ALL POSTS

2 DE MARZO ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE PÍO XII DE FELIZ RECORDACIÓN


2 de marzo 1876 nació en Roma Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli, futuro Pío XII último Sumo  Pontífice católico antes de la revolución satánica Conciliar

En este día: 2 de marzo 1876, nació en Roma Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli, y el mismo día, 63 años más tarde, fue elegido Papa Pío XII …

Eugenio Pacelli 6 años …
 

 
Eugenio Pacelli llegó a ser Pío XII último Sumo Pontífice de la verdadera Iglesia Católica …
[Sigue la película en italiano “Pastor Angelicus]
——–
 PAPA PÍO XII 
(2 de marzo 1876 – 09 de octubre 1958)
 

 

—————- 
Magisterio del Papa Pío XII: 

[Véase en español el Magisterio completo de Pío XII]

Summi Pontificatus – Carta Encíclica – 20 de octubre 1939 
Sertum laetitiae – Carta Encíclica – 01 de noviembre 1939 
Saeculo Exeunte Octavo octavo – Carta Encíclica – 13 de junio 1940 
Radio mensaje de la Navidad – 24 de diciembre 1941 
Radio mensaje de la Navidad – 24 de diciembre 1942 
Cuerpo Místico – Carta Encíclica – 29 de junio 1943 
Divina afflante Spiritu – Carta Encíclica – 30 de septiembre 1943 
Orientalis Ecclesiae – Carta Encíclica – 09 de abril 1944 
Benignitas et humanitas – Radio Mensaje – 24 de diciembre 1944 
Communium Interpretes Dolorum – Carta Encíclica – 15 de abril 1945 
Radio Mensaje de mayo 1945 – 09 de mayo 1945 
Orientales omnes – Carta Encíclica – 23 de diciembre 1945 
Quemadmodum – Carta Encíclica – 06 de enero 1946 
Deiparae Virginis Mariae – Carta Encíclica – 1 05 1946 
Fulgens radiatur – Carta Encíclica – 21 de marzo 1947 
Soyez el bienvenus – Discurso – 21 de julio 1947 
Mediator Dei – Carta Encíclica – 20 de noviembre 1947 
Optatissima Pax – Carta Encíclica – 18 de diciembre 1947 
Auspicia quaedam – Carta Encíclica – 01 de mayo 1948 
En Multiplicibus Curis – Carta Encíclica – 24 de octubre 1948 
severa y, al mismo tiempo, mantener – Radio Mensaje – 24 de diciembre 1948 
nuestro Redemptoris – Carta Encíclica – 15 de abril 1949 
Radio mensaje de Navidad 1949 – 24 de diciembre 1949 
Años sagrado – Carta Encíclica – 12 de marzo 1950 
Humani generis – Carta Encíclica – 22 de agosto 1950 
Mentes Nostrae – Exhortación Apostólica – 23 de septiembre 1950 
Munificentissimus Deus – Constitución Apostólica – 01 de noviembre 1950 
Mirabile Illud – Carta Encíclica – 06 de diciembre 1950 
Evangelii praecones – Carta Encíclica – 02 de junio 1951 
Ingruentium Malorum – Carta Encíclica – 15 de septiembre 1951 
Cupimus Imprimis – Carta Apostólica – 18 de enero 1952 
Sagrado años rayando – Carta Apostólica – 07 de julio 1952 
Orientales Ecclesias – Carta Encíclica – 15 de diciembre 1952 
el doctor Mellifluus – Carta Encíclica – 24 de mayo 1953 
Fulgens corona – Carta Encíclica – 08 de septiembre 1953 
Una alegría – Discurso – 30 de diciembre 1953 
Sagrado virginitas – Carta Encíclica – 25 de marzo 1954 
Ecclesiae fastos – Carta Encíclica – 05 de junio 1954 
Ad Sinarum gentem – Carta Encíclica – 07 de octubre 1954 
Ad Caeli Reginam – Carta Encíclica – 11 de octubre 1954 
La película ideal (1) – Exhortación Apostólica – 21 de junio 1955 
La película ideal (2) – Exhortación Apostólica – 28 de octubre 1955 
Musicae sacrae disciplina – Carta Encíclica – 25 de diciembre 1955 
Haurietis aquas – Carta Encíclica – 15 de mayo 1956 
el estado de ánimo Dum maerenti – Carta Apostólica – 29 de junio 1956 
Luctuosissimi Eventus – Carta encíclica – 28 de octubre 1956 
Laetamur Admodum – Carta Encíclica – 01 de noviembre 1956 
Datis Nuperrime – Carta Encíclica – 05 de noviembre 1956 
En la agonía de Nuestro corazón – Radio Mensaje – 10 de noviembre 1956 
Invicti Athletae – Carta Encíclica – 16 de mayo 1957 
El pèlerinage de Lourdes – Carta encíclica – 02 de julio 1957 
Miranda prorsus – Carta Encíclica – 08 de septiembre 1957 
Por principis Apostolorum – Carta Encíclica – 29 de junio 1958 
meminisse iuvat – Carta Encíclica – 14 de julio 1958

