ALL POSTS

YO SÍ CREO


[Así termina nuestra comentarista Adri el somero pero magnífico resumen de las “profecías sobre el destino futuro” que pueden verse en un post  anterior. Es innegable que hay una coincidencia notable. No se excluye que el autor del libro parta de algún prejuicio falso ni que entre ellas haya algunas que puedan ser verdadera paja. Pero lo difícil de creer es que Dios despliegue su gran poder -y su Justicia- y arregle la situación que a los ojos humanos parece insuperable. Hay coincidencia en muchas profecías y apariciones, en decir que ” la Iglesia parecerá que ha desaparecido”. La situación será tan mala que la Sma. Virgen ha dicho “Pocas almas verán a Dios. Son tan pocas  que a Mí me da mucha pena”. Pues eso es lo que estamos viviendo. Solo nos queda confiar en Dios. No tenemos que despreciar las profecías de muchos santos y videntes probados. La Iglesia ha dado su imprimatur a muchas colecciones proféticas. Lo cual no quiere decir que todas sean ciertas. Pero sería muy duro de aceptar el que haya que rechazar el conjunto de ellas porque veamos difícil o “imposible” su cumplimiento.

Éste es el comentario de Adri que subo:]

Enviado el 10/05/2015 a las 4:28
Que parte no se entiende que DIOS VA A PONER FIN A TODAS LAS HEREJIAS Y FALSAS RELIGIONES.

No van a ser confundidos los católicos verdaderos, sino los que siguen las doctrinas falaces, pues este Papa las va a echar por tierra y los que las siguen quedaran avergonzados como mínimo.

La Profecía del Monje de la Abadía de Saint-Germán de París, que murió en olor de santidad, el primero de julio de 1420 nos lo describe también.

PROFECIA DE JERONIMO BOTINO. Después de transcurridos cuatro siglos y más, la tierra será desolada y la Iglesia estará en lágrimas. El Pastor será herido y disperso el rebaño. Pero el rocío descenderá del Cielo. Los Altares de Belcebú serán destruidos y los operadores de la iniquidad, espantados, perecerán. Un hijo de Sangre de Reyes, perteneciente a la extirpe de Artois, gobernará a Francia, con prudencia y honor, y el Espíritu del Señor estará con él”. San Francisco de Sales, recogiendo el espíritu tradicional o profetizado en la oración fúnebre del Príncipe Manuel de Lorena, dijo: “Muchos son los que creen ¡Oh Francia!, que será uno de vuestros reyes, el que dará el último golpe y arruinará la secta de ese gran impostor que es Mahoma”.

Padre Souffrand (1775- 1828, con imprimatur):
“Se proclamará entonces la República, pero no durará. Oiréis entonces muchos gritos: los tres dominantes serán: “Viva la República” “Viva Napoleón” y el tercero de todos “Viva el Gran Monarca que Dios nos guarda.”
“Estará muy próxima la aparición de este Gran Monarca, cuando el número de los legitimistas verdaderamente fieles, fuere tan reducido, que realmente podrán contarse.”
“Antes de la venida del Gran Monarca, acontecerán desgracias, correrá la sangre á torrentes en el Norte y en el Mediodía libándose el Oeste por su fe, pero correrá la sangre en el Norte y Mediodía de tal modo, según la veo correr, como la lluvia en un día de grande huracán, y veo los caballos ensangrentados hasta las sinchas.” “París quedara destruido de tal modo, que pasará por él el arado.”
“Entonces entre el grito: «Todo está perdido» y “Todo esta salvo”, no habrá, por decirlo así, intervalo alguno. En aquellos sucesos no tendrán que hacer nada los buenos porque los republicanos serán los que se devoren entre sí.” ,
“EL GRAN MONARCA HARÁ COSAS TAN ESTUPENDAS Y MARAVILLOSAS, QUE LOS INCREDULOS TENDRÁN QUE RECONOCER EL DEDO DE DIOS.Durante su reinado se hará completa justicia.”
Las desgracias antes predichas serán el fruto de nuestros crímenes; pero sí como lo desea Dios, volvemos á sus caminos y a los de su Iglesia, se disminuirán nuestros males, como ha encontrado el Oeste gracia delante de Dios, en vista de su fe, y por eso se vera libre de los espantosos sucesos.”
“SE SERVIRÁ DIOS DEL GRAN MONARCA PARA EXTERMINAR TODAS LAS SECTAS HERÉTICAS Y TODAS LAS SUPERSTICIONES GENTILICAS; Y PARA EXTENDER, DE ACUERDO AL SANTO PONTÍFICE, EN TODO EL UNIVERSO, LA RELIGION CATÓLICA; excepto en Palestina, lugar de maldición.”
“DESPUÉS DE LA CRISIS, SE CELEBRARÁ UN CONCILIO GENERA… ENSEGUIDA NO HABRÁ YA SINO UN SOLO REBAÑO Y UN SOLO PASTOR, PORQUE LOS INFIELES Y HEREJES, MAS NO LOS JUDÍOS, CUYA MASA SE NO SE CONVERTIRÁ SINO HASTA LA MUERTE DE LA BESTIA entrarán en la Iglesia latina y conservará ésta su triunfo hasta la destrucción (persecución) del Anticristo”.

