ALL POSTS

UN HEREJE NO PUEDE SER PAPA POR LO QUE FRANCISCO NO LO ES


[Es republicación del post del blog de hace justo un año. En la actualidad conserva su importancia y actualidad, si cabe es aún mayor. ]

[Considero interesante la reproducción del siguiente artículo-“Un hereje no puede ser papa” de nuestro comentarista habitual Empera en su blog Nazareus Rex que recomendamos desde aquí,  por el caudal de información y por sus interesantes citas. Creo que este tema merecerá más tarde una entrada nueva que defina la posición del blog tal como ha sido declarada en muchos artículos sobre la “Infalibilidad Pontificia” sobre la cual disentimos en cuanto a la interpretación que deja verse en el artículo del P. Cekada, reproducido en un post anterior, al cual remite el artículo reproducido.

También disentimos del hecho que se admite – tanto por De Mattei como por el P. Cekada y alguno más cuyo comentario vemos reproducido en el artículo- en nuestra proposición que  podemos enunciar de este modo :
Juan XXII no cayó en la herejía ni en el error contra la Fe, ni siquiera como doctor privado. Decir lo contrario es introyectarse en sí mismo  las fábulas de herejes e historiadores enemigos de la Iglesia, cosa a la que ha sucumbido en nuestros días la “Inteligentsia” eclesiástica moderna quizás debido a la campaña persistente de la FSSPX deseosa de cohonestar su herética posición de “Reconocer y Resistir” para la que necesita admitir algo contrario a la Tradición de la que blasona, como es que herejes pueden ser papas, a los que habría que reconocer como tales y resistir.
 Las personas interesadas pueden descargar en este mismo blog el magnífico documento PDF ” Misterio de iniquidad” y encontrarán en el apartado 2.4.5 pp 54 ss, el estudio histórico irrefutable  sobre la inocencia de Juan XXII en cuanto a la herejía o error contra la fe, cosas en las que nunca cayó ni siquiera como “hombre particular” ni como “doctor privado“. Dejo el asunto de la infalibilidad pontificia, para ser tratada de nuevo más tarde.
Adelanto que San Roberto o San Alfonso no admitieron la posibilidad a priori de que un verdadero papa pudiera caer en la herejía “in quantum Pontificem”  ( la famosa “quinta oppinio”  es una hipótesis relativa a una herejía del pontífice “ in quantum hominem particularem“); además ambos se suman a la tesis del teólogo Pighius -de quién ya hemos escrito en el blog-  de que el papa es infalible también como doctor privado u hombre particular, si bien se distancian de él en cuanto a la certeza de esa tesis, pues Pighio la profesa pero  los dos doctores de la Iglesia la aceptan, pero sólo como “piadosa y PROBABLE
Ha  habido un comentario sobre el artículo del P. Cekada, de Fray Eusebio de Lugo que incide en esta idea:

“Como decía hace ya tiempo en un artículo dedicado a refutar parecidas calumnias, en este caso, contra el Papa San Honorio, es absolutamente increíble contemplar cómo gentes que se definen a sí mismas como católicas se atreven a calumniar concientemente a los Papas, inventando todo tipo de falsedades históricas, falsificando documentos, escondiendo las investigaciones históricas ya realizadas, o negando que los Papas ya hayan zanjado el asunto de la existencia de presuntos “Papas herejes”.

Hay otra cosa que no me parece menos increíble, ni menos escandalosa: Que sacerdotes católicos presuntamente fieles a la tradición católica y que reclaman para sí mismos un perfecto conocimiento de la historia eclesiástica se atrevan a retomar precisamente el error central de los enemigos de la Iglesia, e incluirlo en su argumentación, que queda con ello fatalmente comprometida, y aún más reforzada la posición del enemigo.

Esto es lo que hace aquí el P. Cekada: Dar por bueno el punto central de la calumnia inventada por los herejes fraticelli contra el Papa que muy justamente los condenó, a saber, que habría predicado varias homilías en que hacía públicamente suya la doctrina errónea de la minoría que aún enseñaba que los bienaventurados no entrarían en posesión de la visión beatífica hasta el Juicio Final.

Si esto hubiese ocurrido realmente, esas homilías supuestamente pronunciadas en la Catedral de Aviñón, estarían incluidas en la enseñanza oficial del Papa como tal, perteneciente pues a su Magisterio Ordinario.

Y entonces, quedaría demostrado que el Magisterio Ordinario de los Papas puede contener errores contra la Fe, es decir, que no es infalible.

He aquí un presunto defensor de la doctrina sana y católica, que acaba dando la razón a los herejes conciliares que se esfuerzan por todos los medios, honestos y deshonestos, en hacer creer a los católicos que un Papa puede enseñar oficialmente el error en fe o moral!

Hasta no hace tanto, habría achacado este grave error a una ignorancia no culpable, sin duda ocasionada por las muchas obligaciones del eminente P. Cekada, que sin duda no habría tenido tiempo de realizar una elemental investigación histórica en las obras de los más consagrados historiadores eclesiásticos.

Debo confesar que ya no puedo conformarme con esa benigna explicación. Ya llevamos demasiados años llevados de aquí para allá por las eminencias tradis que sistemáticamente se dividen acerca de las principales controversias que agitan los fieles desde hace siglos, e incluso vuelven a poner sobre el tapete cuestiones solucionadas hace mucho tiempo, haciendo como si Concilios Ecuménicos, Papas e historiadores nada hubieran enseñado acerca de ellas.

Pero es que en este caso, la cosa no puede ser más sangrante:

El P. Cekada hubiera podido enterarse de la verdad con una simple visita a su propia biblioteca, en la que sin duda se encontrará algún ejemplar de la obra “Misterio de iniquidad”, cuyo apartado Juan XXII satisface enteramente cualquiera de las objeciones renovadas por el Prof. De Mattei.

O hubiera podido preguntar a Mons. Dolan, nada menos que el autor del prólogo a esa obra.

Por lo que estoy cada vez más inclinado a pensar que esa grave omisión es voluntaria.

