ALL POSTS

DE MISERICORDIA UNA CAPA…TODO LO TAPA


Ya publicado hace justamente un año.
[Me he quedado impresionado por este artículo publicado en “The Remnant” y traducido al español. Inadvertidamente he negligido la relación de Francisco con la pederastia de los clérigos y su ocultación, que por cierto, también  sucedió en el pasado,  por parte de la jerarquía eclesiástica, incluso de la más alta. Yo he oído decir tantas  veces a Francisco lo de “tolerancia cero” que ingenuamente he llegado a creer que es algo que no afecta al “pontificado” de Francisco. En este blog hemos publicado mucho sobre los ataques casi diarios a la Fe por parte de Francisco, sus ataques a la Moral, así en general, como prueba la reciente “rebelión en la Granja” de prelados y teólogos que pretenden un giro de 180º grados en las  intervenciones de Francisco, previa retractación en los puntos oscuros de la Exhortación “Amoris Laetitia”; hemos hablados de sus acciones proclives al comunismo  y a los dictadores que han ensangrentado sus países con represiones brutales, e incluso la glorificación oída en labios suyos de “sacerdotes” como Espinal, comunista de triste recuerdo; sus intervenciones llenas de odio, rencor y desprecio para con tantos buenos católicos…sus disparates diarios, su tergiversación de los textos bíblicos y evangélicos, su filo-islamismo que parece esconder un profundo odio a la cristiandad y países de tradición católica,  si no un cobarde temor, etc… Digo esto sólo  por citar algo de lo dicho en el blog y de lo que yo más me he ocupado. Pero, como digo, el triste capítulo de su actuación respecto de la pederastia de los clérigos tanto antes de su “elevación” al trono pontificio, como después de ella, me ha cogido desprevenido. Quizá sea porque yo doy más importancia al pecado de herejía  que echa fuera de la Iglesia a quien lo comete y vuelve inválida su jurisdicción e incluso una elección pontifical. No he parado mientes en el oscuro pecado/delito de la pederastia y la ocultación que han hecho y hacen de ella, obispos y prelados.

El siguiente artículo es de publicación  imprescindible,que sirva de reparación, y debe hacer pensar a quienes sostienen y reconocen la persona del usurpador o si se quiere del impostor de la Misericordia, como se titula el artículo. Yo diría impostor no sólo de Misericordia.]

 

EL IMPOSTOR DE LA MISERICORDIA 

De todos los rincones de la Iglesia universal, cientos de sobrevivientes de abuso eclesiástico se reunieron recientemente en la 16° Conferencia Anual de SNAP (Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico) que se llevó a cabo en Chicago, y describieron sus angustiosas infancias de abuso sexual por parte de sacerdotes. Un aura agobiante dominaba la conferencia: la reticencia del papa Francisco a reformar verdaderamente a la Iglesia y proteger a los niños, castigando a los depredadores y sus protectores.

¿Es este el Papa de la misericordia?

¿Es que la propia teología de la misericordia de Francisco lo cegó para no poder ver la necesidad de justicia de los niños por la traición de la Iglesia? ¿O es que la misericordia reemplazó a la justicia en el léxico de normas papales necesarias para proteger a los niños? ¿El abuso eclesiástico es demasiado molesto o fuera de moda para la estrella popular globalista obsesionada con el cambio climático y la redistribución del ingreso? ¿O es que el simple impostor de la misericordia está poco dispuesto a enfrentar la crisis, al igual que en sus años en Argentina?

Víctimas sobrevivientes en la conferencia describen al papa Francisco como despreocupado e indiferente al tema. Su postura frente a la crisis del abuso sexual eclesiástico está manchada por medidas frívolas y palabras vacías frente a este flagelo global endémico. Más de un orador lo describió como, “Es un Papa de humo y espejismos.”

papa_francisco-humo

Los secuaces de la misericordia de Francisco pueden estar anonadados, pero en la opinión de los sobrevivientes de abuso, las “periferias” de Francisco no incluyen a las víctimas de los depredadores sexuales clericales. Varios oradores denunciaron la superficialidad y falta de sinceridad del Pontífice hacia la crisis. “Francisco es el maestro del cambio, sin cambio,” observó un conferenciante. Mientras que otro consagró al Papa como, “Francisco, el maestro del sentirse bien.”

