ALL POSTS

LA NUEVA IGLESIA REINO DEL FRAUDE


[Es republicación]

LA “NUEVA IGLESIA”, REINO DE LA MENTIRA Y DEL FRAUDE

Por el Dr. Homero Johas

homero-johas11INTRODUCCIÓN

Quien quiera hacer una síntesis de la naturaleza de la “nueva iglesia católica” nacida en el Concilio Vaticano II no se equivocaran afirmando que ella se apartó de la verdad absoluta divina y que quiere establecer en la tierra el culto del hombre, sin el único Dios verdadero.

* Gregorio XVI, notó que los enemigos de la Iglesia querían cambiar la “obra divina” por “una” obra humana.

* San Pio X afirmó que los hombres de las logia masónicas querían quitar de la tierra el catolicismo y establecer una “iglesia de la humanidad”.

* Pio IX mostró que los racionalistas querían conformar la Iglesia de Cristo con liberalismo.

* San Pio X notó que los agnósticos llamados modernistas querían apartar el cristianismo dogmático y cambiarlo por una religión liberal.

* El Sr. Montini, el 07-12-1960, en el Vaticano, clausurado el Concilio, proclamó un“nuevo Humanismo”, el “culto del hombre”.

* Es lo que querían los racionalistas absolutos; la razón humana, sin Dios, es el único arbitro de la verdad y de la falsedad, del bien y del mal, es ley para sí; por sus fuerzas naturales, ella basta para cuidar del bien de los hombres y de los pueblos (D.S.2903).

* Esto corresponde al “non serviam” de Lucifer (Jer. II, 20); el apartamiento de la obediencia humana al único Dios verdadero.
Esto corresponde a la “abominación de la desolación en el lugar Santo” (San Mateo XXIV); al “hombre de pecado en el templo de Dios”, con la “operación del error” de los que “no aman la verdad” y “consienten la iniquidad” (2 Tes. II, 1-11).
Se muda la verdad en error; y el error en verdad (Is. V, 20).
Esto se resume en dos puntos:

a) Por fraude se niega la existencia de la verdad absoluta, universal, necesaria.

b) Se pretende que todo poder viene del hombre y no de Dios.

Esto es hecho a través de mentiras, fraudes, simulaciones; una bestia del Apocalipsis aparentaba tener los cuernos del cordero, pero “loquebatur sicut draco” hablaba como el Dragón (Apoc. XIII, 11). Es el reino de la hipocresía.
En ese “habla como Dragón” están las “nuevas doctrinas” de la “nueva iglesia”; son las seculares doctrinas de los ateos, agnósticos, paganos, herejes, judíos, enemigos de la Iglesia.

· La fe divina fue sustituida por la opinión humana

· Los ministros de Dios fueron sustituidos por ministros de los hombres.

· El Sacrificio de Cristo fue sustituido por las reuniones del pueblo.

· El Derecho Divino fue sustituido por el Derecho humano.

· La verdad divina fue sustituida por el arbitrio humano.

· El Concilio Vaticano II profesa: “lo que quieren los hombres de nuestra época”.

· El Templo de Dios fue sustituido por el templo de todos los falsos ídolos.

· Se niega la Divinidad de Cristo.

 

1. LA NEGACIÓN DE LA VERDAD ABSOLUTA

Esta es la base de todo en la “nueva iglesia”. Todo se vuelve opinión individual y libre; meramente humana, incierta, subjetiva, insegura; se aparta de la verdad absoluta, necesaria, divina, cierta, objetiva, independiente del juicio y voluntad de cada sujeto.

Esto entró fraudulentamente en la Ciencia natural, así mismo en la Ciencia divina.

Las opiniones pasaron a ser nuevas “verdades”.

Por lo tanto cada uno tiene su “propia verdad” o su “propio juicio”, su “propia posición”, o su propio Dios, su propia religión; su moral propia, su “propio derecho individual”, su “propio deber”…

Todo individual y libre, meramente humano.

Y entre esos “derechos individuales”, está el de: “no cumplir la obligación de seguir la verdad y el adherirse a ella”.

