ALL POSTS

PROFECÍAS SOBRE EL “GRAN MONARCA”


image

Un exhaustivo estudio del fascinante tema del futuro “Gran Monarca” que reinará en el mundo como brazo secular del “Santo Papa” después de la gran purificación que se abatirá sobre un mundo alejado de Dios e incurso en los peores extravíos, es el que nos ofrece la editorial “Éditions Saint-Remi”, la gran editorial católica de nuestros días que nos ofrece a la venta numerosos títulos en francés, y una amplia colección en castellano.

El libro es una traducción del alemán al francés, de François Spirago, profesor del Seminario de Praga, y que vio la luz en 1931.

El título del libro es :  “Le Grand Monarque à venir et les temps de paíx sous son Règne. D’Après les predictions d’un catholicisme exceptionel et proéminent  de voyants et de voyantes”

En la contra portada del libro se lee este pequeño extracto:

Quien piense que la Iglesia no quiere divulgar más que profecías de santos o de personas moderadamente santas, está en un error. [A continuación hace referencia a dos libros en francés, ” Voix prophétiques” de Curicque, y “Le dernier mot des prophéties”, de Adrien Péladan. De ambos se describen las numerosas aprobaciones de obispos, y del último “breves” pontificios de Pío IX]. Todo lo cual contradice a quienes piensan que la Iglesia no desea que se publiquen profecías.

Quien otorga poco crédito a las predicciones sobre el futuro hechas por santos y siervos de Dios, cuando son concordes entre sí, debería considerar cuantas veces los papas se han fiado de revelaciones privadas antes de tomar importantes decisiones. 

Sólo recordar la celebración de la festividad del “Corpus Christi”, la solemnidad del Sagrado Corazón, la consagración al Corazón de Jesús etc…

Pues bien, en la imposibilidad de extraer algunas de las numerosas profecías sobre el tema me parece oportuno, traer estos artículos tomados del foro Hispanismo, que son de diversas fuentes, que se indican, bien que no, desgraciadamente, con enlaces a ellas aquí pero que están en el lugar de donde se toman.

Quizás sea oportuno aquí referirse a nuestro post Precisiones cronológicas donde doy un resumen del acerbo profético:

Habrá un gran castigo en la entera humanidad. Este castigo será el colofón de los castigos de los llamados “Ultimos tiempos” que al parecer llegarán hasta el fin del mundo, sin que se confundan los dos conceptos, pues los últimos tiempos abarcarán un gran espacio de tiempo. Serán caracterizados por guerras, sobretodo una gran guerra final a la que seguirá el Castigo.

Después de este Castigo renacerá la Iglesia que vivirá una época de “oro” muy distinta a las anteriores históricas. Podría describirse como una época en la que tendría lugar el Reino de Cristo tantas veces profetizado también en la Biblia. Sería igualmente el Reino de María ( De San Luis María). Ella habría preparado este triunfo que si se quiere podría llamarse el Triunfo del Inmaculado Corazón (aunque mi opinión particular es que este no será precisamente aquél del que se habla en Fátima, ni dependerá de una supuesta consagración de Rusia).

Este triunfo empezará con la elección de un Papa extraordinario (¿podría ser esto antes del castigo? Quizás no) de una manera sobrenatural. Este papado vendrá acompañado del reinado político de un gran Monarca.

Esta época gloriosa en la que “los demonios estarán atados en el infierno” terminará con la venida del Anticristo personal. Su dominio terminará con el último y decisivo triunfo de Cristo que dará paso al Juicio Final y consumación final de la historia.

Creo que nadie podrá discutir que estos temas se encuentran abundamente en numerosas profecías.

Y como gran precisión cronológica que si fuera verdad nos indicaría que estamos a punto de tocar esos días de la Restauración católica de los últimos tiempos, ésta importante profecía que puede verse en el mismo post del enlace anterior:

Sobre la precisión cronológica el testimonio más explícito es el de la Beata Isabella Canori-Mora. Ella dice lo siguiente como revelado por el mismo Cristo:

imageEl Señor quiso consolar a su sierva con la seguridad del triunfo de la Iglesia, diciéndole en 1821: “Voy a renovar a mi pueblo y a mi Iglesia, voy a enviar celosos sacerdotes que derramaran mi espíritu para renovar la faz de la tierra. Voy a reformar las Ordenes por medio de hombres santos y sabios. Voy a dar a mi Iglesia un nuevo PASTOR que, lleno de mi espíritu y animado de mi celo, ha de guiar mi grey.

Y, por último, le certificó que tal obra no tardaría DOSCIENTOS AÑOS en llevarse a feliz término, como ella pensaba, sino que el Señor abreviará ese tiempo en gracia a la oración y penitencia de los hombres: “El tiempo está en mis manos… Ora y mortifícate…, que el tiempo no está tan lejos como tú crees.”

¡Luego esa transformación de la Iglesia y renovación de la sociedad tendrá lugar después de 1921 y antes del 2021!.

 

 

 

PROFECÍAS SOBRE EL GRAN MONARCA

image

El gran monarca

Uno de los temas más apasionantes, de la historia futura, es la aparición del Gran Monarca, cuyos títulos múltiples en la profecía, son consoladores. El Gran Celta, le llama Nostradamus. Muchas profecías le llaman el Gran Guerrero. el Guerrero del Norte, el Caudillo del Tajo, el Gran Rey, el Príncipe Deodato.

No sólo interesa el personaje y su linaje real, sino sus obras y su Imperio Sacro-Romano. La cuestión de la aparición de este Gran Personaje, es un hecho con muchos precedentes proféticos. Veamos algunos.

ES UN REY OSCURO NO POR LINAJE SINO POR NACIMIENTO.

La Profecía de Sor Rosa Asdante, dominica de Colomba, nos describe su alcurnia vagamente: “La Revolución debe extenderse a toda Europa, donde ya no habrá calma, HASTA QUE LA FLOR BLANCA, haya subido de nuevo al trono de Francia”.

La famosa Elena Walfraff de Colonia, que murió en santidad en 1801, nos lo describe: “Un Príncipe, que habrá quedado inapercibido hasta entonces y cuya casa habrá sufrido mucho por la desgracia de los tiempos, traerá esta Paz a la tierra”.

Su característica es la de UN REY ASCETA Y PENITENTE.

Nos lo describe la profecía de Mariana Galtier: “Un príncipe solamente conocido por Dios y que hace penitencia en el desierto, llegará como por milagro. Será de la sangre de la Antigua Raza. Se llamará LUIS CARLOS. No reinará más que un año y cederá la corona a un Príncipe, que no tendrá descendientes”. La línea de ascendencia de este Príncipe, está intrincadamente velada.

El Padre Nectou profeta jesuíta, nos da una pista en el linaje. Se trataba de la muerte de Luis XVI y del Delfín, que la historia y los acontecimientos, dieron por muertos, extinguiendo por lo tanto, la línea directa de la sucesión monárquica francesa.

La Madre Geoffroy, escribió comunicando al P. Nectou, la muerte de Luis XVI y la del Delfín. El padre que conocía por don profético, cómo se iban a desarrollar los sucesos futuros, contestó: “Hija mía, me habéis puesto en gran embarazo; habéis enredado mi hilo en el punto donde estaba más enredado: EL NIÑO NO DEBIA PERECER”.

Y ésta parece la confirmación de muchos otros videntes, quienes aseguran que Luis XVII, o el Delfín, no murió en la Torre del Temple. De aquí conclusionan muchos autores, la línea descendiente para el Gran Monarca.

La Venerable religiosa Trapense muerta en 1828, nos da la pista, y el Santo y Seña del Príncipe: “Vi la capital de París, incendiada saqueada, asolada. A esta vista, me espanté de manera que creí que íbamos todos a perecer, pero la voz me dijo: No temas que tengo miras de misericordia sobre Francia. Voy a darle un Rey, según mi Corazón. Hará entrar todo en orden y en el deber devolverá todos los bienes usurpados de cualquier género que sean, lo que será muy fácil, por haber perecido en el gran combate, la mayor parte de los que poseían, y los supervivientes, horrorizados por el castigo de los demás, reconocerán el daño de Dios en estos sucesos y admirarán su Omnipotencia. Muchos se convertirán. En aquel momento, vi un joven que me pareció tener unos 33 años. “Era de una belleza encantadora y de una presencia que anunciaba una cosa grande y majestuosa. Al mismo tiempo me dijo la voz: “Ve ahí, al que yo guardo de todos los peligros, para la felicidad de Francia”. Entendí que tenía los dos nombres de LUIS CARLOS: se salvó de la Torre de Temple, y de ahí partió a Sicilia, donde fué instruido por los Jesuítas. En 1801, entró ,en Francia siendo arrestado y puesto en prisión; y se escapó de ahí, porque Dios lo proteje y conserva para nuestra dicha. No volverá a Francia sino después del Gran Combate y será conducido por el Emperador de Rusia, a la cabeza de un lucido ejército. He visto otro ejército de realistas Franceses que iban delante del primero para recibir al Gran Monarca y al reunirse ambos ejércitos en los aires, oí los gritos de “Viva la Religión! “¡Viva el Rey!” y luego unas arias tan maravillosas que creí que eran Conciertos Celestiales. Formará una estrecha alianza con el Emperador de Rusia, que se hará católico y los dos emplearán su poder para bien de la Religión. El tiempo de estos trastornos será de tres meses y el de la Gran Crisis, en que triunfarán los buenos, momentáneamente. Y todas las injusticias de cualquier naturaleza que fuesen, se repararán, lo que será muy fácil por haber perecido en el combate la mayor parte de los malos. La religión, florecerá inmediatamente, de un modo admirable. He visto sobre el particular cosas tan preciosas, que me faltan expresiones para explicarlas”.

La Profecía de San Remigio, parece que se refiere a que el Gran Monarca ha de ser de extirpe francesa: “Nuestros principales doctores convienen en anunciarnos que hacia el fin de los tiempos, uno de los descendientes de los reyes de Francia, reinará en todo el Antiguo Imperio Romano, Y QUE SERA EL MAS GRANDE DE TODOS LOS REYES DE FRANCIA Y EL ULTIMO DE SU RAZA”.

