ALL POSTS

AMORIS TRISTITIA


Amoris Tristitia


Tiene cuatro hijos y cinco nietos. Se casó joven, y fue al matrimonio con la inocencia de aquellos años, hoy tan lejanos, cuando las madres todavía informaban a sus hijas con pudor lo que tenían que saber. Todo lo demás era vida, se iba haciendo vida, con el amor de cada día y también el dolor de algunos días.

Pero el dolor fue haciéndose más presente y más ausente el amor, que ya era raro, sólo algunas veces, cada vez menos. Se le esperaba, se suponía que algún día volvería. Después fue la ilusión de que retornaría. Después el sueño de que reviviría; luego sólo el temor de que no hubiera amor para volver.

Su esposo, su marido, su amor, el único que tuvo, la dejó. Dejó la casa, dejó a los hijos, dejó a su familia. Cuando todo parecía que se iba haciendo soportable, llegó el desconsuelo punzante con la noticia de que él había rehecho su vidacon otra (con aquella), que tenían casa montada y esperaban un niño. Cada detalle era como un folletín por entregas, con la diferencia de que ahora era su vida, una vida destrozada que sufría el montaje de un nuevo nido a costa del suyo destruido. Pero el tiempo cicatriza, el dolor del amor se vuelve crónico, como una enfermedad vieja con la que se vive, aunque no se deje de sentir cuando duele…¿Y cuándo no duele?…

Lo que no esperaba es que al final le fueran a robar hasta su dignidad, su inocencia, el amor partido y herido que había atesorado como un ascua viva, quemante, como la clave de una certeza, el sentido de su resistencia, el cimiento de su fortaleza. Hace unas semanas recibió una notificación del Tribunal Diocesano para que se personase como parte en una demanda de nulidad. Cuando su abogado le explicó de qué se trataba y de la nueva forma expeditiva de los procesos de nulidad, por voluntad y decreto ad casum del PP Franciscus, no entendía nada, no encontraba razones, se imaginaba enredada en un laberinto de vida, de mentiras, de trampas, de leyes y leyendas que la abrumaban hasta consumirla.

Su consuelo más íntimo, sólo referido en el confesonario, era rezar por su familia, por su marido, delante de Dios, que todo lo sabe, sabiendo que su amor fue verdad, su matrimonio fue verdad y su dolor enamorado era prueba diaria de la verdad que Dios conoce. Su consuelo era rezar sabiendo que Él conocía todo, conocía los corazones.

Cuando se da cuenta de que hombres de Dios, en un tribunal de Dios, van a decir que no hubo amor, ni matrimonio, ni familia, que ella nunca fue esposa, ni tuvo jamás marido, que sus hijos fueron fruto de una falsa unión, que vivió la ficción de una familia que nunca existió, entonces, suspendida en el vacío de lo que le dicen que nunca tuvo y nunca fue, llora con un desconsuelo que nunca imaginó.

Sigue creyendo en Dios. Y como una oración evangélica reza su credo particular: – ‘Tú sabes, Señor, que es verdad, Tú sabes que me quiso, tú sabes que le quiero, que mantuve lo que Te prometí y le prometí. Tú sabes, Señor, que es verdad'(…)

Y así tantas tardes de Sagrario, tantas noches de Rosarios.

Lo que le duele y amarga especialmente es ese documento del Papa, Amoris Laetitia, causa hoy de su tristeza.

De Ex Orbe

Anuncios

2 replies »

  1. Si las nulidades se estan dando asi de faciles ya los asesores catolicos no pueden aconsejar la nulidad nisiquiera en el caso de que si pueda haberla….pues ya no se esta ante sacerdotes serios…no se sabe en quien confiar…que tristeza.

    Me gusta

  2. Yo he sabido de lo mismo aquí, aún antes de la aparición de Francisco en el panorama eclesiástico mundial, pero en ese entonces imaginaba que se trataba de sacerdotes disidentes.

    Podemos una vez más proclamar que para nada, ellos eran la punta de lanza para “ad experimentum”, lograr permear a toda la sociedad con sus aberraciones, sentarse a esperar el tiempo oportuno para sacar el documento que avalaba sus propuestas.

    En fin si que debe ser un gran dolor llegue a ser la concubina, aquella que fuera la esposa legítima y que sus hijos resulten hoy los bastardos, según estos señores que dicen hablar en nombre de Dios.

    Pero hablemos claro, esto solo sucede y tiene peso, para aquellos que siguen unidos a Francisco con su dios de las sorpresas.

    Los que no estamos con él para otra cosa que para denunciarle, sabemos que la Ley de Dios es inmutable, y ante el abandono del marido, no buscamos “rehacer la vida” sino ofrecerla en holocausto por la salvación de la Familia, si todos los sacerdotes del mundo con el “papa a la cabeza” nos dijeran que nuestro matrimonio fue inválido y que somos libres de emprender una vida de “adúlterio”, con su permiso, declaramos HAY QUE OBEDECER A DIOS ANTES QUE A LOS HOMBRES, y nos afianzamos aún más a la verdad, que hemos discernido hace tiempo, este Señor y los que le siguen, solo se disfrazan de corderos, pero son LOBOS RAPACES. de los Nuestro Señor nos advirtió que nos cuidáramos. Mat.7:15

    Las advertencias de Dios para los Sacerdotes.

