img_7413
[Publico de nuevo el post publicado recientemente en noviembre de 2016. El “obispo” Schneider sigue dando entrevistas en las que aparece claramente su falsa posición ya que con ambigüedades y en un tono melífluo dice cosas aparentemente tradicionales pero que en realidad no tienden más que apoyar el papado de Francisco y por encima de todo el falso Concilio Vaticano II. Para ello recurre no sólo a la ambigüedad sino a la cita de falsedades demostradas (como puede verse en el siguiente artículo) respecto de papas y del Vaticano II. En la entrevista publicada en el vídeo de Adelante la Fe  (Interesantes los comentarios aunque no estoy de acuerdo con todo lo que dicen que rezuma lefebvrismo) hay afirmaciones que entre otras buenas (como suelen hacer los modernistas) dejan en claro su línea media, su falsa teología del papado en la que subyace la aceptación de papas herejes (de ahí la falsificación que hace del papa Liberio, cosa en la que que coincide con otros de su cuerda a propósito de Honorio y Juan XXII), su afán por mostrar la “continuidad” de la Misa nueva (con algunas correcciones por supuesto) con la Misa Tridentina; su exoneración del concilio V. II, que en todo caso  habría sido abusado o mal interpretado. En suma su figura cae dentro del cliché de las falsas derechas conservadoras que en realidad pretenden asegurar la revolución (en este caso la conciliar) y la consolidación del establisment eclesiástivo encabezado ahora por Francisco. Lo aclara el siguiente extracto del enlace anterior:

En el Sínodo de octubre de 2014 se puso en marcha, cuando estaba en su mitad, la confección de un informe muy radical, precisamente cuando los mentores sinodales se dieron cuenta de que no alcanzarían la unanimidad que se necesitaba para imponer su agenda progresista. Dicho informe estaba destinado a establecer el objetivo a que querían llegar, el Papa Francisco, el Card. Kasper y otros. Con él crearon una fuerte reacción en la opinión pública católica, lo cual fue una buena cosa. El informe, sin embargo, proporcionó el pretexto, para que surgiera un grupo de eclesiásticos “conservadores” que están asumiendo cada vez más el papel de héroes contra el progresismo. Son, un buen ejemplo de falsa-derecha. Permítanme analizar hoy la trayectoria uno de ellos.

Entre estos nuevos héroes está el obispo Atanasio Schneider, Obispo de Astana, Kazajstán. Durante el pontificado anterior había sido uno de los “leones” que favorecieron la Misa híbrida , es decir, la misa Novus Ordo de aspecto tradicionalista que realiza el plan de Benedicto XVI. También escribió dos libros que defienden que la Comunión en la mano debe ser abolida en el NO, que los vemos resumidos aquí.

A Schneider le encanta mostrarse en majestuosa vestimentas de obispo. No era raro verlo llevando la capa magna,
Schneider restauró las costumbres tradicionales a fin de que el Vaticano II y la misa híbrida fueran más aceptable para los conservadores
Schneider restauró las costumbres tradicionales a fin de que el Vaticano II y la misa híbrida fueran más aceptable para los conservadores
manto de púrpura episcopal con una larga cola.

Después del Sínodo, Schneider hizo fuertes críticas a algunos sinodales progresistas. Con estos precedentes, el Obispo Schneider ha sido aplaudido por los conservadores y por los tradicionalistas, junto con otros prelados que también se levantaron contra los excesos del Sínodo.

En menos de un año ha logrado tener libre entrada en muchos círculos tradicionalistas conservadores, sean clericales – Fraternidad de San Pío X, el Instituto Buen Pastor – o laicos – la Sociedad para la Misa en latín, la PTF [Tradición, Familia, Propiedad], el Nuevo Movimiento Litúrgico y una variedad de blogs del género de Rorate Coeli , el P. Z, Secretum Meum, Fratres en Unum [Piénsese en los correlativos españoles Adelante en la Fe, y otros similares].

En la última entrevista, la cual hemos enlazado se oye lo siguiente:
“hay que amar al papa sobrenaturalmente rezando por él, no practicando una especie de papolatría”[N. O sea rezar por y reconocer al “papa” aunque sea el Anticristo como “Lefebvre dixit”]

“estoy convencido que en las circunstancias actuales mons. lefebvre aceptaría sin dudarlo la propuesta canónica de una prelatura personal” [N. Ésta es una afirmaciónn ridícula si se conocen las diatribas de Mons. Lefebvre sobre la Roma apóstata y modernista cuyas características no han hecho, en nuestros días, más que aumentar]

“las ordenaciones episcopales de 1988 las hizo porque en conciencia pensaba debía hacerlo, como un acto extremo, pero a la vez dijo que esta situación no debería demorarse mucho tiempo” [N. ¿También si persisten las cosas frente a las que él se levantó? Claramente se ve que él quiere la integración de la FSSPX a cualquier precio.]

