ALL POSTS

EL ‘GUARDIÁN DE LA ORTODOXIA’ “CARDENAL” MÜLLER DICE QUE FRANCISCO NO ES UN TEÓLOGO PROFESIONAL.


Cardenal Müller:  Francisco “No es un teólogo profesional”

Francis-payaso-nose.jpg


El 1 de marzo de 2016, el periódico regional con sede en Colonia Koe
 lner Stadt-Anzeiger publicó una entrevista con el “perro guardián de la doctrina” del Vaticano modernista, “cardenal” Gerhard Ludwig Müller – él mismo un hereje, en realidad, como se demuestra más abajo. La entrevista fue sobre todo acerca de las diferencias entre el Islam y el cristianismo, pero también tocó la relación de Müller con Francisco, el locuaz anti-Papa.

He aquí  la parte de la entrevista en la que Müller habla de Francisco:

 

A Su Eminencia, se le considera el antagonista más poderoso del Papa y de su programa de reformas en el Vaticano. ¿Cómo es su relación con Francisco?El cargo me fue dado por el Papa Benedicto XVI. Teníamos en común la base teológica, la misma nacionalidad, la misma visión del mundo. Francisco, por el contrario, no es un “teólogo profesional”, sino que está influenciado por su experiencia pastoral, que es muy diferente en América del Sur de la que tenemos nosotros [en Alemania]. Él, sin embargo, juzga  con un gran sentido espiritual y teológico, según el modelo de espiritualidad del fundador de su orden, San Ignacio de Loyola. Es totalmente legítimo que él incorpore su experiencia vital a la manera de ejercer el papado. Gracias a Dios, yo mismo pasé mucho tiempo en América del Sur, lo que me permite comprender y evaluar todo esto también.

¿Cómo es eso?

El programa de reformas Francisco ‘no es nada nuevo en un sentido revolucionario, simplemente sigue el curso de sus predecesores desde el Concilio Vaticano II. Lo que es especial es su carisma, que utiliza para superar [] obstáculos y romper posiciones abiertamente endurecidas. Del mismo modo que ahora abrazó al patriarca ortodoxo ruso Kirill y dijo [a él]: ‘Somos básicamente hermanos, tenemos el mismo episcopado. Y ahora vamos a mirar hacia el futuro “. Es sencillamente genial la forma de romper el hielo de esa manera!

 Así pues usted es el antídoto teológico, para tranquilizar, al final, los problemas que causa Francisco con su pasión carismática, ¿ no es así?

Él ya ha dicho muchas veces en público, tres o cuatro veces, [ risas ] y me abrazó recordándolo, que, como había dicho,  la charla estúpida respecto a este tema llegará a su fin. Pero tampoco hay que subestimar la comprensión teológica del Papa. Una y otra vez apunta a la doctrina de la Iglesia como el marco hermenéutico [para ser utilizado], incluso con  sus comentarios espontáneos en las entrevistas.

Teniendo en cuenta esta coincidencia de puntos de vista [entre usted y Francisco], ¿cómo es que se le ha etiquetado como el Enemigo No. 1 del Papa?

Pregunte a los que crearon este mito.

¿Mito?

Dan una  desinformación específica [propagan] aquellos que adjudican al Papa sus propias ideologías, en lugar de entenderlas a la luz de la doctrina de la Fe de la Iglesia. Esto tiene que ser obvio para cualquier persona con visión clara: De acuerdo a la creencia católica, el Papa ha sido encargado por el mismo Cristo para enseñar la doctrina a todos, siendo la Congregación para la Doctrina de la Fe con los 25 cardenales a quienes el papa nombró para dirigirla, la herramienta autorizada por el mismo al Papa para que le ayuden en el ejercicio de su cargo y por consiguiente forme también parte de este encargo.  En nuestro departamento, sin embargo, no hay lugar para la adulación, sino para la pericia.

 

(Joachim Frank, ” Interview mit Kardinal Müller: Was ist im Islam Anders als, im Christentum? ” [Entrevista con el cardenal Muller:? ¿Cuáles son las diferencias entre el Islam y el cristianismo],  Koe lner Stadt-Anzeiger 1 de marzo de 2016; nuestra traducción .)


