ALL POSTS

” EL PAPA ESTÁ LOCO, TRUMP YA VEREMOS “


[ Hago enteramente mías, salvo sus comprensibles loas a Wojtyla  y Ratzinger en un escritor más bien ajeno a los intríngulis del catolicismo, las reflexiones del periodista Federico Jiménez Los Santos en el periódico digital que dirige “Libertad Digital”. Él es, según parece. un ateo confeso. Pero en realidad muestra más conocimiento del catolicismo y está más cerca vivencialmente de él que el llamado “Papa” Francisco. La actuación errática y contradictoria de Francisco al canonizar [beatificar] a varios mártires de entre los miles de católicos españoles asesinados en Paracuellos del Jarama, algunos niños, bautizados sí pero sin uso de razón, a manos del gran genocida comunista el infame Carrillo y sus esbirros comunistas; y declarar poco antes   que los comunistas piensan más en cristiano que los propios católicos, algunos de ellos sus víctimas, colocan al autor de semejante sandez en la disyuntiva de ser el Anticristo o ser un loco irresponsable. Naturalmente el autor, quizás desconociendo la supuesta naturaleza del Anticristo que no necesariamente deba ser persona con suficientes luces y coherencia mental, opta por atribuir al “Papa” graves síntomas de insania mental, locura  para entendernos, sin que se atreva a dar el diagnóstico de su patología.

Éste es el precioso artículo que les facilito en este blog para comodidad de su lectura.]

Podría haber titulado este artículo más truculentamente: “Mirando a Washington desde Paracuellos”; porque ayer el Papa canonizó a varios mártires de los 6.000 civiles asesinados hace 80 años por los comunistas en Paracuellos, entre ellos Pedro Muñoz-Seca, autor de la joya cómica “La venganza de Don Mendo”, y el ingeniero Ricardo de la Cierva, padre del historiador muerto recientemente y hermano del inventor del autogiro, el primer helicóptero. De Ramiro de Maeztu, ni noticia. Y como han escrito en LD Fernández BarbadilloLainz, Ruiz y otros, esa masacre, auténtico genocidio cometido contra un grupo humano indefenso que sólo tenía en común el ser católicos -tal vez ni eso, porque a los 256 menores de edad asesinados no les dieron tiempo a madurar en la Fe ni en la Política-, ha sido escandalosamente ocultado por los mismos medios que se muestran escandalizados e indignados contra los norteamericanos por votar a Trump.

Pero esta aplastante mayoría mediática izquierdista que, acaudillada por Cebrián, vive de luchar contra Franco muerto tras medrar sirviéndolo vivo, tiene como capellán castrense al mismísimo Papa Francisco, o sea, Bergoglio, que antes de canonizar a esas víctimas, símbolo de la mayor masacre de civiles jamás perpetrada en nuestra historia, había respaldado el plebiscito que hubiera convertido a Colombia en la Narcolombia del cártel de las FARC de Timochenko y Santoschenko. Que antes había bendecido la rendición de Obama y la UE ante la dictadura de los Castro. Que antes aún, había justificado la masacre islamista de Charlie Hebdo con esta frase: “si alguien insulta a mi madre (chistes sobre Mahoma), yo le doy con el puño“. Y que sólo dos días antes de canonizar a esos católicos españoles escogidos entre los 6.000 asesinados por los comunistas, ha declarado al diario La Repubblica:

Son los comunistas quienes piensan como cristianos” (…) “Cristo habló de una sociedad donde los pobres, los débiles y los marginados sean quienes decidan” —”tengan o no fe en Dios”— ellos “deben ayudar a lograr la igualdad y la libertad” (…) “Sólo me interesa el sufrimiento” (que los políticos) “pueden provocar en los pobres y excluidos”.

La gran mayoría de los asesinados desde julio de 1936 en las chekas de comunistas, socialistas o anarquistas (aunque éstos últimos, desde mayo de 1937 en Barcelona, acabaron siendo víctimas también de los esbirros de Stalin) lo fueron por ser católicos. Ocho mil sacerdotes, frailes y monjas fueron detenidos, torturados y asesinados. -“¡Y ni un apóstata!” –escribió admirado el francés Péguy, que obviamente desconocía la traición de Vidal i Barraquer y del clero separatista catalán y vasco a sus hermanos en la Fe.

