ALL POSTS

BENEDICTO XVI “TRADICIONAL”


Benedicto XVI tradicional …

 
 

“Apenas necesito recordarle lo impresionado que yo estuve en Cuba al ver la forma en que Raúl Castro desea llevar a su país a un nuevo camino, sin romper con el pasado inmediato.” – B enedict XVI

“La obediencia a mi sucesor siempre ha sido incuestionable. Ahora hay una sensación de profunda comunión y de amistad. En el momento en que fue elegido sentí, como muchos otros,  un sentimiento espontáneo de gratitud hacia la Providencia. Después de dos Pontífices de Europa Central, el Señor puso sus ojos en la Iglesia universal y nos invitó a una comunión más amplia, más católica. Yo personalmente me sentí profundamente conmovido desde el principio por Francisco ‘por su extraordinaria calidez humana hacia mí. Trató de ponerse en contacto conmigo por teléfono justo después de su elección. No fue capaz lograrlo pero lo intentó de nuevo inmediatamente después de la reunión con la Iglesia universal desde el balcón de San Pedro y él me habló de una manera muy cordial. Desde entonces, él me ha dado el regalo de una maravillosa y paterna relación fraternal. A menudo recibo pequeños regalos suyos, cartas escritas en persona. Antes de emprender cualquier viaje importante, el Papa siempre viene a visitarme. La bondad humana que me ha mostrado es para mí una gracia especial en esta fase final de mi vida, por la que sólo puedo estar agradecido. Lo que dice de ser cercano a otras personas no son sólo palabras. Los pone en práctica conmigo. Puede que a su vez él sienta la bondad del Señor todos los días. Por esto, yo oro por él al Señor “. – B enedict XVI

fuente: La Stampa, “profunda comunión y amistad con Francisco” de Ratzinger 
Lamentablemente, hay quienes creen que Benedicto XVI no renunció al papado debido a los errores gramaticales en su renuncia. Estas personas también creen que Benedicto es amante de todas las cosas tradicionales en la fe católica, per no podrían estar más lejos de la verdad. Algunos creen que Benedicto es el papa de quien  se habla en la revelación privada de Fátima y están a la espera, incluso con ansiedad de que Benedicto consagre Rusia al Inmaculado Corazón. La realidad es que Benedicto XVI fue un modernista que estaba bajo sospecha de herejía por el Santo Oficio antes del Vaticano II y lo sigue siendo.  Benedicto ha hecho muchas declaraciones públicas (en entrevistas, cartas, y en un discurso) diciendo que ya no es papa. La negación de la realidad no es un río que fluye a través de Egipto, sino que es un estado de ánimo de aquéllos que se niegan a ver la verdad de la situación tal como es.

Benedicto XVI renunciópara no ir a Río y a la JMJ

Relacionado:

¿Qué otras bombas contiene este libro?
 

 

De Call me Jorge

Anuncios

8 replies »

  1. Les envío este artículo, escrito hace casi dos meses, por si usted considera que merece ser publicado, aunque al final hay un añadido. Si lo leen despacio seguro que comprenderán la importancia de sus reflexiones y aunque no estén de acuerdo, sí espero que vean que está escrito por alguien que se confiesa católico hasta las mismas entrañas de su ser y que lucha honestamente por esclarecer la verdad. Soy una persona totalmente independiente (no pertenezco a ningún grupo), soy seglar, español, muy estudioso y dentro de poco intentaré esclarecer todo lo que está pasando a nivel mundial, con una amplitud y profundidad que yo no he visto por ninguna parte.

    Este es el artículo:
    Bergoglio y Benedicto XVI ¿Quién nos hace sufrir más?
    A estas alturas, ya todas las posturas deben estar decantadas sobre quien es en realidad el Señor Bergoglio, aunque confieso que yo lo ví desde el primer día. Ya deberíamos estar vacunados de este hombre, porque sabemos que no tiene remedio y no debería hacernos sufrir más. Quien nos hace sufrir es Benedicto XVI, precisamente porque este, sí es verdadero Papa y nos merece todo el respeto de quien es Vicario de Cristo.
    Son sus contradicciones lo que nos hace sufrir, como cuando dice que dejó el papado sin ninguna coacción por parte de nadie, cuando todos sabemos que la mafia de San Galo conspiró permanentemente por su deposición. Y si Benedicto XVI estuviera en la inopia, que no lo creo, el mismo Cardenal Danneels, uno de sus componentes, lo confesó con todo descaro, para que a nadie le quepa duda. Yo quiero pensar que Benedicto no miente, porque lo considero un hombre de fe verdadera y un hombre moralmente íntegro. Pero entre lo que él dice y los hechos hay una gran contradicción, que hoy por hoy, no estamos en condiciones de resolver.

