ALL POSTS

NUEVO LIBRO SOBRE EL INVÁLIDO ORDINAL DE PABLO VI : SORPRENDENTE DESCUBRIMIENTO


[A continuación una recensión bibliográfica de libro alemán que en breve aparecerá en francés en la editorial ya muy conocida por nuestros lectores ” Éditions Saint Remi“.

He traducido del blog francés CatholicaPedia”  la breve descripción que acompaña la noticia.

El lector podrá darse cuenta, por la breve descripcion de la obra que sin duda acompañará a la edición francesa, que muy probablemebte nos encontramos ante una obra de excepcional importancia.

En el ordinal de Pablo VI, en el rito de consagración episcopal hay una expresión latina en las palabras de la forma esencial del sacramento del Orden, que probablemente el lector ya conozca, pues ha causado innumerables debates. Se trata de la expresion “Spiritus Principalis“. Estas palabras son las mismas que encontramos en la Escritura en nunerosos pasajes. Allí es claro su significado obvio que es ” El espíritu que hace los jefes” o sea el ” espíritu de mando” con el que se pretendía obtener para los reyes y jefes, las cualidades de un mando adornado de las cualidades requeridas. Éste es el significado obvio de las palabras que tantas hemos recitado en el salmo 50 en el que el Real Profefa implora de Dios  “spiritu principali confirma me”.

Algo que condice bastante con los ritos anglicanos despojados de toda pretensión sacerdotal y sí de una condicion de supervisión y mando. Si bien la mayoría de los estudiosos han concluido en la nulidad del rito de Pablo VI para conferir el sacerdocio en su grado más alto, el episcopado, toda vez que no significa la gracia específica del episcopado, no han faltado los que han identificado las palabras con el “Espíritu Santo”.

El mismo Pablo VI lo insinuaba aduciendo que la fórmula del rito era la usada dede antiguo en la entronización de los patriarcas  orientales, asimilando esta entronización con las consagraciones episcopales. Algo totalmente falso y que reviste el carácter de una gran mentira de Pablo VI. La cosa queda clara en las disposiciones de Pío XII exigiendo la consagración episcopal de un patriarca que había sido entronizado sin ser obispo. (Ver todo el asunto explicado en el post  aquí)

Pero lo que es algo nuevo y sorprendente es la demostración, al parecer concluyente, en la obra que se comenta abajo, acerca de la intencion de Pablo VI, de asimilar los ritos creados por él, a liturgias paganas antiguas cuya versión actualizada sería la invocación panteista o panpsiquista, con la que pretendería la Nueva Religion Universal a la que tiende la nueva Iglesia desde el Vaticano II, y más específicamente desde la revolucion montiniana de los ritos sacramentales, invocación digo. del Spiritus Principalis, en su antigua acepción del hegemonikon pneuma. 
No dejen de leer la siguiente entrada, que yo calificaría de trascendental para comprender la enorme perversion de los nuevos ritos, que nos hace comprender cómo en el trasfondo de esta triste historia en la que se haya inmersa la Iglesia conciliar, está la figura de Lucifer, el Gran Espíritu jefe y director de un mundo concebido como evolución Panteista, dicho sea en referencia a uno de los temas más queridos de los modernistas, en la que el Espíritu director es el Anti-Espíritu Santo, o sea Lucifer, de quien ya sabemos su infiltración  en las estructuras y ritos de la Nueva Iglesia, particularnente en la Nueva Misa.]

P

El Inválido Ordinal de PabloVI

Publicado el 12 de junio de, 2017

Nuevo libro en alemán sobre el 
Ordinal de Pablo VI

por Thilo Alexander Stopka

en breve se publicará por Ediciones Saint Remi

breve descripción en español

Título: Geist-Cristologíe und das Pontifikale Pauls VI . Cristología del espíritu y el Ordinal de consagración episcopal de Pablo VI

Propósito de este libro  : desmitificar el término “espíritu principal” invocado en el nuevo rito de consagración episcopal del rito de consagración episcopal de Pablo VI.

¿Cuál es la ”  teología  ” oculta implícita en esta expresión? Para responder a esta pregunta tenemos que echar una mirada al estoicismo y su significado moderno: el panpsiquismo .

