ALL POSTS

PRECISIONES TEMPORALES SOBRE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS


[Se publicó hoy hace un año]

[Al hilo de la “discusión milenarista” nuestro comentarista Wamba, ha hecho en unos comentarios del post “Vendrá de nuevo para juzgar” unas precisiones sobre el “cuándo” y el “cómo” de los tiempos que están por venir extraídos de la exégesis bíblica y sobre todo de reputados y autorizados profetas católicos. Por su interés y para satisfacer una sin duda legítima curiosidad,  las traslado a  este post.]

Dice Wamba:

Y por cierto, que tras la caída del Anticristo habrá un período de esplendor de la Iglesia no sólo viene en los Evangelios por palabras propias de Cristo sino que ha sido sostenido por muchos santos y videntes de mucha reputación en la Iglesia Católica, entre ellos por citar uno, Hildegarda de Bingen, s.XII, sin que la Iglesia haya emitido ningún tipo de condena ni prohibición de sus obras.

Y que lo mismo que el mundo antiguo pereció por su iniquidad bajo el cataclismo del Diluvio, así este mundo será consumido cuando llegue su momento por el fuego y habrá un cielo nuevo y una tierra nueva que heredarán los justos o los hijos del Reino como así lo atestigua no sólo el Apocalipsis, sino los Evangelios, San Pablo y la segunda carta de Pedro. Que haya gente empeñada en una mala interpretación del Credo, de las Sagradas Escrituras o interpretación a su gusto y sosteniendo cosas contrarias a lo expuesto en las mismas Escrituras y sostenido por la Iglesia allá ellos con su conciencia.

Por cierto, una cosa es el período de mil años establecido en el Apocalipsis y su correcta interpretación y otra cosa es el milenarismo. Por cierto, no confunda la expresión fin del mundo o de los tiempos como fin y extinción de la Creación. Espero que sepa apreciar la diferencia pues son cosas distintas.

Ap 22: 6 Luego me dijo: “Estas palabras son ciertas y verdaderas; el Señor Dios, que inspira a los profetas, ha enviado a su Ángel para manifestar a sus siervos lo que ha de suceder pronto.

7 Mira, vengo pronto. Dichoso el que guarde las palabras proféticas de este libro.”

18 Yo advierto a todos los que escuchan las palabras proféticas de este Libro: «Si alguien pretende agregarles algo, Dios descargará sobre él las plagas descritas en este Libro.
19 Y al que se atreva a quitar alguna palabra de este Libro profético, Dios le quitará su parte del árbol de la vida y de la Ciudad santa, que se describen en este Libro».

 

Respecto a Santa Hildegarda aquí le dejo un enlace y lo que escribió acerca del período que vendría posterior a la caída del Anticristo que coincide también con visiones de A.C. Emmerick. Pero es más, cuando pueda le expondré textos de la Biblia donde queda explicado que tras el gran castigo que caerá tras la gran tribulación habrá un período donde reinarán los justos, como Jesucristo, San Pablo, San Pedro y San Juan en el Apocalipsis (todos explican lo mismo) nos narran.

http://www.hildegardiana.es/4blog/040.html

Por su parte, el Scivias dice:

“Tras la muerte del Anticristo, el lugar donde cayó se llenará de hedor y de niebla […] para que los hombres seducidos por el Impío se aparten de su error y vuelvan a la verdad”. Al ver la muerte del Anticristo, “los pueblos se sobrecogerán, presa del más horrible espanto, derramarán sollozantes lamentos y lúgubres clamores, y dirán amargamente que se engañaron” (SC, 3,11, 39). “Caído el Hijo de la Perdición muchos de los que cayeron en el error volverán a la verdad” (SC, 3, 11, 40). No obstante, es de suponer que el Anticristo seguirá teniendo seguidores hasta el final del tiempo, pues la Luz Viva exhorta a hacer frente “a cuantos precedan y sigan al Hijo de la Perdición, al que llamáis Anticristo” (SC,3,11,19).

La Luz también anuncia a la Iglesia una época de esplendor y de conversiones, lo que obliga un tiempo de duración desconocida para que los seres humanos puedan rectificar y convertirse, antes del Juicio Final colectivo en el que quedarán cristalizadas, valoradas y retribuidas para toda la Eternidad nuestras conductas. De hecho, la Luz Viva anuncia para esta época la conversión del pueblo judío (OD, 3ª, 2ª,8).

Hacia 1151, año en que presumiblemente se dictaron estas líneas, la Luz Viva prohibía escudriñar más allá.

Lo que queda no podrás saberlo, pues está oculto en el Padre. De este ciclo de tiempos aún tenéis por delante largos años antes de que venga el Homicida. Esta no es sazón ni éste es el momento de que sepáis qué ocurrirá entonces, como tampoco sabéis qué pasará tras los siete días de una semana. Sólo lo sabe el Padre, que también tiene esto bajo su potestad. Sobre los días de la semana o el transcurso de los tiempos del mundo, nada más sabrás, oh hombre” (SC,3ª, 11, 23).