La Profecía de San Remigio, parece que se refiere a que el Gran Monarca ha de ser de extirpe francesa: “Nuestros principales doctores convienen en anunciarnos que hacia el fin de los tiempos, uno de los descendientes de los reyes de Francia, reinará en todo el Antiguo Imperio Romano, Y QUE SERA EL MAS GRANDE DE TODOS LOS REYES DE FRANCIA Y EL ULTIMO DE SU RAZA”.

La profecía del Padre Calixto, nos recuerda una rama que podía ser francesa: “Una flor de Lys, sale radiante de una nube. Gloria a Dios. La fe renace, un hombre, instrumento de Dios ha vuelto a encender esta lumbrera. Felices los que hayan sobrevivido. Gloria a Dios”.

La famosa Profecía de San Cesáreo, nos describe al Gran Monarca en una alianza formidable, con el Gran Pontífice : “Entonces, brillará el rayo de la Misericordia Divina, pues la Suprema Justicia, ha herido a todos los malos: llega EL NOBLE DESTERRADO el dado por Dios, sube al trono de sus antepasados de donde lo había arrojado la malicia de los hombres depravados. Recobra la corona de Lys refloreciente y por su valor invencible, destruye a todos los hijos de Bruto, cuya memoria perecerá para siempre. Después de haber colocado su Sede en la ciudad pontifical; el Rey de Blois, volverá a poner la tiara real en la cabeza del pontífice Santo, amargado por el acíbar de la tribulación, quien obligará al clero a vivir conforme a la disciplina de los tiempos apostólicos. Unidos los dos, de corazón y de espíritu, harán triunfar la Reforma del Mundo, iOh Dulcísima Paz! Vuestros frutos crecerán hasta el fin de los Siglos”.

Apariciones de la Salette
20. Al primer golpe del rayo de su espada las montañas y la tierra entera temblarán de pavor puesto que los desórdenes y los crímenes de los hombres traspasan la bóveda de los cielos.

París será quemada y Marsella será engullida por el mar, muchas grandes ciudades serán sacudidas y engullidas por terremotos: se creerá que todo está perdido; sólo se verán homicidios, sólo se oirán estrépito de armas y blasfemias.

Los justos sufrirán mucho; sus oraciones, sus penitencias y sus lágrimas subirán hasta el Cielo y todo el pueblo de Dios pedirá perdón y misericordia, y pedirá mi ayuda y mi intercesión. Entonces Jesucristo, por un acto de su justicia y de su misericordia, ordenará a sus ángeles que todos sus enemigos sean ejecutados.

De pronto, los perseguidores de la Iglesia de Jesucristo y todos los hombres entregados al pecado perecerán, y la tierra será como un desierto. Entonces se hará la paz, la reconciliación de Dios con los hombres¿

Ya vimos por qué Francia es llamada la hija primogénita de la Iglesia, titulo dado por vez primera por el Papa Anastasio II en carta al rey Clodoveo después de su conversión.
Gregorio IX escribía en una bula de 1239 a S. Luis, rey de Francia; “Dios, como prefirió la tribu de Judá a las otras, así ha escogido con preferencia a Francia para la protección de la fe católica”.Santa Juana de Arco, guerreando por el rey, afirmaba: “El rey de Francia es el lugarteniente del Rey del Cielo. Todos los que luchan contra el santo reino de Francia, luchan contra el Rey Jesús.”

