ALL POSTS

CARTA A FRANCISCO


[Vuelvo a publicar esta magnífica entrada traída de Novus Ordo Watch, publicada el 18 de octubre de 2014, por su sorprendente actualidad. Pertenecen al comentario a la carta reproducida,  estos dos párrafos que siguen abajo y harán pensar a más de uno. El demonio que es inimaginablemente astuto desea nuestra eterna perdición. Previendo que muchos se apartarán de Bergoglio por la lógica de los hechos quiere que si “dejamos Málaga caigamos en Malagón”. Es decir que si abandonamos a un impostor como Bergoglio, vayamos a otro como Benedicto. Y con él sigamos enredados en el C.VII, la nueva misa, las órdenes inválidas que nos han procurado una jerarquía falsa y las falsas doctrinas y leyes de los  impostores papales pos-conciliares. Sin olvidar sus leyes canónicas, litúrgicas y sus falsas canonizaciones. Para esto se ha servido de falsos místicos (desconocidos y nunca aprobados), falsas apariciones, falsos exorcismos y demás parafernalia. Así logró que con revelaciones como las de Gobbi, o falsas apariciones como Bayside, o Medjugorge, o falsísimos profetas como Lefebvre, Fellay o Williamson, nadie dejara o deje en nuestros días,  la falsa iglesia conciliar. He aquí un ejemplo:

Recientemente una mujer no identificada que se hacía llamar “María de la Divina Misericordia” ha propagado “revelaciones” falsas que supuestamente recibe de Nuestro Señor. Muchas personas las encuentran creíbles porque señalan que Francisco no es un Papa válido. Sin embargo, no olvide que sólo porque usted encuentre ciertas cosas en una supuesta profecía o aparición como objetivamente correctas, no significa que la aparición sea auténtica, que es de Dios. Las mentiras más peligrosas son las que contienen una gran cantidad de verdad, porque eso es lo que les da credibilidad.

La conclusión es: María de la Divina Misericordia no ha sido aprobada por la Iglesia, por lo que no deben leerse o difundirse los “mensajes”. Ir detrás de estas “revelaciones” especiales ¡es una forma segura de ser engañados! Recuerde estas palabras de Nuestro Señor: “Y entonces si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo; o allí : no le creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar (si fuera posible) aun a los escogidos “(Mc 13, 21-22). Estos engaños serán tan grandes y tan atractivos que incluso muchas buenas almas serán engañadas, no sólo los malos, como el P. Faber advirtió.]

 

Descargar Documento PDF

[Me refiero a la “Carta abierta al Papa Francisco”, del teólogo del Novus Ordo, Kelly Bowring, muy citada en medios “Neocons”como exponente de una rebelión de la “parte sana y ortodoxa” de la “Iglesia” frente al modo de proceder de Francisco y a sus intentos de manipular el Sínodo de la Familia. Esta carta, que traemos con el vídeo en que el autor la lee (ver abajo) ha dado un respiro a los conservadores “campeones” de una espúrea ortodoxia, con la que se identifican.

Sin embargo, el artículo que hemos traducido, es una crítica acertada y aguda a la posición del autor, teólogo del Novus Ordo, en la que se muestra de manera irrefutable  que la posición “neocon” o conservadora es totalmente inconsistente, y de paso es un llamado al verdadero catolicismo, tal como se profesa con carácter exclusivo, en la posición “Sedevacantista”.

Recomiendo encarecidamente la lectura del siguiente artículo, que sigue a la carta en cuestión que también traemos, de un alto valor apologético en defensa del único y verdadero catolicismo, que brilla como la única verdad, en estos días en que el Sínodo de marras, siembra el caos y la división-por obra de Francisco, a quien va dirigida la carta que nos ocupa- en las ya de por sí inquietas aguas conciliares]

He aquí la carta en cuestión que precede al artículo crítico de ella, y que también está leída- en inglés- por el autor en el vídeo de abajo:

CARTA ABIERTA AL PAPA FRANCISCO

13 DE OCTUBRE DE 2014
¿Está Usted planeando redefinir la doctrina de la Iglesia?

Querido Papa Francisco:
La Iglesia nos enseña que, como teólogo católico, se me permite plantear preguntas con respecto al contenido de sus intervenciones (Sobre la Vocación Eclesial del Teólogo 24). De manera que eso el lo que pretendo hacer en esta carta abierta.
Desde que fue electo Papa, muchos de sus actos y afirmaciones han traído desasosiego entre no pocos cardenales católicos. Yo mismo he planteado algunas cuestiones anteriormente, en particular sobre cómo sus palabras y acciones parecen estar dando cumplimiento a las creíbles profecías católicas de nuestros tiempos. El centro de las crecientes inquietudes apunta a lo que parecen ser sus intenciones de cambiar o alterar la doctrina católica y posiblemente hacer concesiones pastorales en relación con la enseñanza doctrinal de la fe y la moral.
Sólo Pregunto:
Comienzo por preguntarle si Benedicto XVI no estaría refiriéndose a Usted cuando, como es bien sabido, al principio de su pontificado pidió: “Oren por que yo no huya de miedo a los lobos” ¿Está Usted planeando descarriar a muchos, primero fijando su objetivo en la familia (cambiando el significado del matrimonio, comprometiendo la moral sexual y las cuestiones de vida), ya que es el cimiento de la sociedad y de la iglesia doméstica? ¿ Por qué ha estado usted desenfatizando las doctrinas sobre la homosexualidad, la cohabitación, el aborto, y la anti-concepcíon? ¿Por qué ha estado Usted colocando estratégicamente en puestos clave a personas de mando que promueven hacer concesiones y cambios en la doctrina, causando ya confusión de esa manera? ¿Está usted por conducir a la Iglesia Católica a que haga un número de alarmantes declaraciones, referentes a por qué tiene que cambiar y modificar varias partes de su estructura y de sus creencias? ¿Por qué parece que las leyes tornadizas de nuestros países están siendo instigadas al unísono con los cambios que se están proponiendo en nuestras iglesias, con ambos juegos de nuevas leyes siendo compaginadas para redefinir y aceptar todo tipo de pecado?

¿Podrá esto Volverse una Cuestión de Validez Papal?

Es objetivamente imposible cambiar, descartar o comprometer una sola doctrina de la fe. Como lo he tratado en otro artículo, la Iglesia nos enseña que hasta un papa puede situarse en herejía personal si se rehusa a creer una sola doctrina, y si lo hace, se invalida a sí mismo como Papa. ¿Hay una sola doctrina de la fe que Usted se niegue a creer? ¿O que esté tratando de cambiar? ¿O que de hecho hará cambiar pronto?

Santo Tomás de Aquino confirma que todo miembro de la Iglesia, que obstinadamente descrea una sola doctrina de la Fe, pierde toda la gracia de la Fe teológica; y manteniendo voluntariamente de esa manera un solo tipo de opinión de acuerdo con su propia voluntad se hace hereje. Se vuelve más un asunto de escándalo cuando quienes guían a la Iglesia tratan la doctrina como si no lo fuera, arguyen que una doctrina ha sido hasta ahora controvertida, y luego se esfuerzan por re-definirla, tratándola como materia abierta a cuestionamiento, discusión u opiniones entre expertos. Esto es en esencia una labor de engaño. Más inquietud surge cuando los miembros de la jerarquía de la Iglesia dicen que no tienen intención de cambiar la doctrina de la Iglesia, cuando se aprestan a hacer concesiones pastorales aparentemente misericordiosas pero en realidad condenables, con el efecto secretamente buscado de hacer obsoleta una doctrina.
18 de octubre de 2014, 19:57
Anónimo dijo…
¿Está Usted llevando a la Iglesia a la Gran Apostasía y Cisma?

Papa Francisco ¿está usted organizando un nuevo movimiento evangélico, que vaya a ser dado a conocer por etapas, mediante una estrategia de pasos graduales, a fin de evitar demasiadas preguntas, pero que será recibido como una bocanada de aire fresco por muchos? ¿Está Usted formando una falsa hermandad ecuménica como parte de una Iglesia ahora renovada, buscando unir a las iglesias del mundo en una Nueva Iglesia del Mundo, que llevaría a practicar nuevos ritos y abominaciones? La Iglesia no puede hacerse que se acomode al mundo moderno, ni puede su doctrina cambiarse para volverse incluyente con el fin de agradar a otras denominaciones, religiones y modas.

Y no importa qué otro bien haga Usted, no importa qué otro compromiso humanitario Usted promueva, o concurso de popularidad Usted gane, si Usted conduce a los fieles por un camino errado, no será nada más que un falso papa. Igual como todo el resto de nosotros, tiene Usted dos opciones – permanecer leal a la Verdad de Cristo o acoger mentiras como sustitutos de ella, lo cual es herejía, y diseminar esas mentiras por medio de engaños y artera apostasía, dividiendo de esa manera a la Iglesia en un cisma.