Vengo observando desde hace tiempo que los principales tenores del movimiento tradi, en todos sus diferentes matices, actúan sospechosamente como los políticos al uso: Fomentando todo tipo de disensiones y cuestiones disputadas de cara a la galería, mientras que ocultamente, reina una perfecta unidad en lo que para ellos resulta ser fundamental: Evitar cuidadosamente que los fieles católicos tengan armas indudables con que desenmascarar la falsedad de la iglesia conciliar, sus ministros, y todos aquellos que aún pretenden reconocerle alguna legitimidad, siquiera “materialiter”…

Como nuestros políticos, mezclan la verdad con el error, con lo que mantienen en movimiento la rueda de la discusión sin fin, sin que jamás se pueda llegar a una verdadera y definitiva solución de los problemas, que acabe de una vez con la actual división de los fieles, sabiamente mantenida por sus malos pastores desde los años mismos del Concilio.

Así como decía el Papa Pío IX que la Iglesia no tenía peores enemigos que los así llamados “católicos” liberales, tengo que decir que los católicos verdaderos no tienen peores enemigos que estos lobos vestidos con piel de oveja que los dividen y desmovilizan desde hace decenios.

Y otro más del mismo comentarista:

No son pocos los que en el transcurso de los últimos siglos, han intentado salir del apuro echando mano de un argumento particularmente débil y extremadamente peligroso: Aunque enseñó esas doctrinas, Juan XXII no fue hereje, porque la contraria aún no era doctrina obligatoria.

Quizás sin darse cuenta de que estaban poniendo en cuestión la infalibilidad del Magisterio Ordinario de los Papas, que no sólo está siempre exento de herejía, sino también del más mínimo error acerca de la Fe o la Moral, sean las doctrinas enseñadas dogmas de fe, o simples creencias piadosas, el Espíritu Santo impide que los Papas enseñen cualquier error oficialmente, aunque sea en una simple homilía.

Por ejemplo, cuando Sixto IV enseñaba la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora, ésa era una simple creencia piadosa, pero aún así, todo católico sabía que era verdadera, porque el Papa no podía equivocarse.”

Pues bien en lo que respecta a mí éste es precisamente mi pensamiento atestigüado en muchos post de este blog. Con todo me creo en la obligación de resumir la doctrina del blog más adelante, aun a riesgo de ser tratado como “sedevacantista visceral o montaraz” por quienes profesan una teología averiad, errada en la Fe, y contraria a la Tradición y al magisterio.

La doctrina de la infalibilidad pontificia es clave para sostener una posición verdaderamente católica alejada de las herejías modernas y errores contra la Fe, frecuentes incluso entre quienes se reclaman de sedevacantistas y de ahí nuestra insistencia en ella.

NO HUBO NINGÚN VERDADERO PAPA QUE MANTUVIERA HEREJÍAS, NI SIQUIERA EL MÁS MÍNIMO ERROR CONTRA LA FE. 

A sensu contrario los que cayeron en ello se ha demostrado que fueron antipapas, como es el caso de los “papas conciliares” y en particular del actual FRANCISCO. Desde mi punto de vista, el actual “papa” Francisco es una “bendición de Dios” que nunca agradeceremos lo bastante: en su ejecutoria herética está demostrando hasta la saciedad no sólo que él no es papa, y carece  de jurisdicción (también por otra parte,  del poder de orden en sus grados inferiores) sino que la “iglesia” que le sigue no es la verdadera iglesia de Cristo sino un organismo que ocupa y usurpa los lugares romanos, ECLIPSANDO (como se había dicho en La Salette) a la Iglesia católica, que ahora es remanente y alejada de la Roma que le pertenece, pero muy viva en las almas de los verdaderos católicos.

Este es el artículo prometido que debe leerse con la natural reserva respecto de algunas citas (particularmente el comentario del primer sacerdote):

Un Hereje no puede ser Papa

La Enciclopedia Católica, nos  enseña  sobre «La Herejía», 1914, vol. 7, p. 261: “El mismo [que se asume y cree que es] Papa, si fuere notoriamente culpable de herejía, dejaría de ser el Papa porque dejaría de ser miembro de la Iglesia. La herejía es un rechazo o duda obstinada de un dogma de la fe divina y católica, hecho por una persona bautizada. En otras palabras, una persona bautizada que niega deliberadamente una enseñanza dogmática de la Iglesia Católica es un hereje. La Iglesia Católica enseña que si un Papa se convierte en un hereje él perdería automáticamente su cargo u oficio y dejaría de ser el Papa. Esta es la enseñanza de todos los doctores y padres de la Iglesia que han hablado sobre este tema.


Respuesta al artículo  tendencioso escrito por Roberto de Mattei “Un Papa que cayó en la herejía: Juan XXII y la visión beatífica de los justos después de la muerte.” o “Papa que cayó en la herejía y de una Iglesia que le resistió”

La pagina adelante la fe compartió la traducción del artículo  que subió la pagina Rorate Caeli, observamos que la finalidad de este articulo es tratar de justificar las herejías actuales de Bergoglio y da la falsa impresión que se puede ser al mismo tiempo  papa y hereje, cuando la Iglesia siempre ha enseñado  que unirse a un papa herético es estar fuera de la comunión con la Iglesia verdadera; ya que el “papa” herético comete cisma contra Pedro , por lo tanto no es un sucesor legítimo  de Pedro y el pecado de herejía lo separa de la Iglesia y por lo tanto es una rama caída que se separa de Jesucristo.
La pagina Amor de la  verdad presenta el siguiente argumento del Rev. Anthony Cekada que escribió 28 de enero 2015 el  artículo  en respuesta: El  Dr. De Mattei prescribe un calmante anti-sedevacantista:[Fuente: Quidlibet Blog ] Se trata de un escrito de réplica al artículo de De Mattei,  “Un Papa que cayó en la herejía: Juan XXII y la visión beatífica de los justos después de la Muerte”

Un Papa del siglo 14 fue “hereje” y siguió siendo Papa, por consiguiente  Bergoglio también debe seguir siendo Papa ¿verdad?

La conclusión implícita que el Dr. de Mattei quiere que extraigamos  sobre el  argumento sedevacantista,  más o menos,  se deduce del siguiente argumento analógico:

Juan XXII (1) se convirtió en un hereje público después de ser elegido papa, (2) pero no perdió a consecuencia de ello el cargo papal, y (3) la Iglesia le resistió. Así también, Francisco (1) se ha convertido en hereje público después de ser elegido papa, (2),  y paralelamente  él no ha perdido el cargo papal (3)  y la Iglesia tiene derecho a resistirle.