Panpsiquismo es una teoría filosófica que considera que toda la materia sería  “viva” y estaría dotada de “alma” : pero no todos los  elementos  poseen su propia  “alma” sino que, en realidad, se trataría de un  “alma “o “espíritu” general que espiritualizaría al mundo poseyendo y animando a cada elemento en particular.

  

El panpsiquismo, de hecho, es una concepción  filosófica que afirma que la mente es una propiedad o un aspecto fundamental del mundo y que estaría presente  en todas partes. La existencia de este espíritu se despliega por todo el Universo. Este espíritu se designa en el  estoicismo como el   “hegemonikon pneuma “, es decir, en latín el ”  Spiritus principalis  ” o el espírito director [jefe] cósmico (que ya  Platón  llamaba el  “alma del mundo” ). Veremos en nuestro pequeño libro que la religión del conciliábulo Vaticano II hunde sus raíces en la teoría del estoicismo, y al hilo de esta visión, es precisamente este mismo “espíritu” del panpsiquismo el que se invoca  en los rituales, especialmente en el nuevo rito de la consagración episcopal.

 El término “panpsiquismo”aparece por primera vez en el siglo XVI en los escritos del filósofo italiano Francesco PatriciLa palabra se formó  a partir de las palabras griegas “Pan” (en todas partes) y “Psyche” (espíritu, alma). En nuestro tiempo, el panpsiquismo se refiere más específicamente a la adjudicación de un espíritu – entendido en su dimensión subjetiva, cualitativa y consciente – a cualquier entidad fundamental unorganizada.

 

Panpsiquismo  y teorías relacionadas

 

El panpsiquismo se distingue (pero no de manera esencial!) de algunas creencias o teorías aparentemente cercanas, como el animismo, el hylozoísmo, el panteísmo y el panenteísmo  :

 

  1. El animismo, en su sentido más general, es un sistema de creencias que afirma que todos los seres naturales tendrían una forma de inteligencia e  intencionalidad comparable a la del espíritu humano. Esta idea se asocia con los mitos y las primeras religiones. Como en el paganismo, por ejemplo, las plantas y los animales tienen un alma, los planetas y las estrellas están gobernados por inteligencias, etc.
  1.  El hylozoísmo es la teoría o doctrina que afirma que todos los seres naturales son más o menos vivos, sin que sea necesario decir que tengan sentimientos o experiencias. Esta idea se remonta a la filosofía de la antigüedad, en la cual se define el concepto de vida no como una capacidad de sentir subjetivamente determinadas cosas, sino como la capacidad de moverse de forma independiente (el principio autónomo  del movimiento de Aristóteles por ejemplo)
  1. El panteísmo identifica a toda la naturaleza con Dios mismo. La naturaleza es interpretada como un todo organizado, cuya unidad no puede ser entendida sino por el concepto de Dios. Algunos filósofos clasificados como panpsiquistas creen que Dios es lo mismo que el universo como un todo (Spinoza, Haeckel), y por eso adhieren a una forma de panteísmo. Pero el panteísmo en sí mismo no se pronuncia sobre  la naturaleza – mental o no – de las entidades individuales, a diferencia de panpsiquismo.
  1. Panenteísmo es la posición teológica según la cual Dios todo lo  penetraría o residiría en todas las cosas. Ella ahora está representada por el filósofo y teólogo Charles Hartshorne. Dios es omnipresente y constituye la esencia de todas las cosas. Así entendida, esta esencia participar de la naturaleza del mismo Dios. Por tanto, no caracteriza la naturaleza de las cosas individuales. Por esta razón, al menos, esta posición no se debe confundir con el  panpsiquismo. Se pretende que el  panenteísmo está  presente en la teología de algunas religiones monoteístas como el cristianismo.

 En general el  panpsiquismo expresa la idea de que la mente es una característica fundamental de la realidad de todo el universo. Según la concepción del panpsiquismo, el espíritu caracteriza tanto el conjunto de los seres vivos  como la materia inerte.

