ALL POSTS

LO QUE DEBEMOS A LUTERO


[Un verdadero cardenal de la Santa Iglesia, en 1931, asumiendo el principal deber de los cardenales que se visten de púrpura para significar la principal obligacion suya de derramar si fuere preciso la propia sangre en defensa de la Fe católica, alienta a un meritorio apologista de esa fe, el P. Luigi, contra los embates de los secuaces del “reformador” Lutero, para robar en Italia a los hijos de la Santa Iglesia. La comparación con los acontecimientos de nuestros días cuando es el pretendido Vicario de Jesucristo el que alienta a la revuelta y ensalza la miserable, por tantos conceptos, figura de Lutero, causa lágrimas de horror, indignación y tristeza.]

Processed with MOLDIV

“La doctrina protestante profana la Santa Escritura, siembra la incredulidad y la inmoralidad, destruye los sacramentos y la Iglesia de Jesucristo, y lleva el mundo al paganismo”.

 Notificación del Centro Studi  Federici:
Ha sido reimpreso en nuestros días el folleto “Los destructores protestantes de la religión cristiana”, escrito por el pasionista P. Luigi di San Carlo, publicado en 1931.
Por cortesía de la editorial, publicamos una carta del cardenal Camillo Laurenti, prefecto de la Sagrada Congregación de Ritos, dirigida al autor.

P. Luigi di San Carlo, “I protestanti distruttori della religione cristiana”, Amicizia Cristiana 2016, p. 88, EUR 9,00. Órdenes: edizioniamiciziacristiana@yahoo.it
 
 
Carta de su eminencia el cardenal Camillo Laurenti

Prefecto de la Sagrada Congregación de Ritos

Roma, 14 de Abril, 1931
 
Reverendo Padre Luigi, 
Saludo con placer su librillo, pequeño pero vigoroso, que es una importante contribución en Italia a la defensa de nuestra santa fe católica ahora tan amenazada por los protestantes. La fuerza de la fe que la herejía nunca llegó a contaminar en nuestras buena gente, es, entre los muchos regalos que Dios nos ha dado el tesoro más precioso y el orgullo más glorioso de nuestra gente. Puesta por Dios en medio de Italia, la Sede de Pedro, centro de la unidad en la Iglesia, irradió la luz de su enseñanza y se mantuvo firme en la fe de la nación. 
 
Esta fe que ha despertado en nuestro pueblo tanto heroísmo de santidad, desde los días de los mártires de los primeros siglos hasta los místicos, los doctores, los misioneros de la Edad Media hasta llegar a nuestros contemporáneos Don Bosco, Contardo Ferrini, Gabriel de la Dolorosa, esta fe es la savia vital de nuestra alma es la semilla que aún no se ha secado por completo nuestra vida espiritual.
El referente principal de nuestra historia fue la Iglesia Católica; gracias a ella no fuimos totalmente arrollados por las invasiones bárbaras, a la caída del imperio romano, fuimos preservados del yugo islámico en la Edad Media y de la peste de la herejía en el comienzo de la edad moderna. Incluso la historia antigua de Roma convergió sin saberlo, como a un destino desconocido, con  las glorias de la futura Iglesia . Se cree que Dante pensaba en San León Magno cuando cantaba a Roma y al Imperio: 
 
La quale e il quale a voler dir lo vero
Fur stabiliti per lo loco santo
U’ siede il Successor del maggior Piero.
(Inferno, canto II)

¿Y qué sucede ahora? Contra esta fe católica, que era nuestro consuelo en los siglos marcados por la desgracia, era la inspiración de nuestras glorias, y el santo vínculo espiritual que siempre nos unió en Jesús Cristo, aun cuando estábamos divididos políticamente, ahora se lanza una ofensiva, todavía más ruidosa, es verdad, con personajes tan traidores que sólo merecen piadosamente las palabras desdeñosas de Jesucristo contra los sembradores de escándalo y engañadores de las almas. Lo hacemos con verdadera y grande indignación.