    Mucho peor todavía que lo anterior, es el apoyo de Benedicto XVI al que se autodenomina Francisco (lo digo así porque para mí, solo es el señor Bergoglio), cuando hasta los mas lerdos en cuestiones de fe, ven en este hombre, un monstruo execrable que solo está haciendo un daño infinito a la Iglesia. ¿Cómo un hombre con la sabiduría de Benedicto puede hacer semejante declaración? Esto nos hace mucho más daño, y nos confunde más que todos los males juntos de Bergoglio. Por eso me gustaría que este escrito lo leyera el mismo Benedicto, para que sepa lo que nos está haciendo sufrir a los que buscamos la verdad con todas las consecuencias.
    Considero a Benedicto XVI, lo mismo que a Henri de Lubac, un modernista moderado. Pero un modernista moderado no tiene por qué ser hereje, aunque también los hay, como el caso de Hans Urs von Balthasar. Lo que quiero decir, es que los modernistas moderados no saben teologia verdaderamente científica, y lo mismo pueden hacer escritos muy acertados, que pueden decir montones de tonterías o disparates porque no tienen conciencia siquiera de lo que es la sabiduría teológica, y eso los hace muy atrevidos a veces. Este es el caso de Ratzinger teólogo y después Papa. Yo lo considero un hombre de fe y me consta que cree con toda claridad en la trascendencia de Dios, en la divinidad de Cristo y en la presencia real de la Santa Eucaristía. Todo esto lo legitima como Papa. Yo apruebo casi todo lo que hizo como Papa, pero todo acabó el dia que anunció su renuncia al papado. Este es el mayor disparate que se ha cometido en la historia de la Iglesia y no valen excusas porque después ha demostrado estar perfectamente lúcido. En aguantar hasta el final, Juan Pablo II fue todo un héroe digno de admiración. Incluso si el papa estuviera como el científico Hawking, inerme en una silla de ruedas, podría gobernar la Iglesia, dando las instrucciones a través de unas teclas. Entonces ¿Por qué dejó el papado, si no fue forzado y estaba perfectamente lúcido?
    Si todo esto ha sido así, todo se vuelve contra él, al introducir en la Iglesia al mayor monstruo de su historia. Señal de que lo que hizo no es de Dios y para que no falten dudas, el mismo día de la renuncia, cae un rayo sobre el Vaticano, como si se tratara de una hierofanía de proporciones bíblicas.
    Ratzinger junto con Juan Pablo II, hizo la famosa “Instrucción sobre la teología de la liberación” que fue una obra maestra, por su sabiduría y su contundencia, escrita con un espíritu totalmente antitético al magisterio espúreo de Bergoglio. En cambio en otros aspectos, al contrario de lo que muchos dicen y lo siento por sus admiradores, Ratzinger dice cosas que indican que no sabe ni lo que es la teología. Todo esto le ocurre por ser adepto de pseudoteólogos como Romano Guardini, un hombre que quiso renovar la teología en contra de la escolástica, adaptándola a la filosofía moderna, quitándose el traje eclesiástico y haciendo excursionismo con jóvenes con los que profanaba la Eucaristía. Todo esto más que una renovación era una decadencia. Y ya va siendo hora de despejar el campo teológico y desenmascarar a los que tanto daño han hecho a pesar de un inmerecido prestigio.
    En el discurso de su renuncia, al único autor que cita Benedicto, es precisamente a Guardini y seguro que con la intención de manifestar, en un momento tan solemne como era su despedida como Papa, que era su principal referencia teológica.
    Confieso que muchos de los escritos de Ratzinger me aburren y se me caen de las manos, porque no veo en ellos más que una charlatanería decadente e insulsa. Quizás su renuncia no refleje más que eso, a un hombre decadente, y tanto que ha llegado a la osadía del tan execrable acto de la renuncia, que Dios ha permitido y del que con toda seguridad, a la larga sacará un mayor bien. Porque todo esto eso tenía que pasar y ocurrió cuando la Iglesia llegó a un estado de decadencia tal, que un dia llegó un Papa igual de decadente, hasta el punto de renunciar, abriendo el paso al Anticristo.
    Benedicto quiere creerse a sí mismo, que su renuncia se debió al Espíritu Santo y que fue correcta. Pero tiene un gran prejuicio en reconocer la realidad en la que ha metido a la Iglesia, por su propia responsabilidad, algo terrible. Que Dios se apiade de él, porque seguro que no lo ha hecho con mala intención, porque yo lo tengo por un buen hombre y como Papa que todavía es, le amo y le animo a que nos saque de la mortal decadencia, en que nos ha metido.
    El 9 de Septiembre de este mismo año será lanzada en forma de libro, la entrevista concedida al periodista alemán Peter Seewald, será el tercer libro-entrevista, uno como Ratzinger, otro como Papa y este último como Papa emérito (voy a hacer esta vez una concesión a la galería). En el mismo nos habla de todo lo ocurrido con respecto a su renuncia y su defensa del autollamado Papa Francisco.
    No descarto que sea un gran acontecimiento, en el sentido que ya tendremos toda la información para que todas las cartas estén echadas sobre la mesa y empiece el verdadero y trascendental combate por la causa de Dios que nos espera.
    Por ese tiempo, yo también espero lanzar un extenso libro, desenmascarando al impostor y destructor Bergoglio.
    Bendito sea Dios y su Santo Nombre.
    Penthos 9-julio-2016