Así que ahora Ud. puede respirar profundamente y saborear una gran sensación de calma  y satisfacción ante la ansiedad que experimenta ante el el efecto Bergoglio. Los pensamientos sedevacantistas una vez más, ya  puede alejarlos de su cabeza.

Pero, por desgracia, el argumento analógico calmante que el Dr. de Mattei ha prescrito, falla, al menos por dos razones.

I. El Papa Juan XXII no fue hereje.

“La acusación de herejía surgió de una serie de sermones que Juan XXII predicó  en Aviñón, Francia, en los que sostenía que las almas de los bienaventurados difuntos no verían a Dios hasta después del Juicio Final.

(A) La doctrina de la visión beatífica aún no se había definido – el sucesor de Juan XXII, Benedicto XII lo haría.

 (B)  El teólogo Le Bachlet dice que Juan XXII propuso su enseñanza tan sólo como  “doctor privado que expresa una opinión, opinionem hanc, y que, buscando la prueba,  reconoció que estaba abierto al debate.” (“Benoit XII, “en Dictionnaire de Théologie Catholique ., 2: 662)

Al respecto comenta en la pagina amor a la verdad el usuario Sandro:
 (…) La cuestión de la visión beatífica fue materia opinable hastá el año 1336, cuando el Papa Benedicto XII ha sanjado la cuestión con la promulgación de la bula “Benedictus Deus”, en 1336. Hasta entonces, la cuestión de la visión beatífica fue una “quaestio disputata”, donde figuraban dos opiniones, a saber, si las almas de los justos inmediatamente que se desunian de los cuerpos, pasaban a gozar de la visión beatifica, o si sólo gozarían  de la visión beatifica después del Juicio Final.

 

Sigue  la pagina por a Amor de la Verdad compartiendo parte de la traducción del artículo  del  Rev. Anthony Cekada:
 

Por consiguiente, no es correcto que el Dr. de Mattei afirme  que Juan XXII propuso su tesis como “un acto de magisterio ordinario de la fe de la Iglesia.”

En un segundo sermón, por otra parte, el Papa dijo lo siguiente:

“Digo con San Agustín que, si me engaño en este punto, que alguien que lo sepa mejor que yo me corrija. A mí no me parece otra cosa, a menos que la Iglesia lo declare con una declaración contraria [nisi ostenderetur determinatio Ecclesie contraria ] o a menos que las autoridades en Sagrada Escritura  se é xpresen con más claridad contra lo que yo he dicho anteriormente. “(Le Bachelet, DTC 2 : 262).

Tales declaraciones excluyen el elemento de “obstinación” necesario a la herejía.

II. Juan XXII se convirtió en Papa en una elección válida, mientras que Bergoglio no llegó a ser un papa válidamente elegido.

Bergoglio fue un hereje público antes de su elección, y como tal hereje público, no pudo ser elegido Papa válidamente.  (…)

“Entre los candidatos capaces de ser elegidos válidamente están todos aquéllos que no están impedidos por la ley divina o por una ley eclesiástica invalidante … Los impedidos para ser elegidos válidamente son las mujeres, los niños que no han alcanzado la edad de la razón; Asimismo, los afectados de locura habitual, los no bautizados, los herejes, los cismáticos … “(Wernz-Vidal, Jus Canonicum 1: 415) Fin de cita

 
 
Recuerden que la Escritura nos enseña que el período del anticristo comienza cuando el  falso profeta usurpa el papado (Cf. 2 Tesalonicenses 2: 4,6) por eso el profeta Daniel habla del fin del reinado (Y al cabo del imperio de éstos).
Daniel 8:23 »”Cuando el dominio de estos reinos llegue a su fin y las maldades hayan llegado al colmo,un rey insolente y astuto (hábil en engaños) ocupará el poder.
 
Con la usurpación del papado vemos que la figura del verdadero papa queda desplazada; que es la figura profética del pastor herido (Cf Zacarías 13:7-9)el falso profeta al ser un usurpador toma todo el poder eclesiástico e instala la abominación de la desolación en el Templo de Dios. Las dos figuras proféticas bíblicas del misterio de iniquidad  tiene dos pastores: el Pastor que huye y abandona las ovejas y el otro pastor es el destructor.

1) El Pastor inútil que abandona las ovejas

Advierte el profeta Zacarías 11:17

¡Ay del pastor inútil que abandona el rebaño! ¡ (…)

2) El Pastor que destruye las ovejas

 Jeremías 12:10
Muchos pastores han arruinado mi viña, han hollado mi heredad; han hecho de mi hermosa heredad un desierto desolado.

Juan 10:12,13

Pero el que es un asalariado y no un pastor, que no es el dueño de las ovejas, ve venir al lobo, y abandona las ovejas y huye, y el lobo las arrebata y las dispersa.…

Jeremías 2:8

Los sacerdotes no dijeron: “¿Dónde está el Señor ? Los que se ocupaban de la ley no me conocieron, los gobernantes se rebelaron contra mí, y los profetas profetizaban por Baal, y andaban tras cosas que no aprovechan.

Dios nos da una orden bíblica de huir de la falsa iglesia adulterada, Dios mismo nos ordena la huida por eso la Iglesia remanente fiel a Jesucristo que se nos muestra en el apocalipsis atraviesa el desierto fuera de Roma que ha caído en apostasía ha traicionado a Jesús y  se ha convertido en la sede del anticristo.
 
Francisco es el nuevo becerro de oro que adoran los que son del mundo y los que han abandonado la Ley de Dios.
 
 
 

Respuesta del Sacerdote de la pagina católica https://josephmaryam.wordpress.com/ sobre el artículo  de  Roberto de Mattei:

La confusión está en el título del artículo, poniendo algo que no es verdad.

Ese Papa no cayó en la herejía porque el dogma no había sido aprobado por la Iglesia: no había definición de dogma de fe. Por lo tanto, no es herejía formal. Ni siquiera es material. Era sólo un error en teología, pero que no iba en contra de una verdad definida por la Iglesia. Iba en contra de una verdad revelada. Son cosas distintas.

Una cosa es la fe divina; otra cosa es la fe católica definida.

 

De Fe Divina: Las verdades que se contienen en la palabra de Dios escrita o transmitida. La proposición contraria es error en la fe.