Papa Francisco, cualesquiera que sean sus planes, el hecho es que a muchos nos parece que usted está contribuyendo a la confusión espiritual de nuestros tiempos. Su centro de atención parece estar más en el hombre que en Dios, en agradar o impresionar al hombre más que a Dios, en aparentemente secundar al hombre en sus pecados más que en auxiliarlo en servir y obedecer a Dios y Sus Mandamientos. De ser esto así, entonces ¿a dónde quiere llegar con esto? Y ¿a dónde está conduciendo a la Iglesia?

¿Está entre Nosotros el Falso Profeta?

Papa Francisco, hay muchas enseñanzas y profecías bíblicas acerca del falso profeta, a algunas de las cuales parece Usted estar dando cumplimiento. ¿Por qué está usted apoyando vigorosamente a obispos disidentes que están proponiendo hacer concesiones pastorales heréticas y están buscando manosear la doctrina sagrada, mientras usted despiadadamente echa afuera, depone o les quita poder a otros obispos, conocidos por ser fieles a la doctrina? ¿Por qué le ofrece usted una tremenda sensibilidad pastoral a gente que ni siquiera quiere practicar la fe y está inclinada a ofenderla, pero en cambio ha dirigido un antagonismo despiadado hacia aquéllos que sí la practican? ¿Por qué cada vez más nos parece a algunos, que está en marcha una desorientación diabólica, aunque intencionalmente nebulosa, en la doctrina de la Iglesia bajo el gobierno de Usted?

La Biblia nos previene de falsos maestros que llevan al pueblo de Dios por un camino errado con sus mentiras y su temeridad. San Judas dice que ellos habrán de pervertir la gracia de nuestro Señor, tornándola en libertinaje. Nuestro Señor también advirtió repetidamente acerca de los falsos maestros que llevarán a muchos a su ruina espiritual. Jesús nos cuenta la parábola del trigo y la cizaña, con la cual nos ilustra que las semillas de la cizaña (la falsa doctrina) se parecen tanto a las del trigo, que aun los labradores (teólogos/ apologistas/obispos) tienen dificultad para distinguirlas, pues al demonio le gusta disfrazar la falsedad con la verdad, usar la virtud para justificar el vicio, y tergiversar la doctrina para justificar la herejía, tanto que hasta los fieles son engañados. Jesucristo de hecho nos amonestó a que estuviéramos alerta de los falsos profetas, que vienen a nosotros vestidos con piel de oveja pero que en su interior no son otra cosa que lobos voraces. Y San Pablo declara de esos villanos “Pero aun si nosotros o un ángel del cielo, les enseñara un evangelio contrario al de Jesucristo, que sea condenado”.

Papa Francisco ¿es Usted el lobo vestido de pastor, contra el cual la profecía católica nos ha prevenido? ¿Es usted el profetizado falso profeta de embustes y engaños que habrá de llevar a la Iglesia a un cisma? ¿Es usted el anti-Juan Bautista y precursor del anticristo que dominará al mundo? ¿Estará usted pronto a la puerta de la muerte, como lo profetiza el Libro de la Revelación, sólo en ese momento, justo como si un milagro hubiera tenido lugar, parezca haberse levantado de entre los muertos?

Aquí vale la pena considerar dos fuentes aprobadas de revelación privada: Primero, en La Salette, nuestra Señora nos previno que Roma habría de perder la fe y habría de volverse sede del anticristo; la Iglesia habría de ser eclipsada y no sabremos quién es el verdadero papa. Y segundo, en Akita Nuestra Señora nos previno de que el engaño de Satanás habrá de infiltrar a la Iglesia en un grado tal que veremos (buenos) cardenales divididos contra (malos) cardenales, en que la Iglesia será enredada en una revolución, Y hay muchas otras profecías católicas creíbles que nos dan una percepción, nos previenen y nos dan dirección para nuestros tiempos; profecías que todo católico debe tener presentes. Ellas nos dicen que habrá de venir un dirigente de la Iglesia por medio de quién el mundo habrá de ser engañado por sus muchos actos que serán considerados obras de gran caridad pero llevadas a cabo detrás de una falsa fachada de humildad y de palabras dulces presentadas con un maravilloso y amoroso carisma externo. Mediante sus enseñanzas alentará a la humanidad a caminar hacia un humanismo exaltado en vez de hacia Dios.
Es muy posible para un embaucador maestro engañar a los fieles católicos. El Padre Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, con sus simuladas ortodoxia, humildad y ostentosa santidad, engañó con éxito hasta a un papa (San Juan Pablo). El propio Catecismo señala que en los últimos tiempos, una gran parte de los fieles será conducida por mal camino, específicamente mediante un engaño religioso. Papa Francisco ¿es Usted un impostor que pondrá en riesgo la integridad de la doctrina de la Iglesia, que anunciará orgullosamente su solución de unir a todas las iglesias cual si fuera una sola, y que llevará a cisma a la Iglesia Católica? ¿Será Usted aplaudido por el mundo secular y loado como un moderno innovador por condonar el pecado? ¿Habrá Usted de encargar un referendo para adaptar las leyes de la Iglesia y condonar nuevas prácticas pecaminosas que congenien con los tergiversados derechos humanos, para luego forzar a la Iglesia a que preste un nuevo juramento a esta nueva falsa doctrina? ¿Va Usted a hacer una burla de la fe y la moral católica en nombre de una disciplina tornadiza, de una acción pastoral y de un respeto al voto popular, y proseguir con el plan oculto de colocar en lugar supremo la conciencia individual, por encima de la doctrina católica?

En nuestros tiempos, más que nunca, Satanás quiere causar un gran daño espiritual a la humanidad por medio de engaños. Sabemos que el falso profeta vendrá enmascarado como amigo de católicos, protestantes, judíos y musulmanes. En lugar de eso, es el falsario que ha entrado en la casa de Dios para engañar y destruir almas mediante lo que será el más grande engaño religioso de la historia.

Papa Francisco, si Usted es un falso profeta que busca arrebatar almas por medio de embustes, habrá de salir perdiendo. El libro de la Revelación dice que tanto el falso profeta como el anticristo serán arrojados al lago de fuego donde sufrirán para siempre. “El mal tendrá su hora, pero Dios tendrá Su día” (Venerable Fulton Sheen). Mucho de lo que sucederá en la Iglesia en estos tiempos ha sido predicho, y sabemos que Dios permite estas abominaciones por buena razón. La Iglesia, como Cristo, sufrirá su pasión, crucifixión y muerte, y sólo entonces para entrar en su resurrección en una Nueva Era de Paz (Fátima). Y sabemos que no habrá derrota para los fieles que se mantengan firmes en la fe y sostengan la Verdad – la Palabra de Dios – aun ante la adversidad, la herejía, la apostasía y el cisma. Papa Francisco, a cualquier defensa que Usted pudiera tener o hacer acerca de las cuestiones que he planteado, el tiempo habrá de revelar la verdad de las cosas.

A los fieles católicos yo digo lo siguiente: Vivimos en tiempos tenebrosos y peligrosos, en los que nuestra fe y nuestra moral están siendo atacadas y reprimidas por todas partes, y de la manera más siniestra desde el interior de la misma Iglesia. San Pablo nos previno en su primera carta a Timoteo que “en los últimos tiempos algunos habrán de apostatar de la fe por prestar atención a espíritus deshonestos y (falsas) doctrinas de demonios, seducidos por gente mentirosa” (1 Timoteo 4:1). Deben ustedes estar alertas a los signos de los tiempos que fueron profetizados en las Sagradas Escrituras, incluyendo el Libro de la Revelación, y en las creíbles profecías marianas y modernas. La sólida profecía católica señala que el tiempo de la gran batalla predicha en la Escritura, que tendrá lugar en los últimos tiempos está de hecho ante nosotros hoy en día. No obstante lo que venga, la Iglesia Católica de Jesucristo permanecerá intacta, aunque quede sólo un remanente. Jesucristo prometió que la Verdad jamás podría cambiar ni ser derrotada. Aquéllos que se separen de la Iglesia en estos tiempos transigiendo en la doctrina, aun por seguir al papa, dejarán de estar unidos a la verdadera Iglesia.

Recen por recibir la gracia para discernir la Verdad, La victoria será de Nuestro Señor. Todo lo que necesitan hacer es evitar las trampas que pueden ser colocadas para arrebatar las almas de ustedes. No dejen que la falsa doctrina les sea impuesta, aun cuando sean ustedes acusados (falsamente) de falta de tolerancia, falta de compasión, falta de amor, falta de respeto para los derechos humanos o de ser injustificadamente moralistas. Que Jesús les abra los ojos a cualquier posible engaño que se presente o mentiras que les sean presentadas junto con verdades a medias, con ambigüedad; y que el Señor no permita que ningún dirigente falso divida a la Iglesia. Rueguen por la gracia del discernimiento, a fin de que nunca nieguen la Verdad. Sean firmes en su creencia en la Palabra de Dios, las Enseñanzas de la Iglesia y los Sacramentos. No importa cuánto sea atacada la Iglesia de Jesucristo, Dios no permitirá que sea destruida (el famoso sueño de San Juan Bosco de la guerra al interior de la Barca de Pedro nos viene a la memoria aquí). Puede estarse desplegando un plan taimado para conducirlos a ustedes a la gran apostasía, el primer sello del Libro de la Revelación, y será el engaño más grande de la historia, de manera que deben examinar todo lo que se les diga de ahora en adelante, aun cuando venga del Papa Francisco. Pues el hombre nunca puede vivir de pan solamente, sino de la verdadera Palabra de Dios. Negar o abandonar tan solo una doctrina de la fe equivale a negar y abandonar al mismo Jesucristo, como lo hizo Judas. Los fieles deben mantenerse alertas de cualquier posible plan de alterar o desechar doctrina a los caprichos del modernismo y del relativismo.

