ALL POSTS

75º ANIVERSARIO DEL ATAQUE DE PEARL HARBOR


img_7327

[Hace años sostuve una agria discusión con un conocido mío comunista que defendía que el ataque japonés a la armada americana en Pearl Harbor fue un ataque de falsa bandera. Debido en parte a mi aversión a las ideas comunistas que aquél conocido representaba adopté casi con ira la defensa americana. Pero su opinión sobre aquél incidente que determinó la entrada en la guerra de los USA, es ahora la mía. Cuando la edad es avanzada, continuamente surgen los  recuerdos de nuestros yerros, algo que nos mortifica. Desearíamos que algunas acciones no hubieran sucedido (algo que él católico debe sentir  en una contrición perfecta) y comprende la necesidad de la reparación. Esto es lo que hago publicando el siguiente magnífico artículo. Por otra parte,  nos ayuda a comprender cómo en los hechos de la historia quedan ocultos los motivos y los fautores que mueven los hilos. Al fondo de todos ellos está la adorable Voluntad de Dios que permite y da licencia, por nuestros pecados, que estos rectores del mal sigan adelante con sus odiosos propósitos. Las guerras son un castigo de Dios por nuestros pecados (Fátima). La Segunda Guerra Mundial que terminó afectando a USA (Su sociedad terminó asumiendo en gran parte las ideas disolventes de los epígonos comunistas de la Escuela de. Irán, como Marcusse y From) , causó dolores inimaginables y sus consecuencias fueron terribles destruyendo mucho de lo que el cristianismo había conseguido. La Iglesia Católica no fue ajena a estas consecuencias que la  llevarían a su total destrucción (en la institución romana) con el Concilio Vaticano II, cuyos efectos más aparentes estamos viviendo en el grotesco “pontificado”  del “papa” Bergoglio que pareciera un pre-anuncio de la total consumación antes del Juicio (de las Naciones o de los vivos).

Pues éstas reflexiones me ha suscitado el siguiente artículo magistral que tomo del sitio que se indica al final.]

Ataque de Falsa Bandera de Pearl Harbor: tiempo de admitir la decepción – Makia Freeman

 

 

Waking Times, 05/12/2016

La operación de bandera falsa de Pearl Harbor del 7 de diciembre de 1941, que sirvió como excusa a los EE.UU. para entrar en la 2ª Guerra Mundial está a punto de celebrarse una vez más… Este hecho atroz fue otro en la larga lista de operaciones de bandera falsa que han sido llevadas a cabo en los últimos años por inescrupulosos criminales (nuestros falsos líderes). Al igual que con el ataque de falsa bandera del 9/11, alrededor de 3000 vidas estadounidenses se sacrificaron para que el Gobierno de Estados Unidos tenga el pretexto que necesitaban para ir a la guerra. Cuando se acerca el 75 aniversario, es necesario realizar una mirada atrás en el tiempo y poner las cosas claras sobre la operación de Falsa Bandera de Pearl Harbor con la esperanza de que esta información se extienda ampliamente, y prevenir que los futuros líderes utilicen esta táctica trillada de engañar a la gente sumisa y alcanzar sus oscuros objetivos políticos y geopolíticos.

El motivo de la operación de Falsa Bandera de Pearl Harbor: Proporcionar un “legítimo titular”  para la historia de la largamente planifica entrada de los EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial.

Para empezar, hay que decir que el ataque a Pearl Harbor no es una operación de falsa bandera en el sentido de los EE.UU. atacando sus propios barcos y aviones. Sino que es una bandera falsa en el sentido de que Roosevelt, por lo menos, permitió que suceda, y la evidencia demostró, que él hizo que esto sea posible. La mayor parte de la flota de aviones y barcos del Pacífico de Estados Unidos fueron dejados intencionalmente allí como blancos fáciles sin la protección del aire, un blanco fácil para los torpedos de los aviones japoneses. Los japoneses lograron destruir cerca de 20 buques de guerra estadounidenses, entre ellos 8 acorazados y más de 300 aviones.

El “ataque sorpresa” resultó ser una excusa fácil para que Roosevelt convenza al pueblo estadounidense y al Congreso de entrar en la Segunda Guerra Mundial. (Sí, esos eran los días en que el presidente de Estados Unidos seguía realmente la Constitución [aunque Roosevelt seguía siendo un criminal, por sus acciones aquí], a diferencia de lo que Obama ha hecho a lo largo de su mandato de 8 años yendo a la guerra sin la aprobación del Congreso) después de todo, ¿quién dudaría de la declaración de guerra a otra nación, después de que la primera había sido atacada sin razón aparente? La mentalidad colectiva hace 75 años era muy diferente de la que existe hoy. La gente confiaba más en sus líderes; la gente era más patriótica y nacionalista; y no había internet o una forma fácil para que la gente revise los hechos para saber si sus líderes estaban mintiendo o no.