De fe divina y católica: Las verdades que se contienen en la palabra de Dios escrita o transmitida, y que además, se nos proponen para ser creídas como reveladas por Dios, por la Iglesia, sea en juicio solemne, sea por su magisterio ordinario y universal. La proposición Contraria es herética.

De fe divina y católica definida: Las verdades que se contienen en la palabra de Dios escrita o transmitida y que se proponen para ser creídas como reveladas por Dios, por la Iglesia, en juicio solemne, esto es, por su magisterio infalible, ejercido de modo extraordinario, – sea en un Concilio Ecuménico, sea por el Romano Pontífice cuando habla ex cathedra. La Contraria es herejía.

Próxima a la fe: Es una verdad que por el casi unánime consentimiento de los teólogos, se contiene en la palabra de Dios escrita o transmitida. La Contraria es próxima al error o a la herejía.

Su error en teología no alcanzó el Papado; es decir, no fue un error como Papa, sino sólo como teólogo.

El Papa iba contra una verdad próxima a la fe. Y, por lo tanto, defender lo contrario era estar próximo al error o a la herejía, pero sin caer en la herejía. Al querer llevar este error a un dogma, entonces cae en el error en la fe. Es una verdad contenida en la Palabra de Dios. Él, como Papa, quería anular esta verdad. Pero se retractó, y eso basta para que no cayera ni en herejía formal ni material.

Ningún Papa cae en herejía, ni formal ni material. Este es el dogma del Papado.(Fin de cita)

 
 
Respuesta del Padre Héctor:
 
 
 
POR QUÉ BERGOGLIO NO ES NI PUEDE SER PAPA:
1-Se demuestra que el pecado de herejía causa la pérdida de la jurisdicción ordinaria , aunque se mantenga perfectamente oculto, y por ende, no llegue a poder probarse que se ha cometido el delito.
 
2-Así, por ejemplo, cuando Nestorio, Patriarca de Constantinopla, acogió la herejía, consciente y voluntariamente, en ese momento, perdió realmente, todo poder de jurisdicción. Pero sin embargo, como esa herejía aún no se había hecho pública, la autoridad suprema del Papa suplía ese defecto, concediéndole una autoridad suplida.
 
3-Pero en el caso del Papa, ya no hay autoridad superior que pueda conceder jurisdicción suplida, por lo que si fuera posible que un Papa cayera en herejía (más probablemente oculta), perdería el Pontificado en ese momento, pero la Iglesia no tendría medio de saberlo hasta que ese sujeto la exteriorizara públicamente, quizás muchos años después. Todo lo hecho en ese lapso de tiempo sería nulo, pero nadie sabría decir exactamente desde cuando, salvo que el mismo ex-Papa lo confesara, cosa poco probable.
 
4-Entre otras por esa razón, Nuestro Señor concede al Papa no sólo la infalibilidad (que tiene que ver con su enseñanza pública), sino también la indefectibilidad, que asegura que ese Papa, una vez canónicamente electo, jamás caerá en el pecado de herejía, incluso perfectamente oculta, y menos aún, en delito de herejía (público).
 
5-Por esa razón, los católicos medievales, cuando algún antipapa predicaba la herejía, o simplemente daba muestras de connivencia con ella, directamente pensaban y luego declaraban que esa persona nunca había sido verdadero Papa, por lo que eran todos sus actos oficiales los que se invalidaban y anulaban, sin necesidad de preguntarse desde cuando duraba la herejía del presunto Papa.
 
6- POR LO TANTO SI COMETE HEREJÍA NO ES PAPA. (Fin de Cita)
 
 
 
 
La Iglesia ha tenido 38 anti-papas contando a Francisco. 
Históricamente, los antipapas surgieron por diversas razones, siendo tres las principales:
Discordancia doctrinal.
Deportación o encarcelamiento del pontífice.
Doble elección.
 
Los anti-papas han sido apoyados por una facción bastante significativa de cardenales religiosos y seculares, reyes y reinos.
 
San Roberto Belarmino, doctor de la Iglesia afirmó :

“El Papa que sea manifiestamente hereje cesa él mismo (ipso facto) de ser Papa y cabeza, del mismo modo en que cesa de ser un cristiano y un miembro del cuerpo de la Iglesia; y por esta razón él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la opinión de todos los antiguos Padres, que enseñan que un hereje manifiesto pierde toda jurisdicción.

San Francisco de Sales, doctor de la Iglesia (siglo XVII):

“Cuando un Papa es explícitamente hereje, el pierde ipso facto su dignidad y queda fuera dela Iglesia”.

 
 Enciclopedia Católica  1914 (Vol. 11, p. 456):
  “Es clarísimo que la elección [como Papa] de un hereje, cismático o mujer sería nula y vacía”.
 
Código de Derecho Canónico, 1917 (Canon 188.4):
 

“Si un clérigo (papa, obispo, etc.) se hiciera hereje perdería su cargo sin declaración alguna: por la fuerza de la ley.” (Nota: ex – Cardenal Husar y jerarquía apóstata).

 San Alfonso María de Ligorio, doctor de la Iglesia (1787):

“Si Dios permitiera que un papa se hiciera hereje, por ese hecho él cesaría de ser papa y la sede apostólica estaría vacante”.

 
 
¿Puede un Papa herético ser depuesto? 
La Respuesta es Si.
“La razón es la siguiente: Sería extremadamente perjudicial para la Iglesia tener semejante pastor y no ser capaz de defenderse de tan grave peligro; además, iría en contra de la dignidad de la Iglesia obligarla a permanecer sujeta de un Pontífice hereje sin ser capaz de expulsarlo de ella misma; tal como son el príncipe y el sacerdote, la gente se acostumbra a ser (…) la herejía se extiende como el cáncer, esta es la razón porque herejes debe evadirse en lo posible. Esto es, por lo tanto, con mayor razón en lo que respecta a un pastor herético; pero ¿cómo se puede evitar ese peligro, a menos que deje de ser el pastor? “(25)
 
“De hecho, la Iglesia tiene el derecho de separarse de un papa herético de acuerdo a la ley divina. En consecuencia tiene el derecho, por la misma ley divina, a utilizar todos los medios en sí mismos necesario ya disponibles para la separación;. Y los que correspondan jurídicamente con el delito , son de por sí necesarios “.
 