A los Fieles Católicos y a la gente de buena voluntad, declaro que ahora se requiere vigilancia. No permitan que los engañen con mentiras que provengan de la fuente que fuere de la Iglesia, y no mantengan indebidamente lealtades equivocadas. Sigan la Palabra de Dios como fue expresada desde el principio. No caigan por los falsos llamados a la caridad que hacen aquéllos que buscan la aceptación de sus propias vidas pecaminosas, mientras ellos desafían las Leyes de Dios y ahora pudieran pronto recibir la anuencia de la Iglesia para que sigan haciendo lo mismo. Y cómo pueden los fieles discernir qué es qué – si las nuevas enseñanzas aducen que Jesús condona el pecado, entonces sabrán que ésta es una mentira. La verdad es que Jesús siempre, clara y contundentemente detesta todo pecado aun cuando ame al pecador. Y Jesús jamás transigiría en Su verdad.

Papa Francisco, si usted pretende amoldar cualquier doctrina de la fe al mundo profano y secular de ahora, o aun desenfatizar alguna cierta doctrina para producir una nueva tolerancia hacia el pecado, la Iglesia no se unirá a Usted, ni los fieles asentirán. Pues tal apostasía invalidaría su pontificado. Yo lo convido a que en vez de eso tome usted su verdadero deber de salvaguardar y promover activamente la sagrada doctrina y con ello formar evangelizadores que sean testigos vivientes de la fe, para formar los santos del tercer milenio Cristiano. En este momento, yo sólo animo a todos los católicos a que le amen y le obedezcan, Papa Francisco, en todos los asuntos de la verdadera fe, pero también aliento a los fieles a que se pongan más atentos a los signos de los tiempos. Papa Francisco, si usted todavía decide permitir cualquier cambio en la doctrina, entonces la jerarquía legítima de la Iglesia pondrá al tanto claramente de esos asuntos a los fieles en ese momento y nos indicará cómo debemos responder de buena fe. No siendo ésto lo que suceda, sólo amor, obediencia y oraciones por Usted, Papa Francisco, permaneciendo debidamente alertas y vigilantes con respecto a los proféticos signos de los tiempos presentes.

Sinceramente en Cristo

por Kelly Bowring
Tomado de: Two Hearts Press
Traducida del inglés por Roberto Hope.

¿Cuánto tiempo falta para el Cisma? La Secta del Vaticano II al borde del caos.

vatican-dark-clouds.jpg

El Sínodo sobre la Familia no había comenzado aún, y todo el infierno ya estaba suelto: La interminable tiranía de Francisco contra los Frailes Franciscanos de la Inmaculada por su ligera desviación hacia el tradicionalismo; el muy publicitado documento de The Remnant   ‘petición para detener el Sínodo ‘ que dejó en claro su embarazoso fracaso al conseguir sólo 1.400 firmas verificadas; los Cardenales Novus Ordo desgañitándose sobre lo que  el Sínodo es y no está autorizado a cambiar; la Invitación de Francisco al “cardenal” belga Danneels, involucrado en escándalos, para que participe en el Sínodo, al mismo tiempo que señala la puerta a los “obispos” de mentes más conservadoras  (en su papel de gorila , ya sabes); y para colmo de todo esto, la oportuna publicación de un respetado periodista italiano de un   libro  señalando  que Francisco ¡no es ni siquiera un Papa válido !

Y ahora, se añade esto :  el Dr. Kelly Bowring, profesor de teología estadounidense del Novus Ordo, ha dirigido una “Carta Abierta al Papa Francisco”,  acompañada de un vídeo, en el que amenaza con romper la comunión con el ” Papa” argentino en caso de que intente cambiar sustancialmente la enseñanza de la iglesia o  su praxis:

El siguiente video muestra a Bowring leyendo la carta abierta:

Kelly Bowring no es una personalidad  insignificante en los dominios del Novus Ordo . Según su propio testimonio, ha recibido un doctorado en Sagrada Teología, versión Novus Ordo  por la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino en Roma y posee el mandato de su iglesia para enseñar teología. En otras palabras, es un verdadero teólogo  de la Iglesia del Vaticano II. Esto es lo que su sitio web dice acerca de sus antecedentes y educación:

El Dr. Kelly Bowring es un teólogo católico y  popular predicador católico, que ganó un  doctorado en la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino (Roma); tiene  la licenciatura de la Casa Dominicana y del Instituto Pablo II Juan (Washington DC) mientras trabajaba en la Oficina de Obispos de los Estados Unidos; y alcanzó la maestría por la Universidad Franciscana de Steubenville (Ohio). Tiene un mandatum  de la iglesia para enseñar teología.

El Dr. Bowring ha sido decano, presidente y profesor de teología en la Escuela Superior de Teología en el Seminario San Carlos, Universidad Católica del Sur, y en el Colege  de la Universidad Ave María de Santa María.

( Fuente )

Bowring es también autor de libros publicados por Two Heart Press . Es un entusiasta promotor de diversas supuestas apariciones, revelaciones y videntes, algunas de ellas auténticos  (Quito, La Salette, Lourdes, Fátima), y otras no aprobadas o definitivamente falsas (Medjugorje, Garabandal, Amsterdam, Luisa Piccarreta, Faustina Kowalska).

Antes de analizar la carta de Bowring a Francisco, tenemos que tener muy clara una cosa: Sin importar lo bueno que pueden ser sus intenciones, Bowring es un modernista del Novus Ordo, no es un verdadero católico, ni un teólogo católico auténtico, y tampoco es alguien a quien se tenga que pedir instrucción en materia de fe o de moral. El hecho de que él esté en desacuerdo con el  “Papa” Francisco e incluso le amoneste, sólo muestra el patético estado en que se encuentra  la Iglesia del Vaticano II después de un año y medio con Jorge Bergoglio al timón. Así que, por favor, no sea ingenuo – no todo el que tiene buenas intenciones y se opone a los errores más graves de Francisco es por ello católico. El enemigo de tu enemigo no es  tu amigo, ¡al menos no necesariamente!

Al borde del cisma: Carta abierta del Dr. Bowring al “Papa” Francisco

El Dr. Bowring comienza preguntando a Francisco una serie de preguntas acerca de cosas que han caracterizado su pontificado putativo hasta ahora, en concreto, sobre el liberalismo y la moral sexual. Luego, el autor se pregunta: “¿Es que hay alguna doctrina de la Fe en la que  Ud. rehuse creer ?” Una pregunta capciosa con seguridad, no sólo porque Bergoglio difícilmente va a admitir que es un hereje, sino también porque sus declaraciones y acciones durante los últimos 18 meses están impregnadas de herejías y otros errores doctrinales, por lo que la pregunta de Bowring respecto a “una sola doctrina “parece casi cómica.

Por ejemplo, Francisco publicó una herejía modernista inconfundible en su “Exhortación Apostólica” Evangelii Gaudium , n. 247, cuando enseñó:

Sostenemos que el pueblo judío en lo que se refiere a su especial pacto con Dios, éste nunca se ha revocado , pues “los dones y la vocación de Dios son irrevocables” (Rm 11,29). La Iglesia, que comparte con Judios una parte importante de las Sagradas Escrituras, mira al pueblo de la Alianza y a su fe como una de las raíces sagradas de su propia identidad cristiana (cf. Rm 11, 16-18). Como cristianos, no podemos considerar el judaísmo como una religión extranjera ; ni ¿debemos incluir a los judios entre los llamados a renunciar a los ídolos y servir al verdadero Dios (cf. 1 Ts 1, 9). Con ellos, creemos en un Dios que actúa en la historia, y con ellos aceptamos su palabra revelada .

(Francisco,  “Exhortación Apostólica” Evangelii Gaudium , n 247,. subrayado en el original.)

En este documento oficial, simplemente se hace eco de lo que ya dijo, un poco menos formalmente, en su libro co-escrito con su amigo rabino judío Abraham Skorka, a saber:

Hay una frase del Concilio Vaticano II, que es esencial:. Dice que Dios mostró a todos los hombres su liberación, en primer lugar, al pueblo elegido Puesto que Dios es fiel a sus promesas, Él no los rechaza. La Iglesia reconoce oficialmente que el Pueblo de Israel siguen siendo el pueblo elegido. En ninguna parte dice: “Usted perdió el juego, ahora es nuestro turno.” Es un reconocimiento del pueblo de Israel. Eso, creo, es la cosa más valiente del Concilio Vaticano II sobre el tema.