Sin la verdad necesaria en el conocimiento racional, la “adhesión” o no “adhesión”a la verdad se haría la norma del obrar psicológico, de la libertad a adherirse o no a lo que es verdadero y bueno.

Se eliminan las normas divinas de los “deberes” en el creer y el obrar.

Se eliminan las verdades de fe mandadas por la autoridad del único Dios verdadero y sus mandamientos imperados a ser observados.

Se elimina la Monarquía divina, se levanta el estandarte de la democracia contra la autoridad del único Dios verdadero.

El número de las voluntades humanas libres decidirá lo que es verdad o error; lo que es el bien o el mal (D.S. 2903).
Desaparece la verdad divina, aparece el arbitrio humano.

Desaparecen la Lógica, la Ontología, la Teología Natural, el Dogma y la Ética revelada; aparece una Ética arbitraria, sin verdad, sin Dios. Desaparecen los principios absolutos de la Ontología: de identidad, de no contradicción, de causalidad, de finalidad.

El arbitrio humano individual, sin verdad y sin Dios, será la norma suprema de todo.

Se apartan de este modo de los fundamentos divinos de la fe cristiana, del único Dios verdadero.

De Cristo que dice: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”.

Del Espíritu Santo: el “Espíritu de verdad”.

Del Magisterio de la Iglesia: de la “Cátedra de la verdad”.

Tal es la doctrina llamada del Agnosticismo; Relativismo, Liberalismo, Humanismo; Anti-intelectualismo.

Podría ser llamado Anticristianismo.

Es la doctrina de la “nueva iglesia católica” originada de los ateos, agnósticos, herejes, paganos, disfrazados de “católicos”.

Existirán tantas “verdades” diferentes cuantas cabezas humanas.

Se apartan de la unicidad de la verdad.

 

2. ORIGEN HUMANO DEL PODER
Enseña la Revelación divina: “todo poder viene de Dios”; “No hay poder sino viene de Dios” (Rom. XIII, 1). “Sin Mi nada podéis hacer”.
En sentido opuesto, junto a los ateos y racionalistas, el “nuevo humanismo” quiere una humanidad sin el Dios verdadero; sin Dios.

Tal “nuevo humanismo” de la secta de los masones, proclama: “Todo poder viene del hombre y en su nombre será ejercido”.

Niegan la palabra de Dios, el origen divino de todo poder.

Esto no es solo en el orden civil; sino también en el orden espiritual, dentro de la“nueva iglesia”: quieren que el poder de jurisdicción y el poder de orden vengan del hombre.

Para disfrazar, dicen que viene de Dios, pero a través del pueblo, de los fieles, de las iglesias, de las comunidades.

El padre, el obispo y el papa serán “ministros de la iglesia”; no ministros de Dios. Serán vicarios del pueblo, no de Dios.

Rebajan a Cristo a simple hombre, no lo reconocen como verdadero y único de Dios.

Por lo tanto el poder supremo en la iglesia vendrá del “colegio” de representantes de las iglesias; del consenso de los hombres; de la opinión pública; del mayor número de votos.

Cristo no será Rey de reyes, el Legislador divino, cabeza monárquica. El gobierno de la iglesia será el de la democracia agnóstica, sin Dios.

El papa será el “siervo de los hombres”, no “siervo de Dios”.

Será siervo de la “opinión pública”, no siervo de las verdades absolutas de Dios.

Se apartan de los Mandamientos de Dios, establecidos por Moisés y Cristo, el Decálogo, será mudado por los “derechos individuales del hombre” sin Dios.

Observar las leyes y verdades de Dios será ilícito, autoritarismo, imperialismo, dictadura; pero las dictaduras, el autoritarismo, y el imperialismo de los ateos es respetado.

Por lo tanto, tal concepto de “dignidad del hombre” no incluye la verdad absoluta; la autoridad del único Dios verdadero, la subordinación y obediencia a Dios y a los ministros verdaderos de Dios, a la jerarquía instituida en la Iglesia por la autoridad de Cristo.

En lugar de la obediencia y sumisión se habla de una “adhesión” libre, venida del consenso.

