ALL POSTS

CUARENTA AÑOS DE LEFEBVRISMO


[Es republicación del post de 22/11/2014]

Para Terminar con 40 Años de Lefebvrismo

 

 

 Con motivo del 40 aniversario de la famosa declaración de 21 de noviembre de 1974 del Arzobispo Lefebvre, Petrus, en un comunicado que no se anda por las ramas, ya muy conocido en Forum Catholique, hace una severa declaracion sobre la “farsa del Arzobispo Lefebvre” que quiere acabar de una vez por todas con el mito arraigado del “santo luchador contra la herejía modernista.”

 Estamos totalmente de acuerdo con el fondo del artículo de Petrus; pero vamos a enmendar quizás un poco la forma.  Somos conscientes de que nuestro propósito va a levantar ronchas,  ya que va en contra de lo comúnmente aceptado. Esto no es juzgar al hombre, porque sólo Dios sondea los corazones, pero está claro que las desviaciones y errores graves de Mons. Lefebvre tienen consecuencias catastróficas; son las almas y la Iglesia quienes sufren hoy las consecuencias. Por supuesto, no hay que rechazar enteramente todo lo que hizo Mons. Lefebvre, pero ha llegado el momento de decir que estuvo muy lejos de ser un santo y un salvador … ¡oremos  por él!

 

 Los lectores pueden encontrar el artículo entero AQUÍ 

 He aquí algunos extractos:

 

Cuarenta años. Hace tan sólo cuarenta años que el Arzobispo Lefebvre publicó su famosa declaración del  21 de noviembre de 1974. En Itineraires Jean Madiran llegó a escribir que era “la carta de la Iglesia militante.” En realidad, es el principal acto fundacional del lefebvrismo y todos aquellos que se reclaman seguidores del fundador de Ecône todavía hoy hacen totalmente suya  la declaración. […]

En esta declaración, proclamación fundacional del Lefebvrismo, se haya resumida y concentrada la inconsistencia fundamental del movimiento y pensamiento lefebvrista. En este documento Mons. Lefebvre reconoce  que Pablo VI y los que le rodeaban en el Vaticano eran tanto la Roma modernista (a la que hay que desobedecer) como la Roma eterna (a la que hay que mantenerse fiel). […]

 

Dicho de otra manera,  Mons. Lefebvre se erige en magisterio paralelo  al mismo tiempo que reconoce la autoridad de Pablo VI. Es en él en quien recae la tarea de seleccionar (¿con qué autoridad? ¿qué infalibilidad se atribuye a sí mismo? ¿con qué legitimidad?) lo que es católico, lo que es aceptable, lo que está conforme con la Tradicion y lo que no lo está, en las palabras y acciones de los que reconoce como vicarios de Cristo. Estamos ante una exhorbitante atribución porque ¿quién es el garante infalible de la Tradición  sino el magisterio, el Papa que, recordemos, es la regla viviente y próxima de la Fe? Es al Papa a quien pertenece decir con autoridad lo que está conforme con la Tradicion y lo que no lo esta, lo que es católico y lo que no lo es.  Si se piensa y se actúa de otro modo, ya no se es católico. Donde está Pedro, allí está la Iglesia. […]

 

Esto demuestra que el lefebvrismo destruye los mismos fundamentos de la Iglesia y vicia el acto de fe. Porque si creemos las verdades de la fe (objeto de la revelación), es porque Dios (autor de la revelación) las ha revelado y la Iglesia nos las enseña (regla de la fe). La Iglesia goza, por consiguiente, de infalibilidad doctrinal. Hacer propio el discurso lefebvrista, es nada menos que destruir  la Roca sobre la cual se asienta la Iglesia. […]

 

Mons. Lefebvre es como el Bazar municipal de París: allí se encuentra de todo… y lo contrario …! Esa es la razón por la que las actuales fracciones de la Fraternidad de San Pío X y de las comunidades amigas, se arrojan a la cara declaraciones contradictorias de Mons. Lefebvre para justificar la propia posición,  siendo  todas ellas perfectamente auténticas. Todos y cada uno se erigen en los verdaderos discípulos del fallecido fundador de la Fraternidad de San Pío X, y en guardianes de la Orden del Templo lefebvriano, sin preguntarse si estas divisiones fratricidas no se originan precisamente en las incoherencias, los titubeos y, hay que decirlo, la duplicidad de Mons. Lefebvre de quien lo menos que se puede decir es que no fue un modelo de estabilidad.  […]

 

 

 

 

Él rehusó estampar su firma en el Breve examen crítico de los Cardenales Ottaviani y Bacci (de hecho, el texto fue escrito por el Padre Guérard des Lauriers que era de doctrina mucho más sólida  que el fundador de la Fraternidad San Pío X, ¡aunque su tesis no nos convence!), pero firmó todos los documentos del Vaticano II 

 

Cuando necesitábamos un atleta de la fe, tuvimos un diplomático. Donde debería haber habido un confesor de la fe, tuvimos un prelado pragmático que navegaba según sus conveniencias. Donde debería haber habido un destructor incansable de la herejía y la apostasía, tuvimos un político tratando de hallar un lugar en la iglesia conciliar. Allí donde debería haber formado espíritus de fuego,  almas ardientes, listas para cualquier sacrificio y persecución, no promovió más que personajillos aduladores de Monseñor (Monseñor dijo esto, Monseñor hizo lo otro, Monseñor pensaba así…), hipócritas, hombres sin consistencia, sin convicción, sin columna vertebral. […]

 

En ambas declaraciones [la de Mons. Lefebvre y más tarde la del obispo Fellay] se reconoce explícitamente que aprueban el nuevo código canónico de 1983, la validez de la Nueva Misa y de los nuevos sacramentos, la autoridad del ocupante de la Sede de Pedro y hasta el Vaticano II.