(Jorge M. Bergoglio y Abraham Skorka, El Cielo y la Tierra[Nueva York: Imagen, 2013], p 188; el subrayado es nuestro.).

Esta tontería herética se ha refutado vigorosamente, con copiosa documentación católica tradicional, en nuestro blog aquí .

Un segundo ejemplo de la herejía clara por parte de Bergoglio se puede encontrar en el sermón que dio el 21 de febrero de 2014, en la que afirmaba que la fe sin obras no es fe verdadera. Esta es una herejía contra el Concilio de Trento, como explicamos en nuestro blog aquí .

Otras herejías y errores de Bergoglio se pueden encontrar en abundancia en nuestra página especial de Francisco  aquí:

Recuerde que parte de la estrategia modernista es mostrarse vaga y confusa, en lugar de negar el dogma de manera clara y literal, con el fin de inyectar su veneno más sutilmente y por lo tanto con mayor éxito en las venas de los fieles confiados. De ahí que el Papa San Pío X nos advirtió de que debemos hallar el modernismo no sólo en las creencias sospechosas establecidas, sino también en la forma de hablar y en sus acciones (véase Pío X, Encíclica Pascendi, n 3,. cf. Pío VI, Bula Auctorem Fidei ).

En otras palabras, los modernistas tienden a difundir sus herejías por  lo  que dicen (en oposición a lo que dejan de decir) y por su manera de actuar (por ejemplo, nada predica la negación de la transubstanciación con mayor eficacia que el tratamiento que se da al Santísimo Sacramento como si fuera palomitas de maíz). Hablan de una manera tal que, a pesar de que tal vez técnicamente no afirman herejías en realidad, sin embargo, todo el mundo al escucharles advierte la herejía de lo que dicen. De ahí que el Papa Pío VI condenó incluso una explicación totalmente ortodoxa del dogma católico de la Transubstanciación, por el mero hecho de que no se hiciera uso de la palabra  “transubstanciación”, “ya que por esta omisión indiscreta y sospechosa se evapora un  artículo perteneciente a la fe junto con  la omisión de la palabra consagrada por la Iglesia para proteger la profesión de la Fe, como si se tratara meramente de una cuestión escolástica “- convirtiéndose la omisión del término” en algo peligroso, depreciador de  la exposición de la verdad católica sobre el dogma de la transubstanciación, favorable a la herejía “(Bula Auctorem Fidei , error no 29;. . Denz 1529 ). Asimismo, el Papa Clemente XIII había advertido contra el “error diabólico”, que, ” coloreando ingeniosamente sus mentiras, fácilmente se viste de la semejanza de la verdad, cuando  con  muy breves adiciones o cambios se corrompe el significado de las expresiones” ( Encíclica En Dominico Agro , n . 2). Aplíquese esa norma al Concilio Vaticano II  y se verá lo que sale ….

Por lo tanto, es desconcertante ver cómo el Dr. Bowring en este punto todavía pregunta a Francisco si es un hereje. ¿No ha leído lo que escribe Francisco? ¿No debería, como teólogo del Novus Ordo, haber leído los documentos oficiales “papales”? ¿No está al día de  lo que Francisco dice y hace – y si lo está,  ¿todavía no ha descubierto lo que obviamente el hombre no es, o sea católico?

Bowring está de acuerdo: un hereje no puede ser Papa

Bowring admite que un hereje no puede ser un Papa válido, y él afirma en su carta abierta que cualquier herejía por parte de Francisco invalidaría su reclamación al papado. En este contexto, se remite  a  un enlace a la página siguiente de su sitio web, que  aborda temas relacionados con los reclamantes papales heréticos:

En pocas palabras, dice que si un Papa se convirtiera en hereje , él dejaría de ser Papa, sin embargo, a continuación, Bowring después de afirmar “sin ningún tipo de declaración, por obra de la misma ley” dice: “Sin embargo, la ley eclesiástica exige que el fiel dé por supuesto que tenemos un Papa válido, a menos que la máxima autoridad de la Iglesia declare formalmente lo contrario. ”

¿Pero en qué quedamos? ¿La declaración es necesaria o no? Él afirmó que la caída en el cargo sucedería ” sin ningún tipo de declaración “, pero luego dice que debemos aceptar a un Papa hereje hasta que “la máxima autoridad de la Iglesia lo declare formalmente.  Además, hay otro pequeño problema. “: ¿no es precisamente  la autoridad máxima de la Iglesia, el Papa ?

Quizás Bowring está aquí adoptando la posición de John Salza sobre “el Papa hereje deja de ser Papa de inmediato, pero no podemos saber esto hasta que haya una declaración de los cardenales “. Si bien esto puede parecer una solución conveniente para algunos, no puede escapar al dilema, como mostramos en nuestra refutación definitiva y exhaustiva de la posición de Salza aquí:

En este ensayo respondiendo a Salza, también se puede encontrar una respuesta a la famosa alegación de que al igual que San Pablo reprendió a San Pedro en Gálatas 2: 11-14, los católicos pueden “resistir” a un “Papa” hereje,  texto que  Bowring utiliza también con un argumento similar.

Antes de regresar a la Carta Abierta, debemos responder brevemente a dos argumentos más que el teólogo utiliza para establecer  que sólo podemos “resistir” a un Papa que parece ser hereje hasta que la “máxima autoridad” de la Iglesia – la cual deja sin concretar – declare que ha perdido su cargo:

Cómo tratar un papa herético

Los mismos Papas enseñan que es posible que un Papa sea un hereje. ¿Qué hacer si esto sucede? Ven. Pío IX responde: “Si un futuro Papa enseña algo contrario a la fe católica, no le sigan.”[Desconocemos esta cita que creemos falsificada. Ha sido una doctrina común de los papas sancionada en el CVI, que ningún papa en el desempeñp de su cargo puede enseñar herejías]

San Roberto Belarmino, SJ, incluso escribió lo siguiente:

“Así como es lícito resistir al Papa que ataca el cuerpo, también es lícito resistir al que ataca a las almas o que perturbe el orden civil, o, sobre todo, que intenta destruir a la Iglesia. Digo que es lícito resistirle  no haciendo lo que ordena e impidiendo su voluntad de ser ejecutado “.  [En el blog se ha demostrado que esta sentencia de San Roberto no se refiere al papa que cae en herejía sino al que destruye la Iglesia por acciones temporales. Véase el post ¿Resistir al papa pero no juzgarlo o deponerlo?]

(Kelly Bowring,  “Sobre el Papa Francisco y el Falso Profeta” , Two Hearts Press, octubre de 2013)

Esto sí que es bueno. Bowring atribuye casualmente una cita absolutamente indignante al Papa Pío IX, sin dar ninguna referencia. ¿Dónde está esta cita? ¿En qué documento auténtico papal aparece? En ninguna parte. Sin duda, la cita está falseada. Si usted la busca el Internet,  verá que supuestamente se puede encontrar en una carta que Pío IX escribió a un”Obispo Brizen.” El problema es que no había ningún obispo Brizen. Buscando en  el sitio web Jerarquía católica en vano se encontrará a un tal obispo. No existe. En lugar de ello, sin embargo, hubo una diócesis de Brixen , cuyo obispo durante el reinado de Pío IX fue Vicente Gasser , y es muy posible que mantuviese correspondencia con el Papa. Si alguien desea afirmar que una declaración tan estúpida y errónea respecto de “no seguir” al Papa hubiese venido de Pío IX en una carta a Mons. Gasser, debería  probarlo , no sólo afirmarlo.

Es algo poco académico e irresponsable que el Dr. Bowring, quien tiene tan grandes credenciales académicas,  aporte una simple cita no verificada y la utilize como enseñanza papal. Y los que dicen que esta cita se encuentra en el libro de 1904 L’Infaillibilité du Pape et le Syllabus por Paul Viollet, deben ser conscientes de que este libro fue condenado por el Papa San Pío X en 1906 y puesto en el Índice de Libros Prohibidos (véase el Decreto de la Sagrada Congregación del Índice, 5 de abril de 1906, en el Acta Sanctae Sedis  39 , pp. 96-97).

En cuanto a la cita de San Roberto Belarmino de “resistir al Papa” que el Dr. Bowring ofrece, es una cita muy popular que se utiliza una y otra vez por los no sedevacantistas para justificar su resistencia al magisterio del Vaticano II, pero el original contexto en el que aparece muestra que San Roberto no estaba en absoluto avalando la  posición  de “reconocer-y-resistir”, como los siguientes enlaces muestran:

Es muy preocupante ver a un teólogo del Novus Ordo con un doctorado de Roma y un mandato oficial para enseñar, reciclar estos viejos tópicos descuidadamente en su argumentación.

