ALL POSTS

“UNA POSICIÓN FAVORECIDA DE LA TIERRA ES ALGO INTOLERABLE”


A favored location must be avoided at all cost..such  a favored position is intolerable... the horror of a inique position...

A favored location must be avoided at all cost..such a favored position is intolerable… the horror of a unique position…

Ha habido una discusión interesante en el blog, en la que se han vertido razones que implicaban un buen conocimiento del inglés. Por ello me animo a traer para conocimiento de los intervinientes algunas citas en inglés, pidiendo disculpas a los lectores que no estén en condiciones de leerlas.

Uno de los partícipes aseguró lo siguiente respecto de la controversia geocentrismo vs. heliocentrismo:

Como en muchos otros campos, satanás nos da a elegir entre dos errores aparentemente opuestos. Contra el error del cientificismo ateo se nos propone como alternativa elegir el error de la anticiencia irracional fideista.

Que Dios nos ilumine para ver la realidad tal cual es.

 

Pues bien me voy a permitir traer unas citas  que son capturas del magnífico libro en inglés, “Galileo was wrong, the Church was right”, [2300 p. en 3 vol. pdf]  con la esperanza de que muchos se animen a su adquisición en la web de Sungenis (basta este nombre para hallar en google su sitio donde se podrá adquirir)

Gran parte de lo traído aquí son citas de diversos autores, por lo que no creo se maltrate el copy right, las cuales en última instancia están puestas como propaganda del libro, cuya adquisición recomiendo (puede bajarse previo pago en documento pdf)

Creo que las citas que traigo demostrarán lo injusto de dar por probado el sistema heliocéntrico  y mucho más el creer el geocentrismo una “anticiencia  irracional fideista”. En realidad no hay pruebas para el heliocentrismo y si hay muchos indicios para afirmar la verdad del geocentrismo. Quizás sean verdaderas pruebas como la de Sagnac o la de Hubble, que él se negó a aceptar, más bien la rechazó como intolerable, un horror que había que evitar a toda costa: la Tierra no puede ocupar una posición favorecida en el baricentro del Universo.

Las razones para adoptar uno u otro sistema son filosóficas, personales o yo diría RELIGIOSAS. Quizás  sea el rechazo al Creador, que eligió para la tierra un lugar privilegiado en el cosmos, el lugar de sus hijos los hombres, la habitación de su Verbo encarnado, del que es escabel de sus pies. Pero no un escabel inestable. Un escabel fijo. Como dice el salmo: 103,6. Qui fundasti terram super stabilitatem suam : non inclinabitur in saeculum saeculi. Y en otro salmo:92:2 Étenim firmávit orbem terræ, * qui non commovébitur.

Las citas son imágenes capturadas que vienen al caso, del libro citado. Su traducción va después de las citas en inglés. Es una colaboración inestimable de nuestro caro comentarista Manuel.

geo3

 

Einstein

Einstein

 

De Einstein se escribió lo siguiente:

geo2

 

geo4

 

geo5

 

geo6

 

Además de Einstein  traemos a  Hawking con una cita que echa por tierra cualquier confianza en el paradigma actual de la ciencia. Si hablamos del geocentrismo: DE ANTICIENCIA FIDEISTA IRRACIONAL NADA

 

geo7

 

NADIE SABE QUÉ ES LO CIERTO.

geo9

 

 

El testimonio de Hubble es verdaderamente impresionante: él rechaza el geocentrismo, a pesar de haber hallado una prueba de él, “tal posición debe ser evitada a toda costa”  “esa posición de la tierra favorecida [por Dios] es intolerable. Es un horror de posición. Tiene que ser compensada por la “curvatura espacial”

 

ge011

 

geo12

 

geo13

 

 

geo14

 

geo16

 

geo17

 

geo18

Traducción de las citas [añadiendo entre corchetes algunos términos que dejan más claro el sentido obvio del texto original]
“ A veces la primera obligación de los hombres inteligentes es reafirmar lo obvio”. – George Orwell
Esta es la cita parafraseada que hizo Bertrand Russell de la cita original de Orwell, que es la misma pero un poco más larga. Lo digo para que la gente, si la busca, no piense que Sungenis ha tomado las citas a su antojo.

“ Mucha gente cree que están pensando cuando sólo están reordenando sus prejuicios preexistentes.” – Martin Selbrede

“La revolución Copernicana eclipsa todo desde el surgimiento de la Cristiandad y reduce el Renacimeinto y la Reforma al rango de meros episodios.”- Herbert Butterfield.

De Einstein se escribió lo siguiente:

…quien inventó la Relatividad Especial para contrarrestar los experimentos que revelaban que la Tierra no tenía movimiento en el espacio, lo que entonces le llevó a la Relatividad General a cuya exposición le forzaba la comprobación de una Tierra sin movimiento como un viable y digno sistema cosmológico.