Dado que no creo que Bergoglio alcance la categoría intelectual de Anticristo, hay que concluir que quien en la misma semana canoniza a las víctimas españolas de los comunistas y dice que los comunistas imitan a los católicos que asesinan, está muy mal de la cabeza. Lo que se dice loco de remate. Que “Cristo habló de una sociedad donde los pobres y marginados decidan” es una falsedad o una majadería de primero de Peronismo. Y si al Papa realmente le importara “ayudar a lograr la igualdad y la libertad”, lo que debería hacer es combatir el comunismo, como hicieron sus admirables predecesores Wojtyla Ratzinger, porque cien millones de muertos en su historia y mil millones de esclavos en la actualidad prueban que no hay sistema que promueva tanto la desigualdad y la tiranía como el comunismo.

Juan Pablo II y Benedicto XVI fueron sañudamente injuriados por los comunistas, y con razón. Si este Francisco no de Asís sino de Perón es tan alabado por los comunistas que él halaga, algo está haciendo muy mal. Por de pronto, infamar a los católicos españoles asesinados por los que él llama sus imitadores. ¡El verdugo imitando a la víctima! De frenopático.

Psicopatología de Trump y patología anti-Trump

Pero resulta que el gran debate en España no es que mientras el Papa debe canonizar -el proceso, como el de los olvidados cristeros de México, lo ha heredado de Woytyla y Ratzinger- a los asesinados en Paracuellos, siga vigente la Ley de Memoria Histórica, que es la venganza de ciertos canallas vivos sobre muchos indefensos muertos. Lo que se debate no es que la izquierda resucite la guerra civil cuando quiera, que los separatistas se cisquen en la Constitución y que España se vaya al garete, sino que los norteamericanos hayan elegido presidente a Trump, pese a la más feroz campaña política y mediática contraria que haya padecido un candidato.

Se dice que todos deberíamos votar en los USA, ya que lo que en Washington se decide afecta a todo el mundo desde hace un siglo. Yo creo que deberíamos empezar por copiar sus instituciones, con separación de Poderes y Justicia independiente, antes de elegir Gobernador de Indiana, que algunos situarán en la India. Pero la obsesión antiamericana de los europeos que describió magistralmente Revel y el hombre-espectáculo que es Trump, amén del circo de los Obama-Clinton, nos obliga a opinar. Hay elementos psicopatológicos en el narcisismo paranoide de Trump, pero hay también elementos archipatológicos en la caricatura del monstruo Trump.

Como muchos españoles que aman y respetan a los USA, tal vez porque los conocen, yo quería que perdiera Hillary y que no ganara Trump. Pero no soy norteamericano. Y ellos tienen la sana costumbre de votar a un Presidente de la República cada cuatro años y, la verdad, me parecería muy injusto discutirles tan noble tradición. En poco más de doscientos años de vida, el régimen constitucional diseñado por los Padres Fundadores ha impedido la existencia de un dictador, civil o militar. ¿Qué país europeo, salvo Gran Bretaña, puede decir lo mismo? Y en esa breve existencia los USA han atravesado toda clase de guerras y conflictos: de Secesión, contra los indios, contra México y España y dos grandes guerras mundiales. Nunca cayeron en la dictadura y, poco a poco, democratizaron el régimen liberal. ¿Vamos alemanes, franceses o españoles a darles lecciones de democracia?

Dos siglos de guerra sucia electoral

Sin embargo, la guerra sucia en las campañas electorales americanas empezó ya en 1828, en la de Andrew Jackson contra John Quincy Adams, que presenta semejanzas realmente asombrosas con la de Trump y Clinton. Tras los cinco primeros y formidables presidentes -Washington, Adams, Jefferson, Madison, Monroe- la generación que creó la República había desaparecido. También el consenso de aquella élite ilustrada y liberal que miraba con recelo la democracia directa, porque su éxito había creado un país parecido a un magma volcánico en vertiginosa expansión continental. Llegó la campaña de 1824 y Andrew Jackson, héroe militar de la segunda guerra contra los ingleses a los que derrotó en Nueva Orleans, pero que no dejaba de ser un paleto de Tennesse, ganó las elecciones, aunque no por mayoría absoluta. Y John Clay cocinó una mayoría parlamentaria que votó a John Quincy Adams, hijo del segundo presidente, hombre preparadísimo y decentísimo, pero que no soportaba el aspecto populachero de la política.