La profecía del Padre Calixto, nos recuerda una rama que podía ser francesa: “Una flor de Lys, sale radiante de una nube. Gloria a Dios. La fe renace, un hombre, instrumento de Dios ha vuelto a encender esta lumbrera. Felices los qus hayan sobrevivido. Gloria a Dios”.

El beato Bartolomé Holzháuser, nos pinta su obra: “Y aquel poderoso monarca que debe venir de parte de Dios, reducirá la República a la nada, y subyugará a todos sus enemigos. Lleno de celo por la Iglesia de Cristo, unirá sus esfuerzos a los del futuro pontífice, para la conversión de los infieles y herejes. En el tiempo de este triunfo de la fe católica y ortodoxa, florecerán gran número de Santos y de doctores; los pueblos amarán la justicia y la equidad, y la paz reinará en la tierra por espacio de muchos años, hasta la venida del Hijo de Perdición. Es necesario ¡Oh! servidor de Dios, que se cumpla lo que yo os digo, no por que yo lo digo, sino porque Dios así lo ha decretado, lo ha resuelto y ordenado absolutamente”.

La famosa Profecía de San Cesáreo, nos describe al Gran Monarca en una alianza formidable, con el Gran Pontífice : “Entonces, brillará el rayo de la Misericordia Divina, pues la Suprema Justicia, ha herido a todos los malos: llega EL NOBLE DESTERRADO el dado por Dios, sube al trono de sus antepasados de donde lo había arrojado la malicia de los hombres depravados. Recobra la corona de Lys refloreciente y por su valor invencible, destruye a todos los hijos de Bruto, cuya memoria perecerá para siempre. Después de haber colocado su Sede en la ciudad pontifical; el Rey de Blois, volverá a poner la tiara real en la cabeza del pontífice Santo, amargado por el acíbar de la tribulación, quien obligará al clero a vivir conforme a la disciplina de los tiempos apostólicos. Unidos los dos, de corazón y de espíritu, harán triunfar la Reforma del Mundo, iOh Dulcísima Paz! Vuestros frutos crecerán hasta el fin de los Siglos”.

La religiosa de Belley que ya hemos mencionado, también lo augura: “El Gran Monarca sube al trono de sus padres. Se coloca el Trono hacia el Mediodía. A su voz, todos se apaciguan. Levántense de nuevo, los altares, renace la religión, destruidos y confundidos los malos, se reparan las injusticias. El gran Monarca, lo ha salvado todo con su mano reparadora. Es corta su gloria, no hace más que pasar, nació en la desgracia. En el año de 19.. le sucede el Hijo del Destierro. Entonces, se le dará la paz a Francia; más el fin de los tiempos no estará lejano”.

El mismo Padre Souffrand, dejó escrito de su puño y letra, un vislumbre profético: “Se armarán las potencias extranjeras y avanzarán contra Francia viniendo los Rusos a abrevar sus caballos al Rhin, pero no lo pasarán. Los Generales franceses, depondrán sus armas, tan luego como se les muestre el Gran Monarca. Este es, de la rama primogénita de los BORBONES y no hará más que tomar la Corona para colocarla en la caza de su heredero directo”.

La Profecía del Monje de la Abadía de Saint-Germán de París, que murió en olor de santidad, el primero de julio de 1420 nos lo describe también.

PROFECIA DE JERONIMO BOTINO. Después de transcurridos cuatro siglos y más, la tierra será desolada y la Iglesia estará en lágrimas. El Pastor será herido y disperso el rebaño. Pero el rocío descenderá del Cielo. Los Altares de Belcebú serán destruidos y los operadores de la iniquidad, espantados, perecerán. Un hijo de Sangre de Reyes, perteneciente a la extirpe de Artois, gobernará a Francia, con prudencia y honor, y el Espíritu del Señor estará con él”. San Francisco de Sales, recogiendo el espíritu tradicional o profetizado en la oración fúnebre del Príncipe Manuel de Lorena, dijo: “Muchos son los que creen ¡Oh Francia!, que será uno de vuestros reyes, el que dará el último golpe y arruinará la secta de ese gran impostor que es Mahoma”. Parece que María Terraux, vió en una visión profética la bandera de este Gran Monarca. Ella dice: “Encontrándome en un cuarto, se me apareció UNA BANDERA BLANCA CON SEIS FLORES DE LYS”. De todas las profecías expuestas, concluimos e intentamos vislumbrar que el Gran Monarca será de la extirpe Francesa y de la rama de los Borbones. El Delfín de las Profecías, Luis XVII, parece que se anuncia, como el tronco de donde vendrá el vástago, que en el tiempo será el Gran Monarca. No concluímos del todo, que el Gran Monarca, sea completamente francés. Por sus peripecias y por sus destierros, podría ser muy bien de otra nacionalidad. Al considerar la casa real Francesa, los historiadores conceptúan también franceses, a los Reyes de Portugal o de España. Esto, nos pone en claro, el conflicto del Gran Monarca en relación con la familia real francesa. Del trono de Francia, salieron doce Reyes de Navarra, siete reyes de España y varios de Aragón. Siguen siendo Franceses por la ascendencia real borbónica, pero españoles por su cetro y por su poderío. De la grandeza y del poderío de este Famoso Monarca, se vislumbra el resurgimiento, DEL IMPERIO ROMANO. No será Imperio Romano, en el sentido de las grandes legiones y de los Grandes Césares. Ni será imperio romano, porque romanos han de ser sus centuriones y gobernantes. Romano, se le llamará porque desde Roma, por algún tiempo, gobernará el Gran Duque. Porque Roma, dará la forma de este Imperio espiritual. Imperio de las virtudes, más que imperio de las armas. Centro de convergencia del pensar y del sentir. Habrá una espada y una fe. Esa espada será junto al Solio, la del Gran Celta, y esa fé será la comunión de todos los pueblos, bajo la fe de Roma, como cátedra y como doctrina. Por eso, este imperio recordará aquel Sacro Imperio Carolingio, pero será más extenso, más pacífico y más real. Ahora entenderemos el por qué los Santos Padres y muchos Santos, dijeron que a la caída del Imperio Romano, vendrá el Fin del Mundo. Todos estos conscientes o inspirados, hablaban de este Imperio Espiritual Romano. Y así Vienen todas las profecías: Cuando se acabe el Imperio Romano con la muerte del Gran Monarca, vendrá el Anticristo, después el final de los tiempos.

Bajo este epígrafe de Romano, hay que considerar aquel título en las divisas de los Papas de San Malaquias. Se trata del último Papa. La profecía habla de PEDRO ROMANO y parece, que al designar al último papa, se le nombra precisamente, con un adjetivo que todos los Papas, casi han tenido: ROMANO, sera porque sera el ultimo vástago autoritario de aquel Imperio Espiritual. Quiere decir entroncado y bautizado en aquel Pentecostes primaveral de la Iglesia que a la hora de la llegada del Anticristo, ya habrá desaparecido, casi por completo. Ricardo Rasines Uriarte 1960… Y EL FIN DEL MUNDO 1959 (Fundación San Vicente Ferrer)