“Si se permanece mucho tiempo de forma autónoma canónicamente, se entra en riesgo de perder una característica de la iglesia católica, que es estar sujeto al papa” [¿Sujeto a cualquier “papa”?. Aquí vemos lo oportuno de sus falsas alegaciones contra el papa Liberio]

“la liturgia tradicional es, en cierto modo, la liturgia del Vaticano II, tal vez con pequeñas modificaciones” [N. Hasta donde pueden llegar estos neovons]]
[Sigue lo escrito en el post que se vuelve a publicar]
[El “obispo” Schneider yerra gravemente al sugerir que un hereje puede ser un verdadero papa, con intención de salvar el papado de Francisco. Para ello se fundamenta en textos claramente falsificados recogidos en el nuevo Denzinger. Hubo papas y hasta un concilio, el Vaticano I, que lo  han rechazado. Post interesantísimo de obligada lectura que viene a añadirse a los textos publicados en el blog sobre el Papa Liberio y a otros sobre el mismo tema]

Justificación de un falso papa a expensas de uno verdadero …

Respuesta a las alegaciones del  “obispo” Atanasio Schneider contra el Papa Liberio

athanasius-schneider8

Con el revuelo reciente sobre los cinco dubia presentados por los “cardenales” Caffarro, Burke, Meisner, y Brandmüller, era sólo cuestión de tiempo para que oyéramos decir algo al Sr. Atanasio Schneider , el  “obispo” auxiliar  del Novus Ordo en la Arquidiócesis de Santa María en Astana, Kazajstán. Schneider está  en la derecha más extrema del espectro del Novus Ordo que alguien puede estar sin dejar de ser consideradado en plena comunión con el jefe modernista de la Ciudad del Vaticano.

En una nueva entrevista publicada en el Rorate Caeli blog, Schneider ha llegado a defender a  los cuatro “cardenales” mencionados anteriormente, cuyos  dubia ( “dudas”, o peticiones formales de aclaración) han echado  a Francis a un rincón  del que no podrá escapar, ya que no permiten otra cosa que una respuesta clara y directa, algo que Francisco se ha negado deliberadamente a hacer públicamente  (¡aunque no en privado! ) con el fin de causar la mayor confusión y el caos posible.

Por desgracia, la defensa de los cuatro “cardenales” de Schneider tiene un precio: se niega a admitir que Jorge Bergoglio no puede ser un Papa válido, y para ello trata de encontrar algún precedente histórico de prelados católicos que  se opusieron a un “papa hereje “. Schneider cree que ha encontrado un caso en el siglo cargo, Papa Liberio (reinó en los años 352-366):

Cuando el papa Liberio en 357 firmó una de las llamadas fórmulas de Sirmio, en la que se descarta deliberadamente la expresión “homo-OUSIOS” dogmáticamente definida y excomulgó a San Atanasio con el fin de tener paz y armonía con los obispos arrianos y semiarrianos del Este, los fieles católicos y algunos pocos obispos, especialmente San Hilario de Poitiers, quedaron profundamente conmocionados. San Hilario publicó  la carta que el Papa Liberio escribió a los obispos orientales, en la que anuncia la aceptación de la fórmula de Sirmio y la excomunión de San Atanasio. En su profundo dolor y consternación, San Hilario añade a esta carta una frase que exoresa lo que parece ser su desesperación: “Anatema tibi a me  dictum, praevaricator Liberi” (Yo te digo anatema,  Liberio prevaricador ), cf.  Denzinger-Schönmetzer , n. 141. Papa Liberio quería tener paz y armonía a cualquier precio, incluso a expensas de la verdad divina. En su carta a los obispos latinos heterodoxos Ursace, Valence y Germinio anunciándoles a las decisiones antes mencionadas, escribió que prefería la paz y la armonía al martirio (cf. cf. [ sic ]  Denzinger-Schönmetzer , n. 142).

Athanasius Schneider, “A Prophetic Voice of Four Cardinals of the Holy Roman Catholic Church”Rorate Caeli, Nov. 23, 2016)

El texto tiene buenas intenciones pero adolece de un defecto fatal: Las pruebas ate da Schneider ” son fraudulentas.

