ALL POSTS

JUDAIZACIÓN DE LA IGLESIA


 

image
[Mensaje de la Hna. María]
 
 
Extracto del post “La Judaización del Cristianismo”, firmado por Sofronio en el blog“Tradición Digital”. (Los destacados son míos) – Los herejes no son santos – Cuidado-
 
LA JUDAIZACIÓN DEL CRISTIANISMO
 
 
 
Por Sofronio
La elección sobre el pueblo judío jamás ha sido revocada. Pondré ejemplos de que esto es lo que creen desde hace décadas en el Vaticano, contra la fe de la Iglesia, a pesar de que alguno sienta nauseas o le den arcadas.
«Una mirada muy especial se dirige al pueblo judío, cuya Alianza con Dios jamás ha sido revocada (…) Los cristianos no podemos considerar al Judaísmo como una religión ajena, ni incluimos a los judíos entre aquellos llamados a dejar los ídolos para convertirse al verdadero Dios» (Evangelii  Gaudium nº 247, de Bergoglio, alias Francisco).
«Hasta entonces [la parusía], Israel mantiene su propia misión» (Benedicto XVI en la obra “ Jesús de Nazaret II ”P. 63).
«¡Shalom!… El encuentro entre el pueblo de Dios de la Antigua Alianza, que nunca fue rechazada por Dios, y el de la Nueva, es asimismo un diálogo interior a la Iglesia misma.» (Juan Pablo II a la comunidad judía en Maguncia el 11/7/80)
Por la importancia de estas impías falsedades y ofensas a Cristo, vida nuestra, sobre todo de quienes las escriben , Francisco, Benedicto XVI y Juan Pablo II, cabe señalar lo siguiente para que los fieles no se envenenen con el ajenjo y se dejen matar el alma, yendo al infierno, si siguen esta perversa doctrina.
La Santa Iglesia católica ha definido infaliblemente, contra lo que dicen estos tres papas, lo contrario que vocean y practican:
« [La Iglesia] Firmemente cree, profesa y enseña que las legalidades del Antiguo Testamento, o sea, de la Ley de Moisés, que se dividen en ceremonias, objetos sagrados, sacrificios y sacramentos, como quiera que fueron instituidas en gracia de significar algo por venir, aunque en aquella edad eran convenientes para el culto divino, cesaron una vez venido nuestro Señor Jesucristo, quien por ellas fue significado, y empezaron los sacramentos del Nuevo Testamento” (Decreto para los jacobitas -Concilio de Florencia –XII ecuménico-De la Bula Cantate Domino, de 4 de febrero de 1441, (fecha florentina) ó 1442 (actual), del Papa Eugenio IV DZ 1348).
«Y en primer lugar, por la muerte de nuestro Redentor el Nuevo Testamento tomó el lugar de la antigua ley que había sido abolida …por su muerte Jesús dejó sin efecto la Ley con sus decretos [Ef. 02:15] … se establece el Nuevo Testamento en su sangre derramada por toda la raza humana. A tal punto, por consiguiente, dice San León Magno al hablar de la cruz de nuestro Señor, se llevó a cabo la transferencia de la Ley al Evangelio, desde la sinagoga a la Iglesia, de muchos sacrificios a una sola víctima, que, cuando nuestro Señor había expirado, se desgarró violentamente de arriba abajo el velo místico que cubría la parte más interna del templo y su secreto sagrado. En la cruz, murió la antigua ley, murió para inmediatamente ser enterrada y ser portadora de muerte » (Papa Pío XII,Mystici Corporis Christi # ‘s 29-30, 29 de junio de 1943)»
Como jamás en toda la historia ha habido tanta ignorancia entre los católicos, incluidos la mayor parte del clero, no está de más recordarles que « No se abra entrada alguna por donde se introduzcan furtivamente en vuestros oídos perniciosas ideas, no se conceda esperanza alguna de volver a tratar nada de las antiguas constituciones; porque —y es cosa que hay que repetir muchas veces—, lo que por las manos apostólicas, con asentimiento de la Iglesia universal, mereció ser cortado a filo de la hoz evangélica no puede cobrar vigor para renacer, ni puede volver a ser sarmiento feraz de la viña del Señor lo que consta haber sido destinado al fuego eterno. Así, en fin, las maquinaciones de las herejías todas, derrocadas por los decretos de la Iglesia, nunca puede permitirse que renueven los combates de una impugnación ya liquidada»(De la Carta Cuperem quidem, del Papa San Sulplicio a Basilisco August., de 9 de enero de 476. DZ 160). [O sea, NUNCA PUEDE PRESENTARSE COMO “BUENO” O “CORRECTO” AHORA, LO QUE LA IGLESIA YA CONDENÓ ANTES…]
 