Por lo tanto, se rechaza toda “coacción exterior” del “ministro de Dios” contra los malos, los criminales contra Dios; contra ellos solo se admite el dialogo, la libre persuasión, el libre consentimiento, la libre adhesión.

Así cada uno podrá “adherirse” a la verdad o al error; al bien o al mal, a Cristo o a Lucifer, a Cristo o al anti-Cristo.

Por lo tanto cada uno podrá ser libremente: anti-intelectualista, anti-sacramentalista; anti-conclavista, anti-imperialista, anti-monarquista, sin distinguir si la fuerza usada es contra el bien y la verdad o si es contra el mal y la falsedad.

Por lo tanto, los hombres libres podrán ir igualmente al culto de Cristo o al culto de Lucifer; al culto del único Dios verdadero, o al culto de Shiwa; podrá ir libremente a un templo de Dios o a una mezquita o culto luterano.

Será igual y libre ser verdadero o falso; será “derecho” adorar al Dios cristiano o al “dios de los musulmanes”.

La ordenación social por tanto no será la “ordenación de Dios” (Rom. XIII, 1-3), sino un acuerdo, o pacto, resultado del dialogo y de la opinión pública, del “consenso”.
Por lo tanto, en la “nueva iglesia católica” la cabeza suprema no recibe “directo e inmediato” de de Nuestro Señor Jesucristo el poder supremo (Vaticano I, D.S. 3055); pero “recibe de la iglesia el poder de ministerio”, como decían los jansenistas (D.S. 2603). La herejía retira a Dios fuente directa e inmediata del poder, lo coloca en el hombre o a través del hombre.
No se confiesa que los fieles de Cristo poseen la verdad absoluta y que la Iglesia de Cristo es la única verdadera. Ahora la “única verdadera” es la “iglesia del hombre”, la del Ecumenismo, sin la unicidad de la verdadera fe. Ahora los hombres “buscan” la verdad, pero no confiesan la verdad absoluta.

Cada uno tiene “su propia verdad”, su propio deber moral, sin Dios, fundado en la negación de la verdad absoluta.

Por esto, la “paz” entre los hombres no será la “paz de Cristo”, fundada en la verdad divina absoluta, universal; será la “paz” agnóstica, fundada en el acuerdo libre, en la opinión pública, en el consenso de las voluntades humanas, en “opiniones” inciertas, dudosas, como la acefalia.

Son dos “iglesias” diametralmente opuestas.

 

FRAUDE Y MENTIRA

Quieran o no quieran los hombres falsos, existe la verdad absoluta y todo poder viene de Dios, y no del libre arbitrio humano.

Es fácil probar el fraude, la mentira y la falsedad de estas personas. Los errores no se convierten en verdades, ni las verdades en errores. Un pacto social, un acuerdo humano, un consenso entre los hombres, la opinión pública mayoritaria, no cambia las verdades objetivas y las leyes de las Ciencias naturales, de la Física o de la química, de la biología o de la botánica, de la Genética o de la Geometría, de la Lógica o de la Ontología.

La negación de las verdades en estas Ciencias es tan falsa como el origen humano de todo poder; los hombres nada cambian en el curso del sol o de los planetas; no crean las leyes de la materia y las operaciones naturales de los elementos químicos; las leyes de la genética vegetal y animal; las leyes de la vida natural y la muerte natural.

Los hombres no ignoran que existen verdades absolutas independientes de su propio arbitrio. Las leyes geométricas abstractas, las leyes de la lógica, los principios de Ontología no vienen del arbitrio de cada uno. Ellos no resucitan los muertos y ni impiden que existan la muertes.

No mandan a los vientos y a las lluvias, ni andan sobre los mares.

Ellos abren escuelas por la necesidad de conocer las cosas que no proceden de su libre arbitrio.

Las plantaciones de alimentos y frutas, y las creaciones del ganado y las gallinas no siguen reglas arbitrarias.

Los mares y los terremotos, los volcanes y las tempestades no proceden del arbitrio de los agnósticos, de los ateos.