 

El día de las consagraciones episcopales, en la homilía, Mons. Lefebvre pidió que en su epitafio constarán las famosas palabras de San Pablo:” tradidi quod et  accepi”  transmití lo que recibí. Sus discípulos evidentemente obedecieron su recomendación. Y sus seguidores todavía caen arrobados ante esta declaración. Pero una vez más esto fue una farsa : ¿dónde aprendió Mons. Lefebvre que un concilio ecuménico promulgado por un verdadero Papa podría ser falible y meramente pastoral? ¿Dónde leyó que se podrían consagrar obispos contra la voluntad explícita y pública del que reconoce ser Vicario de Cristo?¿Dónde ha aprendido que el Magisterio ordinario y universal de la Iglesia no era necesariamente infalible o que para que lo fuera, se necesita el consenso no sólo en el espacio sino también en el tiempo? ¿Dónde ha aprendido que se puede erigir un seminario, preparar y ordenar sacerdotes contra la orden formal de la autoridad que se tiene por legítima? ¿Dónde ha aprendido que uno puede conferir el sacramento de la confirmación en cualquier diócesis del mundo sin siquiera comunicarlo a aquéllos que reconoce como obispos residenciales y legítimos? ¿Dónde ha aprendido que se puede llamar uno católico y al mismo tiempo desobedecer al que se reconoce públicamente  como Vicario de Cristo? ¿En qué manual de teología católica ha aprendido que la canonización hecha por un verdadero Papa pudiera no ser infalible, o que la Misa, el Código de derecho canónico, el catecismo, los ritos de los sacramentos promulgados por el Papa a la Iglesia universal podrían ser nocivos y peligrosos para la fe? Dónde ha aprendido que uno puede expulsar de por vida de su supuesta hermandad y sin alguna vacilación a sacerdotes y diáconos que ha ordenado él mismo por la única razón de que en conciencia no podían decir, en el Canon de la Misa, estar en comunión con los ocupantes de la Sede de Pedro, que están destruyendo la Iglesia? ¿Dónde ha aprendido que se podía sin ningún problema de conciencia mandarlos a la calle sin ninguna preocupación por su subsistencia, su cobertura social, sus angustias y su abandono? En esto, por cierto, el obispo Fellay es un digno sucesor de Monseñor Lefebvre. Y es a este hombre miserable a quien se presenta como santo, héroe y atleta de la fe, como el salvador de la Iglesia y de la Tradición. Siendo así que en verdad ha sido el más formidable y eficaz enterrador de las mismas.

Tal como escribió con dureza pero con justicia el difunto padre Barbara: después de Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II (y, podríamos añadir hoy Benedicto XVI y Francisco), Mons. Lefebvre fue uno de los principales destructores  de la Iglesia militante, el más formidable adversario del sedevacantismo y por tanto de la verdad católica. ¿Cuántos sacerdotes y laicos me han dicho que se  hubieran hecho sedevacantistas si no hubiera existido Mons. Lefebvre en quién habían puesto equivocadamente toda su confianza? Ciertamente no hay nada de que presumir en este desastroso resultado. Cada vez que había que tomar una decisión crucial, Lefebvre lo hizo mal: sobre la validez de la Misa y de  los nuevos sacramentos, sobre la autoridad de los ocupantes ilegítimos de la sede de Pedro, sobre la aceptación de la liturgia y el breviario Juan XXIII, sobre la elección de hombres en puestos clave. […]

 

https://i2.wp.com/www.la-croix.com/var/bayard/storage/images/lacroix/religion/actualite/le-rapprochement-entre-la-fraternite-saint-pie-x-et-le-vatican-2012-04-18-832637/25506705-1-fre-FR/Le-rapprochement-entre-la-Fraternite-Saint-Pie-X-et-le-Vatican_article_main.jpg

 

 

Es fácil de ver:  la Sociedad de San Pío X no ha servido históricamente  más que para canalizar  y neutralizar la resistencia católica al Vaticano II y a las detestables reformas que se han derivado de él. Tal como el Frente Nacional ha conseguido neutralizar la resistencia francesa al mundialismo y a la  destrucción de Francia. […]

 

¿Qué hay que hacer por aquellos que quieren permanecer integralmente católicos en las actuales tinieblas? Orar, santificarse, mantener la Fe en toda su integridad, ver claro acerca de la herejía modernista y de la impostura lefebvrista.

Dicho en pocas palabras, la iglesia conciliar no es la Iglesia Católica, los ocupantes de la Sede de Pedro desde Juan XXIII, no son vicarios de Cristo, Mons. Lefebvre no es el salvador de la Tradición, sino su enterrador. Todo lo demás son tonterías.

19 replies »

  1. Veo con profunda tristeza, como en lugar de ser unidos y compactos los tradicionalistas, todos o en su mayoria pretenden ser magisterios vivientes de la Iglesia, todos jusgan a diestra y siniestra, todos creen ser los poseedores de la maxima sabiduria, doctrinal todos se descalifican, , todos se atacan, nadie valora lo que hizo el otro,en favor de la unidad de los catolicos tradicionalistas, para colmo, ahora atacan a Mons. Lefebvre, ahora que esta muerto, la verdad estoy harto, de tanta bajeza, de muchos hombres de iglesia, y ahun de laicos, todos pretenden ser mas sabios que salomon..