Y San Pío X, cuando la iba a beatificar, encargaba al obispo de Orleans: “Decid a los franceses que hagan su tesoro de los testamentos de S. Remigio, de Carlomagno, de S. Luis, que se resumen en estas palabras tan repetidas por la heroína de Orleáns: Viva Cristo que es el Rey de Francia”. En la beatificación del Cura de Ars (1905) había dicho: ésta “ prueba que Dios mantiene su predilección por Francia muy pronto obrará prodigios que nos darán la alegría de constatarlo por los hechos”. Y el 27 de noviembre de 1911: “El pueblo que hizo alianza con Dios en las fuentes bautismales de Reims se arrepentirá y volverá a su primitiva vocación… y el Señor le dirá: Hija primogénita de la Iglesia, nación predestinada, vaso de elección ve a llevar mi nombre a todos los pueblos y a todos los reyes de la tierra”.

Pío XII en 1937 (13 de julio) poco antes de ser Papa, proclamaba: “Desde el mismo día que el primer heraldo del Evangelio pisó las Galias, la fe en Cristo y la unión con Roma, centro de la Iglesia, es para Francia la ley misma de su vida… Y el miércoles santo de 1946: “Su misión es difundir en el mundo la verdad, la justicia, la bondad, el amor en la ley.”
Por eso la prosperidad y gloria de Francia está vinculada a que cumpla esa misión divina, y su prevaricación o traición a ella, es la causa de sus castigos. Esto puede decirse de alguna manera de todas las naciones católicas, sin embargo, a su luz se entienden mejor las predilecciones de la Medalla Milagrosa, La Salette, Pellevoisin (escapulario del S. Corazón), Lourdes, etc

No solo son Santos y profetas franceses, También San Pío X y SS Pío XII hacen eco de las mismas como podemos constatar arriba.

E. Muraise, según refiere en su libro, ha catalogado desde entonces al menos 76 profecías con signos de credibilidad (44 francesas, 16 italianas, 7 alemanas, 4 españolas, 3 portuguesas y 2 inglesas) que anuncian el futuro gran Monarca francés y van añadiendo datos. Ya vimos antes las de Benedicto XII y Sta. Brígida (siglo XIV), S. Francisco de Paula y Bto. de Bustis (siglo XV), Bto. Factor (siglo XVI) venerable Holzhauser (siglo XVII), Bta. Taigi y Melania de la Salette (siglo XIX), Juana Luisa Ramonet de Kérizinen (siglo XX),

fuente
https://moimunanblog.wordpress.com/2014/07/05/26776/

En vez de armarnos de suspicacias oremos, porque a esta gran apostasía solo le pone fin Dios, y Los remedios que El se digne enviarnos sean bienvenidos.
No se obedeció al Sagrado Corazón, dudaron acaso porque no venia en las Escrituras
No se creyó en la Salette, ¿cómo, Roma perdería la fe?
No se creyó en la Visión de SS León XIII y se desecharon las oraciones dadas para hacer frente a esta situación. Y que casualmente confirmaban la lo dicho por nuestra Señora en La Salette.
No se obedeció al Inmaculado Corazón de María, vino la segunda guerra mundial, Rusia sigue esparciendo sus errores por todo el mundo pues esta no solo no se ha convertido sino que ha seducido a todos los pueblos, incluyendo El VATICANO, si toda la catolicidad hubiera obedecido rezando el Rosario y haciendo penitencia, no habría venido la segunda guerra mundial, si hubiéramos tenido la pedida devoción al Inmaculado Corazón de María, otro gallo nos cantara.

Ahora, después de todas las profecías anunciadas, cumplidas y desobedecidas. Todavía nos quedan resabio del antiguo Israel, que mataba y apedreaba a los profetas…

No la hagamos de sabios, ya vemos los que dice El Magnificat: a los ricos los dejó sin cosa alguna.

Seamos mas bien niños que esperan contra toda esperanza que Dios por el Amor de Su Nombre, y a la Iglesia va a poner remedio a todo esto, hagamos caso, penitencia, oración y una confianza cierta, una confianza absoluta que es la que alcanza los milagros de Dios.

Yo te alabo Padre Señor del Cielo y de la tierra, porque haz ocultado estas cosas a los sabios y entendidos, y las has mostrado a los pequeños, si Padre, porque tal ha sido Tu Beneplácito. Mateo 11:25

Yo si creo.

16 replies »

  1. Lo que no entiendo es que se dice que la Iglesia conservará su triunfo hasta la destrucción del Anticristo ¿pero la Iglesia en tiempos del Anticristo no será tan perseguida que según el Apocalipsis parecerá que los santos han sido vencidos? ¿No será acaso una gran tribulación como nunca hubo y jamás habrá? ¿No habrá acaso una falsa religión que seguramente sea una falsificación de la Iglesia hecha por un Falso Profeta?
    Si la Iglesia conservará su triunfo y habrá un buen Pastor que guíe bien ¿acaso la tribulación del Anticristo será menor que la de ahora? Eso no puede ser…
    No se, el tiempo dirá…

    Me gusta

  2. Pues yo he pensado lo mismo Jorge. Además por ejemplo el Padre Castellani dijo que eso del Gran Monarca parecía una leyenda francesa, y ahora está la moda de que cuanto más antiguo es un texto pues más cierto debe ser….