    A nivel hipotético (pues no tengo ninguna prueba de que Benedicto XVI esté mintiendo). Yo no creo que Benedicto sea tan cobarde como para hacerle mentir, porque le hayan amenazado de muerte a él mismo o a personas muy allegadas a él. Ante una cosa así creo que escogería ser mártir o la muerte de unos pocos. Pero lo que sí es posible que haya ocurrido, es algo muy diferente, lo intento explicar: puede ser que los Servicios Secretos que le rodean, vaticanos e italianos, le hayan advertido de la grave amenaza terrorista islamica que se cierne sobre el Vaticano provocando su destrucción y con unas consecuencias devastadoras e impredecibles para toda la Iglesia. Todo esto le debe sonar mucho a Benedicto XVI, por el secreto de Fátima, como para tomarse tal advertencia con toda seriedad.
    Pero a continuación le han podido decir, “si no ocurre esta terrible tragedia, es porque nuestros servicios de seguridad (por supuesto complotado con la CIA), está impidiendo que ocurra. Así que os estamos salvando la vida, a usted y a la Iglesia entera”.
    “Y aun mas, como consecuencia, si usted no se doblega a lo que vamos a pedirle, simplemente dejamos de proteger al Vaticano y aténganse a las consecuencias”. “Pues se está usted desviando del camino marcado por el Concilio Vaticano II, con la apertura a la Misa de San Pio V y a los lefebrianos (esta era autentica, no como la de Bergoglio que es una trampa del diablo), por dar a conocer aunque sea en parte el secreto de Fátima, porque has nombrado por tu cuenta un Secretario de Estado, sin contar con la curia” (dominada por la masonería), etc. “Se ha portado usted muy mal Benedicto y debes renunciar. Pero no solo eso, sino que debes apoyar al nuevo Papa cuando sea nombrado. Si usted no se porta bien, ya sabe lo que le espera a usted y a toda la Iglesia”.
    Esto es lo que se podía llamar “chantaje indirecto”. Los verdaderos conspiradores se lavan las manos y el chivo expiatorio seria el Islam (que es para lo que se inventó en el siglo VII). Una maniobra magistral.
    No tengo ninguna prueba de esto, pero es algo perfectamente verosimil y que podría explicar que Benedicto XVI esté mintiendo.
    Muchas gracias MOIMUNAN. Te dije que no iba a escribir más de momento, pues estoy muy ocupado, pero esta vez he caído en la trampa porque este tema es extraordinariamente importante y por sus interesantes y provocadores artículos.
    Penthos 29-VIII-2016

