doroteas a los once años. En el colegio nadie la fue a ver. Tampoco se despidió de nadie cuando 7 años más tarde partió para España. A la vuelta 30 años más tarde hizo una visita a Aljustrel de incógnito, sin que coste haya hablado con nadie. Después, a los 41 años entró en la clausura de las carmelitas sometida a un aislamiento férreo por orden superior. Nadie podía visitarla. Si algún miembro de su familia lo hizo fue tras la reja y en la oscuridad del locutorio y en presencia de dos religiosas. Esto continuó por largos años. La primera aparición pública fue 1967 cuando la visita de Pablo VI a Fátima, o sea 50 años después de las apariciones. En el blog creemos que Lucía murió en 1949 y hemos aportado pruebas que hasta ahora nadie ha refutado. Hay también muchas pruebas no refutadas hasta ahora por nadie de la suplantación de Lucía, quizás, en mi opinión, por dos personas distintas.
    ¿Puede ud. documentar el que se haya entrevistado con su hermana o con su sobrino? ¿Cuándo y dónde? ¿Consta en algún sitio o documento que la hayan visto? Si algún familiar quedaba es lógico que hablara, en su calidad de persona importante, con quien fuera a entrevistarlo . Pero la pregunta es ¿Dijo algo de haber visitado o visto a Lucía en algún momento? Esto sería lo lógico, pero no hay nada documentado sobre que esto haya sucedido. Quizás ud. pueda ayudar respondiendo a estos interrogantes.

    Me gusta

  8. Lo que digo, el estudio no es bueno, pues las comparaciones no se hacen desde la misma perspectiva, además que la vejez no sólo arruga, sino compárese cualquier foto de alguien de joven con otra de anciano, yo conozco gente que parecen personas distintas.
    Además sigue el interrogante de ¿para qué querían hacer una suplantación? Si el CVII se implantó perfectamente sólo por venir de los Papas, no hacía falta ninguna Sor Lucía, ni siquiera para afirmar el mensaje de Fátima o para desvirtuarlo, porque eso ya lo hacen bien otros. Ni tampoco se habla de la supuesta falsa Lucía ¿acaso nadie la conocía? ¿No estaba identificada? ¿Apareció así de repente? ¿Para qué iba a querer quedarse de monja sin vocación? En fin….

    Me gusta

  9. ¿Cómo entender entonces, por ejemplo, la entrevista con el P. Fuentes en 1957 que dio lugar a tanto revuelo, si la verdadera Lucía había muerto en 1949? ¿Cuándo se vieron por primera vez el P. Fuentes y la Hna. Lucía?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s