La Tierra se mueve. [Ante la anterior afirmación] un honesto científico puso en un libro aprobado por Einstein: “…todavía ningún experimento físico ha demostrado que la Tierra realmente se mueva.” Los científicos modernos admiten libremente que el heliocentrismo es meramente el modelo cosmológico preferido, y la elección de creer en él está basada puramente en fundamentos filosóficos, no científicos. Aunque varios científicos e historiadores han hecho ciertamente como si existieran muchas y variadas pruebas del heliocentrismo, convenciendo así a un público ingenuo, en realidad, la ciencia moderna está realmente encubriendo el hecho de que no hay prueba para su querida visión cosmológica.
Como Albert Einstein mismo admitió una vez, la confianza en la doctrina de Copernico no es tán fuerte como una vez se llegó a pensar:

” Desde los tiempos de Copernico hemos sabido que la Tierra rota en su eje y se mueve alrededor del Sol. Incluso esta simple idea, tan clara para todo el mundo, no ha quedado intacta por el avance de la ciencia. Pero dejemos esta cuestión por el momento y aceptemos el punto de vista de Copernico.

Stephen Hawking, el físico más famoso después de Einstein, dice algo muy similar:

“Entonces, ¿cuál es el real, el sistema Ptolemaico o el Copernicano? Aunque no es poco común que la gente diga que Copernico probó que Ptolomeo se equivocó, eso no es cierto. Como en el caso de nuestra visión normal contra la de los peces de colores, uno puede usar cualquiera de los dos como modelos del universo, ya que las observaciones de los cielos pueden ser explicadas asumiendo que es la tierra o es el sol el que está quieto”
Arthur Eddington 1882.1944
La ciencia moderna, en realidad, sigue tan contenta la prescripción de Einstein de aceptar el punto de vista Copernicano aunque ahora resulte claro que “ el avance de la ciencia” lo ha revelado como una suposición improbable. Así, uno de los más firmes defensores de Einstein y un muy admirado físico por sus propios méritos, Sir Arhur Eddington, admitió lo siguiente acerca de esta cuestión:

¿Cuál es [la posición] correcta [sobre qué cuerpo celeste, la tierra o el sol,está quieto]? ¿son [los vemos a] los dos víctimas de una ilusión? Nadie sabe qué es lo cierto. Nadie nunca lo sabrá, porque nadie es capaz de averiguar cuál de los dos, si alguno lo hace, está realmente quieto en el éter…La protuberancia del Ecuador de la Tierra puede ser atribuida indiferentemente a la rotación de la Tierra o a la fuerte tracción hacia fuera que introduce [en la tierra] la fuerza centrifuga cuando la Tierra se considera inmóvil.

Edwin Hubble 1889-1993

Tal condición implicaría una posición única en el universo, análogamente, en cierto sentido, a la de la antigua concepción de una Tierra [situada] en el centro [del universo]. Esta hipotesis no puede ser refutada, pero no le damos la bienvenida y sólo sería aceptada como último recurso para salvar los fenómenos [visibles]. Por tanto, nosotros ignoramos esta posibilidad…[o sea] la de una no-bienvenida posición o localización favorecida debe ser evitada a toda costa…una tal posición favorecida es intolerable… Por tanto, para restaurar la homogeneidad, y escapar al horror de una posición [de la tierra] única…debe ser compensada [la visión de esta posición]] por la curvatura espacial. No parece haber otra salida.

….no debe haber una localización favorecida en el universo (la de la Tierra en el Centro[del universo]), ningún centro, ningún límite; todos deben ver el universo igual. Y, para asegurar esta situación, el cosmologista postula la isotropia espacial y la homegeneidad espacial.

Compruébese el intenso lenguaje de Hubble. Aunque él admite que es algo que no puede ser refutado, un universo cuyo centro sea la Tierra, no es sólo “mal bienvenido”sino que “debe ser evitado a toda costa” y, de hecho, es un “horror” “intolerable”. Como se dijo antes, un científico incluso lo llama “un pensamiento deprimente”. Nótese también cÓmo Hubble nos descubre amablemente que “la curvatura espacial” fue inventada (por Einstein) para evitar las implicaciones geocéntricas de las pruebas halladas con su telescopio acerca de la centralidad de la Tierra. Leamos otra vez esta frase: “Por tanto, para restaurar la homogeneidad, y escapar del horror de una posición única…debe ser compensada por la curvatura espacial. No parece haber otra salida.” ¿En qué sentido ayuda a Hubble [la suposición] de la homegenidad [del Universo]? Le ayuda a entender mejor [según sus prejuicios]lo que vio al principio en su telescopio, que contrariaba a lo que él quería ver. Hubble inicialmente vio que el universo era isotrópico, esto es, uno observa desde una posición definida y ve que en cualquier dirección que mire el paisaje es el mismo. Esto significa que la “posición definida” está en el centro, donde el observador está, como si uno estuviera en una colina en medio de un desierto y se volviera para mirar a todo el paisaje.
En la imagen de abajo, la colina representa la Tierra y las galaxias se ven desde ella.

