ALL POSTS

A PROPÓSITO DEL ARTÍCULO “EXTRAÑO PONTIFICADO”


Por Tomás Waibel
 
En su artículo “Extraño Pontificado“, el Sr. Alejandro Sosa Laprida hace fundamentado análisis de distintas manifestaciones de Bergoglio durante el último año.

Bergoglio profesa y propaga la tres herejías fundamentales del Vaticano 2. El “derecho” a la libertad religiosa (“Dignitatis humanae“), el sincretismo (“ecumenismo”) con los “cristianos” no católicos (“Unitatis redintegratio” y “Lumen gentium“) y con los judíos y paganos (“Nostra aetate” y “Lumen gentium“) y el “colegialismo” (“Lumen gentium“).

A éstas se suman otras que no se encuentran, al menos no en forma explícita, en los documentos “conciliares”, como marxismo “cristiano” (“teología” de la “liberación”), homosexualismo y feminismo.

Es decir, Bergoglio es hereje, incluso apóstata, pues niega la Santítisima Trinidad y la Divinidad de Cristo. ¿Pertenece un hereje o apóstata a la Iglesia? El dogma de la Unidad de la Iglesia en la Fe enseña que existe una sola Iglesia y una sola Fe. Bautizados que no adhieren a la Fe (herejes, cismáticos y apóstatas) no pertenecen a la Iglesia. Esto no es una opinión teológica, sino, repito, dogma.

Es obvio que alguien que no pertenece a la Iglesia no puede detentar cargo eclesiástico alguno. La falta de la Fe trae consigo la falta de pertenencia a la Iglesia e inhabilita a toda persona para un cargo eclesiástico.

Por eso, el derecho canónico (canon 188 § 4 CJC) dispone que si un clérigo abandonase abiertamente la Fe, perdería “ipso facto”, es decir, sin advertencia previa ni sentencia condenatoria o declaratoria posterior, su cargo eclesiástico.

¿Puede un Papa desviarse en la Fe? ¿Existe el Papa herético? Cristo ha prometido a Pedro (y a sus sucesores) la firmeza en la Fe (San Lucas 22, 32). Si un supuesto Papa cayese, como Papa, en herejía, quedaría demostrado que nunca ha sido Papa.

En caso de abandonar la Fe como doctor privado, lo cual sería según algunos pensable, perdería automáticamente el Papado (canon 188 § 4 CJC).

El Papa herético es una quimera, un círculo cuadrado.

Con la Bula “Cum ex apostolatus officio” el Papa Pablo IV decreta que la elección de un desviado de la Fe es nula, de nulidad absoluta. Esta Bula fue confirmada por su sucesor, San Pío V, con el Motu Propio “Inter multiplices“. Estas disposiciones disciplinarias se basan en un dogma y no son, por ello, derecho eclesiástico, sino derecho divino que nadie, ni siquiera el Papa, puede modificar.

Si Bergoglio es hereje, nunca ha sido Papa. Bergoglio ha sido herej antes de su elección al Papado, pues antes del 13 de marzo de 2013 ha profesado las herejías del Vaticano 2 y ha sido partidario de la “misa” montiniana. Por eso, de acuerdo con la Bula arriba comentada, su elección ha sido nula. Es un usurpador, uno de los varios antipapas que hubo en la historia (por ejemplo, el “papa” pre “conciliar” Juan XXIII y su copia post “conciliar” Roncalli).

Bergoglio es de la misma opinión, pues afirma constantemente, de acuerdo con la herejía “colegialista” de “Lumen gentium” que solamente es el obispo de Roma (en realidad no es ni lo uno ni lo otro).

Lo mismo se puede decir de los “papas conciliares” anteriores (Roncalli, Montini, Luciani, Wojtyla y Ratzinger), pues los cuatro primeros han sido herejes  públicos y notorios y Ratzinger lo es.

Debemos rezar por la conversión o re-conversión de Bergoglio, aunque esta sea poco probable, pues Bergoglio rechaza permanente al verdad conocida como tal (Hebreos 6, 4-6).

Pero no debemos contentarnos con ello, sino rechazar todas sus ensenianzas y decisiones (Pablo IV manda en el punto 7 de su Bula que los fieles no deben obedecer sino evitar a los desviados en la Fe).

Además debemos declarlo públicamente antipapa, pues si Bergoglio fuese Papa, tendríamos que obedecerle en todos los asuntos concernientes a la Fe, moral, disciplina general y gobierno de la Iglesia, sin importar si hace uso de su infalibilidad o no, pues el dogma del Primado de Pedro exige la obediencia incondicional al PapaTodas las decisiones doctrinarias y disciplinarias de la Santa Sede, incluso las no infalibles, exigen asentamiento interno por parte de todo católico

La posición de los lefebvristas, que consiste en reconocer a Bergoglio como Papa, pese a saber que es hereje, incluso apóstata, pero al mismo tiempo solamente obedecerle cuando enseña o decreta algo que, según ellos, concuerda con la Tradición, no es católica.

