ALL POSTS

CREACIONISMO CATÓLICO EN NUESTROS DÍAS


[Traigo este post, visto en bitácora católica del blog que se indica, de quien nosotros nos hemos aprovechado mucho en el blog. Es un magnífico resumen del tema tan actual del creacionismo frente al evolucionismo. El creacionismo no es único sino que esta dividido en diferentes ramas algunas de las cuales se apellidan católicas. La siguiente entrada nos da una visión de conjunto y sin duda, como dice el editor del blog citado, servirá para nuestro disfrute. Por supuesto nuestra posición en el tema del creacionismo es la misma que la de JuanC. Incluso me quedo con ganas de decir y aprovecho la ocasión para hacerlo aunque venga un poco a desmano, que también, yo en particular, adhiero al geocentrismo de JuanC, y no precisamente por razones científicas, en las que soy lego, sino porque fue la posición del magisterio de la Iglesia, también del sentir católico general, y omnipresente en la Sagrada Escritura]

CREACIONISMO ESPECIAL EN SEIS DÍAS

Traigo un magnífico post del blog creacinseisdias.blogspot.com.es de JuanC. Expone las principales corrientes concernientes a la creación del universo que corren por los diferentes estratos “católicos”. Disfruten:

Creacionismo Especial (Seis Días)

Hay en la esfera educativa un paradigma intocable, la “teoría de la evolución de las especies”, que en realidad no es una teoría sino una hipótesis jamás probada, y con claros indicios de falsedad. En algunos países, no así en España, se han constituido plataformas para presionar a los gobiernos que los sistemas educativos no impartan exclusivamente este dogma del materialismo ateo. La diversidad de modelos de mundo en el sistema educativo es digna de ser reivindicada, pero yo en este artículo me limito a una cuestión ulterior, ¿cuál es la alternativa católica a la “hipótesis de la evolución”?. Se suele confrontar a la teoría de la evolución la llamada “teoría del Diseño Inteligente”, que tampoco es una teoría sino un principio o postulado al que se adscriben varios modelos creacionistas. Vamos a analizarlos.



El Principio del Diseño Inteligente (PDI).


«El Universo ha sido diseñado inteligentemente (por Dios Uno y Trino) con el fin de que lo habite el hombre». Hay al menos tres modelos en la Ciencia cristiana que asumen este principio PDI entre sus postulados:


A) Evolucionismo Teísta (Creacionismo Evolutivo).


Sus defensores piensan que se puede mantener el contenido total de la religión manteniendo al mismo tiempo casi todos, o incluso todos, los postulados de la ciencia actual, tal como el evolucionismo o la teoría del Big Bang. Dios habría creado el universo a través del “Big Bang”, configurando un ‘pseudo-azar’ ajustado de tal manera que al final de x años surgieran hombres inteligentes. Dios no tiene la necesidad de estar actuando en la naturaleza, el pseudo-azar divino sería el principio antrópico cosmológico(1) que junto a las leyes de la naturaleza determinarían todo. Entre lo aceptado por esta teoría se encuentra los 13,5 mil millones de años de edad del universo. Sin embargo esta visión evolutiva contradice a la interpretación literal del Génesis 1-3; para evitarlo algunos han intentado hacer una exégesis alegórica de esos capítulos del Génesis, pero con ello se contradice a los Padres de la Iglesia y al Magisterio de la Iglesia(2). Por tanto esta evolución teísta es más popular entre protestantes, aunque modernamente se haya colado entre bastante católicos.


B) Creacionismo Progresivo.


Sus defensores dicen mantener el sentido literal de Génesis 1-3, salvo que opinan que el ‘día’ del relato de la Creación no es de duración 24 horas, sino de un largo e indefinido periodo de tiempo, quizás de miles de millones de años. Dios habría creado el mundo en varias etapas progresivas. En el principio habría utilizado el “Big Bang” para producir estrellas y galaxias a través de millones y millones de años de procesos naturales. Dentro de ese “primer día” habría creado la Tierra, y ya en el “4º y 5º día”, millones de años después, habría creado los animales marinos y terrestres, para finalmente en el 6º “día” crear definitivamente al hombre. Aunque a primera vista esta hipótesis parece muy razonable, tiene, sin embargo, múltiples incongruencias. Manteniendo los paradigmas de la ciencia actual entra en contradicción con los Padres de la Iglesia que sostienen la literalidad del ‘día’ del Génesis. Además Adán y Eva habrían sido creados después de que la mayoría de la historia de la tierra habría ya transcurrido, incluyendo procesos mortales entre los animales, existencia previa de “hombres” de Neardenthal, etc. , millones de años de desastres naturales anti-paradisiacos, destrucción volcánica, impactos de asteroides, etc. Como resultado, los animales frecuentemente se extinguen sin haber pisado el Paraíso. La creencia que la muerte –de hombre o de animal– existió antes de la caída es muy contraria a la enseñanza de la Biblia de que la muerte es el resultado del pecado(3) . El Creacionismo Progresivo es también rechazable por su “cientifismo“, pues su apoyo explícito a los dogmas del materialismo científico impediría que la palabra de Dios pudiera ser correctamente entendida por el hombre corriente, a no ser que se tuviera una gran formación en ciencia materialista. Después de todo, las “pruebas” para el Creacionismo Progresivo vienen principalmente del campo de la ciencia, no de las simples enseñanzas de la Biblia.


C) Creacionismo Especial (Seis Días). 


Se considera que Génesis 1-3 es una descripción científica de la Creación «ex nihilo sui et ex nihilo subiecti», tal como lo mantiene la Teología Natural católica, o sea, una creación a partir de la nada que había o subyacía con anterioridad. Por tanto, antes de la creación de la tierra y del cielo (el primer día) no había ni radiación, ni vacío cuántico, ni caos, ni orden… no había nada de nada. Los días de Gen 1 son de 24 horas de duración, tal como es defendido por san Basilio (“Hexameron” 2,8), san Gregorio de Nisa (“Hexaemeron” 44,68), san Ambrosio, san Efren el Sirio, san Ireneo (“Adv Heraisies” 5,28,3) y casi todos los Padres de la Iglesia4. Los árboles frutales y las plantas fueron creados instantáneamente, con sus frutas y semillas ya crecidas, así como los animales fueron creados ya desarrollados. La paradoja de «cuál es antes la planta o la semilla» no se da en este modelo.


