ALL POSTS

WILLIAMSON NO TIENE VERGÜENZA


¡¡¡INCREIBLEMENTE VERGONZOSO!!!

(Y ciertamente “de locos”… segun sus propias palabras)
Hna. Trinidad Caballero Buteler
Comentarios sobre el siguiente vídeo en el que Mons.  Williamson contradice todo lo sostenido durante tanto tiempo

Mons WILLIAMSON ES: 

– Un TRAIDOR que manda a la gente de vuelta a la NUEVA MISA

Mons WILLIAMSON ES: - Un TRAIDOR que manda a la gente de vuelta a la NUEVA MISA

Mons WILLIAMSON ES: - Un TRAIDOR que manda a la gente de vuelta a la NUEVA MISA

– Un FALSO que llama a su supuesta nueva orden nacida de injustificada division: ‘LA FRATERNIDAD SAN PIO X DE LA OBSERVANCIA ESTRICTA!!!’ (Estricta? Ni siquiera Mons Lefebvre habria dicho los disparates que este hombre dijo)

Una Misa 'Decente' de Mons Williamson de la Observancia'Estricta'...

 

(Una Misa ‘Decente’ de Mons Williamson de la Observancia ‘Estricta’…)

– UN HOMBRE MOVIDO POR EL ESPIRITU DE DIVISION YA QUE:

 - UN HOMBRE MOVIDO POR EL ESPIRITU DE DIVISION  - UN HOMBRE MOVIDO POR EL ESPIRITU DE DIVISION

a.    ERA UNA SEPARATION INNECESARIA porque  WILLIAMSON AUN ACEPTA A FRANCISCO COMO PAPA,

b.   ERA UNA SEPARACION INNECESARIA porque WILLIAMSON AUN CREE QUE LA NUEVA MISA ES VALIDA

– UN MENTIROSO ya que en esta conferencia  muestra que TODAVIA ES UN ANGLICANO NO CONVERTIDO ya que LE DICE A LA GENTE QUE HAGAN SU  ‘PROPIO JUICIO’ ‘USEN SU PROPIA MENTE’ en cuanto a la cuestion de la validez o invalidez de la misa nueva.

UN MENTIROSO ya que en esta conferencia muestra que TODAVIA ES UN ANGLICANO NO CONVERTIDO ya que LE DICE A LA GENTE QUE HAGAN SU 'PROPIO JUICIO' 'USEN SU PROPIA MENTE' en cuanto a la cuestion de la validez o invalidez de la misa nueva.

– UN LOCO QUE CREE EN SUPUESTOS MILAGROS EUCARÍSTICOS QUE OCURREN DURANTE LAS ‘CONSAGRACIONES’ de la NUEVA MISA hechas por SACERDOTES CON ORDENES INVÁLIDAS. 

UN LOCO QUE CREE EN SUPUESTOS MILAGROS EUCARÍSTICOS QUE OCURREN DURANTE LAS 'CONSAGRACIONES' de la NUEVA MISA hechas por SACERDOTES CON ORDENES INVÁLIDAS.

- UN LOCO QUE CREE EN SUPUESTOS MILAGROS EUCARISTICOS QUE OCURREN DURANTE LAS 'CONSAGRACIONES' de la  NUEVA MISA hechas por SACERDOTES CON ORDENES INVALIDAS.

– UN FALSO PASTOR (O MEJOR UN MERCENARIO) ya que le dice a la gente que quizas deban ir a la misa nueva si esta les “alimenta su fe” con consagraciones que son “posiblemente reales”.

Falso pastor

UN FALSO PASTOR (O MEJOR UN MERCENARIO) ya que le dice a la gente que quizas deban ir a la misa nueva si esta les

– UN DIRECTOR ESPIRITUAL ENGAÑADOR quien dice que si “ud espera y reza encontrará que hay gracia en el Novus Ordo ”

- UN DIRECTOR ESPIRITUAL ENGANADOR quien dice que si “ud espera y reza encontrara que hay gracia en el Novus Ordo ”

CONCLUSION: JUZGANDO POR SUS PALABRAS, ESTE HOMBRE DEBE SER UN INFILTRADO.