Pero volvamos a la carta abierta de Bowring a Francisco.

¿Cambios en la doctrina? Bienvenido a la Nueva Religión

Después de conectar la herejía con la pérdida del cargo papal, Bowring procede a avisar a Francisco que él “no puede cambiar ninguna doctrina en el Catecismo”, lo cual es divertido ya que el  Catecismo de la Iglesia Católica  1992, del Novus Ordo al que el teólogo se refiere, muestra  manifiestamente que  la fe ha cambiado con la nueva religión del Vaticano II. Por lo tanto, nos gustaría decirle a Dr. Bowring: “Usted llega demasiado tarde aquí. La doctrina ha sido ya modificada. Si usted no lo cree, pruebe a utilizar el Catecismo de Trento y las encíclicas papales pre-Vaticano II en un curso Novus Ordo del catecismo parroquial y vea  lo que le sale “.

A continuación, el autor menciona que cualquier cambio sustancial  en la doctrina católica hecho por Francisco supondría por ese mismo hecho  que su pretensión de ser Papa fuera inválida. Esto es exactamente correcto, pero  no sabemos en qué  mundo Bowring ha estado viviendo, porque la religión del Vaticano II, como acabamos de decir, ya representa un cambio sustancial de la religión católica, tal como había sido enseñada hasta ese momento. Esto lo explica muy bien Mons. Donald Sanborn en los siguientes sermones, comentarios y conferencias:

jp2 blessing.jpg indioBowring procede a contar a  Francisco que “la Iglesia no puede  adaptarse al mundo moderno, ni se puede cambiar su doctrina, con el fin de adaptarse a otras confesiones y religiones y a las modas”. Sin embargo, esto es exactamente lo que la Iglesia del Vaticano II es: una perversión modernista de la Iglesia Católica, porque se adaptó al mundo moderno, se modificó para adaptarse a otras confesiones, religiones y modas. Eso es lo que era  “el aggiornamento de Juan XXIII “, el abrir las ventanas para dejar entrar el humo de Satanás  “un poco de aire fresco”, y fue la razón de por qué el Vaticano II publicó un documento “sobre la Iglesia en el mundo moderno” – Gaudium Et Spes . Sin embargo, los verdaderos Papas antes del Vaticano II habían advertido sobre la  “novedad poco sólida que parece burlarse de la piedad de los fieles, que habita en la introducción de un nuevo orden de vida cristiana, sobre las nuevas orientaciones de la Iglesia, sobre las nuevas aspiraciones del alma moderna, en una nueva vocación social del clero, en una nueva civilización cristiana, y muchas otras cosas de la misma clase “(León XIII, Instrucción de la SC de Asuntos Eclesiásticos Extraordinarios, 27 de enero 1902; qtd en San Pío X. , EncíclicaPascendi , n. 55).

Disculpe, Dr. Bowring, pero ¿dónde estaba usted en aquél tiempo?¿Dónde estaba usted durante los reinados de Juan Pablo II y Benedicto XVI? Este lío no empezó con Francisco; él es sólo más contundente y más abierto que cualquiera de sus cinco predecesores de triste memoria. Lo que ha cambiado desde  Benedicto XVI es el énfasis, la franqueza (sin juego de palabras), y tal vez el grado o la velocidad de la revolución, pero no la revolución misma.

La carta abierta continúa, y ahora se pone muy cruda. Bowring pide a Bergoglio a quemarropa:

Papa Francisco, ¿eres el lobo con piel de pastor sobre la cual  la profecía católica nos había advertido? ¿Eres el falso profeta profetizado  que dirigirá la Iglesia en el cisma con la mentira y el engaño? ¿Eres el anti-Juan el Bautista y precursor del anticristo que gobernará el mundo? ¿Vas a estar pronto a las puertas de la muerte, tal como el Libro de Apocalipsis profetiza, y que poco después como si fuera  un milagro, parecerá resucitar  de entre los muertos?

(Kelly Bowring,  “Carta abierta al Papa Francisco: ¿Estás a punto de redefinir Doctrina de la Iglesia” , Two Hearts Press Blog, octubre 2014)

Muy bien, he aquí algunos consejos de Novus Ordo Watch, gratuitos: El Falso Profeta mencionado en la Sagrada Escritura (Apocalipsis 16:13), quienquiera que sea, es probable que no vaya a decir que él es el Falso Profeta . Por lo tanto, es probable que sea inútil preguntarle esto a Francisco. Si lo que buscas es un Anti-Juan-el-Bautista, es posible que tenga Ud. que echar un vistazo  a Juan XXIII (Angelo Roncalli) , el precursor de la religión del Vaticano II, que la dejó madura para permitir  el reinado de su príncipe heredero, Pablo VI (Giovanni Battista Montini) , haciéndole  “cardenal”, algo que el Papa Pío XII había rehusado hacer; el que añadió el nombre de San José con el canon de la Misa, señalando así que incluso el canon no era intocable;  el que estableció la Secretaría para la Promoción de la Unidad Cristiana, que fue el punto de partida para el ecumenismo; y el  que convocó el Concilio Vaticano II, la zona cero de la nueva religión, en la que se basa la Iglesia Falsa. De hecho, con su énfasis en el aggiornamento y la Nueva Teología del “hombre moderno”, Juan XXIII se puede decir que ha torcido las sendas rectas, en oposición a San Juan Bautista, que vino a enderezar los caminos torcidos (ver Mc 1, 2-3). Durante el concilio, algunos incluso se refirieron  a Juan XXIII como el “Precursor del Anticristo.”

blanco-humo-1958.jpgNo actuemos como si Francisco fuera el comienzo del modernismo del Novus Ordo. No es más que N º 6 en la lista de los usurpadores anticatólicos de la Cátedra de San Pedro. Juan XXIII, mucho antes de  Francisco, era considerado como el “humilde”, el “Papa Bueno”, como llegó a ser conocido. Recibió la adulación de las masas, el respeto del mundo, la admiración de todos. Y  teniendo en cuenta que se trataba de algo que él mismo eligió, todavía más que en el caso  de Francisco,  y que estuvo involucrado en irregularidades y extraños sucesos, como los siguientes enlaces muestran, queda claro que su enfoque, Dr. Bowring, debería estar centrado en Angelo Roncalli mucho más que en Jorge Bergoglio – ¡usted llega 55 años tarde!

También es de cierto interés que, como Bergoglio mismo reconoció, si hubiera sido elegido en el cónclave de 2005 en lugar del de 2013, habría elegido el nombre de Juan XXIV. De hecho se parece a Roncalli en más de un sentido.

Bowring luego advierte que “el falso profeta se hace pasar por un amigo de católicos, protestantes, judíos y musulmanes”. Esa descripción definitivamente encaja con  Francico, pero de ninguna manera sólo  con Francisco. Benedicto XVI, Juan Pablo II y Pablo VI han estado profundamente implicados en el “diálogo interreligioso” y en el rechazo del proselitismo. Fue Benedicto XVI quien rezó en la Mezquita Azul en Turquía y declaró en una sinagoga alemana que el que encuentra a Cristo encuentra el judaísmo ; fue Juan Pablo II quien besó el Corán en público y, como Benedicto y Francisco, rezó en el Muro de las Lamentaciones en Jerusalén; fue Pablo VI, quien sentó las bases para la abominable declaración conciliar Nostra Aetate , el documento fundacional del Vaticano II para el diálogo interreligioso.

La cuestión de si la usurpación del trono papal comenzó sólo con Francisco o de hecho, mucho antes, en 1958, con Juan XXIII, es sumamente importante, ya que la respuesta a esta pregunta determina si la Iglesia del Vaticano II es la Iglesia verdadera o una falsa iglesia. Bajo la hipótesis de Bowring, la Secta del Vaticano II es la Verdadera Iglesia, de la que si Francisco  se hubiera desgajado en el caso de haber cometido herejía (recuerde, Bowring no cree que Francisco haya  cometido todavía ninguna herejía), los  “fieles” que rechacen a Francisco, formarían parte de la “verdadera” Iglesia, de la cual  Bergoglio  ya no sería miembro.

Bowring dice específicamente: “Aquellos que se separan de la Iglesia del  [Vaticano II] en estos tiempos adulterando la doctrina, aun siguiendo al  Papa , ya no estarían unidos a la verdadera Iglesia “( ibid. ; la cursiva es nuestra ). Ahora bien, esto es un  punto importante. Vamos a desenredar esto un momento. Bowring está diciendo que si Francisco adultera la doctrina, entonces …

  • se aísla de la Iglesia del Vaticano II (“Verdadera Iglesia” a sus ojos)
  • el fiel del [Novus Ordo] debería negarse a seguir a Francisco por  su adulteración de la doctrina
  • y por lo tanto  no  debe “seguir al Papa” [sic]
  • de lo contrario no será parte de la “verdadera” Iglesia por más tiempo

Esta posición es un desastre teológico. Es imposible no ser parte de la verdadera Iglesia, cuando se sigue a un verdadero Papa, porque donde está Pedro, allí está la Iglesia. Él es la roca firme y garante de la ortodoxia. Por otro lado, al negarse a seguir el Papa uno se hace cismático. Pero los cismáticos, por definición, no son parte de la verdadera Iglesia. Lo que propone  Bowring  aquí es aterrador – es totalmente al revés. Él está diciendo esencialmente que si Francisco reniega de la fe, entonces, con el fin de seguir siendo católico, uno debería convertirse en cismático, de lo contrario se convertiría en hereje. ¿Lo captas?  ¿No te regocija ver  lo que los teólogos del Novus Ordo ofrecen en medio de tanta confusión ?

