ALL POSTS

EL OTRO HOLOCAUSTO DEL QUE NADIE HABLA


image
Un millón de alemanes murieron  en campos de concentración: ¡reconocido por militares norteamericanos!

Cuando creía que ya no iba a sorpenderme de nada, me encuentro con este vídeo en el que se detalla la muerte de 1 millón de alemanes en los campos de concentración norteamericanos al finalizar la II Guerra Mundial. Y lo más alucinante de todo es que está acreditado por los propios militares de los EE.UU.

 

Dios, cómo odio a los alemanes
(Dwight David Eisenhower en una
carta a su esposa en septiembre de 1944 )

 

“En primer lugar , quiero que imagines algo en tu mente. Tú eres un soldado alemán que sobrevivió a través de las batallas de la Segunda Guerra Mundial . No estabas en absoluto involucrado políticamente, y tus padres también eran indiferentes a la política, pero de pronto tu educación fue interrumpida y fuiste reclutado por el ejército alemán y se te dijo dónde debías luchar. Ahora, en la primavera de 1945 …. ves como tu país ha sido demolido por los aliados, tus ciudades están en ruinas, y la mitad de tu familia ha muerto o ha desaparecido. Ahora, tu unidad ha sido rodeada, y llega finalmente el momento de rendirse. El hecho es que no hay otra opción.

Ha sido un largo y frío invierno. Las raciones de comida del ejército alemán no han sido del todo buena , pero te las arreglaste para sobrevivir. Llegó tarde la primavera este año, con semanas enteras de clima frío y lluvioso, en la Europa demolida. Tus botas están hechas jirones, tu uniforme está cayéndose a pedazos, y el estrés de la rendición y la confusión sobre que te depara el futuro, hacen que tengas las tripas revueltas. Ahora, todo se acabó… debes rendirte o ser fusilado. Esto es la guerra, y así es el mundo real.

Eres llevado como prisionero de guerra alemán… a manos de los estadounidenses. Los norteamericanos tenían 200 campos de prisioneros de guerra, dispersados por toda Alemania . Marchas a pie hacia uno de ellos, vallado con alambradas de púas que alcanzan todo lo que el ojo puede ver. Miles y miles de tus compañeros soldados alemanes ya están en ese corral improvisado . No ves ninguna evidencia de una letrina y después de tres horas de marcha por el barro de la lluvia de primaver, la comodidad de una letrina es lo que predomina en tu mente. Eres empujado a través de una puerta fuertemente custodiada… te encuentras libre para moverte, y empiezas la búsqueda inútil de la letrina. Por último, preguntas, y se te informa de que no existe tal lujo.

No puedes aguantar más. Encuentras un lugar y te pones de cuclillas. Primero te sentías exhausto, luego hambriento, después temeroso, y ahora… sucio. Cientos más de prisioneros alemanes están detrás de ti, empujándote, todos atascados juntos y cada uno de ellos en busca de la letrina tan pronto como pudieron hacerlo. Ahora, al final del día, no hay espacio siquiera ni para ponerse en cuclillas, y mucho menos para sentarse a descansar tus piernas cansadas. Ninguno de los prisioneros, te das cuenta rápidamente, ha recibido comida alguna ese día, de hecho, ningún prisionero superviviente pudo testificar que viese comida, mientras estuvieron en las manos de los norteamericanos .Nadie ha comido ningún alimento durante semanas, la gente se está muriendo poco a poco de hambre. Pero, ¡no pueden hacernos esto! Existen las normas de la Convención de Ginebra para el trato a los prisioneros de guerra. ¡Tiene que haber algún error!… La esperanza continúa durante toda la noche, sin ningún refugio contra la fría y penetrante lluvia.

Tu uniforme está empapado, y a tu alrededor soldados que habían sido valientes, están ahora llorando, viendo como compañero tras compañero van muriendo, a causa de la falta de alimentos, agua, sueño y abrigo de la intemperie. Después de semanas así, tu propia esperanza pasa a convertirse en desesperación, y, finalmente comienzas a envidiar a los que, después de haber entregado primero su hombría y su dignidad, ahora también entregan la vida misma. Van pasando más semanas sin esperanza .Finalmente, la última cosa que recuerdas es que te estás cayendo, incapaz de levantarte y acostado boca abajo en el barro mezclado con excrementos de los que se han ido antes.

Tu cuerpo será recogido mucho tiempo después de que esté frío, y lo llevaran a una tienda especial donde la ropa se te arrancará. De modo que serás olvidado rápidamente, y nunca identificado de nuevo,…Tu etiqueta para perros la partirán por la mitad y tu cuerpo junto con los de tus compañeros de armas será cubierto con productos químicos para la rápida descomposición y enterrado. No fuiste una de las excepciones … más de 1.000.000 de prisioneros de guerra alemanes murieron debido a una política deliberada de exterminio por hambre, exposición a la interperie y a la enfermedad, bajo las órdenes directas del general Dwight David Eisenhower“…

Este fue el “Holocausto Silenciado” … del que posiblemente nunca oíste hablar…el “Holocausto de Eisenhower”.

Fuente: Rafapal Blog

Visto en Católicos Alerta

5 replies »

  1. ¡Honra ,honor y gloria,al gran Pueblo Alemán !Bastión de Europa.

    “…se miraban desnudos en el espejo claro de la muerte;
    sentían retemblar bajo sus pies la cubierta del mundo, navío castigado,
    y abrirse arriba todos los pasajes del cielo.”

    (entre comillas de :Heptameron -Leopoldo Marechal)

    Me gusta

  2. Habría que recordar también el alarde de poder que desplegó Churchill junto con los aliados y totalmente innecesario pues la guerra estaba acabada, me refiero al “otro” holocausto que sufrió el pueblo alemán de Dresden (creo que así se escribe) bombardeado por aviones durante toda una noche, quemando y matando a niños, mujeres y ancianos y arrasando con todo el pueblo. Un acto bélico injustificable.!
    Supongo que al titular “OTRO” holocausto se referirían a este.

    Me gusta

  3. ALGÚN DÍA RESURGIRÁN VOCES QUE DENUNCIEN LA VERDAD Y EL INTENTO DE UN GRAN HOMBRE PARA PRESERVAR SANA LA NOBLE ESPECIE HUMANA. ELLO NO ERA ACEPTABLE PARA LA INTENCIÓN DE DOMINIO MUNDIAL DE LOS JUDEO-ANGLOSAJONA CADA DÍA MAS IMPÚDICA.

    Me gusta

  4. Masacre de Dresde: 13 y el 15 de febrero de 1945

    Los criminales bombardeos de Dresde también conocidos como la Masacre de Dresde, se llevaron a cabo hacia el final de la Segunda Guerra Mundial por parte de la Real Fuerza Aérea de Gran Bretaña y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.
    Con esos dos nombres se suele hacer referencia a los cuatro ataques aéreos consecutivos que se realizaron entre el 13 y el 15 de febrero de 1945, apenas doce semanas antes de la capitulación de Alemania. Por aquel entonces la ciudad estaba abarrotada de refugiados llegados desde el este. Se estima que hubieron cientos de miles de muertos, aunque la cifra exacta es objeto de controversia.

    “La destrucción de Dresde. El verdadero holocausto”, de David Irving.

    http://es.metapedia.org/wiki/Masacre_de_Dresde

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s