Lo que Muller dice aquí es absolutamente sorprendente, por lo menos  para quienes piensen que él es un verdadero cardenal, Francisco un verdadero Papa, y su secta, la Iglesia católica fundada por la Segunda Persona de la Santísima Trinidad.

Analicemos esto un poco.

En primer lugar, Muller “aclara” lo que debería ser obvio para cualquier persona con sentido común,  es decir, que el hombre que parlotea continuamente de cosas como “los corazones de la gente fogosa”   y “acariciar con la ternura de Dios” – frases floridas, que están en última instancia, desprovistas que de cualquier significado – no es un “teólogo profesional”. Bueno es saberlo. Nos gustaría añadir que él no es un  Católico profesional, o que incluso no es un profesional. Aunque muchos pueden consolarse con esta “aclaración” de quien parece ser un cardenal, la verdad es que el oficio papal requiere que el que lo tiene haga de la  Sagrada Teología su cometido profesional, si no lo era antes.

En segundo lugar, Müller sin embargo, otorga a Francisco un “juicio con gran sentido espiritual y teológico”, que él afirma blasfemamente que está inspirado por San Ignacio de Loyola, fundador de los jesuitas. Ah, sí, ese juicio con gran sentido teológico y espiritual que todos sabemos que tiene Francisco. Tal como el que se dio a conocer en aquél vídeo en el que dijo que lo que estaba a punto de decir podría muy bien ser una herejía . O cuando llamó al genuino amor conyugal Católica “críar como conejos” . O cuando dijo que todas las religiones son iguales, “simplemente son diferentes formas de unirse a Dios y cuando puso a Cristo a la altura de Buda. La lista es interminable . Así que sí, ¿que tipo es este de juicio con gran sentido teológico y espiritual?. Basta de cháchara.

En tercer lugar, Muller señala que el programa de Francisco realmente no es nuevo o revolucionario en sí, es sólo la siguiente fase en la revolución del Vaticano II. Eso es verdad. Sí, Muller aquí consiguió acertar con toda exactitud. Lo que diferencia a Francisco de sus predecesores post-Vaticano II no es que promueve el Modernismo, Naturalismo, Sillonism, etc., que ellos también promovieron.  Más bien, la diferencia simplemente radica en el grado al que se aplica, y la claridad con que se manifiesta. El  Obispo Donald Sanborn ha hablado y escrito sobre ello:


La diferencia entre Francisco y sus predecesores de triste memoria, así pues, no es una diferencia en especie sino  sólo en grado . Peros así hora que  su apostasía  es bastante clara, es en realidad mucho menos peligroso que alguien como Benedicto XVI, por ejemplo, que inyecta los mismos errores en las almas, pero usando el latín, incienso y hermosas vestimentas. Sí, aunque dio a la gente la “misa tradicional en latín”, nunca les dio la fe católica tradicional. Para aquellos que sólo querían la “misa” y no la fe, esto fue un gran regalo. Por desgracia, sin embargo, no resultó ser la misa católica, sino simplemente un plato de lentejas litúrgico para gente que ha vendido su primogenitura espiritual (cf. Gen 25: 29-34; véase también nuestro artículo,  “¿Y ahora qué?” ).

En el siglo 19, un sacerdote español llamafo P. Félix Sardá y Salvany publicó un libro en el que explica los peligros planteados por los llamados “liberales moderados” que se disfrazan de católicos. Vean:

 

 

Estamos rodeados de liberalismo en todas sus formas y variedades, y nos corresponde estar en guardia contra sutiles  peligros. Establecerse  normas especiales por las que podemos detectarla en sus matices y minucias es ni práctico ni necesario. Pero algunas direcciones generales se pueden dar. Su aplicación debe dejarse a la discreción adecuada de cada uno.
Divideremos  para esto los liberales (sean personas, sean
escritos) en tres clases.
-Liberales fieros.
-Liberales mansos.
-Liberales impropiamente dichos o solamente resabiados de
Liberalismo.
Ensayemos una descripción semi-fisiológica de cada uno de estos tipos. Es estudio que no carece de interés.
 