Veamos:

En primer lugar, unas palabras sobre la fuente secundaria las tenemos aquí. Schneider cita  Denzinger-Schönmetzer (disponible en línea aquí en Latín ), una de las ediciones posteriores a Pío XII de la colección del texto magistral conocido como  Denzinger . El primer  Denzinger-Schönmetzer  se publicó en 1963 y constituyó una demoledora revisión del libro  Mons. Joseph Clifford Fenton (ver Fenton, “The New Denzinger”,  American Ecclesiastical revisión 148, pp. 337-44). La épica de , la última edición pre-Vaticano II del Denzinger fue la de 1954, a veces llamada Denzinger-Rahner ,  disponible en línea aquí  y para la compra aquí  (3oth ed.).

La nueva edición, es decir, el Denzinger-Schönmetzer, añade y elimina textos del contenido y renueva por completo el sistema de numeración de los párrafos, lo que significa que los números del antiguo  Denzinger  y los nuevos del Denzinger ya no se corresponden. En la mayoría de las discusiones católicas tradicionales, por lo general se utilizaba la  antigua  númeración. De la antigua y la nueva numeración se hace una comparación   aquí .) Un ejemplo del contenido eliminado en el nuevo Denzinger  sería la condena de la libertad religiosa por el Papa Pío IX ( ver aquí ). Un ejemplo del contenido añadido serían los documentos atribuidos al Papa Liberio citados por  el (“Obispo”)” Schneider señalado  arriba.

Hay una razón por la cual las ediciones anteriores al Vaticano II de Denzinger no incluían los documentos que ahora son invocadas por el Sr. Schneider: Es porque eran de dudosa autenticidad o conocidos por ser simples falsificaciones. Sin embargo, cuando el P. Adolf Schönmetzer (1910-1997) los incluyó en su nueva edición, simplemente admitía que el rechazo de las cartas atribuidas al Papa Liberio no habría tenido fundamento: “Su autenticidad fue cuestionada anteriormente sin justificación” (Quarum authenticitas olim immerito impugnabatur ). La edición más reciente del inglés Denzinger-Schönmetzer, en lengua inglesa es el llamado Denzinger-Hünermann (43ª ed., 2010) , conserva esos documentos y también reproduce la nota de Schonmetzer.

Ahora echemos una ojeada a las afirmaciones hechas por el  “Obispo” Schneider contra el Papa Liberio. En esencia, son las siguientes:

  1. El Papa Liberio negó la palabra dogmática  homoousiontérmino griego que significa “de la misma sustancia” (“consustancialis ” en latín), en referencia al Hijo de Dios por ser de la misma (no simplemente de parecida  ) sustancia al Padre, algo definido por la concilio de Nicea en el año 325.
  2. El Papa Liberio excomulgó a San Atanasio.
  3. San Hilario de Poitiers lanzó un anatema  al Papa Liberio.
  4. El Papa Liberio sacrificó la ortodoxia (es decir, la verdadera Fe) con el fin de tener paz con los herejes.

La verdad es que todas y cada una de estos cuatro tesis son falsas, como ahora demostraremos:

(1) La prueba del papa Liberio para negar la  homoouison  se basa en las denominadas profesiones de fe de Sirmio, de las cuales había tres. Para hacer más corta una larga historia: El Papa Liberio firmó la primera fórmula de Sirmio, pero no la segunda o la tercera. Schneider fundó su demanda de herejía contra el papa Liberio en su firma de la primera, cuyo texto se encuentra en Denzinger-Hünermann  139-140. El gran historiador de la Iglesia P. Rubén Parsons, cuyo trabajo recibió la aprobación del Papa León XIII, explicó el problema de la siguiente manera:

La primera fórmula  [] Sirmian peca de omisión, porque todo lo que contiene es católico, pero no habla  de la “Homoouisos;”  la segunda es absolutamente arriana,  la tercera es semiariana. Nos proponemos demostrar que Liberio no pudo haber firmado la segunda o tercera;  y por tanto, la primera, fuere la fuere,  debe reclamar nuestra atención ….