Así Hubble propuso eliminar a la Tierra del centro “restaurando la homogeneidad”, esto es, como si quitara de en medio la colina desde donde las observaciones son hechas y haciendo que el paisaje parezca el mismo.

Hubble necesitó un ajuste más para completar su [teoría]de una Tierra-no-en-el-centro-del-universo. Dado que su telescopió, de hecho, mostraba un movimiento unilateral lejos [expandiéndose hacia fuera]de la Tierra en cualquier dirección que el mirara, él tuvo que eliminar la noción de que la Tierra estuviese de alguna manera en el centro de este movimiento. Así que él tuvo que inventar “la curvatura espacial” y puso la Tierra en el borde de la curvatura, lejos del centro, por decirlo así.

8 replies »

  1. Fantástico recopilatorio de citas. Me ha parecido tan importante que las he traducido. Están puestas en orden de aparición:

    “ A veces la primera obligación de los hombres inteligentes es reafirmar lo obvio”. – George Orwell
    Esta es la cita parafraseada que hizo Bertrand Russell de la cita original de Orwell, que es la misma pero con un poco más larga. Lo digo para que la gente, si la busca, no piense que Sungenis ha tomado las citas a su antojo.

    “ Mucha gente cree que están pensando cuando sólo están reordenando sus prejuicios preexistentes.” – Martin Selbrede

    “La revolución Copernicana eclipsa todo desde el alzamiento de la Cristiandad y reduce el Renacimeinto y la Reforma al rango de meros episodios.”- Herbert Butterfield.

    De Einstein se escribió lo siguiente:

    …quien inventó la Relatividad Especial para contrarrestar los experimentos que revelaban que la Tierra no tenía movimiento en el espacio, que entonces le llevó a la Relatividad General que le forzó a aceptar una Tierra sin movimiento como un viable y digno sistema cosmológico.

    La Tierra se mueve. Como un honesto científico puso en un libro aprobado por Einstein: “…todavía ningún experimento físico ha demostrado que la Tierra realmente se mueva.” Los científios modernos admiten libremente que el heliocentrismo es meramente el modelo cosmológico preferido, y la elección de creer está basada puramente en fundamentos filosóficos, no científicos. Aunque varios científicos e historiadores han hecho ciertamente como si muchas y variadas pruebas existieran para el helicoentrism, convenciendo así a un público ingenuo, en realidad, la ciencia moderna es realmente encubriendo el hecho de que no hay prueba para su querida visión cosmológica
    Como Albert Einstein mismo admitió una vez, confianza en la doctrina de Copernico no es tán fuerte como una vez se llegó a pensar:

    Desde los tiempos de Copernico hemos sabido que la Tierra rota en su eje y se mueve alrededor del Sol. Incluso esta simple idea, tan clara para todo el mundo, no fue dejada intacta por el avance de la ciencia. Pero dejemos esta pregunta por el momento y aceptemos el punto de vista de Copernico.

    Stephen Hawking, el físico más famoso después de Einstein, dice algo muy similar:

    Entonces, ¿cuál es el real, el sistema Ptolemaico o el Copernicano? Aunque no es poco común que la gente diga que Copernico probó que Ptolomeo se equivocaba, eso no es cierto. Como en el caso de nuestra visión normal contra la de los peces de colores, uno puede usar cualquiera de los dos como modelos del universo, ya que las observaciones de los cielos pueden ser explicadas asumiendo ya sea la tierra o el sol el que descanse.

    Arthur Eddington 1882.1944
    La ciencia moderna ha, de hecho, seguido muy felizmente la prescripción de Einstein de aceptar el punto de vista Copernicano aunque se ha hecho muy claro que “ el avance de la ciencia” ha revelado que una asunción inprobables. Como uno de los más firmes defensores de Einstein y un muy admirado físico por su propio derecho, Si Arhur Eddington, admitión acerca de esta cuestión:

    ¿Cuál es correcto?…¿o son ambos víctimas de una ilusión? Nadie sabe cual es correcto. Nadie nunca lo sabrá, porque nadie puede averiguar cual, si acaso alguno lo hace, está realmente descansando en el éter…La protuberancia del Ecuador de la Tierra puede ser atribuida indiferentemente a la rotación de la Tierra o a la fuerte tracción hacie fuera de la fuerza centrifuga introducidad cuando la Tierra es consideradad como inmovil.

    Edwin Hubble 1889-1993

    Tal condición implicaría una posición única en el universo, analoamente, en un sentido, como la antigua concepción de una Tierra ceentral…Esta hipotesis no puede ser refutada, pero no es bienvenidad y sólo sería aceptada como último recurso para salvar el fenomeno. Por tanto, nosotros ignoramos esta posibilidad…la mal acogida posición de una localización favorecida debe ser evitada a toda costa…una tal posición favorable es intolerable… Port tanto, para restaurar la homogeneidad, y escapar al horror de una posición única…debe ser compensada por la curvatura espacial. No parece haber otra salida.