    Me gusta

  2. “¿Qué dosis de verdad puede soportar un hombre?”, dijo el filósofo ateo, y en este punto no se equivocaba.
    Contundente exposición de una verdad ya sabida por muchos pero soportada por pocos.
    ¿Dónde están los que han dicho defender la Verdad caiga quien caiga, o los que han dicho: la Verdad aunque duela?

    Me gusta

  3. Donde los hombres vemos SOLO las acciones de otros hombres y damos un juicio de valor negativo a las consecuencias de esas acciones nos erigimos en jueces inflexibles que fácilmente caemos en la tentación de condenar a tales hombres, olvidando que DIOS es el UNICO Juez que conoce el corazón del hombre y es el UNICO que tiene el poder de calificar justamente las acciones del hombre. Con todo lo que ciertamente acometió encomiablemente Mons Lefebvre contra la corriente Modernista de Roma en su tiempo, y a la vez de los tropiezos que su fidelidad a la Autoridad del Papa no le permitieron tomar una firme resolución de romper definiitivamente con Roma como lo hizo por ejemplo el P Joaquin Saenz en Mexico al corroborar inmediatamente la usurpación del Papado, no podemos dejar de apreciar el valor de fondo de sus acciones en favor del tradicionalismo católico. “Analícenlo todo y quédense con lo bueno” (1 Tes 5,21). Lo que menos ayuda en estos tiempos tan críticos que vivimos es la crítica destructiva de todo cuanto sopesamos en la balanza de nuestro propio juicio, parcial e imperfecto. Si bien quizá nunca nos podremos poner de acuerdo los tradicionalistas en buscar los medios de unificar esfuerzos para vigorizar nuestra Resistencia a la Iglesia Conciliar, tenemos el gran deber delante de DIOS de al menos mantener viva nuestra FE y de obrar en todo con la Caridad que es el vínculo de la perfección y que tan repetidamente nos propone nuestro Señor por la palabra de Pablo.

    Me gusta

  4. Una pregunta , como continuò la lucha en contra del modernismo por parte de los cardenales Bachi y Otaviani …….la lucha de M. Lefevre fuè creciendo y su posición cada vez se fuè afianzando pero , no sabe que pasò con los otros resistentes?

    Me gusta

  5. Y la caridad se enfriara… Y yo digo? Vdes están tan ciertos de que lo que han hecho es lo correcto? La sede vacante no la pueden proclamar vdes Que poder tienen para eso? Monseñor Lefevre no pudo proclamar sede vacante, si no quizá lo hubiese hecho. Opto por la prudencia pues Dios arreglara esto pero según su voluntad y tiempo no el de nosotros. Dios ha permitido esto y no somos nosotros los que debemos tomar estas decisiones de si hay sede vacante o de si este u otro papa ha sido hereje o no ha defendido la doctrina de NSJC. Solo tenemos que rezar mas y menos meternos los unos con los otros, ni emitir sentencias condenatorias pues no es nuestro cometido. Hemos de estar con Cristo y con lo que es de Cristo pero eso no nos da autoridad para declarar sede vacante ni para declarar a un papa hereje o destituirlo, ya dispondrá el Señor lo que deba o como ha de hacerse. El demonio solo crea división y confusión pero lo peor es que se esta sirviendo de nosotros, los que cumplen sus mandamientos, para crear división y faltar a la caridad y sembrar dudas donde no las debería haber. Por favor unamonos en Cristo para defenderlo pero no nos separemos entre nosotros, eso es lo que quiere el enemigo. Cuando todos unidos luchemos por Cristo los traidores a Cristo caerán bajo sus pies por obra de NSJC.

    Me gusta

  6. No hay que buscar mucha explicación, pues ya lo dicen las Escrituras: herido el Pastor, dispersadas las ovejas. Herido el Papa, dispersada la feligresía, cada uno a su bola, cada uno se monta su propia asociación con sus creencias sobre la situación actual y luchando contra el resto. Es normal que pase esto, la única solución es que se cure el Pastor de la herida o que venga el mismo Cristo de entre las nubes como prometió aquel ángel. Mientras hay que aguantar toda esta confusión y dispersión, cuidando de no caer en ese cuasi sectarismo, porque se empieza atacando organizaciones bajo pretexto de lucha por la Verdad y se acaba llamando hereje y pecador a toda cabra y creyendo ser el único que sabe la verdad, o sea neo-fariseismo.
    También creo que muchos (y me incluyo) caemos a veces en buscar Sacerdotes inmaculados o iglesias y congregaciones perfectas, cuando eso realmente nunca ha sucedido, es decir, la sociedad de otros tiempos era cristiana, pero no perfecta y en un sermón de San Leonardo de Puerto Mauricio (siglo XVII-XVIII) recogió testimonios de otros cristianos de siglos más tempranos y de las Escrituras para concluir que pocos Sacerdotes iban al Cielo y la mayoría de católicos se condenaban, o sea, si en épocas de antes donde parece que había una sociedad cristiana se condenaba la mayoría y pocos Sacerdotes eran buenos ¿por qué buscamos muchas veces la perfección que nunca hubo?

