ALL POSTS

TODO TIENE UN LÍMITE Y LA “IGLESIA” DE FRANCISCO TAMBIÉN


[Esto dice el filósofo alemán Spaemann ante lo que la “Iglesia” en la situacíón actual con el “papa” Francisco, puede soportar]

Un Filósofo del Novus Ordo ya está harto…

Robert Spaemann: “Hay un límite para lo que la Iglesia puede aguantar”

Robert-spaemann.jpg

 

Robert Spaemann, de 89 años de edad, filósofo alemán, es uno de los pocos que abiertamente critican al “Papa” Francisco. Su afiliación religiosa es lo que llamamos “conservadora del Novus Ordo”, es decir, que cree en la Secta modernista del Vaticano II como si fuera la Iglesia Católica y cree que Francisco es su cabeza legítima, adhiriéndose a lo que se considera típicamente una interpretación conservadora del Vaticano II y del magisterio conciliar.

En abril de este año, denunció a Francisco por la “Exhortación Apostólica” Amoris Laetitia y advirtió sobre el “peligro de cisma” , mientras Francisco siga destruyendo lo que queda del catolicismo en la Iglesia del Vaticano II. Hace más de un año, Spaemann había sido noticia por describir el show de Francisco como un “pontificado caótico” que se caracteriza por la “apatía teológica.”

Han pasado muchas cosas desde entonces, muy especialmente el destrozo que Francisco ha hecho de la moral que habla en términos “blanco y negro” sobre lo que hemos publicado recientemente un post aquí , y que al parecer es lo que fue la ocasión del último trabajo del profesor Spaemann:

El 17 de junio de 2016, el periódico alemán Die Tagespost publicó un artículo de Spaemann titulado, “Hay un límite a lo que la Iglesia puede aguantar”. Hemos traducido y reproducido para Ud. las partes más importantes :

…Cuando [Francisco] dijo recientemente que no hay “esto o lo otro” en el cristianismo, al parecer, no se siente interpelado por la palabra de Cristo: “Pero vuestra palabra sea sí, sí: no, no, Y lo que va más allá de ésto, proviene del malo “(Mt 5,37). Las epístolas de [San] Pablo Apóstol están llenos de “o esto o lo otro” [refiriéndose a las ideas]. Y, por último: “El que no está conmigo, está contra mí; y el que conmigo no recoge, desparrama” (Mt 12:30).

Pero Francisco cuando habla “hace sugerencias.” No se permite disentir de sus sugerencias. Pero hay que disentir alto y claro, en mi opinión, de su pretensión en Amoris Laetitia de que Jesús simplemente “sugirió un exigente ideal.” No es así, Jesús hablaba “como quien tiene autoridad, y no como los escribas y fariseos” (Mt 07:29 ). Al hablar con el joven rico, entre otros, él exige a quienes quieren seguirlo, la observancia de los Diez Mandamientos (Lc 18: 18-23). Jesús no predica un ideal, sino establece una nueva realidad, el reino de Dios en la tierra. Jesús no sugiere, sino que invita y ordena: “Un mandamiento nuevo os doy.” Esta nueva realidad y este mandamiento están estrechamente relacionados con la naturaleza del hombre, que comprende las cosas por medios racionales.

… Ahora [después de Amoris Laetitia] el debate [sobre la comunión para los “divorciados y vueltos a casar”] sigue abierto y [es] tan controvertido como antes, porque el Papa, en este asunto, se niega a hacer las declaraciones claras de sus predecesores, y porque su [propia ] respuesta es tan obviamente ambigua que cualquier persona puede y debe interpretarla de acuerdo a su propia opinión. “Pero si la trompeta emite un sonido vacilante, ¿quién va a prepararse para la batalla?” (1 Cor 14: 8). Cuando, por su parte, el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe se ha visto obligado a acusar públicamente de herejía a uno de los obispos asesores más cercanos al papa y su escritor fantasma, es que las cosas ya han llegado demasiado lejos. Hay un límite a lo que la Iglesia católica puede soportar.

Francisco gusta de comparar los críticos de sus políticas con los que “se sientan en la cátedra de Moisés” [Mt 23: 2]. Pero también en este caso [la acusación] es un tiro que le sale por la culata. Porque eran los doctores de la ley los que defendían el divorcio y aceptaban para él normas relativas. Los discípulos de Jesús también acabaron por escandalizarse por la estricta prohibición del divorcio que estableció su Maestro : “Si esto es así respecto de un hombre con su mujer, no trae cuenta casarse” (Mt 19:10). Sucedía igual con los discípulos que se marcharon cuando el Señor anunció que iba a darse [a sí mismo] por alimento: “Estas palabras son duras, ¿quién podrá escucharlas?” (Jn 6:61). El Señor “tenía compasión de la gente”. Pero no era un populista. “¿También vosotros queréis marcharos?” (Jn 6,68). Esta pregunta formulada antes sus Apóstoles fue su única reacción a la disminución del número de sus discípulos.

 

(Robert Spaemann, “Die Kirche ist nicht grenzenlos belastbar , Die Tagespost 21 de junio de 2016; traducción nuestra de la traducción en inglés.)


Es verdad, existe un límite a lo que la Iglesia puede aguantar, y un “Papa” hereje sin duda lo supera . La verdadera cuestión por el contrario, es cuántos seguidores del Novus Ordo podrán finalmente llegar a la conclusión de que este falso profeta que continúa blasfemando en Roma no es el Vicario de Cristo, sino el Vicario de Judas.

Monografías como las del Prof. Spaemann quizá harán las delicias de los conservadores aquí y allá y serán una magnífica lectura para un día o dos, pero en última instancia esto no cambia las cosas ni un ápice.

¡ Deshazte de Francisco!

 

Enlaces relacionados:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s