ALL POSTS

UNA NOTICIA INQUIETANTE


[Inmersos como estamos en una guerra contra Occidente y más en particular contra lo que queda de Cristianismo, la noticia que sigue provoca los más oscuros presagios. Nosotros creemos en Dios, creador y providente, todo está bajo su control. Pero la cuestión es saber si en nuestros países occidentales se ha llegado a un desafío a Dios sin parangón en toda la historia. Lo mismo se podría decir del constante desafío a Dios que lleva a cabo la secta conciliar, burlándose a cada paso  de la Ley moral eterna y de la Fe transmitida en el Depósito de la Fe; el desafío con  el silencio masivo del pueblo “ católico”, y sobre todo el de los “pastores” más atentos a su “carrera” y al mantenimiento de su estatus, que al servicio divino y la salvación de las almas. ¿Tendrán que ver, por la proliferación y facilidad de obtenerlas, las armas nucleares de reciente generación, con los designios justicieros de un Dios, al que se atribuye una misericordia falsa, que no hace más que aumentar el ludibrio, al que lo sometemos?

Simples, baratas y duraderas: ¿armas nucleares al alcance de la mano?

El armamento nuclear de peso y tamaño reducido se ha convertido gradualmente en la elección de los Ejércitos modernos y viene generando un interés cada vez mayor entre las organizaciones terroristas, señala el historiador y columnista Ian Greenhalgh en su artículo para la revista estadounidense ‘Veterans Today’.

Simples, baratos y duraderos, estos dispositivos termonuclares de quinta generación vienen implementándose con mayor regularidad dada la relativa facilidad con que distintos grupos al margen de la ley adquieren materiales radioactivos. “La inversión es tan rentable que hace que todas las formas previas de guerra se encuentren económicamente en desventaja”, añade Greenhalgh.

Básicamente, estas “microarmas  nucleares” son capaces de alcanzar temperaturas superiores a los 4.000°C mediante el uso de uranio empobrecido (una fracción de isótopo U-235), lo que incrementa su poder de penetración e impacto. No requieren de un reactor nuclear, no producen subproductos tóxicos durante su fabricación y funcionan con cantidades menores de este elemento químico. “El proceso de fisión de quinta generación requiere tan solo 100 gramos de U-235 para producir una potencia explosiva de aproximadamente dos toneladas de TNT”, subraya el autor.

Según señala el columnista, este tipo de armas es tan simple que un mecánico automotriz con nivel de secundaria podría construir una. Su gran versatilidad se resume en que incluso con algunos miligramos de uranio se podrían fabricar artefactos del tamaño de una bala.

70 años después del descubrimiento del proceso químico que permite su fabricación, en la actualidad está siendo utilizado de manera clandestina en todo el mundo, desde Yemen hasta Afganistán, pasando por Siria e Irak. “Solo es cuestión de tiempo antes de que estas armas toquen a su puerta”, concluye el artículo.

De Espía Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.