    Malaquías 2: 1∗Ahora para vosotros, oh sacerdotes, tengo este decreto: 2Si no escuchareis, ni os empeñareis en dar gloria a mi Nombre, dice Yahvé de los ejércitos, enviaré sobre vosotros la maldición, y maldeciré vuestras bendiciones —y las he maldecido ya—: porque no hacéis caso (de Mí).
    3∗He aquí que os arrojaré la espaldilla, esparciré estiércol sobre vuestros rostros,
    el estiércol (de las víctimas) de vuestras fiestas, y seréis echados juntamente con él.
    4∗Entonces conoceréis que Yo os he dado este decreto…
    7∗Porque los labios del sacerdote guardan la doctrina, y de sus labios se ha de aprender la Ley, porque él es mensajero de Yahvé de los ejércitos.
    8∗Pero vosotros os habéis apartado del camino, habéis hecho tropezar a muchos en la Ley, habéis pervertido el pacto de Leví, dice Yahvé de los ejércitos.
    9Por eso también Yo os he hecho despreciables y viles delante de todo el pueblo,
    por cuanto no seguisteis mis caminos, y aplicasteis la Ley con acepción de personas.
    13∗También otra cosa hacéis: CUBRIS EL ALTAR DE YAHVÉ CON LÁGRIMAS, CON LLANTOS Y GEMIDOS, PORQUE EL NO VUELVE YA SU ROSTRO HACIA LA OBLACIÓN, NI RECIBE DE VUESTRA MANO (OFRENDA) AGRADABLE. 14∗ Y vosotros decís: «¿Por qué?» PORQUE YAHVÉ HA SIDO TESTIGO ENTRE TI Y LA MUJER DE TU JUVENTUD, A LA CUAL HAS SIDO INFIEL, SIENDO ELLA TU COMPAÑERA Y LA MUJER DE TU PACTO.
    15∗¿No la hizo Aquel que es Uno? ¿No es ella una partícula de su espíritu?

    ¿Y QUE PIDE AQUEL UNO SINO UN LINAJE DE DIOS?

    GUARDAD, PUES, VUESTRO ESPÍRITU Y NINGUNO SEA INFIEL A LA MUJER DE SU JUVENTUD.

    16∗PORQUE YO ABORREZCO EL REPUDIO, DICE YAHVÉ, EL DIOS DE ISRAEL; pues esto es cubrir de violencia su vestido; así dice Yahvé de los ejércitos. Por eso guardad vuestro espíritu, y no seáis desleales.

    17∗HABÉIS CANSADO A YAHVÉ CON VUESTRAS PALABRAS y con todo decís: «¿Cómo le hemos cansado?»

    CON VUESTRO DECIR: “TODO AQUEL QUE OBRA MAL ES BUENO A LOS OJOS DE YAHVÉ Y EN ELLOS ÉL SE COMPLACE” o: «¿DÓNDE ESTÁ EL DIOS DE LA JUSTICIA?»

    Comentario de Straubinger:1. Véase …Dios anuncia aquí que sus bendiciones serán convertidas en maldiciones, para que las almas rectas no caigan engañadas por las apariencias (cf. Mateo 7. 15)… “Según San Jerónimo, se habla también aquí de aquellos sacerdotes que adulan a los pecadores porque son ricos y poderosos, y disimulan sus vicios” (Réboli).
    ∗ 3. La espaldilla derecha de las víctimas pacíficas pertenecía a los sacerdotes (cf. Levítico 7, 32). En el hebreo se refiere a las sementeras, que serán maldecidas. El estiércol de vuestras fiestas, o sea, los excrementos de los animales sacrificados en las fiestas, que según la Ley tenían que quemarse (Éxodo 29, 14). No hay palabra más dura para expresar la indignación de Dios con los infieles ministros de su santuario.
    ∗ 7. Los labios del sacerdote han de guardar la doctrina: …(Levítico 10, 11; Deuteronomio 17, 10 s.). …Él es mensajero (Vulgata: él es el Ángel): Lo mismo dice San Pablo de los sacerdotes de Cristo: “Somos embajadores de Cristo” (II Corintios 5, 20). La Encíclica “Acerbo Nimis” de Pío X agrega a este pasaje: “Por lo cual, en las sagradas Ordenes, el Obispo dice, dirigiéndose a los que van a ser hechos sacerdotes: Que vuestra doctrina sea remedio espiritual para el pueblo de Dios, y los cooperadores de nuestro Orden sean previsores, para que, meditando día y noche acerca de la Ley, crean lo que han leído y enseñen lo que han creído.” Cf. II Paralipómenos 30, 22; Oseas 8, 12 y nota. Cf. I Timoteo 5, 17 y nota.
    ∗ 8 s. Por no predicar la Palabra de Dios y por dar mal ejemplo al pueblo los sacerdotes han quebrantado el pacto, a causa de lo cual el Señor lo declara nulo y les aplicará la pena merecida. Cf. Levítico 22, 15 y nota.

    Así o más claro?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s