CONCLUSION: JUZGANDO POR SUS PALABRAS, ESTE HOMBRE DEBE SER UN INFILTRADO

¡¡¡¡CIERRE LA BOCA!!!!  UD. ES TAN MALO COMO YO!!!

 

CIERRE SU BOCA!!!!  UD. ES TAN MALO COMO YO!!!
CIERRE SU BOCA!!!!  UD. ES TAN MALO COMO YO!!!

EGO TE ABSOLVO A EXCOMMUNICATIO de Fellay

 

EGO TE ABSOLVO A FELLAY’s EXCOMMUNICATIO:

De Católicos Alerta

Categorías:ALL POSTS, FSSPX

Tagged as: , ,

19 replies »

  1. De acuerdo 100% con la H. Trinidad, tanta lucha por defender la verdadera Misa y de buenas a primeras Monseñor sale diciendo que pueden ir al novus ordo, por favor!!!!!!!!!!
    Haciendo caso de sus mismas palabras de qué cada uno saque su “propio juicio” mi juicio es que el deberia guardar silencio prudente y no confundir más diciendo estos postulados tan poco confiables y generando más confusión.

    Me gusta

  2. Yo pensaba q este mahe taba loco, pero no (o bueno quizá si) pero lo que es es un infiltrado, no soy profeta, pero siempre lo he sabido, la FSSPX es como un chupón para que los bebés se se entretengan y se olviden un poco del biberón por un nomento. Son infiltrados, coquetones de la Roma ramera pagana.

    Me gusta

  3. El árbol se conoce por sus frutos. Williamson es fruto malo de un árbol malo. Me explico:
    Para que haya Sacramento son necesarias tres cosas. materia, forma e intención (y Paulo IV en Praeclara Carissimi dice: “rite et recte Ordinatus”, o sea rito y recta intención) tanto en el que confiere como en el que recibe. Esta intención nunca puede ser DIFERENTE ni CONTRARIA a la intención de la Iglesia.
    En el caso del masón Liénart no había “recta intención”, manifestada hasta su muerte: hay que hacer dijo, “una alteración del Pontifical con una fórmula ambigua y dudosa, que disuelva poco a poco la INTENCION de consagrar”. Fue uno de los que cambiaron el Sacramento de la Ordenación Sacerdotal quitando el “ut” que indica finalidad. Lo cual manifiesta que SIEMPRE TUVO TORCIDA y CAMBIADA INTENCION desde su entrada a la masonería hasta su muerte. El mismo NO ERA MATERIA APTA para recibir el Orden Sagrado, porque no tenía la finalidad de hacer lo que hace la Iglesia, sino la finalidad de la masonería, que es destruir la Iglesia: sin sacerdocio no hay Eucaristía.
    Entonces, en el caso del masón Liénart, “ordenado” INVALIDAMENTE, por defecto de su intención -aunque fuera secreta- el sacramento no se realizó por falta de materia apta para recibirlo (pues un masón no tiene la intención de la Iglesia), y esa “ordenación” es inválida y totalmente nula, no por declaración posterior de la Iglesia -o sin siquiera declaración-, sino porque el defecto estaba en la raíz. Por consiguiente todos sus actos en el ejercicio del Orden son NULOS. Esto quiere decir que Lefebvre, por más buena intención de recibir el Orden Sagrado que haya tenido, NO RECIBIÓ el Sacramento porque el “obispo” Liénart NUNCA POSEYÓ EL ORDEN SAGRADO.
    Consecuencia: Las “ordenaciones” y “consagraciones” de Lefebvre, aunque haya seguido al pie de la letra el Ritual, haya tenido recta intención, y haya habido en los “ordenandos” materia apta, él mismo no podía conferir lo que no tenía. No pasó de seminarista o de buen religioso con votos, pero nunca fue ni sacerdote ni obispo.
    Y llegamos a la “consagración” de sus cuatro “obispos”. Pues, NADA SON. Aunque en todos ellos hubiera habido recta intención, el Sacramento NO SE REALIZÓ por falta de materia apta, tanto para conferir como para recibir, pues NO ERAN SACERDOTES, ni había Obispo.
    Williamson, por tanto, no es sacerdote ni obispo, y no vale decir que en su “consagración” estaba presente el Obispo Castro Mayer, pues no había materia -en Williamson- para recibir el episcopado, ni en ninguno de los otros tres.