    Me gusta

  7. Mons. Lefebvre, dejó escrito lo que recibió. Luego intentaron mostrar documentos para decir que había firmado el concilio etc lo que hacen siempre. lo que hacen con todos. La conferencia dada en la R. Argentina ha sido una bendición. Abrió los ojos y eso es lo más importante. Como así tambien la revista Chiesa viva del Padre Luigi Villa. Otra Bendición.
    P.GUILLERMO A.NUÑEZ G., no se preocupe en el año 2015, estamos en condiciones de comprender a todos los que nos dejaron escrito algo del plan del culto mundial satanico, para traer a su hijo de perdición. que van a perdición. Así sea. . Y si vio el video de Adri del Padre John es claro en los últimos tiempos se termina la neutralidad, no hay más neutrales, es con Jesucristo Nuestro Señor o contra Jesucristo nuestro Señor y único salvador. Cuando todo el mundo cristiano, católico, comprenda esto, empezara a unirse y entendera lo que significa juntar sus ramas, que son las ramas que conforman su Iglesia pura y santa. Los tiempos son.

    Me gusta

  8. Se ha demostrado que lo que firmó es SU ASISTENCIA a, Y no su aprobación.
    Es muy fácil criticarle ahora, que vemos desde lejos, con otra óptica, e igual que entonces, todos contra él.

    Entre los obispos, los cardenales quién estuvo a su lado?

    El Abbe de Nantes, también reconocía hasta el final a los usurpadores, y no recibe semejantes acusaciones.

    Otaviani y Bacci, que si firmaron el librito, que si estaban en posiciones insuperables para apoyarlo y declarar la Vacancia, o la IMPOSTURA, sin embargo. SE PLEGARON.

    A pesar de haber sido uno de los más famosos defensores de Magisterio Tradicional de la Iglesia, al final del Concilio Vaticano II, el cardenal Alfredo Ottaviani renunció a sus ideales y se alineó con Pablo VI y la corriente progresista.

    De hecho, el 28 de octubre de 1965, concedió una entrevista al diario italiano Corriere della Sera en el que afirmó Que a partir de entonces iba a defender los nuevos principios del Concilio Vaticano II.

    El motivo de la entrevista era abordar el rumor Que el nombre del Santo Oficio, cuyo prefecto era, iba a cambiar pronto, la realidad sucedió. La entrevista fue dada Beheerder en la víspera del 75 cumpleaños de Ottaviani.

    Reproducimos un extracto de esta entrevista en francés tomado de la crónica del Concilio Vaticano II por Henri Fesquet. Le Journal du Concile por Fesquet, un enviado especial del diario parisino Le Monde, se hizo conocido por brindar las mejores palas del Consejo.

    “Yo soy un soldado que vigila las reservas del oro. ¿Crees que cumpliría con mi deber argumentando, dejar mi puesto, haciéndome de la vista? Hijo mío, Mi hijo 75 años son 75 años! Viví todos ellos defendiendo ciertos principios y ciertas leyes . Si usted le dice al viejo soldado que las leyes van a cambiar, es evidente que ese viejo soldado hará todo lo posible para evitar que sean cambiadas.

    ” Pero si , sin embargo, cambian, Dios ciertamente le dará la fuerza para colocarse en la defensa del nuevo tesoro EL QUE CREE.
    Una vez que las nuevas leyes SE CONVIERTEN EN EL TESORO DE LA IGLESIA, en un enriquecimiento de la RESERVA DEL ORO, ENTONCES SOLO UN PRINCIPIO CUENTA: SERVIR A LA IGLESIA, Y ESTE SERVICIO SIGNIFICA SER FIEL A SUS LEYES.”

    Que va de esta claudicación a esta carta ferviente de Amor por la Verdad y de Amor a Nuestro Señor: (Al cual enviaba unas imágenes fuertes que significaban la postura de Asís)

    “Santo Padre, quiera meditar estas imágenes, ya que ha permanecido sordo a los llamados angustiosos que le hemos dirigido filialmente.
    Dígnese al menos a no faltar publica y gravemente al primer mandamiento de Dios; la salvación de su alma está en juego!
    Predicad a Jesucristo, como los Apóstoles, aún al precio de sus vidas. Esto es el deseo ferviente y filial de aquellos que permanecen todavía católicos.”

    + Marcel Lefebvre arzobispo-Obispo emérito de Tulle.

    Contra quien iba Monseñor Lefebvre y Castro Meyer?
    CONTRA ROMA APOSTATA Y ANTICRISTO.
    ¿por qué trastabillaba? sus alocuciones nos dicen:

    En su Sermón del Domingo de Pascua del 30 de marzo de 1986, Monseñor Lefebvre dijo: “Nos encontramos verdaderamente frente a un dilema gravísimo, que creo no se planteó jamás en la Iglesia: que quien está sentado en la Sede de Pedro participe en cultos de falsos dioses; creo que esto no sucedió jamás en toda la historia de la Iglesia. ¿Que conclusión deberemos quizás sacar dentro de algunos meses ante estos actos repetidos de comunión con falsos cultos? No lo sé. Me lo pregunto. Pero es posible que estemos en la obligación de creer que este Papa no es Papa. No quiero decirlo aún de una manera solemne y formal, pero parece, sí, a primera vista, que es imposible que un Papa sea hereje pública y formalmente”.

    También dijo el 15 Abril de 1986, en el marco de una conferencia Espiritual en Ecône: “¿el Papa es aún Papa cuando es hereje? ¡Yo no sé, no zanjo! Pero pueden plantearse la cuestión ustedes mismos. Pienso que todo hombre juicioso debe plantearse la cuestión. No sé. Entonces, ahora, ¿es urgente hablar de esto?…
    ¿Es necesario hablar a los fieles? MUCHOS DICEN: — No, no habléis a los fieles. Van a escandalizarse. Eso va a ser terrible, eso va a ir lejos…

    ¿QUIENES Y CUANTOS LE DESALENTABAN A TOMAR ESA POSICIÓN CARA A LOS FIELES?