    ….no debe haber una localización favorecida en el universo [no Tierra central], no centro, no límite; todos deben ver el universo igual. Y, para asegurar esta situación, el cosmologista postula la isotropia espacial y la homegeneidad espacial.

    Dese cuenta del altamente cargado lenguaje de Hubble. Aunque él admiett que no puede ser refutado, un universo centrado en la Tierra es no sólo “mal bienvenido”sino que “debe ser evitado a toda costa” y, de hecho, es un “horror” que es “Intolerable”. Como se dijo antes, un científico incluso lo llama “un pensamiento deprimente”. Notese también como Hubble nos revela amablemente que “la curvatura espacial” fue inventada (por Einstein) paa evitar las eocentricas implicaciones de la evidencia en su telescopio de la centralidad de la Tierra. Miremos a esta frase otra vez: “Port tanto, para restaurar la homogeneidad, y escapar al horror de una posición única…debe ser compensada por la curvatura espacial. No parece haber otra salida.” ¿Cómo ayudó la homegenidad a Hubble? Es mejor entendido entendiendo primero que vio inicialmente Hubble en su telescopio, contrariamente a lo que él quería ver. Hubble inicialmente vio que el universo era isotropico, esto es, uno observa desde una posición definida y ve que en cualquier dirección que él mira el paisaje es el mismo. Esto significa que la “posición definidad” está en el centro, donde el observador está, como si uno estuviera en una colina en medio de un desierto y se volviera para mirar a todo el paisaje.
    En la imagen de abajo, la colina representa la Tierra y las galaxias se representan por

    Así Hubble propuso eliminar a la Tierra del centro “restaurando la homogeneidad”, p.ej. Quitando de en medio la colina desde donde las observaciones son hechas y haciendo que el paisaje parezca el mismo.

    Hubble necesitó un ajuste más para hacer su no-Tierra-en-el-centro-del-universo completo. Dado que su telescopió, de hecho, mostró un movimiento unilateral lejos de la Tierra en cualquier dirección que el mirara, él tuvo que eliminar cualquier noción de que la Tierra estaba de alguna manera en el centro de este movimiento. Así que él añadió “la curvatura espacial” y puso la Tierra en el borde de la curvatura, lejos del centro, por decirlo así.

    Me gusta

  2. Estimados,
    Vamos a ver, de nuevo aquí voy, a ver si esta vez…

    Por supuesto que no hay ninguna prueba científica del heliocentrismo, ni del geocentrismo, ni de ningún cosa-centrismo, Según la ciencia, todos estos, son sistemas de referencia equivalentes e igualmente seleccionables para describir los movimientos de los cuerpos.

    Es decir, ninguno de estos sistemas tiene un “cartelito” que diga “usted debe usar este” o lo que es lo mismo no hay razones físicas que obliguen a usar un sistema de referencia geocéntrico, heliocéntrico o centrado en cualquier otro lugar. Eso es TODO lo que dice la ciencia: que no se han encontrado razones físicas para seleccionar uno en particular.

    Por mas que le doy vueltas no logro entender porque esto les molesta tanto, ni siquiera es contradictorio con la doctrina católica, Si la ciencia no ha encontrado un centro para la descripción física de los movimientos estelares, eso no impide que que Dios pueda tener su “centro” donde le de la real gana. Si Dios quiere mantener su “centro” oculto de las leyes de la física y el mundo material, como hace con tantas cosas, ¿Cual es el problema en esto?. Otra cosa sería si la ciencia mostrase que hay otro centro (sistema de referencia preferencial) en algún lugar del universo, Entonces sí habría un conflicto, pero ahora no lo hay, y si leen bien IN PRECLARA SUMMORUM van a ver que lo que dice Benedicto XV es esto mismo.

    P:D. Con lo de los dos errores que nos presenta satanás (citado al principio) me refería algo que he observado en muchos campos. Por ejemplo en la política, se nos da a elegir entre derecha (libertad) e izquierda (igualdad) cuando en realidad son dos opciones materialistas erróneas (además de lemas de la masonería)

    Me gusta

  3. Brilhante conclusão Jorge Rodríguez , Deus nos dá essa escolha, pois sabia que incorreríamos nela no presente, como forma de aprofundamento da ” fé” na razão ou na revelação.