 

  Pearl Harbor bandera falsa: el USS Arizona es atacado por bombarderos japoneses. 

Crédito: Wikimedia Commons

Las guerras de los banqueros

Antes de examinar la evidencia de que Roosevelt sabía muy bien que Pearl Harbor iba a pasar, tenemos que considerar cómo suceden realmente las guerras. Las guerras se producen aparentemente entre naciones, pero en realidad, es la fuerza oscura de la cábala bancaria internacional la que mueve los hilos detrás de la escena para instigar la tensión y fomentar el conflicto. A continuación, se financia a ambos lados para asegurarse de que haya una guerra, y usualmente se decide el resultado de la guerra eligiendo al lado al que se financia en mayor medida.

Mark Twain observó que si bien la historia no puede repetirse, sin embargo hace rima. Un tipo similar de operación de falsa bandera también ocurrió durante la Primera Guerra Mundial cuando Alemania hundió al barco británico Lusitania (que transportaba municiones) en su viaje desde Nueva York a Inglaterra. Se conocía anticipadamente que la embajada alemana en los EE.UU. había realizado un anuncio en el periódico para advertir a las personas que navegar en el  Lusitania podría ser peligroso. Incluso hasta la controlada Wikipedia admite:

“El hundimiento provocó una ola de protestas en los Estados Unidos, sin embargo, como 128 ciudadanos estadounidenses estaban entre los muertos, el hundimiento ayudó a cambiar la opinión pública en los Estados Unidos contra Alemania, y fue un factor en la declaración de guerra de los Estados Unidos casi dos años más tarde”.

Woodrow Wilson aseguró a la población que los EE.UU. no entrarían en la Primera Guerra Mundial, y fue elegido gracias esa promesa electoral, pero cuándo estadounidenses son asesinados, ¿que se supone que debía hacer?, ¿cierto? Lo mismo ocurrió con Roosevelt. La misma vieja estafa. Rimas de la Historia.

La Operación de Falsa Bandera de Pearl Harbor: 3 Conspiraciones

Volviendo al evento en sí de la Falsa Bandera en Pearl Harbor, algunas de las mejores informaciones se pueden encontrar en el libro “Day of deceit” (El día del engaño) del autor Robert Stinnett, que sirvió en la Marina de los EE.UU. durante la Segunda Guerra Mundial. Su investigación incluye documentos desclasificados que fueron ocultados al público estadounidense durante más de 60 años. El trabajo de Stinnett muestra que fueron en realidad 3 conspiraciones las que rodearon el evento: la primera fue para inducir Japón a atacar a los Estados Unidos y por lo tanto proporcionar un pretexto inmejorable a los Estados Unidos para entrar en la 2ª Guerra Mundial; el segundo fue para privar a los comandantes de Pearl Harbor de la información disponible acerca de las intenciones de Japón; y el tercero fue para ocultar todas las pruebas del conocimiento previo al público.

  

Pearl Harbor false flag op: the McCollum Memo, page 1

Conspiración # 1: Empujando a Japón a atacar.

Stinnett incluye un memorándum que obtuvo bajo la FOIA por el experto en cuestiones japonesas, capitán Arthur McCollum, jefe de la Sección de Extremo Oriente de Inteligencia Naval, de fecha 7 de octubre de 1940. Este nefasto memorando McCollum  (en la foto) muestra un plan de 8 puntos  para inducir Japón “para cometer un acto abierto de guerra”. En una entrevista en 2002, se le preguntó si Stinnett si Roosvelt vio el memorando:

“¿Hay alguna prueba de que Roosvelt vio memorando de McCollum?

Stinnett: “No hay pruebas de que él realmente viera el memorándum, pero adoptó los ocho puntos de las provocaciones, incluyendo su firma en órdenes ejecutivas… Y otra información en los archivos de la Marina ofrecen pruebas concluyentes de que él vio el memorando”.

Estos son los 8 puntos por los que McCollum abogó, todos los cuales Roosevelt realizó o arregló (respecto de las objeciones del comandante en jefe de la flota estadounidense James Richardson):

     A. Hacer un acuerdo con Gran Bretaña para el uso de bases británicas en el Pacífico, en particular en Singapur.

     B. Hacer un acuerdo con Holanda para el uso de sus instalaciones y la adquisición de suministros en las Indias Orientales Holandesas.

     C. Dar toda la ayuda posible al gobierno chino de Chiang-Kai-Shek.

     D. Enviar una división de cruceros pesados de largo alcance al Oriente, Filipinas o Singapur.

     E. Enviar dos divisiones de submarinos al Oriente.

     F. Mantener la principal fuerza de la flota estadounidense en el Pacífico a las proximidades de las islas de Hawái.

     G. Insistir a los holandeses que se niegan a aceptar los pedidos de Japón respecto de “indebidas” concesiones económicas, en particular respecto al petróleo.

