ALL POSTS

PROFECÍAS SOBRE EL DESTINO DEL MUNDO Y SUS ÚLTIMOS TIEMPOS


[Es republicación del post de hace justo un año]
[En este post les participo para disfrute, curiosidad y posible edificación espiritual el enlace de un libro- publicado en Google- books, que es una verdadera joya. Seguramente les hubiera sido laborioso dar con él en internet. Está editado en España, en Lérida, en tan temprana fecha como 1871.

Su título es

LAS PROFECÍAS EN RELACIÓN AL ESTADO ACTUAL Y DESTINO DEL MUNDO.

Sobre el fin de la Revolución, 

IMPERIO DEL GRAN MONARCA,

Y triunfos de LA IGLESIA CATÓLICA

Obra revisada por un Doctor en Teología.

Lee las profecías, investiga las  que ya se han cumplido, atiende a las que están por cumplirse (San Agustín)

El estudio de las profecías es uno de los más dignos de la aplicación de los hombres (Vence)

Lérida, Imprenta [¿Carrevez?], 1871

El libro puede encuadrarse  dentro de la categoría que los bibliógrafos llaman libros raros y curiosos.

Mi humilde consejo es que las profecías del libro se tomen con cierta reserva y que de ninguna manera sirvan para construir sobre ellas un sistema teológico “escatológico”. Nuestro apoyo sólo debe ser la Escritura Santa leída según el sentir de la Iglesia, el Magisterio, la Teólogía Católica y el parecer de los doctores y santos.

Muchas de sus profecías están tomadas de santos y santas y en todo caso deben ser aceptadas piadosamente sin estribar en ellas la propia seguridad y el juicio propio, pero con todo pueden ayudarnos en el camino y discurrir de estos tiempos “tan periculosos”.

Hay que notar que hasta donde yo se las profecías que suelen transcribirse  en nuestros días en foros tradicionalistas, frecuentemente  son traducciones de fuentes francesas. También hay que decir que están muy seleccionadas. Las relativas al Gran Monarca, que algunos llegan a identificar con el Anticristo- risum teneatis–  suelen provenir del libro de Spirago que es una traducción de fuentes Alemanas  ( 1931). El libro de François Spirago, que poseo en reedición de Éditions Saint-Remy se titula : “Le Grand Monarque à venir. El le temps de paíx, sous son règne, d’aprés les préditions d’ un catholicisme exceptionel et proéminent de voyants et de voyantes.

El  libro cuyo enlace les aporto es mucho más antiguo y creo que independiente de las fuentes de Spirago. Se agradece que venga precedido de un estudio sobre las profecías y de un pequeño prólogo, seguido de  una “Carta Interesante” de merecida lectura.

Yo creo, y es una mera opinión,  que el conjunto de las profecías echan por tierra la idea de los que sustentan que lo próximo que veamos será la Parusía del Señor y el Reino Milenario. Más bien todo encaja mejor con la Profecía  de Holzhauser y sus célebres etapas de la historia que coinciden con las siete iglesias. Según él estaríamos al final de la quinta edad y quedaría a la Humanidad  ” dos iglesias” por recorrer. De todas maneras no hago cuestión de ello.

Este es el enlace enviado muy amablemente por nuestro lector de Brasil, Sandro A. Aureliano, a quien estamos muy agradecidos. Va precedido del siguiente breve mensaje.

Por favor, echa un vistazo a este libro que encontré. Es muy interesante, contiene profesías de algunos personajes desconocidos acerca de los ultimos tiempos:

https://books.google.com.br/books?id=b95MAAAAYAAJ&pg=PA156&dq=profesia+gran+papa+y+monarca&hl=pt-BR&sa=X&ei=mns5VbflKITSsAXes4CwCA&ved=0CB4Q6AEwAA#v=onepage&q=profesia%20gran%20papa%20y%20monarca&f=false

A continuación fotografías de la Portada y de la relación de contenido ( nombres de profetas y santos)

image

image

image

image

image
image

24 replies »

  1. Con las explicaciones de Holzhauser se adelantó mucho en la comprensión de la Profecía de Apocalpisis relacionada a las edades de la Iglesia. Pero de Holzhauser hasta nosotros ha pasado mucho tiempo, y lo que antes tardaba 100 años, ahora no tarda ni 10, es decir, de la era que habla Holzhauser, que es la del Protestantismo “que tiene nombre de vivo pero está muerto”, lo que simboliza la ruptura de la Cristiandad con todas las consecuencias ulteriores, hasta nuestros días…o sea 500 años después!!! Esa etapa de las “siete iglesias”, que es la quinta es Sardes, la Iglesia de la Contra-reforma, de Trento, para “consolidar lo restante que está a punto de morir” tuvo una duración larga. Y la Iglesia lo consolidó, y lo que tenía que caer, cayó. Pero Holzhauser se paró ahí…Nosotros después de lo “visto” por él seguimos en la interpretación de la Profecía, y vemos que la “iglesia” siguiente, siguiendo el “acortamiento” de los tiempos, no es tan prolongada: tiene comienzo con el falso concilio I de la Ramera y acabará con la Parusía, es la de Filadelfia, la del período donde las llaves vuelven Cristo, en el que la Iglesia es “débil” debido al “eclipsamiento” producido por la Ramera, período relativamente corto, el de la Gran Apostasía que desemboca en la aparición del Anticristo. No se puede ir más lejos en materia de apostasía: no han dejado nada en pié: ni Dogmas, ni Sacramentos, ni Moral, por eso creemos que este período culmina con la “abominación de la desolación” es decir el reemplazo de Cristo por el Anticristo exigiendo adoración y culto de latría. Fin de Filadelfia.
    Por supuesto que no creemos en ninguna restauración gloriosa (con ciertos aires de nacionalismo) antes de la Parusía, ni ningún Monarca que restaure el orden cristiano, simplemente porque ESO NO ESTA anunciado, y sí todo lo contrario. Además creemos que por descartar el Milenarismo de la Escritura, descienden sutilmente a un milenarismo carnal, deseando un triunfo que sólo está anunciado para después de la muerte del Anticristo y del Falso Profeta y cuando el Diablo sea encadenado, instaurado por transformación de la Iglesia, Reino de Cristo, por la sola presencia en Su Parusía, que no voy a discutir si es corporal o si es visible, pero que sí será real, sino que lo digan sus enemigos. Es Dogma. Lo del Papa santo, nosotros lo vemos en la Visión de la Mujer Coronada, previo a la Parusía y contemporáneo a los Dos Testigos, al Falso Profeta y al Anticristo, o sea, y para mayor aclaración, nosotros creemos que en la Profecía está anunciado el cese de la Sede vacante, antes que el Dragón se aposte en el mar y haga surgir al Anticristo, por la razón que la Iglesia Católica deberá estar “completa” – con su Cabeza Visible, para fortalecer a los cristianos y para recibir a los judíos convertidos. Así entendemos las visiones de San Juan.

