ALL POSTS

LAS POSTRIMERÍAS EN LA DOCTRINA DE LOS DOCE APÓSTOLES


image

[Mensaje de Sandro Aureliano

Estimado MOIMUNAN
Blog Amor de la Verdad

Saludo cordialmente a usted y pido permiso para exponer una duda.

Soy un lector asiduo del blog y admiro mucho los trabajos publicados.

Así, sin ánimo por mi parte de refutar o cuestionar la magnífica disputatio en las  intervenciones llevadas a cabo en la clásica quaestio del Milenarismo, he considerado interesante ilustrar el tema con un detalle, desconsiderado por ambas partes, y aprovechar para formular una pregunta.

En el siglo IV, Eusébio de Cesareia, en su libro, Historia Ecclesiastica, hace referencia a un escrito (apócrifo) del siglo I que trata acerca del catecismo cristiano, a saber, la Didaché (Διδαχń), la Doctrina de los Doce Apóstoles, que fue descubierto en su totalidad en un monasterio en Constantinopla, en 1873, en un códice del siglo XI (1056) llamado el Hierosolymitanus Codex.

En este mismo códice, en el capítulo XVI, EXHORTACIÓN FINAL. VIGILANCIA.
LAS POSTRIMERÍAS, en los párrafos seis y siete, leemos lo siguiente:
image
image

“6. Y luego aparecerán las señales de la verdad: primero la señal de la
revelación en el cielo, después la señal de la voz de trompeta, y finalmente,
la resurrección de los muertos.
7. PERO NO DE TODOS, sino según fue dicho: “Vendrá el Señor, y todos los
santos con Él”

El original en su totalidad, en griego:

http://bibletranslation.ws/trans/didache.pdf

Los siguientes pasajes tendrían una fuerza incontestable, en este debate, si se toman en cuenta como una fuente proveniente de la tradición viva, procedente de las primeras comunidades cristianas, quizás enseñados ipsis verbis por los Apóstoles mismos.

Empero, la cuestión acerca de la autenticidad de los escritos contenidos en la Didaché, muchos lo han puesto en tela juicio.

Pregunto:

¿Qué opinan ustedes sobre este códice y estos pasajes específicos?

Seguro de vuestra atención, pido disculpa por la molestia, se lo agradezco desde ahora y me despido con todo respeto y estima

SANDRO A. AURELIANO
TOLEDO/PARANÁ/BRASIL
Quia Solus Non Sum Gaudeo In Proelio

10 replies »

  1. Gracias por el dato, desconocía este documento. De todas formas es mas o menos lo mismo que dice San Pablo en la Primera carta a los Corintios 15:50-53, y en la primera carta a los Tesalonicenses 4:13-17