Queda, por tanto, sólo la primera fórmula, promulgada en el año 351, a la que Liberio posiblemente habría firmado. Si se examina esto, la acusación de herejía, que dirigida contra el Pontífice, cae por el suelo. Dice lo siguiente: “Creemos en un solo Dios, Padre todopoderoso, creador y hacedor de todas las cosas, en quien está toda paternidad en el cielo, y en la tierra. Y en su Hijo Unigénito, nuestro Señor Jesucristo, generado antes de todas las edades por Dios el Padre, luz de luz, por quien fueron hechas todas las cosas visibles e invisibles en el cielo y en la tierra invisibles; Él es la Palabra y la sabiduría, la verdadera luz y la vida, y en los días posteriores se hizo hombre y nació de la Virgen Santa, crucificado, muerto y sepultado; Se sienta a la diestra del Padre, y ha de venir al final de los tiempos para juzgar a los vivos ya los muertos, y pagará a cada uno según sus obras; cuya Reino sin fin tendrá una duración de edades infinitas; Se sienta a la diestra del Padre, no sólo en este momento, sino  en los futuros. Y en el Espíritu Santo, es decir, el Paráclito, que, habiéndose prometido a los apóstoles, después de su ascensión al cielo envió para enseñar y asesorar en todas las cosas. A través de los cuales se santifican todas las almas que creen sinceramente en Él. “Ahora bien , aunque la palabra homoousios no se encuentra en esta profesión, sin embargo, no hay nada en ella repugnante a la doctrina católica sobre la divinidad de la Palabra. Por la omisión, no debería ser permitida, y una inserción del término “consustancial” fue considerado por los ortodoxos como salvaguardia a la verdadera fe. Pero todos aquellos que la aceptan no fueron considerados, en el momento de Atanasio, como necesariamente herético. Nunca hubo una defensa más vigorosa de la palabra Homoouisos  que la hecha por el santo obispo de Alejandría [San Atanasio], pero con todo, dice en su libro sobre los Sínodos , N ° 41, “No es correcto considerar como enemigos a los que aceptan todos los otros escritos de Nicea, y dudan sólo en cuanto a la palabra “consustancial “… puesto que la disputa es de hermanos con hermanos, que son de la misma opinión que nosotros mismos, se suscita la controversia sólo acerca de una palabra [omitida]. Pues  cuando confiesan que el Hijo es de la sustancia del Padre, y de ninguna otra sustancia; que Él no es una criatura o una cosa hecha, sino un Hijo verdadero y real, la Palabra y la sabiduría, que existe una con el Padre, no está lejos de aceptar el término ‘Consubstancial’ “.

Pues bien, ahora podemos concluir nuestra tesis sobre la ortodoxia de San  Liberio. Hemos visto que los argumentos contra él no son sostenibles, que hay pruebas abundantes y positivas en su favor, y aunque firmó una de las fórmulas de Sirmian, el fue inocente de herejía.

(Rev. Rubén Parsons, Estudios en Historia de la Iglesia , Vol. I , 3ª ed [Philadelphia, PA: John Joseph McVey, 1886]., Pp. 230-232)

Una de las razones que pueden haber llevado Papa Liberio a firmar un credo omitiendo la palabra homoouison es el hecho de que este término, aunque perfectamente ortodoxo, fue a veces secuestrado por los herejes Sabelianos , que negaban la Trinidad de Personas y afirmaban que el Padre, Hijo, y Espíritu Santo eran solamente tres  modos de una sola persona divina (cf. Enciclopedia Católica , sv “monarquianos” ).

(2) La afirmación de que el Papa Liberio excomulgó  San Atanasio es igualmente falsa. Nos referiremos al lector a la argumentación exhaustiva hecha por el Sr. John Daly sobre este tema, del que hemos recibido el permiso para publicar en nuestro sitio web:

[El historiador] Sozomeno dice que se propagaron mentiras contra el Papa Liberio, a saber, que condenó la doctrina anomeana. Tampoco se puede negar que las cartas que se le atribuyen, así como a S. Atanasio, son espurias: a esta clase pertenece, en primer lugar, la correspondencia entre Liberio y Atanasio, incondicionalmente reconocida como espuria , y, lo que es aún de mayor importancia para nosotros, una carta de Liberio a los obispos orientales [ Pro deifico ], contenida en el mismo fragmento de Hilary, que comienza con las palabras studens paci . Que esta debe ser necesariamente falsa , ya lo hemos dicho, y fue ya reconocido por Baronio; los editores benedictinos de S. Hilario y el bolandista P. Stilting , también lo han demostrado en detalle .

(Extraído de Una historia de los Concilios de la Iglesia , Vol II. Del  Rev Charles Joseph  Helfele  [Edinburgh: T. & T. Clark, 1876], p 239; el subrayado es nuestro).

Por lo tanto, no sólo es la  Studens Paci  espuria, pero también lo es el Pro deifico , que también se encuentra en  Denzinger-Hünermann  (n. 141), y que el “Obispo”. Schneider se basa expresamente en sus falsas afirmaciones sobre el Papa Liberio y San Hilario. Que el post sobre Pío XII  Denzinger debe incluir los documentos falsos que están en desacuerdo con, o incluso condenan, y por lo tanto ennegrecen la ortodoxia  los nombres de los verdaderos Papas, dice mucho acerca de la secta del Vaticano II.