    Me gusta

  2. Hay muchos turcos en éste libro… — A mí, aunque no creo ni un ápice, me encanta las profecías sobre el Gran Monarca. — Y porque salió el tema: yo soy monárquico absoluto, o —aunque en el DRAE no viene—, monarquista absolutista… Por desgracia, actualmente todas las casa reales son latae sententiae excomunicatae… Y ¡ojo! no puede existir un Gran Monarca sin un Gran Papa, pues el primero del segundo recibe la corona…

    Me gusta

  3. Estos libros me gustan bastante, y espero que lo que tenga que hacer Dios lo haga pronto. Si ha de ser un Gran Monarca y un Gran Papa (que tengo muchas dudas en ello) supongo que será por interveción directa de Dios, por un castigo, un milagro, lo que sea, pero está claro que el mundo está dominado por los agentes de Satanás y la sociedad tiene un pensamiento totalmente contrario a Dios, por tanto si apareciera un hombre con aspiraciones a gran monarca católico pues no llegaría ni a chófer del alcalde, sinceramente, porque la libertad que ha escogido el mundo actual ha sido para un mal muy grande, y por tanto para que todo el mundo acepte el cambio a un régimen totalmente católico debería suceder un grandísimo acontecimiento que haga temblar a toda la humanidad, pues si con un meteorito ni bastaría, ni siquiera un milagro, pues se achacaría rápidamente a un fenómeno natural, así que tendría que aparecer el mismo Dios para que el mundo actual cambie a bien, pero ya nos estamos yendo a la Parusía….así que yo sinceramente creo más en que vendrá la Parusía antes que un Gran Papa y Gran Monarca.

    El que escribió el libro estuvo en una época que realmente un gran cambio a bien sería aceptado sin que el mismo Dios debiera aparecerse, pero es que estamos en una época que un católico parece Noe en los tiempos del diluvio, y como Dios prometió no volver a castigar a la humanidad de tan gran manera para cambiarla, pues entiendo que será con la Gloriosa Parusía.

    Me gusta

  4. Y como ya digo hay que tener mucho cuidado con lo del Gran Monarca y Gran Papa, a ver si va a venir un Monarca y un Papa con algún prodigio grandioso y luego resulten ser el Anticristo y el Falso Profeta, pues no nos cansemos de señalar que estas dos bestias harán unos prodigios y se comunicarán de tal manera QUE SI LOS TIEMPOS NO FUERAN ACORTADOS NADIE SE SALVARÍA, NADIE, NADIE, NADIE, hay que meditar que estas son palabras gravísimas, un aviso de que fácil ni será discernir las cosas en esa tremenda confusión…

    Me gusta

  5. En conclusión, que yo creo que el mundo actual pide a gritos una restauración, pero creo que esta desesperación es la que aprovecharán el Anticristo y Falso Profeta para aparecer como hombres de bien y prodigiosos que harán una restauración con un mundo de “paz”, una época de paz que desgraciadamente muchos católicos creerán que se trata de la época dorada prometida, siendo realmente la época oscura previa a la salida del Sol, de la Luz del Mundo, de la Parusía.

    Me gusta

  6. Juan, desde una perspectiva aérea —que es lo mismo que episcopal—, lo ha dicho todo. Sin embargo —y como he señalado que no soy partidario del Gran Monarca, no insisto—, mirar el futuro desde el nivel del hilo de la hierba (no sé si he traducido bien lo que en mi idioma es muy significativo y plástico), algo cambia: si ya habrá un Gran Papa, al que, como bien sabemos, será muy fácil de reconocerlo como tal, entonces, como será el quien pondrá sobre la cabeza del Gran Monarca la corona, entonces, con bastante seguridad, el Gran Monarca no será para nada el Anticristo; en otras palabras, al primer erróneo movimiento del Gran Monarca, el Gran Papa le dará una paliza con una excomunicatio; además, la historia aun esta indecisa en sus detalles y no hay ningún argumento fuerte contra semejantes personajes, porque, al fin y al cabo, la historia de la humanidad necesita tanto de héroes como de santos.

    Me gusta

  7. El autor no caía en la cuenta que cuando escribía estaba ya en la Iglesia de Filadelfia (la Iglesia combatida por la revolución -por eso tiene “poca fuerza”- pero fiel al depósito -con grandes Papas en lo doctrinal- y misionera por excelencia -la “puerta abierta”).
    De ese error involuntario deriva toda su falsa perspectiva (de hecho B.Holzhauser declarará que a partir de determinado momento su Inspiración dejó de asistirlo), el recurso al falso mensaje de “La Saleta” (sic), el recurso a los gran Monarca y gran Papa. Si algo de verdad hay en ello -al menos lo del gran Monarca- es lo que respecto del restablecimiento de la dinastía davídica dice la Escritura, para una vez los hebreos convertidos, esto es, en el tiempo de paz post parusíaco.
    Igualmente, con una llave correcta -para los entendidos- estos manuales no dejan de interesar, para cotejarlos con la verdad que es decididamente pre-parusíaca (luego, el “otro”, con esta llave, ya llegó), sin que podamos determinar el cómo de esa manifestación de Cristo (una aparición en los cielos, el “resplandor de su venida”, en su corcel blanco, etc).