Durante cuatro años se desarrolló la reconquista electoral de Jackson, que tuvo el apoyo del que sería luego su sucesor, el brillante Van Buren, en lo que ambos entendían como una lucha para que las élites del Este no se apropiaran de la democracia y las libertades republicanas. El blanco de la campaña contra Jackson fue su esposa, que había huido con él de los malos tratos de su primer marido, incurriendo temporalmente en la bigamia. Esa sucia campaña en la prensa dirigida por Clay contra la decentísima señora Jackson la contrarrestó Van Buren mediante otra campaña que consistió en convertir en noticia el encuentro de Jackson y señora con los electores. La noticia no era sobre Jackson: era sencillamente la presencia de los Jackson.

Jackson ganó por mayoría absoluta. Pero su esposa, atribulada por los ataques que la pintaban como una golfa, murió de un infarto antes de ocupar la Casa Blanca. Y ni Jackson fue a saludar al presidente saliente ni John Quincy Adams quiso estar en la toma de posesión y se fue a Boston. O sea, que todo lo que ahora se presenta como nuevo y escandaloso en los USA, culpa del triunfador pero paleto Trump, data de hace casi dos siglos. Ah, y también Jackson era de temperamento violento, había matado a un hombre en duelo y se le atribuía, con cierta razón, un carácter imprevisible. Sin embargo, las instituciones resistieron muy bien ocho años de Jackson.

El populismo de Podemos y el de Trump

¿Hay razones para temer la inestabilidad o la imprevisibilidad en la personalidad de Trump? Sinceramente, sí. ¿Hay razones para temer que las instituciones de la democracia norteamericana -Congreso, Senado, Tribunal Supremo, Estados- sean incapaces de embridarlas? Sinceramente, no. Y el programa o borrador de sus primeros 100 días de Gobierno lo demuestra. No hay una sola palabra, proyecto, anuncio o amenaza de menoscabar el poder de los contrapoderes: la independencia judicial, las atribuciones de los Estados o la capacidad de decisión de los ciudadanos. Al revés: todo el anunciado programa fiscal, escolar, familiar y de subsidios, incluido el de salud mediante ahorros acumulados y legables a los hijos, van justo en la dirección contraria: descentralización del Poder y autonomía individual.

Por supuesto, todo eso y lo que va en dirección contraria -política exterior, comercial, de defensa y de inmigración- debe pasar por Congreso, Senado y Supremo, pero no creo que ni los Republicanos ni los Demócratas ni los Jueces vayan a permitir que Trump se cargue la Constitución. Se dice que hay elementos fascistas en Trump. En su interior, bien puede ser, pero si él no ha sido nunca fascista, ni el republicano es un partido fascista, ni ha anunciado ministros fascistas ni quiere convertir el régimen norteamericano en fascista, ¿dónde está el fascismo de Trump? Sinceramente, creo que en los temores de los que creen que el Presidente de los Estados Unidos puede hacer cualquier cosa. Y no es así. Nunca ha sido así. Difícilmente será así.

Creo que, en realidad, todos somos víctimas del embrujo de una palabra o un concepto: populismo, que aplicamos a cualquier político sin reparar en el sistema político e institucional en que ese político debe actuar. Ayer señalaba Domingo Soriano siete aspectos en el programa de Trump que, literalmente y como ha admitido el carmenita Eduardo Garzón, podría hacer suyos la Banda de la Tuerka, formalmente conocida como Podemos.

Es verdad. Y si supieran leer, les saldrían más de siete. Pero hay más de setenta que no podrían hacer suyos jamás, desde el cheque escolar a la bajada del 35% del IRPF, del Impuesto de Sociedades y de las rentas de capital, por no hablar de la abolición de los de Patrimonio y Sucesiones. ¿Alguien se imagina a Giuliani pidiendo la libertad de Alfon y Bódalo? ¿Alguien se imagina a Gingrich respaldando a los Castro y Timochenko? ¿Alguien imagina al secretario de Justicia haciendo jurar a jueces y fiscales su adhesión al proyecto político de Trump? ¿Alguien cree, de verdad, que Trump, su partido, sus instituciones, su país quieren abolir la propiedad privada, empezando por los medios de comunicación, como quiere Iglesias, para implantar en Washington un régimen despótico como el de Caracas?

Que Trump es un populista, no lo dudo. Que los argumentos anti-Trump han asumido el populismo como única vara de medir, no lo que hace o dice que hará sino lo que cada cual teme que haga, también. Pero yo cambiaría gustoso el estado de las instituciones norteamericanas cuando Trump deje el Poder por el de las españolas cuando, al fin, lo deje Rajoy.