Ellos no nacen ni mueren por su libre arbitrio.

Los hombres no aumentan sus saldos bancarios por su libre arbitrio.

Por lo tanto el agnosticismo es mentira y fraude, también decir que todo poder viene del arbitrio de los hombres, es mentira y fraude.

Y nadie tiene derecho a mentir y de ser fraudulento.

Por lo tanto las verdades individuales libres de la “nueva iglesia católica” proceden de la mentira y del fraude.

 

Proceden de la “operación del error”, de Satanás, de los que “no aman la verdad, sino que consienten en la iniquidad”, según la profecía de San Pablo (Tes. II, 11).

 

COETUS FIDELIUM

N° 10

Marzo del 2014

TRADUCCIÓN:

R.P. Manuel Martinez Henández F.S.V.F.

14 replies »

  1. P.Guillermo: Es cierto lo que dice, aunque podría haberse explicitado un poco más amplio. Lo propio del demonio es tentar, no firmar documentos, cambiar leyes y Sacramentos destruyendo la Liturgia, por ejemplo. La “obra del demonio” sería incompleta sin la aceptación libre del albedrío humano. Las causas próximas de la Gran Apostasía son los hombres: los que están sentados en las altas cátedras de la falsa iglesia idolátrica no son demonios, es más, el mismo Anticristo es un hombre endemoniado bajo la directa influencia de Satanás, para que como hombre desplace a Jesucristo: Dios hecho Hombre. El Diablo no es más que la mona de Dios y con el Anticristo, quiere hacer un remedo de la Encarnación. Es el Anticristo el que sucumbió a las tres tentaciones que el Demonio le hizo a Jesucristo en el desierto, el Demonio sólo nada podría sin sus aliados. El Inicuo, el Hombre de Pecado, el Sin Ley, como lo llama la Escritura, no es el Demonio, sino un hombre entregado a él, a quien le ha pasado sus poderes: San Juan ve que el Dragón (Satanás) se apostó a la orilla del Mar, y (San Juan) ve que hace salir del mar a una “bestia” ( la segunda), cuando el tiempo de su aparición pública es el oportuno luego de haberle preparado el terreno -mediante la primera “bestia”- para ser aceptado en la “religión” a través de la demolición embaucadora del Falso Profeta (fruto éste de cientos de años de preparación para demoler el catolicismo). Es el Demonio que utiliza al Anticristo para reemplazar a Cristo, por eso es el Adversario, el Contra-Cristo, la mera imitación diabólica de la Encarnación, y su “vicario”, el preparador de su aparición, no es otra cosa que la falsa imitación diabólica del Príncipe de los Apóstoles, el Papa Católico, para reemplazar la obra de Dios: Jesucristo y la Iglesia.
    Los intentos del Diablo han llegado a su fin porque sus aliados, los hombres que no han amado a la verdad, han sucumbido a sus tentaciones “triunfalistas” de adueñarse de lo que fue destituido por su prevaricación: ser “el príncipe de este mundo” al servicio de Jesucristo, por eso dice San Juan que “el mundo está bajo el poder del Maligno” porque como Angel no ha perdido el poder de su naturaleza, solo que está en dirección opuesta a la función dada por el Creador. Por eso lo primero que hizo después de su caída, fue TENTAR a nuestros primeros padres en el Paraíso. Por eso Jesucristo fue al desierto cuarenta días, para “ser tentado por el Diablo” y vencerlo en su propio terreno sin manifestarse como Dios, y como Verbo Encarnado venció al Maligno a través de su Humanidad, instrumento unido a Su divinidad para obrar la salvación que ningún puro hombre podría haber hecho. Esa es la razón última de la aparición del Anticristo: poseer al Inicuo para hacerlo Contra-Cristo y hacer que el “mundo que está bajo el Maligno” lo adore como “dios”. ¿Se entiende el por qué del eclipsamiento de la Iglesia? Porque Satanás necesita un “cuerpo social” opuesto al Cuerpo Místico, con un Embaucador como “cabeza visible” que entronice al Contra-Cristo como “Señor del Mundo”, “Mesías” y “Príncipe de la Paz”. Eso es la culminación del Misterio de Iniquidad, a eso conduce la Gran Apostasía: a la “abominación de la desolación”: o sea, a la adoración -en un cuerpo social pervertido, que es la Ramera ya constituida en religión mundial- de un hombre endemoniado que por el poder del Demonio “el hombre que se hace “Dios” exija culto de adoración. Las pretensiones del Demonio con el Anticristo no es apoderarse del mundo- mundano, en definitiva construyendo un Nuevo Orden Mundial político, económico, pacifista y humanista, sino de hacer converger el instinto natural religioso del hombre en un “orden” contra-Cristo. Razón por la cual pretendieron demoler la Iglesia Católica: la única y verdadera institución que encauza en un orden perfecto el instinto de adoración de la creatura hacia Su Creador.