    El “cardenal” Achiles Liènart, fue masón desde sus 17 años, y luego entrado al seminario, sin dejar la Masonería hasta el día de su muerte y llegó al grado 33. Conocidas son las condenas y las excomuniones de la Iglesia al que da su nombre a este tipo de sociedades secretas, y particularmente la Masonería, cuyos fines son diametralmente opuestos a los de la Iglesia Católica.
    Pues bien, este masón llegó al “episcopado” siendo desde su incorporación a la secta masónica, y por el mismo hecho, excomulgado del seno de la Iglesia y con imposibilidad de recibir o conferir (sin importar haber ocultado su filiación a la secta) de manera válida cualquier grado del Orden Sagrado, por lo cual ni sacerdote siquiera fue. No obstante continuó su “carrera” y fue “consagrado” obispo, y uno de sus “ordenados” fue Lefebvre. Por consiguiente Lefebvre fue “ordenado” sacerdote por alguien que mantenía sus intenciones masónicas desde su incorporación a la secta masónica y que no podía tener la intención de la Iglesia y la Iglesia misma no podía suplir la falta del ministro. El mismo Liènart , siendo “obispo”,”consagró” a Lefebvre, el cual no tenía el supuesto necesario para recibir el Episcopado, el cual es el Sacerdocio, pues la forma del Ritual para conferir el Episcopado es “completa en este sacerdote….”, Conclusión, no importaba que en la “consagración” de Lefebvre hubiera otros Obispos válidos y legítimos, porque el supuesto (o sea la ordenación sacerdotal) no existía en el candidato. Tampoco sirve lo de la fidelidad externa en el rezo de las oraciones, que aluden para decir que Liènart aunque masón siguió el Ritual y por tanto se mantuvo la intención de hacer lo que hace la Iglesia. Repito, no sirve porque Liènart NO POSEIA EL ORDEN SACERDOTAL y Lefebvre no era sacerdote. Mons. Thuc, lo sabía y le dijo a Lefebvre que si aceptaba, él -Mons. Thuc- lo consagraba en secreto, cosa que no aceptó.
    En esta situación de INVALIDEZ se encuentra toda la Fraternidad de Lefebvre, con los efectos consiguientes hasta el presente. El “obispo” francés no poseía el Orden Sacerdotal, por tanto no tenía Gracia aneja al Sacerdocio para hacer frente a la destrucción del Orden Sacerdotal desde el Papado, y por supuesto del Santo Sacrificio Perpetuo.
    Para recibir la plenitud del Orden se necesita poseer el Orden. De hecho si en algún caso un seglar fuera elegido Obispo, previamente debería recibir las Ordenes anteriores, lo mismo un electo Papa que no poseyera el Orden Sacerdotal.

    A pesar de lo tremendo de la situación, no hay escapatoria jurídica ni canónica: nadie da lo que no tiene.
    Entiéndase de una vez por todas que NO ES LO MISMO que un Obispo válidamente consagrado se afilie a la Masonería -por lo cual queda excomulgado, etc etc, pero sin perder el poder inmóvil, o sea el Episcopado-, que alguien que ES MASON pueda ser Sacerdote u Obispo verdadero y válido, pues como dijimos, aunque se utilizara el Ritual Católico, fallan los otros dos requisitos necesarios: la “RECTA INTENCION” del ordenando lo cual lo hace MATERIA NO APTA para recibir el Sacramento.

    No podemos pretender que Williamson sea coherente ni tampoco la FSSPX. No existe en ellos el Orden Sacerdotal para hacer frente a la Apostasía, ni la Gracia Sacramental para el bien de las almas y de la Iglesia.

