ALL POSTS

LA PRIMERA CRIATURA


LA PRIMACÍA DE LA VIRGEN SANTÍSIMA

Roma N° 103 – Abril de 1988

El Señor me poseyó desde el principio de sus caminos (Prov. 8,23)

El Señor me poseyó desde el principio de sus caminos (Prov. 8,23)

El Papa Pío IX en la Bula Ineffabilis Deus del 8-XII-1854, en que definió solemnemente la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora, enseñó que Cristo y María fueron incluidos por Dios “en un solo y único decreto” de predestinación.

El Cardenal Pacelli, luego Papa Pío XII, así dijo de la primacía de Cristo y de su Santísima Madre, como también de la prioridad de su predestinación[1]:

“El primer pensamiento que viene a nuestra mente respecto a María, la santa entre los santos, es éste: eternamente, antes que a ninguna otra criatura, Dios la miró a ella; la amó y la escogió para enriquecerla con sus dones tanto como es posible a una criatura. Esta es la mente de la Iglesia cuando aplica a María, con las reservas que la fe exige, lo que el autor de los Proverbios dice del Hijo de Dios: «El Señor me poseyó desde el principio de sus caminos…»[2].

Habiendo deseado al principio del tiempo crear el mundo para derramar su amor y conceder la existencia y felicidad a otros seres distintos de sí mismo, Dios antes que nada (si se puede hablar así y de acuerdo con nuestra manera de entender y actuar progresivamente), Dios primeramente fijó sus ojos en aquel que sería su Cabeza y Rey…: he ahí la obra maestra de Dios, la más excelente de sus obras; sea cual fuere la fecha y las circunstancias de su manifestación en el tiempo, era ésta, sin duda, la que El quiso primero subrayar y en orden a la cual hizo todas las demás[3].

Mas, deseando que este excepcional objeto de su complacencia naciera de una mujer, dirigió a ti, ¡oh María!, una dulce mirada que te predestinó para ser su Madre…”.

El Padre Bonnefoy O.F.M. quien trae estas palabras del Cardenal Pacelli, así las comenta[4]:

“En este texto, tan excepcionalmente denso, nos hemos tomado la libertad de subrayar los adverbios de tiempo «primeramente» o parecidas expresiones que Su Santidad justificó sumariamente siguiendo la mejor tradición escolástica: «si podemos hablar así y de acuerdo con nuestra manera progresiva de entender y de obrar».

También es notable la interpretación tradicional que el eminente cardenal da a la aplicación de los libros Sapienciales a los oficios y misas De Beata: «ésta es la mente de la Iglesia».

La razón de la encarnación que propone el cardenal esta tomada de la Tradición, y es la que hemos colocado en la base de nuestra síntesis: : «para derramar su amor y otorgar la existencia y felicidad a otros seres distintos de sí mismo».

Finalmente hace notar de pasada el corolario más importante y primero que se desprende de la primacía de Cristo: su finalidad secundaria universal.

Lo demás sigue lógicamente. La Santísima Virgen es también, sub et ciim Christo, la causa final secundaria de todo lo que es inferior a ella; la causa eficiente per modum meriti, secundaria pero universal, sub et cum Christo, de todas las gracias distribuidas a los hombres y a los ángeles. Aquí es donde deben insertarse sus títulos de Mediadora y Corredentora.

Y sobre la Inmaculada Concepción dice:

“Esta prerrogativa se sigue, lógicamente, de las premisas expuestas. Como los demás privilegios marianos, es gracia que emana de Calvario. Para explicar este origen no es necesario plantear ninguna especie de deuda por parte de María a la ley del pecado, que desconocían los cristianos primitivos y que ha sido formalmente rechazada por la Iglesia en la bula Ineffabilis Deus:Numquam maledicto obnoxia, et una cum Filio perpetuae benedictlonis particeps“.

Revista “Roma” N° 103, Pg. 42

[1] Card. Pacelli, Eugenio, Discorsi e Panegirici, 2° ed. (Milano, 1939), p. 633-634.
[2] Prov., 8, 23.
[3] Col., 1, 15-17.
[4] John F. Bonnefoy, O.F.M.: “La Predestinación de María, en Mariologia, obra compuesta por una, comisión internacional de especialistas presidida por J. B. Carol, O.F.M., ed. BAC, Madrid, 1964, pg. 566-8.

ÍNDICE DEL N° 103

Visto en Católicos Alerta

Categorías:ALL POSTS, María

Tagged as: , ,

1 reply »

  1. Es María la criatura más alta debido a su inmaculada concepción y a que pasó por este mundo libre de pecado -escuchó la Palabra de Dios y la puso en práctica-. Ello le valió su asunción en alma y cuerpo al cielo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s