Pues bien, yo mantengo que los católicos debemos adherirnos a este último modelo de PDI, al “Creacionismo Especial Seis Días”. La Ciencia siempre ha llevado a los hombres a Dios. Lógicamente tiene que ser así, pues Dios ha dejado plasmadas en la naturaleza las huellas de sus perfecciones divinas; en particular las de su poder y su sabiduría. Por eso, cuanto más ahondamos en el estudio de la naturaleza más admirable se nos presenta el poder y sabiduría de Dios. La ciencia y la fe católica tienen que estar de acuerdo necesariamente, pues Dios es el autor de ambas y Dios no puede contradecirse. Tanto las leyes de la naturaleza como la Revelación (fundamento de la fe católica) tienen a Dios por artífice. Sería una contradicción si Dios indicara una cosa por las leyes de la naturaleza, y afirmara otra distinta por la Revelación. Muchos ateos creen erróneamente que esa contradicción se da de facto entre la ciencia y la fe hoy, y se regocijan cantando victoria por su triunfo. Pero esa victoria ha sido cantada antes de tiempo.


Científicos Católicos defendiendo el Creacionismo 6-Días.


En los últimos años un importante grupo de científicos católicos ha decidido retomar el legado que la Ciencia, como búsqueda de la verdad, les ha transmitido en los más de veinte siglos de existencia. Capitaneando a este equipo está “The Kolbe Centre for the Study of Creation” (ver su web en http://www.kolbecenter.org/) . Entre sus miembros, que defienden el “Creacionismo 6-días” hay científicos de todo el mundo, varios de ellos de primera línea en sus respectivos campos. Por supuesto, también hay teólogos, ya que la Teología es la primera entre las ramas de la Ciencia. En octubre de 2002, varios científicos del Centro Kolbe presentaron en el Vaticano el modelo Creación Especial, ante el papa Juan Pablo II y el cardenal Ratzinger. La presentación fue un compendio de la Escritura, Magisterio e información científica recopilada en los últimos 50 años con evidencias positivas de una tierra joven. Por poner algunos ejemplos, uno de los científicos del Centro Kolbe, el francés Guy Berhault ha probado, más allá de toda duda, que la teoría de la columna geológica de Charles Lyell (o sea, que las bandas conteniendo restos se hallen apiladas en una columna de millones de años) es falsa. Otro científico, Dr. Robert Gentry ha sido capaz de demostrar, con pruebas aún no refutadas, que la Tierra fue creada instantáneamente, para ello ha explorado las rocas graníticas cercanas a la superficie, y ha encontrado en ellas halos de polonio-218, el cual tiene un semiperiodo de vida de 3 minutos, lo que indica la inmediatez de su formación(5).


Buscando en Internet, hoy se encuentran algunas páginas y blogs opuestos al evolucionismo. Lo que podría parecer imposible es encontrar a alguien, que de forma argumentada, razonada, exquisitamente científica, con centenares de contra-ejemplos, ecuaciones, gráficas, animaciones y libros de miles de páginas … se opusiera a toda la Física Moderna, y a los mayores paradigmas del sistema de Copérnico, la Relatividad, teoría del Big Bang, etc. Pues lo hay, y se trata de otro grupo de destacados científicos católicos defensores de la Creación Especial 6 Días. Me refiero a la Catholic Apologetics International Publishing(6), cuyo presidente, el doctor en Teología (y gran especialista en Física) Dr Robert Sungenis lleva desde 1993 dedicándose enteramente a escribir libros, dar charlas en TV, colegios, parroquias americanas… Entre sus libros yo destaco sobre todo “Galileo Was Wrong The Church Was Right”. En este obra, de dos tomos con un total de 1200 páginas, Robert Sungenis y el físico Robert Bennett demuestran que ¡la Tierra se halla inmóvil, en el cdg del universo, mientras el firmamento como un todo, con sus astros, incluido el sol, giran en torno a ella!. Y lo que se desprende de su extensa y laboriosa investigación es además algo verdaderamente tenebroso: A. Einstein , H. Lorentz y otros físicos del siglo pasado, desarrollaron la teoría de la Relatividad a sabiendas que era falsa, con un objetivo prioritario, ocultar que el sistema de Copérnico era y es erróneo, tal como lo demostraba el resultado negativo (mil veces repetido) del experimento de Michelson-Morley) y hubiera que volver al geocentrismo. El modelo correcto es el de Tycho Brahe corregido(7), con la tierra en el centro, la luna y el sol girando en torno a la tierra, y el resto de planetas, moviendose orbitalmente respecto al sol, pero girando diurnalmente respecto al eje NS terrestre. Muchos aspectos de este modelo cosmológico, profundamente explicado en su obra, hubiera sido difícil descubrir para cualquier científico del mundo, pero resulta que en los años 1100, la estructura del Cosmos y otros aspectos de la creación le fueron revelados del Cielo a la venerable sierva de Dios, Hildegarda de Bingen(8). 


Aumentan los datos anti-paradigma cosmológico.


Al analizar la radiación de fondo de microondas (CMB) se han hallado anomalías que contradicen el paradigma Big-Bang-Relatividad. Por ejemplo, en 2001 se lanzó al espacio la sonda WMAP que escaneó con precisión la radiación CMB, cuando se analizaron los datos se hallaron grandes sorpresas: a) Los datos no concuerdan con el Big-Bang, por contra, indican un universo pequeño; b) Por los datos hay que descartar definitivamente la “inflación cósmica” (hipótesis de Guth y Linde); c) Los datos apuntan que la tierra se halla en un marco privilegiado (ellos evitaron mencionar el tabú “centro del universo”); d) La forma más lógica del universo es la esférica; e) El universo está rotando(9), y el eje de rotación concuerda con el del modelo geocéntrico.