    Me gusta

    • “Entiéndase de una vez por todas que NO ES LO MISMO que un Obispo válidamente consagrado se afilie a la Masonería (…) que alguien que ES MASON pueda ser Sacerdote u Obispo verdadero y válido”, dice Simón, pero para los efectos el primero tampoco es obispo válido y verdadero, al menos mientras dura su excomunión, todo queda en suspenso, un excomulgado ees alguien que, como aquel incorregible del que decía Cristo que si no oye a la Iglesia sea para ti como gentil o publicano, ha dejado de ser católico, que no está en comunión con la Iglesia, y si no es católico no puede ostentar el orden sacerdotal ni ninguna prerrogativa o virtud aparejada a la condición de católico, por otra parte, todo lo que dice de Liénart, que ya es vox populi, es muy razonable e interesante, pero más lo sería, y persuasivo y honesto, si nos contara de dónde le consta eso que se dice de que era masón, desde joven hasta su muerte, y en fin, lo que dice en el siguiente comentario en respuesta al ingenuo Anonimo Pío que cree que un bebé o un hereje pueden ser ordenados sacerdotes, lo que dice, digo, de que Mons. Thuc tenía el privilegio de consagrar obispos sin licencia de Roma concedido por Pío XII, creo que fue antes incluso, leemos en Wikipedia sobre Pierre Martin Ngô-Dinh-Thuc, este providencial hermano del presidente vietnamita: “El 4 de mayo de 1938 fue consagrado obispo por Antonin-Ferdinand Drapier. En ese mismo año recibió de manos del papa Pío XI una premisa pontifical para ordenar obispos sin consentimiento de la Santa Sede.”, y por cierto que no hay que tener mucha discreción de espíritus para apreciar la diferencia entre la autenticidad que transmina una foto de Thuc y el aire facticio y como de disfraz e impostura que se advierte en un revestido Fellay, en Williamson o en el mismo Lefebvre, por algo será

      Me gusta

  4. Yo tampoco entiendo para qué narices se divide Williamson si tanto Fellay como Williamson defienden cierta validez del Novus Ordo y el poder papal de Francisco y predecesores conciliares.
    Yo veo que aquí va cada uno a su bola, cada uno ordena según su gusto, según su rito, cada uno se monta sus normas, define su propia doctrina, su propio dogma, etc…En fin, supongo que será la dispersión del rebaño a causa de la herida del Pastor, habrá que aguantar…

    Me gusta

  5. Ave María Purissima!

    Sr. Simón del Temple.
    Por favor, sáqueme de una duda. Yo recuerdo haber leído en la parte de teología sacramental, de Royo Marín, que en el caso del sacramento del orden, para la validez, no digo la licitud, sino sólo la validez, por parte del que recibe este sacramento sólo se requieren dos cosas:
    – que sea varón
    – que esté bautizado.
    La intención es requisito indispensable para la validez así como la materia y la forma, pero tan sólo por parte del obispo que confiere la potestad de orden.
    Y recuerdo haber leído en un compendio de la” summa” cuyo autor no recuerdo y no tengo a la mano. Que la razón es porque, la potestad de orden, es decir, el poder sacerdotal, reside en el obispo que confiere, y no puede transmitirlo si no tiene voluntad de hacerlo. Y en el caso del que recibe el sacramento del orden, no es necesaria tal disposición para la validez, pero si para su digna recepción.
    De tal suerte que hasta puede ser ordenado, un bebé, uno que esté dormido, o incluso un loco, desde luego un hereje, contal que esté bautizado y el obispo conferente, sea válido, guarde la intención, la materia y la forma. Esto digo para la validez.
    Si ud. puede añadir algo,le ruego me lo haga saber.