     H. Embargar completamente todo el comercio de Estados Unidos con Japón, en colaboración con un embargo semejante impuesto por el Imperio Británico.

El punto F es muy significativo, ya que permitió a los japoneses destruir una parte importante de la flota estadounidense, maximizando así la lesión sufrida para la percepción del público, que era después de todo, el objetivo final de ese día. Además de propiciar el ataque de muchas maneras, los EE.UU. también le dieron carta blanca a un espía naval japonés para espiar la base de Pearl Harbor y transmitir información a Japón en la preparación del ataque.

 

Pearl Harbor bandera falsa: se hunde el USS California. Crédito: Wikimedia Commons

Conspiración # 2: Romper del Código japonés, pero mantenerlo en la oscuridad

A los comandantes de Pearl Harbor, almirante Kimmel (Comandante en Jefe de la Flota de los EE.UU.) y teniente general Short (jefe de las defensas del Ejército de Estados Unidos en Pearl Harbor) se les negó la información crítica que necesitaban para prepararse y defenderse contra el ataque.

De acuerdo con Stinnett, criptógrafos estadounidenses habían descifrado el código diplomático de Japón (conocido como MAGIC). También habían descifrado algunos de los códigos militares de Japón, lo que significaba que podían entender los mensajes que estaban interceptando en el Pacífico. La importante información que recibían desde estas intercepciones (tales como la elección del área de ensayo de la Fuerza de Tarea japonesa a último minuto, su destino y orden de ataque) fueron ocultados deliberadamente a Kimmel y Short.

Alrededor de 2 semanas antes de que ocurriera el ataque (el 23 de noviembre 1941) Kimmel había ordenado (sin la aprobación de la Casa Blanca) una búsqueda de las fuerzas japonesas al norte de Hawái. Él había trasladado la flota al Pacífico Norte. Sin embargo, una vez que funcionarios de la Casa Blanca se enteraron de esto, ordenaron a los barcos que regresaran a Pearl Harbor. Otra prueba es que el 25 de noviembre, la sede de la Marina en Washington ordenaron a Kimmel dirigir toda la flota transpacífica hacia el sur dejando el Pacífico norte convenientemente abierto, permitiendo a Japón atacar sin barcos que se interpongan.

Conspiración # 3: Evidencia de Presciencia

Hay una considerable cantidad de conocimiento previo, además de los puntos anteriores. Aquí hay algunos ejemplos más:

– Roosevelt quería “ganar la guerra juntos” con Inglaterra. Como James Perloff escribe:

“Roosevelt envió a su asesor más cercano, Harry Hopkins a reunirse con el primer ministro británico Winston Churchill en enero de 1941. Hopkins le dijo a Churchill: El presidente está determinado a que (los Estados Unidos e Inglaterra) ganemos la guerra juntos…”

“Las intenciones de Roosevelt fueron casi expuestas en 1940 cuando Tyler Kent, un empleado de la embajada de Estados Unidos en Londres, descubrió despachos secretos entre Roosevelt y Churchill. Estos revelaron que Roosevelt – a pesar de contradecir sus promesas electorales – estaba decidido a hacer participar a EE.UU. en la guerra. Kent contrabandeó algunos de los documentos fuera de la embajada, con la esperanza de alertar al público americano – pero fue capturado”.

– El 25 de noviembre de 1941, Roosevelt recibió una “advertencia positiva de guerra” proveniente de Churchill avisando que los japoneses atacarían los Estados Unidos al final de la primera semana de diciembre. Esta advertencia hizo que el presidente realice un giro brusco en las relaciones comerciales con Japón y dio lugar a que la cabeza de la Secretaría de Estado, Cordell Hull,  realizara un provocativo ultimátum el 26 de noviembre de 1941, que garantizaba la guerra.

– El 26 de noviembre de 1941. Washington ordenó que dos portaaviones norteamericanos, el Enterprise y el Lexington, salieran de Pearl Harbor “tan pronto como sea posible”. Esta orden incluyó sacar de Pearl Harbor 50 aviones o un 40% de su ya exigua protección para el combate. El mismo día, Cordell Hull, emitió su ultimátum exigiendo la retirada total de los japoneses de Indochina y de toda China. El embajador de Estados Unidos en Japón llamó a esto “el documento que tocó el botón que comenzó la guerra”.

– El 29 de noviembre de 1941, Hull le dijo al reportero de United Press, Joe Leib que Pearl Harbor sería atacado el 7 de diciembre. El New York Times publicó el 8 de diciembre con el título: “El ataque era esperado” (pág 13), que los EE.UU. sabían del ataque una semana antes.