    Me gusta

  4. Estimado Jorge, si tiene que ver, para los que creemos en las Sagradas Escrituras como inspiradas por Dios y creíble hasta la más pequeña tilde de lo escrito ahí, esta posición ahora discutible se nos enseñó como infalible y siendo contraria a lo que dicen las Escrituras, así como el evolucionismo y sus aberraciones que solo los incautos pueden creer.
    Sobre lo que dices de la política, estamos de acuerdo, en el video los Rotchilds y los Iluminati se da cuenta de ello ampliamente. No hay tal división entre ellos, sino que ellos suscitan la división entre nosotros para fomentar las guerras que los enriquecen y generar temor entre los que se atrevan a oponerse a sus planes y de pasada exterminar al mayor número de personas posible con miras a su gobierno mundial, completamente ajeno a Dios y dirigido a la promoción del Anticristo.
    Y que mejor que mejor empezar por ridiculizar como fábulas lo escrito en la Biblia, para permear en el católico, la idea de que puede rechazar este o aquel pasaje, llegando a donde estamos hoy, en que se ridiculizan al extremo de no ser ya más inspiradas por Dios, sino salidas del inconciente del hombre y de su colectividad, que tomó de aquí y de allá de diferentes pueblos idólatras lo que fue sustento de nuestra fe… por ello todas esas falacias enseñadas como verdad que destruyen el conocimiento dado por Nuestro Señor Jesucristo, La Palabra hecha carne, son maliciosas desde el principio y cuanto más si son mentiras…

    Me gusta

  5. He elaborado una respuesta a Jorge quizás un poco larga, por ello si lo prefiere leer con más comodidad, vaya aquí: http://bitacoracatolica.blogspot.com.es/2014/05/discusion-geocentrismo-i.html

    Para Jorge Rodríguez

    Veo que es usted consciente del engaño político del bipartidismo, que son caras de la misma moneda, y de los estragos que la masonería ha hecho a la civilización. Podríamos decir que están figurados en Salmo 2. 2-3. Se alzarán los Reyes y los príncipes conspirarán de consuno, contra el Señor y contra su Cristo.<>.

    Antes de entrar en cuestión me gustaría resumir un poco su exposición:

    Usted dice que no es una cuestión importante saber cual es el centro del universo, si lo hay, ni saber qué se mueve alrededor de qué. Dice también que tales cuestiones no afectan nada a la doctrina católica. Alega también que no hay pruebas científicas para sostener un modelo cosmológico sobre otro.

    Intentaré demostrarle que:

    1) Negar el geocentrismo (y optar por acogerse a un Agnosticismo científico) es negar la revelación de Dios.

    2) Negar el geocentrismo es ir en contra la tradición de la Iglesia, que ha sido durante 2000 años inspirada por Dios.

    3) Negar el geocentrismo va contra la razón natural recibida de Dios para conocer su creación.

    4) Negar el geocentrismo contradice los experimentos físicos que demuestran tal realidad.
    ———————————————————–

    1) Las siguientes citas están sacadas de la Biblia Torres Amat-Petisco de la editorial Ortells (esa que sale en la primera hoja las fotos de los antipapas del CVII que nada más compre arranqué).

    -(Josué. 10,13): Y paráronse el sol y la luna hasta que el pueblo del señor…
    >>Esta cita claramente muestra que el sol se mueve de la misma manera que la luna alrededor de la tierra.

    – Sal 18,6 (en otras será 19,6): Allí le puso Dios su tienda al sol, que sale cual esposo de su tálamo, alégrase cual gigante al recorrer el camino. Del confín del cielo es su salida, y su giro hasta el confín del cielo, y nada se sustrae a su calor.
    >> Aquí habla de la orbita de sol alrededor de la tierra.

    -Job 26,7: Él es quien extendió sobre vacío el Septentrión (hemisferio celeste), y tiene suspendida la tierra en el aire.
    >>Suspendida, no moviéndose. Los planetas se mantiene en su circuito porque se mueven, pero la tierra no se mueve porque está sostenida. ¿dónde? en el centro del universo.

    -Sal 92,1 (en otras 93,1): Y afirmó el orbe de la tierra, que no se conmoverá.

    -Sal 95,10 (de nuevo, en otras 96,10): Él afianzó el orbe, para que no se mueva: gobierna los pueblos con equidad.

    -Sal 103,5: Asentaste la tierra sobre sus basas: no se conmoverá por todos los siglos.

    Es interesante ver lo que dice Tomás González Carvajal en su libro de 1819 sobre los salmos.

    –Comentando el salmo 92 versiculo 1 dice:

    “Ya el orbe de la tierra por su mano Estable se afianza…” En el primer sentido se alaba aquí la singular providencia y sabiduría con que estableció Dios la tierra sobre sus propios ejes ponderibus líbrala suis, como dice un poeta profano, con tan justo y firme equilibrio que nunca se podrá desquiciar “qui fundasti terram super stabilita tem suam non inclinabitur in saeculum saeculi” (Psalm 103). Y en el segundo, la incontrastable firmeza que dió Cristo á su Iglesia contra la cual jamás prevalecerán las puertas del infierno.

    –Y comentando el 95,10: Etenim correxit orbem terræ qui non commovebitur. Dice Carvajal:
    Porque niveló el orbe de la tierra, que no se ladeará. El correxit de la Vulgata está puesto, no en el sentido que suena de corregir, sino en el de arrelar, establecer, fundar, nivelar, que es el propio aquí, y lo mismo que dice en el Salmo 92 firmavit orbem terrae, qui non commovebitur; y lo que significa el verbo —- con, de que usa el hebreo.