Juan de Santo Tomás nos afirma:

“Ciertamente la Iglesia tiene derecho según la ley divina a apartar de ella a un pontífice hereje. Y consecuentemente, por la misma ley divina tiene derecho de emplear todos los medios necesarios para ello…”

Juan de Santo Tomás lo explica así:

“La Iglesia puede declarar el delito de un pontífice y, conforme al derecho divino, declarar a los fieles que es un hereje al que se debe evitar. Al ser rechazado por los fieles, el papa queda forzosamente imposibilitado por la fuerza de la declaración, ya que si la Iglesia no le hace caso no puede dirigirla como jefe.”

 
Al ser incapaz el pontífice de gobernar efectivamente la Iglesia a consecuencia de la sentencia declaratoria, por ser forzoso que lo rechacen los fieles, es Dios mismo quien corta el vínculo que liga al hombre con el cargo, por lo que pierde ipso facto el pontificado. Incluso antes de declararse formalmente destituido por la Iglesia.
 
 
La beata Emmerich ve el falso papa que la secta introduce y ella dice:  Vi a continuación que cuando ellos introducían el obispo de la manera que se habían propuesto, él era intruso, introducido contra la voluntad del Papa y que no poseía legítimamente la autoridad espiritual. (AA.III.128)
 
Santo Tomás de Aquino comentando el credo en el artículo 1 dice:

“Asimismo, todos aquellos que obedecen a los reyes más que a Dios o en aquellas cosas que no deben obedecer, lo constituyen dioses suyos. Hechos 5:29: Mas respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres.

 
Y recuerden que incluso la autoridad de un verdadero papa tiene limites ya que no es un dios.
 
Los que se rebelan contra la ley de Dios y  adoran A Bergoglio  lo han constituido en su nuevo becerro de oro.
 
El Papa Pablo IV, decretó  a perpetuidad para tratar de evitar la abominación de la desolación del profeta Daniel la Bula Cum ex Apostolatus Officio, 15 de febrero de 1559 advierte que aunque todos los cardenales elijan a un hereje este es invalido.
Esta Bula papal dictamina a perpetuidad la Privación ipso facto de todo oficio eclesiástico por el pecado de herejía.
6. Nulidad de todas las promociones o elevaciones de desviados en la Fe.
Agregamos que si en algún tiempo aconteciese que un Obispo, incluso en función de Arzobispo, o de Patriarca, o Primado; o un Cardenal, incluso en función de Legado, o electo Pontífice Romanoque antes de su promoción al Cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la Fe Católica, o hubiese caído en herejía. o incurrido en cisma, o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto; y de ningún modo puede considerarse que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos. Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes, y no será posible considerar que se ha otorgado o se otorga alguna facultad de administrar en las cosas temporales o espirituales a los que son promovidos, en tales circustancias, a la dignidad de obispo, arzobispo, patriarca o primado, o a los que han asumido la función de Cardenales, o de Pontífice Romano, sino que por el contrario todos y cada uno de los pronunciamientos, hechos, actos y resoluciones y sus consecuentes efectos carecen de fuerza, y no otorgan ninguna validez, y ningún derecho a nadie.
San Ambrosio advirtió:

“Incluso los herejes parece tener a Cristo, porque ninguno de ellos niega el nombre de Cristo. Sin embargo, cualquier persona que no confiesa todo lo que pertenece a Cristo de hecho niegan a Cristo.”

La profecías de San Francisco de Asís nos demuestran que ese destructor que usurpa el puesto del Papa va arrastrar a muchísimas almas al error y de esta manea es como las va a destruir  porque en vez de oponerse a el se le van a unir y muchos van a preferir la mentira y le darán espalda al verdadero evangelio y otros pisotearán la verdad en vez de defenderla y guardarán  silencio, por la falsa obediencia ya que verdaderamente no conocen a Dios; por eso lo prefieren negar:
 

En el momento de esta tribulación un hombre, elegido no canónicamente, se elevará al Pontificado, y con su astucia se esforzará por llevar a muchos al error y a la muerte.

Entonces, los escándalos se multiplicarán, nuestra Orden se dividirá, y muchas otras serán destruidas por completo, porque se aceptará el error en lugar de oponerse a él.

 Habrá tal diversidad de opiniones y cismas entre la gente, entre los religiosos y entre el clero, que, si esos días no se acortaren, según las palabras del Evangelio, aun los escogidos serían inducidos a error, si no fuere que serán especialmente guiados, en medio de tan grande confusión, por la inmensa misericordia de Dios.

(…) los elegidos, actuarán con esperanza, y por su muerte comprarán para ellos mismos la vida eterna; eligiendo obedecer a Dios antes que a los hombres, ellos no temerán nada, y han de preferir perecer antes que consentir en la falsedad y la perfidia.

Algunos predicadores mantendrán silencio sobre la verdad, y otros la hollarán bajo sus pies y la negarán.

 San Vicente Ferrer dijo que es muy peligroso para el alma cristiana  adherirse como a Papa al que no lo es; el  falso papa es como “un dios extranjero en este mundo, un ídolo, una estatua, una imagen ficticia de Cristo.
Los que le rinden culto   a Francisco  han lanzado una campaña  a su favor para adoctrinar a los fieles para que acepten la apostasía y no se opongan a este destructor.
San Thomas Cayetano, O.P. (1469-1534) Teólogo y  Cardenal, señala que el famoso axioma “Ubi Petrus, ibi Ecclesia” (Donde esta Pedro esta la Iglesia) es válido sólo cuando Pedro actúa y se comporta como un Papa, porque Pedro “está sujeto a los deberes de la Oficio, “de otra manera”, tampoco ni la Iglesia está en él, ni él está en la Iglesia.
 
 
 Francisco hace lo que le da la gana desobedeciendo a la Iglesia.
El cura herético Leonardo Boff, que va a ayudar a su amigo Bergoglio con su falsa encíclica de la ecología afirma que Francisco es el “Papa de la ruptura”, “esa era la palabra que más temían Benedicto XVI y Juan Pablo II,” “los cuales  eran conocidos por “su conservadurismo”.”Ellos creían que la Iglesia debía tener continuidad, por lo que el Concilio Vaticano II no podía significar una ruptura con el primero. Pero ahora hay una ruptura, la figura del Papa no es más la clásica, es otra. Francisco no comenzó con la reforma de la curia, comenzó con la reforma del papado.”
 