Invocarval cardenal John Henry Newman no ayuda  aquí porque, como se ha explicado por John Daly, el libro en cuestión fue escrito por Newman cuando todavía era anglicano y es “una obra en la que acusa al Papado de haber apostatado por completo en el Concilio de Trento “( fuente ) – no es exactamente una fuente que debe ser utilizada  para sacar conclusiones sobre el Papa o el papado.

(3) La afirmación de que San Hilario lanzó un anatema al Papa Liberio, como el  “Obispo.” Schneider afirma, es refutada muy fácilmente, incluso utilizando la misma fuente que cita Schneider, a saber, Denzinger-Hünermann  141. También si Schneider hubiese leído la nota adjunta a n. 141, habría visto que dice: “Estas inserciones no se han añadido por Hilario  sino que provienen de un compilador o copista” ( interiectiones illae non sunt hilarii, sed colligentis seu exscribentis tiene Epístolas ). La frase “estas inserciones” se refiere precisamente a lo que dice Schneider “San Hilario añade a la carta ” del Papa Liberio. ¡Pero no! Estas adiciones – visiblemente resaltadas  en el texto usando paréntesis y guiones – fueron hechas por un copista, como en nota al pie de página admite  Schonmetzer. ¿Se molestó Schneider en mirar cuidadosamente el texto en que se basaba en impugnar la ortodoxia de un  legítima Romano Pontífice? P. John Chapman confirma en  La Enciclopedia Católica  que las iinterpolaciones no fueron hechas por San Hilario: “Intercaladas en la primera y segunda carta son anatemas ‘al  prevaricator Liberio’, atribuidas por el falsificador  de San Hilario” ( sv “Papa Liberio” ; la cursiva es nuestra).

(4) Por último, la tesis de que el papa Liberio puso en peligro la Fe y desertó a la herejía con el fin de tener paz con los arrianos se basa en la letra Quia Scio , extractado en  Denzinger-Hünermann 142. Al igual que las dos cartas mencionadas falsamente atribuidas al Papa Liberio, ésta también es una falsificación. El P. Chapman lo resumen en la Enciclopedia Católica:

A continuación, en el mismo fragmento de un párrafo que declara que Liberio, cuando estaba en el exilio, invierte todas estas promesas y acciones, escribiendo a los malvados, prevaricadores arrianos las tres cartas que completan el fragmento. Estas corresponden a las cartas auténticas que han precedido, una por una : la  primera, “Pro deifico timore” es una parodia de “Obsecro”; el segundo “Quia scio uos”, es una inversión de todo lo dicho en “Quamvis”; la tercera “no doceo”, es una palinodia, dolorosa de leer, de la carta a Osio. Los tres son claramente falsificaciones, compuestas para defender la posición de los autores.

(Rev. John Chapman, “Papa Liberio” , La Enciclopedia Católica , volumen IX [1910]; el subrayado.).

Que el Quia Scio debe ser una falsificación también se sugiere en el propio texto, en el que el autor afirma que “la paz y la concordia … es preferible el martirio”, es algo tan obviamente en desacuerdo con la verdadera Fe y tan absurda  que nadie podría creer que proceden de los labios del Vicario de Cristo.

En suma, todo lo que el “Obispo” Schneider aduce contra el Papa Liberio – algo que, recordamos, que sólo lo hace con el fin de apoyar la idea de que Francisco es un verdadero Papa a pesar de la emisión de la herética exhortación  Amoris Laetitia  – resulta ser falsoEn el muy menos – para aquellos que quizás todavía ser escépticos – hay que decir que la autenticidad de las pruebas citadas por Schneider están  lejos de ser ciertas , sino que son muy disputada. Incluso los escépticos tendrían que admitirlo. 

Pero todavía no lo hemos dicho todo. Lo que añade un poco de ironía divertida a todo el asunto es que tanto el antiguo y el nuevo Denzinger contienen un extracto de una carta escrita por el Papa San Anastasio I (reinó 399-402), que confirma la ortodoxia del Papa Liberio:

Porque esta Fe que fue tan estimada por los Santos obispos que alegremente fueron al destierro, como Dionisio, también un siervo de Dios,  aleccionado por la divina instrucción, o aquéllos que siguiendo su ejemplo de un Santo retiro, LIBERIO obispo de la Iglesia  Romana, Eusebius tambiénbde Vercelli, Hilarionde las Galias, por no hablar de muchos en cuya decisión pesó el estar más cerca de la Cruz más que de la blasfemia contra Cristo Dios, que la herejía arriana obliga a hacer,  al llamar al Hijo de Dios, Cristo Dios, criatura del Señor.