    Me gusta

  2. RESPECTO A LA SITUACION ACTUAL DE LA IGLESIA, CON SEDE VACANTE, MI CONSULTA ES SI CONSIDERAN QUE LOS OBISPOS CATOLICOS QUE HAY AL NO TENER JURISDICCION. NO PODRIAN CONVOCAR, AUN PONIENDOSE DE ACUERDO TODOS, UN CONCLAVE IMPERFECTO Y ELEGIR PAPA, EN CUYO CASO LA JURISDUCCION LA TIENE EL MISMO SAN PEDRO QUE, SEGUN ALGUNAS PROFECIAS INTERVENDRA DE FORMA SOBRENATURAL, ES DECIR, AUN SIENDO LA IGLESIA SOCIEDAD DIVINA PERFECTA PERDIO LA JURISDICCION DESPUES DE ESTOS AÑOS. EL PROFESOR HOMERO JOHAS DICE QUE ES OBLIGACION INELUDIBLE RECONSTRUIR EL COLEGIO APOSTOLICO Y CELEBRAR CONCLAVE. PIDO A DIOS TODOS LOS DIAS QUE NOS CONCEDA UN VERDADERO PAPA. GRACIAS

    Me gusta

  3. Lourdes:

    En su comentario —y no le culpo para nada, pues repite Usted los ecos de la red—, hay, por lo menos (y cuantifico con los ojos cerrados), 10 prejuicios, cuales son terriblemente fatales para la misma situación actual, si según ellos se actúa; además de ser errores que pueden afectar de manera irremediable la mente del posible buen militar de la Iglesia Militante.

    Me gusta

  4. DOS PREGUNTAS GENERALMENTE A LOS POTENTIALES QUE SEPAN RESPONDER Y ESPECIALMENTE A LOS QUE HACE TIEMPO COMENTABAN POR AQUÍ SABIENDO ALGO DE DERECHO CANÓNICO:

    ¿Quién fue el primero que puso en el mercado sedevacantista el concepto de CONCLAVE IMPERFECTO? ¿En que texto apareció por primera vez?

    Me gusta

  5. quiero preguntar , si todo poder viene de Dios , eso significa que “francisco ” obra con el poder que Dios le da? ……es confuso , es como si tuviera verdadera autoridad,…??

    Enseña la Revelación divina: “todo poder viene de Dios”; “No hay poder sino viene de Dios” (Rom. XIII, 1). “Sin Mi nada podéis hacer”.

    HaY poder que venga del diablo?

