ALL POSTS

UN LECTOR PREGUNTA: ¿PODRÍA DECIRME QUÉ ES UN PRESBÍTERO “CATÓLICO”?


 

Un lector pregunta: “¿Podría usted explicarme qué son los presbíteros de la Nueva Iglesia? ¿La Nueva Iglesia tiene sacerdotes válidos?”

De: Los Padres de TRADITIO

 

 

Respuesta de los padres de TRADITIO.

Muchos que se creen católicos se sorprenden al descubrir que la Nueva Iglesia del Novus Ordo, encabezada actualmente por Francis-Bergoglio, no ha ordenado sacerdotes desde 1968. (Algunas personas siguen llamándolos por ese término sólo a causa de su ignorancia habitual. ) En 1968 la Nueva Iglesia adoptó un Nuevo Rito de ordenación- episcopal y sacerdotal-  protestanizado que simplemente “instala” a los presbíteros con el poder sólo “para presidir la asamblea del pueblo”, al igual que hacen los ministros protestantes. “Presbíteros” es el término que la Nueva Iglesia utiliza oficialmente, no el de “sacerdote”, desde 1968 – viene del término griego que significa “anciano”,  término que se utiliza también en la secta de los Mormones y en ciertas sectas protestantes.

Por otro lado, hay  sacerdotes católicos que continúan siendo ordenados fuera de la antícatólica Iglesia Nueva  en el Sacramento del Orden  tradicional por obispos católicos tradicionales, “para ofrecer el Sacrificio de la Misa para los vivos y los difuntos… para bendecir … Y para perdonar los pecados. “

En resumen, los presbíteros no son sacerdotes católicos. Son, en esencia, ministros protestantes, que no tienen poder para ofrecer una misa válida, ni para bendecir cualquier cosa, o para oír Confesiones, como tampoco lo tiene un ministro protestante. De este modo, cuando alguien asiste a una “Nueva misa” o incluso a la llamada “Misa Extraordinaria” ( de 1962 o de “Juan XXIII”) del Novus Ordo -que ciertamente no es la Misa Latina Tradicional-[N. El blog no participa exactamente de esta idea aunque recomienda la Misa tridentina sin alteraciones, sin supresiones y con el calendario tradicional]] no asiste a la Misa en absoluto, sino a un servicio protestante, en el que no recibe la Sagrada Comunión, sino una galletita sin más, tal como la recibiría de un ministro protestante. Él no ha cumplido su obligación de santificar las fiestas los  domingos, ni ha recibido ninguna gracia sacramental. Cualquiera que se haya confesado con un presbítero del Novus Ordo, no ha recibido la absolución de sus pecados, como tampoco lo recibiría de un ministro protestante. Cualquiera que haya  pedido la  “bendeción” de un objeto o de sí mismo a un presbítero del Novus Ordo, no ha recibido en absoluto ninguna bendición.