image

Profecías sobre El Gran Monarca

En muchas profecías que describen el final de los tiempos y la llegada de una nueva era para la humanidad y el planeta, se menciona a un personaje, que muchos profetas denominan “El gran monarca”, un personaje que algunos describen como un hombre fuerte y justo, que gozará de las bendiciones de Dios y que probablemente participará en la III Guerra Mundial, haciendo uso de armas modernas y logrando la victoria. Además él realizará milagros y prodigios que maravillarán a los mas incŕedulos. Parece ser que este Gran Monarca de la mano de El Papa restaurará el orden y la paz en el mundo y será responsable de que las diversas creencias religiosas desaparezcan, dando lugar a una única religión. El origen o la procedencia de este personaje puede ser centroeuropea, quizá alemana. Son muchas las predicciones que auguran un papel protagonista a Alemania en la restauración del orden en Europa y la pérdida de influencia de potencias actuales como EE.UU. o el Reino Unido.
Santa Brígida de Suecia (1303-1373)
Nuestro Señor quejándose de la decadencia dice a la Santa: _”Mas por los ruegos de Mi Madre les enviaré a estas ovejas, de las que exceptúo a los amigos míos, que solo viven con el cuerpo en el mundo, mi clara voz que predica misericordia, y si la oyeren se salvarán”.
(Celestiales revelaciones, pág. 89).
Un labrador para que venga con el arado… ni temerá la fortaleza de los valientes, ni las amenazas de los príncipes
Nuestro Señor promete a Santa Brígida “un labrador” que destruirá a sus enemigos:
“…pues aquellos mismos que por su primacía o dignidad eran los que solían y debían aplacar a Dios, han caído mucho de su santidad y buen ejemplo y no consideran que Dios Señor de todas las cosas, se hizo pobre para enseñar a menospreciar todo lo del mundo y amar lo del cielo. Mas el hombre, de suyo pobre, se ha hecho rico con falsas riquezas, y todos quieren seguir este camino, siendo muy pocos los que no lo intentan. (Celestiales revelaciones, pág. 89).
Menester es que mis amigos a quienes Yo enviaré, trabajen varonilmente y con presteza.
“Así, pues, el Omnipotente enviará e incitará un labrador a para que venga con el arado, el cual no buscará tierras, ni hermosuras corporales, ni temerá la fortaleza de los valientes, ni las amenazas de los príncipes, ni hará acepción de personas, sino que sin respeto [humano] de nadie, despedazará las carnes de los hombres y dará en el suelo con sus cuerpos, entregándolos a los gusanos y las almas las pondrá en poder de aquel a quien sirvieron. Menester es que mis amigos a quienes Yo enviaré, trabajen varonilmente y con presteza, porque lo que digo no se cumplirá al fin del mundo, como antes anuncié, sino en estos tiempos; y muchos de los que hoy viven lo verán…” ( Celestiales revelaciones, págs. 210-211).
Padre Souffrand (1775- 1828, con imprimatur):
“No os alegreis demasiado de la Restauración, pues vuestro gozo será poco duradero; porque la rama primogénita de los Borbones dejará todavía la nación francesa, lo que estará próximo cuando se reparen los caminos vecinales y se haga la guerra á los Turcos.” (Toma de Argel).
“En el reinado del usurpador habrá un movimiento en la Vendée, de corta duración.” “(sucedió en 1832.)”
“El usurpador será arrojado á su vez, lo que estará próximo cuando se viaje con la mayor celeridad. Yo no sé como se harán esos viajes, pero sí, qué se irá con la velocidad de los pájaros. A la caída del usurpador precederán también movimientos en Italia.”
“Se proclamará entonces la República, pero no durará. Oiréis entonces muchos gritos: los tres dominantes serán: “Viva la República” “Viva Napoleón” y el tercero de todos “Viva el Gran Monarca que Dios nos guarda.”
“Estará muy próxima la aparición de este Gran Monarca, cuando el número de los legitimistas verdaderamente fieles, fuere tan reducido, que realmente podrán contarse.”
“Antes de la venida del Gran Monarca, acontecerán desgracias, correrá la sangre á torrentes en el Norte y en el Mediodía libándose el Oeste por su fe, pero correrá la sangre en el Norte y Mediodía de tal modo, según la veo correr, como la lluvia en un día de grande huracán, y veo los caballos ensangrentados hasta las sinchas.” “París quedara destruido de tal modo, que pasará por él el arado.”
“Entonces entre el grito: «Todo está perdido» y “Todo esta salvo”, no habrá, por decirlo así, intervalo alguno. En aquellos sucesos no tendrán que hacer nada los buenos porque los republicanos serán los que se devoren entre sí.” ,
“El Gran Monarca hará cosas tan estupendas y maravillosas, que los más incrédulos tendrán que reconocer el dedo de Dios. Durante su reinado se hará completa justicia.”
Las desgracias antes predichas serán el fruto de nuestros crímenes; pero sí como lo desea Dios, volvemos á sus caminos y a los de su Iglesia, se disminuirán nuestros males, como ha encontrado el Oeste gracia delante de Dios, en vista de su fe, y por eso se vera libre de los espantosos sucesos.”
“Se servirá Dios del Gran Monarca para exterminar todas las sectas heréticas y todas las supersticiones gentílicas; y para extender, de acuerdo con el Pontífice santo, en todo el universo, la religión católica; excepto en Palestina, lugar de maldición.”
“Despues de la crisis, se celebrará un Concilio general…Enseguida no habrá ya sino un solo rebaño y un solo Pastor, porque todos los infieles y herejes, mas no los judíos, cuya masa no se convertirá sino hasta despues de la muerte de la Bestia, entrarán en la Iglesia latina y conservará ésta su triunfo hasta la destrucción (persecución) del Anticristo”.
En un documento del puño y letra del Señor Souffrand, se ve lo que sigue: (Pág. 244, p. 2.” V. P. t. 2.°)
“Cuando Bonaparte cambie la moneda sera señal de los grandes acontecimientos.”
Se llamará á tomar parte en los sucesos á un joven noble de Bretaña, quien conducirá al Gran Monarca. Los trastornos serán espantosos. Se proferirán gritos sin número, pero los dominantes serán.” “Viva la República” “Viva Napoleón” “Viva el Gran Monarca que Dios nos guarda.” Se perseguirá la Religión, sus ministros se verán precisados a esconderse al menos momentáneamente. La sangre correrá a torrentes en el Norte y en el Mediodía. Veo correr la sangre en diversos lugares, como la lluvia en un día de tempestad. París será destruido entre toda clase de calamidades. El Oeste se verá libre, al menos en parte en consideración á su fe. Vendrá un momento en que todo se verá perdido; pero entonces es precisamente cuando todo se salvará, no habiendo intervalo, por decirlo así: será como el desviar una goleta.
Se armarán las potencias extranjeras (I) y avanzarán contra Francia, viniendo los rusos á abrevar sus caballos al Rhin, pero no le pasarán. Los generales franceses depondrán sus armas tan luego como se les muestre el Gran Monarca. Este es de la rama primogénita de los Borbones y no hará más que tomar la corona para colocarla en la cabeza de su heredero directo.”

 

image
Apariciones de la Salette
20. Al primer golpe del rayo de su espada las montañas y la tierra entera temblarán de pavor puesto que los desórdenes y los crímenes de los hombres traspasan la bóveda de los cielos.

París será quemada y Marsella será engullida por el mar, muchas grandes ciudades serán sacudidas y engullidas por terremotos: se creerá que todo está perdido; sólo se verán homicidios, sólo se oirán estrépito de armas y blasfemias.

Los justos sufrirán mucho; sus oraciones, sus penitencias y sus lágrimas subirán hasta el Cielo y todo el pueblo de Dios pedirá perdón y misericordia, y pedirá mi ayuda y mi intercesión. Entonces Jesucristo, por un acto de su justicia y de su misericordia, ordenará a sus ángeles que todos sus enemigos sean ejecutados.

De pronto, los perseguidores de la Iglesia de Jesucristo y todos los hombres entregados al pecado perecerán, y la tierra será como un desierto. Entonces se hará la paz, la reconciliación de Dios con los hombres.

Jesucristo será servido, adorado y glorificado; en todas partes florecerá la caridad. Los nuevos reyes serán el brazo derecho de la Santa Iglesia que será fuerte, humilde, piadosa, pobre, celosa e imitadora de las virtudes de Jesucristo.

El Evangelio será predicado en todas partes, y los hombres harán grandes progresos en la fe, porque habrá unidad entre los obreros de Jesucristo y los hombres vivirán en el temor de Dios.

[Texto original de la carta enviada por Melania a S.S. PíoIX sobre el Secreto]
[Nota: ésta carta al parecer fue enviada por Melania al papa Pío IX. En mi opinión no invalida el Secreto “largo” que publicaría más tarde, aprobado por el obispo del lugar de la publicación, y que también habla de un gran monarca.]

Secret que m’a donné la Sainte Vierge sur la Montagne de La Salette le 19 septembre 1846

Secr[e]t
« Mélanie, je vais vous dire quelque chose que vous ne direz à personne :
Le temps de la colère de Dieu est arrivé !
Si, lorsque vous aurez dit aux peuples ce que je vous ai dit tout à l’heure, et ce que je vous dirai de dire encore, si, après cela, ils ne se convertissent pas, (si on ne fait pas pénitence, et si on ne cesse de travailler le dimanche, et si on continue de blasphémer le Saint Nom de Dieu), en un mot, si la face de la terre ne change pas, Dieu va se venger contre le peuple ingrat et esclave du démon.
Mon Fils va faire éclater sa puissance!
Paris, cette ville souillée de toutes sortes de crimes, périra infailliblement.
Marseille sera détruite en peu de temps. [4]
Lorsque ces choses arriveront, le désordre sera complet sur la terre.
Le monde s’abandonnera à ses passions impies.
Le pape sera persécuté de toutes parts: on lui tirera dessus, on voudra le mettre à mort, mais on ne lui pourra rien, le Vicaire de Dieu triomphera encore cette fois[-là].
Les prêtres et les religieuses, et les vrais serviteurs de mon Fils seront persécutés, et plusieurs mourront pour la foi de Jésus-Christ.
Une famine règnera en même temps.
Après que toutes ces choses seront arrivées, beaucoup de personnes reconnaîtront la main de Dieu sur elles, se convertiront, et feront pénitence de leurs péchés.
Un grand roi montera sur le trône, et règnera pendant quelques années.
La religion refleurira et s’étendra par toute la terre et la fertilité sera grande, le monde content de ne manquer de rien recommencera ses désordres, abandonnera Dieu, et se livrera à ses passions criminelles.
Parmi les ministres de Dieu, et les Épouses de Jésus-Christ, il y en a qui se livreront au désordre, et c’est ce qu’il y aura de [plus] terrible.
Enfin, un enfer règnera sur la terre. Ce sera alors que l’Antéchrist naîtra d’une religieuse: mais malheur à elle ! Beaucoup de personnes croiront à lui, parce qu’il se dira venu du ciel, malheur à ceux qui le croiront ! Le temps n’est pas éloigné, il ne se passera pas deux fois 50 ans.
Mon enfant, vous ne direz pas ce que je viens de vous dire. (Vous ne le direz à personne, vous ne direz pas si vous devez le dire un jour, vous ne direz pas ce que cela regarde), enfin vous ne direz plus rien jusqu’à ce que je vous dise de le dire ! »

Je prie Notre Saint Père le Pape de me donner sa sainte bénédiction.

Mélanie Mathieu, bergère de La Salette

Grenoble 6 juillet 1851

J.M.J.+

JMJ

Secreto que me dio la Santísima Virgen de la Montaña de La Salette el 19 de septiembre 1846

Secr [e] t
“Melania, te diré algo pero no se lo digas a nadie:
¡El tiempo de la ira de Dios ha llegado.
Si, después de que hayas dicho al pueblo lo que acabo de decirte y lo que todavía voy a decirte, si, después de eso, no se convierte, (si no hacemos penitencia, y si seguimos trabajando el domingo, y si seguimos blasfemando del santo nombre de Dios), en una palabra, si la faz de la tierra no cambia, Dios hará venganza contra el pueblo desagradecido y esclavo del diablo.
¡Mi Hijo va a hacer estallar su poder!
París, esta ciudad manchada con todo tipo de crímenes, perecerá infaliblemente.
Marsella será destruida en un breve tiempo. [4]

Cuando esto suceda, habrá en la tierra un completo desorden.[un completo caos]
El mundo será abandonado a sus pasiones impías.
El Papa será perseguido desde todas todas partes: dispararán sobre él (on lui tirera dessus,) querrán matarlo, pero no podrán, el Vicario de Dios triunfará de nuevo una vez más.
Los sacerdotes y religiosas, y los verdaderos siervos de mi hijo serán perseguidos, y muchos morirán por la fe de Jesucristo.
Habrá una hambruna en aquel tiempo.
Después de que hayan llegado estas cosas, mucha gente reconocerá la mano de Dios sobre ellos, se convertirá, y hará penitencia por sus pecados.
Entonces un gran monarca subirá al trono, y su reinado durará unos pocos años.[ pendant quelques années.]
La Religión florecerá de nuevo, se extenderá por toda la tierra y la fertilidad será grande, el mundo satisfecho por no faltarle nada volverá a sus desórdenes, se olvidará de Dios, y se entregará a pasiones criminales.
Entre los ministros de Dios, y las esposas de Jesúcristo, habrá quienes se entreguen al desorden , y esto será lo más terrible.
En fin, un infierno reinará sobre la tierra. Entonces será cuando el Anticristo nacerá de una religiosa: pero ¡desgraciada de ella! Mucha gente le creerá, porque dirá que él ha venido del cielo, ¡ay de aquellos que crean en él! El tiempo no está lejos, esto va a suceder sin haber pasado dos veces 50 años. [¿en la segunda mitad del siglo XX?]
Hija mía, no digas lo que acabo de decirte. (No se lo digas a nadie, no digas que un día tienes que decirlo, no digas nada que mire[¿se relacione con?] a esto, no digas nada hasta que yo te diga decirlo! “

Ruego a nuestro Santo Padre el Papa que me dé su santa bendición.