    Me gusta

  6. Querido Padre: Paulo IV en Praeclara Carissimi, dice que es necesario, no solo el rito sino la recta intención del que confiere como del que recibe. “rite et recte Ordinatus”. Por lo cual el que pretenda el Orden Sacerdotal, no solo debe ser varón y bautizado, sino que DEBE tener recta intención, lo que lo hace apto para recibir el Sacramento, sin lo cual NO HAY MATERIA. La intención además de no ser nunca revocada NO DEBE SER NI DIFERENTE NI CONTRARIA a la de la Iglesia, tanto en el que confiere como en el que recibe.
    En el caso de un masón afiliado a la secta previamente de “recibir” el Orden Sacerdotal, aunque sea varón y esté bautizado, no pertenece al Cuerpo Místico y queda inhabilitado para recibir el Orden, porque NO ES MATERIA APTA para recibir la FORMA del Sacramento. Y aunque haya mantenido el secreto, la inhabilitación es “ipso facto”. Nosotros sabemos que el masón Liènart ascendió en la secta hasta el grado 33, lo cual manifiesta que desde su entrada, NUNCA TUVO LA INTENCION RECTA, y que por tanto su “ordenación” y luego su “consagración” son absolutamente NULAS e INVALIDAS. Fue parte activa en la formulación del nuevo “sacramento del Orden”, y esto es una prueba más de su FALTA de RECTA INTENCION. Siempre mantuvo hasta su muerte la intención de la masonería que es diametralmente opuesta a la de la Iglesia. Entonces aunque haya utilizado el Ritual Romano para la “ordenación” y posterior “consagración” por ejemplo de Lefebvre, y lo haya hecho al pie de la letra, no ha habido Sacramento porque él -Liènart- no poseía el Orden, y aunque Lefebvre haya tenido recta intención, no recibió NADA, y menos cuando fue “consagrado” por el mismo Liènart, porque no solo Liènart no era nada, sino porque en Lefebvre no había MATERIA APTA para recibir la FORMA de la consagración episcopal, pues no era siquiera sacerdote.
    Es fundamental distinguir el antes y el después de la entrada de alguien a la masonería: No es lo mismo un Obispo válidamente consagrado que se hace masón, con todo lo que esto implica: privaciones, falta de jurisdicción, inhabilitación, etc, que alguien que primero es masón y como tal pretende recibir las Ordenes, las cuales no puede recibirlas de ninguna manera pues no es materia apta debido a la falta de recta intención, pues un masón tiene la intención de destruir la Iglesia. No interesa que lo oculte porque la excomunión lo inhabilita para recibir o conferir. La Iglesia con estas disposiciones protege el Sacramento de la intención DIFERENTE O CONTRARIA que tenga el “ordenando”.
    Dicho esto, aunque en Lefebvre haya habido recta intención y se haya seguido el Ritual no recibió el NADA pues su “obispo” no poseía el Orden Sacerdotal, y luego tampoco recibió el Episcopado, aunque haya habido Obispos válidos en la ceremonia y se hubiera seguido el Ritual, pues él mismo no poseía la materia -el sacerdocio- para recibir la FORMA del Episcopado: “completa en ESTE sacerdote…”
    En esta situación -repito- se encuentra toda la FSSPX, la cual NO ES Fraternidad SACERDOTAL.
    Si se analizan los frutos de esta congregación de seglares, se comprende que no tengan la Gracia Sacerdotal para oponerse con firmeza a la Ramera Apostática y desde Lefebvre busquen componendas con el hereje.
    La sucesión apostólica desciende por un humilde y desconocido Obispo válido y legítimo que declaró la sede vacante en pleno uso de sus facultades mentales, e hizo uso del privilegio de consagrar Obispos sin el permiso de Roma, conferido por Pio XII. Hablo de Monseñor Thuc. El resto es una cortina de humo.
    Querido Padre, si su Obispo que lo ordenó desciende de Mons. Thuc, y usted tuvo “recta intención” (Praeclara Caríssimi) fue MATERIA APTA apta para recibir la FORMA del Orden, es legítimo y válido sacerdote, ordenado lícitamente, en medio del estado de necesidad en el que se encuentra la Iglesia. Ya no es tiempo de seguir consagrando Obispos, sino que los que hay se reúnan y deliberen cómo harán para elegir un Sumo Pontífice. Con los “obispos” lefebvristas no se debe contar porque no son, y no hay que seguir perdiendo tiempo con ellos. Cuando haya un Papa, El verá qué hacer, que para eso es Guardián de la Fe. Uno se da cuenta porqué el Apocalipsis dice que “regirá con cetro de hierro”, por la firmeza y porque no podrá ser doblegado. A San Juan Bautista hubo que partirlo para callarlo…y capaz que lo adopta por Santo Patrono, pues también El, -el último Papa- preparará los caminos de Jesucristo en Su Parusía, rigiendo la Iglesia delante del Anticristo y ayudado por los Dos Testigos.
    ¡Que viva Cristo-Rey, padre!