 

UNAM SANCTAM

Bula sobre la primacía del Papa (Ex-Cathedra) – Por el Papa Bonifacio VIII, 1382

«Por apremio de la fe, estamos obligados a creer y mantener que hay una sola y Santa Iglesia Católica y la misma Apostólica, y nosotros firmemente lo creemos y simplemente lo confesamos, y fuera de ella no hay salvación ni perdón de los pecados, como quiera que el Esposo clama en los cantares: Una sola es mi paloma, una sola es mi perfecta. Unica es ella de su madre, la preferida de la que la dio a luz [Cant. 6,8]. Ella representa un solo cuerpo místico, cuya cabeza es Cristo, y la cabeza de Cristo, Dios. En ella hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo [Ef. 4,5]. Una sola, en efecto, fue el arca de Noé en tiempo del diluvio, la cual prefiguraba a la única Iglesia, y, con el techo en pendiente de un codo de altura, llevaba un solo rector y gobernador, Noé, y fuera de ella leemos haber sido borrado cuanto existía sobre la tierra. Mas a la Iglesia la veneramos también como única, pues dice el señor en el Profeta: Arranca de la espada, oh Dios, a mi alma y del poder de los canes a mi única [Sal. 21,21]. Oró, en efecto, juntamente por su alma, es decir, por sí mismo, que es la cabeza, y por su cuerpo, y a este cuerpo llamó su única Iglesia, por razón de la unidad del esposo, la fe, los sacramentos y la caridad de la Iglesia. Esta es aquella túnica del Señor, inconsútil [Jn. 19,23], que no fue rasgada, sino que se echó a suertes. La Iglesia, pues que es una y única, tiene un solo cuerpo, una sola cabeza, no dos, como un monstruo, es decir, Cristo y el vicario de Cristo, Pedro, y su sucesor, puesto que dice el señor al mismo Pedro: Apacienta a mis ovejas [Jn. 21,17]. Mis ovejas, dijo, y de modo general, no éstas o aquéllas en particular; por lo que se entiende que se las encomendó a todas. Si, pues, los griegos u otros dicen no haber sido encomendados a Pedro y a sus sucesores, menester es que confiesen no ser de la ovejas de Cristo, puesto que dice el Señor en Juan que hay un solo rebaño y un solo pastor [Jn. 10,16].

Por las palabras del Evangelio somos instruidos de que, en ésta y en su potestad, hay dos espadas: la espiritual y la temporal…Una y otra espada, pues, están en la potestad de la Iglesia, la espiritual y la material. Mas ésta ha de esgrimirse en favor de la Iglesia; aquella por la Iglesia misma. Una por mano del sacerdote, otra por mano del rey y de los soldados, si bien a indicación y consentimiento del sacerdote. Pero es menester que la espada esté bajo la espada y que la autoridad temporal se someta a la espiritual… Que la potestad espiritual aventaje en dignidad y nobleza a cualquier potestad terrena, hemos de confesarlo con tanta más claridad, cuanto aventaja lo espiritual a lo temporal… Porque, según atestigua la Verdad, la potestad espiritual tiene que instituir a la temporal, y juzgarla si no fuere buena… Luego si la potestad terrena se desvía, será juzgada por la potestad espiritual; si se desvía la espiritual menor, por su superior; mas si la suprema, por Dios solo, no por el hombre podrá ser juzgada. Pues atestigua el Apóstol: El hombre espiritual lo juzga todo, pero él por nadie es juzgado [I Cor. 2,15]. Ahora bien, esta potestad, aunque se ha dado a un hombre y se ejerce por un hombre, no es humana, sino antes bien divina, por boca divina dada a Pedro, y a él y a sus sucesores confirmada en Aquel mismo a quien confesó, y por ello fue piedra, cuando dijo el Señor al mismo Pedro: Cuanto ligares etc. [Mt. 16,19]. Quienquiera, pues, resista a este poder así ordenado por Dios, a la ordenación de Dios resiste [Rom. 13,2], a no ser que, como Maniqueo, imagine que hay dos principios, cosa que juzgamos falsa y herética, pues atestigua Moisés no que “en los principios”, sin en el principio creó Dios el cielo y la tierra [Gn. 1,1]. Ahora bien, declaramos, decimos, definimos y pronunciamos que someterse al Romano Pontífice es de toda necesidad para la salvación de toda humana criatura.»

