ALL POSTS

EL PAPA PÍO XII DESTRUYE LA ENSEÑANZA MORAL DEL ANTIPAPA FRANCISCO


EL PAPA PÍO XII DESTRUYE AMORIS LAETITIA Y EL EVANGELIO DE LA FALSA MISERICORDIA DE FRANCISCO

¡Qué soplo de aire fresco es escuchar a un verdadero Papa hablar, un verdadero Vicario de Cristo, a través del cual se oye la voz de San Pedro! La claridad reina, la confusión y la duda quedan a un lado, y la ortodoxia es afirmada. Y no es de extrañar, porque todo verdadero Papa es un verdadero pastor del rebaño de Cristo: “…las ovejas lo siguen, porque conocen su voz. Pero a un extraño no lo siguen, sino que huyen de él, porque no conocen la voz de los extraños
 

aEL PAPA PÍO XII DESTRUYE AMORIS LAETITIA Y EL EVANGELIO DE LA FALSA MISERICORDIA DE FRANCISCO

Un verdadero Papa habla …

¡Qué soplo de aire fresco es escuchar a un verdadero Papa hablar, un verdadero Vicario de Cristo, a través del cual se oye la voz de San Pedro! La claridad reina, la confusión y la duda quedan a un lado, y la ortodoxia es afirmada. Y no es de extrañar, porque todo verdadero Papa es un verdadero pastor del rebaño de Cristo: “…las ovejas lo siguen, porque conocen su voz. Pero a un extraño no lo siguen, sino que huyen de él, porque no conocen la voz de los extraños“ (Jn 10, 4-5).

La “voz de los extraños”, por el contrario, se oye en la insoportable tontería de los antipapas del Vaticano II -los seis , por cierto, no sólo Francisco-, y esto se hace cada vez más evidente con cada día que pasa

El 15 de mayo, el blog semi-tradicionalista Rorate Caeli publicó cinco magníficas contribuciones magisteriales del Papa Pío XII (1939-58), condenando la “nueva moralidad” entonces emergente, más comúnmente conocida hoy como “ética de situación”, que es esencialmente una moralidad que “no se basa en las leyes morales universales … sino en las condiciones y circunstancias reales y concretas en que los hombres deben actuar y según la cual la conciencia del individuo debe juzgar y elegir” (Discurso Soyez les Bienvenues del 18 de abril de 1952).

Estos cinco documentos constan de cuatro discursos papales y una instrucción del Santo Oficio, y estamos felices de reproducir en este sitio web. Son de gran valor y refutan directamente la doctrina del impostor “Papa” Francisco (Sr. Jorge Bergoglio), cuyo evangelio de falsa misericordia, especialmente expresado en su polémica exhortación Amoris Laetitia, plantea una situación de facto ética , No obstante cualquier protesta contraria (véase su Discurso a los jesuitas del 24 de octubre de 2016, en el que especiosamente advierte de “caer en el situacionalismo”).

Los cinco documentos en cuestión son los siguientes:

Papa Pío XII, Discurso Vegliare con Sollecitudine (1951)
Papa Pío XII, Mensaje de Radio La Famiglia (1952)
Papa Pío XII, Discurso Soyez Les Bienvenues (1952)
Papa Pío XII, Discurso Nous Vous Souhaitons (1953)
Papa Pío XII, Instrucción del Santo Oficio Contra Doctrinam(1956) (ver apéndice)

 

No queda nada de la tontería bergogliana acerca de “acompañamiento”, “discernimiento”, o (su concepto distorsionado de) “misericordia” después de que Pío XII ha acabado con él.

Vamos a seguir adelante y examinar algunos ejemplos muy específicos en de donde la falsa enseñanza de Francisco es claramente condenada por el Papa Pío XII.

ANTIPAPA FRANCISCO: “

Y así estaban enjaulados en esta mentalidad racionalista, que no ha terminado con ellos, ¡eh! Porque en la historia de la Iglesia tantas veces, pero la misma Iglesia ha condenado el racionalismo, el Iluminismo, después tantas otras ha caído en una teología del ‘se puede y no se puede’, ‘hasta aquí, hasta allá’, y ha olvidado la fuerza, la libertad del Espíritu, este renacer del Espíritu que te da la libertad, la franqueza de la predicación, el anuncio que Jesucristo es el Señor”. (Homilía del 24 de abril de 2017 )

PAPA PÍO XII:

“La nueva moral afirma que la Iglesia, en vez de fomentar la ley de la libertad humana y del amor, y de insistir en ella como digna actuación de la vida moral, se apoya, al contrario, casi exclusivamente y con excesiva rigidez, en la firmeza y en la intransigencia de las leyes morales cristianas, recurriendo con frecuencia a aquellos «estáis obligados», «no es lícito», que saben demasiado a una pedantería envilecedora». (Discurso La Famiglia 23 de marzo de 1952 )

 

ANTIPAPA FRANCISCO: 

Existe también una tensión bipolar entre la idea y la realidad. La realidad simplemente es, la idea se elabora. Entre las dos se debe instaurar un diálogo constante, evitando que la idea termine separándose de la realidad. Es peligroso vivir en el reino de la sola palabra, de la imagen, del sofisma. De ahí que haya que postular un tercer principio: la realidad es superior a la idea. Esto supone evitar diversas formas de ocultar la realidad: los purismos angélicos, los totalitarismos de lo relativo, los nominalismos declaracionistas, los proyectos más formales que reales, los fundamentalismos ahistóricos, los eticismos sin bondad, los intelectualismos sin sabiduría.” (Exhortation Evangelii Gaudium, 231).

A partir del reconocimiento del peso de los condicionamientos concretos, podemos agregar que la conciencia de las personas debe ser mejor incorporada en la praxis de la Iglesia en algunas situaciones que no realizan objetivamente nuestra concepción del matrimonio. Ciertamente, que hay que alentar la maduración de una conciencia iluminada, formada y acompañada por el discernimiento responsable y serio del pastor, y proponer una confianza cada vez mayor en la gracia. Pero esa conciencia puede reconocer no sólo que una situación no responde objetivamente a la propuesta general del Evangelio. También puede reconocer con sinceridad y honestidad aquello que, por ahora, es la respuesta generosa que se puede ofrecer a Dios, y descubrir con cierta seguridad moral que esa es la entrega que Dios mismo está reclamando en medio de la complejidad concreta de los límites, aunque todavía no sea plenamente el ideal objetivo.” (Exhortación Amoris Laetitia, 303).

PAPA PÍO XII:

“El signo distintivo de esta moral es que no se basa en manera alguna sobre las leyes morales universales, como —por ejemplo— los diez mandamientos, sino sobre las condiciones o circunstancias reales y concretas en las que ha de obrar y según las cuales la conciencia individual tiene que juzgar y elegir. Tal estado de cosas es único y vale una vez para cada acción humana. Luego la decisión de la conciencia —afirman los defensores de esta ética— no puede ser imperada por las ideas, principios y leyes universales….

 

“Los juicios de una conciencia de esta naturaleza, por muy contrarios que a primera vista parezcan a los preceptos divinos, valdrían, sin embargo, delante de Dios; porque, se dice, la conciencia sincera, seriamente formada, es más importante delante de Dios mismo que el precepto y que la ley.” (Discurso Soyez les Bienvenues del 18 de abril de 1952).

 

ANTIPAPA FRANCISCO: 

Este camino de vivir apegados a la ley, los alejaba del amor y de la justicia. Cuidaban la ley y descuidaban la justicia. Cuidaban la ley y descuidaban el amor. Eran modelos, eran los modelos. Y Jesús para esta gente encuentra sólo una palabra: hipócritas.”. (Homilía del 31 de octubre de 2014)

PAPA PÍO XII:

“Esta visión personal ahorra al hombre tener que medir en cada momento si la decisión que se ha de tomar corresponde a los artículos de la ley o a los cánones de normas y reglas abstractas; ella le preserva de la hipocresía de una fidelidad farisaica a las leyes; ella le preserva tanto del escrúpulo patológico como de la ligereza o de la falta de conciencia, porque hace recaer personalmente sobre el cristiano la responsabilidad total ante Dios. Así hablan los que predican la moral nueva.” (Alocución Soyez les Bienvenues del 18 de abril de 1952) 

 

ANTIPAPA FRANCISCO: 

Los divorciados en nueva unión, por ejemplo, pueden encontrarse en situaciones muy diferentes, que no han de ser catalogadas o encerradas en afirmaciones demasiado rígidas sin dejar lugar a un adecuado discernimiento personal y pastoral. Existe el caso de una segunda unión consolidada en el tiempo, con nuevos hijos, con probada fidelidad [!], entrega generosa, compromiso cristiano, conocimiento de la irregularidad de su situación y gran dificultad para volver atrás sin sentir en conciencia que se cae en nuevas culpas.”

Los Padres sinodales han expresado que el discernimiento de los pastores siempre debe hacerse «distinguiendo adecuadamente», con una mirada que «discierna bien las situaciones». Sabemos que no existen “recetas sencillas” (Exhortación Amoris Laetitia, 298).