    Me gusta

  8. Tres apuntes para los amantes de las profecías:

    1. Lo malo de las interpretaciones historicistas de las profecías y de las profecías mismas es que te formatean el futuro —por no decir violar, que sería mas correcto, y más correcto sería decir que te quitan la virginidad del mirar adelante etc.—, para toda la vida. Lo que realmente pasa es eso: te imaginas el futuro. ¡Fatal error! No hay manera de limpiar el futuro de lo imaginado, sólo reimaginarlo… a veces a gusto.

    2. La diferencia entre como conciben los judíos y los cristianos la historia es bastante difícil de explicar en pocas palabras, pero, gracias a una comparación, ya no: para los judíos la historia es como una pista de despegue; para los cristianos como el avión que despega. Es decir, para los judíos el tiempo no tiene fin en los siglos de los siglos. Por eso, los que realmente viven en el tiempo son los judíos, y por eso son los amos del tiempo. El tiempo es para los judíos como el espacio, mejor dicho, como fue el espacio para los romanos. El tiempo es su imperio. Y ¿cómo se obtiene semejante imperio? A través de la voluntad: quierendolo según lo imaginan. Pero sería un error creer que lo imaginan así sin más, sino que siempre lo hacen interpretando las profecías del AT y también del NT. Imaginar tiempo según se interpretan las profecías, eso, aunque suena raro, puede ser considerado como una manera típicamente judía de producir tiempo.

    3. ¿Se puede ver en el futuro? ¡Si! Eso lo estamos haciendo a diario cada vez que queremos algo no ahora mismo, sino mañana, dentro de un mes, o dentro de un año o diez. El ver acompaña el querer. Luego viene la imaginación. Sin embargo, siendo nuestro querer un querer personal, o sea, que, por clara imposibilidad, no produce ningún tiempo más de lo que sería tener. Aunque se dice que las personas mayores más animadas siempre viven, por ser más animadas… que quieren ir al baile y de copas etc. Luego, con cuanto más lejano en futuro queremos, con tanto más oscuro se ve. Normalmente las personas que viven con problemas no ven en futuro más de una semana, una semana que siempre se adelanta con el día que pasa. Los moribundos aún menos.

    Conclusión: Algunos católicos, con la situación de hoy, respecto al tiempo, están como los moribundos, pero a la judía…

    Me gusta

  9. Los judíos no son los amos del tiempo, es Dios.
    Y es imposible para una persona el controlar el tiempo, porque Dios es el que decide si vivirás un segundo más.
    Y realmente cuando veremos todo como es, será en el Cielo, aquí en la Tierra es imposible vivir en eternidad o en modo sin tiempo.

    Me gusta

  10. Sí, decir que los judíos son los amos del tiempo puede resultar un poco o bastante exagerado; pero objetar que Dios es el amo, no sirve, porque tal objeción se puede aplicar a cualquier propiedad, y de éste modo tampoco sería Satanás el príncipe de este mundo… Todos sabemos que significa Historia de la Salvación, aunque vemos que en la Historia Universal queda lugar para otra historia, que no es otra que la Historia de la Perdición. Así distinguir, está caro al cual tiempo de cual historia son los judíos amos.

    Me gusta

  11. Juan ,cuando usted dice : “a ver si va a venir un Monarca y un Papa con algún prodigio grandioso y luego resulten ser el Anticristo y el Falso Profeta,”

    Yo pienso lo mísmo que usted ,pues solo esperamos al Anticristo , nada de “gran monarca ” o algo similar , más bien sería el Anticristo , que es quien falta por aparecer y posiblemente también ( no estoy segura ) el Falso Profeta ( en el caso que aún no esté con nostos) , los dos que faltan, esa es mi opinión .

    Me gusta

  12. Juan ,cuando usted dice : “a ver si va a venir un Monarca y un Papa con algún prodigio grandioso y luego resulten ser el Anticristo y el Falso Profeta,”.

    Yo pienso lo mísmo que usted ,pues solo esperamos al Anticristo , nada de “gran monarca ” o algo similar , más bien sería el Anticristo , que es quien falta por aparecer y posiblemente también ( no estoy segura ) el Falso Profeta ( en el caso que aún no esté con nosotros) , los dos que faltan, esa es mi opinión .

    Me gusta

  13. PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SION SOBRE LA RELIGION DEL FUTURO: Al advenimiento de nuestro reinado no reconoceremos la existencia de ninguna religión fuera de la de nuestro Dios único, con el que nuestros destinos están ligados íntimamente, porque somos el Pueblo Escogido, por el cual este mismo destino está unido a los de todo el mundo. Por esto tenemos que destruir todas las creencias. Si éstas han podido dar origen al Ateísmo contemporáneo, este estado transitorio no perjudica nuestros objetivos, sino que servirá de ejemplo a las generaciones que oirán nuestras predicaciones sobre la Religión Mosaica, cuyo sistema estoico y perfectamente concebido nos ha dado por resultado la conquista de todos los pueblos de la tierra.

    Haremos ver así su verdad mística en la que podemos decir descansa toda su fuerza educadora. Publicaremos entonces en todas las ocasiones artículos en los que haremos comparación de nuestro benéfico gobierno con los del pasado. Los errores de los gobiernos de los Gentiles serán pintados con los más vivos colores. Tanto horror y repugnancia hacia ellos provocaremos, que los pueblos preferirán el descanso de la esclavitud a los famosos derechos de la Libertad que por tanto tiempo los trajeron atormentados y los privaron hasta de los medios necesarios de subsistencia; que los hicieron ser explotados por una turba de aventureros, sin poder siquiera saber qué era lo que hacían…

    Los cambios inútiles de gobierno, a los que continuamente empujábamos a los Gentiles, mientras minábamos sus instituciones, dejarán de tal manera cansados a los pueblos en esta época, que más querrán soportar cualquier cosa de nuestra parte que correr de nuevo el riesgo de nuevas agitaciones.

    Haremos notar especialmente los errores de los gobernantes que figuran en la historia, que sin haber producido un verdadero bien a la humanidad, torturaron durante tantos siglos a los pueblos para correr en pos de ilusorios bienes sociales, sin darse cuenta de que sus proyectos en vez de mejorar las relaciones de la vida humana las empeoraban.