En este sentido, recordemos alguna enseñanza refrescante, clara y autorizada el Papa Pío IX:

Sabéis muy bien que los enemigos más mortales de la religión católica siempre han librado una guerra feroz, pero sin éxito, contra este sucesor [de San Pedro]; que de ninguna manera son ignorantes del hecho de que la religión en sí nunca puede tambalearse y caer mientras esta Cátedra se mantenga intacta, la Cabeza, que descansa sobre la roca que las puertas orgullosas del infierno no pueden derrocar y en el que descansa la solidez de la la religión cristiana.

(Papa Pío IX, encíclica Inter Multiplices , n. 7)

Si parece que  esta enseñanza papal no encaja exactamente en la teología del Dr. Bowring, eso es porque no encaja en absoluto . Los Novus Ordo y los Neo-Tradicionalistas son famosos por hacer las cosas sobre la marcha, sobre todo cuando se trata de cuestiones acerca de la autoridad papal, de la  herejía pública, la separación del cargo, y el sedevacantismo.

El Dr. Bowring termina su carta con otra declaración desconcertante. Él escribe: “El Papa Francisco, si  aún decidiera autorizar cualquier cambio en la doctrina, entonces la jerarquía legítima de la Iglesia hará a los fieles ser claramente conscientes en ese momento de este asunto y hará que respondamos lo mejor que podamos con buena voluntad.” Muy bien, así que si ese fuera el caso, entonces ¿para qué todo este alboroto? Si los fieles del Novus Ordo podrán ver claro y luego serán guiados correctamente por sus jerarcas cuando Francisco falle en la fe, entonces, ¿qué necesidad hay de advertir a los fieles, y por qué él se molestó en escribir esta carta abierta a Bergoglio? Bowring en primer lugar realmente parece estar socavando  la razón por la que hizo pública su carta.

Por muy buenas y nobles que sean las  intenciones del Dr. Bowring, uno habría esperado un poco más de un hombre con un doctorado en la versión Novus Ordo de la Sagrada Teología por la Universidad Pontificia de Roma. Esta carta es un verdadero lío: en cuanto a la mala comprensión de la materia objeto de la exposición del autor (que esencialmente dice “No sigáis al Papa si deseáis permanecer en la Iglesia!”, Y luego usando un presupuesto sin contrastar, que atribuye al Papa Pío IX, tomado de una supuesta carta a un obispo que no existe); en términos del extraño contraste del “mal” papa Francisco con sus predecesores del  Novus Ordo, como si la propia Iglesia del Vaticano II no fuera ya herética; y en términos de la total falta de reconocimiento de que el propio Francisco hace mucho tiempo ha cruzado la línea de la herejía, en palabras y en acciones.

Veremos cómo reaccionan a la  Carta abierta de Bowring los habitantes de NovusOrdolandia en las próximas semanas. La mayoría de sus compañeros teólogos no pueden estar  satisfechos de esto.

Comentario finales

Parece bastante claro partiendo de  todo lo que está ocurriendo desde la elección de Jorge Bergoglio como “Papa Francisco” el 13 de marzo de 2013, que la Secta del Novus Ordo está al borde del caos. Durante mucho tiempo hemos estado diciendo que al final podría haber  un cisma, y ​​parece que esta vez sí se está acercando muy rápidamente. El Dr. Bowring ha dado  una justificación teológica informal para ello. Su carta abierta deja claro que él está listo para entrar en cisma si Francisco cruza la línea. (Más sobre el cisma a continuación.)

popcorn.jpgEsto es enorme, damas y caballeros. Hasta ahora, un posible cisma era sólo una conjetura de nuestra parte, sobre la base de los problemas que estábamos viendo que crea Francisco. Pero ahora tenemos que un acreditado teólogo Novus Ordo sale con esa amenaza – y ya tiene seguidores, como se puede ver en los comentarios de su blog y en su página de Facebook. ¿Otros individuos de alto perfil se unirán a él?

Desde nuestro seguimiento a diversos blogs y feeds de Twitter y otras fuentes, sabemos que la Iglesia Nueva es,  en este asunto, un polvorín a punto de estallar. El Sínodo sobre la Familia actualmente en curso en Roma, junto con el libro de Socci disputando la legitimidad de Francisco, bien podrían ser el detonante.  ¿Y luego qué?

Los que se separan de Francisco podrían encontrar una alternativa consoladora en la posición “Resignacionista”, que considera la renuncia de Benedicto XVI no válida y por lo tanto que siga siendo sea Papa todavía. A fin de cuentas, a Satanás no le importa a cuál de los dos antipapas acepte la gente  como verdadero Papa, porque ninguno de ellos lo es. Sería realmente un golpe maestro del engaño  ofrecer a la gente dos alternativas falsas – ellos creen hacer una elección, y por lo tanto tener una manera de escapar del engaño, cuando en realidad cualquier opción asegura de que su alma permanecerá en los oscuros confines de la tierra espiritual baldía que es la Iglesia del Vaticano II. Escoger a  Francisco  o escoger a Benedicto – de cualquier manera, ¡se está eligiendo a un modernista! ¡Un plan diabólicamente inteligente!

Si bien es cierto que al lado de Jorge Bergoglio, Joseph Ratzinger no parece tan malo, debemos recordar la advertencia de Don  Félix Sardá y Salvany, que en su libro del siglo 19 contra el liberalismo, que fue aprobado por el Vaticano, advirtió que el tipo más peligroso de liberal no es el extremo, sino el moderado, debido a que el moderado encubre su liberalismo:

XVIII.- DE LAS SEÑALES O SÍNTOMAS MÁS COMUNES
CON QUE SE PUEDE CONOCER SI UN LIBRO,
PERIÓDICO O PERSONA ANDAN ATACADOS O
SOLAMENTE RESABIADOS DEL LIBERALISMO.

En esta variedad, o mejor, confusión de matices y medias
tintas que ofrece la abigarrada familia del Liberalismo, ¿hay
señales o notas características con que distinguir fácilmente
al liberal del que no lo es? He aquí otra cuestión también
muy práctica para el católico de hoy, y que de un modo u
otro frecuentemente el teólogo moralista ha de resolver.
Dividiremos para esto los liberales (sean personas, sean
escritos) en tres clases.
-Liberales fieros.
-Liberales mansos.
-Liberales impropiamente dichos o solamente resabiados de
Liberalismo.
Ensayemos una descripción semi-fisiológica de cada uno de
estos tipos. Es estudio que no carece de interés.
El liberal fiero se conoce, desde luego, porque no trata de
negar ni de encubrir su maldad Es enemigo formal del Papa
y de los Curas y de la gente toda de Iglesia; bástale sea
sagrada cualquier cosa para excitar su desapoderado
rencor. Busca entre los periódicos los más encandilados;
vota entre los candidatos los más abiertamente impíos; de
su funesto sistema acepta hasta las últimas consecuencias.
Hace gala de vivir sin práctica alguna de religión, y a duras
penas la tolera en su mujer e hijos. Suele pertenecer a
sectas secretas, y muere por lo regular sin consuelo alguno de la Iglesia.