    Bien. Yo dije a los sacerdotes, en París, cuando los reuní, y luego a vosotros mismos, ya os había hablado, yo dije: pienso que, muy suavemente, es necesario, a pesar de todo, esclarecer un poco a los fieles…Pero pienso que, a pesar de todo, es una cuestión precisamente de fe. Es necesario que los fieles no pierdan la fe. Estamos encargados de guardar la fe de los fieles, de protegerla.

    Van a perder la fe… incluso nuestros tradicionalistas. Incluso nuestros tradicionalistas no tendrán ya la fe en Nuestro Señor Jesucristo. ¡Ya que esta fe se pierde! Se pierde en los sacerdotes, se pierde en los obispos.”

    ¿NO SE VE AQUÍ SU PREOCUPACIÓN POR LOS LA FE DE LOS FIELES Y EL AMOR A NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO?

    Esto es lo que el Padre Schmidberger (anterior Superior General, después Primer Asistente y hoy Superior de Alemania y amigo de Benedicto XVI) ha logrado anular y hacer incluso un tema tabú, y una etiqueta nefanda, para descalificar cualquier sana reacción que pusiera en entredicho la legitimidad de la autoridad modernista. Esto es lo que Roma apóstata a todo precio quiere soslayar, pues nada les sería peor que se niegue o se ponga al menos en duda su legitimidad.

    (Sermón del 31 de Octubre de 1976).

    Vosotros habéis escuchado esta mañana, en las antífonas que hemos cantado en Laudes y en todos los textos que leemos en la liturgia de hoy: Nada es tan bello, nada es tan grande, nada es tan sublime como Nuestro Señor Jesucristo que es nuestro Rey.
    ¡Ah, si el mundo pudiera comprender que Nuestro Señor Jesucristo, hoy, puede y debe ser nuestro Rey!
    Pero cuando se lo decimos al mundo moderno, se subleva. Por las palabras que dije en ese discurso que pronuncié en Lille, ¡qué de protestas por parte del mundo! Por haber hablado de los adversarios de Nuestro Señor Jesucristo; por haber dicho que Nuestro Señor Jesucristo era todavía nuestro Rey y que Él debía ser nuestro Rey y que no había más que un solo Rey en este mundo: Nuestro Señor Jesucristo.
    El mundo ya no puede aceptar este pensamiento de tener por Rey a Nuestro Señor Jesucristo.
    Pero si hacemos referencia a este hecho, que durante mil años Nuestro Señor Jesucristo reinó verdaderamente sobre los pueblos y las naciones durante mil años de cristiandad, entonces estamos diciendo cosas abominables, somos retrasados, escleróticos, gentes que no piensan más que en lo sucedido en los tiempos de la Edad Media. Estamos en el oscurantismo.
    ¡Pues no! Hasta nuestro último suspiro, nosotros proclamaremos que Nuestro Señor Jesucristo es nuestro único Rey; que no hay otro y que no habrá otro en el Cielo, solamente Nuestro Señor Jesucristo.
    Y no es solamente cuando Él vendrá sobre las nubes del Cielo que Él será nuestro Rey.
    Y tal vez sea por eso que cambiaron la fiesta de Cristo Rey a finales del mes de noviembre, para hacer comprender que Jesucristo será nuestro Rey al final de los tiempos, cuando descienda sobre las nubes del Cielo; pero no en esta tierra.
    Pero nosotros decimos: Sí, en esta tierra Nuestro Señor Jesucristo es nuestro Rey. No solamente cuando Él venga a juzgar a todo el mundo; no solamente cuando venga sobre las nubes del Cielo. Él es nuestro Rey hoy. Él debe ser nuestro Rey mañana. Él debe ser nuestro Señor siempre. Y ésta es la única solución para que los pueblos lleguen a la paz, a la fraternidad, a la justicia, a la santidad, para que lleguen al Cielo. No hay otra solución.
    Nosotros debemos entonces hacer todo lo que esté en nuestro poder, para que Nuestro Señor reine en las Sociedades; reine en las familias, reine en los individuos. Este es el papel del sacerdote, de las familias cristianas, de todos los que creen en Nuestro Señor Jesucristo, en su divinidad.
    Entonces tengamos esta fe muy firme en nuestros corazones. Y si el mundo se sometiera completamente a las fuerzas de Satanás y a las fuerzas de los adversarios y a las fuerzas que se oponen a la Iglesia, nosotros aún proclamaremos la realeza de Nuestro Señor Jesucristo. No es porque los hechos estén contra nosotros, que Satanás haya podido, de alguna manera, dominar al mundo; que nosotros debamos aceptar el reino de Satanás y hacer un compromiso con su reinado diciendo: “Bien, nosotros aceptamos que Satanás reine en ciertas sociedades y en cierta medida sobre el mundo”. Nosotros no podemos aceptar eso. Nosotros aguantamos, si no podemos hacer nada más; pero en nuestros corazones, tenemos siempre el deseo ardiente de decir: El día que podamos derrocar a Satanás, lo haremos. Aunque sea al precio de nuestra sangre, para que Nuestro Señor Jesucristo reine.
    He aquí lo que es un verdadero cristiano, lo que un verdadero católico debe tener en su corazón, y no hacer compromisos con las fuerzas satánicas y las fuerzas subversivas del mundo.