    Nuestros filósofos discutirán todas las deficiencias de las creencias cristianas; pero nadie jamás podrá discutir nuestra religión desde su verdadero punto de vista, porque nadie la conocerá en su fondo, a excepción de nuestros sabios, que nunca ni por nada osarán revelar sus secretos. En los pueblos que se tienen por adelantados, crearemos una literatura obscena, lúbrica, abominable. La fomentaremos todavía por algún tiempo antes de nuestra llegada al poder, para hacer resaltar el contraste entre nuestros discursos y programas y aquellas torpezas y obscenidades.

    Nuestros sabios, educados para gobernar a los Gentiles, compondrán discursos, memorias, proyectos que nos darán el necesario influjo sobre las inteligencias y nos permitirán encauzar sus actividades hacia las ideas y conocimientos que queramos imponerles.

    Me gusta

  14. PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SION: EL TRATO A LOS GENTILES:

    Hoy puedo anunciaros que nos encontramos ya cerca del fin. Nos queda por recorrer un poco de camino y el círculo de la Serpiente Simbólica, representación de nuestro pueblo, quedará cerrado. Cuando esto se verifique, los Estados de Europa quedarán aprisionados como con un fuerte tornillo. Muy pronto quedará destruido el equilibrio constitucional, pues lo hemos falseado para que no cese de inclinarse ya a un lado, ya al otro hasta que por fin la balanza se desgaste.

    Los Gentiles creían haber establecido ese equilibrio sólidamente y siempre estaban esperando que los platillos de la balanza se igualaran. Pero los gobernantes, es decir, el fiel de la balanza, están protegidos por sus representantes que hacen mil tonterías y se dejan arrastrar por su poder sin control y sin responsabilidad. Este poder lo deben al terror que reina en los palacios. Los gobernantes no pueden siquiera acercarse a su pueblo, ni ponerse de acuerdo con él para defenderse contra los que aspiran al poder.

    La fuerza clarividente de los gobernantes y la fuerza ciega del pueblo divididas por nosotros, han perdido toda su importancia; separadas como están, son tan impotentes como el ciego sin su bastón.

    Para azuzar a los ambiciosos a abusar del poder, hemos enfrentado todas las fuerzas desarrollando sus tendencias liberales hacia la independencia. Hemos estimulado todo instinto tendente a este objeto; hemos armado a todos los partidos; hemos hecho del poder el blanco de todas las ambiciones. Hemos transformado todos los Estados en arenas en que se desarrollan todas las luchas. Un poco más de tiempo, y los des órdenes y las bancarrotas aparecerán por dondequiera.

    Charlatanes inagotables han transformado las sesiones de los parlamentos y las asambleas gubernativas en torneos oratorios. Periodistas audaces, panfletistas sin pizca de vergüenza, atacan todos los días a los gobernantes. Los abusos del poder prepararán finalmente el derrumbamiento de todas las instituciones y todo caerá destruido a los golpes de las turbas enloquecidas. Los pueblos están encadenados a un rudo trabajo, más fuertemente de lo que podrían encadenarlos la servidumbre y la esclavitud.

    Sería posible entrar en arreglos con ellos; pero de su miseria nadie puede librarlos. Los derechos que hemos consignado en las Constituciones son ficticios para las masas, no son reales. Todos estos llamados Derechos del pueblo no pueden existir sino en la imaginación, pero nunca en la realidad. ¿Qué puede significar para el proletario, para el obrero que vive encorvado sobre su rudo trabajo, agobiado por su miseria, el derecho que se concede al charlatán incansable, al periodista que escribe toda clase de necedades aun de asuntos serios que no conoce, desde el momento que el proletario no saca otra ventaja de la Constitución que las miserables migajas que dejamos caer de nuestra mesa como precio de un voto emitido conforme nuestra consigna en favor de nuestros agentes e intermediarios?.

    Los derechos republicanos, para el pobre diablo no son sino una amarga ironía; la necesidad de un trabajo diario no le permite gozar; pero en cambio, esos derechos le privan de la garantía de una ganancia constante y segura, y lo entregan atado de pies y manos a las huelgas, a los patronos o a los compañeros.

    Bajo nuestra dirección ha destruido el pueblo la aristocracia, que era su protectora, su bienhechora natural, porque sus intereses estaban inseparablemente unidos a la prosperidad del pueblo. Una vez destruida la aristocracia, el pueblo ha caído bajo el yugo de los acaparadores, de los ladrones enriquecidos que lo oprimen de manera despiadada y cruel. Nosotros debemos aparecer como libertadores del obrero de ese yugo que lo oprime, proponiéndole que se aliste en las filas de ese ejército de Socialistas, Anarquistas y Comunistas, que siempre mantenemos en pie, con el pretexto de solidaridad entre los miembros de nuestra Francmasonería social.

    La Aristocracia que disfrutaba, antes, enteramente del derecho al trabajo de los obreros, tenía interés en que éstos vivieran bien alimentados, sanos y fuertes. A nosotros, por lo contrario, lo que nos interesa es que los Gentiles degeneren. Nuestra fuerza radica en el hambre crónica, en la debilidad del obrero, porque éstas lo subyugan a nuestro capricho, y porque así carecerá en su impotencia de la energía y la fuerza necesarias para oponerse a ese capricho. El hambre dará al Capital más derechos sobre el obrero que los que jamás otorgaron a la Aristocracia la ley y el poder de los monarcas (!!!).

    Mediante la miseria, el odio y la envidia que ella produce, manejaremos y utilizaremos sus manos para aplastar a los que se oponen a nuestros designios (!!!). Cuando llegue el tiempo de que nuestro rey universal sea coronado, esas mismas manos barrerán todo obstáculo que pudiera atravesarse en el camino a nuestro soberano. Los Gentiles han perdido la costumbre de pensar por sí mismos algo que sea distinto de lo que nuestros consejeros científicos les inspiran.