El liberal manso suele ser tan malo como el anterior, pero
cuida bastante de no parecerlo. Las buenas formas y las
conveniencias sociales lo son todo para él; salvado este
punto no le importa gran cosa lo demás. Incendiar un
convento no le parece bien; apoderarse del solar del
convento incendiado, es cosa para él ya más regular y
tolerable. Que un periodicucho cualquiera de esos de burdel
venda sus blasfemias en prosa, verso o grabado a dos
cuartos ejemplar, es un exceso que él prohibiría y hasta
lamenta no lo prohíba un Gobierno conservador; pero que
se diga todo lo mismo en frases cultas, en un libro de
buena impresión o en un drama de sonoros versos, sobre
todo si el autor es académico o cosa así, ya no ofrece
inconveniente. Oír hablar de clubs le da escalofríos y
calentura, porque allí, dice él, se seduce a las masas y se
subvierten los fundamentos del orden social. Pero ateneos
libres se pueden muy bien consentir porque la discusión
científica de todos los problemas sociales ¿quién los va a
condenar? Escuela sin Catecismo es un insulto al católico
país que la paga. Mas universidad católica, es decir, con
sujeción entera al Catecismo, o sea al criterio de la fe, debe
dejarse para los tiempos de la Inquisición El liberal manso
no aborrece al Papa, sólo no encuentra bien ciertas
pretensiones de la Curia romana y ciertos extremos del
ultramontanismo que no dicen bien con las ideas de hoy.
Ama a los Curas, sobre todo a los ilustrados, es decir, a los
que piensan a la moderna como él; en cuanto a los
fanáticos y reaccionarios, los evita o los compadece. Va a la
iglesia, y tal vez hasta a los Sacramentos; pero su máxima
es, que en la iglesia se debe vivir como cristiano, mas fuera
de ella conviene vivir con el siglo en que se ha nacido, y no
obstinarse en remar contra la corriente. Navega así entre
dos aguas, y suelen morir con el sacerdote al lado, pero
lleno de libros prohibidos la librería.
El católico simplemente resabiado de Liberalismo se conoce
en que, siendo hombre de bien y de prácticas sinceramente
religiosas, huelen no obstante a Liberalismo en cuanto
habla o escribe o trae entre manos. Podría decir a su modo,
como Mad. Sevigné: “No soy la rosa, pero estuve cerca de 

ella, y tomé algo de su olor”. El buen resabiado discurre y 

habla y obra como liberal de veras, sin que él mismo,
pobrecito, lo eche de ver. Su fuerte es la caridad: este
hombre es la caridad misma. ¡Cómo aborrece él las
exageraciones de la prensa ultramontana! Llamarle malo a
un hombre que difunde malas ideas, parécele a ese singular
teólogo pecado contra el Espíritu Santo. Para el no hay más
que extraviados. No se deba resistir ni combatir; lo que se
debe procurar siempre es atraer. “Ahogar el mal con la
abundancia del bien”, esta es su fórmula favorita, que leyó
un día en Balmes por casualidad, -y fue lo único que del
gran filósofo catalán se le quedó en la memoria. Del
Evangelio aduce únicamente los textos que saben a miel y
almíbar. Las invectivas espantosas contra el fariseísmo
diríase que las tiene él por genialidades e intemperancias
del divino Salvador. A bien que sabe usarlas él mismo muy
reciamente contra los irritables ultramontanos, que con sus
exageraciones comprometen cada día la causa de una
Religión que toda es paz v amor. Contra éstos anda acerbo
y duro el buen resabiado, contra éstos es amargo su celo y
agria su polémica y agresiva su caridad. Por él exclamó el
P. Félix en un discurso célebre, a propósito de las
acusaciones de que era objeto en persona del gran Veuillot:
“Señores, amemos y respetemos hasta a nuestros amigos”.
Pero no; el buen resabiado no lo hace así: guarda todos sus
tesoros de tolerancia y de caridad liberal para los enemigos
jurados de su fe. ¡Es claro, como que el infeliz los ha de
atraer! En cambio, no tiene más que el sarcasmo y la
intolerancia cruel para sus más heroicos defensores. En
suma. al buen resabiado, aquello de la oposición per
diametrum del Padre San Ignacio en sus Ejercicios
espirituales, nunca le pudo entrar. No conoce más táctica
que la de atacar por los flancos, que en religión suele ser la
más cómoda, pero no la más decisiva. Bien quisiera él
vencer, pero a trueque de no herir al enemigo ni causarle
mortificación o enfado. El nombre de guerra le alborota los
nervios; mas le acomoda la pacífica discusión. Está por los
Círculos liberales en que se perora y delibera, no por las
Asociaciones ultramontanas en que se dogmatiza e increpa.

En una palabra, si por sus frutos se conoce al liberal fiero

al manso, por sus acciones principalmente es como al
resabiado de liberalismo se le ha de conocer.
Por estos rasgos mal perfilados, que no llegan a diseños o
bocetos, cuando menos a verdaderos y acabados retratos,
será fácil conocer muy luego a cualquiera de los tipos de la
familia en sus diversas gradaciones. Resumiendo en pocas
palabras el rasgo más característico de su respectiva
fisonomía, diremos que el liberal fiero ruge su Liberalismo;
el liberal manso lo perora; el pobre resabiado lo suspira y
gimotea.
Todos son peores, como decía de su padre y madre aquel
pillete del cuento; pero al primero le paraliza muchas veces
su propio furor; al tercero su condición híbrida, de suyo
infecunda y estéril. El segundo es el tipo satánico por
excelencia, y el que en nuestros tiempos produce el verdadero estrago liberal.

(P. Félix Sardá y Salvany, El liberalismo es pecado , Capítulo 18)

Parecería que el engaño de Francisco a las masas es dolorosamente obvio para cualquier persona que se moleste en mirar y a la que no se le pague para para NO verlo [Subrayado propio]Sin duda, uno se puede permitir preguntar: ¿Quién se beneficia de esto?¿Podría el verdadero engaño aquí tener dos patas? Una la de  Francisco por “conservador”, que el modernista Novus Ordo como Kelly Bowring que implícitamente  legitima la Secta del Vaticano II al menos  hasta Francisco. ¿No es esto exactamente lo que Bowring argumenta – no que Francisco  contradiga, por ejemplo, a Pío XI y al magisterio pre-conciliar, sino  que contradice a  Juan Pablo II y al Vaticano II? Por tanto, de cualquier manera, aunque se esté de acuerdo con Francisco o con Bowring, la revolución del Vaticano II se legitima y perpetúa, bien con el tipo más moderado y disimulado (Benedicto XVI) o con el tipo más extremo y abierto ( Francisco). Si Francisco es demasiado obvio para usted, usted puede ir a Benedicto – y seguirá estando en la Iglesia falsa del Vaticano II.

tranquilizador-lie.jpg

Serán todavía útiles unas palabras aclaratorias sobre el cisma. Cuando decimos que es posible que ocurra un cisma en la Secta del Novus Ordo, o que Bowring está listo para entrar en el cisma, simplemente queremos decir que habrá una brecha, entre Francisco y sus seguidores, por un lado, y los del Novus Ordo que rechazan a Francisco, por otro ( y posiblemente aceptan a  Benedicto en su lugar). Es un uso descriptivo del término, al igual que el término “cisma” se utiliza en “El Gran Cisma de Occidente” del siglo 14 / 15. No estamos aquí preocupados por la culpabilidad de alguien o por la falta de ella, ni con la distinción entre el  delito canónico de cisma y el pecado personal de cisma. Al mismo tiempo, hay que señalar que el llamamiento de Bowring a rechazar a Francisco “y no seguir al Papa” es decir, incluso aunque se crea que él es Papa, es en definitiva y claramente una apología del pecado mortal de cisma.

El Papa León XIII escribió dos cartas apostólicas sobre el tema de la requerida y apropiada sumisión de los católicos a su obispo local y al Papa. Estas cartas no son muy conocidas, y sospechamos que los tradicionalistas del “Reconocer-y-Resistir”  no tengan  mucho interés en hacerlas  circular. Asegúrese de leerlas   y  pregúntese  si se puede aceptar a Francisco  (o a Benedicto XVI, Juan Pablo II, Juan Pablo I, Pablo VI o Juan XXIII) como Papas y sin embargo rechazar sus enseñanzas, las  normas litúrgicas, las leyes modernistas de la iglesia, etc .:

En relación con esta importante evidencia de la verdadera posición católica sobre la sumisión al Papa y a la jerarquía legítima, también debemos recordar a nuestros lectores una vez más el hecho de que quien cree que Pablo VI  fue un verdadero Papa de la Iglesia Católica, debe aceptar como verdaderas y agradables a Dios, las enseñanzas y las decisiones del Concilio Vaticano II, como se ha demostrado aquí:

El  “pontificado” de Francisco es realmente una amenaza de  desgarrar la Secta del Novus Ordo. Ningún reclamante papal ha polarizado a la gente tanto como Jorge Bergoglio, al menos desde Pablo VI, y hoy las cosas son un poco diferentes a cómo estaban en los años 1960 y 70. Es cómicamente irónico ver que en un momento en que incluso los del Novus Ordo luchan  con su “Papa”, la Sociedad de San Pío X, que se encontró en la imposibilidad de llegar a un acuerdo con el modernista  mucho más matizado Ratzinger, esté mostrando un renovado interés en estar plenamente reconciliada con la  Secta del Vaticano II y con Francisco, contundente y abiertamente   “genuino modernista” (¡palabras del obispo Fellay!).

Una vez más, tenemos el caos , o estamos muy cerca de él.

francis-insane2.jpg

Nadie provoca el caos como Caos Frank!

La Sagrada Escritura nos advierte una y otra vez sobre el engaño de los últimos días, acerca de los falsos maestros, falsos profetas y falsas señales y prodigios.Tenga cuidado con los grandes – como Francisco y Benedicto XVI -, pero también con los más pequeños, como el propio Bowring, hombre muy talentoso cuya aparente sinceridad y agradable manera de hablar, como se ve en el vídeo , le hará atractivo a muchos, especialmente a aquellos desilusionados con Francisco.