Melanie Mathieu, pastora de La Salette

Grenoble 06 de julio 1851

JMJ +

Y este es el poco conocido Secreto de Maximino, de La Salette que nos habla de la elección de un Santo Papa , aunque no dice nada de un monarca, que sin embargo en otras profecías es el compañero inseparable de este gran Papa. Es muy interesante su precisión cronólogica, pues lo sitúa alrededor del año 2000.

He aquí el secreto de Maximino (1851)

El 19 de septiembre de 1846, vimos a una bella dama. Nunca hemos dicho que esta señora fuera la Virgen, sino que siempre dijimos que era una bella dama.
No sé si era la Virgen María u otra persona. Hoy creo que era la Santísima Virgen.
Esto es lo que esta señora me dijo:
01 Si mi pueblo continúa igual, os diré que lo que lo que os voy a decir llegará pronto, si cambia un poco, llegará más tarde
02 Francia ha corrompido el universo, un día será castigada.
03 La Fe se apagará en Francia: tres partes de Francia ya no practicarán la religión, o casi, la otra la prácticará sin practicarla bien.
04 Después de que las naciones se conviertan, la fe iluminará todo.
05 Un gran pais del norte de Europa, ahora protestante, se convertirá: con este apoyo todas las otras partes del mundo se convertirán.
06 Antes de que todo esto suceda, llegarán a la Iglesia grandes transtornos, y en todas partes.
07 Después, nuestro Santo Padre el Papa, será perseguido.
08 Su sucesor será un pontífice que nadie esperará.
09. Después vendrá una gran paz, pero no durará mucho tiempo. Un monstruo vendrá a turbarla.
10 Todo lo que estoy diciendo llegará en el siglo siguiente o a lo más tardar a los dos mil años. ” (¿al año 2000?) [ [au] plus tard aux deux millle ans.”]
Maximino Giraud
(Ella [me] dijo decirlo en algún momento antes).
Padre Santo, pido santa bendición a uno de tus ovejas,
Grenoble, 3 de julio de 1851.

El 3 de julio de 1851, Maximino escribió su secreto para el obispado de Grenoble. Su primera copia , se quemó y Maximino volvió a escribirlo en una segunda copia. Monseñor Bruillard lo leyó antes de que Maximino firmara el secreto. El sobre lacrado fue entregado al Papa Pío IX.

 [ De EL AUTÉNTICO SECRETO DE LA SALETTE | AMOR DE LA VERDAD]

 

Mariana Gaitier tomando desde la tercera plaga referente a nuestra época (1830):

 

image
“Cuando viereis la guerra entre Francia y Alemania, podéis decir que es el comienzo de la tercera y última plaga.”
“¡Ay! tres veces ¡ay! de Francia. Tres veces ¡ay! de Alemania. Tres veces ¡ay! de Italia.”
“Francia dividida entre sí carecerá de todo auxilio.”
“El Angel no meterá la espada en la vaina sino hasta haber castigado a todas las naciones.”
“En el tiempo de la cosecha de las uvas habrá un gran combate entre París y Lyon.”
“La gran ramera será destruida por el fuego. El Angel del Señor dará aviso á los justos de París.”
“Nadie sabrá de dónde haya venido el fuego.”
“Todos los malos perecerán.”
“Las desgracias de Francia serán tan grandes que muchos morirán por el espanto.”
“En esta guerra el qué creyere vencer, será vencido.”
“Francia se verá tan apurada por falta de hombres y de dinero que carecerá de lo más necesario. Mas esto no será largo”.
Un príncipe solamente conocido de Dios y que hace penitencia en el desierto, llegará como por milagro.”
“Será de sangre de la antigua raza. Se llamará Luis Carlos.”
“No reinará más que un año y cederá la corona a un príncipe, que no tendrá descendientes.”
Alois Irlmaier
Vendrá la tercera guerra mundial. Todos los hombres hasta cierta edad serán llamados a filas, pero ninguno llegará a ser empleado por que todo irá muy rápido.
En Alemania todos tendrán que ir al servicio militar; los jóvenes tendrán que ser soldados, pero no tendrán que luchar, se les empleará en guarnición. Cuando llegue la tercera Navidad podrán volver a casa.
Vuelve el Papa que no tuvo que huir mucho sobre el agua. Celebrará aquí la coronación. Tedeum en Colonia. Brillan tres coronas y un anciano enjuto se convierte en nuestro rey. También la antiquísima corona del Sur vuelve a ser honrada.
Luego vuelve el Papa a Roma y todavía coronará tres reyes, el húngaro, el austriaco y el bávaro. Este es muy viejo y tiene el pelo blanco como la nieve, viste los típicos pantalones cortos de cuero y está entre la gente como uno de los suyos.
Credo Mutwa (chamán zulú)
De Alemania surgirá un hombre que será apodado como el nuevo Bismarck que unirá Gran Bretaña y Europa y enderezará el rumbo de las economías de Alemania y de los países de Europa. Este hombre que ya está allí considerado por Credo Mutwa un segundo Adolf Hitler por lo terrible que será, se apoderará incluso del país africano de Kenia y gobernará Alemania durante un periodo putrefacto, siendo terrible. Será el garante de la seguridad de Europa.
Nikolaas Van Rensburg, profeta boer sudafricano y cristiano protestante
Los alemanes restauran paulatinamente el orden en Europa, llegando a ser, bajo la autoridad de un hombre fuerte y justo, la primera potencia mundial. Desafortunadamente, muchos países vecinos, en particular los del este, siempre la destruyeron. Otros, como Rusia, Francia, Israel y los EE.UU. ya no juegan ningún papel político. Las maquinaciones de los Judíos y el Inglés (La corona británica y el NWO) durante las tres guerras mundiales comienzan a ser conocidas. Serán perseguidos y se tratará de que no estén seguros en ninguna parte.

 

…”La guerra estallará en el sureste, pero eso es sólo un ardid lo tanto, la oposición ha de ser engañado;. Rusia siempre preparado su plan de ataque de cada funcionario ruso tiene la orden de movimiento ya en la bolsa y espera sólo de la palabra. . En primer lugar, el objetivo principal se lleva a cabo contra Suecia y se dirige luego a Noruega y Dinamarca. ”
“Al mismo tiempo, sectores del ejército ruso avanza por Prusia Occidental, Sajonia y Turingia en el Rin, con el fin de obtener el control de Calais y la costa del Canal. En el sur el ejército soviético se unirá al ejército yugoslavo. Sus ejércitos se confederaron para irrumpir en Grecia e Italia. el Santo Padre debe huir. tiene que huir rápidamente, con el fin de escapar del baño de sangre. caída de cardenales y obispos también son víctimas. a continuación, tratan de avanzar por España y Francia a la costa atlántica con el fin de unirse con el ejército de los combates en el norte y para completar el cerco militar de la Europa continental del tercer ejército ruso, que la tarea que va a ocupar las áreas en blanco a la izquierda y para fortalecer el comunismo interior -. oficina central del mundo comunista el gobierno no debe ser Moscú, pero Bamberg – se utilizará no más, porque el ejército se ve perturbado en su avance debido a las revoluciones en el sur y está en rápida disolución, mientras que un gran monarca determinado por Dios dirigió el ataque hacia el norte a la Niederrhein y los vencieron con las armas más modernas.
Johannes Lichtenberger
“Dice en el libro de los reyes Frankish que será de los Carolingios, que es de la raza del rey Charles de Francia, que un emperador de nombres “P” surgirá en los últimos días. Será un príncipe y un monarca y reformará las iglesias de toda Europa. Después de él no habrá ningún otro emperador…
Mago Merlin
“Llegará a un anti-Papa alemán. Italia y Alemania estarán profundamente preocupados. Un rey francés restaurará al verdadero Papa.”
“Después de la destrucción de Inglaterra por siete reyes, vendrá entonces un muerto terrible y con él un Gran Monarca Real de la mejor sangre en el mundo y él conducirá a Inglaterra por el camino derecho y sacará todas las herejías. Él será el último Rey de Inglaterra.”
“Cuando la cola de Virgo entre en Leo y Escorpio, ascendiendo atrás de Sagitario, los reinos del norte terminarán en la lujuria; y el poder de las monarquías de la isla deberá ser aprovechado.”
“Guerras crueles deberán ser dispersadas por el viento, cuyos inicios fueron personales: su crecimiento y permanencia por bastardos, engañados por una lluvia de venganza …”
Wladislaw Biernacki
En Francia surgirá un gran gobernante y piadoso, que restablecerá el orden allí, y en otros países, también. París ha sido completamente devastada, pero será reconstruida. Así también lo será Roma y Madrid. En Gran Bretaña, no habrá ninguna administración en absoluto, hablado de, por dos años. Sin embargo, el ejército francés intervendrá, y ayudar a restablecer el orden, la ley y la paz allí. Un gobierno Inglés nuevo por lo tanto se formará, con la ayuda de los franceses.
Bartolome Holzhauser
El GRAN MONARCA tendrá casi todo el mundo como patrimonio suyo. Con la ayuda del SEÑOR, libertará la tierra de tristezas, ruinas y males. El hará que pueda celebrarse un CONCILIO, que será el mayor que haya habido, para poner término a tan grandes tribulaciones.
Abate Werdin Dorante
“El gran Monarca y el gran Papa precederán al Anticristo. Las naciones estarán en guerras por cuatro años y gran parte del mundo será destruida. El Papa se ira a través del mar llevando el signo de la Redención en la frente. El gran Monarca volverá a restaurar la paz y el Papa compartirá la victoria.”
El profeta de América Reinaldo dos Santos, vidente y astrólogo
Después de Pedro El Romano Un hombre tendrá medio mundo a sus pies pero no es El Anticristo
El profeta de América hace una confesión inquietante a la par que enigmática: hay un hombre que tendrá medio mundo a sus pies, y curiosamente tiene la capacidad psíquica de poder ver al astrólogo brasileño. Reinaldo destaca el profundo temor de este hombre a las calaveras. El profeta de América afirma que tiene cinco o seis psicografías de este personaje pero que no se atreve a publicarlas, incluso ha reflexionado sobre la posibilidad de quemarlas, porque esta persona puede verse tentada, después de estudiar las psicografias de Reinaldo dos Santos, a realizar las acciones, que aparecen reflejadas en dichas psicografías. Reinaldo dos Santos deja claro que este hombre llamado a jugar un papel muy importante en un futuro no es El Anticristo profetizado por otros psíquicos. Este hombre que al parecer tiene mujer, acaparará grandes cuotas de poder después del papado de Pedro El Romano.
San Francisco de Paula
Vendrá después de vos un descendiente vuestro, así como muchas veces lo tengo escrito, y profetizado por la voluntad del Altisímo, el cual hará otros mayores hechos, y señales: que V.S. esté, en que este santo hombre será gran pecador en la juventud, y después se convertirá al gran Dios, del cual será llamado con la eficacia de San Pablo; será gran fundador de una nueva religión, diferente de las otras todas; repartirjaha (sic) en tres ordenes, de Caballeros armados, de Sacerdotes solitarios, y Hospitaleros piadosísimos. Será la última Religión de todas, echará fruto en la Iglesía de Dios mayor que todas las otras últimas; extinguirá la maldita secta Mahometana, y todos los Herejes, y Tiranos del mundo se extirparán: tomaráse por fuerza de armas todo lo espiritual y temporal, y será un ganado y un Pastor, y reducirán el mundo a una santa vida, y reinarán in saecula saeculorun. Amen. En todo el mundo no habrá sino doce Reyes, un Emperador, un Papa y poquisimos Señores, los cuales todos serán santos. Viva Jesu Christo bendito, por que a mi, indigno pobre pecador, se ha dignado de darme espiritu profético, con clarísimas profecías no obscuras, como ha otros siervos les ha hecho decir y escribir obscuramente.
Fuente: Gran Monarca
Monedas de Judas
LAS MONEDAS DE JUDAS: Profecías sobre El Gran Monarca