    Me gusta

  2. Ratzinger, el impostor, es el último de la lista (¿de rabinos vaticanos?). Padre Luigi Villa. La secta de la estrella de seis puntas, de renfhan o satanas. San Esteban, los denunció. Teosofia luciferina. La masonería sirve al diablo y es una religión, son los DEICIDAS, que imponen la canción de Imagine porque desean un gobierno mundial no de amor, ni paz, y si de esclavitud, es su geneisis servirlos a “ellos”..El kahal de oro y la historia del anticristo. es su naturaleza diabólica bien marcada, en los que el Señor dice dos veces estarán afuera. Perros, pervertidos sexuales, sodomitas, hechiceros, magos cabalistas, embusteros, deicidas y homicidas canibales y bebedores de sangre y que comen carne humana en sus sacrificios a satan.Esos son los del gobierno secreto del nuevo orden mundial.

    Querían Argentina y la tienen, al menos hubiesen disimulado y no engañado con el día de la muerte de Juan Pablo II y la fiestita del fin de semana largo illuminatti, del año 2011, viernes sagrado mason, casan a la bestia, el dia de satan o sabado pasean al muerto, y el domingo encuentran a su salvador Mr. laden agente de serv americanos,.fue muy claro, a quienes sirven y por que. El paso siguiente fue destruir Libia. y Asi la dejaron, los hijos.san Juan VIII. Cuanta maldad.

    Los dos peores de la ramera de babilonia son Montini o Pablo 6 y Ratzinger en funciones como Benedicto 16. Con el daño que has hecho vaticano con su corona británica y sus logias de la ramera de Babilonia todo para unir el mundo para imponer una autoridad mundial que es del hijo de perdición o anti-cristo.

    La city de la hydra de Londres es propiedad del vaticano y de su maligna corona. Lucis trust, share internacional y cuanta secta propaguen hasta el siniestro Ravi Shankar, el guru importado de India para re-programar y dañar aun más a hispanoamerica. como si nada les fuera suficiente con sus logias y sectas diabolicas.

    De ahi que no desean la ley anti-sectas, porque se les terminan sus celebraciones, donde estan involucrados las más altas autoridades.del mundo y de sus medios de propaganda. La guerra contra Dios y contra la Iglesia fiel.

    Es lo que le falta completar a este video del gobierno mundial de la hydra en funciones. o Babilonia la grande y la madre de las rameras. Apocalipsis XVII y XVIII.

    Dios, nos libre. Gracias al curato Fiel. La perfida ramera, ya está condenada por Dios, y anatemizada por el Verdaderos sucesores de san Pedro, la llave de san Pedro es asi.

    Gracias a S.S. LEON XIII. nuestro más santo.Y si es deseo del Señor que las sandalias de San Pedro, regresen a Roma, que así sea.

    Me gusta

  3. Y como dato histórico que seguramente muchos desconocen, cuando la hydra vendía armas caras y que no funcionaban en la guerra de Malvinas, Libia que sabia la guerra que se libraba contra el imperio mundial ,vendía armas que funcionaban y gratuitas.

    Tal vez pago el precio por hacerlo y gracias a investigadores de masonerías es que fue posible descubrir la gran injustica comentida en Francia con los pobres caballeros de Cristo. Los templarios que guardaban secretos y fue solo para robarles sus riquezas, y combustible para seguir destuyendo el mundo. Un grupo fue condenado y obligado a declarar bajo tortura, y asesinados, los amigos de ellos no.

    El Papa Clemente V, que los temía, los absolvió de cargos que solamente bestias en esos tiempos pueden inventar. Los caballeros transportaban la verdadera sabana santa, que las logias diabolicas guardan bajo muchas llaves, y a eso le llaman adoraban y decian que los caballeros eran sodomitas e idolatras, y que adoraban a un idolo o el diablo. Decir que la masonería se inicia con los caballeros del Señor que detestan hasta hoy, es otra de las fabulas satanicas y masonicas.
    Toda la sangre recae, sobre la perversa nación, asi ellos lo decretaron porque el Cesar es su unico Dios. Será Justicia del Señor y Asi sea. Gracias nuevamente. y especialmente a los pobres devotos y fieles Caballeros de Christo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Respecto a lo de los templarios, casi lo mismo les sucedió a los Jesuitas en el siglo XVlll cuando otro Clemente los censuró, clausuró y persiguió. Fue el segundo golpe maestro del demonio contra la lglesia. Y fijémonos como se decantó el siglo XVlll: masonería y anticristianismo de la peor sustancia (que luego fue a repetirse casi 200 años después durante los eventos que sucedieron a la WWl, Revolución bolchevique y lo que siguió después hasta el CVll). Los jesuitas no obstante fueron corrompidos a la médula por elementos infiltrados. Fue una lamentable coincidencia que Pedro Arrupe -sobreviviente del holocausto ritual judio de Hiroshima- fuese quien llevase las riendas de la Orden cuesta abajo, deshonrando el legado de San lgnacio de Loyola. Los Jesuitas hoy son otra tuerca del mundialismo. Que pesar.