    Me gusta

  2. Muy oportuno aporte de Sandro Aureliano.
    En realidad, aunque ya en el siglo IV se determinó el carácter no-canónico del escrito, no se podría adjetivarlo estrictamente de apócrifo o espurio (‘nóthos’ lo llama Eusebio en su ‘Historia’, tratando de deslindar los escritos no-canónicos de los que sí lo eran -‘homologoúmena’), pues tal calificación está más bien reservada a los escritos que pasaron durante mucho tiempo por inspirados (caso de Esdras III y IV), pero que finalmente no lo eran. Y más aún si tenemos en cuenta la connotación peyorativa de tales adjetivos. La Didajé, por el contrario, gozó de una altísima estima entre los escritores de los tiempos apostólicos y de los primeros siglos de la patrística. Por citar sólo algunos, los grandes maestros alejandrinos, Clemente y Orígenes, lo citaron como escritura posiblemente inspirada. (Es preciso aclarar que por ese tiempo aún no se había establecido el Canon o catálogo de los libros divinamente inspirados). También en el tratado ‘De virginitate’, atribuido a San Atanasio, aparece la fórmula de la bendición del pan en la comida ordinaria, emprestada de la ‘Didajé’. También el ‘Syntagma doctrinae ad monachos’, obra también atribuida al mismo doctor alejandrino, utiliza también la primera parte de la ‘Didajé’ (cap.I-IV). Y el mismo santo, en su carta XXXIX (a.367), no obstante considerar ya que la obrita no entra en el número de los escritos canónicos, la juzga “útil para quienes pretendan iniciarse en la piedad cristiana, es decir para la instrucción de los catecúmenos”.
    Así pues, aun cuando se desconoce fecha de composición y autor, las modernas investigaciones llevadas a cabo sobre la más antigua literatura cristiana, no dudan de su autenticidad como parte genuina de la primera catequesis apostólica.
    En cuanto a la cita que nos brinda Aureliano del cap. XVI de la Didajé, no puede ser más coincidente con los pasajes de San Pablo y con los correspondientes del Apocalipsis. En efecto, dice el Apóstol de las Gentes: “Porque el mismo Señor, con voz de mando, a la voz del arcángel y AL SON DE LA TROMPETA DE DIOS, bajará del cielo, Y LOS MUERTOS EN CRISTO RESUCITARÁN PRIMERO; luego nosotros, los supervivientes, juntamente con ellos seremos arrebatados sobre las nubes hacia el encuentro del Señor; y así siempre estaremos con el Señor” (1Tes.IV, 16-17).
    Y el otro pasaje pertenece a la carta 1a.a los Corintios, cap. XV, 51-52, y dice: “Mirad, os declaro un misterio. No todos moriremos, pero todos seremos transmutados; en un instante, en un pestañear de ojos, AL SON DE LA ÚLTIMA TROMPETA -pues sonará la trompeta- los muertos resucitarán incorruptibles, y nosotros seremos transmutados”.
    Por último, en el Apocalipsis se refiere: “Y vi abierto el cielo, y he aquí un caballo blanco, y el que sobre él montaba era llamado Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y hace guerra (…) y es llamado por nombre Verbo de Dios” (Ap. XIX, 11 y 13).

    [Los datos aquí aportados, los he tomado de la ‘Introducción a la Didajé’, que forma parte del volumen ‘Padres Apostólicos’, a cargo de Don Daniel Ruiz Bueno, ed. BAC]

    Me gusta

  3. Debo reconocer que entre muchas rarezas que he visto por aquí, aquí en la sección de los comentarios, es la siguiente: una avalancha de citas sacadas desde Las Sagradas Escrituras al más puro estilo protestante, a saber, sirviendo tales citas para cualquier fin, incluso sirviendo como armas arrojadizas. Al cualquier mu que dice uno, otro le tiene ya preparada la cita escriturística que debe cerrarle la boca. Por supuesto, eso puede ser bueno y legítimo, si el que lo hace sigue no a la interpretación propia de lo que cita, sino al unánime sentir de los ss. Padres y Doctores de la Iglesia. Los que han combatido con los protestantes deben de entender perfectamente lo que estoy diciendo: estos con tres citas te dejan K.O. La superioridad del protestante consiste en que todo versículo de la Sagrada Escritura tiene multiples significados, así adaptándose a su propósitos según el que él quiera. Comparado con el protestante, el pobre católico está atados de pies y de manos, pero si él pudiese citar de los ss. Padres y Doctores de la Iglesia… — Ahora bien, como los milenaristas no son protestantes, al contrario, bien al contrario católicos muy católicos, yo, con respecto al tema de las dos resurrecciones ya tengo preparada una avalancha de citas sacada todas de donde las hay en los 221 tomos que contiene la Patrologia Latina. Dichas citas las publicaré aquí poco a poco: el texto en latín y la correspondiente traducción. Pararé solo cuando los milenaristas reconocerán que éstas dos resurrecciones no son “dos” como ellos las interpretan. — Daré una vuelta con mi perro y luego: ¡a citar hasta el cansancio!

    Me gusta

  4. [Ap. 20] 4, 5. Et vidi sedes et sedentes super eas, et judicium datum est illis: et animas occisorum propter testimonium [Col.0342C] Jesu, et propter verbum Dei, et qui non adoraverunt bestiam nec imaginem ejus, neque acceperunt scriptionem in frontem aut in manum suam, et regnaverunt cum Jesu mille annis: reliqui eorum non revixerunt, donec finiantur mille anni. Haec resurrectio prima est.* Duae sunt resurrectiones: sed prima resurrectio nunc est animarum per fidem, quae non permittit homines transire ad mortem secundam. De hac resurrectione dicit Apostolus: Si resurrexistis cum Christo, quae sursum sunt quaerite (Coloss. III, 1).[PL Tom. 5 — SANCTI VICTORINI EPISCOPI PETAVIONENSIS ET MARTYRIS SCHOLIA IN APOCALYPSIN BEATI JOANNIS.]