Esto quiere decir que Bergoglio esta formando una secta. Ya que no pueden existir dos Iglesias católicas diferentes.
 
La escritura nos dice que el falso profeta (Bergoglio) es hábil en artimañas y un astuto maestro del error, que confundirá incluso a los elegidos. Por eso a Francisco sus fanáticos lo adoran como a un dios.
 

 Como dijo el Padre Castellani:

 “La gran publicidad es siempre sospechosa: acompaña a los falsos profetas, según Jesucristo.”
 
Francisco no es Papa, es un hereje contumaz, es un antipapa, es un usurpador, es un destructor.
 
Siendo fieles a la Escritura que resuelven este dilema nos acogemos a las advertencias del apóstol San Pablo: Pero si aun NOSOTROS, o un ángel del cielo, os anunciara OTRO evangelio contrario al que os hemos anunciado, sea anatema. (Gálatas 1:8)
 
La popularidad de un antipapa no hace que este sea legítimo,   ni tampoco si la mayoría lo respalda; vemos que  97% de los obispos cayeron en la herejía del arrianismo y eligieron  un falso papa, sin embargo al ellos no mantener la fe integra aunque se apoderaron ilegalmente de los templos no  por esta razón dejaron de ser herejes.
 
San Cipriano (200-258): “Adherirse a un falso obispo de Roma es estar fuera de la comunión con la Iglesia”. 
 
Un hereje no es Papa ni tampoco es legítimo un ‘Papa’ que se pone en duda.
Wernz-Vidal – Derecho Canónico de 1943

“A través de notoria y difundida abiertamente herejía, el Romano Pontífice, en caso de caer en herejía, por ese mismo hecho (ipso facto) se considera privado de la potestad de jurisdicción, incluso antes de cualquier sentencia declaratoria por la Iglesia … Un Papa que cae en la herejía pública dejaría ipso facto de ser miembro de la Iglesia; por lo tanto, él también dejaría de ser cabeza de la Iglesia “Y también: “Un Papa dudoso no es papa.”

 
Nos advirtió el  Arzobispo Fulton J. Sheen:
 
 “La negativa de tomar partido en las grandes cuestiones morales es en sí misma una decisión.Se trata de un consentimiento* silencioso al mal. La tragedia de nuestro tiempo es que los que todavía creen en la honestidad carecen de fuego y convicción, mientras que los que creen en la deshonestidad están llenos de apasionada convicción.”―
*La palabra que utiliza el Arzobispo Fulton Sheen es aquiescencia silenciosa una unión con el mal.
 
 Aquí   no hay términos medios unirse  a  Francisco es estar en comunión con el anticristo.
Para esos que piensan que pueden permanecer neutrales en esta lucha ya forman parte del cuerpo místico del Anticristo. Por eso la Escritura  dice que Dios vomita a los tibios  de su boca y si los vomita es porque están fuera de la comunión con Dios.
El Cardenal John Henry Newman (1801-1890) Dijo:

“Doy gracias a Dios que vivo en un tiempo en que el enemigo está fuera de la Iglesia, y yo sé dónde está, y lo que él está haciendo. Pero, preveo el día en que el enemigo va a estar a la vez fuera y dentro de la Iglesia. .. y, rezo por los pobres fieles que serán atrapados en este bombardeo

13 replies »

  1. Lo que se dice en la Enciclopedia católica de un papa que “puede convertirse en hereje” es erróneo.

    El p. Hector lo explica bien:
    Nuestro Señor concede al Papa no sólo la infalibilidad (que tiene que ver con su enseñanza pública), sino también la indefectibilidad, que asegura que ese Papa, una vez canónicamente electo, jamás caerá en el pecado de herejía, incluso perfectamente oculta, y menos aún, en delito de herejía (público).

    5-Por esa razón, los católicos medievales, cuando algún antipapa predicaba la herejía, o simplemente daba muestras de connivencia con ella, directamente pensaban y luego declaraban que esa persona nunca había sido verdadero Papa, por lo que eran todos sus actos oficiales los que se invalidaban y anulaban, sin necesidad de preguntarse desde cuando duraba la herejía del presunto Papa.

    Pero además del pecado de Herejía o del delito de herejía están los errores contra la Fe. Error contra la Fe hubiera sido afirmar que la Virgen no fue inmaculada en su Concepción antes de la declaración dogmática. Nunca hubo nada parecido. La afirmación de que Juan XXII predicó sobre la visión beatifica sobrevenida después del Juicio Final, hubiera sido un error contra la Fe.
    Los Santos Padres y todos los Papas tienen la doctrina de que no hay errores en los papas.
    (Véanse los posts Los Padres sobre los papas y Los papas ‘papólatras’.
    Además consúltese el post Los papas como doctores privados que estudia el caso de errores o herejías en los papas como doctores privados.
    Esta es una cita de San Roberto del cap.VI del libro IV de las Controversias “De potestate spirituali..”

    “Es probable y se puede creer piadosamente, que el soberano pontífice, no solamente no puede errar en tanto que papa, sino también que no podrá absolutamente ser hereje o creer con pertinacia cualquier error en la fe en tanto que simple particular (particularem personam). Esto se prueba primeramente porque es requerido por la suave disposición de la providencia de Dios. Pues el pontífice no solamente no debe y no puede predicar la herejía, sino que también debe siempre enseñar la verdad, y sin duda lo hará, siendo que Nuestro Señor le ha ordenado confirmar a sus hermanos (…). Por lo tanto, yo pregunto, ¿cómo un papa hereje confirmaría a sus hermanos en la fe y les predicaría siempre la verdadera fe? Dios podría, sin duda, arrancar de un corazón hereje una confesión de verdadera fe, como en otro tiempo, Él ha hecho hablar la burra de Balaam. Pero esto sería más bien violencia y en absoluto conforme a la manera de actuar de la divina providencia, la que dispone todas las cosas con dulzura.Esto se prueba en segundo lugar por los hechos, pues hasta hoy, ninguno ha sido hereje (…); luego esto es un signo de que tal cosa no puede ocurrir. Para más información consultar el manual de teología realizado por Pighius” (San Roberto Belarmino: de romano pontífice, IV, ch. 6).”