Según los que en verdad importan, las víctimas, el papa Francisco y su hipnótico mantra de misericordia no pueden obviar su total fracaso en la reforma del abuso sexual sistemático por parte del clero en la Iglesia católica.

El abuso sexual de niños resuena por generaciones como una monstruosa atrocidad contra la humanidad que clama por justicia, no misericordia. Cuando los responsables son del clero, el castigo demanda una retribución temporal y eterna. La despiadada frase y las duras palabras de Jesucristo captan la eterna justicia exigida a quienes asesinan almas de niños:

Pero quien escandalizare a uno solo de estos pequeños que creen en Mí, más le valdría que se le suspendiese al cuello una piedra de molino de las que mueve un asno, y que fuese sumergido en el abismo del mar.” Mateo 18 6.

Las poderosas palabras de Cristo pintan una imagen brutal: la misericordia se aleja del hombre de la orilla, mientras que el depredador es arrojado al abismo del océano arrastrado por una inmensa piedra de molino, asegurando su muerte por ahogamiento. Sin embargo, el papa Francisco responde a la crisis del abuso eclesiástico con su típico sentimentalismo, “Dios llora.” 

No llores por mí, Argentina funciona para Eva Perón. El Dios de la Biblia se enfurece.

Una víctima de abuso sexual eclesiástico es alterada para siempre. Perdiendo su inocencia, su fe, y su infancia, recibe un terrible golpe en cuerpo y alma, que nunca termina de sanar. El dolor permanece palpablemente vivo, por haber sido arrebatados de tanto tan jóvenes. Silenciados por la vergüenza, prisioneros de su sufrimiento, luchando por sobrevivir, estas víctimas son los heridos ambulantes del abuso sexual eclesiástico. Sn embargo, a pesar de su dolor incalculable, la gracia suele emerger, trayendo una visión más clara, una voz restaurada, y un instinto agudizado que detecta la hipocresía y la santurronería.

El escuchar los atroces relatos de abuso sexual eclesiástico y los subsecuentes encubrimientos jerárquicos, relatados valientemente en la conferencia, me recuerda las conmovedoras palabras del gran novelista francés, George Bernanos, quien en su lecho de muerte evocó fidelidad al niño pequeño que una vez fue:

“¿Qué importa mi vida? Sólo quiero que permanezca fiel, hasta el fin, al niño que fui. Sí, el honor que tengo, y el poco de coraje, los heredé de la pequeña criatura, tan misteriosa para mí ahora.” 

A pesar de las ruinas de la infancia robada y destruida, los sobrevivientes de la conferencia de SNAP juraron fidelidad a su niño herido con la sabiduría y furia de un ángel vengador. Estos caídos en el cementerio de la negligencia jerárquica eclesial están tristemente heridos, pero decididos a liberar a la Iglesia de sus sacerdotes pervertidos, de las prácticas de encubrimiento depredadoras, y de los pretenciosos “arreglos” burocráticos.

Mientras que el mundo está hipnotizado por la manía misericordiosa de Francisco y sus gestos suaves, las víctimas de abuso sexual eclesiástico reunidas en la conferencia, permanecen sumamente  escépticas respecto al compromiso del Papa de extirpar a los depredadores de entre las filas clericales. La frase: “Papa Francisco, termine con sus titulares vacíos” recibió un aplauso estrepitoso en la audiencia de víctimas provenientes de los EE.UU, Inglaterra, Alemania, México, Polonia, América Latina y Armenia, por nombrar algunos. Todos los que hablaron urgieron a las víctimas de abuso a reportar el abuso y llamar a la policía, no a los prelados.

Los sobrevivientes de abuso observan al papa Francisco de cerca en busca de signos de auténtico compromiso y reforma genuina. En cambio, su cara aparece en las tapas de revistas como Time y Vanity Fair, y se reúne constantemente con estrellas de Hollywood y la elite mundial. Se hace cada vez más obvio que Francisco otorga un tiempo escaso y atención breve al problema del abuso de menores por parte del clero.