– El 1 de diciembre de 1941, la Oficina de Inteligencia Naval, ONI, Distrito Naval 12 en San Francisco encontró la flota japonesa que faltaba, mediante la correlación de informes de los servicios de noticias y varias compañías navieras que estaban recibiendo señales al oeste de Hawái.

– El 5 de diciembre de 1941, Roosevelt escribió al primer ministro de Australia, “Siempre hay que tener en cuenta a los japoneses. Tal vez en los próximos cuatro o cinco días se decidirá la cuestión”.

– Stinnett señalaba también que se informó de que antes de producirse el ataque, a los periódicos les fueron entregados detalles del mismo.

Conclusión: difundir la verdad sobre la operación de Falsa Bandera de Pearl Harbor

Por lo tanto, cuando se acerca la 75ª aniversario de Pearl Harbor, es preciso abordarlo desde una perspectiva informada. Esos 3.000 estadounidenses murieron por una mentira. Al igual que con 9/11, miles de vidas estadounidenses se sacrificaron para que la élite criminal de los Estados Unidos tuvieran una excusa para ir a la guerra. Los EE.UU. estaban preocupados por la fuerza industrial y militar de la Alemania nazi y necesitaban una forma de entrar en la guerra contra Alemania por la puerta trasera. La organización de una operación de Falsa Bandera en Pearl Harbor fue la única manera, que los principales funcionarios pensaron en usar para galvanizar la reacia opinión pública estadounidense  y llevarla a la acción.

Pearl Harbor fue un complot cuidadosamente orquestado por el presidente estadounidense Franklin Roosevelt para atraer a Japón a atacar e iniciar una guerra con los EE.UU. Es hora de que todo el mundo sepa la verdad.

Makia Freeman

Nacionalismo Católico San Juan Bautista

Anuncios

4 replies »

  1. Roosevelt , un cripto con un falsa bandera saco al Imperio español de centroamérica, el resto lo hizo el monstruoso aparato mediático imperial, luego le dieron el premio nobel de la paz y seguridad, cada agente que les permite avanzar en los planes, tiene premio. No es nuevo, Nerón lo uso, y les permitio culpar a los cristianos. Es inmensa la lista de falsas banderas y muchas han sido reconocidas como ciertas. El Padre Luigi Villa, en Chiesa Viva, en italiano, tiene el listado de los gigantes del mal, Roosevelt, es uno de ellos. La madre de uno de los de la simiente Bauer/Rothschild, que son visibles, desde el año 1550 (el primero se llamó Moises) una casta, dijo claramente : si mis hijos no lo desean, no habría guerras. El problema es cuando dos clanes, Rockefeller-Rothschild, se unieron y fue hace poco tiempo, intereses muy fuertes en China, de ahi que desean, sea el modelo del nuevo orden. No escaparán, dijo san Pablo, y asi sea. Y en cuanto a tribus de sudamerica, los fueguinos se llamaban ONAS, fue un polaco criminal y todo el detalle de ese genocidio y ese odio al otro, se encuentra detallado en Metapedia. En la nueva historia, se pretende culpar de todos los males a España, y son los mitos ancestrales de la ramera de apocalipsis en su plan de dominio global. Por bien del mundo no todos los historiadores, han sido comprados por el sistema, y los Carlistas hace doscientos años, perdieron contra el imperio angloamericano masonico y sus agentes colocados, precio que todavía estamos pagando, por eso es que ha quedado una herida abierta para siempre, lo que se hace por las sociedades de misterios, no se hace para, el Señor.
    Gracias a la Iglesia fiel al Señor, y a España e Italia.

    Me gusta

  2. Julio Popper

    Julio Popper o Julius Popper, nació el 15 de diciembre de 1857 en Bucarest, Rumania y murió en 1893, en Buenos Aires. Famoso por ser responsable del genocidio del pueblo ona.

    Genocidio Ona

    Popper es frecuentemente mencionado entre los “cazadores de indios” que formaron parte de la campaña de exterminio de la población autóctona de la Patagonia.

    “El rumano Julio Popper ya lo conocemos por sus correrías en pos de nuevas minas de oro. Se interesó por esta sangrienta ocupación cuando su empresa minera quedó estancada y quiso resarcirse de sus fracasos con un trabajo remunerativo al servicio de patrones cuyo vehemente anhelo era la eliminación de los aborígenes”

    http://es.metapedia.org/wiki/Julio_Popper

    Me gusta

  3. María: en el párrafo:”USA (Su sociedad terminó asumiendo en gran parte las ideas disolventes de los epígonos comunistas de la Escuela de. Irán, como Marcusse y From) “, ¿No se deslizó un error en el nombre de la Escuela y en lugar de Iran ,sería Frankfurt?.La saludo agradecido de sus documentados aportes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s