Seguimos citando las traiciones:
«Una elección que perdura: la primera Alianza no ha caducado. Contrariamente a lo que sostuvo una exégesis tan antigua como cuestionable, no se podría deducir del nuevo Testamento que el pueblo judío ha sido privado de su elección. El conjunto de las Escrituras, por el contrario, nos invita reconocer la fidelidad de Dios a su pueblo en la preocupación de fidelidad del pueblo judío a la Ley y a la Alianza. La primera Alianza, en efecto, no queda abrogada por la nueva. El pueblo judío tiene conciencia de haber recibido, a través de su vocación particular, una misión universal frente a las naciones»  (texto de la Comisión del Episcopado Francés para las Relaciones con el Judaísmo; 1973).
«El pensamiento católico romano manifiesta un creciente respeto por la tradición judía que se desarrolla desde el Concilio Vaticano II. La profundización de la valoración católica sobre la alianza eterna entre Dios y el pueblo judío, así como el reconocimiento de la misión que Dios asignó a los judíos de atestiguar el amor fiel de Dios, llevan a concluir que las acciones encaminadas a convertir a los judíos al cristianismo ya no son teológicamente aceptables en la Iglesia Católica»
¿Hasta dónde hemos llegado, es decir, en qué fase estamos?  Viduy, o sea, el reconocimiento sincero de las faltas, ya lo hizo Juan Pablo II: Todos tenemos en nuestra memoria y en el corazón el inmenso dolor y la vergüenza de ver a Karol Józef Wojtyła pedir perdón a los que mataron al Hijo de Dios; gesto que repitió su sucesor.
JPII_at_Wailing_Wall
Teschuva, la conversión a la conducta talmúdica, según el analista judío Paul Giniewiski se ha cumplido, excepto en un resto de fieles católicos. ¿No hemos visto a Bergoglio rezar con los judíos, encender la menorá, almorzar con ellos en Santa Marta y a sus predecesores ir a la sinagoga una y otra vez?
Resta, pues, tikkum, es decir la reparación. Giniewiski dice que «ésta no terminará hasta que la enseñanza del aprecio se traduzca en textos didácticos y su propagación haya suscitado numerosas vocaciones de alumnos y profesores de la novedad» En ello están. El objetivo es ambicioso, hacer oír y aceptar una enseñanza que diga lo contrario de San Pablo, el obstáculo de los anticristos empeñados en fabricar una Nueva Iglesia, que dice: « …los judíos, los cuales  no contentos con matar al Señor Jesús y a los profetas, también a nosotros nos persiguieron: que no agradan a Dios y  son contrarios a todos los hombres … obstinados siempre en colmar la medida de sus pecados pero está para descargar sobre ellos la ira hasta el colmo». (I Tesalonicenses 2:14-16)
Hace dos mil años que aquellos que repudiaron la Ley de Moisés para adherir al Talmud se dedican a obstaculizar la obra redentora. Estuvieron detrás de todas las rebeliones del espíritu humano contra Dios, contra su Ungido -al que no quisieron reconocer -, y contra su Iglesia, considerada como “usurpadora”.
El Calvario separó en dos al Pueblo Elegido; por un lado los discípulos y apóstoles, judíos que  confesaron a Cristo, el Hijo de Dios, y los primeros cristianos de la gentilidad. Por otro, aquellos sobre cuya cabeza ha caído, según su deseo, la sangre del Justo, lo cual les valió una maldición que durara hasta que perdure su rebeldía y confiesen a Jesucristo. El deicidio ha abierto una fosa abismal entre el antiguo tiempo y el nuevo, fisura que sólo cesará por la misericordia divina, el día en que su justicia haya terminado su obra y ponga a los enemigos de Cristo como estrado de sus pies.
Todos reconocen, como hemos visto por sus propias declaraciones, que la ruptura tuvo su origen en el Concilio, al cual apelan para sustentar otra nueva religión; pero ¿cómo se entretejió esta apostasía? Mientras los más no cumplían con la obligación de conocer su fe, los teólogos se dedicaban a hacer encajes de bolillo para evitar la Cruz, y el resto rechazaba la gracia, por comodidad, falsa obediencia, papolatría,  evasión de los problemas, o sea, pecando, o por otras razones que nos son desconocidas. Pero esa historia de encuentros, reuniones, traiciones, presiones, idas y venidas, etc. será, Dios mediante, objeto de una segunda parte.
Sofronio”
El link al texto completo con las valiosas notas a pie de página :

1 reply »

  1. Transcribo una “increíble” declaración del papa Juan Pablo II sobre el papel del pueblo judío en la historia, donde termina reconociéndoles casi el papel que, en realidad, le corresponde a Nuestro Señor Jesucristo:
    “Vosotros sufristeis el terrible sacrificio del exterminio. Podría afirmarse que también lo sufristeis a favor de aquellos que se encontraban en la capacidad purificadora del sacrificio. Cuanto más atroz es el sufrimiento, mayor es el grado de purificación. …Porque a consecuencia de esta terrible experiencia os habéis convertido en la voz de alerta de toda la humanidad, de todas las naciones, de todos los poderes de este mundo, de todos los sistemas y de toda persona. Más que cualquier otro pueblo, sois vosotros quienes os habéis convertido en el símbolo de la salvación. Creo que, en este sentido, seguís adelante con vuestra particular vocación, siendo ante vosotros mismos y ante los demás los herederos de la elección de la fe en Dios. Esta es vuestra misión en el mundo contemporáneo ante todo el mundo, todas las naciones, toda la humanidad, y también ante la Iglesia…” (Encuentro con líderes judíos en Varsovia, el 14 de junio de 1987).

    ¿Alguna vez se oyó un elogio tan disparatado como éste en toda la historia de la Iglesia católica?
    Nótese que el Papa no tiene problema en reconocer que siguen los judíos con su particular vocación: ¿mostrarse como las máximas víctimas de la historia?, ¿seguir con su perfidia que niega el mesianismo y divinidad de Cristo? ¿Reemplazar a Cristo en la capacidad de purificación del mundo? ¿Ser el símbolo de la salvación? (Yo creía que era la cruz en la que fue inmolado Nuestro Señor).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s