En una palabra, la radiación CMB del cosmos apunta hacia un universo geocéntrico, sin embargo, el paradigma Big-Bang es demasiado poderoso y se resiste a morir . Pero hoy tenemos un abrumadora cantidad de datos soportando el geocentrismo, las 1200 páginas de la obra del Dr Sungenis dan un buen repaso de ellas. La distribución de los quasares, por ejemplo, sólo tiene una explicación lógica, el geocentrismo (los quasares están situados en 57 bandas esféricas centradas en la Tierra). Pero no sólo los quasares, también la distribución de otros objetos celestes lejanos, como los Rayos X bursts, los BL Lacertae, e incluso las galaxias espirales, tienen su explicación más lógica en el geocentrismo (“Los redshifts de las galaxias están agrupados y no concuerdan con la teoría del Big Bang, pues implican bandas concéntricas expandiéndose ordenadamente desde un punto central, la Tierra” 10 ). A un nivel más local, más de mil estrellas binarias presentan su punto periastro más lejano que su apoastro, lo cual significa que el eje del sistema está apuntando hacia la tierra.


El evolucionismo, un paradigma lleno de falacias.


El paradigma de la evolución se mantiene porque hay una tupida red formada por universidades, centros de investigación subvencionados, revistas científicas y divulgativas, sistemas educativos, sectas, etc. que lo sostienen como dogma fundamental. 

 Como explica el físico Robert J. Bennett, para combatir al antievolucionismo se ha utilizado históribamente la siguiente falacia del “causa-efecto inverso”:


1) Si C (causa) es verdad entonces E (efecto) es verdad. 

2) C es verdad.

3) Entonces E es verdad.
Hasta aquí todo correcto. Pero ahora veamos el silogismo al revés, un científico observa experimentalmente el efecto E, ¿se puede deducir “como un hecho” que haya tenido que intervenir inexorablemente C?. Los evolucionistas nos engañan haciéndonos creer que así es. Pero no, puesto que además de C, también C1, C2, … pueden producir E 11


Entre los mitos utilizados por los evolucionismo está el de “la explicación más simple”, ellos parchean una y otra vez su teorías, y nos quieren hacer creer que esas son las más simples. Por ejemplo, Nelis Eldredge, famoso paleontólogo evolucionista americano, escribió un libro titulado “El Triunfo de la Evolución, el Fallo del Creacionismo”, donde después de tocar los mil y uno tópicos evolucionistas no acaba resolviendo ninguno de los interrogantes abiertos en la hipótesis de la evolución, para finalmente admitir que el triunfo de la Evolución no es tanto porque haya encontrado las respuestas correctas al origen de la vida, sino a que esta teoría pueda seguir manteniéndose actual a pesar de los sucesivos contratiempos a que se ha enfrentado. A continuación , Eldredge muestra que el fallo del Creacionismo no se presenta porque haya fallado en su intento en dar una alternativa lógica a los datos experimentales sino en que ha asumido a priori la Revelación divina. Esto es precisamente lo que no admite un evolucionista.
Sin embargo, como ya hemos dicho, la estructura del universo y otros detalles íntimos de la Creación le fueron revelados en el siglo XII a la venerable Hildegarda de Bingen. No resulta nada sorprendente para un católico que lo revelado a esta mística no contradiga sino reafirme el texto de Gen 1-3. Pero lejos de ser ingenuas, las visiones de Hildegarda, representan el más detallado tratado de cosmología jamás escrito, e incluyen respuestas a muchas cuestiones que la ciencia actual no ha podido explicar satisfactoriamente(12). Todo esto nos debería hacer reflexionar por la razón de haber antepuesto las palabras de hombres a la Revelación de Dios. Al final todos hemos sido seducidos por una sabiduría humana, y hasta hemos llegado a considerar necia a la auténtica Sabiduría. 


Notas 
1. El Principio Antrópico Cosmólogico Finalista (FAP) de Wheeler dice: «El universo debe poseer las propiedades adecuadas para que seres inteligentes lleguen a la existencia». En realidad el FAP es una versión ‘light’ del PDI.
2. La regla de san Agustín, “No apartarse en nada del sentido literal y obvio, como no tenga alguna razón que le impida ajustarse a él o que haga necesario abandonarlo”, es asumida por el Magisterio de la Iglesia. “. Ver León XIII en Providentissimus Deus n. 33.
3. (I Cor 15,21-22; Rom 5,12)
4. Las dos únicas excepciones podrían ser Orígenes, que buscaba sólo el significado alegórico de Gen 1, y, también, san Agustín que consideraba que la creación había sido realizada en un único día. 
5. La explicación del significado de estos halos puede leerse en la URL http://www.halos.com/. 
6. La web de la Catholic Apologetics International Publishing, se halla en la URL http://www.catholicintl.com/, pero hay que hacer una aclaración, recientemente el obispo de Pensilvania (USA), Kevin C. Rhoades, tuvo una discrepancia con la concepción teológica de Robert Sungenis sobre el “Supersesionismo” (la Restauración de Israel), y le conminó a rectificarla en la web. El Dr Sungenis decidió mantenerla, para ser fiel a la Tradición de la Iglesia Católica, pero tuvo que modificar el nombre de la web. Ahora se denomina “Bellarmine Theological Forum”, aunque el hecho de habérsele retirado la palabra “Catholic” de su apostolado no menoscaba su fidelidad a la Iglesia Católica de Roma.
7. A este sistema celeste se le ha puesto el nombre de ‘neo-Tychoano’, y hoy día es defendido por bastantes científicos católicos. La aceptación de este sistema significa la falsedad de la Relatividad de Einstein (especial y general), así como la de una gran cantidad de resultados de la Física moderna.
8. Algunos de los numerosísimos escritos de Hildegarda de Bingen pueden ser leídos en la web: http://www.hildegardadebingen.com.ar/enlaces.htm. 
9. Evidencias de la rotación del universo como un todo ya se vienen detectando desde 1982, (Paul Birch, “Is the Universe rotating?” Nature, vol 298, 29 July 1982, pag.451-454)
10. “Sky & Telescope”, Agosto 1992.
11. Falacias de este tipo son utilizadas como “pruebas” del movimiento de la tierra en torno al sol. Por ejemplo, “la prueba de la aberración estelar”. Este fenómeno físico es similar al de un hombre con un paraguas abierto ante la lluvia que cae con una velocidad ‘c’ (imaginémosla vertical a la superficie), si ahora el hombre se desplaza con velocidad v, entonces el paraguas, que inicialmente lo tenía en dirección de la vertical, deberá inclinarlo un ángulo ‘A’ para no mojarse. Este ángulo depende de -v+c (suma de los dos vectores). En la explicación de Bradley para la aberración estelar, la lluvia es la luz de cierta estrella (con velocidad c) y el movimiento es el de la Tierra por el eter (v=30 km/s). La falacia efecto-implica-causa:


1) Si la Tierra se moviera con velocidad v a través de la luz vertical de una estrella, entonces sería necesario inclinar el telescopio un ángulo A (para ver esa estrella) .
2) Se observa que es verdad que haya que inclinar el telescopio un ángulo A .
3) Entonces la Tierra se mueve con velocidad v.


Sin embargo hay otras causas posibles para este efecto, por ejemplo, si la estrella se estuvieran moviendo con velocidad v (como cuando llueve un día con viento frontal ‘v’) y la luz con velocidad c, entonces el telescopio debería ser desplazado aún con una tierra inmóvil. En realidad ésta es la verdadera causa de la aberración estelar, tal como explica el físico Dr. Robert Bennett en el libro arriba indicado.
12. Por ejemplo, Hildegarda explica la naturaleza de la gravedad, algo que se escapa a los científicos de nuestros días, a pesar que se haya propuesto muchas hipótesis desde los vortices de Descartes hasta los “lazos cuánticos”. También explica la naturaleza de la luz, así como la naturaleza del espacio, que por cierto resulta diametralmente opuesta al concepto ‘in vacuo’ utilizado hoy en la Relatividad.

Anuncios

Categorías:ALL POSTS, Creacionismo

Tagged as: ,

13 replies »

  1. Tiene usted razón. Yo tampoco sé mucho de ciencia, pero aunque no seamos expertos en la materia, aceptar como correcta tal disposición del universo es andar sobre seguro. Si todos los Apóstoles, Padres y Doctores de la Iglesia, y tantos otros Santos que están en el cielo, creían que la Tierra estaba en el centro, seríamos locos si no pensásemos como ellos.

    Y mirándolo por otro lado: es muy cierto, como podemos comprobar hoy día, que concepciones del universo diferentes nos llevan a tener diferentes creencias acerca de Dios y su creación. Se cumple de alguna manera el “lex colligendi, lex credendi” [la ley del cálculo (entiendase, cosmográfico) determina la ley de la fe]. Puede que sea atrevida, pero no deja de ser cierta. Los que creen en el Creacionismo Evolutivo dejan de creer que existiera el jardín del Edén, y en el estado perfecto e inmortal del hombre; tampoco creen en la caída y en el pecado original. Es muy importante.
    De forma similar, creer que la tierra no está en el mismo lugar donde se encuentra el eje central del universo, alrededor del cual gira todo, nos lleva a pensar que la Tierra es un planeta más del universo; y de ahí a pensar que podría haber vida en otro planeta sólo hay un paso. Si hubiera vida en otros planetas (o rocas, mejor dicho) eso supondría que: 1) o bien Dios dejó que el pecado original entrara en otros seres (inteligentes como nosotros) sin tener culpa, o 2): no existe tal cosa como pecado original, o 3): hay seres perfectos como Adán y Eva rondando por el universo. Cada deducción es más absurda que la anterior.

    También creo que podríamos pensar en ello de la siguiente: desde que Noé salió del Arca, todos los pueblos que se han formado han creído, de alguna forma u otra, que la tierra estaba en el centro y todo giraba alrededor de ella. ¿Por qué? Porque es lo que deducimos utilizando nuestros sentidos y nuestra razón. Así hemos estado más de 4000 años desde el diluvio, y todas las pruebas científicas que se han hecho desde entonces sólo han corroborado esa concepción del universo.
    Es únicamente partiendo del rechazo a Dios y de contemplar la naturaleza con los axiomas “no debemos creer lo que ven nuestros ojos” y “rompamos sus cadenas, alejemos de nosotros sus lazos” (salmo 2, 3) que esta concepción del universo.

    Así pues, si tenemos como hipótesis:

    1) Dios ha creado la Tierra y el Universo.

    2) Todo lo que podemos observar desde donde estamos, con nuestros sentidos humanos (y aparatos técnicos) y nuestra razón, es que la Tierra está en el centro del universo y todo se mueve alrededor de nosotros.

    3) Pablo amonestó a los Romanos (Rom 1,18) porque pudiendo haber conocido a Dios indirectamente conociendo su obra, no lo hicieron.

    Tenemos lo siguiente:

    1) Dios no quiere que haya contradicción entre la realidad del universo y lo que nuestros sentidos (y razón) captan.
    .

    2) Por tanto, si la Tierra no estuviera en el centro, Dios habría preparado las cosas (no tengamos ahora en cuenta los efectos que tuvo el cataclismo del diluvio) para que pudiésemos darnos cuenta de que efectivamente la Tierra gira alrededor del sol. De esta forma llegaríamos a conocer como es la creación de Dios y podríamos llegar a conocerle de este modo (de manera indirecta).

    3) Pero esto no es así. Esta idea de una Tierra oscilando y girando como una peonza situada en un extremo del universo no ha llegado por observación, ni por razonamiento fiel a la verdad. Tan sólo ha aparecido como una forma de rebelión más ante nuestro Padre.

    4) Lo que vemos es una Tierra en el centro, por tanto la Tierra está en el centro. Pensar que pudiese ser de otro modo diferente a lo que aparenta ser sería como decir que Dios nos quiere engañar en cuestiones de ciencia. Y que por tanto no quiere que le conozcamos a través de la ciencia, lo cual contradice la 3 hipotesis (Rom 1, 18).