Bonifacio VIII, Papa

Letrán, en el octavo año de nuestro pontificado, 18 de noviembre 1302

Notas

1. Bonifacio VIII PP, Bula Unam Sanctam, 18 de nov. de 1302. Texto tomado de Enrique Denzinger, El magisterio de la Iglesia. Manual de los símbolos, definiciones y declaraciones de la Iglesia en materia de fe y costumbres, Barcelona 1963, 170-171.

2. Cf.Jedin, Hubert, Manual de historia de la Iglesia, IV, Barcelona 1986, 453-470.

Publicado por  (Non Possumus)

7 replies »

  1. Fué un Ser Humano, primeramente,excepcional.Netamente bueno.No tubo una pisca de maldad.Y luego con la unción papal pues que mas? se mira y el hombre no parece de aqui sino ya del cielo.Celestial.Es magnífico, esperanzador ver tangiblemente que SI podemos ser netamente buenos,llenos de paz,llenos de Dios. y este hombre dejó de ser el, para dejar a Dios ser en El.No.Que maravilloso.Gracias Señor.Suscitanos otro papa que te exalte y te muestre.En este tiempo de tribulación y de prueba en el que está sumerjido el mundo.Ten piedad Señor.

    Me gusta

  2. Todo indica que con la muerte Pio XII, el “katejón” doble de San Pablo fue quitado para en poco tiempo -medio siglo es muy poco comparado con los veinte de la Historia- fuera desplazada y finalmente eclipsada la única Iglesia de Jesucristo, por la Ramera Apostática, el “cántaro roto que no puede contener las aguas de vida eterna” porque tuvo inicio no en el Seno de la Trinidad, sino en la mente pervertida y entregada al poder de las tinieblas, y en efecto “el humo del infierno” entró en esa falsa iglesia -como dijo el impostor Montini, alias Paulo VI, y vació el contenido de la Doctrina Católica, conservando la materia sin la forma y sirviéndose de la altísima influencia que la Iglesia Católica ejercía en las almas y en las Naciones para gloria y honra del verdadero Dios, para más fácilmente diluir sutilmente los principios dogmáticos y morales que construyeron la Cristiandad, hasta convertirse en una amalgama de naturalismo idolátrico para ser aceptada por el Mundo-mundano, enemigo de Dios y del Reino de Jesucristo. Y llegamos a hoy…
    La fastuosidad pública y propia manifestada en torno al hombre más grande de la tierra -como vemos en la película- representante del Hijo de Dios, SE ACABÓ. Muy probablemente el Ultimo Papa de la cadena de los legítimos Sucesores de San Pedro, antes de la Segunda Venida -próxima- de Jesucristo, sea casi un desconocido, amado por unos pocos, Cabeza Visible de la Iglesia inextinguible, ajeno a todo tipo de propaganda y publicidad y formando -en el “desierto”- un grupo compacto con sus sacerdotes contra la Apostasía generalizada adoradora del Anticristo.
    Los dos Vicarios en oposición irreductible, el de Cristo y el del Anticristo, el Falso Profeta y Pedro Romano, que verán a Cristo venir en gloria y majestad, Uno rigiendo la Iglesia con cetro de hierro…el otro, la Ramera.
    Los detalles…¿Quién los sabe?

    Me gusta

  3. Estimado Moimunan, ha salido en Adelante la Fe una nueva y asombrosa respuesta de Michael Matt, en referencia al debate que conocemos. A mi juicio, es muy reveladora de la “desorientación diabólica” que este padece, ha quedado muy de manifiesto el concepto que nubla la mente del Sr. Matt.

