ALL POSTS

NO ES NUEVO LO DE FRANCISCO …PERO ES NUEVO EL DESCARO CON QUE TODO LO DESTRUYE


 image

[El siguiente artículo de The Remnant es bueno describiendo la actual situacíón, pero sus presupuesto de “Reconocer y Resistir” anula la sana reaccion y llega a ser cómplice de lo que ataca. Nuestras divergencias con Chris Ferrara son claras y profundas por lo que creemos que merece nuestro rechazo, pero la descripción que hace, sobre todo lo que atañe a los dos “papas” conciliares anteriores (podía haber extendido la lista) es perfecto. Hay reacciones de “católicos” anti-bergoglianos, que cuando les tocan este punto sensible de su veneración por los dos papas anteriores, están más cerca del fanatismo que del Amor de la Verdad]

EN DEFENSA DE FRANCISCO

Por Christopher A. Ferrara 

 

Los lectores de The Remnant se habrán dado cuenta de que en los últimos tres años no sólo este periódico sino la prensa católica en general, junto con la blogosfera católica, están cada vez más dedicados a los comentarios sobre “la última bomba sin precedentes de Francisco” (Flubpor sus siglas en inglés=Francis’s Latest Unprecedented Bombshell). Esto es lo que  desea Francisco, ya que sin una “Flub” casi semanal,  caería del ciclo de noticias tan asiduamente explotado por “el mago de los medios de comunicación” Greg Burke, ex miembro de FOX News, que acaba de sustituir como portavoz de prensa papal al astuto spinmeister[maestro  de la manipulación] padre Lombardi, rey de la “negación oficial” que no niega nada y la “aclaración oficial” que no aclara nada.
A fin de mantener la cuota necesaria de Flubs, sin embargo, tiene que haber un número suficiente de ocasiones en las que Francisco nos pueda decir lo que piensa, de acuerdo con su “Magisterio fluido (MF)”.  Como Francisco ha explicado como es bien sabido su “MF”: “estoy constantemente haciendo declaraciones, dando homilías. Eso es magisterio. Eso es lo que pienso, no lo que los medios dicen que pienso.
Compruébelo usted mismo… “El MF incluye la corriente interminable de ‘entrevistas exclusivas’ espontáneas con revistas y periódicos donde tal vez la mayoría de Flubs han hecho su primera aparición. Estos lanzamientos Flub ad hoc son además de los megatones Flubs que se encuentran en los tres documentos que se extienden como un libro, que el equipo de escritores fantasma de Francisco ha recopilado hasta el momento: Evangelii GaudiumLaudato si y Amoris Laetitia.

Luego está la interminable sucesión de viajes del Papa que, aunque completamente inútiles, una pérdida obscena del Óbolo de San Pedro y un flagrantemente hipócrita aumento masivo de la huella de carbono de Francisco, proporcionan oportunidades para aquellas esenciales ruedas de prensa en el aire en los viajes de ida y vuelta, en las cuales en el entorno habitual de los medios de comunicación a los chacales se les da bocados variados de carne roja en el ejercicio del separado pero relacionado Magisterio de Avión de Francisco (MA)
Con una salida abundante de tales Flubs en los canales de MF y MA, la atención de los católicos que aún están prestando atención a los asuntos de la Iglesia católica, especialmente los periodistas, comentaristas y blogueros, debe fijarse casi constantemente en Francisco. Por lo tanto, como he señalado en otra parte, Respice en me (mírenme a mí), una frase que normalmente se asocia con la divinidad, podría servir como el lema de este papado. En realidad, ¿los que todavía estamos prestando atención tenemos otra opción que “echarle un vistazo”?
Pero con todo esto, permítanme decir unas pocas palabras en defensa de Francisco como un recordatorio de lo que se olvida con demasiada facilidad en medio de su pontificado provocativo.
Con la importante excepción de su “misericordia ofensiva” (discutida más adelante), nada de lo que Francisco dice o hace es, en sustancia, tan sin precedentes como podría parecer.
Lo que no tiene precedentes es la manera sin matices sorprendentemente contundente en la que Francisco persigue un progresismo implacable bastante en línea con la desastrosa “nueva orientación” de la Iglesia desde el Vaticano II y el camino ya trazado por sus dos predecesores inmediatos. Donde Juan Pablo II y Benedicto XVI exhibieron intelecto y matiz en su abrazo y defensa de la novedad, Francisco persigue la continua misteriosa auto-demolición de la Iglesia con toda la vulgaridad y la imprudencia de un político a toda prisa para imponer su voluntad antes de la próxima elección.
“El Papa de la gente” trae la retórica burda y demagogia barata a la tarea de la demolición de la Iglesia.
Hace sólo unos días, una vez más colmado de desprecio público en su minúscula oposición conservadora entre la jerarquía, Francisco informó con engreimiento a un periodista argentino que no va a ser disuadido por los detractores: “Quiero una Iglesia que sea abierta, comprensiva, que acompañe a las familias heridas. Dicen que no a todo. Sigo adelante, sin mirar por encima de mi hombro”.  La Iglesia no era abierta ni comprensiva antes de que Francisco comenzara su pontificado de esperanza y cambio. Pero Francisco eliminará el estancamiento jerárquico y terminará el trabajo. O eso cree.
Una simple lista confirma la intuición de que Francisco es difícilmente el primer Papa en aventurar las novedades que presenta casi a diario en su forma más cruda, sin adornos:

  • ¿Ecumenismo desenfrenado? Nadie jamás ha superado a Juan Pablo II en ese departamento. Como declaró en Ut unum sint, “ecumenismo” – una palabra completamente extraña para el vocabulario de la Iglesia antes de 1962- “no es sólo una especie de ‘apéndice’ que se añade a la actividad tradicional de la Iglesia. Por el contrario, el ecumenismo es una parte orgánica de su vida y trabajo, y por lo tanto debe impregnar todo lo que ella es y hace…” Fue Juan Pablo II quien otorgó cruces pectorales a falsos obispos anglicanos, y fue él quien participó por primera vez en las liturgias conjuntas con ministros protestantes, recordando en Ut unum sint “la reunión de oración, también celebrada en la basílica de San Pedro, en la que me uní a los arzobispos luteranos, los primados de Suecia y Finlandia, para la celebración de las Vísperas…”
  • ¿El diálogo interreligioso? Los eventos en Asís de Juan Pablo II son el vértice de esa novedad escandalosa. Nada de lo que Francisco ha hecho, ni siquiera su ridícula “Oración por la Paz” con judíos y musulmanes en los jardines del Vaticano, o ni siquiera aún el más ridículo partido de fútbol para la paz, se acerca a Asís 1984 y 2002 por valor de conmoción.
  • ¿Torcer las Escrituras para adaptarse a las nociones modernistas? Fue Juan Pablo II, por ejemplo, por todos conocido que redujo la enseñanza de san Pablo sobre la autoridad del esposo sobre la familia a un mero artefacto cultural “profundamente arraigado en las costumbres y la tradición religiosa de la época”-“Que las mujeres estén sujetas a sus maridos, como al Señor: Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia “(Ef 5 22-23)-, pero que ahora es “para entenderse y llevarse a cabo de una manera nueva: como una “sumisión recíproca en el temor de Cristo”, citando Ef 5 21 que no tiene nada que ver con la relación marido-mujer, sino más bien con los cristianos en general, siendo “sometidos unos a otros” en la caridad.
  • • ¿Indiferentismo religioso? Fue nada menos que Juan Pablo II, en la Redemptoris missio, que sonó el tema post-conciliar: “diferentes pueblos, culturas y religiones son capaces de encontrar un terreno común en la única realidad divina, cualquiera que sea su nombre”. ¡No importa el nombre! Está todo bien.
  • ¿Papas visitando sinagogas? Juan Pablo II fue el primero, el segundo Benedicto XVI. Francisco termina un pésimo tercero en esa contienda de novedad.
  • ¿Papas visitando mezquitas? Juan Pablo II lo hizo primero, seguido por Benedicto XVI, que establece “un nuevo record papal” para visitas a mezquitas: dos veces en siete años.
  • ¿Qué hay de los Papas que visitan las iglesias luteranas y participan en una liturgia? tanto Juan Pablo II como Benedicto XVI han estado allí y lo han hecho mucho antes de que Francisco llegara de Buenos Aires.
  • Sin duda, la “exclusiva” entrevista de prensa papal se origina con Francisco? No, tanto Juan XXIII y Pablo VI fueron pioneros de esa innovación.
  • ¿Qué hay de la rueda de prensa papal en el aire? Benedicto XVI lo hizo por primera vez en 2007 y nuevamente en 2010.
  • ¿Ambientalismo papal entonces? Aquí Juan Pablo II venció a Francisco al menos con 24 años, acuñando la frase misma “crisis ecológica”, seguido por Benedicto XVI, quien declaró (en el fino estilo bergogliano) que la “crisis ecológica muestra la urgencia de una solidaridad que acoja tiempo y espacio…”
  • ¿Y qué tal con los abusos litúrgicos papales? Ni siquiera la misa partido de bingo del papa Francisco en la playa de Río superó a los repelentes espectáculos litúrgicos sobre los que Juan Pablo II y Benedicto XVI presidieron en sus diversos viajes.