(Pope St. Anastasius I, Apostolic Letter Dat Mihi PlurinumDenz. 93 [DH 209]; añadido subrayado .)

Como se ve  el Papa San Anastasio no habló del la escandalosa capitulación del Papa Liberio ante los arrianos o semiarrianos.

En tiempos más recientes, el Papa Pío IX, también, como puede verse, no entendió que el Papa Liberio se había pasado  a la herejía y  hubiese excomulgado a San Atanasio, pues escribió: “… previamente los arrianos acusaron  falsamente Liberio, también nuestro predecesor, al emperador Constantino, porque Liberio se negó a condenar a San Atanasio, obispo de Alejandría, y se negó a apoyar su herejía “(Pío IX, encíclica Quartus Supra , n. 16).

Antes de concluir este post, es obligado mirar a otra justificación del “Obispo” Schneider  en apoyo de los cuatro “cardenales” que se oponen Francisco:

(Schneider, “A Prophetic Voice”Rorate Caeli, Nov. 23, 2016)

Toda la Iglesia en nuestros días tiene que reflexionar sobre el hecho de que el Espíritu Santo no en vano ha inspirado a San Pablo a escribir en la carta a los Gálatas sobre el incidente de su rectificación pública a Pedro [Gal 2: 11-15 ]. Uno tiene que confiar en que Francisco acepte esta petición pública de los cuatro cardenales en el espíritu del apóstol Pedro, cuando San Pablo le ofreció una corrección fraterna para el bien de toda la Iglesia. Que las siguientes palabras del gran doctor de la Iglesia, Santo Tomás de Aquino, nos iluminen  y conforten: “Cuando hay un peligro para la fe, se pide a los súbditos  reprobar sus prelados, incluso públicamente. Puesto que Pablo, que fue sübdito hde Pedro, fuera del peligro de escándalo, le reprendió públicamente. Y Agustín comenta: “El mismo Pedro dio un ejemplo a los superiores por no desdeñar ser corregido por sus súbditos cuando se había apartado del camino recto” ( S.Th. ., II-II, 33, 4c).

(Schneider,  “una voz profética” ,  Rorate Caeli , el 23 de Nov., 2016)

Es cierto que cualquier Católico – incluso el Vicario de Cristo mismo – puede ser reprendido por un inferior si peca públicamente y por lo tanto escandaliza a los fieles. Esta es una cuestión de la corrección fraterna. Dado que incluso el Papa es un pecador, incluso el Papa puede ser corregido  fraternalmente.

Sin embargo, lo que ha ocurrido con Francisco y los otros papas del Vaticano II “papas” no es simplemente una cuestión de “papas” individuales  que pecan , es mucho más que eso: es una cuestión de quienes niegan  públicamente la Fe y / o hacen las cosas que un verdadero Papa por garantía divina está impedido de hacer (por ejemplo, la promulgación de leyes disciplinarias nociva/para toda la Iglesia).

En el caso de la exhortación  Amoris Laetitia , Francisco  ha promulgado a la iglesia entera varias tesis teológicas del Vaticano II que son francamente heréticas como incluso los estudiosos del Novus Ordo lo han señalado . Esto es una cosa imposible que un verdadero Papa haga.  Invocar a Gálatas 2: 11-15 ” no ayuda  al “obispo” Schneider aquí, porque, como se demuestra en nuestro pequeño apéndice que sigue, la culpa por la que San Pablo  reprendió a San Pedro no era una cuestión de herejía, ni tampoco era incluso un pecado mortal – no era más que un pecado venial de imprudencia , la de arriesgarse innecesariamente en dar el llamado “escándalo de los débiles”.

Un número de lectores ahora será rápido para decir: “Pero San Pedro, el primer Papa, negó a Cristo tres veces! – Que era un pecado mortal contra la Fe” A esto hay que responder incluso si fuera un pecado contra la fe, esto no tenía ninguna relación con el papado en absoluto porque San Pedro aún no era Papa cuando negó a su Señor. Aunque el papado le había sido prometido en Mateo 16:18 , en realidad no se le  confirió hasta Juan 21: 15-17 , según lo confirmado por el Concilio Vaticano I:

“Y   sólo después de su resurrección confiere a Simón Pedro  la jurisdicción del más alta pastor y rector en toda su redil, diciendo: ‘Apacienta mis corderos,’ ‘Apacienta mis ovejas’ [Juan 21:15 . ff] “(Vaticano I, Constitución dogmática pastor Aeternus ., Capítulo 1; Denz. 1822 ; el subrayado adicional).