Estos heridos ambulantes creen que Francisco está dando un lento paseo a las reformas de protección de menores y que, increíblemente, se rodea de prelados que encubren a sacerdotes depredadores. En el Vaticano no hay un clima de protección de menores mientras que el cambio climático domina el escenario mundial de Francisco y él aboga efusiva y tenazmente por la protección del medioambiente utilizando sus exhortaciones apostólicas y vastos recursos del Vaticano. Los peligros del aire acondicionado y el dióxido de carbono reciben más atención que el peligro de los sacerdotes depredadores.

Durante sus tres primeros años como Pontífice, Francisco expulsó de su nueva comisión para la protección de menores a una víctima de abuso eclesiástico, porque esta persona se animó a criticar el nombramiento del Vaticano de un obispo chileno que encubrió a un sacerdote que era  un depredador en serie. 

Aparentemente, el Vaticano insiste en que son necesarios la conformidad y el silencio para acceder a un puesto en la comisión para la protección de menores. Y sin embargo toda víctima sabe que el silencio es tóxico y, frecuentemente, mortal.

Cuando la Corte Suprema chilena envió una citación por registros vaticanos de un sacerdote depredador, el Vaticano se negó a responder a la citación. La cooperación para que se apliquen la justicia y la ley es el sello de una Iglesia transparente.

Francisco prefiere el estilo argentino, tangueando a través del escándalo, ignorando y negando la existencia del abuso sexual eclesiástico, como hizo durante sus muchos años como obispo y cardenal en Buenos Aires.

¿Qué esperarían del papa Francisco si durante 15 años como obispo y cardenal no hizo nada para afrontar el escándalo del abuso sexual eclesiástico en Argentina?

Catastróficos Registros de Protección de Menores de Bergoglio en Argentina

El sitio de Rastreo de Abuso Eclesiástico, Bishop Accountability revisó los registros del archivo de Bergoglio en Argentina. Aquí hay algunos de los descubrimientos sobre el cardenal Jorge Bergoglio:

Jorge Mario Bergoglio fue arzobispo de Buenos Aires desde 1998 al 2013 y presidente de la conferencia de obispos argentinos desde el 2005 al 2011. Durante esos 15 años, a medida que los oficiales eclesiásticos de los EE.UU. y Europa comenzaban a encarar la catástrofe del abuso sexual de niños por parte del clero – e incluso mientras los papas Juan Pablo II y Benedicto hacían declaraciones públicas – 

•   Bergoglio mantuvo el silencio sobre la crisis en Argentina.

•   No publicó documentos, 

•   No publicó nombres de sacerdotes acusados, 

•   No hizo un conteo de sacerdotes acusados, 

•   No elaboró normas para el manejo de abusos, ni un pedido de disculpas a las víctimas. 

•   En sus numerosas homilías y declaraciones (archivadas en el sitio de la archidiócesis de Buenos Aires), atacó la corrupción del gobierno, la distribución de la riqueza, y el tráfico de personas con fines sexuales, pero no dijo nada sobre la violencia sexual de los sacerdotes.”

Adicionalmente, Bishop Accountability rastrea los casos de abuso eclesiástico alrededor del mundo y guarda una base de sacerdotes abusadores. Describe un registro deplorable de Bergoglio:

“La conclusión de Bergoglio, que él no trató con sacerdotes abusadores, es inverosímil. Buenos Aires es la diócesis más grande de Argentina, y Bergoglio fue uno de sus ejecutivos más altos desde 1992 al 2013 – un período en el que decenas de miles de víctimas de todo el mundo reportaron su abuso a la Iglesia. Estimamos de manera conservadora que de 1950 a 2013, más de 100 sacerdotes de la archidiócesis de Buenos Aires atentaron contra menores y que docenas de ellos eran conocidos por su supervisores archidiocesanos, incluyendo a Bergoglio.”

Para más detalles sobre el registro de inacción del cardenal Jorge Bergoglio, visiten la conclusión de Bishop Accountability sobre el comportamiento de Bergoglio y su legado como Cardenal de la diócesis más grande de Buenos Aires:

“La estrategia de Bergoglio para sofocar la crisis en Buenos Aires – su negativa tras bambalinas a ayudar a las víctimas combinada con una falta total de transparencia – continúa siendo el enfoque de muchos de los obispos y superiores religiosos de la Argentina.”

Bergoglio dejó un trágico legado en la Argentina. No sorprende que continúe con la misma postura miope como Pontífice. Se esconde bajo una capa de misericordia mientras que se envuelve en la vestimenta de la pobreza sin costuras del modernismo global.