    Eclesiastés 1, 4-6: Pasa una generación, y le sucede otra; mas la tierra queda siempre estable. Nace el sol y se pone, y vuelve a su lugar; de allí, renaciendo dirige su curso hacia el poniente.

    Estas son las Escrituras Sagradas, la Revelación. No crea que es cosa de protestantes coger el Antiguo Testamento y reafirmar cosas que son verdad.

    Ahora veremos las creencias de la Iglesia, a la cual Cristo le prometió la asistencia del Espíritu Santo para que no pudiera equivocarse ni equivocar.

    2)

    Los Padres de la Iglesia reafirmaron la revelación de las escrituras, interpretando siempre su senetido literal y no metáforico.

    Podemos mirar por ejemplo lo que dice San Basilio:

    “Hay investigadores de la naturaleza que con grandes discursos dan razones para la inmovilidad de la tierra… no sin razón o por casualidad la tierra ocupa el centro del universo, su lugar natural. Por necesidad está obligada a permanecer en su sitio, a menos que un movimiento contrario a la naturaleza llegará a desplazarla de él”. (San Basilio, “Nueve homilías sobre el Hexameron”)

    Obsérvese cuando dice “no sin razón o por casualidad”. Dios no hizo el mundo sin razón o por casualidad, lo hizo de la forma más perfecta y ordenada posible. Creer que un universo sin centro e infinito es algo perfecto u ordenado no tiene ningún sentido, ni hace que Dios sea más poderoso, como creen algunos.

    También tenemos la opinión de San Juan Damasceno: “La noche acontece cuando el sol está bajo la Tierra, y la duración de la noche es el viaje del sol bajo la Tierra desde su puesta hasta su salida”. (San Juan Damasceno, “La fe ortodoxa”).
    Entiendase bajo la Tierra como al otro lado.

    Tenemos también la opinión sobre este tema de un doctor que respetamos mucho, que es San Roberto Bellarmino, que aparte de Doctor fue también profesor de Astronomía (de hecho jugó un papael importante en el caso Galileo). Esta es una carta suya dirigida a Paolo Foscarini, seguidor de Galileo, el 12 de Abril de 1615:

    « Decir que asumiendo que la tierra se moviera y el sol permaneciera fijo, las apariencias son salvadas mejor que con excéntricas y epiciclos, es hablar bien; no hay ningún peligro en esto y ello es suficiente para los matemáticos. Pero querer afirmar que el sol realmente está fijo en el centro de los cielos y únicamente revoluciona alrededor de sí (girando a través de su eje) sin viajar de este a oeste, y que la tierra está situada en la tercera esfera y revoluciona con gran velocidad en torno al sol, es una cosa peligrosa, no sólo por irritar a todos los filósofos y teólogos escolásticos, sino también por injuriar nuestra Santa Fe y suponer falsas las Sagradas Escrituras. Su Reverencia ha demostrado muchas formas de explicar la Sagrada Escritura, pero no las ha aplicado en particular, y sin duda usted lo habría encontrado eso más difícil si hubiera intentado explicar cada uno de los pasajes que usted mismo ha citado».

    Esto es a lo que usted se refería cuando decía que da igual elegir un sistema u otro. Da igual a la hora de hacer cálculos, pero no a la hora de averiguar la verdad. Si hoy la Nasa utiliza el modelo geocentrico no es porque crean que así se mueven los astros, sino que es porque los cálculos salen más exactos y porque a la hora de programar viajes es más sencillo tomar como punto de referencia el centro (y no es por casualidad que les resulte más sencillo, como estamos viendo). Es sólo en este caso que da igual, que es indiferente.

    3)

    Si lo anterior no le demuestra que negar el geocentrismo es contradictorio con la doctrina católica, quizás si que admita el hecho de que sea contradictorio a la razón natural. Podríamos decir que aunque Dios no nos hubiera revelado el movimiento de los astros, es obvio que aun tendríamos razones para creerlo. Fue Ptolomeo, un pagano, quien dio cuenta de la existencia de diferentes cielos moviendose alrededor de la tierra. También sabemos de muchísimas culturas que en su ignorancia y paganismo también dieron cuenta de sistemas cosmólogicos semejantes.
    ¿Por qué? Porque es muy sencillo ver que el sol sale por oriente y se pone por occidente y que todos los astros y constelaciones van girando alrededor nuestro conforme pasan las horas. Cuando usted dice que no tiene pruebas para creer en el geocentrismo lo que realmente está diciendo es que no teiene motivos para creer en lo que sus sentidos le informan.
    ¿Se ha preguntado alguna vez como es posible que Dios cree un universo que informe a nuestros sentidos y razón natural de algo que es falso? ¿No sería eso insinuar que Dios quiere engañarnos?
    ¿O es que acaso mintió San Pablo cuando dijo:

    “…puesto que ellos han conocido claramente lo que se puede conocer de Dios. Porque Dios se lo ha manifestado. En efecto, las perfecciones invisibles de Dios, aun su eterno poder y su divinidad, se han hecho visibles despues de la creación del mundo, por el conocimiento que de ellas nos dan sus criaturas, y así, tales hombres no tienen disculpa. (Rom. 1, 19,21)

    4)

    Si falta de pruebas realizadas con aparatos tecnológicos es lo que usted ve, sólo tiene que prestar atención a unos cuantos. No es este espacio para extenderse en demasía con textos que puede encontrar en otras partes.

    Por ejemplo tenemos el experimento del Péndulo De Foucalt que muchos lo ven como una prueba del a-centrismo cuando en realidad es una prueba fehacienta del geocentrismo. El experimento se llevó a cabo en París por León Foucault en 1851, veasé aquí: http://geocentrismo.blogspot.com.es/2013/04/pendulo-de-foucault-mas-bien-prueba-de.html
    También está el Lunar Laser Ranging Experiment (experimento LLR), realizados desde 1969 y que ha dejado desde entonces perplejos a los científicos. Los experimentos LLR consisten en enviar múltiples pulsos laser desde la Tierra hacia un preciso punto de la superficie lunar donde ha sido colocado un retro-reflector que refleja cada pulso haz laser de vuelta hacia la Tierra. El objetivo inicial era medir la forma exacta de la trayectoria lunar promediando los datos de las distancias obtenidas en distintos tiempos.

    Pero lo curioso llegó cuando se dieron cuenta que el telescopio que enviaba los pulsos laseres era el mismo que los recibía al cabo de los 2-3 segundos que tardaban los haces de luz en volver. Esto les sorprendió pues habían predecido, teniendo en cuenta el movimiento de rotación y traslación de la tierra, que en esos 2-3 segundos, el haz de luz de regreso caería a varios cientos de kilometros de distancia del telescopio emisor. Pero no fue así.

    Espero que esto le haya servido para convencerle. A continuación le pongo parte de las fuentes que he utilizado:

    Los Salmos, D. Tomás Conzález Carvajal Vol.4 1819 http://books.google.es/books?id=q9Ndf-lahfQC&pg=PA166&dq=explicaci%C3%B3n+de+los+salmos&hl=es&sa=X&ei=b0CDU5rtBumn0AW2h4C4Cg&ved=0CEgQ6AEwBA#v=onepage&q&f=false

    http://asociaciondocentessantotomasaquino.blogspot.com.es/2011/01/geocentrismo-vs-heliocentrismo-parte.html

    http://creacinseisdas.blogspot.com.es/

    Me gusta

  6. Gracias Adri y manuel por sus comentarios,

    Estimado Manuel. Sobre la segunda parte de su mensaje con consideraciones de Física, he contestado otras veces a argumentos como “¿usted no ve que el sol sale por el este y se pone por el oeste? y no hay caso, el tema es anti-intuitivo, cada uno se pone en su propio sistema de referencia y ve a las otras cosas moverse y se acabó, no hay forma de convencerlos de que hay otros puntos de vista.

    En cuanto a la primera parte suya sobre los pasajes de la biblia le sugiero que lea y medite las consideraciones que hace S.S. León XIII en la CARTA ENCÍCLICA PROVIDENTISSIMUS DEUS sobre la interpretación de la Biblia. De la cual le transcribo abajo los puntos relacionados. Sobre todo medite la admirable prudencia de Santo Tomas en el punto 43 y compárela con la increíble imprudencia de nuestros días.

    Como se explica en el punto 42 mucho de lo que se dice en la Biblia se guía por “lo que aparece sensiblemente” al relator bíblico. Es decir, sensiblemente vemos al sol salir y ponerse etc. Por otro lado también hay algún pasaje por ejemplo Job 9:4
    4 Él es sabio de corazón, poderoso y fuerte; ¿quién se le opuso y le salió bien? 5 El traslada los montes, sin que sepan quién los trastorna en su ira. 6 El remueve la tierra de su sitio, y sus columnas son sacudidas.7 Él manda al sol, y éste no sale, y encierra bajo sello las estrellas.

    En el versículo 6 dice que remueve la tierra de su sitio ¿no era inmóvil?. Y las columnas que son sacudidas ¿dónde están esas columnas? A la vez manda que el sol no salga. O, si vamos al Génesis dice que al séptimo día Dios descansó, ¿es que Dios se cansa? y así en miles de lugares. Así como hay cosas que hay que interpretar, hay cosas que hay que entender literalmente, por ejemplo los milagros de Jesús o cuando Jesús caminó sobre el agua etc. Cada cosa tiene su sentido justo. Tanto se la falta el respeto a la escritura diciendo que todo son alegorías como convirtiéndola en un tratado de Física.