El Gran Monarca

En la noche de Navidad del 496, por influjo de su mujer Santa Clotilde, borgoñona, y en acción de gracias por las victorias conseguidas, Clodoveo, rey de los franceses, se bautizó con 3.000 de sus guerreros en –Reims, por S. Remigio. Fue el primer reino cristiano, por eso Francia es llamada la hija primogénita de la Iglesia. (Recaredo, rey de los visigodos, hermano de S. Hermenegildo mártir, abjuró del arrianismo, por influjo de S. Leandro, arzobispo de Sevilla, en el III Concilio de Toledo, 589).
Dos sabios arzobispos historiadores nos relatan la historia: Hicmaro (806-882), arzobispo de Reims, en su “Vida de S. Remigio” (PL 125) dice que una gran luz le iluminó y se oyó la voz de Dios “La paz sea con vosotros. Soy Yo, no temáis, permaneced en mi amor”. Y faltando el crisma en el momento de la consagración del rey, apareció una paloma blanca con una ampolla de óleo santo en su pico. (Todos los reyes de Francia fueron consagrados con éste, hasta que fue rota en 1793, pero una parte del óleo se conserva.)
Entonces S. Remigio profetizó a Clodoveo: “El reino de Francia será predestinado por Dios para la defensa de la Iglesia. Será victorioso y próspero mientras sea fiel a la fe católica, y cuando no, será duramente castigado. Un día será grande entre todos los reinos, abrazará todo el imperio romano (extinguido el 470), someterá todos los pueblos, durará hasta el fin de los tiempos”. El Bto. Rabán Mauro (780-856), arzobispo de Maguncia, cuenta así la anterior profecía: “Hacia el fin de los tiempos un descendiente de los reyes de Francia reinará sobre todo el antiguo imperio romano, será el más grande y el último de los reyes de Francia”.
E. Muraise, según refiere en su libro, ha catalogado desde entonces al menos 76 profecías con signos de credibilidad (44 francesas, 16 italianas, 7 alemanas, 4 españolas, 3 portuguesas y 2 inglesas) que anuncian el futuro gran Monarca francés y van añadiendo datos. Ya vimos antes las de Benedicto XII y Sta. Brígida (siglo XIV), S. Francisco de Paula y Bto. de Bustis (siglo XV), Bto. Factor (siglo XVI) venerable Holzhauser (siglo XVII), Bta. Taigi y Melania de la Salette (siglo XIX), Juana Luisa Ramonet de Kérizinen (siglo XX), he aquí algunas otras:
S. Cesáreo de Arlés (470-543) (1) describe la historia de Francia desde el siglo VI, pero continua la posterior a su publicación “Un capitá ilustre (Napoleón) surge del seno del Mediterráneo recoge los restos del cetro, vuela como el águila y sube con demasiado orgullo, coge al Santo entre sus garras agudas, pero en vano; encadenado rompe sus hierros una vez, mas la fortuna contraria le sujeta en medio de las aguas hasta su muerte”. Hay una breve restauración y un rey ladrón que comienza la conquista de Argelia (Napoleón III). Más adelante, lo que nos interesa: “El hierro y el fuego oprimen a la Babilonia de las Galias (París) que cae en un gran incendio, ahogada en sangre: después la segunda ciudad del reino (Marsella) y otra son también destruidas. Finalmente brilla el resplandor de la misericordia divina, pues la justicia suprema ha golpeado a todos los impíos. Llega el noble exiliado, el dado por Dios, asciende al trono de sus antepasados, del cual la malicia de hombres depravados le había arrojado; recobra la corona de lis refloreciente; con su valor invencible destruye a todos los hijos de Bruto (los revolucionarios; Bruto fue el asesino de César); después de establecer su trono en la ciudad pontifical (Aviñón). Volverá a levantar la tiara real sobre la cabeza de un santo Pontífice que ha estado lleno de amargura por las tribulaciones, quien obligará al clero a vivir según la disciplina de los tiempos apostólicos. Ambos unidos harán triunfar la reforma del mundo; dulce paz, cuyos frutos durarán hasta el fin de los siglos”.
Es también muy famosa la profecía de un monje de Premol (Cartuja de Francia, cerca de Grenoble) que abarca, con lenguaje simbólico, desde el siglo V. Publicada a finales del siglo XVIII, continúa prediciendo la reaparición del lis (Borbones) después de la caída del águila sobre la roca (Napoleón en Sta. Elena); ve la desolación en Jerusalén (Roma), el Patriarca (Papa) huyendo “hacia el mar donde se pone el sol”; la peste, guerras por todas partes, indica la destrucción de París. Los hijos de Sión (católicos): unos fieles al Pontífice fugitivo, otros disponen del gobierno de Sión (la Iglesia). Dios sacará al mundo del caos y empezará un nuevo mundo. Un hombre resplandeciente como un ángel asciende sobre las ruinas de Sión (el gran Papa), todos se convierten a su voz. Viene un joven extraordinario de Oriente (el gran Monarca), sobre un león, con una espada llameante, y el gallo cantaba ante él; el león puso el pie sobre la cabeza del Dragón (Satanás), dio la mano al Pontífice y llamaron a todos los pueblos.
Otra semejante es la de un monje de Orval, publicada en 1829, pero ya conocida antes de la revolución francesa. Se extiende desde Napoleón hasta el Anticristo. Dice al gran Monarca: “Ven joven príncipe, deja la isla de cautividad (¿Irlanda?, nacido en Blois, según Juan de Vatigueno, y huido a lejanos países hacía muchos años, añade sor Juana Le Royer), une el león a la flor blanca (lis) … Será un retoño de la Cape (Capeto)”.
Numerosos videntes anuncian que el gran Monarca aparecerá en mitad de la crisis, en concreto: después de la destrucción de París (Sto. Cura de Ars), “por el emperador de Alemania después de dos enormes batallas” (añade el canónigo de Brana, que conocía mucho a Melania de La Salette). Según éste, en octubre del mismo año será consagrado rey en Reims y diez días después emperador en Aix-la-Chapelle (Aachen, Aquisgrán, capital de Carlomagno); y se llamará Enrique V. Nombre que le dan también otros, como María Julia Jahenny, Nostradamus, etc.
Lo más repetido es que será descendiente de S. Luis IX, rey de Francia de 1242 a 1270 (de la dinastía de los Capetos), o de la flor de lis (=Lirio emblema de la casa real francesa). “El verdadero descendiente de S. Luis”, vimos puntualiza la Bta. Taigi (2).
Especialmente interesante es que el gran Monarca será nombrado por el gran Papa, como hemos visto en la Bta, Taigi, y éste puede ser el significado de otros muchos que lo describen como enviado o dado por Dios, como la frase de Souffrand: “traído por el santo Pontífice”. ¿Tal vez se pudiera servir del secreto de Maximino de la Salette y de otras informaciones guardadas en los archivos vaticanos?
Ya vimos por qué Francia es llamada la hija primogénita de la Iglesia, titulo dado por vez primera por el Papa Anastasio II en carta al rey Clodoveo después de su conversión.
Gregorio IX escribía en una bula de 1239 a S. Luis, rey de Francia; “Dios, como prefirió la tribu de Judá a las otras, así ha escogido con preferencia a Francia para la protección de la fe católica”.Santa Juana de Arco, guerreando por el rey, afirmaba: “El rey de Francia es el lugarteniente del Rey del Cielo. Todos los que luchan contra el santo reino de Francia, luchan contra el Rey Jesús.”
Y S. Pío X, cuando la iba a beatificar, encargaba al obispo de Orleans: “Decid a los franceses que hagan su tesoro de los testamentos de S. Remigio, de Carlomagno, de S. Luis, que se resumen en estas palabras tan repetidas por la heroína de Orleáns: Viva Cristo que es el Rey de Francia”. En la beatificación del Cura de Ars (1905) había dicho: ésta “ prueba que Dios mantiene su predilección por Francia muy pronto obrará prodigios que nos darán la alegría de constatarlo por los hechos”. Y el 27 de noviembre de 1911: “El pueblo que hizo alianza con Dios en las fuentes bautismales de Reims se arrepentirá y volverá a su primitiva vocación… y el Señor le dirá: Hija primogénita de la Iglesia, nación predestinada, vaso de elección ve a llevar mi nombre a todos los pueblos y a todos los reyes de la tierra”.
Pío XII en 1937 (13 de julio) poco antes de ser Papa, proclamaba: “Desde el mismo día que el primer heraldo del Evangelio pisó las Galias, la fe en Cristo y la unión con Roma, centro de la Iglesia, es para Francia la ley misma de su vida… Y el miércoles santo de 1946: “Su misión es difundir en el mundo la verdad, la justicia, la bondad, el amor en la ley.”
Por eso la prosperidad y gloria de Francia está vinculada a que cumpla esa misión divina, y su prevaricación o traición a ella, es la causa de sus castigos. Esto puede decirse de alguna manera de todas las naciones católicas, sin embargo, a su luz se entienden mejor las predilecciones de la Medalla Milagrosa, La Salette, Pellevoisin (escapulario del S. Corazón), Lourdes, etc. Por algo Juan XXIII el 18 de febrero de 1959 explicaba que en el plan de Dios cada nación tiene una misión, y que califica la de Francia la divisa: Reino de Francia, reino de María.
También a la luz de la misión de Francia como nación, se entiende mejor el mensaje del Corazón de Jesús a Luis XIV por medio de Santa Margarita María, en 1689, pidiendo: 1º.) La fiesta a su Corazón (instituida en 1765). 2º.) Una basílica nacional dedicada a Él (Montmartre, construida en 1873). 3º.) Consagración de Francia al Sagrado Corazón; y 4º.) Colocación del Sagrado Corazón en la bandera nacional.
Estas dos peticiones aún no se han realizado aunque llevan consigo la promesa que así “Dios le dará siempre la victoria sobre sus enemigos y sobre los enemigos de la religión” (pues, obviamente, solo contra ellos luchará). Luis XIV no las atendió, y ese año 1689 fue el principio de la decadencia de Francia, Sin embargo, algún día no lejano se cumplirán.