    * En Vulgata Clementina: Ap. 20: 4Et vidi sedes, et sederunt super eas, et judicium datum est illis: et animas decollatorum propter testimonium Jesu, et propter verbum Dei, et qui non adoraverunt bestiam, neque imaginem ejus, nec acceperunt caracterem ejus in frontibus, aut in manibus suis, et vixerunt, et regnaverunt cum Christo mille annis. 5 Ceteri mortuorum non vixerunt, donec consummentur mille anni. Hæc est resurrectio prima.

    Traducción:

    [Ap. 20] 4 Luego vi unos tronos, y se sentaron en ellos, y se les dio el poder de juzgar; vi también las almas de los que fueron decapitados por el testimonio de Jesús y la Palabra de Dios, y a todos los que no adoraron a la Bestia ni a su imagen, y no aceptaron la marca en su frente o en su mano; revivieron y reinaron con Cristo mil años. 5 Los demás muertos no revivieron [resucitaron**] hasta que se acabaron los mil años. Es la primera resurrección. Dos son las resurrecciones: mas la primera resurrección ahora es la de las almas por fe, cual no permite que los hombres pasen a la muerte segunda. De ésta resurrección dijo el Apóstol: Así pues, si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. (Colos. 3, 1, versículo completo.)

    ** Para Jorge Rodríguez: Por favor ¿cual era aquella traducción mejor de la Biblia? Anticipadas gracias.

    Observaciones sobre la cita de Colos. 3, 1.:

    1. si habéis — Interesante la forma condicional.
    2. resucitado con Cristo — ¡Literalmente!
    3. buscad las cosas de arriba — Contra lo terrenal etc.
    4. donde está Cristo sentado a la diestra de Dios — O sea, donde AHORA está sentado Cristo.
    5. Vincular lógicamente entre 2 y 4.

    La siguiente cita, espero, mañana.

    Me gusta

  5. No “g”, usted no puede citar porque el Apocalipsis le da nauseas. Por recomendación médica manténgase lejos de la Biblia no sea que le de algo peor y nos perdamos los 666 tomos que se ha leído.

    Me gusta

  6. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo

    A don g ya le había aclarado su supuesto argumento “Definitivo” contra el llamado milenarismo, el reino que San Juan testimonio de 1,000 años después de derrotadas las 2 “bestias” en el libro Sagrado del Apocalipsis; Don g decía (porque ha publicado más argumentos dejando lo “definitivo” de este al parecer de lado) que el credo Niceno-constantinopolitano determina solo una vuelta de Cristo Nuestro Señor Gloriosa para Juzgar a los vivos (predestinados a la gloria eterna) y a los muertos (condenados) con sus cuerpos resucitados, un verdadero Juicio solemne ante todas las criaturas y el Fin de toda la creación que es el Ad Extra de Dios Trinidad Santísima, lo que es cierto, pero se le olvida que el mismo Credo termina con la profesión “creo… en la vida de del Siglo Venidero” (vida en el tiempo no en la eternidad que viene pues nos la concederá Dios)” y que también esto es un Dogma de Fe y de tal importancia que Cristo mismo, el como cabeza, pidió y dejó como única petición a su Santa Iglesia por 2,000 años ya ” Adveniat Regnum Tuum Fiat Voluntas tua sicut in coelo et in terra” este fue mi comentario:

    “Sobre estos comentarios me parece muy importante recalcar, que no solo la Expresión del Querer Divino que Jesucristo Nuestro Señor realizó en la oración del Padre Nuestro y unidos a Él toda su Iglesia por cerca de 2000 años explica perfectamente la interpretación literal del Apocalipsis referente a un tiempo de triunfo “SICUT IN COELO ET IN TERRA” después de la derrota del Anticristo por medio de su PARUSIA (Manifestación) y “el aliento de su boca” antes del Juicio Final, sino que es muy clara también esta concordancia cada vez que profesamos nuestra FE con el credo de NICEA y repetimos juntos con los primeros cristianos la auténtica Esperanza Cristiana