Jesús siempre sabe caminar con nosotros, nos da el ideal, nos acompaña hacia el ideal, nos libera de este enjaularse de la rigidez de la ley y nos dice: ‘Pero, hagan hasta el punto que puedan hacer’. Y él nos entiende bien. Este es nuestro Señor, esto es lo que nos enseña a nosotros” (Homilía del 9 de junio de 2016 ).

PAPA PÍO XII:

“Pero se objetará que tal abstinencia es imposible, que tal heroísmo es impracticable. Esta objeción la oiréis vosotras, la leeréis con frecuencia hasta por parte de quienes, por deber y por competencia, deberían estar en situación de juzgar de modo muy distinto. Y como prueba se aduce el siguiente argumento: “Nadie está obligado a lo imposible, y ningún legislador razonable se presume que quiera obligar con su ley también a lo imposible. Pero para los cónyuges la abstinencia durante un largo periodo es imposible. Luego no están obligados a la abstinencia. La ley divina no puede tener este sentido.” 

 

De este modo, de premisas parciales verdaderas se deduce una consecuencia falsa. Para convencerse de ello basta invertir los términos del argumento: “Dios no obliga a lo imposible. Pero Dios obliga a los cónyuges a la abstinencia si su unión no puede ser llevada a cabo según las normas de la Naturaleza. Luego en estos casos la abstinencia es posible “(Discurso Vegliare con Sollecitudine de Octubre 29, 1951, véase Denz. 804 )

 

ANTIPAPA FRANCISCO:

En la formación estamos habituados a las fórmulas, a los blancos y negros, pero no a los grises de la vida. Y eso es lo que cuenta en la vida, no las fórmulas. Tenemos que crecer en el discernimiento. La lógica del blanco y negro puede llevar a la abstracción casuística. En cambio, el discernimiento es avanzar en el gris de la vida según la voluntad de Dios. Y la voluntad de Dios se busca según la verdadera doctrina del Evangelio, y no en el fijismo de una doctrina abstracta”. (Preguntas y Respuestas con Religiosos Masculinos el 25 de noviembre de 2016 )

PAPA PÍO XII

Esta visión personal ahorra al hombre tener que medir en cada momento si la decisión que se ha de tomar corresponde a los artículos de la ley o a los cánones de normas y reglas abstractas; ella le preserva de la hipocresía de una fidelidad farisaica a las leyes; ella le preserva tanto del escrúpulo patológico como de la ligereza o de la falta de conciencia, porque hace recaer personalmente sobre el cristiano la responsabilidad total ante Dios. Así hablan los que predican la moral nueva.” (Discurso Bienvenue de Les Bienvenues del 18 de abril de 1952). “Los autores que siguen este sistema sostienen que la norma decisiva y última de la conducta no es el orden objetivo correcto, determinado por la ley de la naturaleza conocida con certeza de dicha ley, sino un cierto juicio íntimo y la luz de la mente de cada individuo; por medio de los cuales, en la situación concreta en la que se encuentra, aprende lo que debería hacer” (Instrucción del Santo Oficio contra el Doctrinam del 2 de febrero de 1956).

 

Estos ejemplos bastarían para hacer establecer nuestro punto, aunque podrían multiplicarse casi infinitamente. Mientras Francisco puede intentar, de vez en cuando, negar plausiblemente su falsa ética al “advertir acerca del situacionismo” o decir que nuestras conciencias deben ser formadas “a la luz del Evangelio”, éstas son sólo instancias de una retórica vacía, La gente traga su veneno espiritual. Permiten a Francisco “confesaba lo que había negado, o pretendía negar lo que había confesado”, como el Papa Pío VI describió una táctica favorita de los herejes (véase Bula Auctorem Fidei, introd.).

Está muy claro que el Evangelio ciertamente no respalda la falsa moralidad de Francisco. “El que ahora tienes, no es tu marido”, nuestro Señor Bendito le dijo a la mujer adúltera samaritana (Jn 4, 18) sin mucha “ternura”. Era simplemente la veracidad de la “situación concreta” en la que se encontraba, y necesitaba oírla por el bien de su propia alma. No había nada que “discernir.

Del mismo modo, las palabras pronunciadas por San Juan Bautista al “acompañar” al rey adúltero Herodes fueron: No es lícito tener a la mujer de tu hermano (Mc 6, 18). No dijo que era “menos que ideal” para el rey estar en adulterio con su cuñada, porque no era menos que ideal. Estaba equivocado .

