ALL POSTS

SOCCI: LA RENUNCIA DE BENEDICTO PODRÍA SER INVÁLIDA


El periodista italiano Antonio Socci: La Dimisión de Ratzinger no fue válida

antonio-socci.jpg

Antonio Socci escritor y periodista

Un año después del anuncio de la histórica renuncia  inminente del “papado”, el muy considerado periodista y autor  italiano Antonio Socci reflexiona sobre lo que llevó a Fr. Joseph Ratzinger a renunciar a su derecho al cargo papal el 28 de febrero de 2013.

Escribiendo para el diario italiano Libero  en el 12 de febrero de 2014, Socci dice que ahora han surgido detalles sobre la renuncia que pueden invalidar el acta bajo la ley de la iglesia. (Tanto de la ley canónica del Novus Ordo como la tradicional católica establecen, entre otras posibles razones, que la renuncia obtenida por miedo injustamente infligido,  no es válida; ver   Canon 188 del Derecho del  Novus Ordo;  Canon  católico 185).  Los detalles que él describe son interesantísimos y de ninguna manera deben tomarse como una hipótesis simplemente  fantástica.

Sobre la base de varios hechos conocidos, Socci junta las piezas estableciendo como tesis bastante creíble que la renuncia de Benedicto XVI fue provocada por presión insistente de un grupo de cardenales que le eran hostiles. Menciona el hecho de que ya en 2011,  fuentes internas del Vaticano le hablaron de una posible renuncia de Ratzinger, lo cual el mismo Socci escribió entonces, aunque no se  prestó mucha atención a la historia.

ratzinger-attack_medEl periodista italiano, da la cita de un documento en el que un grupo anónimo de cardenales Novus Ordo rompieron el juramento de guardar secreto acerca del cónclave 2005  y revelaron los detalles de la elección de Ratzinger en un intento de “deslegitimarle”. Socci añade que en el libro de 2010 Attacco a Ratzinger [“Ataque a Ratzinger”], los autores Andrea Tornielli y Paolo Rodari hablan de un “cardenal” de alto rango que, tras la elección de Ratzinger, predijo que el nuevo “papado” no duraría más de dos o tres años, subrayando con  un gesto despectivo su comentario.

Otro episodio curioso que ocurrió a finales de 2011, fue cuando, según Socci, el “Cardenal” Paolo Romeo declaró confidencialmente a cierto número de personas que Benedicto XVI sólo tendría otros 12 meses de vida. Curiosamente, esto encaja con un informe publicado por la revista alternativa alemana de noticias compacta  en julio de 2012, que hablaba de un complot para asesinar a Ratzinger. ( Vea nuestra cobertura aquí. )

La reflexión  resulta evidente. Después de  los acontecimientos que han transcurrido desde entonces, Socci se pregunta si realmente podría haber sido una coincidencia que la salida anticipada de Benedicto se previera con tanta certeza. Al mismo tiempo, señala que “no es lícito dudar de las [propias] Palabras de Benedicto XVI”, según las cuales su renuncia se hacía “con plena libertad”.

Benedicto XVI renuncia

En este contexto, Socci procede a enumerar una serie de elementos que cree que podrían tomarse como indicadores de que Benedicto estaba tratando de decir al mundo que él todavía, en realidad, era Papa: Todavía vive en el Vaticano, todavía se viste de blanco, y  todavía quiere ser llamado “Benedicto XVI”. Su escudo de armas, también, sigue siendo el papal (no el de antes de su elección que no tenía  las llaves de San Pedro).

En este momento, como no hay traducción del artículo de Socci y no está disponible, sin embargo pueden remitirse al enlace del original, así como a otros dos artículos relacionados con el mismo autor:

Socci llama el problema de la validez de la renuncia de Ratzinger “enorme”. Y, de hecho, lo sería, si  hubiera sido  Papa válido, dicho sea para empezar.

Un rayo cae en la Basílica de San Pedro  en la tarde del 11 de febrero de 2013. " Y Él les dijo: Vi a Satanás cayendo desde el cielo (Luc. 10:18)

Un rayo cae en la Basílica de San Pedro en la tarde del 11 de febrero de 2013.
” Y Él les dijo: Vi a Satanás cayendo como un rayo desde el cielo
(Luc. 10:18)

El día en que Benedicto XVI anunció su renuncia, 11 de febrero 2013, nosotros ya habíamos dicho  que al final la gente empezaría a dudar de su validez o, al menos especularía en relación con ella:

Esto hará que los conservadores Novus Ordo comiencen su conspiración: ¿Quién le ha forzado a dar este paso? la renuncia forzada, como se sabe, es inválida 

El hecho de que el sucesor de Benedicto, Jorge Bergoglio , haya abandonado con más claridad la fe católica que cualquiera de los otros “Papas” conciliares y, que  por ello, no pueda realmente ser el Vicario de Cristo, también está ayudando a dar crédito a la idea de que la renuncia de Benedicto fue inválida y que, por tanto, sigue siendo “Papa”. Esta posición, primero se hizo popular con el Rev. Paul Kramer, a cuya declaración hemos denominado “Resignationism”. Con el apoyo dado públicamente por  Antonio Socci, probablemente, la cuestión haya surgido ahora para quedarse.
Esperamos que, como Francisco  sigue de hecho  avanzando a todo velocidad,  en  la apostaría modernista, tengamos que  ver cada vez más gente rechazando  su reclamación al papado. Pero pidamos a Dios que cuando la gente se dé cuenta de que Bergoglio no es más que un impostor, lleguen a entender que también lo  era Ratzinger, y todos los reclamantes del Vaticano al papado desde que  Juan XXIII hiciera su primera aparición en el balcón de San Pedro en 1958.

Para aquellos que no lo sepan, Antonio Socci es de los principales periodistas Novus Ordo y una personalidad en los medios en Italia. A mediados de la década de 2000, estaba escribiendo un libro para desacreditar a los llamados “fatimistas”,  que estaban convencidos de que el texto del Tercer Secreto de Fátima que el Vaticano había dado a conocer en junio de 2000 no era en realidad el verdadero Tercer Secreto, aunque estaba relacionado con él. Cuando Socci investigaba este tema, llegó gradualmente a darse cuenta de que los “locos conspiranoicos” en realidad tenían razón y  el Vaticano seguía ocultando el verdadero Tercer Secreto. Socci publicó sus hallazgos en su libro El cuarto secreto de Fátima (2007), que causó un gran revuelo en Roma e hizo que el  “cardenal” Bertone apareciese en la televisión nacional en un intento de refutar las pruebas que Socci había presentado. En el proceso, sin darse cuenta, Bertone empeoró las cosas y terminó confirmando la tesis de Socci de que el mundo aún tiene que esperar la publicación del verdadero Tercer Secreto que Nuestra Señora de Fátima había mandado que fuera revelado a más tardar en 1960. Esto, también está documentado  en el libro de Christopher Ferrara, 2008,  The Secret Still Hidden (El Secreto todavía ocultado)

Enlaces relacionados:

 Artículo tomado de Novus Ordo Watch