    Me gusta

  5. La masonería se agarra de cualquier cosa para explicar sus orígenes y confundir a legos fuera de las sectas como a sus propios iniciados, que no deben saber a quien sirve la masonería, y quienes son sus fundadores: que son “LAS SECTAS JUDAICAS O LA Bbnai brith’ ” nacida las sectas y sus diversas ramificaciones en 1717 con la constitución de Anderson, para cooperar al objetivo judaico que es la imposición del anti-cristo, su “mesias”.. Su organización interna dicen los Grandes Maestros Masones que deriva de las corporaciones de obreros de la construcción de la edad media, como de los caballeros templarios, todo eso es falso. Su fuerte cohesión interna, es una remeda de la colectividad judía; pero que a diferencia de esta cuyos elementos cohesivos son la raza, la religión, la lengua, las costumbres, la cultura, la tradición, los masones se mantiene fuertemente unida por dos componentes: El dinero o la riqueza y la amenaza de muerte a los que abandonan la secta o develan secretos. . http://www.catolicosalerta.com.ar/libros/francmasoneria-sinagoga-satan.html Vean este libro que les subo y diganmen después si estoy equivocado. Saludos desde Argentina.

    Me gusta

  6. No hay que equivocarse aquí. Un Papa verdadero, jamás mentiría de esa forma, tendrían que matarlo. Jamás diría, bajo ninguna coacción, lo que Ratzinger dice. Ratzinger no fue ningún tipo de Papa, sino que es otro más de la serie de la impostura conciliar. Todos ellos siguieron el camino conciliar, y fueron, sea con zapatitos rojos o negros, a perpetrar el falso ecumenismo condenado por la Santa Iglesia Católica. Y siguieron con la impostura de la falsa misa y los falsos conceptos de un concilio herético. Es la igualación masónica de todas las religiones, y lamentablemente, se han unido las logias con los temerosos y timoratos idólatras de los falsos papas. Es vergonzoso, pero vergonzoso incluso a nivel humano, desde todo punto de vista imaginable. Hoy se reclama un moralismo, un mero moralismo de observancias semejantes a las católicas, pero con una diferencia esencialísima: ya el centro, que es Jesucristo, que es la Verdad, ha sido desplazado en su mente apóstata. La herejía, la apostasía, ANULA cualquier cumplimiento moral.. Por Dios, dejen de una vez esa superstición de un Papa verdadero y uno falso. Aquí no hay Papa alguno. Lo digo en amor a la Verdad.

    Me gusta

  7. Sr. Penthos,

    La herejía es un pecado muy grave, que conlleva la pérdida de la fe. Y el modernismo es mucho más que una herejía: el Magisterio de la Iglesia lo define como un conglomerado de errores teológicos y filosóficos (evolución del dogma, falsa interpretación de las Escrituras, negación de lo sobrenatural, agnosticismo, inmanentismo, etc.). Esta herejía destruye la doctrina católica casi por completo. Por esta razón San Pío X la definió como “la suma de todas las herejías”, porque debido a sus propiedades corrompe la esencia misma de la fe católica.