El liberal fiero se conoce, desde luego, porque no trata de negar ni de encubrir su maldad Es enemigo formal del Papa y de los Curas y de la gente toda de Iglesia; bástale sea sagrada cualquier cosa para excitar su desapoderado
rencor. Busca entre los periódicos los más encandilados; vota entre los candidatos los más abiertamente impíos; de su funesto sistema acepta hasta las últimas consecuencias.
Hace gala de vivir sin práctica alguna de religión, y a duras penas la tolera en su mujer e hijos. Suele pertenecer a sectas secretas, y muere por lo regular sin consuelo alguno
de la Iglesia.
 
El liberal manso suele ser tan malo como el anterior, pero cuida bastante de no parecerlo. Las buenas formas y las conveniencias sociales lo son todo para él; salvado este
punto no le importa gran cosa lo demás. Incendiar un convento no le parece bien; apoderarse del solar del convento incendiado, es cosa para él ya más regular y tolerable. Que un periodicucho cualquiera de esos de burdel
venda sus blasfemias en prosa, grabado a dos
cuartos ejemplar, es un exceso que él prohibiría y hasta lamenta no lo prohíba un Gobierno conservador; pero que se diga todo lo mismo en frases cultas, en un libro de buena impresión o en un drama de sonoros versos, sobre todo si el autor es académico o cosa así, ya no ofrece inconveniente. Oír hablar de clubs le da escalofríos y calentura, porque allí, dice él, se seduce a las masas y se subvierten los fundamentos del orden social. Pero ateneos
libres se pueden muy bien consentir porque la discusión científica de todos los problemas sociales ¿quién los va a condenar? Escuela sin Catecismo es un insulto al católico país que la paga. Mas universidad católica, es decir, con
sujeción entera al Catecismo, o sea al criterio de la fe, debe dejarse para los tiempos de la Inquisición El liberal manso no aborrece al Papa, sólo no encuentra bien ciertas
pretensiones de la Curia romana y ciertos extremos del ultramontanismo que no dicen bien con las ideas de hoy.
Ama a los Curas, sobre todo a los ilustrados, es decir, a los que piensan a la moderna como él; en cuanto a los fanáticos y reaccionarios, los evita o los compadece. Va a la iglesia, y tal vez hasta a los Sacramentos; pero su máxima
es, que en la iglesia se debe vivir como cristiano, mas fuera de ella conviene vivir con el siglo en que se ha nacido, y no obstinarse en remar contra la corriente. Navega así entre
dos aguas, y suelen morir con el sacerdote al lado, pero llena de libros prohibidos la librería.
El católico simplemente resabiado de Liberalismo se conoce en que, siendo hombre de bien y de prácticas sinceramente religiosas, huelen no obstante a Liberalismo en cuanto
habla o escribe o trae entre manos. Podría decir a su modo,
como Mad. Sevigné: “No soy la rosa, pero estuve cerca de ella, y tomé algo de su olor”. El buen resabiado discurre y habla y obra como liberal de veras, sin que él mismo, pobrecito, lo eche de ver. Su fuerte es la caridad: este 
hombre es la caridad misma. ¡Cómo aborrece él las  exageraciones de la prensa ultramontana! Llamarle malo a un hombre que difunde malas ideas, parécele a ese singular teólogo pecado contra el Espíritu Santo. Para el no hay más que extraviados. No se deba resistir ni combatir; lo que se 
debe procurar siempre es atraer. “Ahogar el mal con la  abundancia del bien”, esta es su fórmula favorita, que leyó un día en Balmes por casualidad, -y fue lo único que del
gran filósofo catalán se le quedó en la memoria. Del Evangelio aduce únicamente los textos que saben a miel y almíbar. Las invectivas espantosas contra el fariseísmo
diríase que las tiene él por genialidades e intemperancias del divino Salvador. Bien  que sabe usarlas él mismo muy reciamente contra los irritables ultramontanos, que con sus
exageraciones comprometen cada día la causa de una Religión que toda es paz v amor. Contra éstos anda acerbo y duro el buen resabiado, contra éstos es amargo su celo y 
agria su polémica y agresiva su caridad. Por él exclamó elP. Félix en un discurso célebre, a propósito de las acusaciones de que era objeto en persona del gran Veuillot:
“Señores, amemos y respetemos hasta a nuestros amigos”.
Pero no; el buen resabiado no lo hace así: guarda todos sus  tesoros de tolerancia y de caridad liberal para los enemigos jurados de su fe. ¡Es claro, como que el infeliz los ha de
atraer! En cambio, no tiene más que el sarcasmo y la intolerancia cruel para sus más heroicos defensores. En suma. al buen resabiado, aquello de la oposición per diametrum del Padre San Ignacio en sus Ejerciciosespirituales, nunca le pudo entrar. No conoce más táctica que la de atacar por los flancos, que en religión suele ser la
más cómoda, pero no la más decisiva. Bien quisiera él vencer, pero a trueque de no herir al enemigo ni causarle mortificación o enfado. El nombre de guerra le alborota los nervios; mas le acomoda la pacífica discusión. Está por los
Círculos liberales en que se perora y delibera, no por las Asociaciones ultramontanas en que se dogmatiza e increpa.
En una palabra, si por sus frutos se conoce al liberal fiero y al manso, por sus acciones principalmente es como al resabiado de liberalismo se le ha de conocer.
Por estos rasgos mal perfilados, que no llegan a diseños o bocetos, cuando menos a verdaderos y acabados retratos,
será fácil conocer muy luego a cualquiera de los tipos de la familia en sus diversas gradaciones. Resumiendo en pocas
palabras el rasgo más característico de su respectiva fisonomía, diremos que el liberal fiero ruge su Liberalismo; el liberal manso lo perora; el pobre resabiado lo suspira y 
gimotea.  
Todos son peores, como decía de su padre y madre aquel pillete del cuento; pero al primero le paraliza muchas veces su propio furor; al tercero su condición híbrida, de suyo
infecunda y estéril. El segundo es el tipo satánico por excelencia, y el que en nuestros tiempos produce el verdadero estrago liberal.