Pudiera ser que 962 años después ya hayan llegado la sazón y el momento de escudriñarlo, y con esta esperanza nos atrevemos a presentarlo; no obstante la advertencia es taxativa:
“Tras la caída del Impío, no indagar el Último Día del eclipse del mundo, pues nadie podrá saberlo. Es un secreto que el Padre guarda recóndito. En consecuencia, estad preparados, oh hombres, para el Día del Juicio. Porque, según se ha dicho, Mi Hijo, el poderosísimo guerrero, vencerá en los últimos tiempos al Hijo de la Perdición y a su padre el Demonio con todas sus artimañas” (SC, 3,11,41).

 

El acto final de la permanencia de la Humanidad sobre la Tierra tal como la conocemos lo describe Santa Hildegarda en la 12ª Visión del Scivias, que es una visión realmente corta (apenas un tercio de las normales) donde este último acontecimiento queda recogido así en el “Sumario”:

“Durante el Último Tiempo, terribles cataclismos en aire, tierra o agua acabarán con toda vida en la Tierra, de la que desaparecerá todo lo pútrido. Tras esta muerte general, los cuerpos de los muertos humanos, buenos y malos, signados o no signados, resucitarán en toda su integridad y con su sexo sin que importe cómo murieron.

Mientras prosiguen los cataclismos, el Hijo del Hombre llegará con gran majestad en la misma forma humana que tuvo en la Tierra, con potestad del Padre para juzgar a los hombres. Los que estén signados pasarán este juicio sin dificultades y serán arrebatados rápidamente, sin alegatos porque cada uno tendrá a la vista sus obras. Refulgirán los patriarcas, profetas, apóstoles, mártires, confesores, vírgenes, monjes y todos los que se hayan esforzado, pero, sorprendentemente no quienes hayan elegido vida contemplativa solo porque era la mejor.

Los Cielos guardarán silencio mientras el Hijo del Hombre pronuncie la sentencia en la conciencia de cada uno. Los infieles ya estarán juzgados.

Terminado el Juicio reinará la máxima quietud y la Gloria eterna recibirá a los elegidos con grandes alabanzas, mientras el Infierno se tragará a los malos entre alaridos. En la nueva Tierra, los elementos, el sol, la luna y las estrellas cambiarán a mucho mejor, los astros no se moverán y entre otras cosas ya no habrá noche.”

http://www.hildegardiana.es/4blog/041.html

Como ve, estimado g, lo que vio su Santa Hildegarda, su santa favorita, en nada contradice a lo expuesto en las Sagradas Escrituras, incluido el Apocalipsis.

Y le dejo un parte de citas:

2 Pe 5 Porque ignoran intencionadamente que hace tiempo existieron unos cielos y también una tierra surgida del agua y establecida entre las aguas por la Palabra de Dios, 6 y que, por esto, el mundo de entonces pereció inundado por las aguas del diluvio, 7 y que los cielos y la tierra presentes, por esa misma Palabra, están reservados para el fuego y guardados hasta el día del Juicio y de la destrucción de los impíos.

10 El Día del Señor llegará como un ladrón; en aquel día, los cielos, con ruido ensordecedor, se desharán; los elementos, abrasados, se disolverán, y la tierra y cuanto ella encierra se consumirá.

11 Puesto que todas estas cosas han de disolverse así, ¿cómo conviene que seáis en vuestra santa conducta y en la piedad, 12 esperando y acelerando la venida del Día de Dios, en el que los cielos, en llamas, se disolverán, y los elementos, abrasados, se fundirán?

13 Pero esperamos, según nos lo tiene prometido, nuevos cielos y nueva tierra, en lo que habite la justicia.

Y en el Apocalipsis:

Ap 19:19 Vi entonces a la Bestia y a los reyes de la tierra con sus ejércitos reunidos para entablar combate contra el que iba montado en el caballo y contra su ejército.

20 Pero la Bestia fue capturada, y con ella el falso profeta – el que había realizado al servicio de la Bestia las señales con que seducía a los que habían aceptado la marca de la Bestia y a los que adoraban su imagen – los dos fueron arrojados vivos al lago del fuego que arde con azufre.

21 Los demás fueron exterminados por la espada que sale de la boca del que monta el caballo, y todas las aves se hartaron de sus carnes.”

20: 1 Luego vi a un Ángel que bajaba del cielo y tenía en su mano la llave del Abismo y una gran cadena.

2 Dominó al Dragón, la Serpiente antigua – que es el Diablo y Satanás – y lo encadenó por mil años.

3 Lo arrojó al Abismo, lo encerró y puso encima los sellos, para que no seduzca más a las naciones hasta que se cumplan los mil años. Después tiene que ser soltado por poco tiempo.