    Usted dice que Ratzinger es un “modernista moderado”, y es cierto. Cualquier católico que haya examinado sus escritos y conozca lo que es el modernismo, no puede negar eso. Sin embargo, el modernismo “moderado” sigue siendo una negación grave de la fe. Usted mismo cita en su comentario a Balthasar, modernista “moderado”, amigo y colaborador de Ratzinger. Ese hombre, en su “moderación”, afirmaba que el infierno posiblemente está vacío…

    Quien conoce las obras y el “magisterio” de Ratzinger, sabe que él no cree muchas enseñanzas de la Iglesia, en el sentido en el que ella siempre las ha creído. Esto se ve muy claro en su concepción del Magisterio de la Iglesia, y en la noción misma que él tiene de la verdad: para él las enseñanzas inmutables e infalibles de la Iglesia pueden cambiar con el paso del tiempo, llegando a contradecirse a sí mismas. Esto lo ha afirmado él claramente al hablar de la libertad religiosa y de otros errores del “Concilio” Vaticano II, que previamente habían sido condenados infaliblemente por la Iglesia. Él justifica la ruptura del Magisterio alegando la llamada “reforma de la continuidad”: la doctrina católica estaría condicionada por el contexto histórico en el que fue definida, de modo que debe ser reinterpretada según los tiempos presentes, aunque dicha interpretación nueva contradiga lo que siempre ha enseñado la Iglesia. Así es como él justifica el hecho de que el Vaticano II contradiga casi palabra por palabra el Syllabus de Pío IX, que es magisterio infalible, y por tanto irreformable. No en vano él definió el Vaticano II como un “contra-Syllabus”.

    Pueden citarse muchos ejemplos de negaciones del Magisterio en Ratzinger, presentes en sus obras y en sus enseñanzas como “papa”:

    – Ecumenismo y libertad religiosa (contrarios al Primer Mandamiento);

    – Negación del valor satisfactorio de la muerte de Cristo en la Cruz;

    – Falsa noción de la misericordia divina (él comparte la visión de Bergoglio);

    – Falso concepto de justicia divina;

    – Falso concepto de la resurrección de Jesucristo, atribuyendo a este dogma un sentido diferente del que tiene;

    – Negación de la infalibilidad de los evangelios sinópticos, y del valor histórico de los mismos;

    – Negación del valor infalible de las condenaciones del Concilio de Trento;

    – Negación del valor infalible de las condenaciones del Syllabus;

    – Negación del valor infalible de la condenación del modernismo (enseñanzas de “Pascendi” y “Lamentabili” de San Pío X). Para él dichas condenaciones son, en palabras suyas, “disposiciones transitorias”;

    – Negación del dogma del primado del Papa, atribuyéndole un significado distinto del que tiene;

    – Noción falsa de la evolución del dogma (las verdades definidas cambian con el tiempo, pudiendo incluso llegar a contradecirse);

    – Dudas acerca del concepto de presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento, tal como siempre fue enseñado por la Iglesia;

    – Apoyo a los errores litúrgicos introducidos en la “Nueva Misa”.

    – Etc.

    Seguramente podrían darse más ejemplos de errores en Ratzinger. Ahí están sus obras “Jesús de Nazaret”, “Introducción al Cristianismo”, “Teoría de los principios teológicos” (las tres disponibles gratuitamente en Internet). Ahí están sus “encíclicas”, sus discursos, sus homilías, donde cita y sostiene los errores del Vaticano II.

    Quienes conocen la doctrina de la Iglesia, y no han sucumbido al modernismo, saben que estos ejemplos son ciertos. Sólo hay que leer esos documentos.

    En una de sus últimas entrevistas, concedida al “teólogo” jesuita Jacques Servais en octubre de 2015, Ratzinger afirmó la herejía de la evolución de los dogmas. Esto es lo que dijo:

    “No hay duda de que en este momento nos enfrentamos a una profunda evolución del dogma. Los Padres y teólogos de la Edad Media que podían ser de la opinión de que la sustancia de toda la raza humana se había convertido en un católico y que el paganismo existe ahora solo en los márgenes, el descubrimiento del Nuevo Mundo en el comienzo de la era moderna ha cambiado radicalmente las perspectivas.

    “En la segunda mitad del siglo pasado se ha afirmado plenamente el conocimiento de que Dios no puede dejar ir a la perdición a todos los no bautizados y que incluso una felicidad puramente natural para ellos no representa una respuesta real a la cuestión de la existencia humana.

    “Si bien es cierto que los grandes misioneros del siglo XVI todavía estaban convencidos de que los que no son bautizados están perdidos para siempre, esto explica su compromiso misionero, en la Iglesia Católica después del Vaticano II tal convicción fue finalmente abandonada.”