    Me gusta

  7. Más para saber con certeza si el cardenal Liénart, tenía la intención externa e interna, es decir la intención material y formal, esto es; no sólo la intención de hacer el rito según la Santa Iglesia, lo cual se presume desde el momento que lo está realizando íntegramente, sino también la intención de hacer lo que hace la Iglesia al al realizar ese rito sacramental, esto es, una cosa sagrada,Santa,mejor dicho, administrar un sacramento como lo entiende y cree la Santa Iglesia. Comunicar la gracia del sacramento.
    En un Masón grado 33 , creo que sospechar de la intención, es cosa de prudencia.
    Lo que yo me pregunto es, si Mons. Lefevre no se hizo reordenar y reconsagrar en secreto, como suele hacerse en casos semejantes.

    Me gusta

  8. A penas leí su respuesta,discúlpe.
    Y gracias por la información, no llevó ningún interés personal en la validez de las consagraciones de Mons. Lefevre, pues desciendo de la línea de Mons. Thuc. Soy Tradicionalista desde mi nacimiento, bautizado,confirmado y ordenado por Obispos de esta línea, y a demás Sedevacantistas.
    Jamás he dudado de mi Sacerdocio.

    Tampoco creó que la fraternidad llegue a tener parte en la elección del próximo Papa. Su forma de afrontar la realidad es ponerse una venda en los ojos y negar la terrible situación de la Iglesia. Con ellos, pues, no contamos. Quizás después de la elección, las cosas cambien para algunos de ellos. Después deberían hacerse reordenar, en todo caso. Y unirse porsupuesto al legítimo Papa. En ningún momento he puesto esperanza en la fraternidad, y creo que ellos las ponen en otros peores, en los antipapas. Ciegos que guían a otros ciegos.
    En fin, le agradezco sinceramente.
    Dios y La Virgen Santísima le tengan siempre en su gracia y le concedan la Vida eterna.

    Me gusta

  9. Querido Padre: Monseñor Thuc le envió una carta a Lafebvre, que presenta publicamente el Sr Heller, amigo de Mons Thuc, donde le dice que está dispuesto a reordenarlo en secreto. Pero Lefebvre rehusó la oferta.

    Con estas disposiciones exigidas por la Iglesia queda preservado el Sacramento de la Eucaristía de manos indignas, que es el fin último del Orden Sacerdotal. De la misma manera que Judas no comulgó -pues Jesucristo conociendo las disposiciones de su alma no le dio Su Cuerpo y Su Sangre- así la Iglesia preserva la Eucaristía que pueda ser “tocada” por masones, impidiendo la recepción válida del Orden. En los que ya son sacerdotes y Obispos válidos afiliados a la masonería, “comen y beben su propia condenación”.
    En esta hora final esta reservada la corona a los vencedores que formarán parte de la Jerusalén que viene de Dios.

    Me gusta

  10. D. Simón:
    dice usted que “En esta hora final esta reservada la corona a los vencedores que formarán parte de la Jerusalén que viene de Dios”. Siendo ello correcto, se deduce de sus comentarios, sin embargo, que esos vencedores pertenecen en exclusiva a los rebaños de los Sacerdotes y Obispos válidos. Le informo que ese no es el criterio anunciado para separar el trigo de la cizaña en la Segunda Venida de Cristo, sino lo escrito en Mateo 25, 31-46. Le recomiendo que lo lea y medite.