    ¿Quién no puede ver en sus afirmaciones la honestidad de su postura?

    50 AÑOS DESPUES TODOS SOMOS JUECES PORQUE NO ZANJÓ, CUANDO LO PUSO EN LA MESA COMO UNA POSIBILIDAD Y FUE DESALENTADO.

    En Virgo María he seguido una secuencia de los sucesos, relatados por los mismos excluidos.

    El Padre Luigi Villa otro ardiente defensor, no se ocupó de la vacancia ni al de su vida¿alguien se atreve a señalarle como traidor, como enterrador de la tradición? Para nada.

    El director de Tradition in Action, ¿acaso es perseguido con tanta virulencia.?

    Cada uno en su puesto ha hecho lo mejor posible, cada uno tuvo y tiene sus aciertos y sus desaciertos dada la confusión del momento histórico, ahorita es mucho más claro, después del sexteto maravilla y sin embargo la división persiste.

    Es muy fácil juzgar viendo los toros detrás de la barrera y después de 50 años. Pero aún después de esos 50 años, se mantienen ambas posturas y NO POR CULPA DE MONSEÑOR, sino porque quienes las mantienen creen que esa es la verdad y los otros van errados.
    Si eso pasa aún hoy que podemos ver con más claridad.
    Cuanto más estando dentro EN PLENO TSUNAMI, en plena REVOLUCIÓN, con el cornudo tras si ejerciendo su poder y autoridad, quiero ver si hay la suficiente claridad para tomar las decisiones correctas cuando los amigos le dicen “no eso es ir demasiado lejos” y los contemporáneos de mas alto rango se pliegan diciendo “servir a la iglesia es aceptar sus nuevas leyes”.

    Dios es el que conoce el corazón del hombre y los propósitos que le mueven.

    Y a los que le critican tan visceralmente quisiera verlos algún día en un programa de costa a costa y de frontera a frontera declarando SU FIDELIDAD A ROMA ETERNA Y A NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO ASI COMO LA IMPOSTURA DE LOS QUE USURPAN LA SEDE, como en 1971 UN SOLO OBISPO SE PUSO DE PIE ANTE TODO EL MUNDO, declarando su fidelidad a la ROMA ETERNA, MAESTRA DE LA VERDAD, Y declaró la APOSTASÍA DE la Roma Conciliar de la que se deslindaba POR AMOR A CRISTO al EVANGELIO y el BIEN DE LAS ALMAS.

    El mundo igual que hoy se volcó contra él.

    En Paz descanse Monseñor Lefebvre
    Viva Cristo Rey

    Me gusta

  9. Es preciso señalar lo inmensamente difícil y confuso para cualquiera en la posición de Monseñor Lefebvre, en su tiempo y en su contexto – y todo los que como él reaccionaron – ; ahora cuando muchos hechos irrefutables – y lamentables escándalos – le dan la razón a él y todos los que se opusieron a los dictados del Concilio Vaticano II; nos corresponde nosotros actuar en consecuencia; pidamos en ferviente oración y vida de gracia discernimiento y valor para todos, especialmente para quienes dirigen la Iglesia Católica en la sombra.

    Ven Señor Jesús, no tardes…

    Me gusta

  10. Lefebvre fue super ambiguo, defiendale quien le defienda… Hizo un gran aporte, pero tambien ha destruido bastante negando los dogmas: Fuera de la iglesia no hay salvacion, la infalibilidad del papa e indefectibilidad de la iglesia, etc. No es que uno le guste juzgar, es que es mas que evidente, todo un Arzobispo y negar esa doctrina de la iglesia que es tan primordial, yo paso… Es mi opinion!

    Me gusta

  11. Los enemigos de la Iglesia esperaban una reacción, la cual controlarían, la FSSPX fue la amalgama que congrego a la mayoría de los católicos, al firmar los protocolos de 1988 Lefebvre acepto la autoridad papal modernista, al día siguiente se arrepiente, quizá lo presionaron sus cercanos colaboradores.
    De todas maneras, reconoció al papado modernista de Juan XXIII a Juan Pablo II.
    Ahora resulta que sus hijos espirituales se reconcilian con Roma, unos corren y otros hasta vuelan si los llama Roma. ¿Por qué cayo la FSSPX? ¿Qué hizo mal Lefebvre? esas son las preguntas que queremos que nos contesten tanto los padres de la FSSPX o los ex padres.
    ¿Se puede ocultar el sol con un dedo? ¿Tiene sentido engañarse y engañar a los demás?
    ¡Que Dios tenga misericordia de nosotros y haga caer los mitos del tradicionalismo!

    Me gusta

  12. ¿Se puede negar que la mayoría de los sacerdotes consagrados tradicionalistas, sean: sedevacantes materialiter o simplemente sedevacantes, o SSPX. o ultra SSPX o los Eclesiadeistas fueron ordenados por Mons. Lefebvre?

    Por aquí vemos que cada cual pensó como quiso, y decidió a su manera.

    Pero tenemos sacerdocio católico y Misas verdaderas Gracias a Mons. Lefebvre, de Castro Meyer y Thuc.

    Y les reto a que muestren un solo obispo después de Monseñor con los pantalones para enfrentar mundialmente a toda la Jerarquía vaticana incluyendo al Papa y exponer su apostasía.

    Otro que lo hizo bastante bien por escrito fue el Abbe de Nantes con su Liber Acusationis, quien tampoco enfrentó la posibilidad de la Vacancia.