    Copiado de PROVIDENTISSIMUS DEUS:

    41. Hay que luchar en segundo lugar contra aquellos que, abusando de sus conocimientos de las ciencias físicas, siguen paso a paso a los autores sagrados para echarles en cara su ignorancia en estas cosas y desacreditar así las mismas Escrituras. Como quiera que estos ataques se fundan en cosas que entran en los sentidos, son peligrosísimos cuando se esparcen en la multitud, sobre todo entre la juventud dedicada a las letras; la cual, una vez que haya perdido sobre algún punto el respeto a la revelación divina, no tardará en abandonar la fe en todo lo demás. Porque es demasiado evidente que así como las ciencias naturales, con tal de que sean convenientemente enseñadas, son aptas para manifestar la gloria del Artífice supremo, impresa en las criaturas, de igual modo son capaces de arrancar del alma los principios de una sana filosofía y de corromper las costumbres cuando se infiltran con dañadas intenciones en las jóvenes inteligencias. Por eso, el conocimiento de las cosas naturales será una ayuda eficaz para el que enseña la Sagrada Escritura; gracias a él podrá más fácilmente descubrir y refutar los sofistas de esta clase dirigidos contra los libros sagrados.

    42. No habrá ningún desacuerdo real entre el teólogo y el físico mientras ambos se mantengan en sus límites, cuidando, según la frase de San Agustín, «de no afirmar nada al azar y de no dar por conocido lo desconocido»(52). Sobre cómo ha de portarse el teólogo si, a pesar de esto, surgiere discrepancia, hay una regla sumariamente indicada por el mismo Doctor: «Todo lo que en materia de sucesos naturales pueden demostrarnos con razones verdaderas, probémosles que no es contrario a nuestras Escrituras; mas lo que saquen de sus libros contrario a nuestras Sagrada Letras, es decir, a la fe católica, demostrémosles, en lo posible o, por lo menos, creamos firmemente que es falsísimo»(53). Para penetrarnos bien de la justicia de esta regla, se ha de considerar en primer lugar que los escritores sagrados, o mejor el Espíritu Santo, que hablaba por ellos, no quisieron enseñar a los hombres estas cosas (la íntima naturaleza o constitución de las cosas que se ven), puesto que en nada les habían de servir para su salvación(54), y así, más que intentar en sentido propio la exploración de la naturaleza, describen y tratan a veces las mismas cosas, o en sentido figurado o según la manera de hablar en aquellos tiempos, que aún hoy vige para muchas cosas en la vida cotidiana hasta entre los hombres más cultos. Y como en la manera vulgar de expresarnos suele ante todo destacar lo que cae bajo los sentidos, de igual modo el escritor sagrado—y ya lo advirtió el Doctor Angélico—«se guía por lo que aparece sensiblemente»(55), que es lo que el mismo Dios, al hablar a los hombres, quiso hacer a la manera humana para ser entendido por ellos.

    43. Pero de que sea preciso defender vigorosamente la Santa Escritura no se sigue que sea necesario mantener igualmente todas las opiniones que cada uno de los Padres o de los intérpretes posteriores han sostenido al explicar estas mismas Escrituras; los cuales, al exponer los pasajes que tratan de cosas físicas, tal vez no han juzgado siempre según la verdad, hasta el punto de emitir ciertos principios que hoy no pueden ser aprobados. Por lo cual es preciso descubrir con cuidado en sus explicaciones aquello que dan como concerniente a la fe o como ligado con ella y aquello que afirman con consentimiento unánime; porque, «en las cosas que no son de necesidad de fe, los santos han podido tener pareceres diferentes, lo mismo que nosotros», según dice Santo Tomás(56). El cual, en otro pasaje, dice con la mayor prudencia: «Por lo que concierne a las opiniones que los filósofos han profesado comúnmente y que no son contrarias a nuestra fe, me parece más seguro no afirmarlas como dogmas, aunque algunas veces se introduzcan bajo el nombre de filósofos, ni rechazarlas como contrarias a la fe, para no dar a los sabios de este mundo ocasión de despreciar nuestra doctrina»(57). Pues, aunque el intérprete debe demostrar que las verdades que los estudiosos de las ciencias físicas dan como ciertas y apoyadas en firmes argumentos no contradicen a la Escritura bien explicada, no debe olvidar, sin embargo, que algunas de estas verdades, dadas también como ciertas, han sido luego puestas en duda y rechazadas. Que si los escritores que tratan de los hechos físicos, traspasados los linderos de su ciencia, invaden con opiniones nocivas el campo de la filosofía, el intérprete teólogo deje a cargo de los filósofos el cuidado de refutarlas.

    Me gusta

  7. Tanta literatura para contradecir lo que es obvio para un niño: el sol, la luna y las estrellas dan vueltas alrededor de la tierra. Si no OS hacéis como los niños no entrareis en el reino de Dios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.