7 Cuando se terminen los mil años, será Satanás soltado de su prisión 8 y saldrá a seducir a las naciones de los cuatro extremos de la tierra, a Gog y a Magog, y a reunirlos para la guerra, numerosos como la arena del mar.

9 Subieron por toda la anchura de la tierra y cercaron el campamento de los santos y de la Ciudad amada. Pero bajó fuego del cielo y los devoró.

10 Y el Diablo, su seductor, fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde están también la Bestia y el falso profeta, y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

21: 1 Luego vi un cielo nuevo y una tierra nueva – porque el primer cielo y la primera tierra desaparecieron, y el mar no existe ya.

2 Y vi la Ciudad Santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, de junto a Dios, engalanada como una novia ataviada para su esposo.

3 Y oí una fuerte voz que decía desde el trono: “Esta es la morada de Dios con los hombres. Pondrá su morada entre ellos y ellos serán su pueblo y él Dios – con – ellos, será su Dios.

Puede leerse el Apocalipsis y verá que concuerda en todo con los Evangelios y las cartas de los apóstoles. El Juicio Final no es más que la destrucción de los impíos y el triunfo de Dios y su Iglesia. Por lo demás, Dios quiere que muchas cuestiones permanezcan ocultas y que no las escudriñemos.

De hecho, esa tradición de que el mundo (el fin del tiempo de los impíos como profetizó nuestro Señor) duraría 6.000 años queda reflejada muy bien en el propio Beato de Liébana en su famoso libro “Comentarios al Apocalipsis”. Beato para redactar su libro (que no es más que un mosaico recopilatorio muy bien hilvanado de comentarios de los primeros padres y exegetas, ya que de su propia cosecha hay muy poco en la obra) maneja, además de la Biblia, obras de Gregorio Magno, Isidoro, Victorino, Primasio, Ticonio, Apringio, Jerónimo, Agustín, Ambrosio, Fulgencio, Orígenes, Casiano, Cipriano, Cirilo, Euquerio, Filastro, Gregorio de Elvira y Hegesipo. Con su explicación del Apocalipsis, Beato pretendía además preparar a los creyentes para el fin del mundo, que había de sobrevenir, según sus cálculos, al final del sexto milenio, en el año 800 de nuestra era (ya que ellos arrastraban un error de cálculo de la edad de la creación desde la antigüedad que A. C. Emmerick vio muy bien).

De todas formas, Beato de Liébana mantenía una cierta cautela y afirmaba que los hombres “desconocemos si se acortarán” los años que restaban para la llegada del milenio. La figura del Anticristo, entendida como todo aquél que no reconoce a Cristo, recorre el “Comentario” casi como hilo conductor y a él se le dedican páginas enteras: a su número, a su nombre, a su papel en el final de los tiempos.

Desde el inicio de la Creación hasta el Diluvio transcurre aprox. 2000 años. Desde el Diluvio hasta el Nacimiento de Cristo aprox. otros 2000 años. Y desde Cristo hasta nuestra fecha ya han transcurrido aprox. otros 2000 años.

Pero para entender la cronología del fin de los tiempos, no hay que perder nunca de vista la secuencia que establece el Apocalipsis. Es decir, primero viene la gran tribulación, una época en la que el diablo, Satanás, es dejado suelto por un tiempo para tentar a los hombres y se vale de la Bestia (el Anticristo) y del Falso Profeta para seducir a los hombres. Tras la derrota, Satanás es encadenado hasta dentro de 1.000 años que debe ser liberado otra vez y el Anticristo y el Falso Profeta son arrojados a los infiernos. Es de suponer, que la derrota del Anticristo junto con todos los que lo adoraron vendrá acompañada de un gran castigo divino como en los días de Sodoma y Gomorra o del Diluvio. Tras esto se nos anuncia una época de esplendor de la Iglesia en la tierra (reinado de Cristo durante 1.000 años, no sabremos si es un milenio exacto o no). Tras este período de 1.000 años es de nuevo soltado Satanás para probar a los hombres y perseguir a los santos, pero será derrotado y arrojado al fuego eterno. Entonces vendrá el fin de este mundo tal como lo conocemos y vendrá el Juicio de los vivos y los muertos de acuerdo a sus obras. Tras el Juicio, Dios inaugura una nueva etapa donde la Creación es renovada y donde hay unos cielos nuevos y una tierra nueva no contaminada ya por el pecado.

Ap 21:1 Luego vi un cielo nuevo y una tierra nueva – porque el primer cielo y la primera tierra desaparecieron, y el mar no existe ya.
2 Y vi la Ciudad Santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, de junto a Dios, engalanada como una novia ataviada para su esposo.