Para una crítica más profunda de la teología (im)moral de Francis como se encuentra en Amoris Laetitia, le sugerimos que escuche nuestra edición especial TRADCAST 013. Puede acceder sin cargo AQUÍ

Encomiamos a la gente de Rorate Caeli por difundir estos cinco hermosos y muy oportunos documentos de Su Santidad, el Papa Pío XII. Nos preguntamos, sin embargo, cómo es que Rorate Caeli y sus compañeros semi-tradicionalistas no se dan cuenta de la dificultad en que esto les pone.

Después de todo, creen que Francisco es un Papa tal como lo fue Pío XII, pero parecen dar por hecho que, como Pío XII condenó la ética bergogliana, Pío XII tiene razón y Francisco está equivocado. ¿En qué, sin embargo, basan esta suposición? ¿Por qué concluyen automáticamente – y seguramente esperan que sus lectores hagan lo mismo – que Francisco sea refutado por Pío XII? ¿Por qué no se puede concluir, si se cree que Francisco es un verdadero Papa, que Francisco corrige a Pío XII? Si Francisco puede estar equivocado en un asunto tan serio, ¿por qué no pudo haberlo estado Pío XII?

Aquellos que quieren argumentar que Pío XII es superior a Francisco porque llegó antes y, en cualquier caso, un futuro Papa anulará la enseñanza de Francisco, debe entender que el Papa León XIII rechazó tal argumentación como inadmisible y reveladora de una comprensión defectuosa del papado:

Es dar prueba de una sumisión que lejos de sincera, establece una cierta clase de oposición entre un Pontífice y otro. Aquellos que, frente a dos directivas divergentes, rechazan el presente para mantener el pasado, no dan prueba de obediencia a la autoridad que tiene el derecho y el deber de guiarlas; Y en cierto modo se asemejan a los que, al recibir una condenación, desearían apelar a un concilio futuro, o a un Papa que esté mejor informado. (Papa León XIII, Carta Apostólica Epistola Tua)

 

León XIII pasó a hablar de los deberes específicos de los periodistas católicos, que en nuestros días probablemente podrían extenderse también a los bloggers, al menos en la medida en que hacen el trabajo de los periodistas:

La tarea que les corresponde (a los periodistas) en todas las cosas que conciernen a la religión y que están estrechamente relacionadas con la acción de la Iglesia en la sociedad humana es ésta: estar completamente sometidos, en mente y voluntad, como todos los demás fieles, a sus propios obispos y al Romano Pontífice, seguir y dar a conocer sus enseñanzas, estar plena y voluntariamente sometidos a su influencia; y reverenciar sus preceptos y asegurarse de que sean respetados. El que actuara de otra manera de tal forma que sirviera a los fines e intereses de aquellos cuyo espíritu e intenciones hemos reprobado en esta carta, fracasaría en la noble misión que ha emprendido. Al hacerlo, en vano se jactaría de atender al bien de la Iglesia y ayudar a su causa, no menos que alguien que se esforzara por debilitar o disminuir la verdad católica, o incluso alguien que se demostrara ser su amigo demasiado temeroso. (León XIII, Epistola Tua , subrayado y cursivas añadidas). 

 

Consideramos con gran interés lo que Rorate Caeli llame a la ética de situación una “herejía”, acusando así implícitamente al “Papa” Francisco de herejía. Que la falta de pertinacia deba precaver a Francisco de ser un hereje genuino, puede descartarse, ya que él ha sido registrado declarando que recordaba la controversia sobre la “ética de situación” en la época en que era seminarista, desdeñando con desprecio la amenaza como un “espantapájaros” (Véase Discurso a los jesuitas del 24 de octubre de 2016 , página 3).

Otro punto interesante de la nota es que Rorate se refiere a los cinco documentos de Pío XII que ha puesto a disposición, como “magisteriales”. Esto es correcto, por supuesto, pero nos preguntamos cuántas personas en el campo semi-tradicionalista “reconocer y resistir” llamarían así a tres discursos papales y un mensaje de radio “magisterial” si el autor no fuera Pío XII sino Francisco. Tal vez la gente de Rorate lo haría, pero la mayoría de los semi-trads retrocederían para señalar que la enseñanza de Francisco, aparte de aparecer en una encíclica, no es parte del Magisterio.

Recientemente hemos producido un mini podcast sobre la condena de Pío XII a la falsa moralidad de Francisco. Puedes escucharlo  aquí.

Para que no haya confusión acerca de lo que estamos diciendo: Por supuesto que, la condena del Papa Pío XII a la ética de la situación, supera la falsa ética de Francisco. Pero eso es porque Pío XII era un verdadero Papa y Francisco es uno falso. Puesto que Rorate y los demás semi-tradis siguen tratando de cuadrar el círculo insistiendo en que Francisco es un verdadero Papa, su posición se convierte en una parodia de la enseñanza católica sobre el papado.