Notas
(1)Profecía atribuida también a Juan de Vatiguerro, pero que con el título “La gran predicción de S. Cesáreo, arzobispo de Arlés, fue encontrada entre los papeles de Mons, du Lau arzobispo de Arlés, martirizado durante la revolución francesa, y luego ampliamente divulgada y traducida a varios idiomas (cfr. Víctor).(2) ¿Quién, por tanto? No vamos a dilucidar cuestión tan debatida) cfr. el libro de E. Muraise). Hay al menos 12 pretendientes al trono de Francia, sin contar a los descendientes de Napoleón. Atendiendo exclusivamente a la línea masculina primogénita pública, sería el Duque de Cádiz, y sólo los Borbones españoles unen el león a la flor de lis, de acuerdo con la profecía de Orval; pero no se dan otros detalles citados (Y se alega la discutible renuncia de Felipe V para sí y sus descendientes al trono de Francia; así como la de su padre D. Jaime, y su matrimonio morganático.) Algunos se dicen descendientes desconocidos de Enrique III o de Carlos IX (S. XVI), y sobre todo de Luis XVII (hijo de Luis XVI guillotinado, que algunos sostienen no murió prisionero en el Temple a los diez años en 1795; teoría confirmada por algunos videntes: Souffrand, párroco bretón, 1755-1828, famoso por su santidad y profecías; Ignacio Tomás Martín, ya citado, Josefina Reverdy, 1854-1908, enfermera, vivió en Boulleret, Francia, y se dice la Virgen comunicó este secreto en La Salette a Maximino, quien lo transmitió a Pío IX. “Aquí se ve el candor y la simplicidad de un niño”, fue su comentario)
Tomado del folleto ELTIEMPO QUE SE APROXIMA, del Padre José Luis de Urrutia, S.J. Editado en 1980.

Sursum Corda: El Gran Monarca

 

 

 

 

 

 

 

 

33 replies »

  1. Lo del triunfo de la Iglesia es un hecho, pero creo que eso del Gran Monarca no es muy real, de hecho leí en el libro “Cristo vuelve o no vuelve” de Leonardo Castellani que eso era falso, no recuerdo bien si eso eran leyendas que surgieron en la Francia del medievo. Además hay una cosa que resalta mucho, el supuesto Gran Monarca tiene un gran parecido con el Anticristo, tendrá de mano derecha a un gran papa (¿falso profeta?), evitará III Guerra Mundial y traerá paz y bondad (vendrá como salvador/mesías), hará prodigios y milagros, en fin…cuando leía esto creía que estas profecías hablaban del Anticristo…

    Me gusta

  2. Yo me fiaría más de algunos santos y profetas que del P.Castellani. No digo que haya que creer en las profecías que hablan de un gran monarca. Pero si creemos en una futura restauración de la Iglesia después de un gran castigo ¿por quė no creer en la restauración de la sociedad civil que llegue a ser lo que debiera ser en los proyectos divinos acordes con la Revelación? ¿Cómo podría realizarse el reinado del Sagrado Corazón sin un profundo cambio en la política y la sociedad, lo cual sólo sería factible con un poder civil cristiano y católico, o sea con un gran monarca?

    Me gusta

  3. En mi humilde opinión, no concuerda con las escrituras, ni con Daniel ni con el Apocalipsis. En estos dos libros, el Mar representa a las naciones y el poder político:
    Ap 17:15 Díjome aún: “Las aguas que viste, sobre las cuales tiene su sede la ramera, son
    pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas”

    Del Mar es desde donde surgen las 4 Bestias de Daniel y luego la primera Bestia del Apocalipsis que combina las 4 de Daniel. Estas Bestias, que hacen la guerra a los santos en Daniel, y a los 2 testigos en el Apocalípsis, representan imperios que hubo/habrá sobre la tierra, sus cuernos son reyes que están contra los santos. La Ramera esta sobre una Bestia que esta sobre las aguas.

    En ningún lado se habla de cuernos o reyes que “salven” al pueblo de Dios. La salvación no viene del poder político que siempre parece opuesto al pueblo de los santos.
    Después de la destrucción de las bestias es cuando viene el reino de Jesucristo y este es un reino que nunca acabara (Dn 7:13) o que durará mil años y sera entregado al Padre también para la eternidad (Ap 21:4)
    El poder político también está representado en la estatua de diversos materiales (cada uno es un imperio) del sueño de Nabucodonosor, que finalmente es destruida por un reino que nunca será destruido Dn(2:44)

    Es decir el único reino de los santos prometido por las escrituras tiene la característica de que nunca sera destruido, no como este del gran monarca que sería destruido por el anticristo según me ha parecido entender.

    Saludos

    Me gusta

  4. El gran monarca no es otro que el Anticristo, y el gran pontífice el falso profeta. Los infiltrados en la Iglesia hace tiempo que difunden todo tipo de falsas visiones y profecías, proclamando una supuesta “restauración”. Este artículo llega al culmen de la mediocridad al tomar como fuente a nada menos que el criptojudío cabalista Nostradamus, llamando al gran monarca como el “gran celta” (estará hablando del príncipe William?).

    Me gusta

  5. Este no es un artículo sino una recopilación de distintos sitios entr lo cuales hay esos que Ud. cita, pero que habría que rechazar. Es decir no se atiene a lo dicho por santos y verdaderos profetas. Está todo mezclado tal como aparece en la fuente del foto citado. carece de unidad

    Me gusta

  6. En la recopilación de profecías sobre el “Monarca” hay que coger las católicas. La perspectiva quizás no sea las del tiempo que Ud. ve reflejado en las Escrituras. O sea no estaríamos en los tiempos del Anticristo sino en una edad anterior que acabaría con la llegada del Anticristo y con las cosas que Ud. gratuitamente da como cierto que sucederían en nuestra edad. Por lo menos es lo que a mí me parece.
    Tampoco pretendo decir que las profecías del gran monarca y del gran papa que sucederían en una edad dorada estén a las puertas. Simplemente es algo para tenerlo en cuenta. Bien pudiera suceder que las cosas que vivamos no tengan nada que ver con lo descrito.
    Además las profecías no dicen para nada que la salvación venga del poder político como Ud.dice sino que viniendo de Dios tendría como efecto IA instauración de un orden que incluiría un poder político cristiano, y además según me parece este estado de cosas no sería de larga duración sino que sería como un canto del cisne por breve tiempo. En mi opinión es como si quisiese atestiguar la victoria de Cristo por algún tiempo. Pero daría lugar a la victoria del Anticristo que a su vez después de un brevísimo tiempo sería vencido por Crsto.

    Me gusta

  7. Cuando se cumpla el “tiempo de las Naciones” -por haber entrado todas ellas en la Apostasía- Israel entrará a la Fe. En realidad en la Escritura solo hay promesas de restauración para Israel, pues ha sido el único pueblo elegido. Tal vez sea ese “gran monarca” el último rey de Israel que hablan las profecías, subordinado al último Papa, pues para entrar a la Fe, Israel deberá bautizarse, pues “fuera de la Iglesia Católica no hay salvación”.