El papa Francisco domina el escenario político mundial con su poder estelar. Su tiempo, energía y buena voluntad son dedicados a las causas de los famosos y de la élite política, no de las víctimas sufrientes del abuso eclesiástico.

En medio del humo, mírese al espejo, Francisco.

Las víctimas no necesitan a un populista, necesitan un protector.

Los niños no necesitan un ecologista, necesitan un padre.

La Iglesia católica no necesita una estrella de rock, necesita un Santo Padre.

Elizabeth Yore

[Traducido por Marilina Manteiga. Artículo original]

Traducción vista en el portal Adelante la Fe.

Anuncios

14 replies »

  1. Hace dos años publiqué esto en un conocido portal de Internet con motivo de la denuncia por pederastia del director del colegio de los salesianos de Cadiz, que por cierto hace solo unos días ha sido absuelto. Creo que viene a cuento volver a publicarlo intacto
    Sobre la pederastia en la Iglesia
    Lo ocurrido en los salesianos de Cádiz y todos los abusos sexuales ocurridos estos años no son más que el resultado de la relajación eclesiática postconciliar. Si el mundo ataca con un sexualismo “absolutamente desenfrenado” como vemos desde la revolución sexual a lo largo del siglo XX, capitaneada por el psicoanálisis del cocainómano (hoy archidemostrado) monstruoso y degenerado Freud a la cabeza, el Informe Kinsey etc, solo se podía contrarrestar con un rearme de oración, ayuno y penitencia. Pero, muchas décadas antes del Concilio Vaticano II, surgió una nueva teología moral y espiritual que sofocaba al Espiritu Santo y la Iglesia cayó en su propia trampa. Todo esto no es más que una estrategia, muy bien labrada con un tesón que ya quisieran los cristianos tener tanto celo, para corromper a la humanidad y sobre todo a los jóvenes. Esta estrategia de destrucción viene del siglo XIX. Hay sobrada documentación del “poder oculto” que no voy a citar aquí y sobradas advertencias en documentos papales de este siglo. En esa época todavía los papas tenían gran sabiduría e información. Pero en el siglo XX hemos tenido papas, que aunque sepan muchos idiomas, son cada vez más ingenuos y desinformados. La estrategia del enemigo ha ido venciendo, porque como avisa la Sagrada Escritura, “los hijos de las tinieblas son más astutos y sagaces que los hijos de la luz”. En ella, ya estamos avisados, pero sabemos que al final no vencerán. Esto ocurre porque Dios nos está probando y de esta crisis saldrá lo mejor de la Iglesia en todos los tiempos, se lo aseguro. Porque Dios escribe recto con renglones torcidos y su sabiduría es infinita, inalcanzable para la necedad humana. Hoy por hoy, Satanás “campea a pecho descubierto”, diciendo “Yo he vencido” y está muerto de risa sobre el horror y la sangre de sus víctimas. Pero a su momentáneo triunfo le quedan muy pocos dias y él, maldito sea, lo sabe. Vivimos tiempos de prueba y tras esta putrefacción todo va a ser renovado, porque el “vino nuevo tendrá que ser echado en odres nuevos”.
    La estrategia de la pedofilia está hecha “in recto” para destruir a la Iglesia, pero “in oblicuo” está también hecha para controlarlo todo, especialmente Internet. El enemigo pretende ser como Dios con eso de “hasta el último de tus cabellos será contado”. En los últimos años, las cosas han llegado a oscurecerse tanto, que por no entender nada, la Santa Iglesia Católica (se sobreentiende los hombres que la gobiernan) se ha hecho la mejor colaboradora de su propia destrucción y a la cabeza quien se halla hoy sentado en la Silla de Pedro. Yo mismo voy a desenmascarar toda esta estrategia, pero todavía, para mí, es tiempo de callar y dejar suelto al enemigo que un día será sorprendido, cogido con los pasos cambiados y vencido.
    En el día de la Santísima Virgen del Carmen, bendita sea, pues todo se lo debemos y que siempre nos proteja.
    Penthos- 16- VII- 2016