    En nuestros días comprobamos las enormes consecuencias no sólo de herejías sino de numerosos errores de los papas conciliares, particularmente de Francisco. ¿Iba Nuestro Señor a dejar a su Iglesia a merced de esta contingencia?
    Si sucede en nuestros días es porque nos iba a sernos muy fácil comprobar la ilegitimidad de los papas herejes o con errores, para negarles sumisión. Es algo en nuestros días obligatorio si queremos guardar la Fe, vale decir lograr la salvación de nuestra alma.

    Me gusta

  2. Esta demostrado que un hereje no puede ser un verdadero Papa ni uno que enseñar herejía por el principio de no contradicción. Francisco es indudablemente un hereje y apostata por lo tanto no es papa.

    La Beata Emmerich dice que la anti iglesia también tiene un líder que es un obispo traidor que es un antipapa: “Ellos construían una gran iglesia, extraña y extravagante; todo el mundo tenía que entrar en ella para unirse y poseer allí los mismos derechos; evangélicos, católicos, sectas de todo tipo: lo que debía ser una verdadera comunión de los profanos donde no habría más que un pastor y un rebaño. Tenía que haber también un Papa pero que no poseyera nada y fuera asalariado. Todo estaba preparado de antemano y muchas cosas estaban ya hechas: pero en el lugar del altar, no había más que desolación y abominación. (AA.III.188)

    Precisamente la Biblia nos demuestra que la anti iglesia tendría también la figura de un anti-papa que llevaría a muchos a la perdición eterna. Ya que Lucifer y sus siervos se visten de ángel de Luz.

    Por eso S.S. Pío IX advirtió : “Si un futuro Papa enseñare algo contrario a la Fe Católica, no le sigan”.

    Gracias por la cita:

    San Roberto del cap.VI del libro IV de las Controversias “De potestate spirituali..”

    “Es probable y se puede creer piadosamente, que el soberano pontífice, no solamente no puede errar en tanto que papa, sino también que no podrá absolutamente ser hereje o creer con pertinacia cualquier error en la fe en tanto que simple particular (particularem personam). Esto se prueba primeramente porque es requerido por la suave disposición de la providencia de Dios. Pues el pontífice no solamente no debe y no puede predicar la herejía, sino que también debe siempre enseñar la verdad, y sin duda lo hará, siendo que Nuestro Señor le ha ordenado confirmar a sus hermanos (…). Por lo tanto, yo pregunto, ¿cómo un papa hereje confirmaría a sus hermanos en la fe y les predicaría siempre la verdadera fe? Dios podría, sin duda, arrancar de un corazón hereje una confesión de verdadera fe, como en otro tiempo, Él ha hecho hablar la burra de Balaam. Pero esto sería más bien violencia y en absoluto conforme a la manera de actuar de la divina providencia, la que dispone todas las cosas con dulzura.Esto se prueba en segundo lugar por los hechos, pues hasta hoy, ninguno ha sido hereje (…); luego esto es un signo de que tal cosa no puede ocurrir. Para más información consultar el manual de teología realizado por Pighius” (San Roberto Belarmino: de romano pontífice, IV, ch. 6).”

    Me gusta

  3. El Arca tiene razón La Enciclopedia Católica, debería decir «La Herejía», 1914, vol. 7, p. 261: “El mismo ( que se asume y cree que es) Papa, si fuere notoriamente culpable de herejía, dejaría de ser el Papa porque dejaría de ser miembro de la Iglesia”. La herejía es un rechazo o duda obstinada de un dogma de la fe divina y católica, hecho por una persona bautizada. En otras palabras, una persona bautizada que niega deliberadamente una enseñanza dogmática de la Iglesia Católica es un hereje. La Iglesia Católica enseña que si un que se cree Papa se convierte en un hereje él perdería automáticamente su cargo u oficio y dejaría de ser el Papa.

    Me gusta

  4. Remplace la cita de mi articulo con esa aclaración para que quede claro que si uno que se dice ser Papa cometer herejía es señal inequívoca de que esa persona no es un papa legitimo sino un antipapa y que nunca ha sido papa;
    La Enciclopedia Católica, enseñan sobre «La Herejía», 1914, vol. 7, p. 261: “El mismo ( que se asume y cree que es) Papa, si fuere notoriamente culpable de herejía, dejaría de ser el Papa porque dejaría de ser miembro de la Iglesia”. La herejía es un rechazo o duda obstinada de un dogma de la fe divina y católica, hecho por una persona bautizada. En otras palabras, una persona bautizada que niega deliberadamente una enseñanza dogmática de la Iglesia Católica es un hereje. La Iglesia Católica enseña que si (uno que se cree que es) Papa se convierte en un hereje él perdería automáticamente su cargo u oficio y dejaría de ser el Papa. Esta es la enseñanza de todos los doctores y padres de la Iglesia que han hablado sobre este tema.

    Me gusta

  5. A estas alturas de la historia del mundo, ya es ocioso decir que si los antipapas del vaticano II son o no son herejes; lo realmente importante y vital es considerar la aparición de la Secta del Vaticano II que San Juan llama la Ramera de Babilonia.

    Todos los reclamantes a la Sede de Pedro a partir de Juan XXIII hasta Benedicto XVI cumplieron en el tiempo cada una de las fases de demolición de la fe católica en el mundo, utilizando el Papado para lograrlo; y crear una nueva religión; la religión del hombre.

    Es inútil seguir diciendo que “francisco” es un antipapa, ya que él ni siquiera es Sacerdote, ya que fue ordenado “sacerdote” el 13 de diciembre de 1969 con el nuevo rito protestantizado del antipapa Pablo VI.

    “Francisco” es simplemente un laico guiando a las ruinas de lo que queda de la secta del Vaticano II, es el castigo de Dios para los que creen que Roma representa todavía a la Santa Iglesia Católica.

    El periodo de 50 años que duró la Gran Tribulación y que dió lugar a la Apostasía generalizada en la Iglesia, fue iniciado por el conciliábulo Vaticano II, el concilio de Apostasía:

    Es un deber de todos los que somos católicos tradicionales advertir a los que siguen a la Ramera de Babilonia, de la urgente necesidad de que se salgan de ella si es que no quieren padecer sus plagas y participar de sus castigos.

    ¡Veni Ies Veni!