(P. Félix Sardá y Salvany, El liberalismo es pecado , Capítulo 16)


Como se señala en el prefacio de este excelente trabajo, que se puede leer en el enlace que figura más arriba, del liberalismo es pecado  del P.Sardá se le dio el respaldo de la Sagrada Congregación del Índice del Vaticano bajo el Papa León XIII.

Pero volvamos a los comentarios del Sr. Muller sobre el argentino que dice ser Papa. Müller elogia a su jefe por ser carismático y “simplemente brillante” en trascender los obstáculos, pero es más difícil ver lo muy original, inteligente o brillante que es por ejemplo cuando abraza a un líder herético-cismático, diciéndole, en esencia, “Hey, vamos a olvidarnos de todo esto de la teología y seamos amigos “. ¿Esto es serio? ¿ Esta es la brillantez del pastor? ¿Esta es su madurez espiritual? ¿Este es el juicio teológico agudo? ¡Vayaaaa! Curiosamente, hoy el periodista italiano Sandro Magister ha publicado algunas observaciones importantes en relación con  la reunión de Francisco con el Patriarca Kirill  – más allá de toda la adulación de los medios circenses:


Ah sí, no es sólo fue diversión y juegos, o, en términos de Francisco, abrazos y caricias y trivialidades sin sentido acerca de “seguir adelante”. Pero bueno, no vayamos a “subestimar la comprensión teológica” del hombre.

Ahora observe el  lamentable intento de Muller para excusar las indiscreciones verbales de Francisco: “Una y otra vez apunta a la doctrina de la Iglesia como el marco hermenéutico [para ser utilizado], incluso para sus comentarios espontáneos en las entrevistas.” Bueno, ¡no es tan tranquilizador ! Traducción: “Mira, todos sabemos que a menudo dice cosas que no son católicas,  pero entonces debemos que fingir que lo es porque él dice que es católico!” Esto es lo que Muller está diciendo en realidad, pero haciendo que suene muy académico mediante el uso de términos como “marco hermenéutico”.¡Cuidado,  mi ojo!