    El único de su tiempo que dijo que la Sede estaba vacante fue el Padre Saénz, y defendió con gallardía, no se si alguien más pero también por escrito, NO ANTE LOS MEDIOS.
    El sacerdote Carmona después obispo, y el Padre Campos. En México, pero mas localmente. Monseñor Thuc al final o dicen que se retractó, y el Palmar de Troya pesa como una gran piedra de tropiezo sobre las consagraciones que hizo.

    Decir que la tradición ha sido enterrada por él es faltar a la verdad No solo no está enterrada sino que crece día con día.
    Muchos de sus ordenados ahora son sedevacantes materialiter o no, al igual los fieles muchos que íbamos a sus capillas con el tiempo y viendo la apostasía reinante en Roma nos hemos ido a las capillas sedevacantes, y al revés muchos fieles sedevacantes se han ido a las de ellos. Y así por todo el mundo, unos se mantienen en la Frat. SSPX, otros se fueron con Williamson, otros se unieron por la Ecclesia Dei. Algunos fieles se mueven entre una capilla y otra sin pena alguna, pensando son reyertas que no me competen, sin mortificarse para nada.

    Chuecos o derechos, por un lado o por otro, infiltrados para destruirlos, los han dividido PERO SE HAN MULTIPLICADO A PESAR DE LAS DIFERENCIAS. Y desgraciadamente porque estamos como ovejas sin Pastor, no hay forma de poner fin a esta fragmentación que nos debilita.
    Pero de ahí a que yo los considere mis enemigos PARA NADA, mis enemigos están en otro lado, corrompiendo a la gente.

    Aunque me parezca un terrible desacierto que acepten que es Papa y le desobedezcan y todo lo que hemos puesto en el blog, ahí acaba mi contienda con ellos, formamos parte de un ejercito dividido en un punto pero con un sólo propósito DENUNCIAR Y DESLINDARSE DE LA APOSTASÍA REINANTE EN ROMA y cada cual lucha como puede y cree ser más conveniente, no creo ni por un segundo que se jueguen la vida eterna, proponiendo una forma de enfrentar el problema sabiendo que es un desacierto, ellos lo creen vehemencia, igual que nosotros, algo les impide ver lo que nosotros vemos, o ¿algo nos impide ver lo que ellos ven?

    Oremos porque Dios unifique este ejército ya, pues los enemigos se dan vuelo y nosotros en vez de efrentarlos y oponernos a ellos como un cuerpo compacto, preparado para la defensa de la fe y de las almas de los fieles, nos atacamos mutuamente sin darnos cuenta que estamos minando al único ejército que se ha levantado para defender los derechos de Dios y de la Iglesia.

    El problema es enorme para no ver que destruyéndonos mutuamente estamos haciéndole el juego al enemigo común.

    Espíritu Santo Fuente de toda Luz
    Ilumínanos
    Virgen de la Encarnación
    Ruega por nosotros.

    Me gusta

  13. La oración abrasada dice Reúnenos de todos los confines de la tierra.
    En tanto que algunos que se sienten la crema de la crema en la tradición se la pasan sospechando de todos, descalificando a todos con el objetivo de dividir y nosotros haciéndoles el juego, está bien, dividamos, dividamos, dividamos, participemos en deshonrar a los que nos precedieron, lancemos un manto de sospecha sobre todos, hasta que cada uno de nosotros se vuelva contra el otro y seamos los autores de la demolición de la tradición aventándonos flechas envenenadas entre nosotros mismos hasta quedar reducidos a polvo sin que el enemigo común haya movido un solo dedo, dejándolo medrar y devorar a sus anchas, porque nos fue mas fácil destruirnos entre nosotros que ENFRENTARLO.

    Una gran pena me invade cuando leo todo esto.

    Levántate Señor y ayúdanos
    líbranos por Tu Nombre.
    Compadécete de nosotros Señor
    Compadécete de nosotros.

    Me gusta

  14. Aclaración: Cuando me refiero a los ex padres me refiero a sacerdotes que ya no pertenecen a la sociedad San Pio X.
    Sobre el Frente nacional en Francia, sin duda que es toda una farsa, liderada por los Le Pen, quienes son unos buenos actores, farsantes políticos, todo lo contrario fue Jorg Haider (asesinado) quien en verdad fue un cabal nacionalista austriaco. La comparación del arzobispo Lefebvre con Le Pen no me parece acertada, Ya era muy grande Lefebvre y se rodeo de gente muy mala, sé que lo que digo hará más debate y alguien dirá: eso fue muy sospechoso. Respecto al Padre Barbara S.J. fue un gran sacerdote, y sus palabras son duras pero tienen fundamento de causa.
    No existe dentro de la FSSPX ni un solo padre del nivel del Padre Barbara.
    Los pobres fieles de la FSSPX son cabezas duras o miedosos pues temen quedarse sin sacramentos, pero a cambio de los sacramentos ¿estarán dispuestos a recibir a enviados de los obispos modernistas en sus capillas? Cuando los modernistas lleguen a sus capillas con todo el poder no tendrán misericordia de ellos y serán Campos 2.0 al fin y al cabo Campos fue un experimento en el que vieron la reacción de los fieles de Brasil. Los fieles de la fraternidad y sus sacerdotes estarán muy pronto bajo el poder absoluto de Roma y en un tiempo breve les acompañaran los de la resistencia Williamson-Faure (los que vuelan a Roma) pues tienen el mismo discurso que la FSSPX.
    No les quedará otra que lo que siempre han hecho, ir cabizbajos aceptando su cruda realidad.
    En fin, que los de la FSSPX no contestan nunca a los cuestionamientos respecto a su fundador y cuando responden lo hacen con los sermones o escritos de Lefebvre pero el problema es que fueron las obras del Arzobispo en puntos claves lo que afectó a la sociedad de san Pio X y por eso está como está.
    Es una pena que en la S. de San PÍo x no tengan capacidad de análisis histórico para llegar a conclusiones respecto de qué originó sus ruina.