    DESDE YA GRACIAS AL QUE RESPONDA MI DUDA…..DIOS LOS BENDIGA

    Me gusta

  6. En el “fraude” conciliar no hay autoridad ni poder. Primero, porque para ser autoridad en la Iglesia Católica, se debe recibir el Primado de Jurisdicción, que constituye al Papa en Cabeza Visible de la Iglesia entera y universal. Segundo, porque ser Papa significa imposibilidad de ser hereje. Dios NO PUEDE metafísicamente hablando que un cuadrado sea redondo, tampoco puede hacer que un hereje sea Papa, porque dos opuestos no caben simultáneamente en un mismo sujeto: es decir no tiene poder papal, investido por Dios mismo, alguien que sea hereje. Y tercero, porque para tener poder y autoridad en la Iglesia, HAY que pertenecer a la Iglesia, pero la herejía separa al hereje pertinaz del Cuerpo Místico, por tanto aunque la hubiera tenido la pierde “ipso facto” como enseña la Bula “Cum ex Apostolatus”, y el Dercho de la Iglesia enseña que pierde el cargo, cualquiera sea, el que cae en herejía.
    Para que haya herejía formal debe ser pública y notoria, y no se necesita sentencia declaratoria.
    El Diablo tiene el poder angélico, pero solo puede ejercerlo en contra de la Iglesia y de los hombres con permisión divina. El Diablo perdió para siempre a Dios, pero no perdió el poder de su naturaleza angélica.

    Me gusta

  7. Quisiera hacer una remarcación. Sólo existe en la tierra una persona que tiene el doble privilegio de la Infalibilidad y de la Indefectibilidad, y es debido al la suma importancia del cargo o misión conferida por el mismo Jesucristo, y es el Papa. Y esto es así porque conviene de todo punto de vista que la Cabeza del Cuerpo de la Iglesia no pueda errar ni “dormido” ni “privadamente” en lo relativo a la enseñanza en las cosas de la Fe y Moral, ni en su Fe misma, en la que se fundamenta la Fe de la Iglesia. Si esto no fuera de esta manera la Iglesia podría ser enseñada en el error, cosa que se opone a las Promesas de Jesucristo, y no podría -la Iglesia- ser confirmada en la Fe si un Papa pudiera siquiera dudar sobre un punto de Doctrina. Es un privilegio especial de Dios al Papa en bien de las almas rescatadas por Jesucristo.
    Distinto es acerca de la impecabilidad, que ese privilegio no lo tiene nadie en la tierra, salvo excepción hecha por Dios quien confirma en Gracia a tal persona, evitando que pueda caer en pecado y condenarse. Este privilegio no lo tiene el Papa por ser Papa.
    Ahora bien, vemos que la iglesia oficial idolátrica predica incansablemente la herejía desde las cátedras y desde Roma, entonces NO PUEDE SER la verdadera Iglesia Católica, porque los herejes quedan separados de Ella y pierden toda autoridad de jurisdicción sobre los fieles católicos, por tanto no pueden ni exigir subordinación ni aceptación de sus errores. Hay obligación de apartarse de ellos y combatirlos como enemigos de Cristo y de la Iglesia. La apariencia no los hace católicos, sino doblemente perversos, porque no solo abrazan la herejía sino que se sirven de todo lo material ( que fue católico) para imponer la idolatría y la herejía. Sobre ellos tiene poder el Diablo porque despreciando la verdad, como castigo, Dios los ha entregado al Príncipe de este mundo que es el Padre de la Mentira, para que le crean y se condenen. Parece duro decir esto, pero lo dice la Escritura.

    Me gusta

  8. Gracias Simon D.T. POR TODAS LAS ACLARACIONES , y disculpe que mezcle las cosas aunque si tienen que ver , …..le pregunto que hay de las autoridades políticas por ej. , su poder que viene de las elecciones , ese poder tiene algo que ver con el poder que da Dios ?….. y por otro lado hay que respetar su autoridad?…….un saludo en Cristo Jesús