APÉNDICE

Instrucción del Santo Oficio 
Contra doctrinam

Suprema Sagrada Congregación del Santo Oficio

Instrucción sobre la “moral de situación 

Todos los Ordinarios y de los profesores en los seminarios y ateneos, 
o aquellos que enseñan en las Universidades de estudios, 
y para profesores de las casas de estudios religiosos 
(2 de febrero de 1956) 

Contrario a la doctrina moral y su aplicación que es tradicional en la Iglesia Católica, se ha empezado a difundir en el extranjero en muchas regiones, incluso entre los católicos, un sistema ético que va generalmente con el nombre de una cierta “moral de situación”, y la cual, según ellos, no se basa en los principios de la ética objetiva (que en última instancia tiene sus raíces en el “Ser” en sí), sino que no está meramente sujeta al mismo límite en cuanto ética objetiva, sino que la trasciende.

Los autores que siguen este sistema sostienen que la norma decisiva y última de la conducta no es el orden objetivo correcto, determinado por la ley de la naturaleza conocida con certeza de dicha ley, sino un cierto juicio íntimo y la luz de la mente de cada individuo; por medio de los cuales, en la situación concreta en la que se encuentra, aprende lo que debería hacer.  
Y así, según ellos, esta última decisión que hace un hombre no es, como enseña la ética objetiva  dictada por maestros autores de gran de peso,  la aplicación de la ley objetiva a un caso particular, que al mismo tiempo toma en cuenta y sopesa de acuerdo a las reglas de prudencia las circunstancias particulares de la “situación”, sino esa luz interna inmediata y juicio. En última instancia, al menos en muchos asuntos, este juicio no se mide, no se debe ni se puede medir, en lo que respecta a su rectitud y verdad objetiva, por cualesquiera normas objetivas situadas fuera del hombre e independientes de su persuasión subjetiva, sino que es completamente autosuficiente. 

Según estos autores, el concepto tradicional de la “naturaleza humana” no es suficiente; sino que debe recurrirse al concepto de naturaleza humana “existente”, que en muchos aspectos no tiene valor absolutamente objetivo, sino sólo un valor relativo y, por tanto, inconstante, excepto, tal vez, por esos pocos factores y principios que se refieren a la naturaleza humana metafísica (absoluta e inmutable). 

Del mismo valor meramente relativo es el concepto tradicional de la “ley de la naturaleza”. Por lo tanto, muchas cosas que se consideran comúnmente hoy en día como postulados absolutos de la ley natural, de acuerdo con su opinión y doctrina, descansan en el concepto antes mencionado de la naturaleza existente y son, por lo tanto, relativos y cambiantes; que siempre se pueden adaptar a cada situación.

Después de haber aceptado estos principios y ponerlos en práctica, afirman y enseñan que los hombres se conservan o son fácilmente liberados de muchos conflictos éticos de otro modo insolubles cuando cada uno juzga en su propia conciencia, no principalmente de acuerdo a leyes objetivas, sino por medio de esa luz interna individual basada en la intuición personal, de lo que debe hacer en una situación concreta.

Muchas de las cosas establecidas en este sistema de “moral de situación” contradicen la verdad de la materia y los dictados de la razón sólida, traiciona rastros de relativismo y modernismo, y divaga lejos de la doctrina católica transmitida a lo largo de los siglos. En muchas de sus afirmaciones son semejantes a varios sistemas éticos no católicos.

Habiendo considerado estas cosas con el fin de evitar el peligro de la “nueva moral”, de la cual el Sumo Pontífice Pío XII habló en las alocuciones realizadas en los días 23 de marzo y 18 de abril de 1952, y con el fin de salvaguardar la pureza y la integridad de la doctrina católica, esta Sagrada Congregación Suprema del Santo Oficio veta y prohíbe esta doctrina de la ” moral de situación” de ser enseñada o aprobada, bajo ningún nombre con el que se le pueda designar, ya sea en las universidades, ateneos, seminarios o casas de formación religiosa, o en los libros, tesis, clases, ya sea, como se suele decir, en conferencias, o por cualquier otro medio que se pueda propagar o defender.

Dado en Roma, desde el edificio de la Suprema Sagrada Congregación del Santo Oficio, el día de 2 de febrero del año 1956.

Giuseppe Cardinal Pizzardo, Obispo de Albano, Secretario

(Traducción de Adelante la Fe)

Tomado de: Cristo Vuelve

 

——————————————-

De Católicos Alerta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s