3 Y oí una fuerte voz que decía desde el trono: “Esta es la morada de Dios con los hombres. Pondrá su morada entre ellos y ellos serán su pueblo y él Dios – con – ellos, será su Dios.
7 Esta será la herencia del vencedor: yo seré Dios para él, y él será hijo para mi.

Ahora bien, ¿en qué época se sitúa la gran tribulación para los cristianos y la Venida del Anticristo? Obviamente debe ser en una época dominada por la apostasía y de suplicio para los cristianos. Tanto Santa Hildegarda, como Santa Brígida como A.C. Emmerick nos dan muchas pistas y suelen ser bastante coincidentes.

HILDEGARDA DE BINGEN

Durante la cruenta edad del Lobo, las herejías, la impiedad y otros males avisan de la proximidad del Anticristo. Los hombres dirán que nunca se habían visto crímenes e impurezas de tanta envergadura (cap. 26). Y entonces, cuando los hombres crean vivir en paz tras la tribulación causada por las invasiones extranjeras y la división del Sacro Imperio, en el seno de la Iglesia se levantarán repentinamente herejías y confusiones (27).
El Hijo de la Perdición fingirá ser varón virtuoso pero infligirá muchos tormentos a los elegidos, a quienes matará en crueles suplicios (9). Durante la persecución zozobrará la confianza en la Iglesia y los hombres se dirán con gran desaliento: «¿Qué es esto que se dice de Jesús?, ¿es verdad o no?». Los que permanezcan fieles durante la gran apostasía sufrirán grandes tormentos (10).

Estas tribulaciones continuarán hasta que el Hijo de la Perdición abra la boca para predicar su nociva doctrina. Y cuando haya pronunciado sus palabras de falsedad y mentira, el cielo y la tierra se echarán a temblar” (28).

El Anticristo emboscará sus doctrinas en la sexualidad; afirmará que la impureza y delitos parecidos no son pecados; dirá que no hay pecado si la carne busca el calor de la carne lo mismo que el hombre se calienta al fuego; afirmará que todos los preceptos que prescriben la castidad derivan de la ignorancia.
Cuando sea vencido el Hijo de la Perdición, la verdad se manifestará a plena luz, y en toda la tierra se borrarán las mentiras del Impío hasta que llegue el Fin del Mundo (11).

SANTA BRÍGIDA DE SUECIA.

“Cuarenta años antes del año 2000, el demonio será dejado suelto por un tiempo para tentar a los hombres. Cuando todo parezca perdido, Dios mismo, de improviso, pondrá fin a toda maldad. La señal de estos eventos será: cuando los sacerdotes hayan dejado el hábito santo y se vestirán como gente común, las mujeres como hombres y los hombres como mujeres”.

A.C. EMMERICK.

12 de abril de 1820 – Tuve todavía una visión sobre la gran tribulación, bien en nuestra tierra, bien en países alejados. Me pareció ver que se exigía del clero una concesión que no podía hacer. Vi muchos ancianos sacerdotes y algunos viejos franciscanos, que ya no portaban el hábito de su orden y sobre todo un eclesiástico muy anciano, llorar muy amargamente. Vi también algunos jóvenes llorar con ellos. (AA.III.161)

En medio del infierno había un abismo espantoso; Lucifer fue precipitado allí cargado de cadenas, una espesa humareda lo rodeaba por todas partes. Su destino era regulado por una ley que Dios mismo había dictado; vi que, cincuenta o sesenta años, si no me equivoco entes del año 2000, Lucifer debía salir durante algún tiempo del abismo.

Vi muchos otros datos que he olvidado, otros demonios debían también ser puestos en libertad en una época más o menos alejada, con el fin de tentar a los hombre y de servir de instrumentos a la justicia divina. Muchos de estos demonios deben salir del abismo en esta época y otros de aquí a poco tiempo. (DD.452)

En la visión de A.C.Emmerick se me quedó cortado su visión, pero yo creo que a todo el mundo le suena lo que narra y ve. ¿¿Post-CVII??

“12 de abril de 1820 – Tuve todavía una visión sobre la gran tribulación, bien en nuestra tierra, bien en países alejados. Me pareció ver que se exigía del clero una concesión que no podía hacer. Vi muchos ancianos sacerdotes y algunos viejos franciscanos, que ya no portaban el hábito de su orden y sobre todo un eclesiástico muy anciano, llorar muy amargamente. Vi también algunos jóvenes llorar con ellos. (AA.III.161)

Vi a otros, entre los cuales todos tibios, se prestaban gustosos a lo que se les demandaba.

Vi a los viejos, que habían permanecido fieles, someterse a la defensa con una gran aflicción y cerrar sus iglesias. Vi a muchos otros, gentes piadosas, paisanos y burgueses, acercarse a ellos: era como si se dividieran en dos partes, una buena y una mala. (AA.III.162)”

 

 

 

17 replies »

  1. Estimado Wamba:

    Primero, debe saber que aprecio mucho su esfuerzo y pasión investigadoras, pues es eso evidente signo de un buen cristiano, buen cristiano que ya sé que es Usted, y como sé que es Usted un buen cristiano, más motivos tengo en advertirle con respecto a pequeños detalles.