 

Mueller-punk2.jpg

Algunas imágenes no necesitan comentarios. Este es el Sr. Muller en el Día Mundial de la Juventud 2005 en Colonia, Alemania, que “llega ” con dos miembros del futuro de su iglesia.


Por último, la afirmación de Muller sobre “desinformación específica [propagada] por aquellos que adjudican al Papa sus propias ideologías” puede muy bien ser cierta, pero después de tres años de esto, uno simplemente tiene que preguntarse por qué las personas en cuestión, incluso 
pueden reclamar que Francisco es uno de los suyos. Si Francisco fuera verdaderamente sincero y preocupado por la pureza de la fe, entonces habría dejado de “largar” por la boca tan tontamente cada vez que alguien está dispuesto a pegar un micrófono a su cara. En lugar de ello, gente como el periodista del ateo-vuelto católico Eugenio Scalfari , que  ha admitido que ni siquiera toma notas cuando se entrevista con Francisco y simplemente publica la entrevista de memoria, es invitado una y otra vez por el “Papa” para que lo entreviste. Lo sentimos, este argumento de “algunas personas están tratando de secuestrar a Francisco para justificarse en el mal que hacen” no va a llegar muy alto. Alguien claramente quiere ser “secuestrado”.

Pero ¿qué pasa con la “comprensión de  [Francisco] a la luz de la doctrina de la Fe de la Iglesia”? Bueno, eso también es muy agradable de oír, pero en realidad el trabajo del Papa es arrojar luz sobre la doctrina de Fe de la Iglesia, y no al revés. Si esto no fuera así, ¿para qué se  necesita un Papa? En teología, lo que viene después ayuda a arrojar luz sobre lo que había antes. Esta es la razón de  la  “hermenéutica de la continuidad” y cosas como “leer a Francisco a través de Benedicto” cosas que son absurdas. Si las enseñanzas de un concilio ecuménico hubieran de interpretarse a la luz de lo que se enseñaba antes, entonces el Concilio sería inútil, de hecho peligroso, ya que su trabajo real es aclarar lo que se enseñaba antes, no enturbiarlo. Pero esto tan fangoso es exactamente lo que hizo el Vaticano II. 

Por ejemplo, en fecha tan tardía como 1950 – menos de 9 años antes de convocarse el Vaticano II – el Papa Pío XII enseñó claramente que “el Cuerpo Místico de Cristo y la Iglesia Católica Romana son una y la misma cosa” ( encíclica Humani generis , n 27. ). Eso es bastante claro, ¿no? Siete años antes, el mismo Papa había enseñado claramente que la “verdadera Iglesia de Jesucristo … es la Una, Santa, Católica, Apostólica Iglesia Romana” ( Encíclica Mystici Corporis , n 13;. Cursivas añadidas). ¿Cómo se podría mejorar esto en términos de claridad? Pues bien, el Vaticano II encontró la manera (guiño, guiño) y enseñó en su Constitución dogmática sobre la Iglesia: “Esta Iglesia constituida y ordenada en el mundo como una sociedad, subsiste en la Iglesia Católica …” ( Lumen Gentium ., N = 8; cursiva agregada).

Como el Obispo Sanborn explicó una vez maravillosamente en un debate con el teólogo del Novus Ordo Dr. Robert Fastiggi ( ver video aquí ), para que el Concilio Vaticano II  inventara el ecumenismo, primero fue necesario cambiar la doctrina sobre la Iglesia. Durante el tiempo que los católicos sostuvieron que sólo ellos son la única verdadera Iglesia fundada por Cristo, a la que todas las personas, sin excepción, deben convertirse, entonces no había diálogo ecuménico posible. En Lumen Gentium “subsiste en” fue la puerta que permitió el desmantelamiento gradual de la enseñanza católica sobre la unicidad de la Iglesia y la necesidad de ella para la salvación. Porque está claro que tan pronto como se hace la distinción entre la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo y la Iglesia Católica, las compuertas se abren a la eclesiología de la “comunión parcial” promovida por el Concilio, según la cual básicamente hay un poco de Iglesia católica en todas las religiones. Hemos visto los resultados de esto en lo últimos 50 años. La advertencia de Pío XII de que “algunos reducen a una fórmula sin sentido la necesidad de pertenecer a la verdadera Iglesia para obtener la salvación eterna” ( encíclica  Humani generis , n. 27) ha demostrado ser cierta, ya que carecer de sentido, es exactamente la palabra que viene a la mente cuando se observa lo que la Iglesia del Novus Ordo ha hecho con el dogma de la no salvación fuera de la Iglesia.