    Me gusta

  2. Repitiendo el criterio bondadoso, bien intencionado, y cándido, de aquellos 45 “clérigos y teólogos” que incitan a Bergoglio (alias “Pancho”) a retractarse de sus pésimas orientaciones vertidas en “Leticia de mis amores” aparece Elizabeth Yore, queriendo incitarle (a Pancho) a tomar consciencia de la “inocencia sacrificada por los íncubos disfrazados de pastores”. Con el mismo criterio que se les respondió a aquellos 45 se le debe responder a usted, señora Yore: “Cree usted acaso que Bergoglio es ajeno (o siquiera ignorante) del satánico proyecto iniciado por Montini saturando las altas esferas con homosexuales para que aquella semilla corrompida viniera a dar los actuales frutos de pudrición? ¿Le parece a usted que pueden (Bergoglio y compinches) sentir poco orgullo de haber logrado tan calculadamente denigrar la sagrada función del sacerdocio cristiano? Y., si no pueden sentir poco orgullo., ¿podrán entonces sentir arrepentimiento de no haber bloqueado los efectos del mal tan arteramente tramado?

    Me gusta

  3. Los pederastas, pienso, son de los peores criminales que hay, por las consecuencias y secuelas que dejan en las víctimas, que en el mejor de los casos, les llaman en este artículo, heridos ambulantes, viviendo tratando de recuperarse, pero en el otro caso, se convierten ellos mismos, en agresores. Si el abuso sexual infantil, por parte de familiares, llamense estos tios, primos, hermanos, padrastros y aun los mismos padres, o por parte de amistades, vecinos (ahí tenemos el caso de la niña Goretti), es un crimen, en grado superlativo, tratándose de religiosos, no encuentro la palabra adecuada para definirlo; tampoco se quienes son peores, si los que cometen el acto, o los que los encubren, porque en lugar de eso, deberían primero de destituirlos y ademas meterlos a la cárcel de por vida. El bergoglio es verdaderamente una fichita. A el mismo se le ha visto tomado de la manita con otro pseudo sacerdote. Ha nombrado a varios , como Timothy Radcliffe, que ademas de homosexual, es un hereje. Pero bueno, todo esto viene de mucho tiempo atrás, solo recordar el caso del “monseñorito” que salió del closet, presentando a su noviecito. La publicación de este artículo por parte de Remnant, les haga abrir bien los ojos de una buena vez, y reconocer que la religión que profesa esa secta conciliar, es la religión del demonio y lo demuestran en el odio que le tienen a todo lo que sea católico, a los cristianos a los cuales tratan de destruir de una manera u otra, para que vayan a parar en el infierno, al cual ellos, los demonios, pertenecen.

    Me gusta

  4. Toda esta podredumbre que estamos viviendo y respirando desde que la secta conciliar usurpo la Santa Sede, a partir de roncalli, el papa “bueno”, llegará a su fin, cuando caiga fuego del Cielo. VEN YA, SEÑOR, JESÚS