  

El jesuita Pierre Teilhard de Chardin es un ilustre representante del panpsiquismo moderno: nació el 1 de mayo de 1881 en Orcines (Puy-de-Dôme) y murió el 10 de abril de 1955 en Nueva York (Estados Unidos). El célebre sacerdote jesuita francés, era conocido como científico, paleontólogo, teólogo y filósofo. En “El Fenómeno humano”, esboza una historia del Universo, desde la época azoica (sin vida) hasta finalmente la Tierra, haciendo la síntesis de los conocimientos de su tiempo, incluyendo la mecánica cuántica y la termodinámica. Añade a los dos ejes que van hacia lo infinitamente pequeño y lo infinitamente grande el vector del tiempo interno, el de la complejidad creciente en la organización constatando la aparición de la espiritualidad humana en el más alto grado de organización, el del sistema nervioso verticalizado, recogiendo así la idea del “diseño inteligente”  : para Teilhard, la materia y el espíritu son de hecho dos caras de una misma realidad. Estas son sólo la expresión y manifestación de la fuerza dinámica dicha anteriormente, llamada “pneuma hegemonikon” (espíritu director [jefe] cósmico) . Como creyente, que se declara cristiano, el sacerdote de la Compañía de Jesús, en realidad hace derivar su concepcion de su sentido cristiano y su fe personal con la que adhiere a la verdad de Cristo, que el sitúa en la dimensión de la cosmogénesis, y no en la escala de un cosmos estático  tal como se entendía en la tradición cristiana referida al Génesis de la Biblia.

Leemos en su libro, “El Fenómeno humano” , 1965,  página 94:

“La vida nace y se propaga en la Tierra como una pulsación solitaria. Esta onda única ahora se propaga hasta el Hombre y si posible fuera hasta después del hombre. “

 

La onda única de que habla de Teilhard de Chardin, es precisamente este “espíritu director [jefe]cósmico” que conduciria el mundo en un sentido inmanente, concepción específicamente identificada y condenada por el Papa San Pío X en “Pascendi Dominici Gregis “. De hecho, este espíritu no es en absoluto una entidad verdaderamente trascendente: “Dios” y el mundo serían una y la misma cosa en este “pneuma hegemonikon” .

 

Hay que tener en cuenta que el mismo espíritu sería el principio de acción universal, que se manifestaría en todas partes y en todas las religiones. A este mismo “espíritu cósmico”, de hecho, de dirigirían [en sus ritos] todas las religiones, incluyendo las religiones animistas. Por eso, cuando Juan Pablo  II se involucró públicamente en ritos animistas que han sido tachados de “demoníacos”, él no pretendía ser una especie de “papá bonachón”, sino por el contrario estaba profundamente convencido de la eficacia de estos ritos mágicos. Él practicó sus propias creencias en unión de las de los brujos. JP II estaba convencido de la presencia de Wakan Tanka no menos que lo estaba el mismo chamán Sioux que le había dado la pluma del águila sagrada.

  • Así es como hay que entender los nuevos ritos del Vaticano II o sea como la teurgia práctica de la invocación del “espíritu cósmico”, que en realidad es el mismo Lucifer: el Gran Espíritu . Nuestro Señor dijo: “Vendrán pseudo-Cristos [Vulgata: pseudochristi ] y se levantarán pseudo-profetas y harán señales y prodigios, para engañar, si fuera posible, aun a los escogidos” [Marcos 13, 22]. En el sentido literal del texto inspirado por el verdadero Espíritu Santo, los pseudo-Cristos no son sólo pseudo-salvadores, sino también aquéllos que son ungidos con la falsa unción del anti-Chrisam, una anti-unción por parte de Lucifer, teniendo en cuenta que el  “anti-Espíritu Santo  es Lucifer. Y en el sentido aristotélico de la causa formal, es Lucifer quien pretende ser la “causa formal” de 
  1. la filiación eterna del Hijo [véase el número 47 Compendio , que  acompaña al nuevo Catecismo universal de la iglesia conciliar]
  2. una así llamada encarnación del mismo Cristo que adopta este falso espíritu.
  3. también sería la causa formal del sacerdocio, tal como vemos en el nuevo rito de ordenación de Pablo VI.

¡Nuestro Señor ya lo había predicho!

Anuncios