    Arturo

    Me gusta

  6. Al masón Angelo Roncalli, nombrado Juan XXIII fe el encargado de convocar al conciliábulo vaticano II, su deísmo manifiesto quedó plasmado en la convocatoria que lanzó a todas las religiones del mundo, incluyendo a los ateos; quienes se reunieron en este “concilio ecuménico”.

    Juan XXIII fue masón de grado 33:

    ¡Veni Iesu Veni!

    Arturo

    Me gusta

  7. A Pablo VI le correspondió terminar con el Eterno Sacrificio del Altar (La Santa Misa católica Tradicional) y colocar en su lugar la Abominación de la Desolación predicha en Mateo XXIV:15; además cambió el Rito de Ordenación Sacerdotal:

    ¡Veni Iesu Veni!

    Arturo

    Me gusta

  8. Juan Pablo II fue un hereje monumental y un apóstata enemigo de Dios, de hecho Juan Pablo II es el Anticristo, ya que él negó todas las verdades reveladas y los dogmas de la Iglesia Católica. Juan Pablo II dijo que todo hombre es Cristo, proclamándose él mismo el Cristo de Mateo XVI:16.

    ¡Veni Iesu Veni!

    Arturo

    Me gusta

  9. Benedicto XVI es el Falso Profeta o la Bestia que sale de la tierra, él fue quien “beatificó” y decretó la “adoración” a Juan Pablo II para el 22 de octubre de cada año (Ap. XIII:11-18), aquí sus masivas herejías:

    ¡Veni Iesu Veni!

    Arturo

    Me gusta

  10. Juan Pablo II y Benedicto XVI cumplieron letra por letra el Capítulo XIII del Apocalipsis, ellos son en ese orden El Anticristo y el Falso Profeta:

    Es inútil seguir esperando la llegada del Anticristo, porque ya vino, de hecho estamos en los últimos días del mundo, la Segunda Venida de NSJC está a la puerta, mantengamos nuestras lámparas encendidas y llenas de aceite, porque está por venir el esposo.

    ¡Veni Iesu Veni!

    Arturo

    Me gusta

  11. Repito Arturo porque aún no ha contestado: ¿Cuándo aparecieron los Dos Testigos que profetiza San Juan para el mismo período del Anticristo? ?Cuando fueron muertos y al tercer día resucitaron y luego de su ascensión sobrevino un terremoto en Israel y se convirtieron 7000 judíos a la Fe dando gloria al Dios del cielo?
    Si usted cita el Apocalipsis, hágalo de forma completa, recuerde que están anunciadas en él las plagas que sobrevendrán sobre quien quite o agregue algo a la Profecía.
    Si los Dos Testigos no aparecieron, tampoco lo hizo el Anticristo, en cambio sí apareció el Falso Profeta anticipando la llegada del “otro”, el falso mesías, el Inicuo. La descomposición paulatina de la iglesia gestada en el vat. II ha llegado a su culminación con el Embaucador Bergoglio (alias Francisco). “aquellos días” de los que habla Nuestro Señor, “han sido acortados”. La Fe que hallará a Su vuelta Jesucristo es la del resto fiel, nada más.
    Pero insisto, por favor si usted sabe dónde están los Dos Testigos, dígalo, de lo contrario no cite el Apocalipsis con tijeras.

    Me gusta

  12. Yo creo que estas alturas de la historia es muy oportuno recordar que Francisco por sus herejías patentes, como también los anteriores papas conciliares, no es un verdadero papa. Muchos tienen todavía que empezar por ahí.
    Por otra parte el alcance del post es mucho mayor. Se trata de recordar la doctrina de la Iglesia atestiguada en su historia y magisterio de 2000 años, de que los papas son infalibles tanto en su magisterio ordinario como el extraordinario. La infalibilidad no cubre solamente las herejías sino también los errores contra la Fe. También es doctrina común de los doctores que esta infalibilidad llega también, como es “probable y piadoso creer, a los papas en cuanto “personas particulares”. Esto se basa en la sentencia de nuestro Señor, “Yo he rogado por ti, para que tu Fe no falle” y “tú una vez convertido CONFIRMA a tus hermanos”. Mal pudieran confirmar a los hermanos en la Fe quienes adolecieran de pecados contra ella, incluso en el ámbito privado.
    Los papas no disfrutan sólo de infalibilidad en sus enseñanzas, sino de INDEFECTIBILIDAD en sus personas. Como dijo el Concilio Vaticano

    esta Sede de San Pedro siempre permanece libre de error alguno, según la divina promesa de nuestro Señor y Salvador al príncipe de sus discípulos: «Yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y tú, cuando hayas regresado, fortalece a tus hermanos». Este carisma de una verdadera y nunca deficiente fe fue por lo tanto divinamente conferida a Pedro y sus sucesores

    Por consiguiente a ningún católico le está permitido apartarse de lo enseñado por los papas, no solamente en lo que llaman enseñanza “ex cathedra” (término muy reciente ya que en otras épocas se usó para toda la enseñanza pontificia”) sino en todo su magisterio. Amén de que debemos creer como probable que tampoco fuera de la enseñanza, los sucesores de Pedro, han errado en cuestiones de Fe o costumbres.

    Me gusta

  13. Hoy miraba el comentario de un experto tomista conciliar. Al ver sus estudios y su preparación docente, etc., sin duda muy importantes desde cierto punto de vista- el que más “llena el ojo”, lamentablemente… pensaba: qué tragedia es tener esos conocimientos y terminar errando en un asunto tan simple, como este pedrusco disgregado, este trozo de mampostería caído al suelo en la Columnata de Bernini al que llaman Francisco. Reconocer a Bergoglio como “Papa” es algo tan grosero, tan poco digno de la inteligencia… pero yerran. Los cargos, la docencia, los conocimientos, le hacen errar. Forman parte de la bandada de Bergoglio, y este, haciéndose el que no sabe nada y necesita “expertos”, los tiene a todos en el bolsillo para ejecutar su plan, que ni siquiera es suyo propio, que tal vez sea el mismo que delineó Martini en su momento, para terminar de destruir el conciliarismo- bueno, él no pensaba esto, él pensaba afianzar una nueva religión ecuménica que solo es de interés real para los masones eclesiásticos y de los otros, aunque a veces entusiasmaron a algunos protestantes, solo algunos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s