Con esto concluye nuestra refutación de los errores promovidos por Athanasius Schneider y los pseudo-tradicionalistas en Rorate Caeli . Añadimos a continuación un extracto de nuestra respuesta a John Salza en el tema de reproche de San  Pablo  a San Pedro en Gálatas 2. Salza trató de convertir esto en un precedente histórico para resistir un Papa por herejía sin saltar a la conclusión de que el Papa es de hecho un hereje formal. Reproducimos nuestra refutación aquí porque es un argumento que se utiliza una y otra vez contra el sedevacantismo, cuando incluso sólo un poco de la investigación demuestra que se derrumba de inmediato bajo un examen más detallado.

APÉNDICE

– Reprensión de San Pablo a San Pedro en Gálatas 2: 11-15
Extracto de “La silla sigue vacía: Respuesta a los supuestos
“Errores del Sedevacantismo” de John Salza , Parte 2

Después, Salza hace referencia a la enseñanza de Santo Tomás sobre la corrección fraterna, sobre cómo aún los subordinados tienen permiso (o hasta obligación) de corregir a sus superiores en ciertos casos. Él menciona Gálatas 2, 11, donde San Pablo reprendió a San Pedro en público “a causa del peligro inminente de escándalo tocante a la fe” (Santo Tomás, Suma Teológica, II-II, q. 33, a. 4, ad 2). Escapa al examen lo que esto tenga que ver con nada de lo que discutimos, pero Salza insiste en que ésta es una prueba de que “no es sólo lícito sino aun necesario oponerse a un papa que pone en peligro la Fe, sin rotularlo hereje formal” (Salza, “Presunción”, p. 1; bastardillas añadidas).

Para contestar esto, necesitamos sólo atender a qué hacía San Pedro que causara la reprimenda de San Pablo. ¿Qué hacía San Pedro exactamente? ¿Les decía a los judíos que lo perseguían que su alianza con Dios todavía era válida, como dijo Juan Pablo II? ¿Invitaba a los paganos a ofrecer sacrificio a sus ídolos para obtener paz verdadera, legitimando así su religión falsa, como Juan Pablo II y Benedicto XVI lo hicieron en Asís?

No, no precisamente. La popular Biblia de Douay y Reims de Challoner contiene la siguiente nota sobre este pasaje:

El fallo es que aquí se señala en la conducción de San Pedro, era sólo una cierta imprudencia, al retirar a sí mismo de la mesa de los gentiles, por temor a ofender a los judíos conversos; pero esto, en tales circunstancias, cuando su hacer esto podría ser consecuencia de los malos de las naciones, que podría ser inducido de esta manera de pensar se ven obligados a ajustarse a la forma de vida judía, en perjuicio de su libertad cristiana.

ES(Nota de Challoner sobre Gálatas 2, 11; en http://www.drbo.org/chapter/55002.htm)

Vemos, entonces, que aquí no hay absolutamente nada que ayude a la argumentación de Salza. Porque, aunque una acción indiferente en sí misma pueda sin embargo, debido a circunstancias especiales, “accidentalmente” hacer peligrar la Fe, como la conducta de San Pedro mencionada aquí (comer separadamente con judíos convertidos no estaba mal en sí y de por sí, después de todo, pero sólo se volvió imprudente debido a la circunstancia particular), esto no es en modo alguno comparable con acciones que son directamente y en sí mismas y de por sí mismas pecados contra la Fe, como unirse a los judíos apóstatas de hoy para cantar un himno en espera del Mesías, o aprobar las religiones de los paganos (como el jainismo, el vudú, hinduismo, etc.), o decir, como Juan Pablo II y Benedicto XVI, que el primado papal según fue definido en el Primer Concilio Vaticano puede ser erróneo.

Lo que John Salza está haciendo aquí es simplemente aferrarse desesperadamente a una esperanza. No ve el momento de encontrar algún tipo de argumento para hacer parecer que el sedevacantismo es fallido. Y esto no es poco decir, porque si él realmente tuviera argumentos buenos y fuertes, entonces podemos concebir que los habría usado, ¿no? En lugar de eso, él recurre a estos viejos “textos-prueba” sacados fuera de contexto, les da brillo dándoles un giro nuevo, y espera quizá que el lector quedará impresionado por toda la complicada jerigonza canónico-teológica que desparrama.