    Y es cierto que Dios bendice a las naciones de manera especial, pero yo sinceramente en lo poco que se de historia no he visto a Francia como una gran nación católica que ha expandido en gran manera el Reino de Dios, de hecho España me lo parece más, pues ha evangelizado toda América y fue un país que perdieron los musulmanes y ha hecho grandes cosas por el catolicismo y también ha tenido grandes santos.
    Y por ejemplo Roma fue elegida como Sede de la Iglesia en la Tierra, ¿y más privilegio que ese tiene Francia?
    A ver, que no niego que Dios bendiga grandemente a Francia en un futuro con un Gran Monarca que restaure el mundo actual, porque quién soy yo para saber lo que hará Dios, pero me parece muy extraño la manera en que se habla de estas profecías.
    Esto es como los 3 días de tinieblas, que tiene miles de profecías atribuidas a santos por internet, pero viendo quienes lo promulgan tanto y la manera en que están hechas….pues tira un poco para atrás…o como la aparición de la Divina Misericordia a Faustina, que en el diario no hace más que elogiarse a sí misma.

    Me gusta

  3. Lo exposición de Adri, desde mi modesto y falible punto de vista, es que la sucesión de los hechos o corresponden con la secuencia proféticas de las Sagradas Escrituras; en especial con segunda a los tesalonicenses ni con el Apocalipsis, conforme a la mayoría de exegetas antiguos y decimonónicos; salvo Holzhauser y pocos más, casi nadie se ha apuntado a esa tesis. No digo que la cantidad determine la verdad, porque a fin de cuentas es muy probable que todas las interpretaciones tengan algo de error, pero la mas alejada de las Escrituras sagradas me parece esta de un monarca francés, por cierto, tesis muy queridas por mons. Willimson y la Fraternidad SPPX.

    Tres cosas son seguras: 1º que la crisis sólo la va resolver Nuestro Señor. Pero desconocemos si será a través de segundas causas (un monarca, v.g.) o por su actuación propia directa, puesto que la causa primera es más universal y radical que la segunda que no puede actuar sin aquella. Entre las dos posibilidades, me inclino por la segunda posibilidad, guiado por San Pablo. 2º La secuencia correcta, siguiendo a San Pablo, es ésta: a) retirada del que lo retiene (El Espíritu Santo como causa primera, el papado como accidente) b) LA apostasía, c) manifestación del inicuo, d) Venida de Cristo. Otras etapas intermedias ramificaciones e individuaciones del devenir son menos claras, al menos para mí. Por lo cual, salvo que queramos hacer del Anticristo solamente un cuerpo moral ´más que un individuo concreto (lo cual no quita que sea compuesto de una mixtura, pues su “espíritu” es un cuerpo moral prometéico y luciferino, del cual respira el mundo, que se ‘encarna’ paradigmáticamente en una persona) , podemos afirmar que el hombre de la iniquidad aún no se ha manifestado-y manifestarse es darse a conocer de manera que los entendimientos de una mayoría, al menos moralmente, sepan lo que realmente es,: el hombre de la perdición por antonomasia- Luego, antes ha de manifestarse el Anticristo y luego la solución, que para San Pablo y para mí, por supuesto, es la Parusía. Si hay entre el Anticristo y la Parusía de Nuestro Señor otras soluciones parciales y breves, como la del gran monarca francés, la Escritura Sagrada nada nos dice de ello. ·3º Seguro es el triunfo del Inmaculado Corazón de María, el cual no puede ponerse en deseables soluciones breves, si cupiesen, como la deel gran monarca francés, puesto que dicho monarca no garantiza la victoria definitiva, no sería capaz de salvaguardar por mucho tiempo el triunfo del Inmaculado Corazón de María ( puesto que aún tendría que aparecer el Anticristo que dominará por un periodo de tres años y medio o lo que ese tiempo breve signifique. El triunfo del Inmaculado Corazón de María será definitivo contra el Anticristo y la Bestia; por cuya razón ese triunfo no puede ser otro que el mismo del Sacratísimo Corazón de su Hijo. Señor y vida nuestra, JesuCristo, con su Parusía.

