ALL POSTS

FRANCISCO NO QUIERE JUZGAR


[Nuestra perspectiva sobre los actuales “papas” e “Iglesia” es distinta de la del autor. El artículo es interesante porque demuestra que la crisis de la pedofilia, ha sido el resultado de la inacción en administrar justicia por parte de las actuales autoridades vaticanas, resultado a su vez de una carencia total, como no podía ser menos, de una  percepción justa de la naturaleza de la Iglesia y de su poder de juzgar, y del mandato conciliar. En este sentido se podría hablar de “complicidad” de la jerarquía “católica”, “papas” conciliares incluidos,  en la tragedia de la pederastia en el clero conciliar]

Atila Sinke Guimarães

Abdicacion del poder papal DE DAR SENTENCIAS   – 

 En su entrevista en el vuelo de Cracovia a Roma el 31 de julio, Francisco respondió a una pregunta sobre las múltiples acusaciones de pedofilia contra el cardenal George Pell, a quién él había elegido para ser el prefecto para la Secretaría del Vaticano para la economía. Su respuesta con respecto a la investigación en curso del pasado de Pell por las autoridades civiles australianas fue: “No sabemos cuál será el resultado; pero, yo hablaré una vez que la justicia hable “. ( The tablet de 6 de agosto de 2016, p. 21)

Papal en vuelo entrevista
Las  palabras firmes de Francisco, como parece claro, ocultan la abdicación del poder papal para juzgar a sus propios subordinados

Esto, superficialmente, parece que es la respuesta de un hombre decidido, listo para actuar con firmeza. En realidad, sin embargo, suena mucho más como una abdicación de la capacidad pontificia para juzgar, que es una prerrogativa del poder del gobierno del Papa, o el poder de jurisdicción.

Cuando se analiza la crisis de pedofilia que ha sacudido a la Iglesia Católica por más de una década, vemos que en su raíz está el fracaso de las autoridades de la Iglesia para administrar justicia a sus propios miembros. No obstante, la Iglesia cuenta con todos los medios necesarios para juzgar y castigar a los miembros de su culpabilidad, y que lo había hecho muy bien hasta el Vaticano II.

Sólo después de que el Concilio diese el mandato a la Jerarquía, el clero y las órdenes religiosas de tristemente adaptarse al mundo moderno, con la aceptación del freudismo y de la espiritualidad oriental – prácticas que de hecho enseñan prácticas eróticas con el pretexto de espiritualidad – sustituyéndo a  la disciplina moral católica tradicional y al ascetismo. En consecuencia, se dijo a los sacerdotes y miembros de órdenes religiosas que “liberasen” sus pasiones sexuales de manera que sus “complejos” podrían curarse.  Entre los trágicos resultados de esta política está la gran ola de delitos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes y religiosos contra niños y adolescentes.

En lugar de castigar a estas personas corrompidas, los Obispos, el Vaticano y los Papas conciliares tomaron otro curso. Cubrieron sus crímenes bajo el manto de diferentes falsos pretextos- casi todos – con el fin de no revelar la causa real e intocable de este abismo moral: la adaptación del Vaticano II al mundo moderno.

 

Sentencia Giordano Bruno
Un tribunal papal juzgar los crímenes del hereje Giordano Bruno

Este encubrimiento sistemático es en sí mismo un crimen, como todos sabemos. Esto demuestra la complicidad [de la jerarquía y de los “papas”] con los abusos de los sacerdotes y religiosos.  Pero también es una manifestación de que la capacidad que tiene la Iglesia Conciliar de juzgar a sus miembros a todos los efectos, dejó de existir. 

Si no fuera por la interferencia del poder civil para proteger a las víctimas de pedofilia contra el clero y los religiosos corruptos, la Iglesia conciliar nunca habría cumplido [con esta obligacion]

A esta quiebra monumental del sistema judicial en el interior de la iglesia conciliar el Papa Bergoglio se refirió al reconocerlo diciendo: “no sabemos cuál será el resultado;myo hablaré  una vez que la justicia [civil], hable”

Sentencia Giordarno Bruno:  Un tribunal papal juzga los crímenes del hereje Giordano Bruno 

¿Por qué no habla él  primero? No es el Papa el árbitro de la moral en la Iglesia y en el mundo? ¿Cómo puede no saber si el cardenal Pell es culpable o inocente cuando el Papa es el jefe del poder judicial de la Iglesia? Porqué Bergoglio se hace dependiente de la justicia civil, abdicando de su prerrogativa para juzgar a sus propios subordinados. El pescado se pudre empezando por la cabeza hacia abajo. Un subproducto interesante de la investigación civil de un cura pedófilo en la Arquidiócesis de San Pablo en  Minneapolis salió a la luz este mes, exponiendo lo podrido que está todo en la iglesia conciliar. El descubrimiento de los abusos sexuales de niños por parte de P. Curtis Wehmeyer en 2012 condujo, por suerte, a su encarcelamiento. También dio lugar a investigaciones sobre cómo el arzobispo John Nienstedt había manejado el asunto del abuso. Cuando se hicieron consultas, surgieron pruebas de que el propio arzobispo Nienstedt era presuntamente homosexual y tuvo varias parejas masculinas entre los seminaristas y sacerdotes. En febrero de 2014, en la Arquidiócesis los obispos auxiliares Lee Piché y Andrew Cozzens consignaron la investigación de Nienstedt a la firma de abogados laicos, Greene Espel.