Podría seguir, pero sin duda el punto está hecho: Francisco sigue los pasos de sus predecesores inmediatos, continuando a lo largo de la trayectoria descendente de los últimos cincuenta años, a los que Benedicto XVI hizo un esfuerzo para invertir pero que Francisco ha regresado con renovada determinación de continuar por la pendiente directo al abismo que ahora se cierne ante nosotros.
Como señalo anteriormente, sin embargo, hay una diferencia verdaderamente sustancial entre Francisco y los otros Papas conciliares.
Todos sabemos lo que es: el asombroso e implacable intento de Francisco para subvertir en el nombre de la “misericordia”, la enseñanza de la Iglesia y la disciplina sacramental sobre el matrimonio, la familia y la moral sexual en general. Es Francisco solo –desestimando la enseñanza contraria, incluso de sus dos predecesores inmediatos-  que ha puesto en marcha la “batalla final” de la que sor Lucía de Fátima, hablando a la luz del tercer secreto, advirtió al cardenal Caffara, uno de esos prelados conservadores insolentes  que “dicen no a todo” – queriendo decir no a la tolerancia institucionalizada de uniones sexuales inmorales en la Iglesia.
Es aquí, con Francisco, donde encontramos algo realmente nuevo y aterrador, incluso en medio de lo que el cardenal Ratzinger admitió es un “proceso continuo de decadencia” desde el Concilio. “Soy por naturaleza ajeno (inconsciente), y por lo tanto sigo adelante”, informó Francisco airosamente a un grupo de estudiantes en el Vaticano el pasado mayo. Pero a este Papa ajeno -y aquí podemos, sin embargo irónicamente, defenderlo también- tenemos una deuda de gratitud. Su torpe enfoque brutal para conseguir lo que quiere ha despertado algunas voces potentes de la oposición que, a su vez, están despertando a otros que hasta ahora han permanecido en silencio o somnolientos en vista de un ultraje tras otro.
Francisco simplemente ha ido demasiado lejos. Él ha mostrado a todos los que no se han cegado intencionalmente lo que los tradicionalistas han visto desde el principio: que la “renovación conciliar” va a terminar en la disolución de la religión católica, si eso fuera posible, afirmando incluso la enseñanza de la Iglesia sobre los preceptos negativos de la ley natural. Por lo tanto, como informa LifeSiteNews, no menos que monseñor Michel Schooyans, un asesor cercano a Juan Pablo II y hombre de confianza del papa Benedicto XVI, “ha emitido una seria advertencia sobre la trayectoria actual de la Iglesia católica”.
¡Más vale tarde que nunca! En un artículo de Schooyans que Lifesite ha ofrecido en su página web, declara lo que los tradicionalistas han estado diciendo desde que se anunció por primera vez: que el Sínodo sobre la Familia “ha revelado… un profundo malestar en la Iglesia” que implica “recurrentes debates sobre la cuestión de los vueltos a casar, los divorciados, los modelos de la familia, el papel de la mujer, control de la natalidad, la maternidad de alquiler, la homosexualidad, la eutanasia “Sin nombrar a Francisco, Schooyans admite la amenaza que su pontificado imprudente plantea:”la Iglesia es desafiada en sus propios cimientos”. ¡Desafiada por el Papa!

Schooyans lamenta “el retorno de la casuística, que se cree permite a los moralistas examinar y resolver los asuntos de conciencia. Ciertos moralistas tienen la intención de ofrecer soluciones que agradan a los que pueden recurrir a su conocimiento superior. Entre los casuistas de ayer y de hoy, los principios fundamentales de la moral son eclipsados por las opiniones (con frecuencia divergentes) pronunciadas por estos peligrosos asesores espirituales. “Él esboza el lamentable estado de la Iglesia bajo el reinado de misericordia sin precedentes de Francisco” -de nuevo sin nombrarlo, como si no supiéramos:

“Progresivamente, las normas de comportamiento que proceden de la voluntad del Señor y transmitidas por el Magisterio de la Iglesia están languideciendo en declive. En consecuencia, la valoración moral de los actos puede ser modificada. No contentos con bajar el tono de esta evaluación, los casuistas [escogidos a mano y dirigidos por Francisco] desean transformar la ley moral en sí. Esta será la tarea de los casuistas, confesores, asesores espirituales y, en ocasiones, los obispos [seleccionados por Francisco para apilar el Sínodo y ahora la promoción de la comunión para los adúlteros públicos].
“Todos deben tener una preocupación por complacer…. Con el fin de complacer, el asesor espiritual tendrá que suavizar el rigor de la doctrina transmitida por tradición [como Francisco constantemente está demandando en sus ataques incesantes al “rigorismo”]. El pastor tendrá que adaptar sus palabras a la naturaleza del hombre, cuyas pasiones naturalmente lo conducen al pecado [como Amoris Laetitia propone en su discusión de ” integrando la debilidad” en el capítulo 8]. De ahí el descenso progresivo de las referencias al pecado original y la gracia [totalmente ausente en la discusión de la conducta sexual de Amoris Laetitia].
“La influencia de Pelagio (un monje de origen británico) es evidente: el hombre debe salvarse a sí mismo y tomar su destino en sus propias manos. Contar las formas de la verdad no forma parte de la función de la casuística, que deben cautivar, presentar una línea de argumentación que sea interesante, que se gane el  favor, que haga fácil la salvación, que deleite a aquellos que aspiran a tener prurito en el oído (2 Timoteo 4  3) [saltos de párrafo y énfasis agregado]”
Incluso más puntualmente, Schooyans esboza el programa que Francisco está fomentando a través de AL, cuyas ambigüedades fueron claramente diseñadas para comenzar el proceso que Schooyans describe:
“Los neo-casuistas [Francisco y compañía] muestran un gran interés en los casos de las personas divorciadas que están ‘vueltas a casar’.  Al igual que en otros casos, las diferentes etapas de su enfoque son un buen ejemplo de la táctica del salami.  De acuerdo con esta táctica, lo que uno nunca cede en su conjunto se concede trozo a trozo. Así que vamos a seguir el proceso.
“Primera rebanada: En el punto de partida nos encontramos, por supuesto, las referencias a la enseñanza de las Escrituras sobre el matrimonio y la doctrina de la Iglesia sobre esta cuestión [las “partes buenas” de AL] “.

“Segunda rebanada: Se hace hincapié en las dificultades para “recibir” esta enseñanza”.
“Tercera rebanada, en la forma de una pregunta: ¿Está una persona divorciada ‘vuelta a casar’ en un estado de pecado grave? [No siempre, significando casi nunca, de acuerdo con el capítulo 8 de AL]”.
“La cuarta rebanada consiste en la entrada en la escena del asesor espiritual, que le ayudará a las personas divorciadas ‘vueltas a casar’ a “discernir”, es decir, elegir lo que más les convenga en su situación. El consejero espiritual, ha de mostrarse comprensivo e indulgente.  Debe demostrar compasión, pero ¿qué compasión?”.
La casuística en efecto, cuando se emprende una evaluación moral de un acto, la preocupación por la compasión debe tener prioridad sobre la evaluación de las acciones que sean objetivamente malas: El asesor debe ser indulgente, adaptarse a las circunstancias [Todo el tema de AL y el pontificado bergogliano en general]”.
Con la quinta rebanada de salami, cada individuo será capaz de discernir, personalmente  y con plena libertad de pensamiento, lo que le convenga [Citando AL, 303. ‘Lo que por ahora es la más generosa respuesta que se puede dar a Dios… aunque aún no plenamente el ideal objetivo’.]” [saltos de párrafo y énfasis nuestro].
Irónicamente, aunque como es lógico  lo que Schooyans describe involucra tres de las mismas cosas que Francisco condena constantemente en los demás: el neo-fariseísmo, neo-casuística y, lo más irónico de todo “neo-pelagianismo”.  Pero, por decirlo tan maliciosamente como es posible, en defensa de Francisco podemos estar agradecidos incluso por el “don” de la crudeza y la duplicidad santurrona de su demagogia religiosa. Desacreditándose, él mismo contribuye a desacreditar a la revolución post-conciliar que cree que puede llevar a su extremo final por la escarpada de abuso de su autoridad.
Francisco, podemos esperar y rezar, está deshaciéndose a sí mismo. Y si nuestras oraciones por su cambio de corazón no reciben la respuesta que esperamos, nos corresponde al menos a nosotros reconocer el bien que Dios está atrayendo de sus errores, desde cada Flub en los canales de MA y MF del pontificado más ruidoso en la historia de la Iglesia católica.
Christopher A. Ferrara
[Traducido por Rocío Salas. Artículo original en The Remnant

Traducción vista en Adelante la Fe.

2 replies »

  1. Tiene todo esto claro y aún piensa que Bergoglio- y sus antecesores conciliares- es realmente un pontífice? Ese es el concepto de Jesucristo que tiene?… pues sí, es un gran cómplice. Todo el arco seudocrítico es tremendamente cómplice de Bergoglio. El apoyo crítico, del que dice saber y reconocer los errores pero… pero… reinterpetemos y bla, bla, bla, es VITAL para el mantenimiento del conciliarismo. Capta a los conciliares que podrían reconocer al fin la miseria de la secta. Así no lo ven, dicen, ea, aún quedan católicos, aquí y allá, es cuestión de un tiempo, nada más, ya vendrán papas mejores…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s