Y ahí está el peligro. Tenga en cuenta que, como hemos dicho desde el principio, el mero hecho de que un alma bien intencionada se oponga a Francisco y a sus errores más evidentes no quiere decir que esta persona le esté dando la verdadera Fe Católica  – porque podría darle  simplemente una  falsa alternativa, como es el caso de la propuesta de Kelly Bowring a Bergoglio dando la “solución” de la  religión del  Vaticano II  “pre-Francisco”. Lo sentimos, pero no se puede liberar del diablo a la gente, ofreciéndoles a Satanás como alternativa.

El gran Padre Frederick Faber, en un sermón predicado en 1861, explicó en qué consistirá el gran engaño del Anticristo y de su Falso Profeta. Lea con atención estas palabras del P. Faber:

Hay que recordar que si  los hombres buenos estuvieran manifiestamente a un lado y  los manifiestamente malos en el otro, no habría peligro de que nadie, y menos aún  los elegidos, fueran engañados con  falsos milagros. Son los hombres de bien,  de quienes esperamos que todavía lo sean, los que harán  el trabajo del Anticristo y tristemente crucifiquen de nuevo al Señor …. Tenga en cuenta esta característica de los últimos días, que este engaño hay que atribuirlo a los hombres buenos que están en el lado equivocado .

( P. Frederick Faber, Sermón de Pentecostés Domingo, 1861;. qtd en P. Denis Fahey, El Cuerpo místico de Cristo en el mundo contemporáneo ; el subrayado es nuestro).

Que esto nos sirva de advertencia a todos nosotros. La sinceridad personal simplemente no es suficiente.

Lo que también es inquietante sobre el Dr. Bowring es el hecho de que él pone tanto énfasis en las supuestas apariciones y revelaciones – y las publicita sin prudencia, en una opinión pública vulnerable y ya confundida.

No podemos enfatizar esto lo suficiente: Permanezca  lejos de  las “apariciones” y de las”revelaciones” no aprobadas ¡Son peligrosas! La Santa Madre Iglesia no las ha aprobado (aunque es verdad que ella está en eclipse, pero el hecho es que no las ha sancionado), y además nuestra posición sobre Francisco, el Vaticano II, etc,   no puede estar basada en una revelación privada o una supuesta aparición, incluso si la aparición es auténtica y aprobada por la Iglesia .

Recientemente una mujer no identificada que se hacía llamar “María de la Divina Misericordia”  ha propagado “revelaciones” falsas que supuestamente recibe de Nuestro Señor. Muchas personas las encuentran creíbles porque señalan que Francisco no es un Papa válido. Sin embargo, no olvide que sólo porque usted encuentre ciertas cosas en una supuesta profecía o aparición como objetivamente correctas, no significa que la aparición sea auténtica, que es de Dios. Las mentiras más peligrosas son las que contienen una gran cantidad de verdad, porque eso es lo que les da credibilidad.

La conclusión es: María de la Divina Misericordia  no ha sido aprobada por la Iglesia,  por lo que no deben leerse  o difundirse los “mensajes”. Ir detrás de  estas “revelaciones” especiales ¡es una forma segura de ser engañado! Recuerde estas palabras de Nuestro Señor: “Y entonces si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo; o allí : no le creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar (si fuera posible) aun a los escogidos “(Mc 13, 21-22). Estos engaños serán tan grandes y tan atractivos que incluso muchas buenas almas serán engañadas, no sólo los malos, como el P. Faber advirtió.

Incluso las apariciones verdaderas y aprobadas, como La Salette y Fátima, que tienen el respaldo y la aprobación plena de la Iglesia, no pueden ser la base de nuestra posición sobre el Papa,  sobre lo que sucede en la Iglesia, etc – sólo se limitan a proporcionar un apoyo útil, a dar  ánimo y advertencias. Es posible que nos apunten en una dirección determinada, hagan  hincapié en un cierto aspecto importante, etc, pero nunca pueden ser el fundamento, el factor decisivo, sobre lo que creemos acerca de la Iglesia Católica y la Secta  modernista.

En otras palabras, no rechaces a Francisco  y a la Secta del Vaticano II como ilegítimos por esta o aquella aparición, auténtica o no – en vez de ello, hay que rechazarlos porque la fe católica obliga a hacerlo , porque es la única conclusión posible  para no perder la Fe,  o la  requerida sumisión que los católicos debemos a la Iglesia y al Papa. Una vez más, nuestro Bendito Señor nos advirtió que muchos serían engañados por los falsos mensajes “espirituales” y revelaciones: “Y muchos falsos profetas se levantarán, y seducirán a muchos. Y como la iniquidad sobreabundará, la caridad de muchos se enfriará. Pero el que persevere hasta el fin, ése será salvo “(Mt 24, 11-13).

Persevera entonces, permaneciendo siempre fiel al depósito de la fe, que fue enseñado por todos los Papas verdaderos fielmente y sin error, hasta que la Iglesia se eclipsó después de la muerte del Papa Pío XII en 1958.

Enlaces relacionados:

8 replies »

  1. Por ejemplo, Francisco publicó una herejía modernista inconfundible en su “Exhortación Apostólica” Evangelii Gaudium , n. 247, cuando enseñó:
    Sostenemos que el pueblo judío en lo que se refiere a su especial pacto con Dios, éste nunca se ha revocado , pues “los dones y la vocación de Dios son irrevocables” (Rm 11,29).

    No solo pancho primero dice la mega herejía de que la antigua alianza no caduco, sino hasta supuestos católicos tradicionalistas sedevacantistas dicen:

    La antigua alianza no ha sido revocada del todo…
    Eso es HEREJIA…

    Me gusta

  2. Muchos creen que pronto habrá un cisma sin darse cuenta que ya los hay y MUCHOS. El pastor está herido y las ovejas se dispersan y se va cada una por diferentes caminos, unos van con Bergoglio, unos con Benedicto XVI y anteriores, otros con Pío XII y anteriores, otros con Pío XI y anteriores, unos que si la sede está vacante, otros que no lo está, unos que ir a “x” iglesia es pecado porque son unos herejes, otros que “x” blog o grupo son unos ignorantes y necios, unos que dicen ser verdaderos católicos y que los otros no lo son, y podría seguir con miles de cosas y aún así hay muchos que esperan un gran cisma cuando lo que hay son muchos y diferentes cismas entre católicos, que es lo que hace de esta época una gran confusión y tribulación, aunque se agravará y se completará la tribulación grandemente en cuanto aparezca el Anticristo, que no le debe faltar mucho ya.

    Me gusta

  3. Suscribo en todo a Devoto.Confusión y tribulación en nuetra Santa Iglesia .Esperar junto a Cristo crucificado y Nuestra Madre Santísima a sus pies.

    Me gusta

  4. Esta carta puede ser dirigida cambiando los nombres tanto a Montini, como a Woltyla o a Ratzinger.
    Salvando las particularidades todos proclaman lo mismo.
    Ayer estaba releyendo el escrito del Padre Luigi Villa q.p.d.+
    ¡¿Pablo VI beato? que está en el margen derecho de este blog.
    Y me sorprendió que todo lo que sucedía en aquellos 60 y 70s es igual a lo que vemos ahora escandalizados.
    Y se equivoca como en aquellos tiempos llamándole Santo Padre.
    ¿Se puede llamara santo y padre al falso profeta, al que blasfema constantemente contra Dios y contraria su Evangelio y los mandamientos haciéndose pasar por más bueno y mejor que Dios?
    Creo que ya no hay excusa para ello.

    Me gusta

  5. Es que el proceso montiniano nunca fue suspendido. Esto empieza formalmente en 1964-65, y es innegable. Desde que Montini eclipsa la Santa Iglesia Católica, con varios gestos públicos y notorios, a saber: la autoabdicación de la Triple Corona, la firma de documentos conciliares, la Supresión del Santo Sacrificio Incruento de la Misa!! jamás hubo retorno. Hubo palabrerío, nada más, reuniones chamánicas, supuesta explicación sobre la Doctrina mientras se mantenía la herejía conciliarista- la Doctrina mezclada con herejía de nada aprovecha, es peor- , y la siniestra chanza de Ratzinger al devolver un remedo de Misa Tridentina, chanza que le costaría el infierno al día de hoy. Así que muy “linda” idea sería la de volver a Ratzinger…

    Me gusta

  6. Devoto los que adhieren a Pío XII y anteriores no son cismáticos pues San Vicente de Lérins dice que ante la duda de que se este enseñando el error, y sabemos que luego del vedos es eso lo que está pasando, debemos ir a lo seguro que es lo antiguo y en este caso lo seguro es ir a Pío XII y los anteriores que tenían una línea de continuidad en su Magisterio.

    Antonius algunos dicen que Ratzinger quería hacer una síntesis, luego de su motu proprio, entre la misa de Rito Romano codificada por San Pío X y la novus ordoe. Es que estos evolucionistas mencheviques no dan puntada sin hilo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s