Un exuberante Arzobispo John Nienstedt se enfrenta  a graves acusaciones de homosexualidad 

De acuerdo con un informe escrito por el P. Dan Griffith – que sirvió como intermediario entre la Arquidiócesis y la empresa investigadora – Greene Espel emitió un memorando algunos meses después de confirmar las acusaciones contra Nienstedt. Entre ellas, estaban las  procedentes de sacerdotes y personas que conocían el Arzobispo desde cuando era cura en Detroit, entre las cuales  estaban: contacto físico no deseado, solicitaciones sexuales, frecuentar un club “gay” en Windsor, Ontario, y la de vivir un estilo de vida promiscuo “gay”. Además, se expresaron preocupaciones acerca de su relación con el “sacerdote”abusador de niños Wehmeyer. En este punto, el P. Griffith afirma, intervino,el Nuncio Apostólico en los Estados Unidos, arzobispo Carlo Maria Viganò, ordenando a los obispos auxiliares, Piché y Cozzens cerrar la investigación inmediatamente.Los Obispos respondieron con una carta de desacuerdo con esa decisión.
El nuncio Viganò les ordenó destruir su carta y volvió a instar a que se cierre el caso. Greene Espel fue despedido; el Arzobispo Nienstedt renunció como obispo.  Piché (15 de junio, 2015), y Bernard Hebda fue nombrado Arzobispo Coadjutor y más tarde asumió la cabeza de la Arquidiócesis el 13 de mayo de 2016. (Cfr National Catholic Reporter, August 12, 2016, pp. 12, 14)
La Arquidiócesis se declaró en quiebra el 16 de enero pasado.

Francisco_besa_niño.jpg

Arriba Bergoglio besa a niños en la boca, en Roma y en Río; a continuación , abajo abraza tiernamente  a un adolescente en Buenos Aires

Francisco_abrazo.jpg

Después,  hablando en nombre de la Arquidiócesis, Mons Hebda se declaró culpable en la Corte Ramsey de Derecho, donde tres niños abusados habían depuesto cargos contra la Arquidiócesis de St. Paul y Minneapolis. Admitió que “la Arquidiócesis no podía responder de y prevenir el abuso sexual.”

Con esto, la juez Teresa Warner cerró el caso el 20 de julio, con la imposición de diversas medidas de control de la Arquidiócesis en este sentido. Estas son  :

  • El tribunal se encargará de supervisar la Arquidiócesis hasta 2020;
  • Un abogado de la Corte Ramsey de la Ley se sentará como miembro de la Junta Arquidiocesana para un Examen Ministerial;
  • Arzobispo Hebda es requerido a participar en por lo menos tres sesiones de “justicia restaurativa”;
  • Los acuerdos de confidencialidad en los casos de abusos  futuros están prohibido y cualquiera de los compromisos anteriores anulados. 
Una vez cerrado el caso, los documentos de los procesos penales fueron dados a conocer al público. Esta es la razón por la que toda la historia llegó a ser publicada por la prensa a principios de agosto. (Cf. ibid. ) 

Aunque este caso terminó, todavía hay 17 procesos judiciales en curso y 100 en espera . . Entre estos últimos está la investigación sin terminar de la mala conducta sexual del Arzobispo John Nienstedt .

No es difícil llegar a la conclusión de este caso relacionado con el arzobispo antes de St. Paul y Minneapolis: el nuncio papal Carlo Viganò fue el que ordenó que la investigación de la homosexualidad de Nienstedt fuese  cerrada. ¿Quién está detrás Viganò? El Vaticano, por supuesto. ¿Quién es el jefe del Vaticano? Francisco, por supuesto. 

Por lo tanto, Bergoglio – que se ha jactado en varias ocasiones de que se terminaba el encubrimiento de los sacerdotes pedófilos y Obispos – fue el que invitó al cardenal  Pell, con su pasado podrido, a  hacerse cargo de la Secretaría de la Iglesia para la Economía y el que ordenó el cierre de la investigación sobre la homosexualidad de Nienstedt 

Hay que señalar aquí el pasado discutible de otro de los amigos queridos Francisco – Card. Reinhold Marx – que también parece estar en entredicho. No es posible para mí para ocuparme de este caso en este ya largo artículo. Yo sólo ofrezco dos traducciones al inglés y el documento original en alemán con mi lector ( aquí , aquí y aquí ) para que pueda observar los primeros síntomas de lo que parece ser otro caso de encubrimiento. 

Con esto, termino mi exploración de rayos X de quién es el “humilde y puro” Francisco realmente es, exclusivamente en función de los informes de noticias de este mes de agosto. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s