    Me gusta

  5. Continuando con lo de la pedofilia
    Sin darnos cuenta estamos pensando tal como al enemigo le interesa. Como hoy se perdido el norte, incluso por la mayoría de los jerarcas de la Iglesia, cuando reflexionamos sobre lo que sea, entramos en la dialéctica del enemigo, pero esto es lo primero que tenemos que desenmascarar. En el caso de la pedofilia lo haríamos así:
    La pedofilia en vez de denunciarla lo que hay que hacer es no denunciarla públicamente, pero sí tomar las soluciones. ¿Cuáles serían las soluciones? Acabar con la relajación eclesiástica, pues como dice la Sagrada Escritura quien no ayuna, se sacrifica y ora tiene las puertas cerradas a Dios. Esto también es la base de los mensajes de la Virgen en sus apariciones. Si en la Iglesia queda todavía un núcleo resistente es gracias a Nuestra Madre que se ha manifestado numerosas veces. Esos mensajes están llenos de Amor Misericordioso, pero también insiste fervientemente en la anterior grave recomendación.
    Eso en cuanto a lo ascético- moral. Pero en cuanto a lo doctrinal lo mejor es la meditación del infierno. El infierno no es un recurso psicológico que nos hemos inventado los cristianos para ser buenos a través del miedo. El infierno es una realidad claramente revelada y totalmente razonable desde un punto de vista natural. Que una persona se rebele contra Dios, que se lo ha dado todo y al que todo se lo debe, es algo tan monstruoso que es merecedor del infierno. Y el infierno o es eterno o no es infierno. Cuando uno medita estas cosas en serio se le acaban las tonterías, porque nadie con conciencia estaría dispuesto a jugarse toda la eternidad por algo tan prescindible, fugaz y efimero, como el placer sexual. Cuando uno peca gravemente está sembrando un desorden en la realidad creada y la persona se convierte en el centro de la realidad. Al erigirse en el centro de la realidad se está poniendo en el lugar de Dios. Por eso con toda lógica es merecedor del infierno. La mayor obra de misericordia que se puede hacer es hablar del infierno, como así lo hizo la Virgen de Fátima con los niños. Justo lo contrario de Bergoglio, que no hablado todavía del mismo, porque en realidad no cree en él, como se ve en todo el contexto de su pensamiento, pero no lo dice explícitamente porque se le vería el plumero y los conservadores se le echarían encima pues los necesita para rematar su infernal proyecto. Para engañar aun más este hijo de Satanás, disimula una cierta devoción a la Virgen de Fátima, pero silenciando su mensaje, totalmente incompatible con él.
    Todo esto sería la solución para la pedofilia en la Iglesia. Pero todos sabemos que eso no va a ocurrir. Hoy solamente podemos ver la solución en una actuación directa de Dios, pues desde el punto de vista humano es imposible y solo nos queda resistir y santificarnos en la prueba.
    Desde el punto de vista jurídico y político tampoco la solución es denunciarlo.
    Porque si así fuera, ¿porque no denuncia la Iglesia, cuando uno se confiesa de haber matado a alguien?. Entonces la Iglesia se convertiría en la chivata del sistema para corregir los problemas sociales. Entonces nadie se confesaría, pues hoy todavía hay algunos que así lo hacen. Si cometes un robo y lo confiesas entonces el sacerdote se lo diria al obispo, para denunciarlo públicamente, porque lo contrario seria hacerse cómplice del mal. Y así erre que erre. Pero eso ¿donde se ha visto?.
    Misión de la Iglesia fue siempre silenciar los pecados y perdonarlos. Pero tomar las medidas para corregirlo.
    Cuando los papas de hoy se avergüenzan de no hacer público los pecados de pedofilia en realidad manifiestan ignorar por completo, cual es la función de la Iglesia por una parte y del estado por la otra. Le están haciendo el juego al enemigo, haciendo de la Iglesia una especie de corregidor del sistema político de turno. Están contribuyendo de manera escandalosa al desprestigio de la Iglesia, cuando lo que deberían hacer es desenmascarar públicamente la estrategia destructoria de la pedofilia.
    Es verdad que hay pedofilia en la Iglesia, pero está sobredimensionada por el enemigo y la que hay es por no tomar las medidas citadas. Pero ¿como se van tomar las medidas si los curas, no cumplen con algo tan fácil como es llevar traje eclesiástico, contradiciendo las normas del derecho canónico?
    En fin, la estrategia de la pedofilia es algo parecido al siguiente caso: Es como un ladrón que te ha robado, te denuncia a tí que eres la victima del robo y con los argumentos de tu propia moral, en la que el ladrón (muerto de risa por dentro) por supuesto, no cree. Es demasiado diabólico todo. Pero ha sido posible en un mundo totalmente estúpido que ha perdido el norte, pues ha sido educado desde pequeñito con los Pokemon de niños y de adolescentes con los Simpson.
    El grado de subnormalidad al que estamos llegando, lo hemos contemplado hace unos dias con la “ola de subnormalidad” que ha invadido toda la Tierra, con el juego “Go Pokemon” para que los que de niños fueron educados de esa manera, y hoy son adolescentes y adultos, no pasen nunca de la edad de tres años. Y si encima fuman porros entonces “apaga y vámonos”.
    Penthos 17-VII-2016

    Me gusta

  6. Penthos la iglesia no cayó en su propia trampa sino en la del enemigo. Dios no escribe derecho en renglones torcidos, ay con esa frase modernista aplicada a cualquier situación…en todo caso la frase correcta es que Dios obra a pesar de que las segundas causas, los sacerdotes, sean instrumentos poco dóciles, claro que los resultados no serán los mismos.
    Dios pidió a través de la VM la consagración de Rusia, los usurpadores no quisieron obedecer y he aquí las consecuencias.