    “El problema con el Concilio Vaticano II es precisamente, que fue un concilio convocado válidamente, y cuyos documentos fueron anudados con unas ambigüedades luciferinas. Si se tratase sólo de un concilio falso o inválido nunca se habría alcanzado el alto grado de daño del que es responsable en todo el mundo. (Recuerden a León XIII escuchado al Mismo Jesús concediendo al Diablo cien años para que pudiese tratar de destruir — ¡no reemplazar! — a Su Iglesia.)”…

    Me gusta

  4. El concepto de Cristo nuevamente crucificado, ya no en la participación mística en el Santo Sacrificio Incruento de la Misa, sino por opresión diabólica, al menos, sobre el Cuerpo Místico de Cristo, revela al menos una inmensa desorientación.

    Se ve que ni Siscoe, ni Salza, ni Matt, entendieron nunca qué significaba el Santo Sacrificio de la Misa, la participación Mística y transtemporal, en forma incruenta, en aquel Sublime Sacrificio que fue hecho de una vez y para siempre. Tecnicismos?… no hay cómo rebajar esta participación sublime y que quede válida de todas formas. No hay un cincuenta por ciento. Con razón, una vez desentendido esto, se abre la puerta a creer cualquier otra cosa, inclusive esta insólita cooperación de antagonistas en la misa conciliar, en la cual Jesucristo mantiene su presencia y Satán lo vapulea.

    Me gusta

  5. Lo más dificil de explicar es el nacimiento de la contra-iglesia católica, que es contra Cristo. Los verdaderos Padres Apostólicos no pueden ser iniciados por la maligna ramera de babilonia y sus misterios abominables a los ojos del Señor. Y si ese concilio satanico, llamado II, estuvo conducido por jefes francmasones, y con presentes que nunca debieron estar ahi, es claro que tienen, otro dios que no es dios, ni el nuestro, que es el único verdadero.

    No me imagino ni a san Pedro, ni a san Juan, ni a san Santiago ni a su santísima Madre la siempre Bendita, Maria, ni a su santo padre legal , el patriarca san José, ni a san Juan bautista el mayor de todos los profetas de toda la historia de la humanidad, ni a ninguno de sus santos discípulos, ni a sus justos, santos y santas, jurando fifelidad incondicional a satanas, ese angel destructor,que nos explica el Señor en Apocalipsis IX, II.

    Infinitas gracias a Su Santidad PAPA PÍO XII y al Padre Luigi Villa.
    2 de marzo 1876 – 09 de octubre 1958. El último papa católico apostólico romano.

    Me gusta

  6. Si realmente supieramos quien es PEDRO, y que por todos sus verdaderos sucesores habló Pedro, no me imagino lo que habrá sido cuando hablaba y enseñar por su boca y para que Dios elija esa alma para llevar tan grande carga CUANTO AMOR A DIOS A SU MADRE A LA IGLESIA Y AL SACERDOCIO AL PRÓJIMO ., CUÁNTAS VIRTUDES LES DIO EL CREADOR Y ESAS ALMAS SUPIERON RECIBIRLAS, ELLOS TAMBIÉN CARGARON NO CON EL MISMO PESO QUE NUESTRO SEÑOR PERO QUÉ CRUZ TAN ENORME HAN LLEVADO , no me trae a la memoria un vicario de Cristo en su lecho de muerte le confesó a uno de los sacerdotes que lo acompañaba pensando en el juicios divino preferiría que me juzgarán como el sacerdote de la cocina no despreciando su cargo sino por la carga de lo que llevo, TU ERES PEDRO LA CABEZA DE LA IGLESIA EN LA TIERRA LA AUTORIDAD SUPREMA EL HOMBRE ELEGIDO POR DIOS LA SUPREMA AUTORIDAD, EL DULCE EN LA TIERRA, SI REALMENTE SUPIÉRAMOS O SABRÍAN QUIEN ES PEDRO, SEÑOR TEN MISERICORDIA DE NOSOTROS TEN MISERICORDIA DE LOS QUE NO TE CONOCEN Y DE LOS QUE NO CONOCEN A PEDRO Y A SU IGLESIA. VEN PRONTO SEÑOR PREPARANOS PARA TU PRONTA VENIDA, SE HAGA SU VOLUNTAD NO LA NUESTRA, APRESURATE SEÑOR YA NO TARDES, MARIA MADRE DE DIOS Y MADRE NUESTRA ALIMENTA NUESTRA FE Y HUMILDAD.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s