    Me gusta

  9. San Pedro enseña que hay que respetar a las autoridades LEGITIMAS, cuyo poder y autoridad se centra en el ejercicio de la justicia. La política es una actividad subordinada a la Moral (expresada en la guarda de los Mandamientos y en todo lo que se deriva de ellos), que es la que regula la actividad humana. Hay quien considera que pueda existir un gobierno legítimo -aunque esto es tan solo una quimera intelectual- que provenga del voto popular. En la práctica es un fraude generalmente, pero lo fundamental para despreciar el sistema democrático es la falsa creencia implantada que el pueblo tiene poder para delegar, o sea, sería el voto que eligiendo por mayoría -lo cual no significa que sea bueno- daría el poder de gobierno sobre una Nación, y no Dios. La autoridad sería -en este caso- trasmitida por el pueblo. Pero esto es un error, porque de lo menos no sale lo más. Dios estaría subordinado a conceder autoridad según el beneplácito de la mayoría, pero sabemos que las mayorías son manipuladas por la prensa, la propaganda, etc, creando mentalidad sobre tal o cual candidato, y la más de las veces se utilizan los fondos públicos para solventar sus campañas electorales, con lo cual ya están contraviniendo la justicia. Los principios básicos de las actuales democracias son los de la Revolución, que relega a Jesucristo y a la Iglesia al ámbito de lo individual, quitando a Jesucristo como el verdadero Rey de las Naciones. El poder temporal separado de la Iglesia genera en una Nación los frutos de muerte de la Revolución. Los Papas ya han hablado de estas materias.
    Toda la manipulación popular está digitada y los “candidatos” para ser elegidos no son más que títeres al servicio de los amos del mundo, que tienen como finalidad la destrucción de las Naciones en aras de un gobierno único mundial. Entonces el mundo será entregado al Anticristo -que pretende ser el Señor del Mundo- por eso la Ramera apostática o falsa iglesia conciliar ha destruido el catolicismo porque la propuesta es tener una nueva religión mundial sincretista, naturalista e idólatra al servicio del Anticristo, cuyo fin es ser adorado como si fuera Dios, es decir que luego de haber desplazado a Jesucristo y al suave yugo del Evangelio, las Naciones serán subyugadas por la tiranía despótica, violenta y sacrílega del Anticristo.
    A eso en último conducen las actuales democracias.
    “Señores, las vías están preparadas para un tirano gigantesco, colosal, universal, inmenso…Ya no hay resistencias ni físicas ni morales…no hay fronteras ni distancias….Y no hay resistencias morales porque los ánimos están todos divididos y todos los patriotismos están muertos”, decía Donoso Cortés el 14 de enero de 1848, y yo agrego que los obstáculos para la aparición de este tirano Inicuo, Hijo del Pecado, el Sin Ley, ya han sido universalmente quitados: para que se diera la Gran Apostasía, hubo que quitar el Santo Sacrificio y la Cabeza Visible de la Iglesia, por tanto las condiciones para su próxima aparición, como tirano mundial para desembocar en el reemplazo de Jesucristo como “mesías” y “salvador”, ya están dadas, y no es remoto.
    La respuesta que me pide sobre “si hay que respetar su autoridad” se desprende sola.

    Me gusta

  10. Juan, el “ARCA” ha publicado un artículo de Fray Eusebio sobre lo que venimos hablando, a él me remito, aunque con ciertas salvedades que no comparto, como es por ejemplo lo del Papa Santo y el Gran Monarca, porque no hay promesas en la Escritura para ninguna Nación -salvo para el “Israel” de Dios- es decir que no creemos en una restauración apoteósica. La que tenía hegemonía sobre las Naciones ha quedado eclipsada por la Ramera que ha propagado la Apostasía y el culto idolátrico. Luego de la Parusía de Nuestro Señor -acabada la apostasía y todos los enemigos de la Iglesia- surgirá como Jesucristo del sepulcro, transformada en el Reino Temporal de Cristo-Rey.
    Hoy día no hay “César”, y cuando lo hubo, lo utilizaron los enemigos de Cristo para tentarle, no porque hicieran mucho caso del César, sino para tener excusa con qué acusarle ante el Procurador para que lo sentenciara a muerte, lo cual hizo el muy cobarde porque para “darle al César” no le dio a Dios honra que lo tenía delante, sino que asustado de ser denunciado como enemigo del César, se los entregó a los que no le daban a “Dios lo que es de Dios”, para que lo crucificaran, a pesar de no haber encontrado delito en El, de declararlo siete veces inocente, de mandarlo a azotar para complacer al pueblo deicida, y finalmente entregárselos para “darle al César” su tributo de miedo y temor de ser destituido y asesinado.
    No hay que sacar las frases del contexto en el que fueron dichas para usarlas como fundamento de tributar homenaje a los candidatos de las democracias, gobiernos ilegítimos y desnaturalizados. Recuerde que la “paz es la tranquilidad en el orden” y el orden es la “reducción de lo múltiple a la unidad”. Las democracias son justamente lo contrario: ni orden ni paz.