    Et expecto resurrectionem mortuorum
    Et vitam ventúri sæculi. Amen: Y LA VIDA DEL SIGLO VENIDERO

    De hecho el mismo credo confirma esta Verdad reflejada en el Apocalipsis en la siguiente parte:

    Et íterum ventúrus est cum glória,
    Iudicáre vivos et mórtuos,
    Cuius regni non erit finis: Y SU REINO NO TENDRA FIN

    Aquí se confiesa la Segunda Venida de Jesucristo donde después de juzgar a vivos y muertos al fin del mundo le da la continuidad eterna a su Reino que ya existe en ese momento y que se alcanzo en LA VIDA del Siglo Venidero (Milenio Apocalíptico) que confesamos y creemos, después de abatido el Dragón Antiguo y sus dos Bestias (manifestación)”

    El problema central por la apostasía actual estriba en confundir Parusia con Segunda Venida, esta herencia, que es también una más que condujo a la apostasía junto con la REBELION contra la Voluntad expresada del Redentor después de comprar nuestra deuda a Precio de su Cuerpo(espiritu), Sangre y Agua (esto también los testifico San Juan): “el que crea y se bautice se salvara y el que no se condenará, pues “la cólera del Padre PERMANECE sobre el”; surgió de las malas traducciones de las sagradas escrituras desde los protestantes, por eso yo creo que Mons. Straubinger mejor en su traducción la dejo tal cual como Parusía cuando esta aparecía del griego, que puede traducirse burdamente como “manifestación” pero estimologicamente seria “ser con”, lo que San Pablo llama la manifestación y la gloria de los hijos de Dios por el cual hasta la naturaleza gime dolores de parto para ser restituida y San Juan comenta “aun no se a manifestado lo que seremos pero cuando se manifieste seremos semejantes a el pues lo veremos tal cual es”. Así que es bien importante revisar nosotros los de la lengua castellana esa traducción directa del griego al español sobre todo en los puntos esjatológicos que ya se han citado.

    Otra confusión para no llegar a entender la realidad de los tiempos en los que vivimos es la anti-evangélica supuesta conversión de los talmudicos pues sabemos que los judíos de sangre, pues ya no existen, no entendiendo que el Israel de Dios es la Iglesia Una , Santa, Católica y Apostólica y en ella Dios cumplió como dice San Pablo sus promesas pues el era verdaderamente israelita y cumplirá la anunciadas por la boca de sus profetas y por la propia. les recomiendo leer nuevamente la carta a los romanos a todos lo que se quieren sentir en esa unidad de miembros de la Iglesia Romana pues esta escrita en definitiva para lo que son de este sentir y que empieza por reconocer que quien se da cuenta que no tiene la fe la pide y Dios se la concede pero al que cree ya saber lo deja en la obscuridad.

    Con lo anterior es condenable la visión del Padre Lacunza, pues aplica algunas cosas judaicas ya abolidas por el nuevo y eterno testamento, es condenable presumir como sera ese reino pues no ha sido algo revelado y a esto a llevado a muchas censuras, es más sabemos que en la Parusía todas las obras del orgullo del hombre serán borradas y no tendremos ni memoria de ellas incluidos los libros de 600 pags. o 6 mil

    Por último es notable que Dios nos dio las mayores señales del Fin de los Tiempos, del anti-Cristo y sobre todo de su Parusía por medio de la letra de sus Siervos San Juan y San Pablo y estos son los 2 nombres más profanados desde inaugurada Iglesia del anti-Cristo a saber, Juan, Pablo, Juan Pablo, Juan Pablo, Benedicto, cuando solo el nombre de Dios es tres veces santo, a Francisco ni se cuenta pues “la Gloria del Olivo” sigue vivito y coleando.

    FIAT

    Me gusta

  7. Estimado Jorge Rodríguez:

    Citando yo de s. Victorino de Petovio, obispo, primer exegeta latino, Padre de la Iglesia y mártir, ya he citado del Apocalipsis. ¿No vio Usted? Mis citas de la Biblia vienen siempre acompañadas del sentido patrístico correspondiente.