    Segundo, he aquí unas cuantas observaciones:

    1. Cita del Apocalipsis 22 etc., y me gustaría que observe como hay entre el versículo 6 —“Estas palabras son ciertas y verdaderas“—, y el versículo 7 —“vengo pronto“—, una innegable contradicción, claro está, si tomamos literalmente dichos versículos, precisamente el versículo 7. Pues, ya pasaron 2000 años y aún no vino etc.; con lo cual el adverbio temporal “pronto” no cumple su función semántica. Para evitar tal contradicción, o sea, para seguir creer que “Estas palabras son ciertas y verdaderas”, el adverbio “pronto” debe ser tomado no literalmente. El mismo artificio interpretativo se impone siempre cuando hay que salvaguardar lo importante según la fe etc., y así lo hizo s. Agustín cuando interpreto espiritualmente todo éste capítulo. Axioma: La verdad de fe prima a la verdad de interpretación. Ignorar éste axioma puede tener consecuencias fatales: vea a los protestantes con su idiota lema, sola scriptura.

    2. He leído los extractos suyos de Scivias, pero no veo rastro alguno de milanarismo. Suponiendo que los siguientes días no me despistaré con otras cosas, miraré con atención el texto original, por supuesto, sea para ver si Usted junto estos extractos de una manera arbitraria o no; luego le diré.

    2.1. SC, 3,11, 39: nada a favor del milenarismo. SC, 3, 11, 40: idem. SC,3,11,19: idem. OD, 3ª, 2ª,8: no me doy cuenta si es una cita o no. SC,3ª, 11, 23: confirma los bien sabido y anula las referencias a Beato de Liébana. SC, 3,11,41: idem.

    2.2. Con referencia al “Sumario” de la 12ª Visión del Scivias: “buenos y malos, signados o no signados, resucitarán”, pero esto contradice las dos resurrecciones de los milenaristas, separadas por mil años. — “el Hijo del Hombre llegará con gran majestad en la misma forma humana que tuvo en la Tierra, con potestad del Padre para juzgar a los hombres”, añadiendo también el resto etc., etc., con lo cual, confirma el Credo e impugna los mil años entre la segunda venida y el juicio universal.

    3. Sobre el fin del mundo… ningún problema: por “fin” se entiende el fin del mundo así como lo conocemos etc., etc.

    4. Apocalipsis 20, 3: Lo arrojó al Abismo, lo encerró y puso encima los sellos, para que no seduzca más a las naciones hasta que se cumplan los mil años. Después tiene que ser soltado por poco tiempo. — Vea la interpretación de s. Agustín. Y este detalle “por poco tiempo”, modico tempore, se refiere a los tres años y medio de la gran tribulación. No hay repetición de éste modico tempore. (Ya escribí al respecto un comentario.)

    5. Las reputadas y autorizadas profecías católicas de los reputados y autorizados profetas católicos deben simplificarnos la fe, no complicarla, sea eso una opción personal.

    Fraternales saludos en Cristo y María.

    Me gusta

  2. El Apocalipsis es PROFECÍA NO LINEAL, San Juan escribe RECAPITULANDO. Una Visión aclara a la que dejó y se van aclarando todas acercándose al final. Por ejemplo en el cap.XX vers 6, se habla sobre la “segunda muerte” que no tiene poder sobre los resucitados primero: y después “retoma” y dice en vers.15: “Esta es la segunda muerte: el lago de fuego”, de la cual son librados los que resucitan a la llegada de Cristo. Otro ejemplo: Al final del Apoc XXII,20, dice: “Sí, vengo pronto”, que es lo que ya había anunciado en el sexto período de la Iglesia, Filadelfia: “Pronto vengo. Guarda firmemente lo que tienes para que nadie te arrebate la corona” (III,11) Es decir no debe entenderse que “viene pronto” en dos oportunidades. Es en el mismo período que hay que ubicar las dos Visiones, pues efectivamente, pasado Filadelfia, ya vino, es Laodicea, el período de la Parusía y de la primera resurrección.
    Si se tomara el “vengo pronto” en una lectura LINEAL, entonces no puede entenderse sino alegóricamente, es decir que venir pronto podría equivaler a miles de años y sería tan válida “interpretación” tanto como para los primeros cristianos, como para San Agustín o para Santo Tomás o bien los últimos cristianos. Pero no es así, la última Visión RECAPITULA la Visión de Filadelfia, donde avisa que está por llegar: “Vengo pronto”. Y de esta manera RECAPITULANDO las Visiones se nota al Apocalipsis como una gran Obra de Arte, poética, mística, pero sobre todo profética, y exige ser leída respetando la “forma” que le dio el que la escribió, San Juan.