    Me gusta

  8. La interpretación actual del Gran Monarca y del Santo Papa es exacta transposición del plan judío para la conquista del poder mundial. El G.M. es el REY judío que detenta el poder político sobre el mundo entero por medio de Mammon, es simbolizado por 666, que sirve para comprar y para vender. Tal es la Primera Bestia del capítulo XIII del Apocalipsis.
    La Segunda Bestia es el Profeta Falso que habla como el dragón del Jardín de Edén que arrastró el género humano a la muerte por medio de la reproducción a manera de los animales. Profeta falso que lleva los Cuernos del Cordero, con los Poderes del Cristo, es decir que se presentan como pseudopapa. Es la descripción exacta de los papas falsos conciliares.

    Me gusta

  9. La torre de Juan en San Sabastián de Garabandal
    La vocación de Juan

    Creo que los humildes oyen una profecía y alaban a Dios por haber concedido ese carisma a tal vidente. Los que aún no hemos logrado desprendernos de toda nuestra soberbia inherente, guardamos en nuestro interior la profecía y rastreamos los tiempos hasta verla cumplida. Pero… ¿qué si no la hemos entendido?. Pues la interpretación debería ser hecha por auténticos especialistas, o sea, católicos de buena formación teológica, histórica, etc, además de ser poseedores del carisma de interprete de profecías. Desgraciadamente quedan ya muy pocos vivos. Yo conocí a uno de ellos, el holandés Johannes Antonius Joseph Leemans, muy conocido en los ambientes de Garabandal, y que falleció el 15/12/2013 (D.E.P.). Como homenaje personal permitidme que narre su vocación a “Interprete de profecías de Últimos Tiempos”.

    El señor Leemans, también conocido como “Juan de la Torre” vivía en la Torre de Garabandal (ver foto). Estando en el interior de la Torre, un día de su cumpleaños, un amigo le trajo un regalo (éra el libro del “Apocalipsis” de san Juan). Justo antes de abrirlo, sonó levemente en el portón de entrada 3 leves golpecitos… fueron tan leves que todos los presentes dudaron si había sido el viento el causante; pero poco después volvieron a sonar nuevamente los 3 golpecitos. Se levantó Juan y abrió el portón… Allí en el umbral había un aguila, que había sido la causante de esa llamada, que al momento remontó el vuelo.

    Me gusta

  10. Es útil añadir que los actuales propagandistas del Gran Monarca y del Santo Papa predicen un castigo terrible que destruirá una parte importante de la humanidad. Es la transposición exacta del plan de Albert Pike que concierne al estallido de la tercera guerra mundial: ¡ la lucha a muerte entre cristianismo e Islam para su autodestrucción! Pero es sobre un cementerio que reinará este Gran Monarca… judío.

    Me gusta

  11. Tal cual concuerdo con los primeros comentarios, a mi parecer según lo que leí el llamado “Gran Monarca” es nada más ni nada menos que el Anticristo o la bestia de Apocalipsis que enmascarado de GRAN RESTAURADOR DE LA PAZ hará la guerra y persecución de los católicos en el fin de los tiempos, sucesos anteriores a la 2da Venida de Nuestro Señor en Gloria y Majestad, si lo del “Gran Monarca” fuera cierto, las profecías de Daniel y San Juan en Apocalipsis no tendrían sentido, puesto que Nuestro Señor en su 2da Venida restaurará la Fe y la paz en el mundo en el Juicio Final y en Su Reinado de 1000 años. Concuerdo también con Michel Mottet acerca del masón y satanista Albert Pike, ese nefasto hombre que es conocimiento público donde debe estar residiendo ahora…

    Me gusta

  12. Bueno, volví a leer el libro de Castellani y me confundí, no dijo que sea totalmente falsa la profecía del Gran Monarca, sino que era algo que podía cumplirse.

    También he revisado el Apocalipsis y creo que, en caso de ser cierta esta profecía, esta ocurriría después del Anticristo con el Reino Milenario.
    El triunfo de la Iglesia será, creo yo, después de la caída del Anticristo. Por tanto yo creo que no estamos tan lejos del Anticristo, porque este aparecerá con la Gran Apostasía, en la que creo que estamos.

    Además hay una cosa que me llama la atención, el tercer día es algo significativo en la Biblia, como cuando encontraron a Jesús al tercer día o cuando resucitó al tercer día…¿y si volverá al tercer día? o sea al tercer milenio (en el cual estamos), porque para Dios mil años es como un día.

    Pero en fin, esto son solo suposiciones (y quizá malas), así que lo dicho en un comentario que hice en otro post, lo único que está claro es que nuestro fin del mundo y encuentro con Dios puede ser en un segundo, que las profecías no nos olviden del inminente juicio particular.

    Me gusta

  13. A propósito de monarcas mesiánicos, estaba leyendo en wikipedia sobre los emperadores del sacro imperio romano y encontré lo que pego a continuación sobre Federico II nieto de Barbarroja:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Federico_II_Hohenstaufen#Lucha_contra_el_papado

    Según una versión Federico II declaró a Cristo, Moisés y Mahoma un trío de impostores (se atribuye a Averroes un escrito del tema) y desconoció abiertamente la autoridad papal, siendo ésta la verdadera causa por la que fue excomulgado por Gregorio IX e Inocencio IV, y por el primer concilio ecuménico de Lyon (1245), que lo depuso como emperador por perjuro, hereje y perturbador de la paz. Su respuesta habría sido crear un nueva religión, de la que se proclamó Mesías, reservando a su ministro Pietro della Vigna el rango de San Pedro.2

    Federico II fue objeto de sorprendentes esperanzas escatológicas. De hecho, todo lo que los franceses habían esperado de los capetos y Carlomagno, los alemanes lo esperaban de él. Al morir Federico Barbarroja en 1190, comenzaron a aparecer profecías en Alemania que hablaban de un futuro Federico, emperador de los últimos días, que liberaría el Santo Sepulcro y prepararía el camino para la segunda venida de Jesucristo y el milenio. Su brillante personalidad favoreció el nacimiento de un mito mesiánico. Marchó a la cruzada en 1229 y reconquistó Jerusalen, coronándose rey de la misma. Tuvo conflictos encarnizados con el papado, fue varias veces excomulgado como hereje, perjuro y blasfemo, de lo que supuestamente se vengaba tratando de despojar a la iglesia de la riqueza que era el origen de su corrupción.

    Joaquín de Fiore en la “Concordia dell’autentico e nuovo Testamento”, habiendo comparado a Jesucristo con Salomón, hijo predilecto del rey David, equipara a Federico II con Absalón, hijo rebelde de aquél. Para todos los joaquinistas, Federico II era tenido como el Anticristo, o al menos uno de sus precursores. Joaquín de Fiore habría profetizado su nacimiento de Constanza, esposa de Enrique VI, quien sería el futuro y más peligroso enemigo de la Iglesia. Posteriormente, cuando los espirituales franciscanos retomaron sus escritos los tergiversaron hasta el infinito. En el pseudo joaquinista “Comentario sobre los últimos días”, escrito en 1241, se pronosticaba que Federico II perseguiría tanto a la Iglesia que en el año 1260 quedaría totalmente destruida. Para los espirituales italianos, el emperador era el Anticristo en persona, y su reino, la nueva Babilonia. En Alemania, en cambio, seguía siendo visto como el salvador o Mesías, cuya misión abarcaba el castigo de la iglesia.3

    Para sorpresa de todos, Federico II murió en el año 1250, diez años antes del pronosticado fin del mundo, sin poder llegar a cumplir su misión escatológica. Pronto comenzó a rumorearse que seguía vivo. Más aún, habría resucitado, pues había sido visto entrar en los cráteres del Etna, mientras un ejército de caballeros descendía hacia el embravecido mar siciliano.

    Tal leyenda dio pábulo para que muchos años después apareciera un pretendido Federico II resucitado, causando gran revuelo en Italia y Alemania, siendo a la postre ejecutado cuando la farsa fue descubierta.

    Me gusta

  14. Nada es vano en las cosas divinas, como bien sabemos aunque olvidemos fácilmente. Las fechas, los nombres, los lugares… pueden llevar una referencia providencial a un signnificado ulterior.

    Hablando exclusivamente de nombres, por ejemplo, las tres carabelas españolas que portaron la semilla inicial de la fe católica a America llevaban los nombres: Santa María, Niña y Pinta. Con esos nombres se ha dicho que contenían una profecía implícita: “Santa María Pinta a la Niña”, refiriéndose a lo que iba a suceder 39,1666 años después, con Ntra Señora de Guadalupe pintando a una Virgen Doncella en la tilma del indio san Juan Diego. La Virgen de Guadalupe nos habla sobre el Apocalipsis que comienza su tiempo cúlmen 69 semanas de Daniel (483 años) despues.

    Antonio Yagüe ha hecho en sus libros y vídeos un análisis amplio del tema de los nombres de las videntes de las principales apariciones marianas. Por ejemplo, en Garabandal: María Concepción (Conchita), María Jacinta, María Dolores y María de la Cruz, supondría la siguiente profecía: “Mediante los Dolores de la Cruz, María Concibe al Lírio”, aludiendo a Apocalipsis 12. En cuanto a la aparición de Fátima, los videntes tenían los nombres: Jacinta, Lucía y Francesco. Nuevamente surge “Jacinta”-el ´jacinto´de la familia de las liliáceas, comunmente llamada ‘lírio’- el “Lírio” -que en la Menorah es el ‘orificio de donde sale la Luz’-, “Lucía” que claramente significaría la ‘Luz’, y “Francesco” (el ‘Francés’), y que todo parece indicar se refiere al ‘Gran Monarca’, o ‘Caudillo’: “El Francés porta el Lírio y la Luz”, es la profecía.

    Ap. 12: “… La mujer dio a luz un hijo varón, el que ha de regir todas las naciones con cetro de hierro. Y su hijo fue arrebatado hacia Dios y hacia su trono…”. Aquí parce que se está hablando, no de Cristo, sino de un Vicario suyo, que gracias al papel de Corredentora de María, suscitaría el Señor para liderar a la nueva Cristiandad. Un Vicario que ocuparía por derecho divino el Trono de David (el Lírio, flor de Lis), y el poder religioso ‘caído’ (la Luz). ¿Es el ‘Caudillo’ francés el hijo espiritual de María?.