    Él dice claramente que la doctrina que siempre se sostuvo en relación con la pertenencia a la Iglesia, ha evolucionado (textualmente dice: “no hay duda de que en este momento nos enfrentamos a una profunda evolución del dogma.”). Y reconoce que esa ruptura con la enseñanza verdadera se produjo con motivo del “Concilio” Vaticano II, “concilio” que él realizó, y del que es uno de sus más firmes defensores (él se ha encargado de aplicarlo en estos últimos 50 años).

    En dicha entrevista también mostró su conformidad con la noción de falsa misericordia de Bergoglio:

    “Sólo donde hay misericordia acaba la crueldad, terminan el mal y la violencia. Francisco está totalmente de acuerdo con esta línea. Su práctica pastoral se expresa en el hecho de que continuamente nos habla de la misericordia de Dios. Es la misericordia que nos mueve hacia Dios, mientras que la justicia nos aparta de su lado. En mi opinión, esto pone de manifiesto que, bajo la apariencia de la seguridad del hombre mismo y su justicia de hoy se esconde un profundo conocimiento de sus heridas y su indignidad ante Dios. Él está esperando la misericordia. ”

    Y aunque pueda parecer difícil de creer, también insinuó que Dios es en parte culpable de los pecados de los hombres. Esto es lo que dijo:

    “En primer lugar quiero destacar una vez más lo que escribí en Communio 2000 sobre la cuestión de la justificación. Para el hombre de hoy en día, en comparación con el tiempo de Lutero y la perspectiva clásica de la fe cristiana, las cosas son a la inversa, es decir no existe el hombre que cree que necesita la justificación ante Dios, sino que él cree que Dios está obligado a justificar porque de todas las cosas horribles en el mundo frente a la miseria humana, todas las cosas en última instancia dependen de él.

    “En este sentido, me parece significativo el hecho de que un teólogo católico asuma de manera directa y formal tal inversión: Cristo no habría sufrido por los pecados de los hombres, sino que más bien sería por así decirlo, ha cancelado la culpabilidad de Dios.”

    “Arriba he citado a aquel teólogo para el cual Dios tuvo que sufrir por sus culpas respecto al mundo; ahora, dado este vuelco de la perspectiva, surge la siguiente verdad: Dios simplemente no puede dejar como está la masa del mal que deriva de la libertad que Él mismo ha concedido. Sólo él, llegando a ser parte del sufrimiento del mundo, puede redimir al mundo.”

    Los dogmas de la Iglesia nos enseñan que Dios es infinitamente bueno, e infinitamente perfecto. El pecado es algo ajeno a Dios. Es justamente aquello que nos separa de Él, y que de ninguna manera puede tener su procedencia en el Creador mismo. Atreverse a hablar de “culpabilidad de Dios”, de “culpas de Dios”, es una blasfemia abominable, además de ser algo completamente falso.

    La entrevista puede consultarse íntegramente en este enlace:

    http://www.benedictogaenswein.com/vernoticia.php?Id=2451

    Una de las características de Joseph Ratzinger es su habilidad para afirmar auténticas herejías de modo que al lector le resulten imperceptibles. Él utiliza un lenguaje culto y elaborado, donde mezcla la verdad católica con el error. Y esto lo realiza usando frases que nos hablan de realidades positivas como la misericordia, la justicia, el amor, la compasión… Aunque los modernistas emplean palabras que aluden a la fe católica, el significado que ellos les dan está muchas veces distorsionado. Ellos minimizan o desvirtúan en parte el sentido verdadero de estas palabras, vaciándolo de su contenido sobrenatural.

    Una de las cosas que pueden desconcertar de Ratzinger es su imagen de apariencia ortodoxa. De hecho, éste es uno de los rasgos de los modernistas. El Papa San Pío X lo describe en su Encíclica “Pascendi Dominici Gregis”:

    “Juntan a esto, y es lo más a propósito para engañar, una vida llena de actividad, constancia y ardor singulares hacia todo género de estudios, aspirando a granjearse la estimación pública por sus costumbres, con frecuencia intachables.”