    Esta es la razón de que no vean la necesidad urgente de hacer ahora lo que nosotros haremos al advenimiento de nuestro reinado, esto es, enseñar en las escuelas primarias la única ciencia verdadera y la primera de todas, la ciencia del orden social, de la vida humana, de la existencia de las sociedades, que exige imperiosamente la división del trabajo, y por consecuencia la distinción de los hombres en clases y condiciones.

    Es preciso que todos sepan que en virtud de las diferentes actividades a que cada uno está destinado, la igualdad es imposible, pues no todos pueden ser igualmente responsables ante la ley. No es la misma, por ejemplo, la responsabilidad del que con sus actos puede comprometer a toda una clase, que la del que solamente compromete su propio honor. La verdadera ciencia del orden social, en cuyos secretos no tenemos costumbre de iniciar a los Gentiles, enseñará a todos que el lugar y el trabajo de cada uno deben ser diferentes, como una consecuencia de la necesidad de relación que hay entre la educación y el mismo trabajo.

    Una vez que los pueblos estudien y aprendan esta ciencia, obedecerán gustosos a los gobiernos y al orden establecido por ellos en los Estados, y al contrario, en el actual estado de la ciencia, tal como nosotros la hemos hecho, el pueblo, creyendo ciegamente la palabra impresa, se alimenta de los errores que en su ignorancia, se le van insinuando por los iniciados en nuestros secretos, contra las otras clases sociales, que él cree superiores, porque no comprende la importancia de cada una de ellas.

    Cuando el pueblo ve que en nombre de la libertad, se le hacen tantas concesiones, y se tienen con él tantas complacencias, se imagina que es dueño y señor, y se echa sobre el poder; pero, naturalmente, tropieza como un ciego con una multitud de obstáculos; entonces se echa a buscar quien lo conduzca a través de esos obstáculos, y no encontrándolo, acoge la idea de volver a lo pasado y depone todos sus poderes a nuestros pies.

    Acordaos, si no, de la Revolución Francesa, a la que nosotros hemos dado el calificativo de grande; los secretos de su preparación no son demasiado conocidos, porque esa revolución, tal como fue, es obra de nuestras manos.

    Desde entonces vamos llevando al pueblo de un desengaño a otro, para que, al fin, abdique en nosotros su poder, en provecho del Rey Déspota de la sangre de Israel, que venimos preparando al mundo. En la actualidad, como fuerza internacional, somos invulnerables, porque, cuando se nos ataca en un Estado, en otros se nos defiende. Es la cobardía inmensa de los pueblos Gentiles, que se arrastran ante la fuerza, que no tienen piedad para con la debilidad, ni misericordia para las faltas ligeras, pero sí indulgencia para el crimen; que no quisieran tolerar las contradicciones de la libertad, pero son sufridos hasta el martirio, ante la violencia de un audaz déspota; todo esto, favorece nuestra independencia.

    Toleran y sufren a los primeros ministros de estos tiempos con abusos, por el menor de los cuales harían rodar ensangrentadas las cabezas de veinte reyes. ¿Cómo explicar este fenómeno, esta inconsecuencia de las masas populares en presencia de hechos que parecen de la misma naturaleza? Este fenómeno se explica por el hecho de que estos dictadores- los primeros ministros- hacen, por medio de sus agentes, decir a sotto voce al pueblo, que si ellos causan tantos males a los Estados, es con el fin inmediato y último de alcanzar la felicidad de los pueblos, la fraternidad internacional, la solidaridad, la igualdad de derechos para todos.

    Naturalmente que no se les dice que esta unidad debe hacerse bajo nuestra autoridad. Y aquí tenéis al pueblo condenando a los justos y absolviendo a los culpables y cada vez más persuadido de que puede hacer cuanto le plazca. En estas condiciones, el pueblo destruye toda cosa estable y crea el desorden a cada paso.

    La palabra Libertad conduce a las sociedades humanas a la lucha constante contra toda fuerza, contra todo poder, aunque sea el de Dios y el de la Naturaleza. Aquí tenéis también por qué a nuestro advenimiento será necesario suprimir del vocabulario humano esta palabra, como principio de la brutalidad que transforma a las multitudes en bestias feroces. Es verdad que las fieras se adormecen cuando se las harta de sangre y que así puede encadenárselas fácilmente.

    Pero si no se las da sangre, no se adormecen y sus instintos de lucha se despiertan.

    Me gusta

  15. Que parte no se entiende que DIOS VA A PONER FIN A TODAS LAS HEREJIAS Y FALSAS RELIGIONES.

    No van a ser confundidos los católicos verdaderos, sino los que siguen las doctrinas falaces, pues este Papa las va a echar por tierra y los que las siguen quedaran avergonzados como mínimo.

    La Profecía del Monje de la Abadía de Saint-Germán de París, que murió en olor de santidad, el primero de julio de 1420 nos lo describe también.

    PROFECIA DE JERONIMO BOTINO. Después de transcurridos cuatro siglos y más, la tierra será desolada y la Iglesia estará en lágrimas. El Pastor será herido y disperso el rebaño. Pero el rocío descenderá del Cielo. Los Altares de Belcebú serán destruidos y los operadores de la iniquidad, espantados, perecerán. Un hijo de Sangre de Reyes, perteneciente a la extirpe de Artois, gobernará a Francia, con prudencia y honor, y el Espíritu del Señor estará con él”. San Francisco de Sales, recogiendo el espíritu tradicional o profetizado en la oración fúnebre del Príncipe Manuel de Lorena, dijo: “Muchos son los que creen ¡Oh Francia!, que será uno de vuestros reyes, el que dará el último golpe y arruinará la secta de ese gran impostor que es Mahoma”.