    Me gusta

  2. Ya lo he dicho pero reafirmo: Desde la tesis Cristocéntrica, es decir que sin pecado de Adán, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad hubiera asumida en unión hipostática una naturaleza humana constituyendo con ello a Cristo Jesús Rey y Centro del Universo creado, nada obsta para creer en el Geocentrismo, es más siendo la Tierra “escabel de Sus pies” como dice el salmo, necesariamente debe estar inmóvil y todo lo demás girar en torno a ella pues es el “trono” físico de Jesucristo: el Verbo Encarnado, Principio, Medio y Fin de la Creación.

    Me gusta

  3. Magisterio Papal sobre el tema de Geocentrismo:
    Unica cita que he podido encontrar donde un Papa indudablemente válido, Benedicto XV en 1921, hace referencia a la cuestión.

    La referencia está en la carta encíclica IN PRAECLARA SUMMORUM, que pueden leer completa en francés, inglés e italiano en el enlace del Vaticano:

    http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xv/encyclicals/index_sp.htm
    También aquí:
    http://www.papalencyclicals.net/Ben15/b15summo.htm

    La encíclica va dirigida a profesores y estudiantes de literatura con motivo de homenajear a Dante Alighieri en el aniversario 600 de su muerte. En su punto 4, luego de elogiar profusamente la Divina Comedia, Benedicto XV dice lo siguiente:

    “If the progress of science showed later that that conception of the world rested on no sure foundation, that the spheres imagined by our ancestors did not exist, that nature, the number and course of the planets and stars, are not indeed as they were then thought to be, still the fundamental principle remained that the universe, whatever be the order that sustains it in its parts, is the work of the creating and preserving sign of Omnipotent God, who moves and governs all, and whose glory risplende in una parte piu e meno altrove; and though this earth on which we live may not be the centre of the universe as at one time was thought, it was the scene of the original happiness of our first ancestors, witness of their unhappy fall, as too of the Redemption of mankind through the Passion and Death of Jesus Christ.”

    Traducción (mía):

    “Si el progreso de la ciencia astronómica demostró más tarde que esa concepción del mundo se basaba en un fundamento inseguro, que no existían las esferas imaginadas por nuestros antepasados, que la naturaleza, el número y el curso de los planetas y las estrellas, no son de hecho, como ellos pensaron que era, aun se mantiene el principio fundamental del universo, que cualquiera sea el orden en que se sostiene en sus partes, es la obra del signo creador y preservador de Dios Todopoderoso que mueve y gobierna todo, y cuya gloria resplandece en unas partes mas y en otras menos. Y, aunque esta Tierra en la que vivimos puede no ser el centro del universo, como en algún momento se pensó, ella fue la escena de la felicidad original de nuestros primeros antepasados, testigo de su caída desgraciada, como también de la redención de la humanidad a través de la pasión y muerte de Jesucristo.”

    Vemos claramente que:
    1) Benedicto XV dice que no existen las esferas imaginadas por los antepasados (que estaban centradas en la Tierra).
    2) El curso de los planetas no son de hecho como los antiguos pensaban.
    3) Dios es el que mueve y gobierna todo.
    4) La Tierra puede no ser el centro del universo. (no define en un sentido u otro)
    5) El tono general del texto es claramente anti-geocentrísta.
    6) Reivindica, a pesar de lo anterior, que la Tierra fue la escena de la caída y redención. En mi humilde opinión le atribuye a la Tierra una especie de centralidad espiritual.

    Me gusta

  4. Traducción absolutamente errónea la de Jorge Rodríguez.

    En ningún momento Benedicto XV, en esa traducción al inglés, afirma que la ciencia demostró el antigeocentrismo o heliocentrismo ni que sus predecesores o antecesores estuvieran equivocados en su concepción del mundo. IF THE PROGRESS OF SCIENCE SHOWED LATER…, es decir, emplea el modo subjuntivo o condicional imaginario o irreal ya que se refiere a una hipotética situación futura que pudiera darse y se debería traducir como SI EL PROGRESO DE LA CIENCIA DEMOSTRARA DESPUÉS …que es lo que han venido a decir todos los Papas.

    Usted sigue empeñado que nos traguemos toda la propaganda anticristiana del evolucionismo, el relativismo, el heliocentrismo y demás basura modernista y para ello recurre a un encíclica que conmemora la obra de Dante y que va dirigida a estudiantes de literatura, ni si quiera de ciencias.

    Hay que tener mucho cuidado con las traducciones y las libres interpretaciones de los textos si no hay garantías de que sean un reproducción fiel de lo que escribió un Papa y de conocer su verdadero contexto, interpretación y sentido, porque al final tergiversamos y manipulamos el mensaje con el objeto de ajustarlo a nuestro pensamiento. Pero sobre este punto, gracias a Dios, el magisterio de la Iglesia está más que asentado a lo largo de los siglos por los sucesivos doctores, científicos y Papas de la Iglesia y no admite duda. Hasta en la Biblia expuesta por el Vaticano en su página web he encontrado errores garrafales por lo que hay que tener cuidado.

    Dudo mucho que Benedicto XV contraviniera el magisterio de sus antecesores conociéndolo el perfectamente y más cuando el tema del heliocentrismo viene desde el siglo XVI y durante su mandato pocos adelantos o descubrimientos se hicieron en ese respecto.

    Me gusta

  5. Me parece curiosa la forma que tiene Jorge Rodríguez de deformar una encíclica dirigida a profesores y estudiantes de literatura convirtiendola en una prueba de que el geocentrismo es falso.

    1) Para empezar creo que sería más que honrado presentar todo el punto 4 de esa encíclica (IN PRAECLARAM SUMMORUM) para que tengamos una referencia de lo que está hablando, que por cierto, está hablando de Dante.