    Sobre Victorino de Petovio Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Victorino_de_Petovio

    Entre otras: vamos a ser serios; es gratuito lo que Usted escribió, aunque le entiendo.

    Fraternales saludos en Cristo y María.

    Me gusta

  8. Estimado Héctor Adrián:

    Sobre lo de “confundir Parusia con Segunda Venida”, como Usted escribe, debo decirle que si, por lo menos, las confunde los catecismos, nosotros también debemos confundirlas. Sin mirar ningún diccionario, le digo que “parusía” se refiere a la presencia de una sustancia (hombre, buey, caballo, según lo afirma Aristóteles en sus Categorías), siendo su contrario “apusia”.

    Fraternales saludos en Cristo y María.

    Me gusta

  9. ¿No hay nadie que se rasgue las vestiduras por ese comentario de Jorge Rodríguez? Pues no, porque las payasadas de los milenaristas cuelan más fácilmente por estos pagos.

    Me gusta

  10. Excurso sobre las nauseas.

    1. Todos están de acuerdo que no se lee el periódico como el libro de literatura clásica; asimismo el libro de literatura clásica como el libro de especialidad, aún más cuando las especialidades pertenecen a las llamadas ciencias del espíritu, aún aún más cuando se trata de filosofía y de teología, aún aún aún más cuando se trata de metafísica y de mística. Y ¿dónde situar las Sagradas Escrituras según deberían ser leídas? ¡En el culmen del montón de todos los libros escritos y no escritos! Pocos de los que leen las Sagradas Escrituras son conscientes de tal jerarquización, y aunque algunos lo son, su leer en cuanto leer no lo es.

    2. ¿Qué es eso leer? Fútil pregunta, dirían no muy pocos etc., etc. Bueno. Dejo a un lado la tentación de ofrecer una definición y de hacer distinciones, incluso omito hacer hincapié del leer con el lápiz en la mano. Un solo ejemplo me es suficiente. Helo aquí: Ana tiene manzanas. Ésta fue la primera proposición que yo leí cuando aprendí las letras que forman las palabras que las contiene. Aún hoy recuerdo que al leerla me imaginaba a una tal Ana que tenia algunas manzanas, y, no se porqué, rojas. Nada más. De hecho, éste el primer nivel del leer, el nivel imaginativo, o sea, estético. Para entender semejante proposición en cuanto leída no se necesita el pensar. Existen algunos experimentos que prueban que incluso los monos pueden leer, o sea, que reconocen indicaciones escritas. Y eso no implica ningún escándalo. Es obvio: el sentido de las palabras, cuando es claramente asociado a las letras de las palabras, se da con el mero leer de las palabras. ¿Hay un segundo nivel del leer? Claro que sí: el nivel no imaginativo, o sea, no estético, o sea, lógico. Por eso el leer se junta genuinamente con el pensar. Así leer Ana tiene manzanas se piensa que Ana es Ana y no manzanas y que manzanas son manzanas y no Ana. ¿Hay un tercer nivel del leer ya juntado con el pensar? Claro que sí: el nivel ontológico, aquel nivel que se da entonces cuando al leer Ana tiene manzanas de ningún modo se puede pensar que Manzanas tiene Ana, esto es, que entre Ana y manzanas hay lo que se llama una ruptura ontológica que se revela en tiene y subsiste en la posibilidad ontológica que Ana tenga manzanas y la imposibilidad ontológica que manzanas tenga Ana. ¿Se puede ir a un cuarto nivel? Nada nos impide, pues en cualquier mundo posible e imposible, si Ana tiene manzanas, siempre implica lo que en todos los otros niveles fue leído no sólo para ser entendido, sino también para ser pensado. ¿Pensado? ¿Pero no se trataba solo del leer? ¡Trampa!

    3. Leer implica pensar. Leer el Apocalipsis implica pensar el Apocalipsis. Con lo cual: ¿acaso hay alguno entre los que leen el Apocalipsis y al leerlo piensa cada proposición que lee así como he mostrado que se puede y se debe pensar según se lee está estúpida proposición Ana tiene manzanas? No quiero ser malo y negar que hay; mas dudo del que se ríe de las nauseas que la lectura del Apocalipsis puede provocar si no se lee como un periódico.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.