Éstos son algunos de los recursos más sobrevel error de la eclesiología del Vaticano II:

 

Como se puede ver, el ser o no ser un “teólogo profesional” no tiene nada que ver con la apostasía de Roma. Francisco es simplemente la versión grosera de Ratzinger, pero es la misma del Modernismo del Vaticano II que impulsa a ambos.

 

Muller-francis.jpg

Un hereje profesional de la mano con un hereje poco profesional


Para terminar este post, sólo por diversión, vamos a recordar  a algunos de los que 
son teólogos   “profesionales” en la secta modernista. ¿A quiénes nos referimos? Por ejemplo…

 

Y, por supuesto, está el mismo Sr. Gerhard Muller, que niega el dogma de la resurrección , el dogma de la transubstanciación , y el dogma de la virginidad perpetua de la Santísima Virgen María . A cambio de eso, él es un gran fan de la Teología de la Liberación . Justo el tipo de persona que te gustaría tener como jefe de la Congregación  de la ortodoxia.

El ganso del Novus Ordo está cocinándose amigos. En realidad ya está chamuscado.

Sin duda, la secta del Vaticano II es la “operación del error”, como se nos advirtió en 2 Tes 2:10. Sus “Papas” han sido unos  charlatanes y ciertamente no han sido Vicarios de Cristo. Todo la institución  del Vaticano hoy, sólo se hace pasar como Iglesia Católica para cumplir la profecía de que el Papa debe ser quitado de en medio para que el Anticristo pueda aparecer, como se explica  por el cardenal Henry Edward Manning .

“Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán (si es posible) aun a los escogidos. He aquí, que os lo he dicho de antemano “(Mt 24: 24-25).

Los que tienen ojos para ver, que vean.

 

Ver también:

 

De Novus Ordo Watch

2 replies »

  1. Es la primera vez que leo una gran verdad, Francisco es jesuita y son ellos los que deberán responder de por qué llegó a ese lugar, sumado a los cardenales que lo nombraron conociendo que la renuncia del Patriara iluminati mosaico y noaídico Razzinger-Benedicto 16 VICARIO DE SATANA, no es valida y en mi humilde entender no pueder coexistir dos papas. como ocurre desde el año 2013. Si son los supuestos sucesores, de san Pedro, es uno.

    Entiendo lo que debe sentir el primer mundo pero en una de esas los del tercer mundo estamos menos acostumbrados a las imposturas del primer mundo ya que ellos son responsables de dos guerras mundiales y de haber llevado a países a la miseria más absoluta y los resultados estan a la vista.La igualdad y fraternidad es otro invento de los globalistas y del gobierno mundial que ha regado de sangre inocente de la cual deberán hacerse cargo alguna vez. y de eso los impostores conocen y mucho
    Hay que ver bien en Alemania lo que hicieron, no lo que cuentan, lo mismo España, y la lista de los fariseos sanguinarios, sigue. Gran error es que la sinagoga de satana, la hydra y su simiente, y odiadores de la humanidad, hayan dado con la bomba atómica.La historia verdadera es tremenda.

    Para mi alegría veo estos días hay tres Iglesias la contra-iglesia masonica montiniana del contra-cristo, o anticristo (desde 1958) , la visible que despierta, Cardenales contra falsos cardenales, y la no visible que siempre será fiel al único y verdadero Dios, al Hijo Bendito del Dios Viviente que de su reino no habra fin. Amén.

    Felicidades en el día del santo Irlandes San Patricio. Gracias.Novus Ordo Watch.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s