 

-APÉNDICE-

Reprimenda de San Pablo de San Pedro en Gálatas 2: 11-15

Extracto de la silla sigue  todavía vacía: Una Respuesta a John Salza sobre los presuntos “Errores de sedevacantismo” Parte 2

(4) El pecado de San Pedro en Gálatas 2:11

A continuación, Salza hace referencia a la enseñanza de Santo Tomás en la corrección fraterna, que incluso se permiten los sujetos (o incluso unido) para corregir sus superiores en ciertos casos. Se hace mención de Gálatas 2:11 , donde St. Paul reprendió San Pedro en público “a causa del peligro inminente de escándalo concerniente a la fe” (Aquino,  Suma Teológica , II-II, q. 33, a. 4, ad 2). Es difícil ver lo que tiene que ver con lo que estamos discutiendo, pero Salza insiste en que esto es evidencia de que “no sólo es lícita, sino incluso necesario para oponerse a un Papa que pone en peligro la Fe,  sin él el etiquetado de un hereje formal, ” ( Salza, “presunción”, p; 1. cursivas añadidas).

Para responder a esto, sólo tenemos que mirar lo que San Pedro  hizo  que causó la reprimenda de St. Paul. Justo lo que fue lo que San Pedro estaba haciendo? ¿Estaba diciendo a los Judios que lo perseguían a que su pacto con Dios seguía siendo válido, como lo hizo Juan Pablo II? Se le invita a los paganos para ofrecer sacrificios a sus ídolos para obtener la verdadera paz, de este modo legitimar su falsa religión, como Juan Pablo II y Benedicto XVI lo hicieron en Asís?

No, no exactamente. El popular Challoner Reina-Valera de la Biblia tiene la siguiente nota sobre este pasaje:

El fallo es que aquí se señala en la conducción de San Pedro, era sólo una cierta imprudencia, al retirar a sí mismo de la mesa de los gentiles, por temor a ofender a los judíos conversos; pero esto, en tales circunstancias, cuando su hacer esto podría ser consecuencia de los malos de las naciones, que podría ser inducido de esta manera de pensar se ven obligados a ajustarse a la forma de vida judía, en perjuicio de su libertad cristiana.

Challoner Nota sobre Gálatas 2:11 )

Lo que John Salza quiere es elevar al nivel de un delito materialmente herético (lo que permitiría apoyar su srgumentación, “Pero la notoriedad o pertinacia no se presume!”) No es más que una “cierta imprudencia” en la manera de conducirse De San Pedro. Eso es. Esta es secundada en el comentario de la Biblia del famoso P. George Haydock: “. la opinión de San Agustín es seguida habitualmente, acerca de que San Pedro era culpable [sólo] de una falta venial de la imprudencia “( Haydock Nota sobre Gálatas 2:11 ). San Pedro simplemente tuvo  miedo de ofender a los judíos convertidos al comer con los gentiles; por lo tanto, se retiró de los conversos gentiles cuando los Judios llegaron. Debido a que esta conducta  puede  dar la falsa impresión de que los cristianos todavía están obligados por la ley antigua, era imprudente que San Pedro actuara de esta manera, a pesar de que, probablemente, simplemente trató de evitar dar el llamado “escándalo de los débiles”, y por lo tanto su intención fue buena. En cualquier caso, San Pedro humildemente aceptó la reprimenda de San Pablo.

Vemos, entonces, que no hay absolutamente nada en aquí que ayude al caso de Salza. Porque, aunque una acción indiferente en sí misma puede, no obstante, debido a circunstancias especiales, “accidentalmente” poner en peligro la fe, tales como la conducta de San Pedro mencionado aquí (comer por separado con los judíos conversos no estaba mal  en sí mismo , después de todo, pero sólo se convirtió en algo imprudente debido a la circunstancia del caso), esto no es en absoluto comparable en cuanto a las acciones que son  directamente  y  por sí mismas pecados contra la Fe, como unirse a los Judios como un apóstata en el canto de un himno a la espera del Mesías, o aprobar de las religiones de paganos (como el jainismo, el vudú, el hinduismo, etc.), o diciendo que la primacía papal como se define en el primer Concilio Vaticano puede ser errónea, como Juan Pablo II y Benedicto XVI han hecho.

Lo que John Salza está haciendo aquí es simplemente agarrarse a un clavo ardiendo. Él está desesperado por encontrar cualquier tipo de argumento posible para que el sedevacantismo esté mal. Y esto está diciendo en realidad que si tenía realmente bueno, argumentos fuertes, entonces podemos suponer que los habría utilizado. En lugar de ello, recurre a estos  “textos de prueba” fuera de contexto, los pule con un nuevo giro, y espera tal vez que el lector quede impresionado por toda la complicada jerga Canonico-teológica que usa. 

One thought on “RESPUESTA A MONS. ATANASIO SCHNEIDER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s