    Padre Souffrand (1775- 1828, con imprimatur):
    “Se proclamará entonces la República, pero no durará. Oiréis entonces muchos gritos: los tres dominantes serán: “Viva la República” “Viva Napoleón” y el tercero de todos “Viva el Gran Monarca que Dios nos guarda.”
    “Estará muy próxima la aparición de este Gran Monarca, cuando el número de los legitimistas verdaderamente fieles, fuere tan reducido, que realmente podrán contarse.”
    “Antes de la venida del Gran Monarca, acontecerán desgracias, correrá la sangre á torrentes en el Norte y en el Mediodía libándose el Oeste por su fe, pero correrá la sangre en el Norte y Mediodía de tal modo, según la veo correr, como la lluvia en un día de grande huracán, y veo los caballos ensangrentados hasta las sinchas.” “París quedara destruido de tal modo, que pasará por él el arado.”
    “Entonces entre el grito: «Todo está perdido» y “Todo esta salvo”, no habrá, por decirlo así, intervalo alguno. En aquellos sucesos no tendrán que hacer nada los buenos porque los republicanos serán los que se devoren entre sí.” ,
    “EL GRAN MONARCA HARÁ COSAS TAN ESTUPENDAS Y MARAVILLOSAS, QUE LOS INCREDULOS TENDRÁN QUE RECONOCER EL DEDO DE DIOS.Durante su reinado se hará completa justicia.”
    Las desgracias antes predichas serán el fruto de nuestros crímenes; pero sí como lo desea Dios, volvemos á sus caminos y a los de su Iglesia, se disminuirán nuestros males, como ha encontrado el Oeste gracia delante de Dios, en vista de su fe, y por eso se vera libre de los espantosos sucesos.”
    “SE SERVIRÁ DIOS DEL GRAN MONARCA PARA EXTERMINAR TODAS LAS SECTAS HERÉTICAS Y TODAS LAS SUPERSTICIONES GENTILICAS; Y PARA EXTENDER, DE ACUERDO AL SANTO PONTÍFICE, EN TODO EL UNIVERSO, LA RELIGION CATÓLICA; excepto en Palestina, lugar de maldición.”
    “DESPUÉS DE LA CRISIS, SE CELEBRARÁ UN CONCILIO GENERA… ENSEGUIDA NO HABRÁ YA SINO UN SOLO REBAÑO Y UN SOLO PASTOR, PORQUE LOS INFIELES Y HEREJES, MAS NO LOS JUDÍOS, CUYA MASA SE NO SE CONVERTIRÁ SINO HASTA LA MUERTE DE LA BESTIA entrarán en la Iglesia latina y conservará ésta su triunfo hasta la destrucción (persecución) del Anticristo”.

    La Profecía de San Remigio, parece que se refiere a que el Gran Monarca ha de ser de extirpe francesa: “Nuestros principales doctores convienen en anunciarnos que hacia el fin de los tiempos, uno de los descendientes de los reyes de Francia, reinará en todo el Antiguo Imperio Romano, Y QUE SERA EL MAS GRANDE DE TODOS LOS REYES DE FRANCIA Y EL ULTIMO DE SU RAZA”.

    La profecía del Padre Calixto, nos recuerda una rama que podía ser francesa: “Una flor de Lys, sale radiante de una nube. Gloria a Dios. La fe renace, un hombre, instrumento de Dios ha vuelto a encender esta lumbrera. Felices los que hayan sobrevivido. Gloria a Dios”.

    La famosa Profecía de San Cesáreo, nos describe al Gran Monarca en una alianza formidable, con el Gran Pontífice : “Entonces, brillará el rayo de la Misericordia Divina, pues la Suprema Justicia, ha herido a todos los malos: llega EL NOBLE DESTERRADO el dado por Dios, sube al trono de sus antepasados de donde lo había arrojado la malicia de los hombres depravados. Recobra la corona de Lys refloreciente y por su valor invencible, destruye a todos los hijos de Bruto, cuya memoria perecerá para siempre. Después de haber colocado su Sede en la ciudad pontifical; el Rey de Blois, volverá a poner la tiara real en la cabeza del pontífice Santo, amargado por el acíbar de la tribulación, quien obligará al clero a vivir conforme a la disciplina de los tiempos apostólicos. Unidos los dos, de corazón y de espíritu, harán triunfar la Reforma del Mundo, iOh Dulcísima Paz! Vuestros frutos crecerán hasta el fin de los Siglos”.

    Apariciones de la Salette
    20. Al primer golpe del rayo de su espada las montañas y la tierra entera temblarán de pavor puesto que los desórdenes y los crímenes de los hombres traspasan la bóveda de los cielos.

    París será quemada y Marsella será engullida por el mar, muchas grandes ciudades serán sacudidas y engullidas por terremotos: se creerá que todo está perdido; sólo se verán homicidios, sólo se oirán estrépito de armas y blasfemias.

    Los justos sufrirán mucho; sus oraciones, sus penitencias y sus lágrimas subirán hasta el Cielo y todo el pueblo de Dios pedirá perdón y misericordia, y pedirá mi ayuda y mi intercesión. Entonces Jesucristo, por un acto de su justicia y de su misericordia, ordenará a sus ángeles que todos sus enemigos sean ejecutados.

    De pronto, los perseguidores de la Iglesia de Jesucristo y todos los hombres entregados al pecado perecerán, y la tierra será como un desierto. Entonces se hará la paz, la reconciliación de Dios con los hombres

    Ya vimos por qué Francia es llamada la hija primogénita de la Iglesia, titulo dado por vez primera por el Papa Anastasio II en carta al rey Clodoveo después de su conversión.
    Gregorio IX escribía en una bula de 1239 a S. Luis, rey de Francia; “Dios, como prefirió la tribu de Judá a las otras, así ha escogido con preferencia a Francia para la protección de la fe católica”.Santa Juana de Arco, guerreando por el rey, afirmaba: “El rey de Francia es el lugarteniente del Rey del Cielo. Todos los que luchan contra el santo reino de Francia, luchan contra el Rey Jesús.”

    Y San Pío X, cuando la iba a beatificar, encargaba al obispo de Orleans: “Decid a los franceses que hagan su tesoro de los testamentos de S. Remigio, de Carlomagno, de S. Luis, que se resumen en estas palabras tan repetidas por la heroína de Orleáns: Viva Cristo que es el Rey de Francia”. En la beatificación del Cura de Ars (1905) había dicho: ésta “ prueba que Dios mantiene su predilección por Francia muy pronto obrará prodigios que nos darán la alegría de constatarlo por los hechos”. Y el 27 de noviembre de 1911: “El pueblo que hizo alianza con Dios en las fuentes bautismales de Reims se arrepentirá y volverá a su primitiva vocación… y el Señor le dirá: Hija primogénita de la Iglesia, nación predestinada, vaso de elección ve a llevar mi nombre a todos los pueblos y a todos los reyes de la tierra”.