    Me gusta

  3. El ALEGORISMO, hijo bobo del RACIONALISMO lo que hace es DESTROZAR la Profecía, porque NO ENTIENDE que el sentido profético es absolutamente diferente al histórico, que incluso hasta puede ser simbólico o anagógico. Por eso son inútiles las “refutaciones” teológicas, porque la PROFECÍA trasciende los límites del tiempo y se ubica en la metahistoria. Una “refutación” carece de sentido poético, que se requiere para interpretar la Profecía. Entiéndase, nada estamos diciendo en contra de la Teología ni del Magisterio, que de suyo son incapaces para DEFINIR lo PROFETICO porque trasciende sus límites.

    Me gusta

  4. Yo creo que ese “Vengo pronto” sí es literal y cumple su función semántica, porque pronto vendrá, si se ve desde la eternidad, otra cosa es cómo lo veamos con nuestros ojos, pero realmente Cristo viene pronto y cuando entremos en la eternidad veremos esa prontitud mejor. Por ejemplo cuando mueres te das cuenta de que la vida es muy fugaz y literalmente, aunque aquí con nuestros ojos no parezca tan fugaz, bueno me equivoco, porque aquí sí parece que el tiempo vuela.

    Me gusta

  5. Bueno, lo único que me queda decir con respecto al tema de la interpretación es esto: leed con paciencia, gravedad y responsabilidad católica lo que nos enseña San Juan de la Cruz en este post: https://moimunanblog.wordpress.com/2014/11/11/la-letra-de-la-escritura/ — Y otro pequeño detalle: lo que se refuta no es ni la profecía, ni lo profetizado, que, como bien sabemos, se cumplirá; lo que se refuta es una interpretación, la de los milenaristas etc., etc., luego no importa si tal interpretación es o no es literal, alegórica, simbólica o critico-histórica. — Y otro más: buena parte de los dogmas son puras profecías, o sea, lo que, por ser definido por el Magisterio de la Iglesia, llego a ser verdad de fe.

    Me gusta

  6. Importante ver esto, el Mesias ya está aquí dicen los judíos. es conocido por muchos pero cuando se revele como tal todos quedarán impresionados….

    youtube.com/watch?v=wLO9COOkIhM

    Me gusta

  7. Adri, en septiembre también se decía que si los judíos ya advertían de su Mesías, que si iba a suceder algo apocalíptico en la llamada sehmitah, etc.
    Esos hebreos son como los protestantes, que se montan sus visiones, sus profecías, etc. NO SE LES DEBE HACER CASO.
    Son impostores que buscan fama y dinero con libros, conferencias, vídeos, etc, sobre temas polémicos, atractivos y falsos.

    Me gusta

  8. Desde principios de este año, los rabinos están llamando para regresar al Israel, por la venida del “Mesias”, otro Rabino en Nov. anuncia que ya está aquí y se va a revelar. Según este jovencito y su visión, no es Dios es un hombre que se arrepintió y después ya no pecó más. Dice haber visto el estallido de la 3er guerra mundial y millones que morirán, y después Gog unificará a todos contra Israel, a Gog, lo identifica como Obama, y todos los países incluida Rusia, irán a luchar contra Israel.
    Y ya sabemos como termina esta historia, todos los que la quieran destruir morirán.
    Lo extraño aquí no es la aparición de “su mesías” sino que la guerra del armagedon Gog junto con todas las naciones contra Israel es una guerra posterior al Anticristo, la guerra final, después de los mil años.????

    Apoc 20:7Cuando los mil años se cumplan, Satanás será soltado de su prisión, 8y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro extremos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlas para la batalla; el número de ellas es como la arena del mar. 9Y subieron sobre la anchura de la tierra, rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada. Pero descendió fuego del cielo y los devoró

    Me gusta

  9. Servidor, todos las señales de la profecía están dadas, el “mesias judío” el que vendrá en su nombre, aquél al que si recibirán, ya está aquí, solo falta que se revele.

    Esto es y ha sido polémica en este blog, Unos decimos ya está aquí, es él, o será tal, otros prudentemente callan y esperan su aparición.

    No creo que estos anuncios estén dados para generar fama y dinero, ellos están seguros que se cumplen las profecías y urgen a todos los judíos a estar en Israel porque la aparición del “mesias” es inminente.

    Hay que estar atentos a las señales, pues también están dadas las otras, que nos fueron dadas como antecedente de su aparición que son: la apostasía generalizada, la inmoralidad imperante, y las guerras que precederán su llegada.

    Aquí lo importante es ¿¡Quien!? se revelará como tal. Eso desencadenará todo lo demás.