    “” 4. And first of all, inasmuch as the divine poet throughout his whole life professed in exemplary manner the Catholic religion, he would surely desire that this solemn commemoration should take place, as indeed will be the case, under the auspices of religion, and if it is carried out in San Francesco in Ravenna it should begin in San Giovanni in Florence to which his thoughts turned during the last years of his life with the desire of being crowned poet at the very font where he had received Baptism. Dante lived in an age which inherited the most glorious fruits of philosophical and theological teaching and thought, and handed them on to the succeeding ages with the imprint of the strict scholastic method. Amid the various currents of thought diffused then too among learned men Dante ranged himself as disciple of that Prince of the school so distinguished for angelic temper of intellect, Saint Thomas Aquinas. From him he gained nearly all his philosophical and theological knowledge, and while he did not neglect any branch of human learning, at the same time he drank deeply at the founts of Sacred Scripture and the Fathers.
    Thus he learned almost all that could be known in his time, and nourished specially by Christian knowledge, it was on that field of religion he drew when he set himself to treat in verse of things so vast and deep. So that while we admire the greatness and keenness of his genius, we have to recognize, too, the measure in which he drew inspiration from the Divine Faith by means of which he could beautify his immortal poems with all the lights of revealed truths as well as with the splendours of art. Indeed, his Commedia, which deservedly earned the title of Divina, while it uses various symbolic images and records the lives of mortals on earth, has for its true aim the glorification of the justice and providence of God who rules the world through time and all eternity and punishes and rewards the actions of individuals and human society. It is thus that, according to the Divine Revelation, in this poem shines out the majesty of God One and Three, the Redemption of the human race operated by the Word of God made Man, the supreme loving-kindness and charity of Mary, Virgin and Mother, Queen of Heaven, and lastly the glory on high of Angels, Saints and men; then the terrible contrast to this, the pains of the impious in Hell; then the middle world, so to speak, between Heaven and Hell, Purgatory, the Ladder of souls destined after expiation to supreme beatitude. It is indeed marvellous how he was able to weave into all three poems these three dogmas with truly wrought design.

    If the progress of science showed later that that conception of the world rested on no sure foundation, that the spheres imagined by our ancestors did not exist, that nature, the number and course of the planets and stars, are not indeed as they were then thought to be, still the fundamental principle remained that the universe, whatever be the order that sustains it in its parts, is the work of the creating and preserving sign of Omnipotent God, who moves and governs all, and whose glory risplende in una parte piu e meno altrove; and though this earth on which we live may not be the centre of the universe as at one time was thought, it was the scene of the original happiness of our first ancestors, witness of their unhappy fall, as too of the Redemption of mankind through the Passion and Death of Jesus Christ.

    Therefore the divine poet depicted the triple life of souls as he imagined it in a such way as to illuminate with the light of the true doctrine of the faith the condemnation of the impious, the purgation of the good spirits and the eternal happiness of the blessed before the final judgment.””

    2) Cuando dice que “Si bien el progreso alcanzado después demostró que la concepción del universo entendida antes no tenía un fundamento sólido, que las esferas imaginadas por nuestros ancestros no existían…” está diciendo que la concepción que sirvió de base a la obra de Dante, y que fue la compartida por los grandes sabios de la Cristiandad, no existía realmente. Se refiere a la idea que dominaba entonces de que la tierra estaba rodeada por varias esferas de cristal (algunos dijeron después que eran de agua) dentro de las cuales se movían los planetas.

    3) Cuando seguidamente dice “…que la naturaleza, el número y el curso de los planetas y estrellas no eran de hecho como pensaban que era…” se refiere lógicamente a que la idea de ptolomeo, que era usado por los sabios de la Cristiandad en el que los planetas encerrados en sus esferas iban no sólo girando alrededor de la tierra , sino tambien girando alrededor de un punto situado dentro de sus esfera (llamado epiciclo: http://es.wikipedia.org/wiki/Epiciclo#mediaviewer/Archivo:Ptolemaic_elements.svg). En cuanto a las estrellas, que se creían situadas en el penúltimo cielo, se demostró ser más grande de lo que se pensaba.

    4) y seguidamente continua: …”aún así permaneció el principio fundamental de que el universo, cualquiera sea el orden que lo sostenga en sus partes…” no está definiendo, ni siquiera expresando una opinión, tan sólo está expresando que no conoce el orden por el que se rige los movimientos planetarios. (Recuerden la asistencia del Espíritu Santo prometido por Cristo no les garantiza conocer astronomía y ciencia). Él no quiere pronunciarse sobre este punto, y curioso sería que lo hiciese hablando con profesores y estudiantes de literatura.

    5) Un poco más abajo dice: “… aunque la tierra en la que vivimos pueda no ser el centro del universo como una vez fue creído…”. Lo dicho, ni niega, ni afirma, tan sólo expresa una posibilidad. No le está diciendo a nadie cual es la opinión correcta, ni siquiera está expresando su opinión privada.

    6) Eso que dice Jorge Rodríguez de que el texto tiene un tono antigeocentrista tiene razón, si hacemos como él ha hecho y presentamos ese sólo párrafo como si fuera el núcleo central de la encíclica. Pero como se puede ver es sólo un párrafo dentro de una encíclica sobre Dante. El párrafo no es ni pretende serlo, vinculante ni ex-cathedra.

    7) Aunque admitamos que Benedicto XV no creía en el geocentrismo, eso no hace el geocentrismo falso. Benedicto XV podría perfectamente equivocado al pensar eso, pero sí intentando proponerlo como de fe, eso ya sería diferente.

    8) En cuanto a lo que dice Wamba, aunque admiro su celo de defender el geocentrismo, me temo que está usted equivocado.

    La frase que comienza: ” If the progress of science showed later…” acaba en la tercera línea “…still the fundamental principal remained that the the universe…”

    Y se traduciría como él ha sugerido más o menos: “…Si el progresó de la ciencia mostró después (después de la época en la que Dante escribió, supongo)…” aún así permaneció (se mantuvo) el principio fundamental de que el universo…”.

    Me gusta

  6. IF THE PROGRESS OF SCIENCE SHOWED LATER
    traducción:
    SI EL PROGRESO DE LA CIENCIA MOSTRÓ MÁS TARDE

    Yo no manipulo nada, la primera traducción es esa, cada uno que se busque la traducción y que piense lo que quiera. No sé si el texto en italiano y francés dará el mismo resultado. Y, aunque fuese condicional estaría mostrando que el Papa cree que no hay certeza en el asunto.

    Como en muchos otros campos, satanás nos da a elegir entre dos errores aparentemente opuestos. Contra el error del cientificismo ateo se nos propone como alternativa elegir el error de la anticiencia irracional fideista.