El primer delito es contra la verdad, contra la verdadera y santa fe católica, noble herencia de la nación. Robar aunque sólo sea un alma a la Santa Madre Iglesia es un mal delante de Dios sin medida.
La segunda infracción afecta a nuestra civilización, porque el aliento vital de la Fe católica penetra en el pensamiento, el arte, la tradición, las costumbres; la civilización en la historia del espíritu llegó a las cumbres más altas y trazó las líneas de luz que siguen iluminando el mundo.
El tercer delito con motivo del momento histórico elegido para la escalada de esta ofensiva. Es cierto que desde hace algún tiempo, en especial la secta metodista medita y trabaja para la desintegración religiosa de nuestro pueblo. Pero es después de los Pactos Lateranenses felizmente llegados a término, cuando la herejía ha duplicado sus esfuerzos. ¿Por qué? – Intencionada y deliberadamente combate los efectos saludables que el apaciguamiento estaba destinado a producir.
El Papa, al mismo tiempo que protegía con noble intransigencia lo que era esencial para  la  libertad sagrada e inviolable de la cabeza de la Iglesia universal, había tenido con Italia un gesto de magnífica grandeza y generosidad. La expansión del corazón de un padre se vio correspondido por la gente de Italia, en realidad por el mundo entero , con una llamarada de entusiasmo, con el latido de las almas, que prometía una nueva era de renacimiento espiritual. Y así debía ser. Sin embargo, un enemigo oculto estaba al acecho, y se esforzó para que no sucediera, esfuerzo que Dios hará inútil. Entre las fuerzas movilizadas para llevar a cabo este triste designio, estaba la  herejía, con el intento siniestro de arruinar la grandeza espiritual e incluso material de Italia, ¡en el momento culminante de su historia!
Crece la indignación cuando se considera el medio con se contaba y el origen de los intentos de los protestante. El medio es el oro extranjero que a menudo pasa por manos apóstatas y por miserables almas que se aprovechan sobre todo del hambre que causa la actual crisis mundial que sobre todo afecta a las clases más pobres. Es el precio de la traición que como la de Judas hace brotar sangre. 
Sé que para sus propósitos estos tristes mercaderes de almas hacen ruido para atraer del otro lado del océano, el dinero de los prestamistas que ayude a su horrible tráfico, aunque no quiero con esto aumentar sus supuestos éxitos. 
Pero no hay que permanecer en silencio, protestemos defendiendo el honor ultrajado  de la Santa Iglesia, como también en defensa de los inocentes e ignorantes. Su libro, querida Padre Luigi habla alto y claro. Verdaderamente luchamos “pro aris et focis” [por nuestros lares y altares] porque defendiendo nuestra santa fe, defendemos nuestra patria y nuestras familias.
 
Mientras el protestantismo en todas partes se disuelve en un racionalismo incrédulo, o intenta en vano, a tientas en la oscuridad, buscar un punto de apoyo que le salve del abismo, mientras que los mejores protestantes sienten un anhelo secreto hacia el centro donde habitaron  sus padres y quizás a donde volverán con alegría, de nuevo, sus hijos, es triste que,  justamente a nosotros el pueblo primogénito de la Iglesia se haga la infame llamada a abandonar la casa del Padre. Allí sólo encontraremos el desierto, donde moriríamos de hambre espiritual. Dios nos preserve de tanto mal; roguemos por todos aquellos que están en el error, para que todos los pueblos vuelvan, junto con nosotros, al centro de la verdad, que es la Iglesia Católica, verdadera esposa de Jesucristo.
Mientras tanto, bendigo su libro y ruego al Señor para que sea fecundo haciendo el bien. Con mis mejores deseos.
Afectísimo suyo 
Card. Camillo Laurenti
 
De la contraportada
La doctrina protestante profana la Santa Escritura, siembra  la incredulidad y la inmoralidad, destruye los sacramentos y la Iglesia de Jesucristo, lleva el mundo al paganismo.
¡Desgraciados seguidores de Lutero, Calvino y Enrique VIII, abrid los ojos y mirad al profundo abismo a donde os han arrojado los presuntos reformadores; volved a esa Iglesia de la que salistéis con engaño, porque ella sola es el arca de salvación de las almas.
Y vosotros católicos, conoced mejor vuestra fe, estad firmes en ella,  para poder resistir a los lobos que vienen a robárosla 
 

De Non Possumus

Anuncios

2 replies »

  1. Que inmensa diferencia y que tristeza Moimunan… ojala muchos sectarios puedan sentir de pronto esa tristeza e indignacion por los actos de los usurpadores. Por su estilo sibilino y ambiguo para destrozarlo todo y pretenderse guiados nada menos que por Dios Espíritu Santo. Ojala muchos puedan despertar del sueño de opio de la secta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s