    Pío XII en 1937 (13 de julio) poco antes de ser Papa, proclamaba: “Desde el mismo día que el primer heraldo del Evangelio pisó las Galias, la fe en Cristo y la unión con Roma, centro de la Iglesia, es para Francia la ley misma de su vida… Y el miércoles santo de 1946: “Su misión es difundir en el mundo la verdad, la justicia, la bondad, el amor en la ley.”
    Por eso la prosperidad y gloria de Francia está vinculada a que cumpla esa misión divina, y su prevaricación o traición a ella, es la causa de sus castigos. Esto puede decirse de alguna manera de todas las naciones católicas, sin embargo, a su luz se entienden mejor las predilecciones de la Medalla Milagrosa, La Salette, Pellevoisin (escapulario del S. Corazón), Lourdes, etc

    No solo son Santos y profetas franceses, También San Pío X y SS Pío XII hacen eco de las mismas como podemos constatar arriba.

    E. Muraise, según refiere en su libro, ha catalogado desde entonces al menos 76 profecías con signos de credibilidad (44 francesas, 16 italianas, 7 alemanas, 4 españolas, 3 portuguesas y 2 inglesas) que anuncian el futuro gran Monarca francés y van añadiendo datos. Ya vimos antes las de Benedicto XII y Sta. Brígida (siglo XIV), S. Francisco de Paula y Bto. de Bustis (siglo XV), Bto. Factor (siglo XVI) venerable Holzhauser (siglo XVII), Bta. Taigi y Melania de la Salette (siglo XIX), Juana Luisa Ramonet de Kérizinen (siglo XX),

    fuente
    https://moimunanblog.wordpress.com/2014/07/05/26776/

    En vez de armarnos de suspicacias oremos, porque a esta gran apostasía solo le pone fin Dios, y Los remedios que El se digne enviarnos sean bienvenidos.
    No se obedeció al Sagrado Corazón, dudaron acaso porque no venia en las Escrituras
    No se creyó en la Salette, ¿cómo, Roma perdería la fe?
    No se creyó en la Visión de SS León XIII y se desecharon las oraciones dadas para hacer frente a esta situación. Y que casualmente confirmaban la lo dicho por nuestra Señora en La Salette.
    No se obedeció al Inmaculado Corazón de María, vino la segunda guerra mundial, Rusia sigue esparciendo sus errores por todo el mundo pues esta no solo no se ha convertido sino que ha seducido a todos los pueblos, incluyendo El VATICANO, si toda la catolicidad hubiera obedecido rezando el Rosario y haciendo penitencia, no habría venido la segunda guerra mundial, si hubiéramos tenido la pedida devoción al Inmaculado Corazón de María, otro gallo nos cantara.

    Ahora, después de todas las profecías anunciadas, cumplidas y desobedecidas. Todavía nos quedan resabio del antiguo Israel, que mataba y apedreaba a los profetas…

    No la hagamos de sabios, ya vemos los que dice El Magnificat: a los ricos los dejó sin cosa alguna.

    Seamos mas bien niños que esperan contra toda esperanza que Dios por el Amor de Su Nombre, y a la Iglesia va a poner remedio a todo esto, hagamos caso, penitencia, oración y una confianza cierta, una confianza absoluta que es la que alcanza los milagros de Dios.

    Yo te alabo Padre Señor del Cielo y de la tierra, porque haz ocultado estas cosas a los sabios y entendidos, y las has mostrado a los pequeños, si Padre, porque tal ha sido Tu Beneplácito. Mateo 11:25

    Yo si creo.

    Me gusta

  16. Distingo: El Anticristo no es presentado por San Juan como “Gran Monarca” , sino como Gran Tirano, la Bestia del Mar, como Inicuo gobernador del orbe y Adversario de Cristo, por tanto este “título” no le conviene ni a su sombra, pues el poder que tiene no viene de lo alto, sino de los Infiernos:”El Dragón le pasó todo su poder” (APOC.). Tampoco -menos- al Falso Profeta.
    El título le cae por justicia a Cristo-Rey, pero ésto lo entienden los que creen a la letra del Apocalipsis, y no en sentido alegórico. Hay que trasladarse “en espíritu” siguiendo lo dicho por los Profetas al Reino Milenario.
    El Último Papa pre-parusíaco no es propiamente “Gran Monarca”, sino Vicario de Cristo, y como tal al servicio de Cristo-Rey. Pero como decíamos ayer comentando la fiesta de la Ascensión, si hay un “tiempo y momento” en los designos del Padre Celestial para restaurar el “reino de Israel” y como, según todos los Profetas ven, que todas las Naciones acuden a Jerusalén reconstruido, podría tratarse de un descendiente del trono de David, -luego de Israel convertido a la Fe- que rija al mundo, obteniendo su corona por la entrega del Vicario de Cristo, el Último Papa, y ambos al servicio de Cristo-Rey. Lo cual significaría en la realidad la entrada de Israel a la Iglesia. Entonces durante todo el Milenio -el séptimo “día” de la Creación, que según San Pedro “un día es como MIL AÑOS”- seguiría habiendo Iglesia Militante regida por el Papa y sus sucesores, la Jerusalén restaurada poniendo orden y paz en toda la tierra con un Monarca y sus descendientes, sirviendo a Jesucristo -el Gran Monarca de la Tierra- Glorificado apareciendo y desapareciendo de la vista de los mortales, tal como lo hizo con los Apóstoles hasta la Ascensión, y hasta que el último elegido haya resucitado, luego “la resurrección de los muertos” -los condenados- el Juicio y la eternidad.
    Otras figuras no hay.

    Me gusta

  17. “Mirad la higuera: cuando reverdece vosotros sabéis que está cerca el verano; así cuando veáis que comienzan estas cosas, sabed que está cerca vuestra redención.” Amén.

    Del Libro de las Instituciones Divinas de Lactancio, libro XII, capítulo 15.