El artículo del señor Sosa Laprida, fue publicado en varios sitios de Internet, entre ellos, en “La botella al mar” (http://www.labotellaalmar.com.ar/vertema.php?id=1243)
Llama la atención que ninguno de los lectores de ese sitio haya mandado una carta, llena de “santa” indignación, defendiendo a Bergoglio y condenando la “blasfemia” del Sr. Alejandro Sosa Laprida. Por lo visto hasta los más “piadosos” de los lectores de “La botella al mar” se han dado cuenta que Bergoglio es indefendible y optan por guardar un “prudente” silencio.

De Católicos Alerta

3 replies »

  1. Que vamos a hacer sin papa si el papa es el que manda todas las iglesia ya no vamos poder ir a la iglesia todas son carismáticas aca en panamá todas son carismática como ,Divina misericordia Que se esta haciendo millonaria con los ignorantes Tenemos Que esperar ya a jESUS.

    Me gusta

  2. LOS TRES ULTIMOS PAPA JUNTOS……..!!!!!!  

         

    EN UNA FOTO LOS ÚLTIMOS 3 PAPAS DE NUESTRA SANTA IGLESIA : Esta es una fotografía única. Emociona verlos juntos. Ellos lo ignoraban. ¡¡¡DIOS YA LO SABIA!!! Muy pocos la han recibido. Disfrútenla.Foto de Facebook…cortesía de Carmen Eloísa Font-Santana

    Me gusta

  3. “He aquí que Yo estoy con vosotros, todos los días, hasta en Fin del mundo” (Mt 28, 20) Jesucristo Fundó nuestra Santa Iglesia Católica. En ella Instituyó una Cabeza visible, el Apóstol Pedro. En él la Fundó y sólo a él Otorgó el Poder de las Llaves. ¿Es posible creer que el Señor un día abandonaría Su Iglesia, dejándola caer en Herejía? Porque aquí no hablamos de sólo un hombre, el Sucesor de Pedro, sino también de todos los Obispos del mundo unidos a él, y de millones de fieles que también le escuchan. Creemos que el Espíritu Santo Rige la Iglesia: ¿puede Dios Trino (Jesucristo no cumplió Su Promesa, y el Espíritu Divino abandonó por completo Su Iglesia, y la Trinidad es Indivisble, por tanto, la Obra de Uno, es Obra de las Tres Personas Divinas) dejar a la deriva a los Hijos que Redimió? Dios es Amor, escribe el Apóstol Juan: ¿de qué clase de amor podría hablarse con un dios que obra de esa forma? En la historia hubo antipapas, pero al mismo tiempo, Dios suscitó Papas legítimos. ¿Cómo es posible creer, que durante 50 años, pueda dejar a Su Iglesia, contra la cual la mismas puertas del infierno no pueden prevalecer (Mt 16, 18), sin Guía eficaz? ¿Hay actitudes difíciles de comprender? Pues habría que profundizar en la motivación antes del juicio. Hay blogs llenos de acusaciones contra Pío XII, porque no excomulgó a Hitler o porque un día dejó de levantar la voz contra él. Sin embargo, ningún Católico puede creer que realmente era amigo del Genocida nazi. ¿Por qué? Porque mientras los enemigos de la Iglesia apoyan sus dichos con “argumentos”, nosotros sabemos que la intención del silencio era no provocar más el odio de Hitler, el cual respondía a las palabras con más muertes; mientras que por otro lado, el Papa dispuso toda una red con el fin de salvar a cuantas víctimas del Reich fuera posible, lo que incluyó cientos de judíos. En este blog se considera a los judíos, indistintamente, enemigos de la Iglesia. Con este razonamiento, tenemos pues que la Iglesia no apostató a partir de Juan XXIII, sino del mísmo Pío XII, ayudador y refugio del enemigo. Quienes honran, merecidamente por cierto, la figura del Papa Pacelli, explican esta actitud como espíritu de verdadera Caridad. Pero en los siguientes sucesores de Pedro, todo se toma facilmente como traición y herejía.

    En cuanto a que la masonería diga que Juan XXIII perteneció a las Logias, lo mismo dijo del Beato Pío IX. O sea que por 31 años -desde junio de 1846 a febrero de 1878-, la sede también estuvo vacante. Sin embargo, al Papa de la Inmaculada, se le considera un Pontífice legítimo.

    Se me podrá decir que son argumentos simplistas, y aunque no fuimos al centro de los Documentos Conciliares, lo que necesita el espacio de un post, es suficiente para comenzar a poner en tela de juicio, no la intención de quienes aquí escriben, porque seguramente la intención es sana -Dios conoce el corazón de los hombres-, pero sí, la teoría sedevacantista.

    Un Abrazo en Jesús y María

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s