    Hay algo más, sin proponerme pontificar sobre el tema y pudiendo estar radicalmente equivocado, que me inclina a seguir a San Pablo En 2ª Tesalonicenses y a San Juan en sus Cartas y en el Apocalipsis en vez de las profecías privadas ( pues muchas son falsas y muchas verdaderas; pero entre las verdaderas está el problema de exégesis de sus defensores, a menudo contradictorias y frecuentemente ideologizadas: Así, v.g. las profecías de la Salette, en las que personalmente creo (con fe humana porque nadie puede creer con fe divina en una revelación privada) leídas al margen de sus hermeneutas, están más de acuerdo con el Apocalipsis que con la tesis del gran monarca francés). Pues bien, ese algo más que las SS EE que me inclina a la secuencia de la que he hablado es la siguiente: Casi todos los sacerdotes, obispos,etc. que en los años 60 defendían parecidas interpretaciones como las que aquí se traen, no les armó para defender con verdadera parresía la fe católica; casi todos sucumbieron y curioso, siguieron y aún siguen defendiendo interpretaciones incorrectas de Fátima- también en ella creo- o convirtiendo las promesas en absolutas cuando eran y casi siempre son condicionales. Por lo cual, según pienso, la profecía sirve, entre otras cosas, para hacer la voluntad de Dios en el devenir. Ergo, modestamente pienso que, habiéndose acogido todos ( rara avis la excepción) al error del conciliábulo, las interpretaciones que tenían de un gran monarca etc, etc, no les ayudó. Y si no les ayudó para hacer la voluntad de Bondadoso padre celestial en el devenir ¿ No habría que concluir que, al menos sobre las verdaderas revelaciones privadas, la interpretación que hizo la mayoría: gran monarca, etc, era falsa? Y si era falsa entonces ¿ Por qué razón nos empeñamos en seguir el mismo camino? Las Sagradas Escrituras que muchos monjes conocían casi enteras de memoria y las masticaban día y noche en el siglo IV y V- según los documentos de la época de Evagrio Póntico, Casiano, o San Atanasio- leídas siempre dentro de cauce del magisterio infalible de la Iglesia ¿ no son suficientes, para saciar nuestra alma?

    Es una opinión más que, como el ombligo que cada cual tenemos, actualmente no sirva para nada. Si así es, amable lector, uede tirarla a la papelera que tiene en su escritorio sin ningún pesar.

    Me gusta

  4. Amos 3:7Ciertamente el Señor DIOS no hace nada sin revelar su secreto a sus siervos los profetas. 8Ha rugido un león, ¿quién no temerá? Ha hablado el Señor DIOS, ¿quién no profetizará?…

    Me gusta

  5. Profecía dada por la Santísima Virgen María, el 1 de Septiembre de 1933 en Ezquioga:

    “España es seducida por el mal gobierno. Aquí los pájaros han hecho su nido. La monarquía está llena de engaños y asechanzas. Sólo habrá paz en España mientras yo reine por medio del Gran Monarca, el Rey de todo el Mundo, el Rey escogido por Mí. (Los de la conjura) privarán a la Iglesia de toda libertad de obrar; no la permitirán enseñar la verdad ni condenar el error ni formar a sus ministros, ni… Harán cruda guerra a las Congregaciones pías, y sobre todo a las Ordenes Religiosas intentando borrar hasta el último vestigio de ellas…”
    Luego Nuestro Señor Jesucristo habla de una futura Orden Religiosa llamada “Los Crucíferos” que surgirá al final de los tiempos:
    “España está en el ataúd, pues reina en ella la falsa libertad, y mandan los impíos, los herejes y malos cristianos; pero otra vez volverá la paz perdida, la paz antigua y en toda ella florecerá la Religión por medio de los Crucíferos escogidos por el Altísimo, quienes sembrarán la semilla….
    Esta República impía, que reposa en España… pronto será totalmente arruinada; más, aún vendrán tiempos peores que los actuales (los de 1933). Los comunistas se apoderarán de España y sacarán fuera de ella a los buenos, y mientras los buenos estéis fuera, castigaré cruelmente a toda España, sin temor a nada. Los buenos tendréis que huir (físicamente) a los desiertos; mas os declaro que no sufriréis hambre… Allí en el desierto conoceréis al que después tiene que reinar, al Gran Monarca. Después que paséis tres años y medio en el desierto podréis venir otra vez a España, pues habrá pasado, para entonces, los castigos. Después, en ese tiempo, vendrá el Reinado del Sagrado Corazón de Jesús, un reinado que será interior.
    Después de que Yo reine interiormente, vendrá el Anticristo, etc. etc. …”
    (Sacado de “Los Hechos de Ezquioga ante la razón y la fe” de R. P. Fr. Amado de Cristo Burguera. Pags. 509-513)