    Me gusta

  10. Si además de lo que afirma Servidor, lo cual comparto, estan equivocados al calcular los años Biblicos, porque a la fecha que dicen se deben sumar 240 años. Se adulteraron dos profetas san Daniel y san Ezequiel, desconocen los evangelios, y seguramente el libro de apocalipsis. La promesa de la venida de Elías se cumplio en nuestro Señor y su Espíritu era san Juan Bautista, presente en su transfiguración con Moisés, y los tres mayores apóstoles, que vendra en tiempos finales por segunda vez. y como afirma santa Hildegarde junto a san Enoc, ambos profetas católicos o cristianos de la alianza nueva y eterna. Lamentablemente el judaismo en el contexto actual tiene poco y nada que ver con las tribus del viejo testamento. De las que he encontrado todos siguen a Jesucristo nuestro Señor y predican al único mesias y salvador. El nuevo testamento es ley del alma, mente y corazón, sea de las tribus o sea de los soldados de Cristo.Las ramas que al fin de los tiempos juntaría Dios, se esta cumpliendo para su bendición.
    Una vez más muchisimas gracias por Santa Hildegarda.

    Me gusta

  11. Por eso recibirán al Anticristo, María, las profecías de que aclamaran a un nuevo Mesías son muy claras, Nuestro Señor les dice: Yo he venido en Nombre de Mi Padre y no me recibieron, vendrá otro en su nombre y al sí lo recibirán, desde hace tiempo en Roma se les asegura que no lo esperan en vano al Mesías, por lo que podemos deducir que ellos tampoco reconocen a NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO COMO EL MESIAS, REDENTOR.
    Todas las otras cosas que dices no las entiendo en absoluto.
    Pues no podemos poner fechas, solo estudiar los acontecimientos de los últimos tiempos para ver si se corresponden con las profecías.
    Obvio que no hubo razón para atacar Irán, Siria, Libia, Egipto etc. pero está escrito que eso lo sucedería al arribo del inicuo, y como dejaría esas ciudades desoladas, y al final irían contra Israel, por eso más que ver fechas hay que estudiar lo que sucede en tiempo real cotejándolo con las profecías.

    Pues nuestro Señor nos dijo: ni el Hijo del Hombre ni los ángeles la saben solo El Padre que esta en los Cielos.
    Enoc y Elías vienen para contrarrestar o contradecir al Anticristo ese es su ministerio así que también son esperados después de la aparición del Anticristo.

    Ahora bien cuando Israel rechazó al Mesías, quedó sin luz de lámpara y su casa desierta y fueron expulsados y rechazados por todas las naciones, como castigo, pero según San Pablo al final Dios les dará la oportunidad de reconocerle y se volverán a Él, justo cuando la Cristiandad decaiga y NO SEA CRISTIANA MAS QUE DE NOMBRE, igual que ellos, según nos advierte nuestro Señor (Cuando el Hijo del Hombre vuelva, ¿encontrará fe sobre la tierra?) pero antes debe venir el Anticristo al que si reconocerán.

    La peor apostasía que nos afecta directamente es la que hoy nos reúne en este y otros blogs, causada (igual que en Israel) por la jerarquía de la Iglesia que ya no lo es más, pues ha apostatado y llevado a la apostasía a sus fieles en su mayoría, solo un pequeño resto se ha deslindado de ellos, y este acontecimiento que nos reúne, nos habla de los tiempos del fin y de la subsecuente aparición del anticristo como fruto de dicha apostasía. Antes de la segunda venida de Nuestro Señor y Salvador.

    2:3: “Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y SE MANIFIESTE EL HOMBRE DE PECADO, el hijo de perdición”.

    Tampoco debemos dejar de lado lo que se ha ido revelando al respecto de ese falso mesías, que no solo clamará ser el esperado por los judíos, sino también por los “cristianos” en su segunda venida, el maitreya de los budistas, y así por cada una de las religiones del planeta.

    Hasta el día de hoy solo hemos hecho conjeturas de que es esté o aquél por sus actos, pero no hemos visto a ninguno que se proclame a sí mismo como tal.

    Y según los acontecimientos actuales, independientemente de los videos que puse, esto va a suceder pronto.

    Me gusta

  12. HILDEGARDA DE BINGEN

    Durante la cruenta edad del Lobo, las herejías, la impiedad y otros males avisan de la proximidad del Anticristo. Los hombres dirán que nunca se habían visto crímenes e impurezas de tanta envergadura (cap. 26). Y entonces, cuando los hombres crean vivir en paz tras la tribulación causada por las invasiones extranjeras y la división del Sacro Imperio, en el seno de la Iglesia se levantarán repentinamente herejías y confusiones (27).
    El Hijo de la Perdición fingirá ser varón virtuoso pero infligirá muchos tormentos a los elegidos, a quienes matará en crueles suplicios (9). Durante la persecución zozobrará la confianza en la Iglesia y los hombres se dirán con gran desaliento: «¿Qué es esto que se dice de Jesús?, ¿es verdad o no?». Los que permanezcan fieles durante la gran apostasía sufrirán grandes tormentos (10).