De Libertad Digital

7 replies »

  1. Que bien viven hoy en dia las buenistas elites dominantes a costa de los ” pobres, los débiles y los marginados ” que dicen defender , mientras que las menguantes y oprimidas clases medias endorsan la factura de sus ” filantropías ” .

    Me gusta

  2. España ha tenido la gracia que las víctimas del terrorismo sean reconocidas, pero no ocurre lo mismo en la Argentina del Sr. Bergoglio y lo que no se ve, no va a los medios, no existe.
    El accionar por medio de la justicia ha obligado a la cueva de derechos humanos, a dar la cifra exacta de desaparecidos y es importante porque se intentó dejar la idea de genocidio cuando no lo fue,.tal es asi que es posible leer que Rusia sale del tribunal penal internacional porque no lo considera justo y si una herramienta mas del gobieno global.

    El numero real de la tragedia en tres pasos, de cual la logia Propaganda Due es la mayor responsable con su conexión vaticana. es:

    6.348 desaparecidos. Numeros oficiales. 7 de noviembre de 2016

    No es lo mismo 7000 que 30….000, sin contar los miltares asesinados, juicios fraudulentos, y hasta ilegales, como que abogados marxistas, del erp juzguen a militares etc,Ningun pais lo hubiese permitido, pero en la Argentina de Bergoglio, todo es posible.

    http://www.lanacion.com.ar/1954120-un-organismo-oficial-asegura-que-hubo-6348-desaparecidos

    Me gusta

  3. Niños y Palestina.

    Oriente Medio. Israel desclasificará 400 mil documentos de secuestros de niños

    Unos 400 mil documentos relacionados con casos de secuestro y adopción ilegal de niños por el régimen israelí van a ser desclasificados próximamente.

    Varios miles de niños, mayoritariamente de origen yemení, además de otros países de Oriente Medio, del norte de África y los Balcanes, fueron secuestrados y dados en adopción desde finales de 1940 y principalmente hasta principios de 1960.

    Según publicó este domingo el diario local Times of Israel, que cita denuncias de asociaciones de afectados.

    http://argentinatoday.org/2016/11/15/israel-desclasificara-400-mil-documentos-de-secuestros-de-ninos/

    Me gusta

  4. No solo los comunistas persiguieron en el pasado a los católicos. También los franquistas. Pregunten sobre la persecución del franquismo a los sacerdotes republicanos. especialmente en el Pais Vasco y verán. Así es que cuando habléis de crímenes, hablen de los de los dos bandos, pues en las dos Españas hubieron abusos. El antipapa Francisco se limita a alinearse en el futuro, y éste supondrá una sociedad comunista, pues no se puede gestionar de otro modo a tanta gente.

    Me gusta

  5. Paco , todos los caidos en la guerra civil española merecen máximo respeto , muchas familias tenían miembros en uno y otro bando , en ambos bandos hubo abusos ,venganzas personales , intereses bastardos y odio .Que nunca se repita otra guerra civil en España .

    https://es.wikipedia.org/wiki/Persecuci%C3%B3n_religiosa_durante_la_Guerra_Civil_Espa%C3%B1ola

    Pero el bando republicano y separatista catalán/vasco mato a 6.832 religiosos , y el bando nacional mato a 16 curas vascos . Ahí están las cifras .

    Tampoco hay que olvidar que el clerical PNV , líder del separatismo vasco siempre fornicò , y fornica , con curas separatistas , y siempre estuvo , y està ; al servicio de la CIA y los intereses angloamericanos , incluso utilizaron las colonias vascas en Iberoamérica para espiar a los países iberoamericanos al servicio de los angloamericanos .
    http://blogs.deia.com/anasagasti/2016/07/11/nuestro-hombre-en-bilbao/.

    Me gusta

  6. El profesor que predijo la victoria de Trump ahora vaticina su ‘impeachment’
    https://actualidad.rt.com/actualidad/223416-profesor-predijo-victoria-trump-impeachment

    ¿’Impeachment’ a Trump? Cómo su propio partido podría acabar echando al presidente
    http://www.elconfidencial.com/mundo/2016-11-17/trump-elecciones-estados-unidos-impeachment-partido-republicano_1290142/

    Todavía nos esperan cosas muy emocionantes hasta la total implementación del NWO.

    Order out of Caos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s