    Me gusta

  6. Está claro que por mucho que queramos razonar , al final Dios actuará y comprobaremos que tanta interpretación de Apocalipsis y profecías no valen para nada . Valen para lo que son ; para que andemos prevenidos y preparados , no para razonar y buscar porqués de los designios de Dios , pues si no nos pasará como al pueblo Judio que todavía siguen esperando al mesías ; todo esto por sus falsas interpretaciones a los profetas . Aunque duela , nosotros hacemos lo mismo , y nos permitimos el lujo de decidir quien es profeta y quien no , o si esta aparición si y esta no . Y no les apedreamos y les matamos pues no es ya tiempo de ajusticiamientos , pero les matamos con la palabra , juicio , calumnia o difamación . Los caminos de Dios son inescrutables . Conclusión , que sea lo que tenga que ser y estar preparados con las lámparas llenas de aceite ; y si hay apostasia , anticristo , Apocalipsis , falso profeta etc..etc… Si , consecuencia de nuestros pecados , pero el caso es que Dios lo permite ( sus razones tendrá , en ellas creo que no deberíamos entrar ). Centrémonos en luchar y sobrevivir tanto material como espiritualmente y dejemos los juicios y escrutes para Dios . Pues llegará la parusía y habrá con seguridad muchos que no se enteren y sigan esperando otros acontecimientos . En manos de Dios y sus infinitas Misericordia y Justicia . Que cuando llegue el día o momento nos pille confesados y con las lámparas llenas de aceite .

    Me gusta

  7. Traduje del latino a francés las diez visiones del bienaventurado Holzhauser. En estas visiones y el comentario que hizo de éstos, es claramente afirmado que el gran monarca no es un descendiente del “gran verme”, alias un rey de Francia, porque su descendencia es extinguida.
    En cambio, es claramente afirmado que este Gran Monarca y Grande “Papa” es y puede ser sólo el Cristo, Rey por su naturaleza humana y Gran Sacerdote según la orden de Melkisedek según su naturaleza divina.
    Jorge Rodriguez tiene razón de afirmar : en resumen, los franceses se creen el ombligo del mundo.

    Me gusta

  8. En la presente “Iglesia de Laodicea” lo único que cabe esperar es la Parusía. Como dije anteriormente, no sabemos el cómo será ésta; de hecho, pienso que por tal debemos entender tres fases: un juicio de las naciones o de los vivos, un tiempo de paz y el juicio final o de los muertos.
    Luego, un “gran Monarca” o un “gran Papa” no tienen cabida, a no ser en el tiempo de paz post parusíaco, donde habrá naciones, todas ellas católicas y donde es de suponer que el régimen político será el de las monarquías, y destacando sobre todas ellas, la monarquía davídica (la cual será acompañada probablemente por un Pontífice): “Porque los hijos de Israel mucho tiempo estarán sin rey, sin caudillo, sin sacrificios, sin altar, sin efod, y sin terafines, y oráculos” (Os 3, 4) y también “En aquel día yo levantaré el tabernáculo caído de David: cerraré sus portillos, levantaré sus ruinas y lo edificaré como en el tiempo pasado, para que aquellos sobre los cuales es invocado mi nombre posean el resto de Edom y todas las naciones, dice Jehová, que hace esto.” (Am , 11-15)
    Las profecías privadas han resultado contradictorias y confusas y si bien lo que digo no es constringente, entiendo casi un deber del estudioso prescindir de éstas (con la excepción del Mensaje de Fátima) y concentrarse en el Apocalipsis (y las profecías vetero testamentarias), con rigor y lógica, que es lo que no se ha hecho.

    Me gusta

  9. Sr. Raymond, según su Facebook y aunque hé leído solo un poco por encima ,tengo que decir que opinio igual que usted en lo poco que hé leído,,, aunque para nada estoy de acuerdo con los años que usted menciona (2033 ó 2038 ), pienso que es mucho antes .

    Una pregunta : ¿ La imagen donde se habla de la profecía del Papa Pio X y que aparece Benedicto XVI con Bergoglio , justo arriba aparece un cuadro y como señal tiene un círculo rojo, a qué se refiere el cuadro y qué señala el círculo rojo ? Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s