    Me gusta

  11. Ana Catalina Emerich

    Vi construir una iglesia extraña al revés de toda regla. En la parte inferior había un teatro sombrío y lleno de bruma. En la primera parte vi arrastrar una silla, en la segunda un estanque lleno de agua, sólo el agua parecía estar algo santificada, en la parte más alta una mesa, no vi ningún ángel ayudara a esta construcción, pero si espíritus planetarios, los más violentos, que arrastraban al teatro toda clase de objetos, donde personajes con pequeñas capas eclesiásticas los cogían para llevarlos a otra parte. NADA VENIA DE LO ALTO EN ESTA IGLESIA, allí todo venía de la tierra y de la región tenebrosa. En esta iglesia todo era oscuridad, todo era al contrario y sin vida, ahí todo era escarnio y ruina.
    En la vecindad vi otra iglesia donde reinaba la claridad y estaba provista de toda clase de Gracias de lo Alto. Vi que los ángeles subían y bajaban y allí vi vida y crecimiento.
    SIN EMBARGO LA IGLESIA TRADICIONAL, POR IMPERFECTA Y OSCURECIDA QUE ESTA NO SABE LA LUMINOSIDAD QUE LE ESPERA, ERA COMO UN ARBOL LLENO DE SAVIA, EN COMPARACIÓN CON LA OTRA QUE PARECIA UN COFRE LLENO DE OBJETOS INANIMADOS.
    UNA ERA COMO UN PAJARO QUE PLANEA, LA OTRA COMO UN COMETA DE PAPEL CON UNA COLA CARGADA DE CINTAS Y DE LETREROS QUE SE ARRASTRABA POR EL RASTROJO EN LUGAR DE VOLAR. Yo vi que muchos de los instrumentos que había en la iglesia nueva, como por ejemplo las flechas y los dardos no se juntaban sino para usarlos contra la iglesia viviente.(A.3.104)
    No vi que un solo ángel o algún santo cooperara con esta obra. Pero en el plano de atrás mucho más lejos, vi el trono de un pueblo salvaje armado, y una figura que reía y decía, constrúyela lo más solido que puedas, que nosotros la derribaremos.(A.3.105)
    ,En el sotano ellos amasaban el pan, pero no resultaba nada, y se trabajaba sin provecho alguno.(A.3.105)
    También vi hombres que traían leña ante las gradas donde se encontraba la silla del predicador, y que encendían fuego, soplaban y soplaban con todas sus fuerzas pero con todo esto solo producían humo y vapor detestables.(A.3.105)
    Entonces ellos hicieron un hueco en lo alto con un tubo encima, pero el humo no quería subir y todo quedaba sumido en una oscuridad que asfixiaba.
    Todo quedaba en la tierra e iba a la tierra y todo estaba muerto ARTIFICIAL Y HECHO POR LA MANO DEL HOMBRE. ES SIMPLEMENTE UNA IGLESIA DE FABRICACION HUMANA., SIGUIENDO LA ULTIMA MODA
    Vi cuan funestas serían las consecuencias de esa falsificación de la Iglesia. La vi aumentar y vi que a la Ciudad de Roma llegaban herejes de todas las condiciones. )A.2.102)
    De nuevo tuve la visión de ver minada la Iglesia de San Pedro, la cual seguía un plan ideado por la secta secreta y al mismo tiempo estaba siendo menoscabada por las tempestades.,(A.3.103)
    Vi cosas deplorables, jugaban bebían, charlaban y se hacía la corte a mujeres, en una palabra allí se cometía toda clase de abominación. ( A.3.120)
    Ella ve que se socava y sofoca la religión en una forma tan hábil que no queda apenas sino una centena de sacerdotes que no son seducidos. Yo no puedo decir como se hace esto, pero veo que la bruma y las tinieblas se extienden cada vez más… todos trabajan en la demolición, hasta los eclesiásticos. Una gran devastación está próxima.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s