    Que Dios nos ilumine para ver la realidad tal cual es.

    Me gusta

  7. Para Jorge y Manuel. Vamos a suponer que la traducción fuese la que usted propone (aunque lo normal es que tras if + pasado se traduzca por el modo subjuntivo o condicional irreal), sin embargo, usted comete el mismo error que comete Jorge Rodríguez y es que atribuyen sus pensamientos y sus creencias a Benedicto XV. Usted sin más pruebas afirma que Benedicto XV no creía en el geocentrismo. ¿Tiene alguna prueba para tal afirmación? Por eso en mi texto de arriba lo dejaba claro. Primero hay que cerciorarse que el texto es correcto (si usted se fija en medio de palabras en lengua inglesa se insertan otras en italiano (una parte piu e meno altrove) con lo cual ya da que pensar acerca de la traducción del texto a la lengua inglesa procedente del italiano o del original que no sé en que lengua estaría escrito.

    Por otro lado, en ningún momento, Benedicto XV niega el geocentrismo, sino que establece claramente que pudiera ser (condicional irreal de nuevo, futuro posible) que la Tierra no pudiera ser el centro del Universo… Es esa misma forma de expresarse que posteriormente utilizó Pio XII cuando trataban de colocarle el evolucionismo, pero dejando claro que la última palabra sobre dicho asunto correspondía a la Iglesia y todos debían someterse a su magisterio. Algunos parecen oponerse. Hasta ahora la Iglesia no ha aceptado el heliocentrismo.

    Tercero, evidentemente en la época en la que vivió Dante el sistema solar no estaba completo (incluso hoy no se sabe todavía si pudiera haber algún planeta alejado orbitando), ya que sólo se conocían 7 planetas y ulteriores descubrimientos arrojaron dos planetas, pero en ningún caso eso inválida el modelo geocéntrico.

    Y por otro lado, algo que ya se sabe a raíz de los muchos descubrimientos y avances científicos, y es que hasta ahora nadie, absolutamente nadie, ha podido demostrar que la Tierra no sea el centro del Universo y sin embargo, todo indica cuanto menos que la Tierra está inmóvil. Y la prueba está en que la Nasa la utiliza como punto fijo.

    Me gusta

  8. Para wamba

    No se si también se utiliza el “if” de esa manera, pero leyendo el texto y el contexto creo que nuestra traducción es correcta.

    En el punto 7 no digo que Benedicto XV no creyera en el geocentrismo. Si bien no he compuesto bien la frase, lo que quería expresar es que aunque fuere así eso no sería importante.
    f
    Tiene razón en decir que este caso coincide con el de Pio XII, al cual le quieren adjudicar una posición favorable a la evolución. Lo de la Nasa nos muestra claramente que el geocentrismo explica mejor (ellos utilizan el sistema Tycho Brahe, creo) el movimiento planetario, pero seguramente le contraargumentarán que la Nasa lo hace sólo por comodidad, como un modelo planetario más; de la misma manera, le dirán que podría utilizar un sistema lunar (la luna en el centro) si eso les resultara más cómodo para los cálculos.

    Hoy he posteado una carta de Pio IX (incluida en el syllabus) al Arzobispo de Frissinga llamada “tuas libenter” que hasta hoy no estaba en internet salvo en libros escaneados. La carta trata excelsamente de la forma que el católico debe estudiar la ciencia. He aquí un fragmento genial:

    “Y también Nos persuadimos, que no quisieron declarar (los asistentes al congreso), que aquella perfecta adhesión á las verdades reveladas, que reconocían ser del todo necesarias para conseguir el verdadero progreso de las ciencias, y para refutar los errores, se pueda obtener, si solamente se presta fé y obediencia á los dogmas expresamente definidos por la Iglesia. Pues aunque se tratara de aquella sumisión, que se debe á la fe, no obstante, no deberia limitarse á lo que ha sido expresamente definido por los Decretos de los Concilios Ecuménicos, ó de los Romanos Pontífices, y de esta Sede Apostólica, sino que deberia también extenderse, á todo lo que se ha transmitido como divinamente revelado por el Magisterio Ordinario de toda la Iglesia, extendida por el universo; y que por lo mismo los teólogos calólicos, de universal y constante consentimiento miran como perteneciente á la fé.”

    Me gusta

  9. No deja de sorprenderme la enorme cantidad de ignorancia en materia de ciencia y su mezcla imperfecta con la fé. Sion saber ciencia, se aventuran en criticarle sus aportes, argumentando afirmaciones sin fundamento: Dice Manuel “Si todos los Apóstoles, Padres y Doctores de la Iglesia, y tantos otros Santos que están en el cielo, creían que la Tierra estaba en el centro, seríamos locos si no pensásemos como ellos.” ¿Estaríamos locos?, ¿estamos seguros como pensaron exactamente los apóstoles?, no lo sabemos, no podemos afirmar que San Agustin y sus afirmaciones sean infalibles, lo aceptamos porque así se aceptó hace siglos por los contemporaneos de su tiempo, por la infalibilidad del papa, etc… Pero decir que la evolución es una hipótesis y no una teoría, es de principiantes, en particular de fundamentalistas, ciertamente tiene fallas esa teoría, pero no por ello completamente equivocada. ¿Sabemso com piensa Dios? ¿Podemos afirmar de lo que es capaz para afirmar que puede y no hacer? Nos intentamos convertir en jueces de lo divino y de lo científico. Los invito a informarse más, antes de aventurarse a escribir. Argumentar cartas y encíclicas en una cantidad razonable de idiomas, hablar de geocentrismo y heliocentrismo, Big Bang y radiación de fondo, decir que todo ello es mentira, entonces, ¿para que usan internet si éste nació de los científicos que critican? ¿Para que buscar tratamientos contra las curas si éstos tienen en algunos casos de base la manipulación genética que explica a la evolución? No sean hipócritas.