    Me gusta

  15. Claro que está profetizado este triunfo en las Sagradas Escrituras leamos a Daniel 7:19-
    19Entonces quise saber la verdad acerca de la cuarta bestia, que era diferente de todas las demás, y en gran manera terrible, con sus dientes de hierro y sus garras de bronce, y que devoraba, desmenuzaba y hollaba los restos con sus pies, 20y la verdad acerca de los diez cuernos que tenía en su cabeza, y del otro cuerno que había surgido, delante del cual cayeron tres de ellos, es decir, el cuerno que tenía ojos y una boca que hablaba con mucha arrogancia, y cuya apariencia era mayor que la de sus compañeros
    21Mientras yo miraba, este cuerno hacía guerra contra los santos y prevalecía sobre ellos, 22hasta que vino el Anciano de Días y se hizo justicia a favor de los santos del Altísimo, y llegó el tiempo cuando los santos tomaron posesión del reino 23Dijo así: “La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra, que será diferente de todos los otros reinos; devorará toda la tierra, la hollará y la desmenuzará 24“Y los diez cuernos de este reino son diez reyes que se levantarán, y otro se levantará después de ellos; él será diferente de los anteriores y subyugará a tres reyes 25“Y él proferirá palabras contra el Altísimo y afligirá a los santos del Altísimo, e intentará cambiar los tiempos y la ley; y le serán entregados en sus manos por un tiempo, por tiempos y por medio tiempo. 26“Pero el tribunal se sentará para juzgar , y su dominio le será quitado, aniquilado y destruido para siempre “Y la soberanía, el dominio y la grandeza de todos los reinos debajo de todo el cielo serán entregados al pueblo de los santos del Altísimo. Su reino será un reino eterno, y todos los dominios le servirán y le obedecerán.

    Me gusta

  16. Es la bestia bermeja del apocalipsis que ha hollado toda la tierra este último reino, y todavía nos falta por ver su apoteosis sobre todo el orbe, todas o casi todas las naciones han caido bajo su yugo y ha permeado de su falsa doctrina a todas las naciones con leyes contra los 10 mandamientos y contra Dios, reconociéndose en ello que ha salido del abismo y contrario a los verdaderos Papas estos usurpadores le han dado cabida a esa falsa doctrina en el seno mismo de la Iglesia, primero a sotto voce, ahora con bombo y platillos.

    Me gusta

  17. Yo no veo al Gran Monarca antes sino posterior al Anticristo. Y no veo como leer que estemos en otras fechas, pues cuando a Nuestro Señor Jesucristo le preguntan los apostoles cuando será esto, nos manda directamente a Daniel y a las profecías de la Abominación desoladora, creada por estos usurpadores, en la Biblia comentada por Straubinger, refiere que este cambiar los tiempos y la ley es cambiar las fiestas y LAS FORMAS DE CULTO, ¿que no es lo que ha pasado? en lo concerniente a la supresión del Sacrificio Perpetuo dice ¡será cambiado y proscrito el verdadero! ¿que no es lo que está pasando?
    Por otra parte a los alérgicos al Milenio, ¿A que les sabe la conversión de los judíos solo para el juicio final? ellos, los judíos conversos deberán dar gloria a Dios junto con todas las Naciones en ese Milenio en el que el diablo será atado… Y pondrá a todos sus enemigos bajo el Escabel de sus pies, POR UNOS DIAS O POR UN MILENIO ¿que dicen las Sagradas Escrituras?
    Estamos en el juicio de las Naciones, donde igual que Israel apostató y dejo de lado al MESIAS por seguir a su jerarquía el Sanedrin liderado por Anás y Caifas, ahora se repite la historia pues Israel es solo figura del acontecer de la Iglesia, y todo lo que ha sucedido sucederá pero a nivel universal con el Nuevo Israel, Macabeos, Daniel y los profetas de entonces y los de hoy nos dan cuenta de ello. Y así como en los días de Nuestro Señor solo un puñadito se mantuvo fiel y por ese pequeño resto fiel fueron evangelizadas todas las naciones, así ahora el pequeño resto fiel, conservará la fe, hasta la venida del REINO.
    PORQUE HA DE VENIR.
    NO EN VANO LO PEDIMOS EN EL PADRE NUESTRO

    ¡¡¡¡VENGA TU REINO Y HAGASE TU VOLUNTAD ASÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO!!!!

    AMÉN

    Me gusta

  18. Y esto tiene venir acompañado del GRAN TRIUNFO DE LA IGLESIA, profetisado ya por Nuestra Señora en Fátima pues el TRIUNFO DE SU CORAZON INMACULADO, no es triunfo chiquito es triunfo Universal PARA QUE VENGA SU REINO Y VENGA POR MARÍA, como nos advierte sabiamente San Luis María Grignon quien también habla de la situación actual y de la venida de ese “Angel, o Elías! en su oración abrazada…

    Y para cuando
    Para cuando el poder de los santos sea completamente aniquilado, estamos en vísperas de grandes catástrofes, porque el enemigo sabe que le queda poco tiempo, por eso arreciará la contienda, pero, a Levantar la cabeza porque esto, según las Escrituras es exactamente el preludio DEL TRIUNFO…

    Me gusta

  19. El gran monarca es nuestro señor Jesucristo y es el único que va restaurar a la santa madre iglesia apostólica católica. De siempre.

    Me gusta

  20. Claro que no es anterior a la defección de la Iglesia y ha sido profetizado por mas de 50 santos no recuerdo cuantos,
    Seguro que veremos con claridad, pues se anuncia que serán reconocidos y muchos se convertirán por su testimonio y los milagros que les acompañaran.
    Me imagino como los prodigios de los magos del Faraón contra los milagros obrados por Moises.
    NADA QUE VER.

    Me gusta

  21. Puede ser un descendiente de alguna casa real, como por ejemplo, la casa de braganza del Brasil, en donde, los descendientes de Pedro II, son también, descendientes de reyes españoles, franceses, alemanes, etc.
    Debemos buscar la verdad tal como es y la duda, es la herramienta, que nos conduce a la verdad.
    El ignorante afirma, sin haber visto nada y en cambio, el sabio, duda, reflexiona.
    siempre debemos temer, el estar equivocados, al menos de manera mínima.

    Me gusta

  22. De monarcas se poco, pero si es posible afirmar que desde el año 2007 los tiempos han cambiado y eso a mi entender significa que es Dios y su Cristo han tomado el mando para conducir a los pocos fieles (cada día deberá haber más) que por supuesto hay jerarquías, la santa Biblia nos habla de ellos los puros fieles y sellados, los dos testigos santos de Apocalipsis II que estan por Cristo y su Iglesia, . Los ángeles y arcángeles, los santos y santas, y es evidente que si bien pequeño el rebaño, vamos a nuevo cielo y tierra profetizados. Si lo veremos nosotros o no lo veremos, no es posible afirmar, lo que si es posible afirmar que la promesa y palabra de Dios se cumple. Y los que han declarado la guerra al Señor de la Vida Rey de reyes y Señor de señores, cordero y león de Juda, es mejor que desistan, nunca la ganarán. .
    Venga a nos el tu Reino Señor. Amén.

    Me gusta

  23. Recomiendo al menos conocer quién fué Luisa Picarreta y qué es el Reino de la Divina Voluntad, la restauración del Fiat Voluntas tua sicut in caelo et in terrae, la devolución del hombre (previa purificación) al estado original en que se encontraba antes de la caida del pecado original, tal como fuimos creados en el paraiso terrenal, en el jardín del Edén. Sus escritos recopilados en 36 volúmenes son de una belleza y profundidad admirables y creo que son dignos de leer y meditar. Gracias a todos por vuestra atención. Dios y la Virgen Maria, Reina del Divino Querer os bendigan ahora y por toda la eternidad

    Me gusta

  24. Leed los protocolos de los sabios de Sión y ya no os quedara duda de quién es el supuesto “gran monarca”.

    Me gusta

  25. En años recientes, se hicieron pruebas de ADN al corazon que se tiene conservado en formol y corresponde a Luix XVII, efectivamente el murio en 1795, asi que las locuras de videntes y profetas que el chico habria sobrevivido etc etc no son mas que patrañas, lo cual pone mucho en duda que el resto de las supuestas profecias sean ciertas, el examen al corazon conservado por el doctor que le hizo la autopsia se hizo contra cabellos conservados de Maria Antioneta y de varias de sus tias, dejan sin duda que el chico murio en la prision del Temple, el 8 de junio del 2004 se le hizo al corazon el funeral oficial siendo depositado el mismo en un mausoleo construido, por tanto, mucho de lo que se indica del gran monarca y descendiente de Luis XVII no deja de ser una fantasia bastante loca, si hay algun descendiente de San Luis debe ser por otra rama familiar.

    Me gusta

  26. con todo respeto, Yague es un inventor de teorias tontas, claramente sus profecias de astronomia sagrada quedaron en completo ridiculo, cuando en 2000 mil años de cristianismo jamas se habia hablado de astronomia sagrada, lo malo es que el usa profecias catolicas y artisticamente las mezcla con muy cuestionados datos cientificos, los supersticiosos y los tontos que no saben de ciencia le creen a pies juntillas, fatal confiarse de ese hombre que se enriquece con sus conferencias donde hace muy buena recaudacion de dinero.

    Me gusta

  27. Por desgracia para citar profecias hay que buscar los textos originales u obras especializadas en especial si tienen el imprimatur, por desgracia en muchos sitios web entre ellos Forodelavirgen es tanta la subjetividad de informacion que mas que un foro de guia ortodoxo, parecen los cuentos y fabulas de los evangelios apocrifos descartandose la gran mayoria de la informacion, por ejemplo, yo he citado la obra del cardenal Merry del Val donde el menciona las profecias hechas por san Pio X, sobre el Papa que huye, pero en los sitios web sobre informacion de los ultimos tiempos, la cita textual de las obras especializadas brillan por su ausencia.

    Me gusta

  28. Todo un misterio.
    Puede ser algo no convencional.
    Un monarca que gobierne sin gobernar, instalando la verdad.

    Me gusta