    Me gusta

  15. Monseñor Lefebvre nunca tuvo claro la línea a seguir y veía en el estado actual de la Iglesia una semejanza con la Pasión de Jesucristo y el carisma,a veces dubitativo, de Pedro y su destino final profetizado por Cristo (Jn 21:18: «En verdad, en verdad te digo: cuando eras joven, tú mismo te ceñías, e ibas adonde querías; pero cuando llegues a viejo, extenderás tus manos y otro te ceñirá y te llevará adonde tú no quieras.»). Y por eso los lefebvrianos, que llevan el carisma de su fundador, tampoco lo tienen claro y andan de acá para allá sin saber que hacer ni decidirse pero ansían que Roma les otorgue reconocimiento y les deje subsistir con su estatus. Pero para ellos, la Iglesia verdadera es la oficial con sede en el Vaticano. Otra cosa es que tengan que obedecerla en todo.

    LA PASIÓN DE LA IGLESIA
    https://eccechristianus.wordpress.com/2015/09/18/la-pasion-de-la-iglesia-2/

    Me gusta

  16. LA JURISDICCIÓN Y LOS CISMÁTICOS, SEGÚN SANTO TOMÁS DE AQUINO

    Santo Tomás de Aquino, Doctor Universal de la Iglesia

    ¿TIENEN ALGUNA POTESTAD LOS CISMÁTICOS?

    Objeciones por las que parece que los cismáticos tienen alguna potestad:
    1. San Agustín, en el libro Contra Donato, escribe: Lo mismo que a su vuelta a la Iglesia los que estaban bautizados antes de abandonarla no se rebautizaban, así los que vuelven a ella y estaban ordenados no se vuelven a ordenar. Ahora bien, el orden es potestad. Luego los cismáticos conservan cierta potestad porque retienen el orden.
    2. Según escribe también San Agustín en el libro De único baptísmo: El separado puede conferir sacramentos, como los puede recibir. Pues bien, la potestad de conferir sacramentos es potestad máxima. Por tanto, los cismáticos separados de la Iglesia tienen potestad espiritual.
    3. El papa Urbano escribe que a los en algún tiempo consagrados por los obispos según el rito católico, pero separados de la Iglesia romana por el cisma, al volver a la unidad de la Iglesia, debemos recibirlos con misericordia conservando sus propias órdenes, con tal de que su vida y ciencia les recomiende. Pero no sucedería esto si no quedara poder espiritual en los cismáticos. Estos, pues, tienen poder espiritual.

    Contra esto: está el testimonio de la autoridad de San Cipriano manifestado en una carta, recogida en el Decreto y expresado en estos términos: Quien no observa ni la caridad del espíritu ni la unión de la paz, y se separa del vínculo de la Iglesia y del colegio de los sacerdotes y del obispo, no puede tener ni potestad ni honor.

    Respondo: La potestad espiritual es doble: la sacramental y la de jurisdicción. La potestad sacramental es la conferida por la consagración. Pues bien, todas las consagraciones de la Iglesia son permanentes en tanto dure la consagración, como es evidente en las cosas inanimadas; así, el altar consagrado no se consagra de nuevo si no se destruye. Por tanto, dicha potestad permanece esencialmente en el hombre, que la recibió por consagración, mientras viva, aunque incurra en cisma o en herejía. Esto es evidente, dado que no es consagrado de nuevo al regresar a la Iglesia. Mas dado que la potestad inferior no debe actualizarse más que por la moción de un poder superior, como es también evidente en las cosas naturales, resulta de ello que ese hombre pierde el uso de su potestad, de suerte que no le sea permitido servirse de ella. Mas en el caso de que se sirvan de ella, surte efecto en el plano de los sacramentos, ya que en ellos el hombre no actúa sino como instrumento de Dios, y por eso los efectos sacramentales no quedan impedidos por cualquier culpa que tenga quien lo administre. La potestad, en cambio, de jurisdicción es la conferida por simple intimación humana. Esta potestad no se adquiere de manera inamovible, y por eso no permanece ni en el cismático ni en el hereje. De aquí que no pueden ni absolver, ni excomulgar, ni conceder indulgencias o cosas por el estilo, y, si lo hacen, carecen de valor.

    En consecuencia, cuando se dice que estos hombres no tienen potestad espiritual, se ha de entender del segundo tipo de potestad espiritual; y si se trata del primero, no se entiende en cuanto a la esencia de la misma, sino en cuanto a su legítimo uso.

    A las objeciones: Se responde con lo dicho.

    Me gusta

  17. Evidentemente, y como se desprende de lo dicho por Santo Tomás, siempre se está refiriendo a los ordenados o consagrados VALIDAMENTE.
    En la falsa iglesia no hay Orden Sagrado válido, y en cuanto a los de la FSSPX hay serias dudas acerca de la “ordenación” sacerdotal de Lefebvre mismo. Las razones ya las hemos expuesto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s