    Me gusta

    • Pues le agradezco su punto de vista. Creo que el insulto con que termina su comentario más bien deja suponer una persona poco cultivada científicamente. Por lo menos nunca he visto esos modos en personas de categoría científica “real”. Sobre el geocentrismo le recomiendo vaya a la web de “Sungenis” (basta esa palabra para encontrarla con Google), y presente allí sus ideas contrarias. Sin duda surgirán debates de categoría. Igual le digo sobre Evolucionismo en webs americanas como la del centro Kolbe.Pero mi consejo es que oculte en lo posible sus maneras.

      Me gusta

  10. La Evolución es pura y llana tontería, de vergüenza aunque la pongan en nat geo y discovery chanel.

    Ciencia para simios… o retardados mentales.

    Si a los pseudocientíficos les hace felices, adelante, pero no LE digan ciencia a sus inventos para descalificar LA VERDAD conocida.

    Dijo un científico algo así: es como si me dijeran que todas las partes de un Avión pasando por un ventilador el suficiente numero de veces, quedaría armado.

    Les choca haber sido creados directamente por las manos de Dios?
    Su problema.
    Su solución científica para eliminar en las personas el conocimiento de ser creaturas de Dios, y con ello quitarle toda su dignidad al hombre que tanto aman haciéndolo aparecer como simple animal, apesta.
    Porque de ello deviene el dar rienda suelta al instinto y las pasiones, por el olvido de Quien nos dio el Ser y sostiene la existencia de todo lo creado.

    He aquí la única ciencia necesaria: Juan 1En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. 2El estaba en el principio con Dios. 3Todas las cosas fueron hechas por medio de El, y sin El nada de lo que ha sido hecho, fue hecho
    Juan 1:10
    En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por medio de El, y el mundo no le conoció.

    1 Corintios 8:6
    sin embargo, para nosotros hay un solo Dios, el Padre, de quien proceden todas las cosas y nosotros somos para El; y un Señor, Jesucristo, por quien son todas las cosas y por medio del cual existimos nosotros.

    Colosenses 1:16
    Porque en El fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de El y para El.
    Hebreos 1:2
    en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo.

    Lo que se sale de esto, superchería y nada más.

    Viva Cristo Rey!

    Me gusta

  11. El papa afirma que teoría del Big Bang y la intervención de Dios no se contradicen
    Publicado: 28 oct 2014 | 2:41 GMT Última actualización: 28 oct 2014

    © REUTERS Max Rossi
    El papa Francisco afirmó que la teoría científica del Big Bang sobre el origen del Universo “no se contradice con la intervención de Dios, sino que la exige” y que “el principio del mundo no es obra del caos”.

    “El mundo deriva directamente de un poder supremo creador del amor”, dijo el papa este lunes durante un evento en la Pontifica Academia de las Ciencias en el Vaticano, según informa la agencia EFE.

    Francisco criticó que cuando se lee en el libro de Génesis cómo fue el origen del mundo, se piensa “en un Dios mago, que con una varita mágica ha creado todo, pero no es así”.

    “Él creó a los seres y les dejó que se desarrollaran de acuerdo a las leyes internas que les dio a cada uno, para que evolucionaran, para que llegaran a su plenitud”, aseguró el Sumo Pontífice, antes de añadir que “así es como el mundo fue avanzando siglo a siglo, milenio a milenio, hasta llegar a lo que es hoy”.

    Finalmente el papa afirmó que la responsabilidad del científico, “sobre todo el científico cristiano, es preguntarse sobre el porvenir de la humanidad y del mundo” para ayudar así a “preparar, preservar y eliminar los riesgos que puedan existir, tanto naturales como por acción del ser humano”.

    “El científico debe actuar (…) para lograr alcanzar el grado de desarrollo incluido en el diseño del Creador”, concluyó.

    Comentario mío: Siempre está presente en cada palabra que sale de la boca del Embaucador, lo que dice San Juan: “habla como Dragón”. A cada paso está la ambiguedad. Niega la perfección del Universo creado y con ello la perfección de Adán, creado según el modelo en la Mente divina del Verbo Encarnado, pues todo fue creado teniendo como Principio, Medio y Fin, a Jesucristo, Centro del Universo Creado, por Quien (causa) y para Quien (fin) fueron creadas las cosas del cielo y de la tierra, que de no haber mediado el pecado de Adán, igualmente hubiera habido Encarnación, porque de lo contrario, la creatura más limpia y pura, o sea la Inmaculada no existiría, es más sería el resultado de un reacomodamiento del plan divino de la creación trastocado y echado a perder por la libertad de un hombre, es más Jesucristo existiría a causa del pecado de Adán y no del Cristocentrismo en la Mente divina. Jesucristo y Su Madre Inmaculada serían el resultado del pecado y no de la libérrima Voluntad divina. Por tanto, niega el Impostor que Adán cuando salió de las manos de Dios era perfecto según la participación en las perfecciones de Jesucristo, futuro Verbo Encarnado, pero presente eternamente en los designios divinos de la creación del universo. Por tanto no fue necesario “dejar que se desarrollaran de acuerdo a la leyes internas que le dio a cada uno, para que evolucionaran, para que llegaran a la plenitud” como hereticamente blasfema Bergoglio el Embaucador, pues Adán fue creado en Gracia, es decir ya tenía “la plenitud” acabada y perfecta, o sea, la participación gratuita de la misma vida de Dios en su alma. Era santo. Mayor perfección para un ser humano no existe.
    No es “el científico el que debe actuar (…) para lograr alcanzar el grado de desarrollo incluido en el diseño del Creador”, como dice el Impostor, sino la Iglesia Católica tal como la pensó Jesucristo: “Quien creyere y se bautizare se salvará”. Es a través de la Iglesia, única arca de salvación, que la creatura obtiene los frutos de la Redención, y “puede alcanzar el grado de desarrollo” que la Providencia divina le tiene asignado, según los méritos del Verbo Encarnado. Ningún científico puede obtener -en cuanto tal- que el hombre alcance “la estatura de Cristo”, y es imposible que sin subordinar su cabeza a la Teología, la reina de las ciencias, pueda ni siquiera vislumbrar “el diseño del Creador”.
    Por todo lo cual, concluímos que el Embaucador no para de engañar, es digno siervo de la Serpiente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s