    Título.- Que la submersión del lagartón y los Egipcios, y la liberación de los Hebreos de la servidumbre egipcia prefigura la liberación de los elegidos y la reprobación de los condenados que ha de ser en el fin del mundo. Y que muchas señales precederán a la liberación ésta, igual que aquella.

    Y que antes desaparecerá el Imperio Romano. Y que la hegemonía total retornará al Asia…

    Tenemos en los arcanos de las Sacras Letras [escribe Lactancio y traduzco en el mismo tono retórico del autor] que el Patriarca de los Hebreos pasó al Egipto con toda su familia y parentela apremiado por la carestía de alimentos; y que su posteridad, habiendo habitado mucho tiempo en Egipto y crecido en sector numeroso, siendo oprimida con yugo de esclavitud grave e intolerable, hirió Dios a Egipto con llaga insanable y libertó a su pueblo sacándolo por el medio del mar, rasgadas las aguas y apartadas a una y otra parte, para que el pueblo caminara por lo seco; mas tentando el Rey de los Egipcios seguir a los fugitivos, volvió el piélago a sus cauces, y el Rey fue atrapado con todo su ejército.

    Prodigio tan claro y tan asombroso, aunque por el momento mostró el poder de Dios a los hombres, sin embargo fue principalmente signo y prefiguración de una cosa mayor, la cual parecidamente Dios ha de hacer en la última consumación de los tiempos.

    Pues liberó a su gente de la pesada esclavitud del mundo.

    Pero como entonces era uno solo el pueblo de Dios, y estaba en una sola nación, entonces sólo Egipto fue golpeado.

    Mas ahora, porque el pueblo de Dios congregado de entre todas las lenguas, habita entre todas las gentes, y es dominado y oprimido por ellas, ocurre que todas las naciones, es decir, el orbe entero, sea azotado con justo flagelo, para librar al pueblo santo y cultor de Dios.

    Y como entonces acontecieron prodigios con que la futura derrota de Egipto se mostrara, así en el final sucederán portentos asombrosos en todos los elementos, por los cuales se entienda por todos el final inminente.

    Aproximándose pues el término de este ciclo, es forzoso que se inmute el estado de las cosas humanas y caiga más abajo aún, a causa de la maldad creciente; de tal modo que aun estos tiempos nuestros en que la injusticia y la malignidad creció al sumo grado, en comparación con aquel mal extremo e insanable, se podrían tener como felices y realmente áureos.

    Pues de tal manera escaseará la justicia; y crecerán de tal modo la codicia y la lascivia, que si algunos entonces fueren buenos, serán presa de los malevos y atropellados de todos modos por los injustos; sólo los malos serán opulentos, y los buenos se debatirán la pobreza y en las velaciones.

    Se contusionará todo el derecho y perecerán las leyes.

    Ninguno entonces poseerá nada si no fuere adquirido o defendido malamente: la audacia y la fuerza lo poseerán todo.

    No habrá confianza en los hombres ni paz ni humanidad ni pudor; ni verdad.

    Y así tampoco habrá seguridad ni gobierno derecho, ni refugio contra los males.

    Toda la tierra se alborotará, y rugirán guerras por doquiera; todas las gentes andarán en armamentos y se resistirán mutuamente.

    Las naciones fronterizas pelearán entre sí.

    Y Egipto el primero de todos pagará el castigo de sus estúpidas supersticiones y será cubierto de un río de sangre.

    Entonces la espada recorrerá la tierra, segándola toda y postrando las cosas como mies madura. 108.

    108Egipto figura de la capital opresora, sea cual fuere. Ver Apokalypsis XI, 8. P. Castellani.

    Y de esta confusión y devastación, la causa será que el nombre Romano, por el cual hoy se rige el orbe (me horroriza el decirlo, pero lo diré porque ha de suceder) será quitado de la tierra y el dominio volverá al Asia, y de nuevo mandará el Oriente; y el Occidente servirá.

    Ni debe extrañar a nadie que un reino tan potentemente cimentado, tanto tiempo y por tan magnos varones valido, y con tan grandes munimentos confirmado, todo no obstante un día caerá.

    Nada hay creado por fuerzas humanas que las mismas fuerzas humanas no puedan destruir: porque mortales son las obras delos mortales; pues los otros reinos anteriores, habiendo luengamente florecido, sin embargo también murieron”…

    No sabemos de dónde sacó el insigne predecesor y maestro de San Agustín en el siglo m esta descripción y predicción de unos tiempos que, en nuestra opinión, se dan un aire a los del siglo XX…

    Pero allí está ella; y yo la he copiado al pie de la letra. P. Leonardo Castellani Libro: El Evangelio de Jesucristo.

    Me gusta

  18. El gobierno mundial de la hydra y lucis trust. la escuela de demonios.Apocalipsis XVII y XVIII.

    La constitución del gobierno mundial de la diosa gaia.

    La Constitución para la Federación de la Tierra ya fue firmada en junio de 1977 por 135 participantes de 25 países, e intenta sustituir la actual Carta de la Organización de las Naciones Unidas con el fin de ser la pieza central del nuevo orden mundial.

    http://worldparliament-gov.org/world-parliament/how-wp-works/

    El establecimiento de este gobierno mundial se verá como la última alternativa para asegurar la paz mundial.

    “La humanidad, convencida de que no es posible alcanzar una paz mundial permanente sin la creación de una autoridad mundial poderosa capaz de proteger a los países unos de otros, eventualmente sacrificará el actual orden mundial – al no ver otra alternativa.” (En Route to Global Occupation, p. 142).

    El fundamento de todo este gobierno mundial se ha estado construyendo lentamente, paso a paso, de manera sutil y oculta. Muy pronto este monstruo de la libertad de conciencia individual se pondrá a funcionar, y entonces la gente no podrá hacer nada para detenerlo.

    Afortunadamente, este sistema no durará mucho tiempo cuando se instituya, ya que “…cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina…”

    (1 Tesalonicenses 5:3). Amén.

    http://apocalipsisyactualidad.blogspot.com.ar/2016/05/la-constitucion-para-la-federacion-de.html

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s