    (Encíclica “Pascendi Dominici Gregis”, nº 2)

    Por todo ello, no puede hablarse de “modernismo moderado” y pretender que es algo inocuo, sin importancia. Cuando uno analiza la verdadera trayectoria de Ratzinger y su pensamiento, ve con claridad la gravedad de la herejía modernista. Él niega infinidad de verdades que tienen una repercusión grave en relación con la fe. El hecho de que hombres como él hayan ejercido ilegítimamente la autoridad en la Iglesia, explica la terrible situación a la que se ha llegado. Estamos ante personas que en tiempos normales de la Iglesia -antes del Vaticano II-, habrían sido expulsadas por herejía.

    El texto que sigue es una parte de la descripción que hace de ellos el Papa San Pío X, en la Encíclica citada anteriormente:

    “No ha existido época alguna en la que no haya sido necesaria a la grey cristiana esa vigilancia de su Pastor supremo; porque jamás han faltado, suscitados por el enemigo del género humano, «hombres de lenguaje perverso»(1), «decidores de novedades y seductores»(2), «sujetos al error y que arrastran al error»(3).

    Gravedad de los errores modernistas

    1. Pero es preciso reconocer que en estos últimos tiempos ha crecido, en modo extraño, el número de los enemigos de la cruz de Cristo, los cuales, con artes enteramente nuevas y llenas de perfidia, se esfuerzan por aniquilar las energías vitales de la Iglesia, y hasta por destruir totalmente, si les fuera posible, el reino de Jesucristo. Guardar silencio no es ya decoroso, si no queremos aparecer infieles al más sacrosanto de nuestros deberes, y si la bondad de que hasta aquí hemos hecho uso, con esperanza de enmienda, no ha de ser censurada ya como un olvido de nuestro ministerio. Lo que sobre todo exige de Nos que rompamos sin dilación el silencio es que hoy no es menester ya ir a buscar los fabricantes de errores entre los enemigos declarados: se ocultan, y ello es objeto de grandísimo dolor y angustia, en el seno y gremio mismo de la Iglesia, siendo enemigos tanto más perjudiciales cuanto lo son menos declarados.

    Hablamos, venerables hermanos, de un gran número de católicos seglares y, lo que es aún más deplorable, hasta de sacerdotes, los cuales, so pretexto de amor a la Iglesia, faltos en absoluto de conocimientos serios en filosofía y teología, e impregnados, por lo contrario, hasta la médula de los huesos, con venenosos errores bebidos en los escritos de los adversarios del catolicismo, se presentan, con desprecio de toda modestia, como restauradores de la Iglesia, y en apretada falange asaltan con audacia todo cuanto hay de más sagrado en la obra de Jesucristo, sin respetar ni aun la propia persona del divino Redentor, que con sacrílega temeridad rebajan a la categoría de puro y simple hombre.

    2. Tales hombres se extrañan de verse colocados por Nos entre los enemigos de la Iglesia. Pero no se extrañará de ello nadie que, prescindiendo de las intenciones, reservadas al juicio de Dios, conozca sus doctrinas y su manera de hablar y obrar. Son seguramente enemigos de la Iglesia, y no se apartará de lo verdadero quien dijere que ésta no los ha tenido peores. Porque, en efecto, como ya hemos dicho, ellos traman la ruina de la Iglesia, no desde fuera, sino desde dentro: en nuestros días, el peligro está casi en las entrañas mismas de la Iglesia y en sus mismas venas; y el daño producido por tales enemigos es tanto más inevitable cuanto más a fondo conocen a la Iglesia. Añádase que han aplicado la segur no a las ramas, ni tampoco a débiles renuevos, sino a la raíz misma; esto es, a la fe y a sus fibras más profundas. Mas una vez herida esa raíz de vida inmortal, se empeñan en que circule el virus por todo el árbol, y en tales proporciones que no hay parte alguna de la fe católica donde no pongan su mano, ninguna que no se esfuercen por corromper. Y mientras persiguen por mil caminos su nefasto designio, su táctica es la más insidiosa y pérfida. Amalgamando en sus personas al racionalista y al católico, lo hacen con habilidad tan refinada, que fácilmente sorprenden a los incautos.”

    (Encíclica “Pascendi Dominici Gregis”, del Papa San Pío X, sobre las doctrinas de los modernistas, Intr. – nº 2).

    El modernismo “moderado” de Ratzinger sigue siendo eso, modernismo. Quizá más peligroso por cuanto es menos evidente.

    El hecho de que él sea modernista, explica su apoyo a Bergoglio. Su adhesión a él ha sido registrada en varias manifestaciones públicas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s