    Me gusta

  7. Rot. Tienes razón, Mariana Goretti, no fue abusada, solo sufrió el intento. La quise poner como ejemplo, para demostrar que los violadores se encuentran, aún, en los mas cercanos a nosotros, como pueden ser familiares, amistades o vecinos.

    Me gusta

  8. Lo que quiere “phentos” es encubrir la pederastia, aún más. Ni siquiera menciona a las pobres víctimas escandalizadas y ultrajadas material y espiritualmente.. Dice .. “La pedofilia en vez de denunciarla lo que hay que hacer es no denunciarla públicamente…” y: “…lo que deberían hacer es desenmascarar públicamente la estrategia destructoria de la pedofilia.”. O sea, según phentos solo hay que denunciar que la pedofilia es una estrategia destructora.
    Por otra parte, confunde la confesión (sacramental) con una denuncia que la víctima misma puede hacer fuera de la confesión propia.
    Con respecto al pederasta, ya se sabe que el perdón sacramental depende del arrepentimiento del criminal y obviamente de la reparación del crimen cometido por parte del que se confiesa y no dejar que todo quede relegado al olvido. No puede ser absuelto (y de hecho es un requisito del sacramento) de un crimen si no lo repara de un modo u otro.
    ¿O acaso no protegía la élite clerical del Vaticano a los pederastas desde muchísimo antes del Concilio V II? La hipocresía es el mal de todos los tiempos…

    Me gusta

  9. Miriam y algo más, un dato que descubrí no hace mucho, que Serenelli fue de alguna manera víctima de las publicaciones pornográficas que circulaban en esa época, por lo que se puede decir que las violaciones tienen como una de sus causas la pornografía, que en la actualidad se ha multiplicado en forma exponencial.

    Me gusta

  10. Así es deborahgo. La propuesta de penthos, es ilógica y contradictoria. Hay que denunciar a los “curitas” pederastas con bombo y platillo y a los cuatro vientos, pues por callar, es que ese crimen nefando, se ha extendido y ha abarcado muchos países del mundo. Yo le pregunto a penthos: si algún miembro de su familia o un hijo suyo fuese abusado sexualmente por uno de esos demonios que haría? callaria? guardaria silencio? Pues si eso fuese mi caso, yo, para empezar, caería sobre de el y lo desharia a patadas y de ahí a la cárcel. Este tipo de comentarios contradictorios, como el de penthos, me parecen tendenciosos. En otro anterior, dice que bergoglio le da una lástima infinita. No puedo entender que ése anticristo, pueda causar lástima con todas las herejías y blasfemias que ha proferido en contra de Nuestro Santísimo Señor Jesucristo, en contra de la Santísima Virgen María. Con su “amoris letitia”, diseñada con la finalidad de seguir mandando almas al infierno, exaltando el pecado y diciendo que los matrimonios son nulos y que hay verdadera gracia de Dios, en las uniones libres y un innumerable etc. A mí mas bien todas aquellas personas que todavía no han abierto los ojos, así como tantos jóvenes atrapados por las drogas, los niños a los que les han robado su inocencia, por una pésima educación, enseñándoles a seguir las modas, la música, las máximas del mundo y todo su adoctrinamiento satánico, todos estos son los que me dan lástima y pido por ellos.

    Me gusta

  11. La pederastia, hasta donde he investigado y me he informado, no he encontrado que se haya dado en el tiempo de los verdaderos Papas. Si estoy en un error, por favor háganmelo saber. Lo que si se, es que ese vicio nefando, esa perversión, ha sido otra de las armas del demonio y de sus esbirros, para destruir a la Iglesia Católica, a partir del inicio de la usurpación de la Santa Sede, con roncalli. Lo que si hubo en la Iglesia, de muchos siglos atrás, fue la homosexualidad, de ahí el libro que escribió San Pedro Damián, “El Libro Gomorriano”, denunciando y condenando esa perversión muy duramente. Pero la pederastia, que viene directamente del clero y dirigida a los niños, los cuales muchos aún son como angelitos y otros son todavía muy inocentes. Pienso que esos tipos son verdaderamente el demonio, pues solo él, no se conmueve ante nada ni ante nadie.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s