    Acaso estas profecías no son un fiel reflejo de nuestro tiempo?

    Es justo entonces que aparece el hijo de perdición, y los tormentos que infligirá a los que nos mantengamos fieles durante la apostasía.

    Ya en medio oriente, son decapitados y crucificados los cristianos, POR ELLO SABEMOS QUE ESTÁ AQUÍ,

    Apoc. 20:4 Y vi las almas de los que habían sido decapitados por causa del testimonio de Jesús y de la palabra de Dios

    Esta persecución será generalizada cuando se manifieste a sí mismo como el Mesías.

    Me gusta

  13. Pero Adri, el Mesías verdadero ya vino ¿para qué perder tiempo buscando al falso?
    Cuando aparezca el Anticristo final ya veremos, pero no podemos perder tiempo buscando la supuesta inminencia de su venida o buscar quién es, pues cuando aparezca ya se verá, cada cosa a su tiempo, la curiosidad y la impaciencia llevan a la desesperación y frustración. Nosotros tenemos que rezar y usar todos los medios de los que disponemos por la Providencia para llevar el Reino de Dios a los que viven en tinieblas y así procurar la mayor gloria de Dios en el mundo, de esta forma todo lo demás (como la solución de la actual crisis) vendrá por añadidura.

    Me gusta

  14. Me duele mucho cuando asesinan inocentes, cuando veo un niño para mi es un niño, no hay nada más y todas son inocentes criaturas.

    Lo importante es que nuestro Señor llega al mundo en el tiempo CINCO. Y si lees santa Hildegarde, Adri, tiene una manera de hablar parecida a los tiempos del Señor que no es por años El Septimo milenio es de Dios, lo que dificulta es decir: inicia en este u otro año.

    Considerando el plan diabolico ellos dan inicio a un falso genesis en el año 1999. El 1-5-11 nos mostraron los tres dias de la bestia. Y fue tan clara esa imagen .Los tres grupos confluyen con el mayor engaño de la historia de la humanidad, lo que ellos celebran, nosotros lloramos.

    Luego ayer justamente un analista de E.E.U.U. pide que se publiquen las 28 clausulas que omitieron en el informe del Congreso Americano sobre lo del 9-11, el ritual de las dos torres, más el tercer edificio que no cae solo y si es producto visible de la accion ejercida por los psicopatas de ese lugar, y . es el Sr. Larrouche que no comparto en todo porque se equivoca tanto en muchos puntos de la realidad, comos los medios rusos que estan claramente con un bloque de la historia, hay tanto dinero puesto en mentir, que se comprenden los indices de miseria de este pais, Argentina hoy es clave.

    Un país tan pequeño y tan disputado al menos sorprende, no asi conociendo los intereses que hay colocados ahi. Este mes definen lo que puede ser la salida y regreso a valores constitucionales o más esclavitud. Ora Argentina, tal vez sea su hora de esperanza y cambio.

    El lugar en cuestion se llama Arabia saudita gran responsabilidad de ese lugar con los tiempos finales . Ademas hay siete montes por ahi y comercia con reyezuelos. La clave que te doy es el cubo negro de satan o saturno o sabado. Se puede ver en varios lugares, del mundo, en monumentos, en frente de religiosos, etc. Nosotros en general desconocemos su manera de pensar y hasta de comunicarse, pero todo es por símbolos.

    Nuestro Padre y Señor llama su ley: a los diez mandamientos, presentes tanto en el viejo testamento como en la nueva alianza eterna. y lo de siete leyes de noe es anti-Biblico y ani-cristico.

    Quienes las enseñen, las promuevan y las hagan creer y adoptar son falsos profetas de baal.o falsos señores y dioses. Baal quiere decir señor , nada mas que eso y no es nuestro Dios.

    No hay dos mundos uno para una raza y otras para los no-raza. Si hay bene o Hijos que mantienen la Verdad Biblica y no aceptan a quienes Dios ha rechazado cain, edom esau o amalek, y se colocan como Hijos de Israel y no lo son. Asi como hay impostores en los cristianos los hay en todos los cultos que conforman la religion mundial del anti-cristo.

    La verdad, la conoceremos en el tiempo final, porque la tercera guerra es contra el Cordero y Leon de Judah. Gracias Adri y Oremos.

    Me gusta

  15. Y efectivamente, los judíos están esperando a su falso mesías, o sea, al Anticristo, porque el Mesías ya vino lo que pasa es que ellos no lo recibieron ni aceptaron. El mismo rabino Abraham Skorka lo anunció delante del mismo Bergoglio:

    Rabino Skorka anunciando al Anticristo aplaudido por Bergoglio

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s