    Me gusta

  11. Perdón Nada pero me ha dejado preocupada por su comentario. Porque no se si usted sabe que en la nueva era se llama la era del dios amor y el dia que usted lea que a la Pascua de los Santos evangelios se la llama festival del cristo resucitado y se calcule “con la primera luna llena de aries” (los demonios aman la astrología y la magia) es que han implantado el nuevo culto mundial.
    La Santa Biblia no tiene criterios, ni es modificable la Palabra dicha, por lo que no dude que ellos usaran determinados versiculos para adaptarlos, y asi engañar si esto fuera posible.
    Parábolas con todas las enseñanzas y mandamientos de nuestro Señor son muchas hay que conocer todas, más el libro de apocalipsis especialmente todo aquello referido a Apocalipsis XXII:15 y XXI:8. Porque los mismos que imponen leyes anticristicas y buscan la unidad mundial de los tolerantes y libres de fundamentalistas, nunca mencionarán estos dos versículos, porque toda la raiz del nuevo culto esta basado en cada palabra que descarta nuestro Señor al que llaman descaradamente, oscuro y la puerta del mal.

    Gracias P. Daniel

    Me gusta

  12. María: Es la Palabra de Dios (Mateo 25, 31-46) la que anunció cómo sería El Juicio y la separación de benditos y malditos. Ahí no ha habido engaño, sino que es la Verdad. Los que entraron en el grupo de los benditos son los que constituyen el pueblo del Señor.

    Me gusta

  13. Nada: sí es la Palabra de nuestro Señor. Y tal es así que hay ciento veinte parabolas más todas sus enseñanzas, muchos versículos deberíamos considerar, no solamente uno.
    Pero en este caso un sacerdote de DIOS y un varon del Señor ejercen su obligación de marcar el error.
    Porque eso es lo que se debe hacer., ya que hay jerarquías instituídas por el Espíritu Santo para cuidar las ovejas de los malos obreros que los hubo siempre y mucho más en estos tiempos.
    Es decir cuidar la Iglesia pura.que no se contamine.
    Y si se habla de caridad, implica juicios justos que deben realizar los que tienen todo el conocimiento de lo puro y santo, para hacerlo como debe ser.
    Y si se habla de mandamientos básicos hay uno grande primero y luego el segundo. Hasta en eso ha quedado ordenado como debe ser. Primero es el Señor, con todo lo que implica, que no es cualquier Dios, sino el verdadero, y luego es el projimo.

    Gracias P. Daniel.

    Me gusta

  14. Maria: el amor a Dios es inseparable del amor al prójimo. Ambos amores determinan el amor cristiano. La cruz se dibuja con un trazo vertical (amor a Dios) y otro horizonzal (amor al prójimo).

    Me gusta

  15. eso que pone con admiraciones bajo la foto de Lefebvre, ‘¡cierre la boca, vd. es tan malo como yo!’, ¿debemos suponer que se lo dice el francés a Williamson? ciertamente no será por esas palabras que la acompañan, que podrían ser un claro reproche hacia el inglés del que se supone que Marcel está a salvo: “Algunos están siempre admirando la hierba del campo del vecino, miran a nuestros enemigos en el otro lado. “Después de todo, debemos ser caritativos, debemos ser amables, no causar divisiones, después de todo, ellos celebran la Misa, no son tan malos como todos dicen” -pero NOS ESTÁN TRAICIONANDO- traicionándonos! Estrechan manos con los destructores de la Iglesia, estrechan las manos de gente que sostiene ideas modernistas y liberales condenadas por la Iglesia. Luego están haciendo el trabajo del diablo. Ahora nos dicen: “Mientras nos concedan la vieja misa, podemos congeniar con Roma, no hay problema.” Pero estamos viendo cómo pinta. Están en una situación imposible. Imposible. Uno no puede entenderse con modernistas y seguir guardando la Tradición. No es posible. No es posible”, bien,, pero tengo para mí que desde el momento que Marcel Lefebvre no acaba de reconocer que esa falsa Iglesia contra la que prima facie arremete no puede estar regida por un verdadero papa, todas las acusaciones y reproches que él pueda lanzar se le volverán en contra, serán apropiados en primer lugar para sí mismo, y aun con mayor razón si cabe, precisamente porque al parecer más fiel a esa Tradición (mudada en Traición, me temo) acaba siendo más engañoso, más que los modernistas, más que esos tradicionalistas de los que ahí habla y más que el propio Williamson, así que esas exclamativas palabras que aparentemente le dirige Lefebvre a Williamson, podría, y aumentadas, dirigírselas Williamson a Lefebvre: ¡Cierre la boca, usted es peor que yo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s